Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

El nivel de vida en Rusia varía mucho según las zonas. En las grandes ciudades (Moscú y San Petersburgo y las 13 que tienen más de un millón de habitantes) existe un porcentaje significativo de población con capacidad adquisitiva media o media-alta que puede adquirir –y en general lo prefiere- productos importados, habitualmente a precios muy superiores a los de países de Europa occidental. Existen además núcleos aislados de relativa prosperidad en regiones ricas en materias primas, pero la mayoría de la población tiene un nivel de ingresos reducido y su acceso a productos importados es, por tanto, limitado.

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

Rusia es un mercado geográficamente muy amplio, con un sistema de comunicaciones todavía precario y que está concentrado, en su mayor parte, alrededor de Moscú y San Petersburgo. Se estima que tan solo el 72% de las carreteras están pavimentadas – a comparar con el 84% en China-. Para septiembre de 2019 se espera completar la nueva autopista entre Moscú y San Petersburgo, de pago y que se ajusta a estándares de calidad europeos. El transporte de mercancías se realiza principalmente mediante la red ferroviaria y esta se encuentra todavía en proceso de desarrollo, causando así dificultades en la gestión de la logística. Por todo ello, se estima que entre el 20% y el 25% de los costes del producto final comercializado en Rusia corresponden al transporte, casi tres veces más que en los países de la Unión Europea.

También hay que tener en cuenta que uno de los principales defectos de la empresa rusa es la ausencia de un departamento comercial con experiencia. El proceso de privatización al que se sometió el país en los primeros años noventa no tuvo en cuenta el progreso que habían sufrido las herramientas de mercadotecnia en el resto del mundo. En estas circunstancias, el desconocimiento llevó a una situación en que la distribución se lleva a cabo fundamentalmente por vía de contactos personales, básicamente informales. La importación de productos extranjeros, decisiva en los primeros años de reforma, se convirtió en fuente de grandes beneficios. La especialización en sectores concretos tardaría unos años en llegar. Aún hoy, el número de distribuidores a nivel nacional es escaso, salvo en algunos productos de consumo inmediato y frecuente. Posteriormente, se han ido desarrollando estructuras que, a fuerza de experiencia, han adquirido conocimientos propios de la distribución y, lo que es más importante, los han adaptado a las peculiaridades del mercado ruso.

En cuanto a la superficie comercial moderna, Rusia ha experimentado una gran transformación en los últimos años. El primer centro comercial de la Federación Rusa abrió sus puertas en 1997 y la población rusa dio una respuesta muy positiva a este formato, motivo por el cual el crecimiento es tan alto y se ha convertido en el primer mercado en el desarrollo de centros comerciales de Europa.

Además, las características del mercado obligan a mantener un nivel muy alto de reservas (stock) en comparación con otros mercados europeos. Por ello, en la actualidad se están percibiendo cambios significativos, orientados a lograr estructuras más modernas que permitan paliar estos inconvenientes. Aun así, la distribución continúa siendo uno de los principales escollos para las empresas que operan en este mercado.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Por sus dimensiones y dotación de recursos naturales Rusia es, con gran diferencia, el país de mayor importancia económica del espacio post-soviétivo, siendo el principal cliente y proveedor del resto de las repúblicas ex-soviéticas, especialmente en lo que se refiere a suministros energéticos. A través de la Unión Económica Euroasiática, Rusia es el líder de la integración euroasiática.

Respecto a los países de la Unión Europea, Rusia es el principal proveedor de recursos energéticos (especialmente gas natural) y líder en varias materias primas. Al mismo tiempo, Rusia ha sido un importante destino de inversión. Sin embargo, desde 2014 la tensa situación política está teniendo un impacto negativo en los flujos comerciales y de inversión, derivado del régimen de sanciones y de la volatilidad del rublo. Coincidiendo con el empeoramiento de las relaciones con Occidente, Rusia ha impulsado sus relaciones con China, que ya disputa a la Unión Europea la primacía como socio de Rusia en varias facetas económicas.

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Las nuevas sanciones norteamericanas presionarán al rublo y generarán fuga de capitales durante el próximo año, según declaraciones de Maxim Oreshkin, Ministro de Desarrollo Económico de Rusia. Las autoridades reconocen la necesidad de revisar las previsiones económicas. Las autoridades manejaban un horizonte en el que el tipo de cambio USD/RUB fuese de 61 rublos este año y 63-64 el próximo. A 1 de enero de 2019, el dólar se encuentra a 66,6 rublos.
En vista de lo anterior y del impacto que sobre la inflación podría tener la subida del IVA, el Gobierno de Rusia es conservador en su pronóstico de crecimiento económico para 2019, el cual, de acuerdo a declaraciones realizadas en febrero de 2019 por el ministro de economía, se ha situado en el 1,3%. La subida del tipo del IVA al 20% podría contraer el consumo privado, que podría ser compensado en parte por el aumento del consumo público, aunque esto no se notará hasta la segunda parte del año. Las autoridades anticipan que el crecimiento económico se acelerará a partir de la segunda mitad del año 2019 cuando las medidas fiscales se hagan efectivas.
Por su parte, el Banco Central Ruso, para atajar las tensiones inflacionistas ha subido recientemente dos veces el tipo de interés (en septiembre de 2018 y en diciembre de 2018), situándolo en el 7,75%, nivel que debería ser suficiente para mantener la inflación en torno al 4%-5%.
Se espera que las cuentas públicas se mantengan saneadas.
La balanza de pagos por cuenta corriente continuará arrojando superávits en el medio plazo, a pesar de que la incertidumbre generada por el régimen de sanciones y la tensa situación geopolítica afectarán a la atracción de inversión extranjera, sin la cual Rusia difícilmente puede aumentar su productividad, aspecto clave del que depende la competitividad de la economía rusa. Es más, de acuerdo a una consulta organizada por el grupo de comunicación Orta, el 50% de los consultados notificaron un empeoramiento en el clima de negocios del país a diferencia del año anterior en que solo un 22% de los consultados adoptó esta posición. Entre los principales problemas que citan los inversores en Rusia se encuentran; la corrupción (60%); falta de fuerza de trabajo cualificada (40%); tasas administrativas (40% en comparación con el 20% del año 2017) y la calidad de la Administración pública (20% en comparación con el 1% del año 2017).

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex