Marco Geográfico

Resumen del marco geográfico y demográfico

Ghana es un país de tamaño medio en África. Tiene algo más de 238.000 kilómetros cuadrados y se halla en el golfo de Guinea; su clima es ecuatorial. Habitan en el país más de 25 millones de personas; su población es joven, rural, mayoritariamente cristiana y étnicamente diversa, si bien la mitad de los ghaneses pertenecen a la misma etnia. La lengua franca y oficial es el inglés. Las dos ciudades principales son Accra y Kumasi, aunque gracias a la explotación del petróleo Takoradi está emergiendo rápidamente. 

Ghana está creciendo rápida pero desequilibradamente. En 2011 fue uno de los cuatro países que más creció en todo el mundo, un 14%. Es un país de renta media baja, con mucha desigualdad y sin apenas industria, de modo que la propensión importadora es considerable.

Ghana es segura, estable y uno de los pocos países democráticos en todo el continente africano.

La estabilidad propia, la inestabilidad ajena (Costa de Marfil, Nigeria, Malí...), el uso del inglés, la seguridad en sus calles, el crecimiento económico y la búsqueda de oportunidades en esta última frontera que es África están atrayendo la atención de muchas empresas, que ven Ghana como la puerta de entrada para la región.

Ghana es y se siente diferente, pero no hay que dejarse llevar por expectativas irreales.

Volver a índice de Marco Geográfico

Cuadro de Datos básicos del país

DATOS BÁSICOS
Superficie 238.533 Km2
Situación Golfo de Guinea, África occidental
Capital Accra
Principales ciudades Accra, Kumasi, Tamale, Takoradi
Clima Tropical
Población 26,3 millones de habitantes
Densidad de población 110 habitantes/km2
Crecimiento de la población 2,18%
Esperanza de vida 69 años (mujeres); 64 años (hombres)
Grado de alfabetización
71,4% (mujeres); 82% (hombres)
Tasa bruta de natalidad (nacimientos/1000 hab.)

31,09

Tasa bruta de mortalidad (muertes/1000 hab.) 7,22
Idioma Inglés (oficial), asante twi, ewe, fante
Religión Cristianismo (71,2%), Islam (17,6%), animismo (5,2%), otra (0,8%), ninguna (5,2%)
Moneda (Nuevo) Cedi; 1 GHS = 0,23 EUR
Peso y medida Sistema métrico y decimal
Diferencia horaria con España GMT. Una o dos horas menos que la Península, dependiendo de la época del año.

Fuentes:United Nations Statistics Division, CIA - The World Factbook, OANDA

Última actualización: abril de 2016

Volver a índice de Marco Geográfico

Situación, superficie, superficie cultivable, relieve y clima

Ghana se encuentra en África occidental, en el golfo de Guinea. Tiene una superficie de 238.533 km2 (es decir, casi la mitad que España) y su capital es Accra. Al este linda con Togo, al norte con Burkina Faso y al oeste con Costa de Marfil.

Cerca del 70% de la superficie del país es tierra agrícola. Las selvas han prácticamente desaparecido: en 2013 ya solo quedaban 1,6 millones de hectáreas (menos del 7% de la superficie total del país), mientras que a principios de los 90 había 8 millones (cerca de la tercera parte). La tragedia ecológica parece importar a más bien pocos. Un poco más del 10% del territorio se dedica a cultivos permanentes, es decir, aquellos que, tras la cosecha, no han de ser replantados, como el cacao.

El país es esencialmente plano. La selva tropical se extiende fundamentalmente por el suroeste. El río Volta discurre por el este y constituye la principal fuente de generación de electricidad desde que se construyó la presa de Akosombo, que formó hasta la presa de las Tres Gargantas el mayor lago artificial del mundo: el lago Volta.

 

Ghana posee un clima ecuatorial, lo cual significa calor, humedad y lluvia. Las temperaturas oscilan generalmente entre 25ºC y 30ºC en todo el país, aunque en el norte puedan alcanzar temperaturas próximas a los 45ºC de diciembre a marzo como consecuencia de la llegada de vientos del Sahara. La humedad relativa es bastante alta en la mayor parte del territorio, rozando de media el 80%. Las precipitaciones son considerables en todo el país; en el sur y en el centro hay dos estaciones de lluvias (las grandes lluvias de abril a junio incluidos y las pequeñas lluvias en septiembre y octubre), mientras que en el norte hay solo una estación lluviosa (de abril a octubre).

Volver a índice de Marco Geográfico

Recursos naturales y minerales

Ghana está bien dotada de recursos minerales y hasta hace relativamente poco también lo estaba de otros recursos naturales.

El descubrimiento de petróleo ha supuesto un importante hito para la economía ghanesa. En junio de 2007, la angloirlandesa Tullow (socia de Repsol en Sierra Leona identificó el primer yacimiento petrolífero, en aguas territoriales ghanesas: el Jubileo, el mayor de la década en África occidental. Desde entonces las actividades de exploración han continuando, tanto offshore como en el continente. Se estima que las reservas confirmadas hasta el momento ascienden a 1.200 millones de barriles (dato sin ratificar por el Ministerio de Energía de Ghana), aunque es previsible que el volumen final sea notablemente superior. En cualquier caso, en términos absolutos Ghana no se colocará entre los países con mayores reservas a nivel mundial. La primera extracción se produjo en diciembre de 2010.

El oro ha sido tradicionalmente la gran riqueza mineral de Ghana, hasta tal punto que el nombre colonial del país era "Gold Coast". Ghana es el 9º productor mundial de oro, con una cuota que ronda del 3,5% y una producción de cerca de 90 millones de toneladas. Las minas de oro se encuentran en el sudoeste del país (en la Región Ashanti, la Región Occidental y en Brong-Ahafo). El oro es la principal exportación de Ghana.

Además del oro, hay diamantes, bauxita y manganeso. La producción de diamantes no es apenas relevante, especialmente como consecuencia del progresivo agotamiento de la mina de Akwatia y la falta de inversión, aunque en 2011 se anunció que una empresa sino-ghanesa conocida por la recogida de basuras (Zoom Lion) reactivaría las minas.

Por último, dada su naturaleza ecuatorial, el país dispone de abundantes cantidades de madera tropical (si bien en franco retroceso como consecuencia de la tala) y de agua; el lago Volta es uno de los mayores lagos artificiales del mundo. En 2012 sólo Samartex tenía la certificación FSC.

El medio ambiente es el eslabón más débil. Las estimaciones del PNUD muestran que el costo anual de los recursos naturales y degradación del medio ambiente en Ghana es equivalente a aproximadamente el 9,6% del PIB debido a la explotación insostenible de los bosques, los recursos de la tierra, la fauna, la pesca y los impactos en la salud de factores medioambientales (abastecimiento de agua y saneamiento y la contaminación). Por poner en perspectiva, todo lo que el país gana en un año por la producción de petróleo lo pierde por la tala descontrolada, la pesca abusiva, la contaminación de la tierra y de las aguas por las actividades mineras y demás. Basta con viajar un poco por Ghana y ver algunas estadísticas para, efectivamente, comprobar el deterioro medioambiental al que se enfrenta el país (aunque mejor debería decirse “ignora”). A la luz de este deterioro, las cifras de crecimiento del PIB no sólo son menos estelares, sino que, de nuevo, sobresalen como insostenibles.

Volver a índice de Marco Geográfico

Demografía y sociedad

Población, etnias, densidad demográfica y tasa de crecimiento de la población 

En 2010 se elaboró un nuevo censo, enormemente criticado, cuyos resultados definitivos no se hicieron públicos hasta 2012. La población de Ghana ha superado los 25 millones de habitantes y crece velozmente, a un ritmo medio del 2,5% anual. Es decir, en Ghana hay cada año casi medio millón de personas más, lo cual constituye un reto social y medioambiental de primera magnitud.

La región más poblada es la Región Ashanti (capital Kumasi), donde vive la quinta parte de los ghaneses, si bien la zona más densamente poblada es Accra y su periferia (Greater Accra), con más de 1200 habitantes por kilómetro cuadrado y más de un 15% de la población. El Gran Accra es la zona donde más ha crecido la población, en buena medida como consecuencia de la migración rural. La densidad de población en Accra prácticamente se ha triplicado en los últimos treinta años.

                                   Fuente: Naciones Unidas.

En Ghana, como en tantos otros países africanos, hay una importante diversidad étnica, aunque casi la mitad de los individuos son akanes (grupo que incluye, entre otros, a los fantes y a los ashantis). Una de las políticas impulsadas por el padre de la patria, Kwame Nkrumah, fue la creación de una conciencia nacional, y parece haber surtido efecto: muchos ghaneses se sienten miembros de una nación-Estado, no sólo de su etnia, y la retórica nacionalista es común. A diferencia de otros países africanos no hay conflictos étnicos. Existe una cierta correlación entre etnia y regiones (los fantes predominan a lo largo de la costa occidental, los ashantis en la Región Ashanti, los ewes en la Región del Volta, etcétera), pero en general hay mezcla como consecuencia de la emigración, especialmente en el sur y en particular en Accra, donde los gas fueron la etnia dominante. Tradicionalmente no han sido muy comunes los matrimonios interétnicos debido a las diferencias en los sistemas hereditarios (por ejemplo, el de los ashantis es matrilineal, mientras que el de los gas es patrilineal) y, a veces también, debido a los prejuicios interétnicos (ashantis y ewes; gas y ashantis). No obstante, el rápido crecimiento demográfico, la emigración (que comporta desarraigo) y otros factores, como la exposición a medios audiovisuales, están generando importantes cambios sociales.

 

El NDC tiene un granero de votos entre los ewes y los musulmanes, mientras que el NPP lo tiene entre los ashantis. No obstante, los partidos no olvidan las regiones donde no son mayoritarios: la conciencia nacional y el sistema democrático se refuerzan para evitar que el grupo en el poder prime exageradamente a su etnia y su región (lo cual no obsta para que, efectivamente, haya sesgos y que las relaciones étnicas sean muy importantes en los equilibrios de poder).

Cada ghanés puede aportar una razón diferente para tratar de explicar la aparente paz social prevalente en su país: el peso de los akanes, la educación en los colegios, el sentimiento religioso, la responsabilidad de los líderes, la experiencia regional o la suerte. Lo cierto es que existe un sustrato cultural tolerante en la sociedad ghanesa (“Yo respeto las tradiciones de tu etnia; respeta las mías y eres bienvenido”) que se ve reforzado por los mensajes que los ghaneses han recibido en algunas de sus esferas principales de socialización: se les inculcó un espíritu nacional en el colegio y se les sermonea sobre la paz y la fraternidad en la iglesia; además, oyen en la radio y en la televisión noticias sobre matanzas y guerras en Nigeria, en Sierra Leona, en Liberia, en Costa de Marfil... Y a eso hay que sumar el sentido de Estado y de la responsabilidad de sus dirigentes políticos, que dirimen sus diferencias entre bambalinas, sin machetes ni kalashnikov (cediendo el poder, acudiendo al Tribunal Supremo para impugnar las elecciones...). Finalmente, es más que probable que de haberse descubierto petróleo en los primeros años de la creación del país (un país que, como tantos otros en África, es totalmente artificial e incluso toma su nombre de un antiguo imperio que nunca llegó a controlar tierras en estas latitudes) las cosas hubieran sido muy diferentes, pues tal vez los dirigentes se habrían concentrado en asegurar “para los suyos” (o ellos mismos) el control de la riqueza, incluso mediante la fuerza. Ciertamente, Ghana no ha sido pacífica a lo largo de la historia (en esta zona eran negros, fundamentalmente ashantis, quienes capturaban a los esclavos), pero lo es ahora.

Destacar también la importancia que tiene para la comprensión de Ghana la supervivencia de los poderes étnicos. Al Estado se le suman los reyes, reyezuelos y jefes que hay, cuyo poder y presencia es obvia en determinados negocios (como el inmobiliario, debido a los sistemas de propiedad de la tierra) o más sutil, a través del complejo entramado de relaciones y normas que garantizan la cohesión de su grupo. El más importante de todos ellos es, con diferencia, el asantehene (el rey de los ashantis).

En función de la fuente que se use (censo de 2010 Organización Internacional para las Migraciones) se cree que entre el 6 y el 7% de la población que vive en Ghana es extranjera. La mayoría de de los forasteros procede de los países de la CEDEAO, especialmente de Nigeria. Es muy difícil estimar cuánta población occidental o expatriada hay en Ghana por la disparidad de cifras, por lo rápido que está cambiando la situación económica y porque no todos los inmigrantes se registran en las embajadas, a pesar de que en muchos casos, como en el español, el registro es obligatorio. El censo de 2010 apunta a una comunidad "expatriada" superior a las 8.000 personas, pero esta cifra no tiene en cuenta ni a los libaneses ni a los indios ni a los miles de ghaneses con doble nacionalidad y con usos y poder adquisitivo occidentales. Estimaciones anecdóticas elevan dicha cifra en 2012 a unos 15.000 individuos, casi todos concentrados en Accra. 

La emigración ha estado aumentando a un ritmo más rápido que la inmigración; unos tres millones de ghaneses viven fuera de su patria. La mayoría se queda en los países de África occidental, pero una proporción creciente emigra fuera de África, en particular a Estados Unidos y a Europa (especialmente al Reino Unido). Se pueden encontrar emigrantes de Ghana en más de 30 países de todo el mundo y en España viven unos 30.000, la mayor parte de ellos en la provincia de Barcelona. Aunque la crisis internacional ha hecho disminuir su importe, las remesas siguen siendo una fuente muy importante de divisas en la economía ghanesa.

 

Población urbana y de las principales ciudades

Una de las grandes novedades del censo de 2010 fue descubrir que la población ghanesa ya es mayoritariamente urbana, aunque lo es porque las regiones más pobladas (Ashanti y el Gran Accra) son mayoritariamente urbanas: las otras ocho regiones, menos pobladas, son aún rurales. El proceso de urbanización ha sido vertiginoso, como en el resto de África, que es aún la región más rural del planeta según el Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (Hábitat). En 1990 el porcentaje de población urbana en Ghana rondaba el 36% y había poco más de 5 millones de personas en las ciudades; a finales de 2010 (cuando se elabora el censo), el porcentaje era el 51% y en las ciudades se concentraban ya más de 12 millones de personas. Tal cambio está comportando profundas alteraciones sociales y políticas y generando nuevas oportunidades de negocio, pues es obvio que las ciudades necesitan inversiones sustanciales para acomodar al aluvión de población. Las ciudades ghanesas no son capaces de proporcionar a sus habitantes los servicios más básicos (saneamiento, alumbrado público, asfaltado, gestión del tráfico, transporte público...). La población urbana crece anualmente más de un 3%.

Debido a las deficientes estadísticas y a la migración rural, es difícil saber cuánta gente vive en las principales ciudades. En Accra debe de haber unos 4 millones de personas; en Kumasi, 1,5 o 2. Luego a continuación hay varias ciudaes, habitualmente capitales regionales, con más de 100.000 habitantes.

Distribución de la población por edades y sexos

Como en la mayor parte de los países menos desarrollados, la pirámide demográfica de Ghana es ancha por la base y estrecha por la cima; dicho de otro modo, la población de Ghana es joven y dada dicha juventud, es previsible que el dinámico ritmo de crecimiento demográfico se mantenga en los próximos años.

No hay sesgos sexuales significativos que pudieran generar tensiones sociales particulares a medio plazo, a diferencia de algunos países asiáticos.

Volver a índice de Marco Geográfico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex