Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

La forma de Estado de Australia desde 1901 es la de Estado Federal integrado en la Commonwealth británica bajo forma de Monarquía Parlamentaria. La Reina Isabel II de Inglaterra es Jefe del Estado, representada desde marzo de 2014 por Peter Cosgrove. El Gobernador General puede, bajo determinadas circunstancias, disolver el Parlamento y convocar elecciones. En la Constitución de 1901 están enumeradas las responsabilidades de la federación, quedando en manos de los estados y territorios todas aquellas áreas de poder no especificadas en la Constitución.

Las elecciones legislativas celebradas el 7 de septiembre de 2013 dieron el triunfo a la coalición formada por los partidos Liberal y Nacional de manera que Tony Abbot, líder del partido liberal, fue elegido Primer Ministro. Sin embargo, en septiembre de 2015, el entonces ministro de comunicaciones Malcolm Turnbull, desafió el liderazgo de Tony Abbott tanto en el Partido Liberal como en el Gobierno de la nación. Como resultado, Tony Abbott cesó en el cargo de Primer Ministro siendo sustituido por Turnbull quien, de manera inmediata, procedió a modificar su gabinete.

Recientemente se ha producido un nuevo desafío al liderazgo de Malcom Turnbull (agosto 2018) y como resultado el hasta ahora Ministro de Hacienda Scott Morrison ha sido nombrado Primer Ministro. Después de los últimos cambios del equipo del gobierno federal llevados a cabo por Morrison la distribución de las principales carteras ha quedado como sigue: Josh Frydenberg(Ministro de Hacienda; Treasurer), Michael McComack (Vice Primer Ministro y Ministro de Infraestructuras y Transporte), Mathias Cormann (Ministro de Finanzas), Marise Payne (Ministra de Asuntos Exteriores), Christopher Pyne(Ministro de Defensa), Steven Ciobo (Ministro de Industria de Defensa), Simon Birmingham(Ministro de Comercio; Trade, Tourism and Investment) y David Littleproud (Ministro de Agricultura). 

En julio de 2016 se celebraron elecciones al Congreso y al Senado (en este caso parciales). La coalición gobernante consiguió la mayoría absoluta en la Cámara Baja (76 escaños), el partido laborista obtuvo 69 escaños (desde los 55 en la anterior convocatoria), 1 los verdes, 1 para el Australian Party, 2 independientes, 1 para el partido del Senador de South Australia, Nick Xenophon.

Aunque existen partidos políticos menores, el régimen político australiano puede considerarse bipartidista. La alternancia en el poder siempre se ha dado entre la coalición conservadora (Liberales y Nacionales) y el Partido Laborista, de ideología social-demócrata. Otros partidos son los Demócratas (Australian Democrats) y los Verdes (The Australian Greens).

Australia es un Estado federal muy descentralizado formado por 6 estados (New South Wales, Victoria, Queensland, South Australia, Western Australia y Tasmania) y dos Territorios (Australian Capital Territory y Northern Territory). El Parlamento Federal, situado en Canberra, está formado por dos cámaras legislativas: la Cámara de Representantes (que cuenta con 150 escaños) y el Senado (donde están representados los distintos estados y Territorios). Cada estado está representado en el Senado por 12 senadores mientras que los dos Territorios (Australian Capital Territory -Canberra- y Northern Territory) están representados por 2 senadores respectivamente, suponiendo un total de 76 senadores. El voto es obligatorio para todos los ciudadanos y residentes permanentes a partir de los 18 años.

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

En cuanto a la organización administrativa de Australia, se trata de un país muy descentralizado cuyo Gobierno se ejerce a tres niveles: federal, territorial y local. El Gobierno Federal, donde el poder ejecutivo lo ejerce el Primer Ministro con su gabinete, está formado en función de la mayoría parlamentaria respectiva. Los poderes del Gobierno Federal están establecidos en la Constitución. El Gobierno Federal es también responsable de la Administración del Australian Capital Territory (Canberra).

En cuanto a los Gobiernos Territoriales, Australia está formada por seis estados (New South Wales, Victoria, Queensland, South Australia, Western Australia y Tasmania) y dos Territorios (Northern Territory y Australian Capital Territory). En este último se encuentra Canberra, la capital del país.

Hay que decir que todos los estados federados, salvo Queensland que abolió la Cámara Alta en 1922, cuentan con un Parlamento bicameral y Gobierno propio. Este último se encarga de administrar los ámbitos de educación, impuestos, transporte, justicia, sanidad y agricultura. El Territorio del Norte consiguió en julio de 1978 un estatus de auto-gobierno, y es representado en el Gobierno Federal por miembros electos. En el referéndum realizado en 1998 para otorgar al Territorio la condición de estado, la propuesta fue rechazada.

Los Gobiernos Locales proveen servicios a sus comunidades, y regulan los asuntos que no pueden ser administrados por instancias superiores.

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

Los principales Ministerios Federales en cuanto a administración económica y comercial son:

- Ministerio de Economía (Department of Finance): se ocupa de la gestión de la política económica (política fiscal y de gasto público; garantizar un entorno macroeconómico estable; y supervisión del adecuado funcionamiento de los mercados con el fin de promover la competencia). Se compone de un ministro, una Secretaría General y cuatro secretarios para cada uno de los cuatro departamentos que forman el Ministerio: Presupuesto, Gestión de Activos, Dirección de Operaciones y Grupo de Gobierno y Gestión de Recursos.

- Ministerio de Hacienda (The Treasury): se ocupa de la elaboración del Presupuesto federal, que permitirá al Gobierno alcanzar sus objetivos de política macroeconómica. Se estructura en cinco áreas: Fiscal, Macroeconómica, Ingresos, Mercados y Estrategia y Servicios Corporativos con el apoyo del Grupo de Servicios Corporativos y la División de Comunicaciones Estratégicas. De este Ministerio dependen 17 agencias:

  • El Tesoro
  •  Australian Bureau of Statistics
  • Australian Competition and Consumer Commission
  • Australian Office of Financial Management
  • Australian Prudential Regulation Authority
  • Australian Reinsurance Pool Corporation
  • Australian Securities and Investments Commission
  • Australian Taxation Office
  • Clean Energy Finance Corporation
  • Commonwealth Grants Commission
  • Corporations and Markets Advisory Committee
  • Inspector-General of Taxation
  • National Competition Council
  • Office of the Auditing and Assurance Standards Board
  • Office of the Australian Accounting Standards Board
  • Productivity Commission
  • Royal Australian Mint

 

Este Ministerio cuenta con tres ministros: el tesorero, el ministro de Política de Competencia, Asuntos del Consumidor y asistente del tesorero, y el ministro para las Pequeñas Empresas que también actúa como secretario Parlamentario del tesorero.

-Ministerio de Industria (actualmente Industria, Innovación y Ciencia): Su objetivo principal es el de dar forma a la economía futura de Australia a través del desarrollo de las capacidades, aprendizaje, formación e innovación, acelerando el crecimiento de la productividad y asegurando la competitividad de Australia en la economía global. Consta de un ministro, un secretario general y cinco departamentos que llevan diversos temas, como la gestión de recursos y energía, eficiencia energética y renovables, economía industrial y análisis, auditoría y fraude, soporte a industria y PYMEs, ciencia, investigación y desarrollo, entre otros.

- Ministerio de Comercio, integrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio. Este Ministerio cuenta con dos ministros: uno para los asuntos exteriores y otro de comercio. Este último determina la política comercial, tanto interna como externa de Australia. En cuanto a la política comercial externa, este ministerio administra las relaciones comerciales de Australia con otros países, los programas oficiales de ayuda de Australia, así como las cuestiones relativas a los Tratados de Comercio Internacionales. Las relaciones con España se llevan desde la Europe Division, a cuyo frente está un First Assistant Secretary, lo que sería equiparable a un director general.

Otra unidad administrativa relevante es la Office of Trade Negotiations (Oficina de Negociaciones Comerciales), que se ocupa de los temas de la OMC, con rango de First Assistant Secretary.

La agencia gubernamental de promoción comercial y apoyo a la inversión y atracción de la inversión extranjera recibe el nombre de Austrade y tiene oficinas en las principales capitales, incluida Madrid.

El Banco Central australiano se denomina Reserve Bank of Australia (RBA) cuya función principal es el diseño y gestión de la política monetaria. Las decisiones al respecto son tomadas por el Consejo (Board), con el objetivo de alcanzar una tasa de inflación baja y estable en el medio plazo. Otras funciones son el mantenimiento de la estabilidad del sistema financiero y promocionar la seguridad y la eficiencia del sistema de pagos. El RBA cuenta con plena independencia del Ejecutivo.El RBA participa activamente en los mercados financieros, gestiona las reservas exteriores, realiza la emisión de billetes, y es el banquero del Gobierno Federal. El Banco es 100% propiedad del Gobierno de la Commonwealth, a quien van a parar sus beneficios.

Respecto a las empresas públicas, la Australian Competition and Consumer Commission (ACCC) es la autoridad que se ocupa de la aplicación de la política de competencia y de la defensa del consumidor a todos los sectores de la economía. Su tarea principal ha consistido en supervisar la privatización de empresas públicas, desregulando sectores sujetos a monopolio estatal, y la transformación de mercados estatales, especialmente en el sector de la energía, en mercados de ámbito nacional.

En la década de los 90 se produjo en Australia, al igual que en la mayoría de economías avanzadas, la principal ola de privatizaciones de empresas públicas entre las que caben destacar: la venta del Commonwealth Bank, las compañías de transporte ferroviario Australian National y National Rail, la de transporte marítimo Australian National Line, la Australian Defence Industries Ltd. y la Australian Multimedia Enterprise. Posteriormente, se gestionó la segunda fase de la privatización de la gestión de los aeropuertos federales, incluyendo la propiedad de los aeropuertos de Adelaide, Coolangatta, Canberra y Darwin. En los últimos años se ha procedido a privatizar la mayor parte de las empresas de propiedad pública, incluyendo sectores como telecomunicaciones, transporte aéreo, ferrocarril, energía, infraestructuras y aeropuertos.

El Gobierno Federal apuesta por incrementar las inversiones en infraestructuras como forma de animar la economía sin renunciar a mantener el equilibrio presupuestario. De este modo, Infrastructure Australia (un órgano consultivo del gobierno) valora en 100.000 millones de dólares australianos (AUD) el valor de las infraestructuras públicas que podrían ser transferidos al sector privado de una manera rápida.

El estado más activo en privatizaciones es New South Wales donde destacan: el arrendamiento de Port Botany y de Port Kembla por un importe superior a los 4.300 millones AUD; la venta de Delta Electricity, de Eraring Energy y de la empresa de renovables Green State, operaciones por las que ingresaron un total de más de 2.000 millones AUD y la venta del puerto de Newcastle por 1.750 millones AUD. En 2015 vendió Trangrid por 10.200 millones AUD a un consorcio internacional, y en 2016 vendió el 50% de la distribuidora Ausgrid por 16.000 millones AUD a un consorcio de fondos locales. Durante 2017 el estado de New South Wales completó la venta de Endeavour Energy, que generó unos 4.000 millones de AUSD.

Otros estados, principalmente Victoria y Western Australia, han desarrollado proyectos de privatización de sus puertos (Melbourne, Freemantle, Headland, Gladstone y Townsville) así como de otros activos en los sectores energético, eléctrico, forestal e hidráulico. En septiembre de 2016 el estado de Victoria privatizó el principal puerto de contenedores del país, el puerto de Melbourne, ingresando 9700 millones de AUSD. En Western Australia, según el resultado de las elecciones, se contemplaba la privatización del puerto de Freemantle (2.000 millones) y de la distribuidora de electricidad Western Power (15.000 millones). No obstante, la victoria de los laboristas en las elecciones de 2017 canceló estos proyectos.
 

 

 

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

Australia participa en todos los foros y organismos internacionales y regionales relevantes. Mantiene una relación estrecha con Estados Unidos y con muchos países asiáticos, desde Indonesia hasta China y Japón. En la zona del pacífico es uno de los principales donantes y ha jugado siempre un papel protagonista en la resolución de conflictos. En los últimos años ha apostado más aún por la región asiática: flujos comerciales, inversiones, servicios (en particular educativos y financieros); la colaboración se extiende a prácticamente todas las áreas.

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex