Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Jefatura del Estado

Bajo el sistema de monarquía parlamentaria, Bélgica es, desde 1993, un Estado Federal cuya organización político-administrativa se divide en tres niveles: el Estado Federal, las Comunidades y las Regiones.

El 3 de julio de 2013 el rey Alberto II anunció su abdicación en su hijo, el príncipe Felipe. La ceremonia de coronación del nuevo monarca tuvo lugar el 21 de julio de 2013, coincidiendo con la fiesta nacional de Bélgica.

Gobierno, partidos políticos y parlamento

Bélgica está compuesta por tres comunidades (neerlandófona, francófona y germanófona); y tres regiones (Flandes, Valonia y Bruselas Capital). Bajo el sistema de monarquía parlamentaria, el Rey simboliza la unión de la Nación y su principal función es la de moderador de la vida política.

El Gobierno Federal tiene las competencias de: Asuntos Exteriores, Defensa, Justicia y Seguridad Interna. También es responsable del Sistema de Seguridad Social, ciertos Transportes y redes de Comunicación y el Servicio de la Deuda Pública.

Respecto a las tres comunidades, cada una tiene un Consejo y su propio Gobierno. Las competencias de estos Parlamentos incluyen, entre otros asuntos relacionados con el idioma, la educación y cultura. La Comunidad Flamenca y la Región Flamenca han fusionado sus instituciones de manera que tienen un Parlamento Común y un Gobierno Común Flamenco (aunque los representantes de la Comunidad Flamenca de la Región de Bruselas no pueden votar sobre temas que conciernen a la Región de Flandes). Las comunidades de habla francesa y alemana han mantenido sus instituciones separadas, aunque los representantes en el parlamento puedan participar en ambas cámaras, Regional y de las Comunidades.

Por su parte, las regiones tienen cada una su propio Parlamento y su propio Gobierno. Las reformas de Lambermont (29 de junio de 2001) añadieron nuevas competencias a las regiones en agricultura, comercio exterior, ayuda al desarrollo y temas fiscales. A finales del 2011 se negoció la Sexta Reforma del Estado belga (2011) con el objetivo de transferir más competencias y capacidad de financiación a las Regiones. En particular, en la política relativa al empleo, la fijación de subsidios familiares o en temas como el turismo, la movilidad o la seguridad. En diciembre de 2013 el Senado aprobó los textos relativos a la sexta reforma del Estado.

Partidos políticos

El sistema electoral es de gran complejidad. Los partidos políticos están configurados no sólo en base ideológica sino también lingüística, lo que hace que la mayoría de los partidos estén duplicados. El voto es obligatorio por lo que el índice de abstención es siempre muy bajo.

La dinámica política belga se ha articulado tradicionalmente en torno a los tres partidos políticos más importantes social-cristianos, socialistas y liberales- y cada uno en sus dos versiones: flamenca y francófona. En los últimos años, en cambio, una serie de partidos han ido consiguiendo una mayor presencia en la vida política del país, ante el deterioro de los partidos tradicionales. De este modo cabe destacar el ascenso en la década de los 90 de formaciones ecologistas y sobre todo nacionalistas de mayor o menor radicalidad.

La multiplicidad de partidos políticos ha dado lugar a coaliciones marcadas por una gran fragilidad, hecho que ha caracterizado a los gobiernos belgas desde 1970.

Resultados electorales y actualidad política

El domingo 26 de mayo de 2019, algo más de 8 millones de belgas estaban llamados (obligados más bien) a votar al Parlamento Europeo, a sus representantes federales y a los regionales (las tres regiones, Flandes, Valonia y Bruselas-capital así como las comunidades francófona y germanófona).

La división lingüística del país y el elevado número de partidos hace que, a nivel federal, sea muy difícil alcanzar pactos de gobierno. Aparte de las diferencias lingüísticas, el gobierno federal también debe conjugar las preferencias del electorado flamenco, mayoritariamente derechista y ampliamente separatista, con el electorado valón, más izquierdista. No en vano el país ostenta el récord de tiempo sin gobierno federal (541 días en 2010 y 2011).

De las anteriores elecciones federales (2014) surgió una coalición de gobierno (llamada sueca por el color de los partidos que la conformaban) con los separatistas flamencos (N-VA), los liberales MR francófono (Partido del presidente Charles Michel) y Open VLD flamenco y los cristianodemócratas flamencos (CD&V).

Esta coalición, exitosa durante varios años, se rompió en diciembre de 2018, cuando salieron del gobierno los miembros del N-VA debido a su oposición a la firma de Bélgica del Pacto por la inmigración de la ONU. Esta ruptura también suponía un giro a la derecha del N-VA que había perdido votos en las elecciones locales de octubre de 2018 a favor del partido de extrema derecha y xenófobo flamenco Vlaams Belang. Desde entonces Bélgica se encuentra con un gobierno en funciones.

Los resultados de las últimas elecciones hacen que sea muy difícil saber qué gobierno surgirá en los próximos meses. Los 150 representantes de la Cámara se repartirán de la siguiente forma:

N-VA Nueva Alianza flamenca:

Es el partido separatista flamenco. Son conservadores, de centro-derecha y abogan en general por menos impuestos y reducir el número de inmigrantes. Se trata de un partido separatista, está en su ADN y en sus estatutos, pero en 2014 entraron en el gobierno federal, matizando su discurso y comenzando a hablar de “confederalismo”, un concepto más ambiguo.

Para España, no debemos olvidar que es el partido que apoya a los separatistas catalanes y ha acogido a los fugados de la justicia. Cuenta entre sus filas con Bart de Weber (alcalde de Amberes), Theo Francken o Jan Jambon.

En las federales volvió a ser el partido más votado pero con una caída muy relevante: tendrá 25 escaños, 8 menos que en los anteriores comicios.

Vlaams Belang

Tal y como ya se venía anunciando, uno de los mejores resultados lo obtuvo el partido flamenco de extrema derecha y xenófobo Vlaans Belang. Estaba en clara recuperación desde las elecciones locales. Se trata de un partido que se ha reinventado, con nuevos líderes y un electorado joven. En principio todos los partidos le habían impuesto un cordón sanitario, aunque ya en las últimas semanas algunos líderes del N-VA admitían que no era sensato cerrarles la puerta a posibles pactos. En las federales obtuvieron 18 escaños, 15 más que en 2014. Con este resultado tan rotundo se vuelve aún más difícil no tenerles en consideración.

Aunque no se pueda hablar de “familia política”, los nacionalistas flamencos sumarían 43 escaños (25 de N-NA y 18 de Vlaams Belang).

Partido Socialista

Tradicionalmente han sido la fuerza más votada en Valonia aunque, al no formar parte del anterior gobierno, su influencia se había visto limitada a nivel federal. En las federales los socialistas valones consiguieron 20 escaños (3 menos que en 2014) y sus homólogos flamencos del Sp.a consiguieron 9 escaños (4 menos que la vez anterior). En total, 29 escaños, por delante de los 26 de los liberales.

Liberales: Mouvement Réformateur y Open VLD

Los liberales valones (Mouvement réformateur) y flamencos (Open VLD), que formaron parte de la coalición sueca en 2014 obteniendo incluso la Presidencia del gobierno (Charles Michel), perdieron votos tanto en la parte valona (MR pasó de 20 a 14 escaños) como en la flamenca (Open VLD que ha pasado de 14 a 12).

Ecologistas ECOLO y GROEN

Tal y como venían anunciando las encuestas, los ecologistas se han beneficiado de la creciente sensibilización de la necesidad de tomar medidas contra el cambio climático que ha llevado a huelgas estudiantiles semanales, con gran seguimiento sobre todo en Bruselas y en Valonia.

Los francófonos ECOLO obtuvieron 13 escaños (+7) y los flamencos GROEN obtuvieron 8 (+2). Con 21 escaños, los ecologistas serían la cuarta fuerza política del país.

Centro democristiano y centro democrático

Gran pérdida de votos para los democristianos flamencos (CD&V) que obtuvieron 12 escaños (-6) y los francófonos Centre Démocrate Humaniste (CDH) que obtuvo 5 (-4). En total se quedan con 17 escaños, lo que les coloca en la 5ª posición.

El Partido del Trabajo de Bélgica

El PTB/PVDA, partido de extrema izquierda y que presenta lista unitaria para todo el país (sin diferenciar entre francófonos y neerlandófonos como hacen el resto de fuerzas), también remontó y se hizo con 12 escaños, 10 más que en 2014. Fue la gran sorpresa, superando con creces las encuestas más optimistas. Sus buenos resultados en todas las regiones son el reflejo de la reacción ante la extrema derecha. Esta vez no se han limitado a obtener buenos resultados en la parte francófona (su bastión tradicional es Valonia), sino también en la flamenca. Y mientras la extrema izquierda se abre paso en Flandes, las listas de extrema derecha en Valonia no han obtenido ningún representante a nivel federal.

Défi

Los últimos dos escaños los obtuvo Défi, partido que defiende los intereses de los francófonos. Con ese resultado, se queda igual que en 2014.

Si bien a nivel regional se han formado ya los gobiernos de Bruselas Capital y de Valonia y la formación del gobierno en Flandes parece inminente, a nivel federal parece difícil llegar a acuerdos.

Actualmente Bélgica cuenta con un gobierno “en funciones”, minoritario y sin plenos poderes, que se mantendrá hasta la formación de un nuevo gobierno.

Composición:
Charles Michel: Primer Ministro
Wouter Beke: Empleo, Economía y Consumidores, Comercio Exterior  Lucha contra la pobreza  e Igualdad de oportunidades para personas con discapacidad
Alexander De Croo: Viceprimer ministro, Ministro de Finanzas, Lucha contra el fraude fiscal, Cooperación al Desarrollo
Didier Reynders: Viceprimer ministro, Ministro de Asuntos Exteriores y Europeos, Defensa, Beliris (obras públicas en Bruselas) e Instituciones Culturales Federales.
Pieter De Crem: Ministro de Seguridad e Interior
Koen Geens: Vice primer ministro, Ministro de Justicia, Edificios Públicos (Régie des Bâtiments) e instituciones culturales federales
Maggie De Block: Ministro de Asuntos Sociales, Sanidad, Asilo y Migración
Daniel Bacquelaine: Ministro de Pensiones
Marie Christine Marghem: Ministra de Energía, Medio ambiente y Desarrollo sostenible
Sophie Wilmès: Ministra de Presupuesto y Función Pública, Lotería nacional y Política científica
François Bellot: Ministro de Transporte, Belgocontrol (seguridad aérea) y Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Bélgica (SNCB por sus siglas en francés).
Denis Ducarme: Ministro de Clases Medias, PYMES, Autónomos, Agricultura e Integración Social, encargado de las grandes ciudades.
 
Instituciones de gobierno

El poder legislativo federal radica en la Cámara de Diputados, compuesta por 150 miembros elegidos directamente mediante un sistema electoral proporcional. Esta Cámara es la que cuenta con mayores competencias legislativas, presupuestarias y de control del ejecutivo.

El Senado de Bélgica está compuesto en la actualidad por 60 miembros, a partir de la ley constitucional publicada en el Moniteur belge el 31 de enero 2014. Desde ese mismo año, la elección de sus miembros es competencia exclusiva de los gobiernos de las entidades regionales y/o lingüísticas, de manera que 50 de esos miembros los eligen directamente dichas entidades (29 por el gobierno flamenco, 20 por la comunidad francófona y 1 por la comunidad germanófona) y 10 los eligen los propios senadores (6 flamencos y 4 valones). El Senado es, en la actualidad, una cámara de debate y consulta cuyo propósito reside en contribuir a la resolución de los conflictos políticos y legislativos que se produzcan entre entidades estatales que componen el complicado sistema belga.

Las leyes aprobadas por el Parlamento no necesitan pasar por el Senado, aunque las aprobadas por el Senado sí han de pasar por la Cámara. La única competencia exclusiva del Senado es solventar eventuales conflictos de interés entre órganos federales y federados, necesitándose también la intervención conjunta de Senado y Cámara para las decisiones más importantes (como modificar la Constitución o las competencias de Estado Federal o entes regionales, ratificar tratados internacionales, etc.).

Las tres Regiones cuentan asimismo con asambleas legislativas -Consejos- cuyos diputados son elegidos directamente. Hay también Consejos de las Comunidades francófona, germanófona y neerlandófona.

Las elecciones a nivel federal tienen lugar cada 4 años. Las elecciones de los Consejos de los entes federados tienen lugar cada 5 años y las provinciales y locales cada 6 años. Como consecuencia de la Sexta Reforma del Estado, a partir de 2014 se ha unificado la fecha de celebración de las elecciones federales, regionales y europeas que tendrán lugar cada cinco años y se celebrarán el mismo día.

Al igual que a nivel federal, a nivel de regiones hay órganos ejecutivos, denominados Gobiernos regionales. También existen gobiernos de las comunidades francesa y flamenca.
 

PÁGINAS WEB DE LAS PRINCIPALES INSTITUCIONES BELGAS:

INSTITUCIÓNPÁGINA WEB
CAMARA DE DIPUTADOShttp://www.lachambre.be
SENADOhttp://www.senate.be
PARLAMENTO REGIÓN DE FLANDEShttp://www.vlaamsparlement.be
REGIÓN y COMUNIDAD DE FLANDEShttp://www.vlaanderen.be
PARLAMENTO REGIÓN VALONAhttp://www.parlement-wallonie.be
REGIÓN VALONAhttp://www.wallonie.be
PARLAMENTO REGIÓN BRUSELASwww.parlement.brussels
REGIÓN BRUSELASbe.brussels
DIRECCIONES ORGANISMOS FEDERALEShttp://www.fgov.be
COMUNIDAD VALONAhttp://www.federation-wallonie-bruxelles.be/index.php?id=39
COMUNIDAD GERMANÓFONAhttp://www.ostbelgienbildung.be/
 

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

Organización administrativa y territorial del estado

La Constitución belga en su artículo 1º declara que Bélgica es un Estado Federal compuesto por comunidades y regiones. Sin embargo, el poder de decisión no pertenece sólo al Gobierno y al Parlamento Federal, sino que la administración del país está asegurada por diversas instancias que ejercen de manera autónoma sus competencias en las materias que le son propias.

El Estado Federal es competente en temas políticos nacionales tales como las relaciones exteriores, los temas presupuestarios y monetarios, la defensa nacional, la Seguridad Social y los Tribunales de Justicia, Asuntos Exteriores, Cooperación y Desarrollo, etc.

Las comunidades tienen un origen lingüístico y cultural y son competentes en temas culturales, educativos, política sanitaria, política familiar, etc. Como se ha explicado anteriormente, son tres: la Comunidad Flamenca, la Comunidad Francesa – que hoy en día es denominada Comunidad de Valonia-Bruselas– y la pequeña Comunidad Germana.

Las regiones se basan en la territorialidad (Región Flamenca, la Región Valona y la Región de Bruselas-Capital), tienen un origen histórico, de autogobierno tanto político como económico y son competentes en las demás áreas incluyendo algunos aspectos de relaciones internacionales, como el comercio exterior, incentivos, inversiones, y asimismo se encargan de asuntos tales como la política económica regional, la agricultura, el medioambiente y el empleo; etc. Las regiones belgas son comparables, en cierta medida, a los Estados de los Estados Unidos, a los "länder" alemanes o a los “cantones” suizos.

A un nivel administrativo inmediatamente inferior se encuentran las Provincias (10) y las Comunas (589), de las cuales 308 pertenecen a la parte de Flandes, 262 a la parte de Valonía y 19 a Bruselas-Capital. Son los centros de poder más próximos al ciudadano. Ambas están subordinadas a las autoridades superiores según las competencias (Estado Federal, comunidades o regiones).

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

Los principales integrantes del gabinete económico a día 31 de julio de 2019 son:

Alexander De Croo: Viceprimer ministro, Ministro de Finanzas, Lucha contra el fraude fiscal, Cooperación al Desarrollo.

Ruben Lecok: Jefe de Gabinete Política General y Finanzas.

Tom Meulenbergs: Portavoz.

Nicole Azaert: Asistente del Jefe de Gabinete.

Sabine Quintens: Asistente del Jefe de Gabinete.

Marc Boeykens: Asesor de Presupuesto Federal, Gestión de Deuda, Instituciones Biculturales, Movilidad, Empresas controladas por el Estado, Bancos, Regulación Financiera.

Pieter Daens: Asesor Tributario, Fraude Tributario.

Patrick D'hondt: Asesor Interior, Administración Pública, Igualdad de Oportunidades, Comité de Concertación, Implementación de la Reforma del Estado.

Albert Dimmock: Consejero Movilidad (carretera), Dirección de Bâtiments, Política urbana, Lucha contra la pobreza, Integración social.

Isabelle Peereman: Asesoría Laboral, Diálogo Social, Pensiones.

Nele Roobrouck: Consejero Energía, Clima, Medio Ambiente, Desarrollo Sostenible, Aeroespacial, Seguridad Nuclear, PYME y autónomos, Política científica, Mar del Norte, Movilidad (transporte acuático y aéreo), Agricultura, Consumidores, Lotería Nacional.

Mathilde Steenbergen: Asesora de Justicia.

Geert Vancronenburg: Director adjunto del Programa de Competitividad, Presupuesto, Macroeconomía y Programa de Estabilidad.

Sarah Vanhullebus: Asesor de presupuesto federal (gastos primarios), Licitaciones, Asuntos sociales, Salud pública.

Sven Van Loo: Asesora en Asilo e Inmigración, Defensa.

Marie Van den Dooren: Relaciones parlamentarias.

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

Bélgica mantiene diversos contactos diplomáticos y económicos con diferentes países de todo el mundo. También existen relaciones estables y favorables con los Estados miembros de la UE (principalmente con los países vecinos: Francia, Alemania y los Países Bajos). Bélgica disfruta de excelentes relaciones bilaterales con países de Oriente Medio (Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Israel, GCC), región africana (África Central), América del Norte (Canadá, EE.UU.) y Asia (China, India).

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex