Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

La República de Chile es un Estado unitario, democrático y de carácter presidencialista, regido por la Constitución política que entró en vigor en marzo de 1981. El poder ejecutivo está encabezado por el Presidente de la República, que es Jefe de Estado y de Gobierno, quien designa tanto a los Ministros como a los Intendentes, encargados del gobierno en el interior de cada región. De acuerdo a la Constitución, el Presidente permanece en el ejercicio de sus funciones durante 4 años, sin posibilidad de ser reelegido para el siguiente mandato presidencial.

El Congreso Nacional es de carácter bicameral y hasta que tuvo lugar la reforma electoral de 2015 estaba compuesto por el Senado, constituido por 38 senadores elegidos por votación popular, y la Cámara de Diputados, constituida por 120 miembros con un mandato de 4 años. Para las elecciones parlamentarias se utilizaba el sistema binomial, por lo que los principales partidos políticos del país se agrupan en torno a dos grandes bloques o coaliciones. 

La reforma electoral supuso el fin del sistema binominal y aumentó la cantidad de diputados de 120 a 155 con el fin de mejorar la representatividad. En cuanto a senadores, éstos pasan de ser 38 a 50, y se establece una sola circunscripción senatorial por región.

Las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias tuvieron lugar en noviembre de 2017 en primera vuelta, aunque fue necesario celebrar una segunda vuelta en diciembre del mismo año. Las elecciones primarias habían tenido lugar el 2 de julio de ese mismo año.

Tradicionalmente, las fuerzas políticas en Chile se agrupaban en dos coaliciones: la Nueva Mayoría, formada por la Concertación, compuesta por los partidos de centro y centro izquierda y el partido comunista; y la Alianza por Chile se situaba en el centroderecha. Para las elecciones municipales de 2016 se creó una nueva alianza de centroderecha, Chile Vamos, que sumaba dos partidos independientes a la Alianza por Chile. Para las Presidenciales de 2017 se creó una tercera coalición, el Frente Amplio, compuesta por partidos y movimientos políticos de izquierda, liberales y ciudadanos que pretenden acabar con el bipartidismo chileno, conformada por la Nueva Mayoría y Chile Vamos. A las elecciones primarias se presentaron solamente Chile Vamos y el Frente Amplio y fueron elegidos el expresidente Sebastián Piñera como representante de la primera coalición y Beatriz Sánchez como candidata de la segunda. Nueva Mayoría optó por acudir directamente a las presidenciales con los candidatos Alejandro Guillier y Carolina Goic, lo que provocó que se dividiera dicha coalición en dos y consiguientemente los votos: La Fuerza de la Mayoría (cuyo candidato era Guillier) y Convergencia Democrática, esta última liderada por la Democracia Cristiana con Carolina Goic a su cabeza.

En el caso de las elecciones presidenciales, Sebastián Piñera (Chile Vamos) ganó la Presidencia con un 54,6% de los votos emitidos. Alejandro Guillier (La Fuerza de la Mayoría) obtuvo el 45,4%. Con este triunfo, Piñera vuelve a la Presidencia de la República.

En el caso de las elecciones parlamentarias, su resultado es el siguiente:

  • Cámara de Diputados (155 diputados): Chile Vamos 72 escaños (36 RN, 30 UDI y 6 Evópoli); La Fuerza de la Mayoría 43 escaños (19 PS, 8 PRSD, 8 PCCh y 8 PPD); Frente Amplio 20 escaños (10 RD, 5 PH, 2 PL, 1 PEV, 1 IGUAL y 1 PODER); Convergencia Democrática 14 escaños (14 DC); Coalición Regionalista Verde 4 escaños; Por Todo Chile 1 escaño y 1 independiente.
  • Senado (43 senadores): Chile Vamos 19 (8 RN, 9 UDI y 2 Evópoli);  La Fuerza de la Mayoría 15 (7 PS, 1 PRSD y 7 PPD); Convergencia Democrática 6 (6 DC); Frente Amplio 1; Por Todo Chile 1 y 1 independiente.

 

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

La Administración del Estado está centralizada. No obstante, existen 15 regiones administrativas más la región metropolitana. En el año 2007 se crearon dos nuevas regiones: la XIV Región de los Ríos, que hasta entonces formaba parte de la X Región de Los Lagos, y la XV Región de Arica-Parinacota, que hasta la fecha formaba parte de la I Región de Tarapacá. En 2017 la VIII Región del Bío Bío se escindió en dos: VIII Región del Bío Bío y XVI Región de Ñuble. Los Ministerios tienen delegaciones en cada región, denominadas Secretarías Regionales Ministeriales (SEREMIS), que dependen directamente de la sede central.

El Estado chileno mantiene una clara división entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. A la cabeza del poder ejecutivo se encuentra el Presidente de la República, que designa al Gabinete de Ministros, colaboradores directos e inmediatos del Jefe del Estado en las labores de administración y gobierno.

Los representantes naturales e inmediatos del Presidente de la República en las Regiones son los Intendentes, que son nombrados por éste. Dependiendo de éstos se encuentran los gobernadores provinciales, creados por ley para el cumplimiento de la función administrativa en las provincias. Asimismo, algunos ministerios tienen representaciones en las regiones a través de las Secretarías Regionales Ministeriales (SEREMIs) y estos varían dependiendo de la importancia de cada asunto en las diferentes regiones. En cualquier caso, el nivel de autonomía de las diferentes regiones es mucho menor que el de las Comunidades Autónomas en España.

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

Los dos ministerios puramente económicos en Chile son el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y el  Ministerio de Hacienda, que se asimila a una Vicepresidencia Económica y que diseña las políticas económicas y financieras del Gobierno, elabora los Presupuestos o administra los recursos financieros, entre otras funciones. Estas labores las ejecuta por medio de una serie de órganos dependientes: la Dirección de Presupuestos, el Servicio de Impuestos Internos, el Servicio Nacional de Aduanas o la Tesorería General de la República.    

Por su parte, el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, a través de la Subsecretaría de Economía, de la Subsecretaría de Turismo y de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura el es encargado de formular políticas, programas e instrumentos que faciliten la actividad de las unidades productivas del país y sus organizaciones corporativas, así como las instituciones relacionadas con el desarrollo productivo y tecnológico del país. La Subsecretaría de Pesca se dedica simplemente a promover el desarrollo del sector en el país. Por otro lado, de la Subsecretaría de Economía, Fomento y Reconstrucción dependen el Servicio Nacional de Turismo (fomento del sector turístico), la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (regulación y supervisión de la generación, transporte y distribución de energía y combustibles), la Corporación de Fomento de la Producción (promoción del desarrollo de las actividades productivas del país, a través de actividades de Fomento, Gestión de Empresas, Investigación y Desarrollo), la Comisión Nacional de Riego y el Instituto Nacional de Estadísticas. Finalmente,  la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera es el organismo que representa al Estado de Chile en sus tratos con los inversionistas extranjeros y apoya el desarrollo de actividades de promoción de diversa índole en materia de inversión extranjera.

Contrariamente a lo que sucede en nuestro país, el Ministerio de Relaciones Exteriores, además de estar encargado de las relaciones de índole político a nivel internacional, a través de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales ejecuta y coordina la política de Gobierno en materia de Relaciones Económicas Internacionales. Asimismo colabora en el desarrollo de las exportaciones del país e interviene en en los grupos de trabajo, negociaciones bilaterales y multilaterales y demás comisiones internacionales en que participe Chile.

También pertenece a este Ministerio ProChile, la institución encargada de la promoción de la oferta exportable de bienes y servicios chilenos, y de contribuir a la difusión de la inversión extranjera y al fomento del turismo. 

Otros ministerios que, si bien no son puramente económicos, son interlocutores habituales de las empresas españolas por la importancia de los proyectos que ejecutan en Chile son el Ministerio de Energía, el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones o el Ministerio de Salud. El Ministerio de Minería, debido a la importancia del sector en el país, es otra de las instituciones de interés para nuestras relaciones económicas bilaterales.

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex