Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

El sistema político actual del Líbano tiene su origen en el viejo cantón turco de Monte Líbano. En 1861 los gravísimos enfrentamientos que se produjeron en la región entre drusos y maronitas propiciaron la abolición del Emirato otomano, creándose, por presión europea, la provincia semiautónoma (mutasarrifa) del Líbano. Para el cargo de gobernador del Líbano, nombre utilizado para referirse a la nueva provincia autónoma, la administración otomana nombró a un funcionario cristiano no libanés, al que ayudaba un consejo administrativo local formado por representantes de las comunidades maronitas y drusas.

Tras el desmembramiento del Imperio otomano al finalizar la Primera Guerra Mundial, la provincia del Líbano quedó integrada en el Mandato francés, según el reparto previsto en el acuerdo secreto franco-británico de Sykes-Picot de 1916.

Cuatro años después, cuando las autoridades francesas decidieron dividir el Mandato de Siria, que comprendía los actuales territorios de Siria y el Líbano, el general francés Gouraud proclamó en agosto de 1920 la creación del Gran Líbano separando definitivamente de Siria el territorio del Líbano actual.

 Pasaron a formar parte del Gran Líbano las ciudades costeras de Beirut, Trípoli, Sidón y Tiro, así como el extenso valle de la Bekaa en el interior del país. La anexión de estos territorios supuso la incorporación al pequeño Líbano, controlado por maronitas y drusos, de grandes poblaciones musulmanas de suníes y chiíes y de otras minorías cristianas.

 En 1926 el Gran Líbano recibía una Constitución inspirada en la Constitución francesa de 1875 que definía al Gran Líbano como una república presidencialista y cambiaba su nombre por el de República Libanesa. La Carta Magna dibujaba ya un régimen regido por el comunitarismo político en el que la representación política quedaba determinada por pertenencia confesional, privilegiando a la comunidad cristiano maronita. En 1932 el Estado asumió la obligación de proteger el culto de las comunidades religiosas reconocidas oficialmente (17 por aquel entonces).

 En 1943 Francia reconoció finalmente la independencia del Líbano. En ese contexto el presidente de la República (maronita) y el primer ministro (suní) establecieron el conocido Pacto Nacional, un acuerdo no escrito que establecía un nuevo reparto de los principales puestos políticos y administrativos entre las principales comunidades confesionales del país. Una de las consecuencias más novedosas de dicho pacto fue la integración de la elite suní en la estructura del Estado ya que, si el Pacto Nacional consolidaba el dominio de la comunidad maronita sobre las instituciones otorgándole en exclusividad la presidencia de la República, garantizó a la comunidad suní el puesto del primer ministro. Por otro lado, el Pacto Nacional reafirmaba la independencia del Líbano respecto a la hegemonía occidental (suponía la renuncia de un sector de la población a buscar la protección de Francia), y también respecto a cualquier otro país árabe de la región, en clara referencia a Siria.

En 1947, la comunidad chií obtuvo el reconocimiento como comunidad confesional independiente y se le adjudicó la presidencia del Parlamento, órgano estructurado también en función de criterios confesionales. La Cámara, que por entonces contaba con 55 escaños, quedó dividida en la proporción de 6 a 5 entre cristianos y musulmanes.

La Constitución de 1926 ha sido reformada en varias ocasiones. Las reformas más importantes se aplicaron en 1947, año en que los principios del Pacto Nacional fueron introducidos en la Carta Magna, y en 1990, cuando se sumaron al texto constitucional los cambios aprobados en el Acuerdo de Taif de 1989 que puso fin a la guerra civil que tuvo lugar entre los años 1975 y 1990.

La reforma constitucional de 1990, segunda enmienda en importancia después de la Constitución introdujo importantes cambios. En primer lugar, reformó el poder ejecutivo que hasta entonces estaba concentrado en manos del presidente de la República (con capacidad para cesar al primer ministro y a los miembros del Gobierno), otorgando más poder a la figura del primer ministro y más competencias al Consejo de Ministros.

En mayo 2017 tuvo lugar la reforma de la ley electoral, introduciendo el sistema de proporcionalidad, basado en quince circunscripciones. El poder legislativo siguió en manos de la Asamblea Nacional o Parlamento con un sistema unicameral, pero con una modificación en el reparto de los escaños parlamentarios conforme a las siguientes reglas: a) paridad entre cristianos y musulmanes; b) proporcionalidad entre las comunidades confesionales de cada uno de los dos grupos; y c) proporcionalidad entre las regiones. De este modo, desde las elecciones del año 1992, la Cámara está constituida por 128 diputados, repartidos de la siguiente forma: 64 cristianos (34 maronitas, 14 greco-ortodoxos, 8 greco-católicos, 5 armenio-ortodoxos, 1 armenio-católico, 1 evangelista y 1 para las minorías cristianas) y 64 musulmanes (27 suníes, 27 chiíes, 8 drusos y 2 alauíes).

En el Líbano hay libertad de partidos, los cuales no se regulan por una legislación específica, sino a través de la Ley de Asociaciones de 1908 heredada de la administración otomana. En la actualidad hay registrados una gran cantidad de partidos políticos, y la mayoría de ellos funcionan como grupos de notables organizados en torno a un líder carismático.

El actual mapa político nace de las convulsiones sociopolíticas que produjo el asesinato del exprimer ministro Rafic Hariri en 2005, que cristalizó en una división de las fuerzas políticas libanesas en dos grandes coaliciones: la coalición 8 de marzo (8M) próxima a Siria e Irán; y la coalición 14 de marzo (14M) anti-Siria y próxima a occidente.

Más adelante, los enfrentamientos armados entre las milicias chiíes de Hezbolhah y Amal contra varias facciones de la coalición 14M obligaron a adquirir una serie de compromisos en mayo de 2008 conocidos como los Acuerdos de Doha. Estos establecieron las bases para una reforma de la ley electoral e introdujeron novedades en el paisaje político institucional libanés, permitiendo la elección de un nuevo presidente de la República, el general Michel Sleiman. 

El 31 de octubre de 2016, tras más de dos años de vacío presidencial, Michel Aoun fue elegido presidente de la república, con el apoyo del partido movimiento Futuro de Saad Hariri, el partido cristiano maronita Fuerzas Libanesas, y el apoyo de Hezbolláh y Amal en su propio bloque parlamentario. La votación se saldó 83 votos a favor de un total de 127 votos, bastante superior a la mayoría necesaria de 65 en segunda ronda.

Acto seguido, Michel Aoun convocó a Saad Hariri para jurar cargo como Primer Ministro y el 3 de noviembre de 2016 fue proclamado Primer Ministro. El nuevo gabinete de ministros destacó por incluir 5 nuevas carteras: Ministerio de Refugiados, Ministerio de lucha contra la corrupción, Ministerio de asuntos presidenciales, Ministerio de la Mujer y Ministerio de los Derechos Humanos. No obstante, dicho gobierno tendrá una corta duración dado que el 6 mayo de 2018 debía finalizar el mandato del Parlamento y elegirse un nuevo gobierno. Sin embargo, el Parlamento prorrogó su mandato en tres ocasiones.

El primer ministro Hariri anunció su dimisión debido a las tensiones políticas que vive el país el 4 de noviembre de 2017. Responsabilizó a Hezbolláh e Irán de su dimisión al considerar que sus interferencias han causado graves problemas al Líbano con los países de la Liga Árabe y que han impuesto una realidad por la fuerza de las armas. Por lo tanto, la renuncia de Hariri derrocaba a un gobierno de coalición que agrupaba a casi todos los principales partidos políticos del Líbano.

Nueve meses después de las elecciones legislativas de mayo 2018, Saad Hariri consigue formar nuevamente gobierno. Los partidos políticos que obtuvieron más de cinco escaños fueron: Corriente Patriótica Libre (CPL), Movimiento Futuro (MF), AMAL, Hezbolláh, Fuerzas Libanesas (FL) y Partido Socialista Progresivo (PSP). No obstante, Hezbolláh controla tres ministerios, anteriormente sólo controlaba dos, y apoya el grupo de sunitas independientes, que han conseguido el Ministerio de Comercio Exterior.        

RESULTADOS ÚLTIMAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS
Partidos Políticos y Aliados Partidos Políticos 2009 2018
Hezbolláh Hezbolláh 13 14
Amal (Nabih Berry) Amal 13 17
PSNS (Partido Social Nacionalista Sirio) PSNS 2 3
Marada (Sleiman Frangieh) Marada 4 3
CPL (Corriente Patriótico Libre, Michel Aoun + aliados Tachnag) CPL 21 28
Al Azzem (Najib Mikati) Azem 3 4
PSP (Partido Social Progresista, Walid Joumblatt) PSP 11 9
Movimiento Futuro (Saad Hariri) Futuro 32 19
FL (Fuerzas Libanesas, Samir Geagea + aliados) FL 8 16
Kataeb Kataeb 5 3
Sociedad Civil SC 0 1
6 independientes + 2 karamé + 3 suniitas pro 8M Varios 15 11
TOTAL 127 128

La principal tarea encomendada al gobierno consistió en llevar a cabo las reformas comprometidas en la Conferencia Internacional de los Cedros o Conferencia de París de abril 2018. La inacción del gobierno en un clima de creciente indignación popular dio lugar a una oleada de protestas masivas en octubre de 2019 que provocaron la renuncia del entonces primer ministro Saad Hariri.

 Michel Aoun convocó entonces a Hassan Diab para jurar cargo como Primer ministro, quien presentó el nuevo gabinete de ministros formado de veinte ministros. 

Gobierno en funciones de Hassan Diab 

MINISTERIO MINISTRO RITO PARTIDO POLITICO
Presidente del Consejo de Ministros Hassan Diab Sunita -
Vicepresidente del Consejo Zeina Akar Adra Griego Ortodoxa Movimiento Patriótico Libre (CPL)
Ministerio de Asuntos Exteriores y de los Emigrados Nassif Hitti Maronita Movimiento Patriótico Libre (CPL)
Ministerio de la Defensa Nacional Zeina Akar Adra Griego Ortodoxo Movimiento Patriótico Libre (CPL)
Ministerio de Finanzas Ghazi Wazni Chiita Amal
Ministerio del Interior y de las Municipalidades Mohammad Fahmi Sunita -
Ministerio de la Educación Tarek Majzoub Sunita -
Ministerio de Energía y Recursos Hidráulicos Raymond Ghajar Griego Ortodoxo Movimiento Patriótico Libre (Cpl)
Ministerio de Justicia Marie-Claude Najm Kobeh Maronita Movimiento Patriótico Libre (Cpl)
Ministerio de Sanidad Hamad Hassan Chiita Hezbolláh
Ministerio de Telecomunicaciones Talal Hawat Sunita -
Ministerio de Obras Públicas y Transporte Michel Najjar Griego Ortodoxo Marada
Ministerio de Agricultura y Cultura Abbas Mortada Chiita Amal
Ministerio de Economía y Comercio Raoul Nehme Griego Católico Movimiento Patriótico Libre (Cpl)
Ministerio del Medio Ambiente y del Desarrollo Administrativo Damianos Kattar Maronita -
Ministerio de la Industria Imad Hoballah Chiita Hezbolláh
Ministerio de la Información Manal Abdel Samad Najd Drusa Partido Demócrata Libanés
Ministerio de la Juventud y de los Deportes Varti Ohanian Kevorkian Armenia Ortodoxa Tachnag
Ministerio de Turismo Ramzi Musharrafieh Druso Partido Demócrata Libanés
Ministerio del Trabajo Lamia Yammine Douaihy Maronita Marada
Ministerio de los Desplazados Ghada Shreim Ata Griego Católica Movimiento Patriótico Libre (Cpl)

 Poder ejecutivo: 

  • Presidente de la República: Michel Aoun desde el 31 de octubre de 2016
  • Presidente del Consejo de Ministros: Hassan Diab, desde finales de enero de 2020

 Poder legislativo: 

  • El Parlamento, presidido por Nabih Berri, líder de AMAL, desde noviembre de 1992, y que ha sido reelegido en mayo 2018 nuevamente.

Nota: El General Michel Aoun ha sido elegido el 31 de octubre de 2016 como décimo tercer presidente de la república del Líbano, desde la independencia del país en 1943. Fue elegido en segunda ronda con el apoyo de 83 diputados frente a 36 votos en blanco y 8 votos nulos, de un total de 127 votos. La elección consiste en una primera ronda donde el candidato debe alcanzar una mayoría por 2/3 +1 votos, y una segunda ronda donde basta con alcanzar la mitad más uno. La segunda ronda, donde fue elegido, tuvo que repetirse dos veces por irregularidades.

Poder judicial:

El sistema judicial libanés está formado por el Tribunal Constitucional (juzga las leyes), el Tribunal Supremo (juzga a altos mandatarios, incluidos los ministros), cuatro tribunales superiores o de casación (juzga asuntos civiles, comerciales y criminales) y un sistema de tribunales militares relacionados con la seguridad del país. Todo lo referente al estatuto personal del individuo (matrimonios, defunciones y herencias) está bajo jurisdicción de tribunales religiosos.

En enero 2020 se formó entonces el nuevo Gobierno presidido por Hassan Diab, apoyado por el CPL, Amal y Hezbollah, pero no por Movimiento Futuro, de su antecesor en el puesto, Saad Hariri. 

Desde su nombramiento, uno de los objetivos principales del nuevo gobierno fue la adopción de un paquete ambicioso de medidas económicas de carácter global. El 27 de enero de 2020, el Parlamento libanés aprobó el Presupuesto para 2020. Éste se marca como objetivo un déficit público del 6%, la adopción de la llamada “Declaración Ministerial” (o plan de gobierno) para 2020, en el que se recogen un conjunto de medidas entre las que se encuentran:

  • reformas financieras y económicas en ingresos y gastos públicos,
  • control de la deuda monetaria
  • corrección de la balanza de pagos
  • control de la deuda pública
  • gestión de la crisis monetaria y bancaria
  • energía
  • compromiso con los objetivos de la Conferencia CEDRE
  • reformas judiciales y de reforzamiento de independencia del poder judicial y lucha contra la corrupción, entre otros.

Lamentablemente, y pese a la vocación reformista del nuevo gabinete de Diab, las medidas no vieron la luz. En marzo de 2020, Hassan Diab anunció que Líbano dejaría de pagar su deuda soberana por primera vez en su historia y en agosto anunció su renuncia a raíz de la explosión del puerto de Beirut y a la creciente presión política e ira popular.

Tras las negociaciones presididas por Mustafá Adib para formar gobierno, el 26 de septiembre presentaba su dimisión tras las exigencias de Hezbolláh por controlar Hacienda.

En octubre de 2020, el presidente Aoun volvió a nominar a Saad Hariri como primer ministro designado. Hariri busca desde entonces formar un "gobierno de especialistas" de perfil tecnócrata que pueda negociar un paquete de ayuda económica con el FMI. Hariri acordó permitir que el Ministerio de Finanzas permanezca bajo el control chií, una demanda clave de Amal y Hezbolláh, y un punto de fricción en negociaciones anteriores. Los cuatro "ministerios soberanos" del Líbano (Defensa, Interior, Relaciones Exteriores y Finanzas) no están asignados formalmente a una secta específica, pero habitualmente se han dividido entre los grupos sectarios más grandes del país: cristianos maronitas, sunitas, chiitas y cristianos ortodoxos.

Inmerso desde hace más de un año en una profunda crisis económica, el Líbano sigue por tanto sin tener un gobierno ejecutivo en pleno funcionamiento. Actualmente las competencias del gobierno en funciones de Hassan Diab son las siguientes:

Mientras tanto, el descontento social se palpa en las calles a pesar de las restricciones impuestas por el COVID-19. Numerosas manifestaciones, especialmente en Trípoli, han surgido como protesta frente al confinamiento total impuesto desde el 14 de enero hasta el 8 de febrero.

La fragmentación y discordia política se acentúan mientras las tensiones en el ámbito geopolítico no hacen más que complicar la situación. Así, se aprecia una creciente fuga de cerebros, lo que constituye una permanente pérdida social y económica para el país.

El Líbano necesita por tanto adoptar e implementar una estrategia exhaustiva y coordinada de estabilidad basada en:

·         Un programa de reestructuración de la deuda con el fin de alcanzar un nivel sostenible de ésta en el medio plazo.

·         Un estricto plan de solvencia del sector financiero.

·         Un sistema que aporte confianza en la política monetaria y estabilidad en el tipo de cambio.

·         Un ajuste fiscal secuencial que permita volver a confiar en las instituciones públicas.

·         Un paquete de medidas SMART que impulsen el crecimiento económico. 

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

El territorio del Líbano está dividido en seis provincias o prefacturas, llamadas muhafazat: Beirut, Bekaa, Monte Líbano, Nabatiye, Líbano-Norte, y Líbano-Sur. Al frente de cada muhafazat se encuentra un gobernador, el muhafiz, que depende directamente del Ministerio del Interior, y que realiza labores de delegado gubernamental. En el año 2003 se realizó una reforma de la organización administrativa con la creación de dos nuevas provincias al norte del país Akkar y Baalbek-Hermel, pero aunque cuentan con autonomía formal, todavía no se les han atribuido funciones y continúan asimiladas a todos los efectos, también electorales, a las provincias de Líbano-Norte y Bekaa respectivamente.

Las provincias (a excepción de Beirut) se dividen a su vez en 25 distritos (o qaza) presididos por un jefe de distrito o qaem maqam, y cada distrito se divide a su vez en municipios, aquellas entidades con más de 500 habitantes suman un total de 382, ya que municipios con menor número de personas son superiores a mil. Las elecciones locales de los distritos y municipios se celebran cada cuatro años.

Por su parte, en el Líbano existen 37 federaciones de municipios (la más antigua fue creada en el año 1965), para la gestión de problemas comunes como el control de los residuos, la implantación de alcantarillados, creación de infraestructuras o la prevención forestal, entre otros. 

Nombre muhafazat Capital muhafazatNombre provinciaCapital provincia
BeirutBeirut  -  -
Monte Líbano     Baabda     AleyAley
BaabdaBaabda
ChoufBeiteddine
JbeilByblos
KeserwanJounieh
MatnJdeideh
Bekaa    Zahlé    BaalbekBaalbeck
HermelHermel
RashayaRashaya
Western BekaaJebjennine / Saghbine
ZahléZahlé
Norte      Trípoli      AkkarHalba
BatrounBatroun
BsharriBsharri
KouraAmioun
Minyeh-DanniyehMinyeh / Sir Ed-Danniyeh
TrípoliTrípoli
ZghartaEhden/Zgharta
Sur  Sidón  JezzineJezzine
SidónSidón
TiroTiro
Nabatiye   Nabatiye   Bint JbeilBint Jbeil
HasbayaHasbaya
MarjeyounMarjeyoun
NabatiyeNabatiye

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

Constituyen el gabinete económico del Gobierno de Hassan Diab los titulares de los ministerios cuyas competencias se indican a continuación:

 Ministerio de Finanzas, Ghazi Wazni

El Ministerio es el responsable de fomentar el crecimiento económico del país a través de la política fiscal y el control de la deuda pública. Entre sus principales objetivos se encuentra el mantenimiento de un entorno económico estable, la estructuración y gestión de los activos del país, el fomento de los mercados financieros, el desarrollo del comercio internacional, la cooperación entre los organismos públicos financieros y la lucha contra el fraude y la corrupción en el sistema financiero libanés. 

Ministerio de Economía y Comercio, Raoul Nehme 

El principal objetivo de este ministerio es ofrecer un marco económico y legal positivo para el desarrollo de la economía y la mejora de la competitividad, así como garantizar tanto el bienestar público como el empleo. Se encarga de las nuevas medidas de apoyo administrativo y financiero, el desarrollo empresarial y el fomento de pequeñas y medianas empresas, y la captación de inversiones para el desarrollo de la economía.

 Ministerio de Industria, Imad Hoballah 

Es el responsable de elaborar una política sostenible para el desarrollo del sector industrial a través de la creación del marco legislativo, el fomento del tejido industrial libanés, la búsqueda de oportunidades de desarrollo industrial, la promoción de las PYMEs industriales, el apoyo a las exportaciones y el análisis y publicación de las estadísticas industriales.

 Ministerio de Energía y Recursos Hidráulicos, Raymond Ghajar 

Es una de las carteras clave en el país por su importancia estratégica. Este ministerio se enfrenta a los 3 grandes problemas del país en el sector energético: mejorar el estado y el servicio de la red eléctrica, solucionar los problemas con el agua, y la prospección y explotación de yacimientos marinos de gas y petróleo en el sur del país.

 Ministerio de Turismo, Ramzi Musharrafieh 

Se encarga de conservar el patrimonio cultural del país, gestionar los principales centros turísticos, así como de fomentar la atracción de turistas extranjeros al Líbano.

 Ministerio de Agricultura, Abbas Mortada 

Es el encargado de la política agrícola y ganadera del país. Los principales objetivos del ministerio son la mejora de la seguridad alimentaria, el aumento de la productividad y del desarrollo de las infraestructuras destinadas a la agricultura.

 Ministerio de Obras Públicas y Transporte, Michel Najjar 

Entre las prioridades de este ministerio están la modernización del transporte público y la mejora de las redes de transporte.

 Ministerio de Telecomunicaciones, Talal Hawat 

Otra de las carteras clave por su potencial futuro. Los principales objetivos de este ministerio son mejorar las infraestructuras de telecomunicaciones, reducir el coste de los servicios de telefonía e internet y lograr una mayor calidad en los servicios.  

Dentro del gabinete económico, cabe destacar los organismos involucrados en la contratación pública:

·         El Consejo de Desarrollo y Reconstrucción (CDR), adscrito a la Presidencia del Gobierno,

·         El Ministerio de Desarrollo Administrativo, anteriormente la Oficina del Ministro de Estado para la Reforma de la Administración (OMSAR) y

·         El Consejo Superior de Privatización, que preside el Primer Ministro.

 

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

El Líbano se encuentra entre los miembros fundadores de la Carta de las Naciones Unidas y de la Liga Árabe. La política exterior del Líbano refleja su situación geográfica, la composición de su población y su dependencia del comercio.

El Líbano mantiene relaciones de amistad con los países vecinos excepto con Israel, país con el que no mantiene relaciones diplomáticas y con el que está formalmente en guerra.

Hasta 2005 la política exterior del Líbano estuvo muy influenciada por Siria. El marco de las relaciones entre los dos países se conformó en 1991, cuando el Líbano y Siria firmaron un tratado de mutua cooperación. Este tratado llama a la 'coordinación y cooperación entre los dos países', al servicio de 'los intereses de los dos en el marco de la soberanía e independencia de cada uno'. Desde entonces se han sucedido numerosos acuerdos en materia política, económica, jurídica y de seguridad.

Después de la retirada de tropas sirias en 2005, la política internacional libanesa ha ganado independencia. Sin embargo, el posicionamiento del Líbano frente a la actual situación bélica en Siria (política oficial neutral, de "no alineación" o "distanciamiento"; condena al régimen y apoyo a los rebeldes por parte de la coalición 14M en la oposición y, finalmente, apoyo militar de Hezbolá al régimen sirio) ha agudizado las tensiones sectarias en la sociedad libanesa.

La última cumbre de la Liga Árabe, enero 2019, ha mostrado la división interna del país, chiitas, Amal Y Hezbolá, no siguiendo al Presidente de la república, y en contra de gran número de países miembros de la Liga Árabe.

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex