Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Mauritania es una República Islámica presidida por Mohamed Ould Abdelaziz, que llegó al poder en 2008 por un golpe de Estado. Con la mediación del entonces presidente de Senegal (Abdoulaye Wade), se firma el 4 de julio de 2009 el Acuerdo de Dakar, y se convocaron elecciones. Mohamed Ould Abdel Aziz fue elegido con 52% de los votos, siendo reelegido el 21 de junio de 2014 con el 82% de los votos. Estas últimas elecciones fueron boicoteadas por prácticamente todos los partidos de la oposición, como una señal de protesta conjunta ante el incumplimiento de los acuerdos de transparencia democrática (incluida la centralización obsesiva del poder en manos de la Presidencia), de corrupción y de mala gestión económica.

El segundo partido más votado fue el líder del IRA, Movimiento antiesclavista, Biram Dah Abeid, en prisión desde noviembre de 2014 y sentenciado a dos años de cárcel en enero 2015 por rebelión y no respeto a las autoridades cuando protestaba por la aplicación de reforma agraria en el sur del país.

El poder legislativo se encuentra desvirtuado ya que las últimas elecciones, celebradas en noviembre 2013 (en coincidencia con las municipales), fueron de nuevo boicoteadas por todos los partidos de la oposición menos el partido islamista Tawassoul. En cualquier caso, se definieron los siguientes frentes políticos: en primer lugar, la mayoría presidencial, donde destaca el UPR (Union Pour la Republique), que cuenta con la mayoría absoluta en la actual Asamblea (75 escaños de un total de 147), y 154 municipios. En segundo lugar, el partido Islamista Tawassoul, cercano a los Hermanos Musulmanes, con 16 escaños y 18 municipios. En tercer lugar, la oposición radical, coordinados a través del Fórum Nacional para la Democracia (FNDU), de escasa coherencia interna pero unidos por su rechazo al Presidente Abdelaziz y, por último, las plataformas Coalición por una Alternancia Política y Alianza Patriótica (la llamada oposición “dialoguista “o “participacionista”), donde destaca El Wiam, partido cercano al nacionalismo árabe.

El 1 de septiembre de 2018 tuvieron lugar las elecciones legislativas regionales y locales en Mauritania (segunda vuelta el 15 de septiembre), cuyo resultado dio como líder al partido gobernante; “Unión por la República”, con 89 escaños de los 157 de la Asamblea Nacional (había obtenido 67 en la primera vuelta). Los otros 50 escaños se dividieron entre varias 3 pequeñas formaciones: un total de 26 de ellos para grupos afines a la mayoría gubernamental y 24 para los partidos de la oposición. La tasa de participación en la segunda vuelta fue del 56%.

El partido gobernante también ganó en todos los consejos regionales y 120 de los 219 municipios. Su líder, el presidente Mohamed Ould Abdel Aziz, no debería ser candidato para postularse nuevamente después de sus dos mandatos, como lo exige la constitución, allanando el camino para una lucha por la sucesión en los próximos años. Sin embargo, la oposición no cree en su compromiso y teme que esta victoria en las elecciones legislativas le permita, al llegar al umbral de dos tercios de los escaños, enmendar la constitución para buscar un tercer mandato. Además, un grupo de oposición ha denunciado los resultados como defectuosos. El líder del partido “Rassemblement des forces démocratiques (RFD)”, Ahmed Ould Daddah, alegó que la comisión electoral era incompetente y permitió que el partido gobernante "falsificara las elecciones".

Las elecciones, a las que se presentaron 98 partidos, una cifra récord para este país africano.

Las próximas elecciones presidenciales tendrán lugar en 2019.
 

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

La constitución mauritana consagra la preponderancia del ejecutivo y, en particular, del Presidente. El Presidente nombra al Primer Ministro y a los Ministros, puede disolver la Asamblea, promulgar leyes, firmar tratados y someter al pueblo, mediante referéndum, cualquier cuestión de importancia nacional. Dispone de facultades reglamentarias y puede delegarlas total o parcialmente en el Primer Ministro, quien permanece bajo la autoridad del jefe del Estado.

La Constitución garantiza la independencia judicial. El poder judicial corresponde a los tribunales de primera instancia de Nouakchott, Atar, Aioun, El Atrouss y Kiffa; a los tribunales de apelación, sólo para acciones cuya cuantía puede evaluarse en más de 300.000 UM; y al Tribunal Supremo, con cuatro salas: administrativa, civil y comercial, social y laboral y penal. Aunque la Constitución proclama el Islam como fuente de derecho, se aplica el derecho occidental.

Hay un conjunto de órganos consultivos:

- El Consejo Constitucional, nombrado por el Presidente, supervisa las elecciones y es garante de la constitucionalidad de las leyes votadas por el parlamento. No forma parte del sistema judicial ordinario. Tres de sus miembros, incluido su presidente, son nombrados por el presidente de la república, dos por el de la Asamblea Nacional y uno por el del Senado. Ninguno de los seis miembros de este Consejo puede pertenecer a partido político o instancia de gobierno alguna. Las decisiones del Consejo Constitucional no son recurribles.

- Alta Corte de Justicia, formada por miembros de la Asamblea y el Senado elegidos por sus pares. Es competente en juicios de casos de alta traición del presidente, primer ministro o ministros.

- Tribunal de cuentas, como institución superior de control de la hacienda pública.

- Consejo Económico y Social, que asesora al presidente en materia económica sobre todos los proyectos de norma legal o sobre cuestiones puntuales que evoque el Jefe del Estado.

- Alto Consejo Islámico, que asesora en materia religiosa.

- Mediador de la República, que es una autoridad independiente que recibe las reclamaciones de los ciudadanos sobre diferencias no resueltas en sus relaciones con cualquier servicio público del país.

El país está dividido en 13 regiones (wilayas) que, a su vez, se subdividen en departamentos administrativos. Al frente de cada región se sitúa un gobernador (waly) y, en cada departamento, un prefecto. Las regiones son las siguientes:

Región Capital
Adrar Atar
Assaba Kiffa
Brakna Aleg
Dakhlet Nouadhibou  Nouadhibou
Gorgol Kaédi
Guidimaka Sélibaby
Hodh el Charqui  Néma
Hodh el Gharbi  Ayoun el Atrous
Inchiri Akjoujt
Nouakchott Distrito de la capital
Tagant Tidjikja
Tiris Zemmour  Zouérate
Trarza Rosso

La corrupción sigue siendo endémica y condiciona el desarrollo del país, según el último informe de la Organización Mundial del Comercio de abril de 2018, y se ve alentada por un sentimiento de impunidad por parte del sistema judicial. Dicho informe hace referencia al informe Sherpa “La Corruption en Mauritanie, un gigantesque système d’evaportation”, de septiembre de 2017. También, en 2016, el grupo Transparency Internacional clasificó a Mauritania en el puesto 142 de 176 países según el índice de percepción de la corrupción.  

 

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

El Ministerio de Finanzas define la política fiscal, aduanera y arancelaria. Dependiente de este Ministerio se encuentra la Dirección General de Impuesto, con web propia, donde se pueden consultar las leyes, los impuestos a declarar, etc. El Ministerio de Economía y Finanzas se encarga de los siguientes aspectos:

• Es el encargado de concebir, coordinar y asegurar la ejecución de la política económica y social de Gobierno (planes plurianuales del Marco Estratégico actualmente en elaboración. (CSLP por sus siglas en francés). Asimismo, participa en la elaboración y la coordinación de las estrategias globales y vigila su adecuación al CSLP.
• Elaboración y ejecución de los presupuestos.
• Elabora el Programa Plurianual de Inversión (PIP) y el Marco de Gastos Públicos a Medio Plazo (CDMT por sus siglas en francés).
• En lo referente al desarrollo del sector privado, se encarga de Lucha contra la Pobreza o la llamada Estrategia de Crecimiento Acelerado, de concebir, ejecutar y evaluar la estrategia de promoción del sector privado y los programas que estimulen las inversiones privadas tanto nacionales como extranjeras, especialmente en lo que concierne a la mejora del clima de negocios.
• Encargado de promover la información estadística en los ámbitos regionales y nacionales.
• Asegura el desarrollo de la cooperación económica y financiera a nivel bilateral, regional y multilateral. Por ello, firma en nombre del Gobierno las convenciones de financiación. Asimismo, se encarga de la gestión de las relaciones con los socios en el desarrollo y representa al Estado frente a las Instituciones Financieras Internacionales.
• Dependen del mismo la Agencia Tributaria, de la Dirección de Aduanas y de la Tutela de las Empresas Públicas.
Por otro lado, el Ministerio de Comercio es el encargado de formular y aplicar la política comercial. Este Ministerio carece de medios y no mantiene comunicación con otros ministerios ni con los asociados para el desarrollo, según informe de la secretaría WTO 2018.

Por su parte, hay otros Ministerios de interés económico como son: el Ministerio de Petróleo, Energía y Minas (MPEM); Ministerio de Pesca y Economía Marítima; Ministerio del Hábitat, Urbanismo y Ordenación del Territorio; Ministerio de Equipamiento y Transportes; y Ministerio de Hidráulica y Saneamiento.

Además, otros dos organismos de interés para la política comercial son: la “Cámara de Comercio, Industria y Agricultura” y la “Unión nacional de Empresarios de Mauritania”, a la que pertenecen las federaciones nacionales de pesca, de bancos, de turismo y servicios, minería, etc.
 

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

Con la Unión Europea, Mauritania mantiene excelentes relaciones comerciales y políticas. Esta cooperación se expresa principalmente mediante la financiación por medio de los Fondos Europeos de Desarrollo (FED) y mediante la firma de acuerdos de pesca. El golpe de estado de 2008 supuso una suspensión parcial de esta cooperación por parte de la Unión Europea. El 10º FED quedó especialmente afectado, dado que se suspendió en su totalidad. El reinicio de las relaciones se decidió en enero de 2010.

Por medio de diferentes herramientas específicas de la cooperación de la UE, se financian proyectos diferenciados relacionados con el acceso al agua y a la energía, líneas temáticas y de derechos humanos y seguridad alimentaria de los sectores de población más desfavorecidos.

Por otro lado, Mauritania mantiene relaciones con las principales instituciones financieras internacionales: Bancos multilaterales de desarrollo y organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco de Desarrollo Africano, el Banco de Desarrollo Islámico, el Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social, la Organización Árabe para del Desarrollo Agrícola, etc…

Mauritania es miembro de la OMC desde el 31 de mayo de 1995. Otorga el estatuto de Nación Más Favorecida a todos sus socios comerciales. En consecuencia, todos los acuerdos multilaterales de la OMC son, en principio, vinculantes para Mauritania.

El 1 de enero de 2001 Mauritania dejó de pertenecer a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para pasar a integrarse en la Unión del Maghreb Arabe (UMA). Entre los objetivos de dicha organización, se encuentra la realización progresiva de la libre circulación de personas, de servicios, de mercancías y de capitales entre los Estados miembros, así como la adopción de una política común en diversas materias. A pesar de que se prevé la creación en el futuro de una unión aduanera y de un mercado común, apenas si se ha avanzado en este terreno.

A nivel regional, Mauritania pertenece a la Organisation pour la Mise en Valeur du Fleuve Sénégal (OMVS), junto a Senegal y Malí, con el objetivo de racionalizar la explotación del río Senegal. La OMVS trabaja tanto en el campo de la agricultura (irrigación de cultivos) como de la energía (potencial hidroeléctrico del río). Ha intervenido en la construcción de las presas de Diama y Manantali, la primera con un fin más agrícola y de regulación del cauce del río y la segunda tierras malienses para generación de electricidad.

Por último, Mauritania pertenece al Comité Permanente Interestatal de Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS), junto a Burkina Faso, Cabo Verde, Gambia, Guinea-Bissau, Malí, Mauritania, Níger, Senegal y Tchad) y a la Comisión Regional de Pesca, integrada por Guinea, Guinea Bissau, Cabo Verde, Senegal y Mauritania.

Volver a índice de Marco Político