Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Arabia Saudí es una monarquía islámica y una teocracia desde su fundación como estado. Hoy en día es una de las últimas cuatro monarquías absolutas del mundo. Está basada en los principios del Islam. Al Reino de Arabia Saudí también se le conoce como «la tierra de las dos mezquitas sagradas» en referencia las mezquita Santa en la ciudad de Meca y a la mezquita del Profeta en la ciudad de Medina, que están entre los lugares más sagrados del Islam.

El reino saudí fue fundado por Abdulaziz Ibn Saud en 1932, aunque las conquistas que originaron la Arabia Saudí moderna comenzaron en 1902 con la de Riad, actual capital del país. Abdulaziz Ibn Saud, fundador de la casa de Saud y de la moderna Arabia Saudí, falleció en 1953.

Mediante el Tratado de Jeddah, firmado el 20 de mayo de 1927, el Reino Unido reconoció la independencia del reino de Abdulaziz (entonces conocido como el Reino de Nejd y del Hijaz). En 1932, estas regiones se unificaron en el actual Reino de Arabia Saudita.

El rey Abdulaziz Ibn Saud tuvo en total 35 hijos de diferentes mujeres, lo que ha dado lugar a la existencia de diferentes linajes o clanes dentro de la familia real.

El 23 de enero de 2015 falleció a los 90 años de edad el rey Abdallah ben Abdulaziz al Saud, considerado un gran aliado de Occidente. Su sucesor es Salman ben Abdulaziz, algo que ya estaba previsto. Salman y Abdallah eran hermanos, ya que el padre de ambos era Abdulaziz Ibn Saud. El nuevo rey, Salman ben Abdulaziz, pertenece el linaje Sudairi, en tanto que el fallecido monarca Abdallah pertenecía al linaje Saud.

El Rey Salman ben Abdulaziz al Saud tiene como título oficial el de Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas. Además de Jefe de Estado es el comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Antes de su muerte, el rey Abdallah había dejado establecida la línea de sucesión, nombrando primer príncipe heredero a Salman y segundo príncipe heredero a Muqrin Abdulaziz, su hermano más joven (72 años) y también perteneciente al linaje Saud.

Sin embargo, el 29 de abril de 2015 el nuevo rey Salmán alteró la línea de sucesión, apartando a Muqrin Abdulaziz y nombrando primer príncipe heredero en su lugar a su sobrino Mohamed ben Nayef, de 56 años y segundo príncipe heredero a su propio hijo Mohamed ben Salman, de 31 años, ambos pertenecientes a la rama Sudairi. Con estos dos nombramientos, Salman impulsó la transferencia de poderes a la segunda generación de príncipes.

El 20 de junio de 2017, Salman ben Abdulaziz volvió a alterar la linea sucesoria con el nombramiento de su hijo Mohamed ben Salman como primer príncipe heredero en sustitución de su sobrino, Mohamed ben Nayef. Además, este último dejó de ejercer las funciones de Ministro del Interior, que pasaron a ser ejercidas por el príncipe Abdulaziz ben Saud ben Naif.

El rey Salman tiene 83 años y una salud muy frágil. Tiene que lidiar con sus irreparables relaciones con Irán, las tensiones con Qatar, la guerra en Yemen, el ascenso en la región de las fuerzas islámicas radicales, la vertiginosa caída de los precios del crudo y la presión interna y externa para la relajación de la ley islámica que regula férreamente la sociedad del país. A ello se suman las enormes dificultades finaºncieras que el Reino enfrenta por primera vez.

El cargo de Primer ministro está atribuido al Rey, que nombra y preside el Consejo de ministros y ejerce los Poderes ejecutivo y legislativo, este último con la asistencia del Consejo consultivo (Majlis Al-Shura).

El Consejo de ministros es también responsable de la política interior, exterior, financiera, económica, de enseñanza y de defensa, así como de los asuntos generales del Estado.

A marzo de 2020, el Gobierno lo forman:

Primer Ministro: Custodian of the Two Holy Mosques, King Salman bin Abdulaziz Al-Saud

Viceprimer Ministro, Minister of Defense: Crown Prince Mohammed bin Salman bin Abdulaziz Al-Saud

Minister of the National Guard: Abdullah bin Bandar bin Abdulaziz Al Saud
Minister of Interior: Abdulaziz bin Saud Al Saud
Minister of Foreign Affairs: Ibrahim Al Assaf
Minister of Islamic Affairs, Call and Guidance: Abdullatif bin Abdulaziz Al Ash-Shaikh
Minister of Education: Hamad Al Sheikh
Minister of Justice: Waleed bin Mohammad Al Samaani
Minister of Energy, Industry and Natural Resources: Khalid bin Abdulaziz Al Falih
Minister of Transport: Nabeel bin Mohammed Alamudi
Minister of Commerce and Investment: Majid bin Abdullah Al Qasabi
Minister of Economy and Planning: Mohammed al-Tuwaijri
Minister of Health: Tawfiq bin Fawzan Al Rabiah
Minister of Media: Turki Al-Shabanah
Minister of Civil Service: Sulaiman Al-Hamdan
Minister of Finance: Mohammed Al-Jadaan

Minister of Tourism; Ahmed Al-Khatib
Minister of Culture: Badr bin Abdullah bin Mohammed Al Farhan
Minister of Environment, Water and Agriculture: Abdurrahman Abdul Mohsen Al-Fadli
Minister of Hajj and Umrah: Muhammad Saleh Benten
Minister of Housing: Majed bin Abdullah Al Hogail
Minister of Communication and Information Technology: Abdullah bin Amer Al-Sawahah
Minister of Municipal and Rural Affairs: Abdullatif bin Abdulmalik Al Shaikh
Minister of Labor and Social Development: Ahmad bin Sulaiman Alrajhi
Minister of State for Foreign Affairs: Nizar bin Obaid Madani
Minister of State for Gulf Affairs: Thamer al-Sabhan
Minister of State for Shura Affairs: Mohammad bin Faisal Abu Saq

MINISTERS OF STATE:

Abdulaziz bin Abdullah Al Saud
Muttlab bin Abdullah Al Nafissa
Essam bin Saad bin Saeed
Saad bin Khalid Al Jabry
Mohammad bin Abdulmalik Al AsShaikh
Khalid bin Abdulrahman Al Eissa
Musaad bin Mohammed Al Aiban

No existen partidos políticos ni elecciones nacionales, aunque en 2005 se celebraron las primeras elecciones municipales. En el 2011 pudieron votar las mujeres, pero la novedad fue recibida con escaso entusiasmo. En septiembre del 2015 se realizaron las terceras elecciones municipales en las que participaron mujeres con una participación de solo el 25%.

No hay parlamento en Arabia Saudí. Existe un consejo consultivo desde 1993, con funciones únicamente de asesoramiento, formado por 150 miembros y un presidente, nombrados por el rey para un periodo renovable de cuatro años. Propone nuevas leyes y modifica las existentes sin notificarlo previamente al rey. Un pequeño porcentaje de sus miembros son mujeres, lo que se ha interpretado como una gran señal de avance social del país.

El sistema judicial de Arabia Saudí se basa en la Sharia (Ley Islámica) que es la ley fundamental de gobierno.

A la cabeza del sistema judicial se encuentra el rey.

La Constitución protege la independencia del poder judicial y de los jueces. Los tribunales están divididos en:

+ Tribunales especializados de primera instancia (es decir, tribunales civiles públicos, tribunales mercantiles, tribunales de familia, tribunales penales y tribunales laborales).

+ Tribunales de apelación.

+ Tribunal Supremo.

Esos tribunales se encargan de resolver todos los asuntos excepto los administrativos, que son competencia de la junta de reclamaciones. La junta de reclamaciones puede confirmar o revocar las decisiones. En cualquier caso, las decisiones del tribunal de apelación son ejecutivas e inapelables.

Los tribunales mercantiles se ocupan de resolver las diferencias sobre asuntos relacionados con el comercio. Sus decisiones pueden ser objeto de recurso ante los tribunales de apelación y el tribunal supremo.

En la legislación se prevén alternativas para resolver los asuntos comerciales, por ejemplo el arbitraje. De conformidad con la ley de arbitraje, éste corresponde al tribunal con jurisdicción en primera instancia sobre la cuestión objeto de la diferencia (por ejemplo, un tribunal mercantil en el caso de una diferencia comercial).

En 1994 Arabia Saudí se adhirió a la Convención de Nueva York de 1958 sobre reconocimiento y ejecución de laudos arbitrales extranjeros.

Arabia Saudí también es miembro de la Convención de Washington sobre resolución de conflictos de inversión.

El Índice de Percepción de la Corrupción sitúa al país en el puesto 58 sobre 176 países del mundo.

El Índice de Democracia elaborado por EIU sitúa a AS en el puesto 159 sobre los 167 países del mundo.

El Índice de Libertad Económica le sitúa en el puesto 64 entre 183 países del mundo.

El Índice de Libertad de Prensa lo sitúa en el puesto 168 sobre los 180 países del mundo. (Todos los datos son de 2019)

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

Muchas políticas, incluidas las comerciales, se formulan y aplican mediante instrumentos legislativos.  Por orden jerárquico, la Sharia o ley islámica, va seguida de los decretos reales, las órdenes reales, las decisiones del consejo de ministros, las decisiones ministeriales y las circulares.  La preparación del proyecto de ley está a cargo del organismo gubernamental pertinente, que lo remite al consejo de ministros y al consejo consultivo para recibir sus observaciones.  Ambos órganos examinan el proyecto de ley y dan su conformidad al texto o proponen modificaciones.  Si el consejo de ministros y el consejo consultivo tienen puntos de vista divergentes sobre el proyecto de ley, sus puntos de vista son comunicados al rey, que tiene la última palabra. 

Todos los instrumentos legislativos se publican en el diario oficial (Umm Al-Qura) y entran en vigor en la fecha de publicación, salvo que se indique una fecha posterior. En todo caso es muy difícil el acceso al diario oficial. 

Los acuerdos internacionales entran en vigor como leyes nacionales después de su ratificación por decreto real y su promulgación por el consejo consultivo y el consejo de ministros. En general, las contradicciones o incongruencias entre los acuerdos y tratados internacionales y otras disposiciones de la legislación nacional se resuelven con arreglo a las mismas reglas de interpretación que se aplican a la legislación nacional, por ejemplo las leyes más recientes prevalecen sobre las más antiguas.

El país se estructura en 13 provincias, con 103 demarcaciones administrativas. El rey nombra a los gobernadores provinciales. El gobernador responsable de cada provincia es elegido por un período renovable de cuatro años. Cada provincia tiene un consejo del que forman parte determinados cargos públicos más algunos otros miembros nombrados por el rey.

A continuación se detallan las provincias que componen el país, con su respectiva capital.

Provincia

Capital

Riad

Riad

La Meca

La Meca

Medina

Medina

Región Oriental

Dammam

Asir

Abha

AlBaha

AlBaha

Tabuk

Tabuk

Qassim

Buraidah

Hail

Hail

AlJouf

Sakakah

Región de la Frontera Norte

Ar’ar

Jazan

Jizan

Najran

Najran

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

El Rey, que también ejerce como primer ministro, asegura la aplicación de la ley y de la política general del estado. Para ello el Rey está asesorado por el consejo de ministros donde están presentes los diferentes ministerios del gobierno y está presidido por el Rey o quien éste designe en caso de ausencia.

Las principales instituciones responsables de la gestión de los asuntos económicos son:

Council of Economic and Development Affairs, formado por 22 ministros y un secretario. El Consejo de Ministros ha ordenado al Consejo de Asuntos Económicos y de Desarrollo que establezca los mecanismos y medidas necesarios para lograr la Visión de Arabia 2030. Esto incluye identificar y presentar instrucciones y programas, así como también decidir sobre cualquier enmienda o actualización de los mismos.

El Ministerio de Comercio e Inversiones. Sus competencias han cambiado en febrero de 2020. Incluye SAGIA, SASO y otros organismos.  

El Ministerio de Economía Nacional y Planificación

El Ministerio de Finanzas. Dos de las responsabilidades más importantes de este ministerio son la política monetaria y financiera y la preparación de los presupuestos generales del estado y el control de su ejecución. Para ello trabaja en colaboración con otras instituciones del gobierno y fiscaliza las cuentas públicas de los diferentes organismos. Gestiona el Zakat (un impuesto que tienen que pagar todas las empresas saudíes) el impuesto sobre sociedades – que pagan las empresas extranjeras - y los aranceles, así como el VAT (5%).

Este ministerio es el encargado de representar al reino ante las organizaciones económicas y financieras internacionales.

La Autoridad Monetaria de Arabia Saudí, “SAMA”, es el Banco Central de Arabia Saudí. Tiene un papel fundamental en la consolidación y desarrollo del sistema financiero saudí. Actúa como banco del gobierno, supervisa la actividad de los bancos comerciales, gestiona las reservas del reino, guia la política monetaria para promover la estabilidad de precios y del tipo de cambio para promover el crecimiento y asegurar la estabilidad del sistema financiero.

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

La participación de Arabia Saudita en los actuales ataques aéreos contra objetivos en  Siria muestra una política exterior del Reino cada vez más firme y de más largo alcance

Arabia Saudí y sus aliados del CCG están actualmente liderando soluciones a los problemas de ciertos países de la zona de los que dos buenos ejemplos son los realizados en Egipto o sus intentos de evitar que la guerra civil en Siria se extienda al vecino Líbano.

No obstante hay demasiados grandes problemas en la zona. En el caso de Yemen o Irak su estrategia es la de aislarse mediante la construcción de miles de kilómetros de vallas de seguridad.

El que fuerzas occidentales y árabes realicen ataques aéreos conjuntos en Irak y Siria está permitiendo calibrar las bilaterales pero también las relaciones de Arabia Saudí con algunos socios de la zona de los que divergía en objetivos. Unos les apoyaban mientras otros atacaban.

El hecho de que IS sea un enemigo común de Irán y Arabia Saudita no parece que implique un acercamiento significativo entre los dos rivales regionales. El que Irán apoye a Bashar al Assad en Siria y el programa nuclear de Irán son suficientes puntos de conflicto.

RELACIONES UE-REINO DE ARABIA SAUDI

La actuación .de la Unión Europea en Arabia Saudí se centra en dos aspectos fundamentales: la protección de los Derechos Humanos y la coordinación de los Estados Schengen en materia de visados. 

En materia de protección de los Derechos Humanos la UE es especialmente activa. En la actualidad preocupa especialmente el caso de Raif Badawi, condenado a recibir mil 'latigazos' en público, en sesiones semanales de 50, tras ser condenado por ofensas contra el Islam por abrir el blog "Saudi Liberals".Hasta el momento la ejecución de la pena está suspendida.

Las relaciones con la UE, además, esta en la actualidad ensombrecida por la tirantez entre Suecia y Arabia Saudí que está atravesando un momento crítico provocado por lo que estas autoridades consideran una .ingerencia en los asuntos internos saudíes por parte de Suecia. La crisis ha llegado al extremo de que Arabia Saudí ha l1amado a consultas a su Embajador en Estocolmo y el Consejo de Ministros y el MAE han hecho públicos sendos comunicados con un contenido muy duro y crítico hacia Suecia. Además todos los medios de comunicación del país recogen una agresiva y desproporcionada campaña contra Suecia.

En el ámbito de los Derechos Humanos la Delegación UE en Riad ve con preocupación el incremento notable de las ejecuciones desde el inicio de 2015. En tan solo dos meses, Arabia Saudí ha ejecutado a 50 personas, más del doble de las ejecuciones realizadas en el mismo periodo de 2014.

La cuestión de los visados alcanza en Arabia Saudí una dimensión desproporcionada y se entrelaza con las cuestiones políticas de mayor nivel. En este sentido, la posibilidad de que el Consejo de la UE proponga un acuerdo de exención de visados de estancia a los nacionales de Qatar, Kuwait y Omán, después de haber firmado ya un acuerdo similar con EUA, puede generar en Arabia Saudí un enorme descontento, que se convertiría en el único país del CCG cuyos nacionales estén sujetos a la obligación de solicitar un visado para viajar al espacio Schengen 

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex