Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Desde marzo de 1996 el presidente de la República es elegido directamente por los ciudadanos de Taiwán cada cuatro años y con un límite de dos legislaturas consecutivas. El presidente representa a la isla tanto en sus relaciones internacionales como en sus funciones de Estado y sus poderes son amplios.

Los dos principales partidos políticos de Taiwán son el Kuomintang (KMT) y el Democratic Progressive Party (DPP). Ambos se han alternado en el poder en los últimos años. Las principales diferencias están más marcadas por su visión de las relaciones con China que por la propia ideología política. El partido Kuomintang, por su parte, es más proclive al acercamiento político con China y desarrolla políticas centro-liberales. El DPP, por el contrario, mantiene una mayor distancia política con China.

En 1996, tras más de 40 años de régimen autoritario del KMT, se convocaron elecciones democráticas, que fueron ganadas por este mismo partido. Tras esas primeras elecciones, el DPP alcanzó el poder en el año 2000 durante dos legislaturas (2000-2008).

Desde 2008 hasta 2016 las legislaturas del KMT han estado marcadas por un acercamiento intenso con la República Popular de China (RPC) en el que se han realizado 23 firmas de acuerdos económicos y comerciales. El más destacado de ellos es el Acuerdo Marco de Cooperación Económica (ECFA), que entró en vigor en enero de 2011 y proporcionó las bases legales para que ambas partes procedieran a la reducción progresiva de los aranceles aplicables a mercancías y algunos servicios, eliminación de barreras no comerciales, supresión de restricciones a la inversión, etc. El acuerdo de servicios firmado en 2013 no ha sido todavía ratificado por el Parlamento.

En enero de 2016 Taiwán eligió a la primera presidenta de su historia: Tsai Ing-wen del DPP, quien logró una holgada victoria. La presidenta Tsai comenzó su legislatura con unos índices de popularidad muy altos (cerca del 70%). Sin embargo, a medida que ha pasado el tiempo ha ido perdiendo apoyos, consiguiendo una calificación de aprobación del 31,2% en el pasado mes de septiembre, su segunda puntuación más baja desde mayo de 2016.

La negativa por parte de la presidenta de reconocer la existencia del “Consenso del 1992” (una China, dos interpretaciones) en sus primeros 100 días de mandato marcó el inicio de una etapa política en la que la tensión con China continental ha ido al alza . Esta tensión con el gobierno de Pekín ha significado, entre otras cosas, la exclusión de la región en organismos internacionales como la OMS, la pérdida de aliados internacionales como Burkina Faso, El Salvador y la República Dominicana y maniobras militares en el estrecho.

La administración taiwanesa se encuentra dividida en tres grandes niveles: Administración Central, Gobiernos Provinciales y Nivel Local. La Administración Central, a su vez, comprende la presidencia y sus cinco ramas (legislativa, ejecutiva, judicial, de examen y de control). Las cinco están sometidas a la autoridad del presidente de la República (en Taiwán a cada rama se le da el nombre de “Yuan”).

La rama legislativa redacta, discute y aprueba las leyes, además de confirmar disposiciones de urgencia, examinar las leyes del presupuesto, revisar las auditorías y controlar el funcionamiento del órgano ejecutivo, el cual es responsable de los servicios gubernamentales. La rama judicial es el órgano judicial superior del Estado, cuenta con 15 jueces superiores, un presidente y un vicepresidente, que son nombrados por el presidente de la República.

La rama legislativa contempla, tras la modificación de la Constitución, la posibilidad de destituir al presidente o al vicepresidente. De todas formas, a pesar de estar en el ordenamiento jurídico, resulta sumamente complicado ya que para ello necesita una aceptación del proceso por parte de 2/3 de la Cámara y posteriormente convocar un referéndum en el que deben ejercer el derecho a voto al menos el 50% del censo.

El Tribunal Supremo, los tribunales superiores, los tribunales de distrito, el Tribunal Administrativo y el Comité de Disciplina de los Funcionarios Públicos están subordinados a esta rama. La rama de Examen se encarga de los asuntos relacionados con el funcionariado y los exámenes de oposición de los mismos. La rama de Control ejerce los poderes de inhabilitación, censura y auditoría. El auditor general es responsable también del control de los gastos de Gobierno.

El gabinete de Taiwán está formado por los titulares de los diversos ministerios y comisiones pertenecientes a la rama ejecutiva, todos ellos dirigidos por el primer ministro. Subordinados al órgano ejecutivo existen diversos niveles de organizaciones: Consejo del Yuan Ejecutivo, Ministerios (Interior, Asuntos Exteriores, Defensa Nacional, Finanzas, Educación, Justicia, Asuntos Económicos y Transporte y Comunicaciones), Consejos que tienen rango de Ministerio (de Asuntos Agrarios, Trabajo, Cultura, Asuntos Continentales, etc.), Comisión de Asuntos Chinos en el Extranjero y otros departamentos subordinados como comités y comisiones para determinados asuntos.

Principales miembros del Gobierno

Cargo Titular
Presidenta: Tsai Ing-wen
Vicepresidente: Chen Chien-jen
Primer Ministro: Lai Ching-te
Viceprimer Ministro: Shih Jun-ji
Ministro de Interior: Hsu Kuo-yung
Ministro de Economía: Shen Jong-chin
Ministro de Finanzas: Su Jain-rong
Ministro de Asuntos Exteriores: Wu Jaushieh
Ministro de Transporte y Comunicaciones: Wu Hong-mo
Ministro de Defensa: Yen De-fa
Ministra de Cultura: Cheng Li-chiun
Ministro de Salud y Bienestar Social: Chen Shih-chung
Ministerio de Educación Yeh Jiunn-rong
Ministerio de Justicia Tsai Ching-hsiang
Ministerio de Trabajo Hsu Ming-chun
Ministerio de Ciencias y Tecnología Chen Liang-gee
Consejo de Agricultura Lin Tsung-hsien
Administración para la protección del medio ambiente Lee Ying-yuan
Consejo de Desarrollo Nacional Chen Mei-ling
Comisión de Supervisión Financiera Koo Li-hsiung
Comisión de Construcción Pública Wu Tse-cheng
Gobernador del Banco Central de China: Chin-Long Yang

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

El Gobierno de Taiwán tiene jurisdicción sobre toda la isla, pero las ciudades de Taipéi y Kaohsiung tienen una gran autonomía y reciben financiación parcial del Gobierno central. Los gobiernos locales y comarcales se financian a través de fondos recibidos directamente de un gobierno provincial. Cada ciudad o comarca tiene un Gobierno y un consejo propio. Los gobiernos de las ciudades están presididos por sus alcaldes, y los gobiernos comarcales por magistrados. Los concejales, alcaldes y magistrados se eligen por votación popular.

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

La administración económica y comercial queda bajo la supervisión de dos ministerios: el Ministerio de Economía y el Ministerio de Finanzas. Dada la naturaleza similar de los mismos, sus funciones son, en ocasiones, parecidas y difíciles de determinar. Frecuentemente, ambos ministerios poseen competencias en asuntos comunes, lo que complica los procedimientos administrativos. A la hora de buscar información, es conveniente consultar ambas fuentes, especialmente en el ámbito del comercio exterior e impuestos.

El Ministerio de Economía

Tras sucesivos cambios, el Ministry of Economic Affairs (MOEA) está estructurado en 8 departamentos, 13 agencias administrativas, 4 empresas públicas y distintas oficinas en el extranjero. Los departamentos se encargan, entre otros asuntos, de: Minería, Comercio, Cooperación Internacional, Inversiones, Estadística, Tecnología Industrial, etc. Entre las agencias administrativas destacan las de Comercio Exterior, Propiedad Intelectual, Pequeñas y Medianas Empresas, Desarrollo Industrial, Normativas, Energía, Agua e Inversiones.

En la actualidad, el objetivo principal del ministerio es la creación de un marco favorable para los negocios. Para ello, se desarrollan políticas dirigidas a alcanzar un crecimiento económico estable a largo plazo como son: el "Impulso a la tecnología y a la innovación", la “Diversificación de mercados y el despliegue global”, el “Desarrollo Económico y la sostenibilidad ambiental” y la "Creación y el desarrollo de empresas simultáneas", como política para las pequeñas y medianas empresas .

El Ministerio de Finanzas

Las áreas que se incluyen dentro de la responsabilidad del Ministry of Finance (MOF) son: Tesorería Nacional, Aduanas, Impuestos y Gestión de la Propiedad Nacional. Las actividades en estas materias se engloban en 9 departamentos: Planificación, Asuntos Fiscales Internacionales, Promoción de la Participación Privada, Secretariado, Personal, Ética Gubernamental, Contabilidad, Estadística y Asuntos Legales.

Mientras que la elaboración de las políticas dirigidas a alcanzar un crecimiento económico estable a largo plazo es competencia del Ministerio de Economía, el Ministerio de Finanzas se encarga de velar por el cumplimiento de éstas políticas.

Consejo de Desarrollo Nacional (NDC, en sus siglas en inglés)

El Consejo de Desarrollo Nacional ejerce como agencia de planificación de las políticas del Yuan Ejecutivo. Este consejo está conformado por 8 departamentos: el de Planificación General, el de Desarrollo Económico, el de Desarrollo Social, el de Desarrollo Industrial, el de Desarrollo de los Recursos Humanos, el de Desarrollo y Planificación del Territorio Nacional, el de Supervisión y Evaluación y el de Gestión de la Información. Este Consejo cuenta además con un Centro Regulatorio de Reformas.

El Banco Central

El Banco Central de la República de China es la máxima autoridad reguladora del sector financiero en Taiwán. El Banco Central se encarga de la emisión de papel moneda, de gestionar las reservas de divisas extranjeras, de la gestión de la política monetaria y de supervisar las operaciones de las instituciones financieras locales, además de operar como banco comercial. El actual gobernador del Banco Central es el Sr. Chin-Long Yang.

Durante la crisis económica de 1998 el Banco Central aplicó una fuerte política de control de cambios. En la actualidad, está llevando a cabo una política más liberal.

En 1991, mediante una ley bancaria, se autorizó la creación de bancos privados. De este modo, en Taiwán existen tanto bancos de propiedad pública como entidades privadas. A finales de 2018 había registrados en el Banco Central de Taiwán 39 bancos locales y 26 extranjeros, lo que representa un número bastante elevado .

Empresas Públicas

En los últimos años se ha realizado un proceso de privatización y liberalización del mercado, aunque el Estado siempre se ha reservado el derecho a controlar algunos sectores de interés estratégico impidiendo o restringiendo la participación de capital extranjero. El Gobierno actualmente controla directamente diecisiete empresas públicas, entre las cuales se encuentran Taiwan Sugar Company, Chinese Petroleum Corporation, Taiwan Power Corporation y Taiwan Water Corporation. A pesar de la escasa eficiencia de muchas de ellas no se contempla por el momento un nuevo proceso privatizador.

Además, el Estado posee participaciones (inferiores al 50 por ciento) en otras empresas semiprivadas conocidas con el nombre de "negocios de inversión directa" (Direct Invested Businesses). Las empresas públicas con menos del 50% de participación por parte del gobierno no están sujetas a la supervisión del Yuan Legislativo, aunque las autoridades pueden mantener el control administrativo de las mismas a través de los nombramientos de la cúpula directiva, que puede cambiar con cada administración . Al mismo tiempo, diversas autoridades regionales y locales también poseen participaciones en empresas, como el caso de la sociedad gestora del metro de Taipéi o el autobús urbano en otras ciudades. Asimismo, también cabe destacar como el Estado mantiene una participación de control en algunas empresas a través de subsidiarias.

 

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

Las relaciones internacionales de Taiwán están marcadas por su complicada relación con la República Popular de China. Todos los países miembros de la UE reconocen el Gobierno de la RPC y consideran como eje fundamental de su política en esta zona la política de “una sola China”, lo que significa que no mantienen relaciones diplomáticas con la República de China (Taiwán), aunque la mayoría de los estados miembros (excepto algunos como por ejemplo Grecia, Portugal, los países bálticos, Malta, Irlanda, Bulgaria o Rumanía) disponen de Oficina de representación oficiosa en Taipéi. Para ello han buscado nombres como Instituto Alemán, Instituto Francés, Oficina Comercial y Cultural Británica, Oficina Italiana de Promoción Económica, Comercial y Cultural, Oficina Holandesa de Comercio e Inversiones, Cámara de Comercio de España, etc., Nombres que difieren del lenguaje habitualmente utilizado en las relaciones diplomáticas entre países.

En la actualidad, 23 países reconocen oficialmente a Taiwán.

En cuanto a las relaciones comerciales bilaterales, el hecho más importante de la historia económica y comercial reciente de Taiwán se produjo en abril de 2010, con la firma del Economic Cooperation Framework Agreement (ECFA) con la RPC, tras el inicio de las conversaciones en 2008.

De esta forma, la primera medida de apertura previa a la culminación de este acuerdo fue el permiso de entrada de turistas procedentes de China continental en 2008, seguida por la apertura de las comunicaciones aéreas y marítimas a finales de ese mismo año. Durante 2009 se tomaron las primeras decisiones en el ámbito económico con una mayor permisividad para las inversiones y la firma de un memorando de entendimiento en enero de 2010.

En abril de 2010 ambas partes del estrecho acuerdan un marco de cooperación y un camino a seguir en las relaciones económicas entre ambos lados. Según las autoridades taiwanesas, dicho pacto busca un trato justo e igualitario de los productos taiwaneses en el mercado de China continental. Por ello el alcance del ECFA incluye la reducción de aranceles, la eliminación de barreras no arancelarias, promoción de las relaciones comerciales y de inversión, así como el impulso del desarrollo económico.

De esta forma, la denominada Early Harvest, proporciona una lista de productos y servicios exportables por parte de ambas partes que recibirán un trato preferencial. La lista incluye bienes, servicios industriales y servicios financieros entre ambas partes. Después de que el ECFA entrara en vigor, tanto Taiwán como la RPC comenzaron las conversaciones para desarrollar acuerdos adicionales en el ámbito del comercio de mercancías, de servicios, la resolución de disputas comerciales y un APPRI. Los dos últimos, de gran importancia para la industria, se firmaron en agosto de 2012. Quedando pendiente el de comercio de servicios que se espera se finalice en breve.

 

Para tal fin, además de los organismos semi-oficiales nombrados en el origen de las negociaciones (Straits Exchange Foundation por parte de Taiwán y la Association for Relations Across the Taiwan Straits por parte de la RPC) ambas partes han establecido un comité negociador, denominado Cross-Straits Economic Cooperation Committee, que llevará a cabo reuniones con carácter semestral en base a 6 grupos de trabajo: comercio de mercancías, comercio de servicios, inversiones, resolución de disputas, cooperación industrial y cooperación aduanera.

Como respuesta a las críticas recibidas por la firma del ECFA, el Gobierno de Ma ha venido haciendo hincapié en los efectos positivos que dicho acuerdo proporcionará a la economía de Taiwán, cifrando el mayor crecimiento del PIB en alrededor del 1,7 %, incremento de las exportaciones en aproximadamente un 5 % y la creación de cerca de 260.000 puestos de trabajo. Sin embargo, los resultados obtenidos a finales de 2012 no son los esperados ya que el comercio con China está registrando cifras más negativas que el promedio con el resto de socios comerciales de Taiwán.  

Desde la firma del ECFA, Taiwán ha impulsado su política de tratar de firmar el mayor número de acuerdos comerciales con la RPC posible, posicionándose como una posible vía de entrada al mercado continental desde Taiwán.

En concordancia con esta política de estrechar lazos con sus principales socios comerciales, el ejecutivo taiwanés firmó en septiembre de 2011 un acuerdo para la protección de inversiones con Japón. Recientemente, a principio de 2013, se ha firmado un acuerdo que regula la pesca que ambos territorios pueden realizar en el Mar de China Oriental. Además, se ha propuesto la firma de un acuerdo similar con Filipinas derivado de la  polémica surgida por la muerte de un pescador taiwanés a manos guardacostas filipinos.

Las peculiares relaciones con la RPC y el atípico estatus diplomático dificultan que Taiwán pertenezca a la mayoría de las organizaciones internacionales. De las organizaciones en las que colabora Taiwán de algún modo destacan las siguientes:

OMC

Taiwán accedió a la OMC en enero de 2002 cumpliendo con sus compromisos en lo relativo a la disminución arancelaria para un gran número de productos. Además, en noviembre de 2008, Taiwán finalmente firmó el Governement Procurement Agreement, por el que se compromete a abrir todo proceso de licitaciones y compras públicas a la competencia internacional. La adhesión de Taiwán, bajo la denominación de Chinese Taipei, al GPA entró en vigor el 15 de julio de 2009 convirtiéndose en el miembro número 41 de este acuerdo. La firma de este acuerdo era la gran asignatura pendiente del país con los compromisos de la OMC.

Taiwán estima que unos 2.170 compras/proyectos públicos estarán cubiertos por el GPA con un valor medio aproximado de 6.000 millones de USD por año. Estos contratos se dividen en diferentes categorías en función de quién realice la oferta: gobierno nacional, regional o empresas controladas por el gobierno. Cada categoría incluye contratos de suministros, de servicios y de construcción. En este sentido, el Gobierno de Taiwán ha venido impulsando en los últimos años modelos de licitación que proporcionen mayor eficiencia en el desarrollo de proyectos públicos de infraestructuras, basándose principalmente en el modelo Public Private Partnership (PPP), modelo aplicado en el proyecto de construcción del Taipei 101, el tren de alta velocidad o el metro de Kaohsiung, si bien la participación extranjera  en los mismos ha sido escasa. La gran mayoría de estos proyectos han sido retomados por la administración con la financiación completa del estado.

Aquellos profesionales extranjeros, como arquitectos, ingenieros o abogados, que quieran ofrecer sus servicios en Taiwán deberán poseer la licencia emitida en Taiwán para su correspondiente actividad o bien corresponder a países con los que Taiwán mantenga un reconocimiento mutuo de su licencia de actividad. Para empresas u organizaciones proveedoras de servicios, certificado de construcción - construction certification- y certificado de negocios- business member certificate- son requeridos para presentar ofertas en los concursos públicos taiwaneses.

Durante l 2010 y  2011, la participación de Taiwán en la OMC estuvo marcada por una serie de problemáticas:

A principios de 2011, Estados Unidos protestó formalmente el hecho de que ni Taiwán ni la RPC hubieran elevado el documento del ECFA a la OMC para su estudio y evaluación sobre la posible violación de algún convenio internacional. Ante esto, la ambigüedad ha caracterizado la respuesta del ejecutivo taiwanés, indicando que primero necesita acordar con las autoridades de la RPC la fecha de esta notificación.
En marzo de 2011, Taiwán aprobó la imposición de un impuesto sobre ciertos productos denominados “de lujo”. Según las autoridades, el objetivo de este gravamen es detener la ola de especulación sobre el mercado inmobiliario nacional, de forma que este impuesto grava ciertas transacciones de este tipo. Sin embargo, uno de los sectores más afectados por esta política serán los automóviles de alta gama, cuya gran mayoría procede del mercado de importación, principalmente europeo.

Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)

Taiwán no pertenece a esta organización a pesar de sus numerosos intentos. Según el Ministerio de Economía de Taiwán, ello estaría afectando a las exportaciones taiwanesas al competir en desigualdad con los países miembros, quienes cuentan con arancel 0 en muchos productos.

Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)

Taiwán colabora en algunas actividades de la OCDE desde 1987, y es miembro observador en algunas de sus comisiones especiales desde 2005, pero no del organismo. La primera vez que fue invitado como observador ad hoc a un encuentro del Trade Committee fue en París en 2005.

Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC)

Taiwán, bajo la denominación de Chinese Taipei es miembro de la APEC desde noviembre de 1991.

Banco Asiático de Desarrollo (ADB)

Taiwán, bajo la denominación de "Taipei, China" es miembro del Banco Asiático de Desarrollo desde 1966, año de su fundación. Como país desarrollado, es miembro contribuyente de fondos y no receptor.

Organización de Naciones Unidas (ONU)

Taiwán no tiene representación en la ONU desde 1971. Desde entonces, ha solicitado en numerosas ocasiones el ingreso en el organismo, y se le ha negado sistemáticamente por la oposición de la RPC.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Igualmente, Taiwán ha solicitado durante doce años consecutivos el ingreso en este organismo desde el año 1997. Taiwán viene recibiendo los dos últimos años la invitación de la OMS para asistir como miembro observador, bajo el nombre de Chinese Taipei a la reunión anual de la Asamblea Mundial de la Salud, en un estatus similar al de las organizaciones no gubernamentales, habiendo sido invitado en 2012 por cuarta edición consecutiva.

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex