Marco Político

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Tras más de doscientos años de existencia, se ha consolidado en el sistema democrático constitucional de EE.UU. la alternancia en el gobierno de los dos grandes partidos, el Republicano (http://www.gop.com) y el Demócrata (http://www.democrats.org).

Estados Unidos es una república constitucional, presidencial y federal. Su forma de gobierno es conocida como democracia presidencialista por los poderes que la Constitución confiere al presidente. La elección del presidente es indirecta a través de un colegio electoral. Hay auténtica división entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Todo el sistema estadounidense se basa en la filosofía del control y el equilibrio entre los tres poderes.

El Presidente elige a los miembros de su Gabinete, aunque deben ser confirmados por el Senado. Solo excepcionalmente se reúne el Gabinete en pleno. El Presidente ostenta también las siguientes funciones: actuar como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, firmar los Tratados y ejecutar las leyes federales. Además, el Presidente instrumenta el calendario político de su partido. A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las democracias parlamentarias, los miembros del Gabinete no pueden ser a la vez miembros del Congreso.

El  Vicepresidente, cuyo período de mandato es igual al del Presidente, además de ser Presidente del Senado es designado para suceder al Presidente en caso de fallecimiento o destitución del primero durante su mandato y hasta que se lleven a cabo nuevas elecciones. Las funciones ejecutivas del Vicepresidente incluyen la participación en las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional, así como todas aquellas que el Presidente le encomiende por delegación.

El poder legislativo reside en el Congreso de los EE.UU. que se compone de dos Cámaras: la Cámara de Representantes y el Senado. El Senado está formado por 100 senadores (dos por cada Estado, pero ninguno por el Distrito de Columbia). La Cámara de Representantes cuenta con 435 miembros con voto (en número proporcional a la población de los Estados que representan), a los que hay que añadir otros cinco miembros, sin voto en el pleno de la Cámara, aunque sí pueden votar en los comités. Estos últimos representantes son un Resident Commissioner por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y cuatro Delegados representando al Distrito de Columbia, Guam, Samoa y las Islas Vírgenes. Tanto los senadores como los representantes son elegidos por sufragio universal directo.

En lo que se refiere a las elecciones para el legislativo éstas se producen cada dos años, en años pares. Los representantes (Cámara Baja) se someten a elección cada dos años, mientras que los senadores (Cámara Alta) lo hacen cada seis: el Senado se renueva por un tercio cada dos años.

Las últimas elecciones presidenciales se celebraron el 8 de noviembre de 2016, resultando ganador Donald Trump, al lograr 306 votos electorales frente a los 232 de la candidata demócrata Hillary Clinton. Trump logró catalizar el descontento de parte de la población americana con un mensaje basado en el control de la inmigración, así como el cuestionamiento de los acuerdos comerciales e incluso de las alianzas estratégicas internacionales tradicionales. Mientras, la candidata demócrata no consiguió mantener la movilización de los votantes que apoyaron a Obama, ni entre las minorías hispana y afroamericana, ni tampoco entre los blancos de menor nivel de renta y educación.

El Partido Republicano controla el poder ejecutivo y el legislativo. En las elecciones legislativas que se celebraron paralelamente en noviembre de 2016 para la renovación de toda la Cámara de Representantes, el partido republicano logró mantener el control en las dos Cámaras: en el Congreso obtuvieron 239 representantes por 193 los demócratas y en el Senado 51 frente a 48. Respecto a los Parlamentos estatales, el partido republicano tiene una posición de dominio muy elevada en términos históricos, controlando 66 cámaras frente a 30 los demócratas y manteniendo 33 gobernadores frente a los 16 de los demócratas.

En 2018 tendrán lugar el 6 de noviembre las elecciones legislativas en las que se elegirán candidatos para los 435 escaños de la Cámara baja y para 33 de los 100 senadores (un tercio) de la Cámara alta. Estas elecciones se producen siguiendo el calendario electoral previsto, a la mitad del mandato del presidente Donald Trump. https://www.usa.gov/midterm-state-and-local-elections.

El proceso legislativo. Los proyectos de ley son introducidos por los congresistas en ambas Cámaras. Una vez han sido admitidos a trámite, son examinados por los comités correspondientes, que deben aprobarlos antes de presentarlos en el pleno. El Presidente de la nación y su gabinete carecen de iniciativa legislativa.

Los proyectos han de ser aprobados por ambas Cámaras (mayoría simple). Cuando los proyectos de ley aprobados por ambas Cámaras sobre una misma materia son diferentes, se crea un Comité Mixto (al que se denomina Conferencia) que debe llegar a un texto consensuado, que se somete nuevamente a la aprobación de los respectivos plenos.

Las leyes han de ser aprobadas por ambas Cámaras y ratificadas por el  Presidente, que tiene derecho de veto. En caso de ejercer este derecho, la ley sólo podrá ser promulgada si se logra una mayoría favorable a la misma de dos tercios de los votos en ambas Cámaras.

El sistema judicial norteamericano se compone de tribunales federales y estatales. El reparto de competencias se basa en el Artículo III de la Constitución. Con carácter general, los tribunales federales tienen jurisdicción sobre cuestiones federales (casos en los que Estados Unidos es parte, violaciones de la Constitución o leyes federales, controversias entre Estados o con Estados extranjeros, quiebras, derechos de autor y derecho marítimo) y casos con diversidad de jurisdicción (entre personas físicas o jurídicas domiciliadas en diferentes Estados y cuantías superiores a 75.000 dólares). Sin embargo, la mayoría de los asuntos que se dirimen en los tribunales norteamericanos tienen lugar en los tribunales estatales (derecho mercantil, contractual, responsabilidad, etc.).

El sistema judicial federal está compuesto por tribunales de primera instancia (District courts), tribunales de apelación (Court of appeals) en 12 distritos y el Tribunal Supremo, la máxima institución jurídica de la nación y el único tribunal federal expresamente establecido por la Constitución. Lo componen nueve magistrados nombrados por los Presidentes y que, con aprobación preceptiva del Senado, actúan con carácter vitalicio. No obstante, la gran mayoría de los magistrados dimiten cuando lo consideran oportuno. El Tribunal Supremo tiene capacidad de veto legislativo y de impugnación de aquellas acciones que considere inconstitucionales.

Cada Estado cuenta con su propio sistema judicial, de estructura similar al federal, con un Tribunal Supremo y tribunales inferiores con jurisdicción civil y penal.

Dentro de las particularidades del sistema legal estadounidense destacan su origen establecido en la common law, basado en la jurisprudencia y el precedente, y la figura del jurado, establecida expresamente en la Constitución.

Para mayor información sobre el sistema legal estadounidense se pueden consultar las páginas del U.S. Department of Justice y la American Bar Association (equivalente al Colegio de Abogados).

Volver a índice de Marco Político

Organización administrativa y territorial del Estado

Los Estados Unidos se organizan territorialmente en 50 Estados más el Distrito de Columbia. Además, incluye Territorios y Posesiones Insulares en el Pacífico (Guam, Islas Marianas) y en el mar de las Antillas (Islas Vírgenes), así como el Estado libre Asociado de Puerto Rico.

Cada estado cuenta a su vez con un poder ejecutivo, un poder legislativo y un poder judicial.

El poder ejecutivo lo detenta la figura del gobernador, que constituye la más alta autoridad en cada estado. En la actualidad (2018), de los 50 gobernadores, 16 son demócratas, 33 republicanos y uno independiente.

Respecto del poder legislativo, cada uno de los 50 estados, con la excepción de Nebraska, cuyo sistema es unicameral, posee su propio sistema legislativo bicameral.

Los estados poseen además competencias y atribuciones en aspectos fiscales y de justicia.

La mayoría de los estados de EE. UU., elabora y aprueba presupuestos estatales anuales.

El proceso de aprobación es similar en la mayoría de estados, con la preparación de programas de gasto a cargo de cada una de las agencias estatales, que son posteriormente remitidos al Departamento de Presupuestos y Planificación. Éste examina los distintos programas y transmite sus resultados al gobernador (generalmente a finales de otoño de cada año), quien conjuntamente con su gabinete debe preparar una propuesta en forma de Ley, que es remitida a su vez a la Asamblea General. Junto con dicha propuesta (Budget Bill) se suele incluir un “documento de presupuestos” (Budget Document), donde recoge las propuestas incluidas en el presupuesto de una forma más comprensible y explicada. Tras su discusión y aprobación en ambas Cámaras (Cámara de Representantes y Senado), el texto final aprobado es de nuevo remitido al Gobernador para su firma, teniendo éste poder para firmarlo, vetarlo (total o parcialmente) o solicitar modificaciones, lo que obligaría a devolverlo a la Asamblea General para la valoración de las mismas.

Por otro lado, y al contrario que la Administración federal estadounidense, la mayoría de los estados de EE. UU. cuentan, ya sea en sus constituciones o en sus estatutos, con legislación que exige el equilibrio presupuestario (siguiendo el criterio de caja) para la aprobación de sus presupuestos. En la mayoría de los casos, dicho compromiso incluye únicamente lo relativo a ingresos y desembolsos recogidos en el denominado presupuesto operativo, asociado a ingresos y gastos del General Fund, que incluye como ingresos la mayoría de impuestos estatales y como gastos los relacionados con el mantenimiento de la Administración, Sanidad, Educación, Justicia, etc. (esto es, el gasto corriente).

A raíz del inicio de la crisis económica en 2007, numerosos estados encontraron crecientes problemas para cerrar el diferencial entre ingresos y gastos del General Fund y, con ello, para cerrar sus presupuestos cumpliendo el criterio de equilibrio presupuestario. Desde la aprobación de la American Recovery and Reinvestment Act (ARRA) en 2009, los estados recibieron fondos federales extraordinarios que les permitieron equilibrar sus presupuestos. Sin embargo, para el año fiscal 2012 dichos fondos dejaron de estar disponibles, lo que supuso la necesidad de buscar nuevas vías de equilibrio. Dicho reequilibrio ha pasado por una reducción del gasto corriente. Paralelamente, en algunos estados dichos recortes han venido acompañados de un aumento de la fiscalidad, principalmente a través del Sales and Use Tax (similar al IVA español) y los impuestos sobre tabaco e hidrocarburos, así como de una simplificación del sistema de exenciones fiscales.

Volver a índice de Marco Político

La administración económica y su distribución de competencias

El gabinete presidencial está formado por el Presidente de los EE.UU, Donald Trump, el Vicepresidente de los EE.UU. y Presidente del Senado, Michael R. Pence y quince Secretarios responsables de sendos departamentos. Esta estructura goza de gran estabilidad en el tiempo.

Además, para desempeñar su labor el Presidente se apoya en la Oficina Ejecutiva  (Executive Office of the President, EOP) formado por varias agencias u oficinas que asesoran al presidente en un amplio rango de temas de interés nacional.  https://www.whitehouse.gov/the-trump-administration/

Consejo de Asesores Económicos. CEA (www.whitehouse.gov/cea) El presidente es Kevin Hasset. Asesora al Presidente y analiza las diversas políticas económicas, tanto nacionales como internacionales.

Oficina de Gestión y Presupuesto (Office of Management and Budget. OMB) (www.whitehouse.gov/omb). Su director es Mick Mulvaney. La OMB tiene entre sus obligaciones asistir al Presidente con el fin de cumplir con los objetivos políticos, presupuestarios, de administración y regulatorios. Además, la OMB supervisa la elaboración del proyecto de presupuestos del Presidente y la ejecución presupuestaria de las agencias federales.

National Security Council NSC (https://www.whitehouse.gov/nsc): Está presidido por el propio Donald Trump. Este organismo es el principal foro donde se evalúan las cuestiones de seguridad nacional y política exterior contando con el apoyo de asesores senior de seguridad nacional y un gabinete de oficiales.

Office of the U.S. Trade Representative (USTR) (http://www.ustr.gov) El cargo de representante Comercial de los EEUU lo ocupa Robert E. Lighthizer. Es responsable de desarrollar y coordinar las políticas de comercio internacional, productos básicos e inversión directa de los Estados Unidos, así como supervisar las negociaciones comerciales internacionales: las negociaciones bilaterales y en la OMC.

Office of National Drug Control Policy (ONDCP) (https://www.whitehouse.gov/ondcp): Su director es James W. Carroll. Es la agencia encargada de reducir el consumo de drogas y sus consecuencias y evaluar la legislación estadounidense en este ámbito. Fue creada en 1988 por la Anti-Drug Abuse Act. Complementariamente, en respuesta a la actual crisis de los opiáceos, el Presidente Trump creó en marzo de 2017 Commission on Combating Drug Addiction and the Opioid Crisis, con la que colabora esta agencia y que está presidida por el Governador Chris Christie.

Office of Science and Technology Policy (OSTP) (https://www.whitehouse.gov/ostp): La función de esta agencia se concreta en aconsejar al presidente y a otros miembros de la oficina ejecutiva en materias relacionadas con la ciencia, ingeniería y los aspectos tecnológicos de la economía, la seguridad nacional y relaciones internacionales. A fecha de abril de 2018, la presidencia de esta oficina está vacante.

Council on Environmental Quality (CEQ) (https://www.whitehouse.gov/ceq): se encarga de coordinar los esfuerzos federales en materia medioambiental con el resto de agencias y la Casa Blanca para desarrollar las iniciativas y políticas en este campo. A abril de 2018, el puesto del Director de esta agencia está vacante.

Los Departamentos o Secretarías de Estado se encargan de los aspectos ejecutivos del gobierno del país, en distintas áreas de actuación. Están liderados por los miembros del gabinete de los Estados Unidos. Hay 15 departamentos de los cuales, los más relacionados con la gestión económica son los siguientes:

El Departamento de Estado es el responsable de los Asuntos Exteriores (http://www.state.gov). El Secretario de Estado en funciones es John Sullivan a fecha de redacción de este informe (abril de 2018), en sustitución de Rex Tillerson, que fue cesado en marzo de este año. Deputy Secretary of State: John J. Sullivan. Under Secretary for Political Affairs: Thomas A. Shannon, Jr.. Under Secretary for Economic Growth, Energy and the Environment: vacante.

Departamento del Tesoro (http://www.treasury.gov) Tiene competencias en fiscalidad, financiación internacional, deuda pública, tesoro, supervisión de instituciones financieras y aduanas. El Secretario es Steve T. Mnuchin.Otros cargos relevantes son el Under Secretary for Terrorism and Financial Intelligence Sigal Mandelker y el Under Secretary for International Affairs David Malpass. 

Departamento de Comercio (http://www.commerce.gov) Tiene competencias en desarrollo económico y tecnológico, defensa de la competencia, PYMES, turismo y parte de la política comercial exterior (control exportaciones, medidas defensa comercial, promoción exportación). El Secretario es Wilbur Ross y la subsecretaria (Under Secretary for Economic Affairs) es Karen Dunn Kelley.

Departamento de Transporte (http://www.dot.gov) Las funciones de esta secretaría se centran en el mantenimiento y desarrollo de las infraestructuras. Cuenta con un presupuesto de alrededor de 70 mil millones de dólares. La Secretaria de Transportes es Elaine Chao y el Deputy Secretary es Jeffrey Rosen. Otros oficiales: Administrador de la Federal Aviation Administration: Michael Huerta (http://www.faa.gov); Deputy Administrador de la Federal Railroad Administration: Heath Hall (http://www.fra.dot.gov); Administrador de la Maritime Administration: Mark H. Buzby (http://www.marad.dot.gov);

Departamento de Agricultura (http://www.usda.gov) El Secretario es Sonny Perdue y el Deputy Secretary es Steve Censky.

Departmento de Trabajo (http://www.dol.gov). El Secretario es Alexander Acosta, y el deputy Nancy Rooney.

Departamento de Energía (http://www.energy.gov) El Secretario es  Rick Perry. Deputy Secretary of Energy: Dan Brouillette.

Departamento de Sanidad y Servicios Sociales (http://www.hhs.gov) El Secretario interino es Eric Hargan.

Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security. DHS) (http://www.dhs.gov) Tiene tres funciones principales: preservar la seguridad nacional, reducir el grado de vulnerabilidad del país y minimizar el daño de posibles ataques o desastres naturales. Su Secretaria es Kirstjen Nielsen.

Otros organismos dependientes de las secretarías generales que más relación con el comercio tienen son:

International Trade Administration (ITA) (http://www.trade.gov). Depende de la secretaría de Comercio. Desde marzo de 2018 Gilbert B. Kaplan ocupa el puesto de Under Secretary of Commerce for International Trade. Promueve el comercio y la inversión y se encarga de la aplicación de las leyes nacionales y acuerdos comerciales. 

Internal Revenue Service (IRS) (www.irs.gov) David J. Kautter ocupa actualmente el puesto de Comisario de esta agencia de forma provisional. Sus funciones son equiparables a las de la Agencia Estatal de Administración Tributaria española. Es una agencia dependiente del Departamento del Tesoro.

Food & Drug Administration (FDA) (http://www.fda.gov) El comisario es Scott Gottlieb. Se encarga de regular productos alimenticios como complementos vitamínicos, medicamentos, productos biológicos (vacunas, sangre…), aparatos médicos, productos electrónicos que emitan radiación, cosméticos, productos veterinarios, tabaco, alcohol y la publicidad de todos estos bienes. Esta agencia depende del Departamento de Salud y Servicios Sociales.

National Institutes of Health (NIH) (http://www.nih.gov) Dependen del Departamento de Salud y Servicios Sociales. Su función es promover y dedicar fondos a la médica en Estados Unidos. Su director es Francis S. Collins.

US Coast Guard (http://www.uscg.mil) depende del Departamento de Seguridad Nacional. El comandante de la Guardia Costera es es el Almirante Paul F. Zukunft.
 
Por último, también existen Agencias federales independientes en áreas económicas:

Reserva Federal (http://www.federalreserve.gov) El Presidente desde febrero de 2018 es Jerome H. Powell. Entidad responsable de la política monetaria y supervisión bancaria.

Overseas Private Investment Corporation (OPIC) (http://www.opic.gov) Facilita productos financieros, como préstamos, garantías, seguro contra el riesgo político o apoyo a fondos de inversión, a los inversores de EE.UU en mercados emergentes. Esta agencia está dirigida por un consejo de 15 miembros, ocho del sector privado y siete del gobierno federal, todos ellos propuestos por el presidente de Estados Unidos y confirmados por el senado. Es una agencia independiente que no depende del presupuesto federal. Su presidente y CEO es Ray W. Washburne.

Securities and Exchange Commission (SEC) (http://www.sec.gov) Presidente: Jay Clayton. La misión de la SEC es proteger las inversiones y mantener justicia, orden y eficiencia en los mercados, además de facilitar la formación de capital.

Environmental Protection Agency. EPA (www.epa.gov) El Administrador es Scott Pruitt.

Comisión Federal de Comunicaciones. FCC (http://www.fcc.gov) El presidente es Ajit Pai. Agencia federal independiente controlada por el Congreso que regula el sector de las telecomunicaciones en sus diferentes ámbitos.

Federal Energy Regulatory Commission (http://www.ferc.gov) Presidente: Kevin J. McIntyre. Esta agencia regula la transmisión interestatal de electricidad, gas natural y petróleo. También revisa propuestas para construir terminales de gas natural licuado y gaseoductos interestatales de gas natural. También gestiona las licencias de proyectos hidroeléctricos.

Export-Import Bank (http://www.exim.gov) Es una agencia de crédito oficial a la exportación, homólogo de CESCE, aunque existe otra agencia que se encarga del seguro de crédito. Actualmente tanto la presidencia como la vicepresidencia se encuentran vacantes.

U.S. International Trade Commission (http://www.usitc.gov) Chairman: Rhonda Schnare Schmidtlein. Es una agencia federal independiente y cuasijudicial con responsabilidades en la investigación de asuntos de comercio. Investiga los posibles casos de dumping y de financiación nacional e industrias. También se ocupa del estudio de los casos relacionados con los derechos de propiedad intelectual. Otra de sus funciones es la de recopilar y analizar los datos comerciales e información relacionada con la política comercial.

USAID (http://www.usaid.gov) Es la agencia estadounidense de cooperación al desarrollo. Su objetivo es la expansión de la democracia y el libre mercado en el mundo, a la vez que la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en los países en desarrollo. Su Administrador es Mark Green

Millenium Challenge Corporation (MCC) (http://www.mcc.gov) Agencia de ayuda al desarrollo cuya acción se ha concentrado en 7 países que cumplen una serie de criterios. Esta iniciativa se plasma en la Millenium Challenge Account (MCA), que es la que financia los programas negociados entre la Administración estadounidense y los países receptores. Su presidente interino es Jonathan Nash.

National Aeronautics and Space Administration (NASA) (http://www.nasa.gov) Administrador Robert M. Lightfoot Jr.

Volver a índice de Marco Político

Relaciones políticas internacionales

Relaciones políticas internacionales.

EE.UU. es uno de los protagonistas principales de la escena política internacional.

Es miembro del G 20, del G 8, y de las más importantes organizaciones, tanto regionales como internacionales, entre las que destacan:

ONU (Organización de Naciones Unidas) y sus agencias, OEA (Organización de Estados Americanos), OTAN (Organización Tratado Atlántico Norte), OMC (Organización Mundial del Comercio), OCDE (Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico).

Asia-Pacífico es una zona de crucial importancia para los EE.UU, tanto en el campo militar y de seguridad como en el de la lucha antiterrorista o en las relaciones económicas y comerciales. La relación con China es clave, ante el aumento del poder económico, político y militar de esta potencia asiática. Japón es el mejor aliado de EE.UU. en Extremo Oriente y Australia en la zona del Pacífico. EE.UU ve a la India como un creciente poder y aliado, y a Pakistán como un aliado indispensable en la lucha contra el terrorismo islámico, por lo que le preocupa e interesa mucho la estabilidad interna del gobierno pakistaní. La estabilización de Afganistán es una prioridad máxima de la política exterior norteamericana.

En Oriente Medio, EE.UU. es un actor principal en el Proceso de Paz, que constituye otra prioridad de su política exterior. Por otra parte, la retirada de las tropas de Irak ha constituido uno de los hitos de la política de la Administración Obama, así como la escalada de las sanciones contra Irán.

Las relaciones trasatlánticas han pasado por ciertos momentos de incertidumbre en los últimos tiempos. El peso creciente en las relaciones internacionales de potencias emergentes como China, Brasil o India y la lógica atención a las mismas por parte de EE.UU., unido a la crisis económica en Europa, y en especial en la zona euro, han sido factores que han llevado a hablar de una paulatina pérdida de interés en Europa por parte de EE.UU. No obstante, la última cumbre EE.UU-UE, celebrada en noviembre de 2011, puso de relieve la importancia de las relaciones trasatlánticas para EE.UU. En particular, destaca la creación de un grupo de Alto Nivel sobre empleo y crecimiento con el objetivo de identificar medidas para aumentar el comercio y la inversión entre ambas partes que beneficien mutuamente la creación de empleo, el crecimiento económico y la competitividad internacional.

En América Latina, los intereses de EE.UU. se centran en México y en Centroamérica, y por supuesto en Brasil, por su ascenso en la escena internacional. Con Cuba las relaciones siguen siendo complicadas.

Africa constituye un área prioritaria para la Administración Obama, de vital importancia para la seguridad antiterrorista y energética de EE.UU. Hay que señalar el apoyo de EE.UU. a los procesos de la llamada "Primavera árabe" en Túnez, Egipto y Libia.

Volver a índice de Marco Político

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex