Relaciones económicas internacionales

Resumen de las relaciones económicas internacionales

La ejecución y defensa de la política económica exterior del país corresponde a la Secretaría de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La integración con la región constituye una política de Estado estratégica para Argentina, materializada en la activa participación del país en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El 28 de junio de 2019 y tras 20 años de negociaciones se firmó el Acuerdo UE-Mercosur, que es el primer Acuerdo de este tipo que firma el Mercosur, por lo que la UE tendrá un acceso privilegiado a cuatro países con los que España tiene importantes lazos históricos, políticos, culturales y económicos. Este Acuerdo podrá significar el acceso a 260 millones de consumidores para las empresas europeas. En los próximos años y a partir de su implementación, se irán observando grandes cambios relacionados con barreras comerciales entre Argentina y los países de la Unión Europea. Por otra parte, serán reconocidas las Denominaciones de Origen, contando a partir de ahora de protección en contra de su uso indebido.

Está previsto que el Mercosur elimine aranceles para el 91% de las importaciones desde la UE y dejará excluido un 9% que corresponde a productos sensibles. Durante el año 2018 Argentina importó desde la Unión Europea un 47,7% de bienes de capital, un 29,2% de bienes intermedios, un 14,8% de bienes de consumo, un 4,7% de combustibles y lubricantes y un 3,6% de vehículos.

Además, el país participa activamente en el Grupo de los 20 (G-20), del que asumió la Presidencia en 2018. Además, forma parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) -incluido el Órgano de Solución de Diferencias (OSD)-, en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), entre otros organismos.

Precisamente, Buenos Aires fue sede de la última Conferencia Ministerial de la OMC en diciembre de 2017.

Las relaciones internacionales de Argentina se encuentran en gran medida subordinadas a los intereses de la política interna. Durante la presidencia de Néstor Kirchner se enfriaron las relaciones con Estados Unidos, la Unión Europea y el FMI. La política exterior se centró en Latinoamérica. Con la llegada de Mauricio Macri al poder, Argentina ha prestado mayor atención a las relaciones internacionales, participando de foros en los que ha causado buena impresión.

Además, el FMI retomó su contacto con el país y se cerró el acuerdo con los tenedores de bonos litigantes, lo que permitió al país volver a tener presencia y operar en los mercados internacionales. En 2018 Argentina y el FMI acordaron un programa Stand-By por U$S 56.300 millones y una duración de 36 meses.

La relación con los países vecinos se ha ido mejorando y encauzando a partir de la asunción del nuevo gobierno de Mauricio Macri, sobre todo con Brasil, Uruguay y Chile.

- La relación con Brasil es muy estrecha, aunque no siempre sencilla. Existe una gran dependencia económica de Argentina respecto a Brasil (es a la vez un cliente, un proveedor en el ámbito industrial y un competidor en la exportación de materias primas). Ambos Gobiernos han mostrado y escenificado su cercanía en numerosas ocasiones. Existen tensiones comerciales entre ambos países. La inversión brasileña en Argentina se ha reducido debido a las restricciones comerciales argentinas. La integración regional a través del MERCOSUR no ha registrado avances significativos en los últimos tiempos.

- Las relaciones con Uruguay han ido mejorando a partir de la asunción del nuevo gobierno. Durante la presidencia de Néstor Kirchner se inició un conflicto entre ambos países debido a la instalación de dos plantas papeleras en el lado uruguayo del río Uruguay, que según Argentina ocasionarían contaminación afectando a la rivera.

- También se han visto afectadas las relaciones con Chile debido a las restricciones unilaterales argentinas, aunque ya están volviendo a la normalidad.

Si bien las relaciones con Venezuela habían sido bastante estrechas en los últimos años, el nuevo Presidente ha criticado al presidente Maduro y ha cuestionado ciertas políticas del gobierno venezolano en contra de los derechos humanos.

En cuanto a las relaciones con España quedaron marcadas por la decisión del Gobierno Argentino de la expropiación de YPF a la empresa Repsol en 2012. En abril de 2014 se convirtió en Ley el acuerdo con Repsol. Después, el Gobierno oficializó la emisión de deuda por US$ 6000 millones para pagar la expropiación de la petrolera YPF.

Con la venta de toda la cartera de bonos argentinos, Repsol obtuvo unos ingresos totales de 4.997,2 millones de dólares, quedando extinguida la deuda de 5.000 millones de dólares reconocida por Argentina.

A principios de mayo, Repsol vendió el 12% que le quedaba en YPF y selló su salida del país. El conjunto de todas las operaciones ha supuesto unos ingresos para Repsol de 6.308,5 millones de dólares.

España y Argentina tenían un Convenio para evitar la Doble Imposición que entró en vigor en julio de 1994, y que fue denunciado el 29 de junio de 2012 por Argentina, dejando de tener efecto a partir del 1 de enero de 2013. El texto del nuevo Convenio, acordado en octubre de 2012, fue firmado el 11 de marzo de 2013. Una vez aprobado por los Parlamentos de ambos países, entró en vigor el 23 de diciembre de 2013 y sus disposiciones se aplican con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2013.

A finales de 2013 Argentina arregló los contenciosos con cinco empresas en el CIADI.

A principios de 2014 pactó con el Club de París la regularización de sus deudas.

En cuanto asumió el gobierno del Presidente Macri, se acordó el pago de la deuda con los tenedores de bonos litigantes, para lo cual se ha emitido una serie de bonos que cuentan con el consenso de las Cámaras de Diputados y Senadores.

Con el Reino Unido tienen abierto un conflicto por la soberanía de las islas Malvinas.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con IFI (FMI, BM, bancos regionales y otras)

Diversas instituciones multilaterales financian programas en Argentina, en cuya cartera multilateral están presentes el BID, BIRF y CAF y en menor proporción, FONPLATA, FIDA y BCIE. Mantiene una estrecha relación con el Grupo Banco Mundial (GBM), su socio estratégico de largo plazo, ya que, junto al BID y la CAF eran unas de las pocas fuentes de financiación externas que tenía abiertas tras el default de principios de la década 2010. Además, las tres instituciones intentan coordinar sus actividades.

En el año 2014 fue aprobada la Estrategia de Alianza País Argentina, EAP, para el periodo 2015-2018 por el Banco Mundial, superando los obstáculos que supuso la anterior fase (año 2012), que fue cuando ciertos países socios comenzaron a objetar en el directorio del organismo la aprobación de todo nuevo crédito para el país que no fuera destinado a comunidades de riesgo debido a los incumplimientos de Argentina en el CIADI y la manipulación de las estadísticas oficiales, motivo de la reprobación del FMI. La EAP es el programa que suele acompañar cada mandato presidencial y que contempla créditos frescos por aproximadamente 3.000 M$.
El gobierno de Cristina Kirchner se encontró con complicaciones a la hora de conseguir la aprobación de nuevos préstamos en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aunque en esta entidad Argentina nunca dejó de contar con el respaldo de los gobiernos de la región.
Pero con el gobierno de Mauricio Macri y a partir del acuerdo con los tenedores de bonos litigantes, Holdouts, la situación cambió sustancialmente en abril de 2016, desbloqueándose muchas de las propuestas de entidades multilaterales.
A Julio 2019, Argentina tiene una cartera de créditos formalmente aprobados por el correspondiente organismo Internacional de 3.898M$, de los que el 90% corresponden a Organismos Multilaterales y el 10% a Bilaterales


Fondo Monetario Internacional (FMI)
Tras la crisis de 2001-2002, Argentina firmó un acuerdo con el FMI para refinanciar 6.780 M$ de deuda. Con la llegada al poder de Néstor Kirchner las relaciones entre Argentina y el FMI se tensaron y, finalmente, el Gobierno argentino procedió al pago anticipado de toda su deuda con la institución (9.530 M$) el 4 de enero de 2006.
A partir de ahí, las relaciones decayeron y en 2013 las estadísticas argentinas fueron objeto de revisión por el FMI, pero la mala calidad de las mismas hizo que el organismo censurara a Argentina.
El nuevo gobierno de Macri retomó las auditorías del FMI Art. IV, y la Asamblea anual del FMI de abril 2016 señalaba en el informe sobre Argentina que el Gobierno se embarcó en una serie de reformas para normalizar la economía, la eliminación del cepo cambiario y el ordenamiento tarifario, y consideraba que las reformas estaban apuntalando la confianza y capacidad de la economía en el tiempo.
El crecimiento en 2017 fue del 3% y, contra el pronóstico del FMI que estimaba un crecimiento del 2,3% en 2018, las crisis económica (agraria) y financiera (cambiaria) condujeron a Argentina a solicitar al FMI apoyo. El 20 de junio 2018 concluyeron un Acuerdo Stand-By por tres años y 50.000 M$, que renegociaron el 26 de septiembre, consiguiendo un acuerdo de ampliación de 7.100 M$ con el compromiso de alcanzar el equilibrio presupuestario para 2019 y avanzar hacia un superávit primario del 1% en 2020 por medio de un conjunto de políticas fiscal, monetaria y cambiaria más exigente. El FMI, tras la cuarta revisión de la evolución económica de Argentina, ha girado hasta junio 2019 desembolsos por unos 44.100 M$. Según el programa vigente, Argentina tiene que devolver 3.700 M$ en 2021, 20.100 M$ en 2022 y otros 22.300 M$ en 2023.
En el marco de normalización de las relaciones del FMI con Argentina, el organismo volvió a abrir su oficina de representación en Buenos Aires a finales de 2018.

Banco Mundial (BM)
En agosto de 2014 fue aprobada la Estrategia de Alianza con la República Argentina 2015-2018 (EAP) que se centra en mantener los logros sociales obtenidos en los últimos años y ampliar la inclusión social, a la vez que brinda apoyo al país para mitigar los desafíos que afrontan los grupos vulnerables. La EAP se estructura en torno a nueve áreas de resultados del Grupo del Banco Mundial (GBM), establecidas dentro de tres temas más amplios: a) creación de empleo en las empresas y los establecimientos agropecuarios; b) disponibilidad de activos para las personas y los hogares y c) reducción de los riesgos ambientales y protección de los recursos naturales, áreas elegidas por ser importantes para reducir la pobreza en forma sostenida y distribuir los beneficios de la creación de riqueza, los dos objetivos inseparables del GBM. Además incorporará gradualmente cambios relacionados con los sectores en los que participará el GBM: eliminar apoyo financiero, los servicios de asesoría para la gestión del mantenimiento vial y la ayuda directa a los ingresos de la población pobre; fomentar empleo de los jóvenes con formación, capacitación y alianzas con empresas, así como la contribución; intervenciones para incentivar la prestación de servicios para la población pobre y vulnerable y aumentar los servicios financieros en agua, saneamiento y gestión del sector público. Destaca en esta EAP un nuevo programa que amplía aún más el alcance de la colaboración entre las instituciones del GBM y otros organismos internacionales claves en el desarrollo como BID y CAF. En este periodo el BIRF se comprometió a conceder nuevo financiamiento para proyectos de inversión del orden de entre US$1.000 y US$1.200 millones cada año, y se estima que IFC comprometería en total alrededor de US$1.700 millones para respaldar al sector privado.
En la revisión de la EAP en 2016, Argentina acordó con el Banco Mundial créditos para realizar proyectos por un importe de 6.300 M$ de los cuales unos 3.500 M$ de créditos correspondientes a programas nuevos, que se distribuyen en 2.000 M$ para ejecutar entre 2016 y 2017 y otros 1.500 M$ para el ejercicio 2017-2018. A este monto, se suman otros 2.800 M$ que corresponden a desembolsos pendientes de proyectos ya acordados con anterioridad. Los proyectos a financiar abarcan entre otros: salud, infraestructura, aspectos de desarrollo social y energía.
En noviembre de 2018 el Directorio del BM aprobó dos nuevos proyectos por 950 M$, un préstamo programático de 500M$ de apoyo a políticas de desarrollo, instrumento de rápido desembolso para brindar respaldo presupuestario a reformas prioritarias de recuperación económica para promover un crecimiento inclusivo liderado por el sector privado y financiación adicional de 450M$ para la protección de 250.000 niños y jóvenes que no están incluidos en programas de subsidios familiares.
La nueva alianza para el periodo 2019-2022 estima un financiamiento de unos 1.000 M$ anuales para el sector público y de unos 500 M$ millones anuales para el sector privado. Las principales áreas de trabajo son: (i) apoyar al país para generar fuentes de financiamiento privado de largo plazo; (ii) contribuir a mejorar la administración del sector público y la prestación de servicios, y (iii) promover acciones que reduzcan la vulnerabilidad del país al cambio climático, mitigando además su huella ambiental global. Además, el Grupo seguirá apoyando la implementación del programa de energías renovables RenovAr, que logró movilizar inversiones por unos US$5.500 millones.
Argentina tiene una cartera activa con el GBM de 26 proyectos de inversión con créditos comprometidos por un total de 6.800 M$, 2 garantías por 730 M$ y 3 donaciones por un monto de 10 M$. La cartera se centra en apoyar reformas económicas, salud, medio ambiente, educación, infraestructura, mercado laboral y protección social.


Corporación Financiera Internacional (IFC)
La Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Grupo Banco Mundial, es la principal institución internacional de desarrollo dedicada exclusivamente al sector privado en los países en desarrollo. La cartera activa actual de la IFC es de unos 3.000 M$. Financia numerosos proyectos en Argentina que, desde su entrada en IFC, ha recibido 8.600 M$ para el sector privado de los cuales 3.700 M$ han sido "movilizados".
La IFC espera aumentar gradualmente las concesiones de créditos y estimaba comprometer en total alrededor de 1.700 M$ para respaldar al sector privado de Argentina en un entorno de mercado estable en el periodo 2015-2018.
En 2018 IFC otorga 55 M$ al Banco Industrial de Argentina para apoyar la línea de préstamos a medio plazo a las pymes al Banco Itaú Argentina otra línea de 50 M$ para ampliar la financiación a las Pymes y a proyectos de energía sostenible. A la provincia de Córdoba, IFC ha completado con una financiación de 300 M$ para la mejora de las infraestructura del anillo capitalino. Y a través del Banco Galicia, uno de los mayores bancos privados de Argentina, otorga por valor de 100 M$ bonos verdes para proyectos sobre cabio climático. El Directorio aprobó un proyecto de energía eólica por 30 M$.
En 2019 IFC ha concedido a TELECOM ARGENTINA un crédito de 110 M$, para inversiones capex, a PAN AMERICAN ENERGY un crédito de hasta 100 M$ para el proyecto de expansión y modernización de su refinería de Campana y un préstamo de 30 M$ para el proyecto eólico LA GENOVEVA.

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
El Grupo BID se compone del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ofrece recursos y financiación al sector público, BID Invest, centrado en operaciones del sector privado y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), que ofrece donaciones y recursos para apoyar proyectos innovadores de pequeña escala en la región.
El BID es uno de los mayores prestamistas internacionales de Argentina, con créditos aprobados entre 2003 y 2008 por importe de unos 8.000 M$ principalmente en los sectores: social, transporte, educación, energía y de reforma del Estado y en los últimos años, el promedio de préstamos concedidos han sido de 1.360 M$ anuales.
Argentina posee el 11,35% de las acciones del Banco y está representada en el Directorio Ejecutivo por una silla que comparte con Haití.
En diciembre de 2015 el BID anunció la Estrategia de País del Grupo del BID con Argentina (2016-2019), con la entrega a Argentina de 5.000 M$, en los próximos años, con objeto de ayudar al nuevo gobierno a cumplir los objetivos de mejorar las infraestructuras y combatir la pobreza. Previamente el BID había comprometido para 2015 créditos por importe de 1.200 M$.
Entre 2016 y 2018 Argentina triplicó el nivel de financiamiento que recibe del BID, unos 7.000 M$. La cartera activa actual con el sector público es de 54 operaciones con 9.206,4 M$ aprobados y un saldo por desembolsar de 3.874,7 M$ (42,1%), que se dirigen el 61% al crecimiento y la competitividad, el 28% al desarrollo social y el 11% a la mejor gobernabilidad, concretándose en los sectores de transporte, infraestructuras, agua y saneamiento, energía, salud y educación.
En 2017, el BID aprobó recursos por 2.300 M$ destinados a los sectores de innovación tecnológica, seguridad ciudadana, educación, transporte, agua y saneamiento, fortalecimiento institucional, transparencia e integridad financiera, desarrollo urbano y proyectos regionales.
En marzo 2018 Argentina fue sede de la reunión anual del BID, cuya agenda se centró en el desarrollo urbano, crecimiento económico y compromiso con el sector privado y concluyó con un llamado a incrementar la inversión en infraestructura y mejorar la productividad. El BID comprometió recursos por 2.350 M$, que corresponden a 2.000 M$ del cupo anual de Argentina más 300 M$ en recursos para proyectos regionales. Adicionalmente, se creará un programa contingente de emergencias por catástrofes de 300 M$ y un programa de 500 M$ de garantías para impulsar alianzas PPP en infraestructuras y se sumarían los recursos que apruebe la CII.

El Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y la Corporación Interamericana de Inversiones “BID INVEST”
El Grupo BID administra dos fondos independientes para promover el desarrollo del sector privado de América Latina: FOMIN y BID Invest,
Creado en 1993 por 21 países donantes, el FOMIN es el principal proveedor de asistencia técnica para el sector privado así como uno de los inversores más importantes en microfinanzas y fondos de capital emprendedor para pequeñas empresas.
Desde 1993 y hasta 2017, el FOMIN ha aprobado en Argentina un total de 98 proyectos que suman un valor de 91 M$. En diciembre de 2017 la cartera activa del Fondo era de 19 operaciones y el valor 14,8 M$ no desembolsados y saldos pendientes. Las operaciones más significativas en proceso están relacionadas con las tres áreas temáticas del FOMIN: la agricultura climática inteligente, las ciudades inclusivas y la economía del conocimiento, con proyectos en los que la aportación del FOMIN oscila entre un 10% a un 49%.
BID Invest, apoya financiera y técnicamente operaciones destinadas a fortalecer la integración del sector privado y la inserción en cadenas globales de valor en Argentina, Ello incluye operaciones en infraestructura, sectores sociales y corporativos. En 2018 aprobó operaciones por un total de 191M$ para financiar cuatro proyectos de mejora de infraestructuras y energías renovables por un total de 96M$ y a tres entidades financieras por un total de 95M$. Durante 2019 ha comprometido 340M$ en dos proyectos de salud y agricultura por 40M$ y a Telecom Argentina ha otorgado 300M$ para desplegar las redes 4G.

Corporación Andina de Fomento (CAF)
La Corporación Andina de Fomento (CAF) inició sus operaciones en el país en 2001. La CAF centra su actividad en el apoyo a proyectos de desarrollo de infraestructuras de integración, con alto impacto en el fortalecimiento de la competitividad del país. Ha financiado varios proyectos enmarcados dentro de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana.
Desde 2007 Argentina es miembro de pleno derecho de la CAF, lo que le permite acceder a una financiación anual de entre 900 y 1.000 M$.
En el período 2014-2018 Argentina obtuvo aprobaciones de fondos por valor de 4.696 M$, lo cual representa un promedio de 939 M$ por año.
En mayo de 2016 CAF anunció su intención de fortalecer la cooperación para el desarrollo sostenible en el periodo 2016-2019, con un apoyo por hasta 2.000 M$, en ejes estratégicos que impulsen la inserción internacional competitiva del país con el propósito de mejorar la productividad y la competitividad, mediante el financiamiento de obras de logística, transporte, vialidad y provisión energética, con énfasis en el eje central del país.
En mayo de 2018, la cartera directa de Argentina era de 3.195 M$ y de esta cantidad, el 95% de riesgo soberano. La cartera está constituida en el 96% por operaciones para el financiamiento de programas y proyectos de inversión de mediano y largo plazo.
En junio de 2018, CAF puso a disposición de Argentina financiamiento por 1.400 M$ para el periodo 2018 y 2019 para apoyar las políticas económicas de normalización puestas en marcha por el gobierno argentino, con una Línea de Crédito Contingente (LCC) que asegura financiamiento por un monto de hasta 750 M$ para fortalecer su estrategia de gestión de deuda pública ante choques externos y con recursos adicionales hasta por 150M$ para operaciones y proyectos vinculados a sectores estratégicos para el desarrollo del país como la red de transporte, logística, energía y transformación productiva.
Para 2019 están previstos otros 500 M$ con el fin de impulsar el crecimiento de Argentina.


Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (FONPLATA)
FONPLATA, banco regional, es el componente financiero del Tratado de la Cuenca del Plata, constituido por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia en 1971. El objetivo es apoyar técnica y financieramente la realización de estudios, proyectos, programas, obras e iniciativas que tiendan a promover el desarrollo y la integración de los países que lo conforman y cuyas contribuciones están focalizadas en áreas rurales, zonas de frontera y en la reducción de las disparidades socio–económicas, en complementariedad y sinergia con las de otras agencias de desarrollo. Los sectores de inversión comprenden una amplia gama que comprende la infraestructura e integración física, además de inversión productiva, inversión social y desarrollo ambiental, entre otros que apuntan a consolidar la sostenibilidad del progreso socio económico de los países que forman parte de la región.
Para el trienio 2014-2016 se acordó una financiación por importe de 225 M$ para proyectos vinculados con proyectos sociales y de infraestructura.
En la reunión anual de la Asamblea de Gobernadores, abril de 2017, Argentina firmó tres contratos por 39,5 M$ para financiamiento. Se firmó un Memorando de Entendimiento entre Argentina y FONPLATA con el compromiso de avanzar en el tratamiento de los restantes proyectos ya aprobados, que sumaban 179 M$. Los programas incluidos en ese documento son: “Desarrollo de Complejos Fronterizos”, “Mejora Integral para Asentamientos Fronterizos”, “Apoyo al Desarrollo del Sector Agroindustrial”, “Acceso al Financiamiento en el Norte Argentino” y “Desarrollo de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento de la Mesopotamia”.
En 2018 se han firmado tres préstamos por un total de 97M$, de los que 50 M$ se destinarán al proyecto “Apoyo al Programa de Seguridad Ferroviaria en la Región Metropolitana de Buenos Aires” para mejorar la seguridad y calidad del servicio de la Región Metropolitana de Buenos Aires; 40 M$ serán para el “Proyecto de Conectividad del Conurbano en la Provincia de Buenos Aires” y 7 M$ se dedicarán a la “Digitalización del Acervo de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”
Hasta julio 2019 FONPLATA ha aprobado cuatro préstamos por un total de 250 M$, para rehabilitación de la Red Vial, 50 M$; la mejora nutricional de infantes que asisten a escuelas públicas de la Provincia de Buenos Aires, 50 M$; prevenir enfermedad de Chagas, 30 M$ y para mejorar la infraestructura económica y social de las provincias argentinas a través de la inversión pública, 120 M$.

Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)

FIDA es un organismo financiero internacional especializado de las Naciones Unidas para la financiación de proyectos de mejora de la producción alimentaria y la nutrición de grupos de bajos ingresos.
Este organismo financia actualmente 4 programas de desarrollo rural en Argentina a los que el FIDA proporciona financiación por 94,1 M$.
La estrategia del programa en el país (2016-2021) se basa en las prioridades nacionales y está estructurada en torno a tres objetivos: oportunidades estratégicas y de generación de ingresos; capital humano y social, y desarrollo institucional.
Los dos últimos proyectos financiados fueron en 2016 en que FIDA firmó un acuerdo financiero con Argentina para poner en marcha el Programa de Inserción Económica de los Productos familiares del Norte (Procanor), cuyo objetivo es mejorar la integración de los pequeños agricultores. El financiamiento es de 38,9 M$, de los cuales 24 M$ corresponden a un préstamo FIDA. En 2017 con el “Programa de desarrollo de las cadenas caprinas (PRODECCA)” FIDA otorgó a Argentina un préstamo por un monto de hasta 12,3 M$ y una donación por 1 M$, con una contrapartida local de 7 M$.

Banco Europeo de Inversiones (BEI)

En cumplimiento de su mandato ALA (Asia-Latinoamérica 2014-2020), el BEI está autorizado a prestar hasta 3.400M€ para financiar proyectos en estas regiones que potencien la presencia Europea o luchen contra el Cambio Climático. De este monto 2.300 M€ están destinados a América Latina, pero no existen asignaciones especificas por países. El BEI tiene suscrito un convenio con Argentina que permite que proyectos que se desarrollen en Argentina opten a su financiación (es elegible).
BEI puede financiar proyectos que contribuyan a la sostenibilidad ambiental, incluidas la mitigación del cambio climático y la seguridad energética, aun cuando en tales proyectos no participen empresas de la UE. Al Banco también se le ha encomendado la tarea de apoyar la presencia de la UE en los países ALA mediante la financiación de inversión extranjera directa (IED) y la transferencia de tecnología y de conocimientos de Europa. Además, para optar a la financiación por parte del BEI, los proyectos deben mostrar un buen potencial para contribuir al desarrollo económico del país beneficiario.
Históricamente Argentina fué el segundo receptor de financiación en la región, tras Brasil. Sin embargo, en 2001 el BEI dejó de financiar proyectos en el país.
En julio de 2009 el Banco Europeo de Inversiones (BEI) concedió 170 M€ a Volkswagen Argentina para contribuir a financiar inversiones en la fábrica de vehículos que la empresa tiene cerca de Buenos Aires. En octubre de 2011 el BEI volvió a conceder a Volkswagen Argentina 76,4 M€ para la modernización y expansión de su planta de Córdoba.
En septiembre 2016 el Gobierno de Argentina y el BEI acordaron fomentar la financiación para proyectos de pymes y en energías renovables, con 60 M$, financiación que se estructuraría a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE)
En noviembre de 2018 el BEI otorgó financiación por 229 M$ para la realizar tres proyectos que implicarán importantes beneficios sociales y ambientales: dos créditos de 104 M$ y 80M$, para la rehabilitación de Línea D del Metro de Buenos Aires y para apoyar inversiones en agua y saneamiento en la ciudad de Buenos Aires y una garantía de 45M$ para un proyecto de manejo integral de residuos en Jujuy. En 2019 el BEI ha aprobado un crédito de 110M$ para un programa de protección de crecidas del río Salado.
 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con la Organización Mundial de Comercio

 

La Argentina es miembro fundador de la OMC y concede, como mínimo, trato NMF a todos sus interlocutores comerciales. En enero 2018 ratificó el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio. Se someterá al Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales de la OMC entre el 1 al 3 de diciembre 2020.
Argentina participó activamente en la Ronda de Doha, donde sus principales resistencias al acuerdo se deben a la gran apertura en productos no agrarios a los países en vías de desarrollo, sin que se produzcan avances en la apertura de los mercados agrarios de los países desarrollados. Apoya la reforma del comercio agrícola para buscar un mayor equilibrio en el sistema multilateral de comercio y reducir y/o eliminar las ayudas internas y los subsidios a la exportación de los países desarrollados, con el objetivo de lograr mayor acceso de los productos de origen agrícola argentinos a los diversos mercados mundiales.
En el área de acceso a los mercados de bienes industriales, se opone a la liberalización del comercio para este tipo de bienes, buscando preservar y consolidar el proceso de industrialización que se está llevando a cabo en el país.
También participa activamente en diversos grupos de países que coordinan posiciones según intereses comerciales específicos tales como el Grupo de Cairns, el G20 agrícola de la OMC y el grupo NAMA 11 sobre productos industriales, entre otros.
Argentina ha consolidado el 100% de sus aranceles en la OMC en un nivel promedio del 31,9%, pero el arancel promedio aplicado es del 11,6%. Además ha hecho un gran uso de medidas antidumping.
En relación a la política comercial, Argentina fue objeto de un hecho insólito: las críticas que le fueron efectuadas por 40 países en el Consejo de Mercancías en marzo de 2012 debido a sus medidas proteccionistas.
A mediados de 2012, la UE junto con EEUU, Japón y México, interpusieron una demanda contra Argentina en la OMC por las medidas restrictivas a las importaciones. En agosto de 2014, un Grupo Especial de la OMC emitió una resolución que confirmaba estas alegaciones y proporcionaba un veredicto claro: Argentina no puede exigir a los importadores locales ni a las empresas extranjeras que acepten diversas prácticas impuestas por sus autoridades como condición para poder importar bienes en el país. La resolución fue ratificada en enero de 2015.
En enero de 2015 la Organización Mundial de Comercio sancionó a Argentina y le ordenó desarmar trabas comerciales tales como las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI). La OMC entendió que las trabas impuestas por la Argentina eran "violación de las normas del comercio internacional". El nuevo gobierno dió efecto a la resolución de la OMC eliminando las DJAI.
La OMC divulgó en septiembre 2015 un informe respaldando la batería de medidas anti-abuso de la Argentina diseñadas para proteger los ingresos públicos, prevenir el lavado de activos y preservar la estabilidad del sistema financiero frente al desafío que planteaba la existencia de jurisdicciones no cooperantes en materia de intercambio de información fiscal y los paraísos fiscales.
La OMC falló en marzo de 2016 a favor de Argentina contra aranceles antidumping que dispuso la Unión Europea sobre sus importaciones de biodiesel. La OMC ratificó la decisión en octubre de 2016.
Argentina fue el anfitrión de la XI Conferencia de la OMC celebrada en diciembre de 2017. Los resultados de la conferencia fueron escasos al no haber llegado a un acuerdo en los temas de subsidios a la pesca y a la agricultura. También hubo otros aspectos positivos que se resumen en: el inicio de negociaciones para el comercio electrónico, facilitación de inversiones, internacionalización de las Pymes y empoderamiento de las mujeres.
En 2018, Argentina adoptó 92 decisiones relativas a dumping, de las cuales: 30 correspondieron a aperturas de investigación 22, una por cada país; 12 correspondieron a la aplicación de un derecho provisional; 23 se debieron a la aplicación de derechos definitivos; hubo 13 cierres de investigación sin imposición de medidas; una suspensión de la investigación debido a que las Autoridades aceptaron compromisos de precios presentados por alguna empresa, y 13 se relacionaron con otro tipo de decisiones.
Argentina ha sido demandante en 21 casos y demandada en 22 ante el Sistema de Solución de Diferencias de la OMC y ha participado en otros 62 como tercero interesado.
En la reunión de Ministros de Comercio del G20 de septiembre 2018 en Mar del Plata (Argentina), reconocen la necesidad de mejorar la OMC para hacer frente a los recientes acontecimientos que han afectado al comercio internacional, y en octubre, con ocasión de la cumbre del G-20 en Buenos Aires, la comunidad empresarial argentina manifiesta su apoyo al fortalecimiento del sistema multilateral de comercio

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Marco institucional de la Política Comercial con la Unión Europea

 El marco institucional que sustenta las relaciones entre la UE y Argentina se basa en el Acuerdo Marco de Cooperación Comercial y Económica aprobado por el Congreso Nacional en 1991, que establece las bases para la cooperación en comercio exterior, economía, agricultura e industria. Forma parte de la denominada “tercera generación” de acuerdos y otorga a ambas partes el trato de Nación más Favorecida (NMF). Bajo ese marco, se concluyeron acuerdos de cooperación específicos sobre pesca (1993), usos pacíficos de la energía nuclear (1997) y sobre cooperación científica y tecnológica (1999), que guían las relaciones bilaterales.
Argentina se benefició de acceso preferencial al mercado comunitario por el Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) hasta el 1 de enero de 2014 y goza de un cupo de exportación de carne vacuna, una Cuota Hilton, de 29.500 toneladas anuales para introducirlas en el mercado europeo
La relación con la UE tiene, para la Argentina, matices propios derivados del hecho que se trata de la única relación bilateral con una unión política y económica de 28 Estados miembros. En particular en los últimos años, se dinamizó aún más la relación, con visitas de alto nivel de ambas partes, y se impulsó el diálogo sobre políticas sectoriales (macroeconomía, economía digital, reglamentación de maquinarias, competencia, energía, derechos humanos), desarrollando hoy la UE en Argentina más de 50 actividades y proyectos.
Como país miembro del Mercosur, las relaciones bilaterales entre Argentina y la UE también están inmersas en el Acuerdo Marco interregional de cooperación entre la Unión Europea y el Mercosur de 1995.
Pero, el eje fundamental de las relaciones comerciales entre la UE y Argentina ha sido la negociación del Acuerdo de Asociación Estratégica entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE), para crear un área de libre comercio entre ambos bloques, y que el 28 de junio de 2019 se logró alcanzar el acuerdo político.
Argentina forma parte del MERCOSUR junto con Brasil, Paraguay y Uruguay. En 2006 se adhirió la República Bolivariana de Venezuela - actualmente suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de Estado Parte del MERCOSUR - y en 2015 el Estado Plurinacional de Bolivia, que se encuentra en proceso de adhesión (pendiente de ratificar). Además son Estados Asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam.
Las negociaciones entre la U.E. y Mercosur comenzaron en 1999, con el objetivo de alcanzar un acuerdo de asociación, con tres pilares: diálogo político, cooperación y comercio. Y con un capítulo de comercio muy inclusivo que contenía bienes industriales y agrícolas, también servicios, contratación pública, propiedad intelectual, aduanas, facilitación del comercio, obstáculos técnicos y desarrollo sostenible.
El proceso se estancó en 2004 debido sobre todo a la falta de avances en el pilar comercial y bajo la Presidencia española de la UE en 2010 se reanudaron las negociaciones. Pero no fue hasta 2016 que se dió el primer avance significativo, con un intercambio de ofertas de acceso a mercados de bienes.
En los márgenes de la Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires, diciembre de 2017, se estuvo a punto de cerrar un acuerdo. Pero la resistencia de Francia a aumentar las concesiones en contingentes de vacuno, no lo hizo posible y, a partir de ese momento, las negociaciones se ralentizaron.
Tras siete rondas negociadoras entre enero de 2018 y marzo 2019, en las que los principales temas pendientes de acordar eran IGs, sector del automóvil, transporte marítimo y sector lácteo, en las que no hubo avances, el 28 de junio 2019 en la Cumbre de líderes del G20 en Osaka, Japón, se logró cerrar el Acuerdo. En la última etapa del proceso negociador, fueron claves la presidencia argentina en Mercosur que consiguió conciliar las prioridades del bloque y la carta de apoyo de España que junto con Portugal, Alemania, Países Bajos, Suecia, República Checa y Letonia remitió al presidente de la Comisión exigiendo que se diera un impulso definitivo al Acuerdo.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de Exportaciones de bienes a la Unión Europea

BALANZA COMERCIAL BILATERAL ARGENTINA - UE
(Datos en millones de euros) 2016 2017 2018 2019 (ene-abr)
Exportaciones origen UE 8.219 8.190 8.394 2.123
Importaciones destino UE 8.498 9.892 9.328 2.538
Saldo Comercial con la UE -279 -1.701 -934 -415
Tasa de Cobertura 97% 83% 90% 84%
Fuente: EuroEstacom.
Última actualización: junio, 2019.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con otros organismos y asociaciones regionales

 

En marzo de 2017 Argentina, presentó un “Plan de Acción Argentina & OCDE 2016-2017” y, al mes siguiente, solicitó formalmente el ingreso a la Organización como miembro pleno de la OCDE. Argentina debe aprobar las recomendaciones técnicas que realice la institución y, al mismo tiempo, debe adoptar el acervo normativo que supone la pertenencia a la Organización.
Cabe señalar que la relación entre Argentina y la OCDE data de hace tiempo: el país ha suscrito 30 instrumentos de la organización. En 1997 Argentina se adhirió a la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales de la OCDE y en 2001 entró en vigor. Además, es signatario de la Declaración sobre Inversión Internacional y Empresas Multinacionales de la OCDE, miembro del Centro de Desarrollo de la OCDE y del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información.
 

I - MERCOSUR

El Mercado Común del Sur - MERCOSUR - está integrado por los socios fundadores: la República Argentina, la República Federativa de Brasil, la República del Paraguay (suspendida temporalmente y reingresó a partir de las elecciones de 2013) y la República Oriental del Uruguay. En 2006 se adhirió la República Bolivariana de Venezuela - actualmente suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de Estado Parte del MERCOSUR - y en 2015 el Estado Plurinacional de Bolivia, que se encuentra en proceso de adhesión (pendiente de ratificar). Además son Estados Asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam.

Creado en marzo de 1991 a través del Tratado de Asunción, establece como objetivo la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países miembros así como la adopción de una política comercial común. Las principales pautas del Acuerdo son:

1. La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países, a través, entre otros, de la eliminación de los derechos aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de mercaderías y de cualquier otra medida equivalente.

2. El establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados y la coordinación de posiciones en foros económico-comerciales regionales e internacionales.

3. La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados Partes: de comercio exterior, agrícola, industrial, fiscal, monetarias, cambiarias y de capitales, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones y otras que se acuerden, para asegurar condiciones adecuadas de competencia entre los Estados Partes.

4. El compromiso de los Estados Partes de armonizar sus legislaciones en las áreas pertinentes, para lograr el fortalecimiento del proceso de integración.

El Mercosur es actualmente la quinta economía del planeta, con un mercado de más de 260 millones de habitantes, con un Producto Interno Bruto de 2,2 billones de euros, con un comercio intrarregional de 60.279 M$ y con recursos energéticos enormes, tanto en energías renovables como convencionales.

Para Argentina, el Mercosur es la plataforma para abrirse al exterior y, en política exterior, Argentina, a nivel regional, busca en primer lugar consolidar al MERCOSUR como espacio estratégico de integración regional, de ahí que el Presidente Macri apostara por relanzar las relaciones de MERCOSUR en todos los ámbitos.

Durante los últimos años no han existido conflictos comerciales significativos (salvo en el calzado y electrodomésticos) dentro del bloque a pesar del creciente superávit comercial de Brasil con el resto de miembros, posiblemente debido al buen funcionamiento de las Comisiones de Monitoreo del Comercio Bilateral. Desde 2016 MERCOSUR ha experimentado un retorno a sus objetivos fundacionales revitalizando la agenda interna del proceso de integración, ha avanzado en el tratamiento de medidas que constituyen barreras al comercio intrazona y se han acordado marcos normativos para las contrataciones públicas y para la cooperación y facilitación de inversiones.

Respecto a la agenda externa del MERCOSUR, hasta 2016 se produjeron escasos avances. La incapacidad de definir posturas comunes entre los miembros del bloque dificultan las negociaciones. En la Cumbre de diciembre de 2015 se manifestaron diferentes concepciones, de una parte Venezuela y Bolivia, en medio Uruguay y Brasil y, con las posturas más avanzadas, Argentina y Paraguay. La propuesta de Argentina era abordar otros mercados y avanzar en las negociaciones con la UE. También en esta Cumbre se felicitó a Argentina por la eliminación del cepo cambiario y las DJAI. Por otra parte hubo pocas noticias relevantes desde el punto de vista de las resoluciones económicas.

Bajo la presidencia Argentina del primer semestre 2016, se activaron las negociaciones con la Unión Europea (UE) a fin de concretar el acuerdo comercial con UE y los lazos con Japón, Canadá e India. Se hace constar la necesidad de armar equipos integrados de negociación, para afrontar de manera más coordinada y más consolidada los temas pendientes.

Con el impulso que dió Argentina en 2016 a la agenda de negociaciones, a lo largo de 2018 MERCOSUR inició oficialmente negociaciones para alcanzar acuerdos de libre comercio, con Singapur, con Corea del Sur y con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). Además, tiene abiertos como bloque distintos frentes de diálogo, entre ellos con la ASEAN, China, Japón, Australia-Nueva Zelanda, Turquía y la Unión Económica Euroasiática y Canadá, entre otros.
El 16 y 17 de julio de 2019, tuvo lugar en Santa Fe la Cumbre de presidentes de MERCOSUR con la que se puso fin al semestre de la presidencia pro-tempore argentina y que se celebró en un ambiente de gran optimismo por el reciente acuerdo con la UE. Destacan los siguientes resultados: potenciación de la agenda exterior del Mercosur, revisión del Arancel Externo Común, aprobación del Marco Normativo para un presupuesto único del MERCOSUR, supresión del roaming y comunicado sobre Venezuela.
Y ha sido en el primer semestre de 2019 con la presidencia de Argentina, que Mercosur ha desarrollado una amplia y dinámica agenda cuyo resultado en los procesos negociadores que el bloque tenía abiertos ha sido:
 

I – 1. MERCOSUR-UE:

El 28 de junio de 2019, han concluido las negociaciones del Acuerdo de Asociación Estratégica UE-MERCOSUR, que se iniciaron en 1999, al alcanzar las partes un acuerdo político correspondiente a un acuerdo comercial ambicioso, equilibrado y de amplio alcance, el más importante que la UE ha negociado, por el que Mercosur liberalizará por completo el 91% y la UE el 95% de las líneas arancelarias en sus respectivos cronogramas.
El camino ha sido complicado, resaltando los siguientes hitos en las negociaciones: cuando todo indicaba que podían concluir en 2004, el proceso negociador se estancó y no fue hasta mayo 2010 cuando volvió a retomarse, bajo Presidencia española. Aunque se había avanzado bastante en la parte normativa del Acuerdo, la negociación de su parte comercial se encontraba aún en fase inicial.
En la Ronda de enero 2013, la UE y MERCOSUR acordaron intercambiar ofertas de acceso a mercado fijando como límite el último trimestre de 2013, compromiso que no se efectuó.
Tras una reunión en Bruselas en junio de 2015, ambos bloques regionales reafirmaron "su total compromiso para alcanzar la conclusión de las negociaciones" por un tratado de libre comercio y destacaron que el objetivo era "intercambiar las ofertas durante el último trimestre de 2015".
A fin de 2015, coincidiendo con el cambio de Gobierno en Argentina, el proceso tomó un nuevo impulso y el 11 de mayo de 2016 se produce un intercambio de ofertas comerciales, lo cual reabre formalmente la negociación. La primera Ronda centró su objetivo en terminar de despejar los aspectos más avanzados y menos conflictivos del acuerdo, es decir los capítulos político y de cooperación, también se trataron temas más técnicos, el pilar comercial, con los temas más sensibles en acceso a mercados, en particular sobre el agro, compras públicas y propiedad intelectual. En la segunda Ronda se trataron los grupos de comercio de servicios, compras públicas, propiedad intelectual, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, solución de controversias, y comercio y desarrollo sostenible. También se reunió el grupo de asuntos institucionales, para avanzar en la definición de la arquitectura institucional del Acuerdo de Asociación MERCOSUR-UE. Para la ronda de Diciembre 2017, se había fijado el objetivo de firmar el acuerdo, a cambio de no acceder a la cuota de vacuno solicitada por Mercosur y de otorgar mejor trato en la exportación de cítricos de Mercosur, que no se cumplió.
Las negociaciones durante las cinco Rondas realizadas en 2018, a pesar de los avances conseguidos, no lograron superar las diferencias, pese a que en la primera Ronda en Paraguay se consensuó ampliar la oferta europea de contingentes de vacuno y mejorar el acceso a Mercosur a los lácteos europeos, produciéndose también avances en normas de origen, licitaciones públicas y propiedad intelectual. Entre los objetivos de la Unión Europea estaba conseguir un acuerdo de libre comercio que incluyera reducciones arancelarias, eliminación de barreras al comercio de productos y servicios y reformar las reglas para que las empresas de un bloque puedan participar en concursos públicos del otro. Otro punto prioritario era mejorar los procedimientos aduaneros, las barreras técnicas al comercio y que incluyera la protección de la propiedad intelectual. Los puntos más conflictivos pendientes de consensuar se centraban entre otros en automóviles y sus componentes, las indicaciones geográficas, los servicios marítimos y la industria láctea.
Finalmente, el 28 de junio 2019, y coincidiendo con la presidencia de Argentina del Mercosur, se alcanzó el Acuerdo. gracias a los empeños tanto de los presidentes brasileño y, sobre todo, argentino por concluir a la mayor brevedad el Acuerdo UE Mercosur, como por el apoyo prestado por España, que siempre ha sido el principal valedor de Mercosur en la UE
Partiendo de este acuerdo de principio, las partes procederán a realizar la revisión jurídica del texto acordado y redactar la versión final del Acuerdo de Asociación y de todos sus aspectos comerciales. A continuación, la Comisión lo traducirá a todas las lenguas oficiales de la UE y presentará el Acuerdo de Asociación a los Estados miembros de la UE y al Parlamento Europeo para su aprobación.


I– 2. Otros Acuerdos y Tratados MERCOSUR
:

Los avances más relevantes logrados por los Estados Partes durante el primer semestre de 2019 de la Agenda externa de Mercosur han sido las rondas negociadoras de negociaciones para alcanzar tratados de libre comercio con Canadá, Corea del Sur, Singapur y EFTA.

Argentina mantiene acuerdos y tratados con terceros países suscritos como miembro del bloque Mercosur, o de bloque a bloque:

  • Tratado Mercosur/EE.UU. Acuerdo relativo a un Consejo sobre Comercio e Inversión, firmado en Washington el 19 de Junio de 1991.
  • Acuerdo Mercosur/Unión Aduanera de África Austral (SACU). Acuerdo de comercio preferencial, firmado el 16 de diciembre de 2004 y vuelto a firmar en 2009.
  • Acuerdo MERCOSUR/Consejo de Cooperación del Golfo. Acuerdo de cooperación económica entre los miembros de Mercosur y los Estados del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo, firmado el 10 de mayo de 2005.
  • Acuerdo Israel/Mercosur: Tratado de libre comercio, firmado el 18 de diciembre de 2007.
  • Acuerdo India/Mercosur: Acuerdo de comercio preferencial firmado el 25 de enero de 2004.
  • Acuerdo Mercosur/Chile. Acuerdo de complementación económica cuyos principales objetivos son formar un área de libre comercio entre las Partes Contratantes, mediante la expansión y diversificación del intercambio comercial y la eliminación de las restricciones arancelarias y no arancelarias que afectan el comercio recíproco; promover el desarrollo y la utilización de la infraestructura física, con especial énfasis en el establecimiento de interconexiones bioceánicas. Firmado el 25 de junio de 1996.
  • Acuerdo de Complementación Económica Mercosur/Bolivia. Con el mismo espíritu del Acuerdo con Chile, fue firmado en 1997 en Montevideo.
  • Acuerdo Mercosur/Comunidad Andina. Acuerdo marco para la creación de la Zona de Libre Comercio entre las Partes Contratantes, mediante la expansión y diversificación del intercambio comercial y la eliminación de los gravámenes y las restricciones que afecten el comercio recíproco. Fue suscrito en Buenos Aires el 18 de Abril de 1998.
  • Acuerdo Mercosur/MCCA. Acuerdo marco de Comercio e Inversión entre el Mercosur y el Mercado Común Centroamericano. Tiene por objetivo estrechar las relaciones económicas en los ámbitos de comercio, inversión y transferencia tecnológica. Fue suscrito en Santiago de Chile, el 18 de Abril de 1998.
  • Acuerdo Mercosur / Canadá. Entendimiento de Cooperación en materia de Comercio e Inversiones y Plan de Acción entre las partes. Firmado en Buenos Aires, el 16 de junio de 1998.
  • Tratado de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la República Árabe de Egipto, firmado 02 de agosto de 2010.
  • Acuerdo Marco para el Establecimiento de un Area de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la República de Turquía, firmado el 30 de junio de 2008, en San Miguel de Tucumán.
  • Acuerdo Marco entre el MERCOSUR y el Reino Hachemita de Jordania, firmado el 30 de junio de 2008, en San Miguel de Tucumán.
  • Área de libre comercio entre MERCOSUR y la República Árabe de Siria. firmado el 16 de diciembre de 2010.
  • Tratado de libre comercio entre Mercosur y el Estado de Palestina. firmado el 20 de diciembre de 2011.
  • Acuerdo de Comercio y cooperación económica entre MERCOSUR y la República Tunecina. firmado el 16 de diciembre de 2014.
  • Protocolo de adhesión del Estado Plurinacional de Bolivia. Firmado el 17 de julio de 2015.
  • Acuerdo marco de asociación entre Mercosur y Suriname. Firmado el 21 de diciembre de 2015.
  • Protocolo de Cooperación y Facilitación de Inversiones Intra- Mercosur Multilateral Inversiones. Países: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay MERCOSUR. Firmado el 7 de abril de 2017.

 

II - UNASUR

A principios de marzo de 2009 se constituye formalmente la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR). Se trata de un nuevo bloque regional sudamericano, conformado por 12 países: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Entre los Consejos Sectoriales de que dispone se encuentran

- Consejo Energético Sudamericano
- Consejo Sudamericano de Estrategia y Planeamiento
- Consejo Sudamericano de Economía y Finanzas
- Consejo Sudamericano de Ciencia, Tecnología e Innovación

 

 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Acuerdos económicos bilaterales con terceros países

Las negociaciones con cada país se sustentan fundamentalmente en las Comisiones Intergubernamentales o Comisiones Mixtas. Los Convenios o Acuerdos de Cooperación Económica, que dan origen a las Comisiones Mixtas y/o Mecanismos de Consultas Bilaterales Económicas con los distintos países, pueden ser consultados en la Biblioteca Digital de Tratados del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

(http://tratados.mrecic.gov.ar/)

Argentina, a fecha 31 de julio de 2019, ha suscrito y están en vigor 75 Acuerdos Bilaterales de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (ABI en sus siglas en Argentina, APPRI en sus siglas en España) con diversos países del mundo, entre ellos España, que otorgan una amplia protección a la inversión y a los inversores extranjeros. El último que ha firmado ha sido con Japón en octubre de 2017.

Además, en la actualidad Argentina ha firmado 20 Convenios para evitar la Doble Imposición con Alemania, Australia, Austria (extinguido), Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, México, Países Bajos, Noruega, Reino Unido, Rusia, Suecia y Suiza y dos Convenios que todavía no están en vigor, con Emiratos Árabes Unidos y Qatar.

Tras haber estado 6 años excluida, en 2017 la Argentina obtuvo el retorno al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para exportaciones a Estados Unidos a partir de este año, lo que permitirá que un número significativo de productos de las economías regionales puedan ingresar al mercado norteamericano con arancel cero.
 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Participación en OOII económicos y comerciales

La ejecución y defensa de la política económica exterior del país corresponde a la Subsecretaría de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La integración con la región constituye una política de Estado estratégica para Argentina, materializada en la activa participación del país en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El país participa activamente en el Grupo de los 20 (G-20), en la Organización Mundial del Comercio (OMC) -incluido el Órgano de Solución de Diferencias (OSD)-, en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), entre otros organismos.

www.mrecic.gov.ar/es/secretaria-de-relaciones-economicas-internacionales

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de organizaciones internacionales económicas y comerciales de la que el país es miembro

 

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES ECONÓMICAS Y COMERCIALES DE LAS QUE EL PAÍS ES MIEMBRO
Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)
Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
Banco Mundial (BM)
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)
Comisión Económica de las UN para América Latina y El Caribe (CEPAL)
Comité Coordinador de los Países de la Cuenca del Plata (CIC)
Conferencia de las UN para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD)
Corporación Andina de Fomento (CAF)
Fondo Financiero Para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA)
Fondo Monetario Internacional (FMI)
G20
Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (FGTLAT)
Mercado Común del Sur (MERCOSUR)
Observatorio América Latina Asia Pacífico
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)*
Organización de los Estados Americanos (OEA)
Organización Internacional del Trabajo (OIT)
Organización Mundial del Comercio (OMC)
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
Sistema Económico Latinoamericano (SELA)
Unión de las Naciones Sudamericanas (UNASUR)

 *Ha presentado su solicitud de ingreso. Todavía no es miembro de pleno derecho.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex