Relaciones económicas internacionales

Resumen de las relaciones económicas internacionales

La ejecución y defensa de la política económica exterior del país corresponde a la Secretaría de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La integración con la región constituye una política de Estado estratégica para Argentina, materializada en la activa participación del país en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El país participa activamente en el Grupo de los 20 (G-20), del que asumió la Presidencia en 2018. Además, forma parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) -incluido el Órgano de Solución de Diferencias (OSD)-, en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), entre otros organismos.

Precisamente, Buenos Aires fue sede de la última Conferencia Ministerial de la OMC en diciembre de 2017.

Las relaciones internacionales de Argentina se encuentran en gran medida subordinadas a los intereses de la política interna. Durante la presidencia de Néstor Kirchner se enfriaron las relaciones con Estados Unidos, la Unión Europea y el FMI. La política exterior se centró en Latinoamérica. Con la llegada de Mauricio Macri al poder, Argentina ha prestado mayor atención a las relaciones internacionales, participando de foros en los que ha causado buena impresión.

Además, el FMI retomó su contacto con el país y se cerró el acuerdo con los tenedores de bonos litigantes, lo que permitió al país volver a tener presencia y operar en los mercados internacionales. En 2018 Argentina y el FMI acordaron un programa Stand-By por U$S 56.300 millones y una duración de 36 meses.

La relación con los países vecinos se ha ido mejorando y encauzando a partir de la asunción del nuevo gobierno de Mauricio Macri, sobre todo con Brasil, Uruguay y Chile.

- La relación con Brasil es muy estrecha, aunque no siempre sencilla. Existe una gran dependencia económica de Argentina respecto a Brasil (es a la vez un cliente, un proveedor en el ámbito industrial y un competidor en la exportación de materias primas). Ambos Gobiernos han mostrado y escenificado su cercanía en numerosas ocasiones. Existen tensiones comerciales entre ambos países. La inversión brasileña en Argentina se ha reducido debido a las restricciones comerciales argentinas. La integración regional a través del MERCOSUR no ha registrado avances significativos en los últimos tiempos.

- Las relaciones con Uruguay han ido mejorando a partir de la asunción del nuevo gobierno. Durante la presidencia de Néstor Kirchner se inició un conflicto entre ambos países debido a la instalación de dos plantas papeleras en el lado uruguayo del río Uruguay, que según Argentina ocasionarían contaminación afectando a la rivera.

- También se han visto afectadas las relaciones con Chile debido a las restricciones unilaterales argentinas, aunque ya están volviendo a la normalidad.

Si bien las relaciones con Venezuela habían sido bastante estrechas en los últimos años, el nuevo Presidente ha criticado al presidente Maduro y ha cuestionado ciertas políticas del gobierno venezolano en contra de los derechos humanos.

En cuanto a las relaciones con España quedaron marcadas por la decisión del Gobierno Argentino de la expropiación de YPF a la empresa Repsol en 2012. En abril de 2014 se convirtió en Ley el acuerdo con Repsol. Después, el Gobierno oficializó la emisión de deuda por US$ 6000 millones para pagar la expropiación de la petrolera YPF.

Con la venta de toda la cartera de bonos argentinos, Repsol obtuvo unos ingresos totales de 4.997,2 millones de dólares, quedando extinguida la deuda de 5.000 millones de dólares reconocida por Argentina.

A principios de mayo, Repsol vendió el 12% que le quedaba en YPF y selló su salida del país. El conjunto de todas las operaciones ha supuesto unos ingresos para Repsol de 6.308,5 millones de dólares.

España y Argentina tenían un Convenio para evitar la Doble Imposición que entró en vigor en julio de 1994, y que fue denunciado el 29 de junio de 2012 por Argentina, dejando de tener efecto a partir del 1 de enero de 2013. El texto del nuevo Convenio, acordado en octubre de 2012, fue firmado el 11 de marzo de 2013. Una vez aprobado por los Parlamentos de ambos países, entró en vigor el 23 de diciembre de 2013 y sus disposiciones se aplican con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2013.

A finales de 2013 Argentina arregló los contenciosos con cinco empresas en el CIADI.

A principios de 2014 pactó con el Club de París la regularización de sus deudas.

En cuanto asumió el gobierno del Presidente Macri, se acordó el pago de la deuda con los tenedores de bonos litigantes, para lo cual se ha emitido una serie de bonos que cuentan con el consenso de las Cámaras de Diputados y Senadores.

Con el Reino Unido tienen abierto un conflicto por la soberanía de las islas Malvinas.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con IFI (FMI, BM, bancos regionales y otras)

Diversas instituciones multilaterales financian programas en Argentina. En el año 2014 fue aprobada la Estrategia de Alianza País Argentina, EAP, para el periodo 2015-2018 por el Banco Mundial, superando los obstáculos que supuso la anterior fase (año 2012), que fue cuando ciertos países socios comenzaron a objetar en el directorio del organismo la aprobación de todo nuevo crédito para el país que no fuera destinado a comunidades de riesgo debido a los incumplimientos de Argentina en el CIADI y la manipulación de las estadísticas oficiales, motivo de la reprobación del FMI. La EAP es el programa que suele acompañar cada mandato presidencial y que contempla créditos frescos por aproximadamente 3.000 M$.

El gobierno de Cristina Kirchner se encontró con complicaciones a la hora de conseguir la aprobación de nuevos préstamos en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aunque en esta entidad Argentina nunca dejó de contar con el respaldo de los gobiernos de la región.

Según datos del BCRA, el balance de divisas entre el país y los organismos multilaterales y bilaterales de crédito presentan ciertas variaciones.De acuerdo con el balance cambiario de 2016, publicado por el Banco Central (BCRA), el flujo de fondos entre el país y los organismos multilaterales de crédito fue de – 1.592 en 2016 frente a 7.526 M$ de 2015. En 2016 los ingresos crecieron significativamente pasaron de 13.150 en 2015 a 18.038 y los pagos crecieron en mayor proporción de 5.624 en 2015 a 19.630 en 2016.

Fondo Monetario Internacional (FMI)

Tras la crisis de 2001-2002, Argentina firmó un acuerdo con el FMI para refinanciar 6.780 M$ de deuda. Con la llegada al poder de Néstor Kirchner las relaciones entre Argentina y el FMI se tensaron y, finalmente, el Gobierno argentino procedió al pago anticipado de toda su deuda con la institución (9.530 M$) el 4 de enero de 2006.

Las estadísticas argentinas fueron objeto de revisión por el FMI, pero la mala calidad de las mismas hizo que el organismo censurara a Argentina en 2013.

En la Asamblea anual del FMI (abril 2016) el informe sobre Argentina señalaba que el Gobierno se embarcó en una serie de reformas para normalizar la economía, la eliminación del cepo cambiario y el ordenamiento tarifario, y consideraba que las reformas estaban apuntalando la confianza y capacidad de la economía en el tiempo.

El crecimiento en 2017 fue del 3% y las previsiones para 2018, que hasta mediados de año se estimaban en un crecimiento del 2,3%, finalmente el FMI espera déficit del -2,6% y en 2019 del -1,6%. Las crisis económica (agraria) y financiera (cambiaria) condujeron a Argentina a solicitar al FMI apoyo. El 20 de junio 2018 concluyeron un Acuerdo Stand-By por tres años y 50.000 M$, que renegociaron el 26 de septiembre, consiguiendo un acuerdo de ampliación de 7.100 M$ con el compromiso de alcanzar el equilibrio presupuestario para 2019 y avanzar hacia un superávit primario del 1% en 2020. El FMI adelantará a 2018 y 2019 desembolsos por 18.700 M$, a cambio de un conjunto de políticas fiscal, monetaria y cambiaria más exigente.

En el marco de normalización de las relaciones del FMI con Argentina, el organismo volverá a abrir su oficina de representación en Buenos Aires a finales de 2018.


Banco Mundial (BM)


Argentina mantiene una estrecha relación con el Grupo Banco Mundial (GBM) ya que, junto al BID y la CAF eran unas de las pocas fuentes de financiación externas que tenía abiertas tras el default de principios de la década 2010. Además, las tres instituciones intentan coordinar sus actividades.

En especial el BM y el BID actúan con una cierta división de trabajo: en desarrollo humano, el BM destaca en salud y el BID en educación. En desarrollo social, el BM tenía un claro liderazgo con la financiación del “Programa de Jefes y Jefas de Hogar”, mientras que el BID está asumiendo una participación más activa con el “Programa Familias” (sucesor del “Jefes y Jefas”). En infraestructuras el BM lidera la acción en carreteras, protección contra inundaciones y agua y saneamiento, mientras que el BID actúa en infraestructura regional del Norte argentino y desarrollo urbano.

En 2009, el BM se erigió como el mayor financiador de Argentina concediendo créditos por valor de 1.844 M$ y hasta 2013 se aprobaron 16 proyectos por un monto total de 2.866 M$.

En agosto de 2014 fue aprobada la Estrategia de Alianza con la República Argentina 2015-2018 (EAP) que se centra en mantener los logros sociales obtenidos en los últimos años y ampliar la inclusión social, a la vez que brinda apoyo al país para mitigar los desafíos que afrontan los grupos vulnerables. La EAP se estructura en torno a nueve áreas de resultados del Grupo del Banco Mundial (GBM), establecidas dentro de tres temas más amplios: a) creación de empleo en las empresas y los establecimientos agropecuarios; b) disponibilidad de activos para las personas y los hogares y c) reducción de los riesgos ambientales y protección de los recursos naturales, áreas elegidas por ser importantes para reducir la pobreza en forma sostenida y distribuir los beneficios de la creación de riqueza, los dos objetivos inseparables del GBM. Además incorporará gradualmente cambios relacionados con los sectores en los que participará el GBM: eliminar apoyo financiero, los servicios de asesoría para la gestión del mantenimiento vial y la ayuda directa a los ingresos de la población pobre; fomentar empleo de los jóvenes con formación, capacitación y alianzas con empresas, así como la contribución; intervenciones para incentivar la prestación de servicios para la población pobre y vulnerable y aumentar los servicios financieros en agua, saneamiento y gestión del sector público.

En 2015 se aprobaron siete préstamos a Argentina por un importe global de1.292,54 M$, destinados a proyectos de: salud pública, prevención de enfermedades, desarrollo de áreas rurales, biodiversidad, protección de bosques, inclusión socio-económica en áreas rurales y ampliar el acceso a energías renovables en áreas rurales.

En la revisión de la EAP en 2016, Argentina acordó con el Banco Mundial créditos para realizar proyectos por un importe de 6.300 M$ de los cuales unos 3.500 M$ de créditos correspondientes a programas nuevos, que se distribuyen en 2.000 M$ para ejecutar entre 2016 y 2017 y otros 1.500 M$ para el ejercicio 2017-2018. A este monto, se suman otros 2.800 M$ que corresponden a desembolsos pendientes de proyectos ya acordados con anterioridad. Los proyectos a financiar abarcan entre otros: salud, infraestructura, aspectos de desarrollo social y energía.

Argentina tiene una cartera activa de 25 proyectos de inversión con créditos comprometidos por un total de 6.400 M$, 2 garantías por 730 M$ y 2 donaciones por un monto de 10 M$. La cartera se centra en salud, medio ambiente, educación, infraestructura, mercado laboral y protección social.


Banco Interamericano de Desarrollo (BID)


El Grupo BID se compone del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ofrece recursos y financiación al sector público, BID Invest, centrado en operaciones del sector privado y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), que ofrece donaciones y recursos para apoyar proyectos innovadores de pequeña escala en la región.

El BID es uno de los mayores prestamistas internacionales de Argentina, con créditos aprobados entre 2003 y 2008 por importe de unos 8.000 M$ (principalmente en los sectores: social, transporte, educación, energía y de reforma del Estado). Desde 2009 a 2014 el promedio de préstamos concedidos han sido de 1.360 M$ anuales.

En diciembre de 2015 el BID anunció la Estrategia de País del Grupo del BID con Argentina (2016-2019), con la entrega a Argentina de 5.000 M$, en los próximos años, con objeto de ayudar al nuevo gobierno a cumplir los objetivos de mejorar las infraestructuras y combatir la pobreza. Previamente el BID había comprometido para 2015 créditos por importe de 1.200 M$.

Entre 2016 y 2018 Argentina ha  triplicado el nivel de financiamiento que recibe del BID, unos 7.000 M$. La cartera activa actual con el sector público es de 54 operaciones con 9.206,4 M$ aprobados y un saldo por desembolsar de 3.874,7 M$ (42,1%), dirigidos al crecimiento y la competitividad, al desarrollo social y la mejor gobernabilidad que se concretan en los sectores de transporte, infraestructuras, agua y saneamiento, energía, salud y educación.

En 2017, el BID aprobó recursos por 2.300 M$ destinados a los sectores de innovación tecnológica, seguridad ciudadana, educación, transporte, agua y saneamiento, fortalecimiento institucional, transparencia e integridad financiera, desarrollo urbano y proyectos regionales. Para 2018, el BID apoyará a Argentina con recursos por 2.350 M$, que corresponden a 2.000 M$ del cupo anual de Argentina más 300 M$ en recursos para proyectos regionales. Adicionalmente, se creará un programa contingente de emergencias por catástrofes de 300 M$ y se sumarían los recursos que apruebe la CII.

Argentina ha sido sede de la reunión anual del BID en marzo de 2018, cuya agenda se centró en el desarrollo urbano, crecimiento económico y compromiso con el sector privado y concluyó con un llamado a la incrementar la inversión en infraestructura y mejorar la productividad. En la reunión el BID formalizó varias operaciones por valor de 1.000 M$ con Argentina y un programa de  500 M$ de garantías para impulsar alianzas PPP en infraestructuras.


El Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN)


Creado en 1993 por 21 países donantes, el FOMIN es un fondo especial administrado por el BID. Es el principal proveedor de asistencia técnica para el sector privado así como uno de los inversores más importantes en microfinanzas y fondos de capital emprendedor para pequeñas empresas.

Su objetivo es promover el desarrollo a través del sector privado identificando y apoyando nuevas soluciones para los retos de desarrollo y crear oportunidades para las poblaciones pobres y vulnerables, involucrando al sector privado y colaborando con el sector público cuando es necesario.

Desde 1993 y hasta 2017, el FOMIN ha aprobado en Argentina un total de 98 proyectos que suman un valor de 91 M$. En diciembre de 2017 la cartera activa del Fondo era de 19 operaciones y el valor 14,8 M$ no desembolsados y saldos pendientes.

Las operaciones más significativas en proceso están relacionadas con las tres áreas temáticas del FOMIN: la agricultura climática inteligente, las ciudades inclusivas y la economía del conocimiento, con proyectos en los que la aportación del FOMIN oscila entre un 10% a un 49%.


Corporación Andina de Fomento (CAF)


La Corporación Andina de Fomento (CAF) inició sus operaciones en el país en 2001. La CAF centra su actividad en el apoyo a proyectos de desarrollo de infraestructuras de integración, con alto impacto en el fortalecimiento de la competitividad del país. Ha financiado varios proyectos enmarcados dentro de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana.

Desde octubre de 2007 Argentina es miembro de pleno derecho de la CAF, lo que le permite acceder a una financiación anual de entre 900 y 1.000 M$.

En el período 2013-2017 Argentina obtuvo aprobaciones de fondos por valor de 4.169 M$, lo cual representa un promedio de 834 M$ por año.

En mayo de 2016 CAF anunció su intención de fortalecer la cooperación para el desarrollo sostenible en el periodo 2016-2019, con un apoyo por hasta 2.000 M$ por parte de CAF en ejes estratégicos que impulsen la inserción internacional competitiva del país con el propósito de mejorar la productividad y la competitividad, mediante el financiamiento de obras de logística, transporte, vialidad y provisión energética, con énfasis en el eje central del país.


En mayo de 2018, la cartera directa de Argentina ha sido de 3.195 M$ y de esta cantidad, el 95% son de riesgo soberano. La cartera está constituida en el 96% por operaciones para el financiamiento de programas y proyectos de inversión de mediano y largo plazo.

En junio de 2018, CAF ha puesto a disposición de Argentina financiamiento por  1.400 M$ para el periodo 2018 y 2019 para apoyar las políticas económicas de normalización puestas en marcha por el gobierno argentino, con una Línea de Crédito Contingente (LCC) que asegura financiamiento por un monto de hasta  750 M$ para fortalecer su estrategia de gestión de deuda pública ante choques externos y con recursos adicionales hasta por 150M$ para operaciones y proyectos vinculados a sectores estratégicos para el desarrollo del país como la red de transporte, logística, energía y transformación productiva. Para 2019 están previstos otros 500 M$ con el fin de impulsar el crecimiento de Argentina.


Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (FONPLATA)

 

FONPLATA, banco regional, es el componente financiero del Tratado de la Cuenca del Plata, constituido por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia en 1971. El objetivo es apoyar técnica y financieramente la realización de estudios, proyectos, programas, obras e iniciativas que tiendan a promover el desarrollo y la integración de los países que lo conforman y cuyas contribuciones están focalizadas en áreas rurales, zonas de frontera y en la reducción de las disparidades socio–económicas, en complementariedad y sinergia con las de otras agencias de desarrollo. Los sectores de inversión comprenden una amplia gama que comprende la infraestructura e integración física, además de inversión productiva, inversión social y desarrollo ambiental, entre otros que apuntan a consolidar la sostenibilidad del progreso socio económico de los países que forman parte de la región.

Para el trienio 2014-2016 se acordó una financiación por importe de 225 M$ para proyectos vinculados con proyectos sociales y de infraestructura.

En la reunión anual de la Asamblea de Gobernadores, abril de 2017, Argentina firmó tres contratos por 39,5 M$ para financiamiento. Se firmó un Memorando de Entendimiento entre Argentina y FONPLATA con el compromiso de avanzar en el tratamiento de los restantes proyectos ya aprobados, que sumaban  179 M$. Los programas incluidos en ese documento son: “Desarrollo de Complejos Fronterizos”, “Mejora Integral para Asentamientos Fronterizos”, “Apoyo al Desarrollo del Sector Agroindustrial”, “Acceso al Financiamiento en el Norte Argentino” y “Desarrollo de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento de la Mesopotamia”.

En 2018 se han firmado tres préstamos por un total de  97M$, de los que  50 M$ se destinarán al proyecto “Apoyo al Programa de Seguridad Ferroviaria en la Región Metropolitana de Buenos Aires” para mejorar la seguridad y calidad del servicio de la Región Metropolitana de Buenos Aires;  40 M$ serán para el “Proyecto de Conectividad del Conurbano en la Provincia de Buenos Aires” y  7 M$ se dedicarán a la “Digitalización del Acervo de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”

 

Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)


FIDA es un organismo financiero internacional especializado de las Naciones Unidas para la financiación de proyectos de mejora de la producción alimentaria y la nutrición de grupos de bajos ingresos.

Este organismo financia actualmente 4 programas de desarrollo rural en Argentina a los que el FIDA proporciona financiación por  94,1 M$.

Los dos últimos proyectos financiados han sido en 2016 en que FIDA firmó un acuerdo financiero con Argentina para poner en marcha el Programa de Inserción Económica de los Productos familiares del Norte (Procanor), cuyo objetivo es mejorar la integración de los pequeños agricultores. El Programa está destinado a promover la participación de los agricultores familiares en cadenas de valor incipientes y dinámicas del norte argentino. También fomentará las asociaciones entre los agronegocios, las empresas comerciales y las organizaciones de agricultores. El monto del financiamiento es de  38,9 M$, de los cuales 24 M$ corresponden a un préstamo FIDA. En 2017 con el “Programa de desarrollo de las cadenas caprinas (PRODECCA)” FIDA otorgó a Argentina un préstamo por un monto de hasta  12,3 M$ y una donación por  1 M$, con una contrapartida local de  7 M$.


Banco Europeo de Inversiones (BEI)


En cumplimiento de su mandato ALA (Asia-Latinoamérica 2014-2020), el BEI está autorizado a prestar hasta 3.400 millones de euros para financiar proyectos en estas regiones que potencien la presencia Europea o luchen contra el Cambio Climático. De este monto 2.300 M€ están destinados a América Latina, pero no existen asignaciones especificas por países. El BEI tiene suscrito un convenio con Argentina que permite que proyectos que se desarrollen en Argentina opten a su financiación (es elegible).

BEI puede financiar proyectos que contribuyan a la sostenibilidad ambiental, incluidas la mitigación del cambio climático y la seguridad energética, aun cuando en tales proyectos no participen empresas de la UE. Al Banco también se le ha encomendado la tarea de apoyar la presencia de la UE en los países ALA mediante la financiación de inversión extranjera directa (IED) y la transferencia de tecnología y de conocimientos de Europa. Además, para optar a la financiación por parte del BEI, los proyectos deben mostrar un buen potencial para contribuir al desarrollo económico del país beneficiario.

Históricamente Argentina fué el segundo receptor de financiación en la región, tras Brasil. Sin embargo, en 2001 el BEI dejó de financiar proyectos en el país.

En julio de 2009 el Banco Europeo de Inversiones (BEI) concedió 170 M€ a Volkswagen Argentina para contribuir a financiar inversiones en la fábrica de vehículos que la empresa tiene cerca de Buenos Aires. En octubre de 2011 el BEI concedió 76,4 M€ a Volkswagen Argentina para la modernización y expansión de su planta de Córdoba.

En septiembre 2016 el Gobierno de Argentina y el Banco Europeo de Inversiones acordaron fomentar la financiación para proyectos de pymes y en energías renovables, con  60 M$. La financiación se estructurará a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). El presidente del BICE, Pablo García, destacó que el vínculo es muy importante pues “se enmarca en la nueva política de negocios del banco que apunta a incrementar su fondeo de largo plazo para financiar sectores estratégicos de la economía argentina en similares condiciones".


Corporación Financiera Internacional (IFC)

 

La Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Grupo Banco Mundial, es la principal institución internacional de desarrollo dedicada exclusivamente al sector privado en los países en desarrollo. Financia numerosos proyectos en Argentina. Desde su entrada en IFC, Argentina ha recibido 8.600 M$ para el sector privado de los cuales 3.700 M$ han sido "movilizados". En 2015, destaca la financiación a la empresa de la agroindustria Vicentin por valor de 135 M$ (de los cuales 25 M$ del IFC y 110 M$ de banca comercial). La IFC espera gradualmente aumentar las concesiones de créditos y se estima que comprometería en total alrededor de 1.700 M$ para respaldar al sector privado de Argentina en un entorno de mercado estable en el periodo 2015-2018.

En 2018 IFC otorga 55 M$ al Banco Industrial de Argentina para apoyar la línea de préstamos a medio plazo a las pymes al Banco Itaú Argentina otra línea de  50 M$ para ampliar la financiación a las Pymes y a proyectos de energía sostenible. A la provincia de Córdoba, IFC ha completado con una financiación de  300 M$ para la mejora de las infraestructura del anillo capitalino. Y a través del Banco Galicia, uno de los mayores bancos privados de Argentina, otorga por valor de  100 M$ bonos verdes para proyectos sobre cabio climático.

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con la Organización Mundial de Comercio

 

La Argentina es miembro fundador de la OMC y concede, como mínimo, trato NMF a todos sus interlocutores comerciales. En enero 2018 ha ratificado el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio.

La participación argentina en la OMC la coordina la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de relaciones Exteriores y Culto, estrechamente con las Secretarías de Comercio y de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo, entre otras dependencias nacionales.

Argentina participó activamente en la Ronda de Doha, donde sus principales resistencias al acuerdo se deben a la gran apertura en productos no agrarios a los países en vías de desarrollo, sin que se produzcan avances en la apertura de los mercados agrarios de los países desarrollados. Apoya la reforma del comercio agrícola para buscar un mayor equilibrio en el sistema multilateral de comercio y reducir y/o eliminar las ayudas internas y los subsidios a la exportación de los países desarrollados, con el objetivo de lograr mayor acceso de los productos de origen agrícola argentinos a los diversos mercados mundiales.

En el área de acceso a los mercados de bienes industriales, se opone a la liberalización del comercio para este tipo de bienes, buscando preservar y consolidar el proceso de industrialización que se está llevando a cabo en el país.

Cuando la crisis internacional impactó sobre la economía argentina y el Gobierno argentino optó por una estrategia proteccionista, frente a la política brasileña de continuar con la apertura comercial, esto provocó que el MERCOSUR no pudiera plantear una posición común en las negociaciones.

También participa activamente en diversos grupos de países que coordinan posiciones según intereses comerciales específicos tales como el Grupo de Cairns, el G20 agrícola de la OMC y el grupo NAMA 11 sobre productos industriales, entre otros.

Argentina ha consolidado el 100% de sus aranceles en la OMC en un nivel promedio del 31,9%, pero el arancel promedio aplicado es del 11,6%. Además ha hecho un gran uso de medidas antidumping.

En relación a la política comercial, Argentina fue objeto de un hecho insólito: las críticas que le fueron efectuadas por 40 países en el Consejo de Mercancías en marzo de 2012 debido a sus medidas proteccionistas.

A mediados de 2012, la UE junto con EEUU, Japón y México, interpusieron una demanda contra Argentina en la OMC por las medidas restrictivas a las importaciones. En agosto de 2014, un Grupo Especial de la OMC emitió una resolución que confirmaba estas alegaciones y proporcionaba un veredicto claro: Argentina no puede exigir a los importadores locales ni a las empresas extranjeras que acepten diversas prácticas impuestas por sus autoridades como condición para poder importar bienes en el país. La resolución fue ratificada en enero de 2015.

En enero de 2015 la Organización Mundial de Comercio sancionó a Argentina y le ordena desarmar trabas comerciales tales como las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI). La OMC entendió que las trabas impuestas por la Argentina eran "violación de las normas del comercio internacional". El nuevo gobierno dió efecto a la resolución de la OMC eliminando las DJAI.

La OMC divulgó en septiembre 2015 un informe que respaldando la batería de medidas anti-abuso de la Argentina diseñadas para proteger los ingresos públicos, prevenir el lavado de activos y preservar la estabilidad del sistema financiero frente al desafío que planteaba la existencia de jurisdicciones no cooperantes en materia de intercambio de información fiscal y los paraísos fiscales.

La OMC falló en marzo de 2016 a favor de Argentina contra aranceles antidumping que dispuso la Unión Europea sobre sus importaciones de biodiesel. La OMC ratificó la decisión en octubre de 2016.

Argentina fue el anfitrión de la XI Conferencia de la OMC celebrada en diciembre de 2017. Los resultados de la conferencia fueron escasos al no haber llegado a un acuerdo en los temas de subsidios a la pesca y a la agricultura. Como aspectos negativos la poca flexibilidad de algunos miembros para conseguir resultados en el contexto multilateral. En el ámbito positivo destacar la predisposición a seguir negociando. También hubo otros aspectos positivos que se resumen en: el inicio de negociaciones para el comercio electrónico, facilitación de inversiones, internacionalización de las Pymes y empoderamiento de las mujeres. Al ser Argentina país anfitrión, se hizo especial mención a la dinámica aperturista del país.

A continuación se detallan las decisiones tomadas en la XI conferencia: Decisión Ministerial sobre las subvenciones a la pesca (los Miembros convienen en seguir participando de modo constructivo en las negociaciones sobre las subvenciones a la pesca); programa de Trabajo sobre el Comercio Electrónico (los miembros procurarán revitalizar sus trabajos y encomiendan al Consejo General que realice exámenes periódicos en sus reuniones de julio y diciembre de 2018 y julio de 2019 sobre la base de los informes presentados por los órganos de la OMC pertinentes); reclamaciones no basadas en una infracción y reclamaciones en casos en que existe otra situación en el ámbito de los ADPIC (los miembros disponen que continúe el examen del alcance y las modalidades de las reclamaciones de los tipos especificados en el GAT); programa de Trabajo sobre las Pequeñas Economías (los miembros encomiendan al CCD en Sesión Específica que considere más detenidamente las diversas comunicaciones que se han recibido hasta la fecha, examine las propuestas adicionales que los Miembros deseen presentar y, en la medida de lo posible y en el marco de su mandato, formule recomendaciones al Consejo General sobre cualquiera de esas propuestas); creación de un Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de Sudán del Sur.

Durante la Conferencia tuvieron lugar otros acontecimientos relevantes como la publicación de la Declaración de Buenos Aires sobre las mujeres y el comercio, la puesta en marcha de la iniciativa de promoción del comercio electrónico ("Enabling E-commerce") y el comunicado de que Google es el primer Campeón de las Pequeñas Empresas de la OMC y la CCI tras concluirse el concurso de vídeo destinado a las pequeñas empresas.

Argentina, fecha 30 de octubre de 2018, ha sido demandante en 20 casos y demandada en 22 ante el Sistema de Solución de Diferencias de la OMC y ha participado en otros 62 como tercero interesado. Los últimos casos elevados ante la OMC han sido:

Como demandante:

  • DS 473: Abril 2014, Demanda contra la UE debido a medidas antidumping en el biodiesel proveniente de Argentina. Adoptado reglamento de ejecución.
  • DS 459: Mayo 2013, Demanda contra la UE por medidas en relación con la importación y venta de biodiesel, así como medidas para apoyar la industria del biodiesel.
  • DS 448: Septiembre 2012, Demanda contra EE.UU. por impedir el ingreso de limones.
  • DS 447: Agosto 2012, Demanda contra EE.UU. por impedir el ingreso de productos argentinos, más concretamente por las restricciones para ingresar productos animales en EE.UU.
  • DS 443: Agosto 2012, Demanda contra España y la Unión Europea por las barreras contra el biodiesel, a raíz de la Orden Ministerial en España (suspendida).

Como demandado:

  • DS453: Diciembre de 2012 por Panamá por las medidas que afectan al comercio de bienes y servicios.
  • DS438, DS444, DS445, DS446: Mayo y Agosto de 2012 por la UE, EE.UU., Japón y México por ciertas medidas impuestas por Argentina para la importación de bienes, las declaraciones como condición para la aprobación de importaciones (DJAI), varios tipos de licencias requeridas para la importación de algunos bienes y el retraso sistemático de la concesión de autorizaciones para importar, además del compromiso de los importadores a cumplir compromisos comerciales antes de aprobar las importaciones.

Argentina ha eliminado la barrera que representaba la aplicación de la DJAI, atendiendo al fallo de la OMC que ordenó su supresión.
 

Como tercero

  • DS 537: Enero de 2018 en el caso de Australia contra Canadá por medidas que rigen la venta de vinos
  • DS 531: Septiembre de 2017 en el caso de EE.UU. contra Canadá por medidas de venta de vino en las tiendas de comestibles (segunda reclamación)
  • DS 497: Septiembre de 2015. en el caso de Japón contra Brasil, por medidas de tributación y cargas.
  • DS 492: Diciembre de 2015, en el caso de china contra la Unión Europea, concesión arancelaria a productos de carne de aves de corral.
  • DS 484: Marzo de 2016, en el caso de Brasil contra Indonesia, determinadas medidas impuestas por este país a la importación de carne de pollo
  • DS 480: Agosto de 2015, en el caso de Indonesia contra la Unión Europea, determinadas medidas antidumping del biodiesel.
  • DS 478: Mayo de 2014, en el caso de Estados Unidos contra Indonesia, determinadas medidas impuestas por este país a la importación de productos hortícolas, animales y productos del reino animal.
  • DS 477: Mayo de 2014, en el caso de Nueva Zelanda contra Indonesia, determinadas medidas impuestas por este país a la importación de productos hortícolas, animales y productos del reino animal.
  • DS 474: Diciembre de 2013, en el caso de Rusia contra la UE por los métodos de “ajuste de costos” empleados por la UE para el cálculo de los márgenes de dumping en investigaciones y exámenes antidumping.
  • DS 472: Diciembre de 2013, en el caso de la UE contra Brasil con respecto a determinadas medidas relativas a la tributación y las cargas en el sector del automóvil, la industria electrónica y tecnológica, las mercancías producidas en Zonas de Libre Comercio y las ventajas fiscales para los exportadores.
  • DS 435: Mayo de 2014, en el caso de Honduras contra Australia, por la legislación australiana referente al empaquetado del tabaco.
  • DS 441: Mayo de 2014, en el caso de la República Dominicana contra Australia, por la legislación australiana referente al empaquetado del tabaco.
  • DS 455: Abril de 2013, en el caso de Estados Unidos contra Indonesia por la importación de productos hortícolas, animales y productos animales.
  • DS 457: Septiembre 2013, en el caso de Guatemala contra Perú por impuestos adicionales en la importación de ciertos productos agrícolas.
  • DS 458:Mayo 2014, en el caso de Cuba contra Australia por la legislación australiana referente al empaquetado del tabaco.
  • DS 467: Mayo 2014, en el caso de Indonesia contra Australia por la legislación australiana referente al empaquetado del tabaco.
  • DS 469: Febrero 2014, en el caso de Dinamarca contra la UE por las medidas sobre los arenques.

En la reunión de Ministros de Comercio del G20 de septiembre 2018 en Mar del Plata (Argentina), reconocen la necesidad de mejorar la OMC para hacer frente a los recientes acontecimientos que han afectado al comercio internacional, y en octubre, con ocasión de la cumbre del B-20, la comunidad empresarial argentina manifiesta su apoyo al fortalecimiento del sistema multilateral de comerc
 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Marco institucional de la Política Comercial con la Unión Europea

Las negociaciones entre la U.E. y Mercosur comenzaron en 1999, con el objetivo de alcanzar un acuerdo de asociación, con tres pilares: diálogo político, cooperación y comercio. Y con un capítulo de comercio muy inclusivo que conteía bienes industriales y agrícolas,  también servicios, contratación pública, propiedad intelectual, aduanas, facilitación del comercio, obstáculos técnicos y desarrollo sostenible.

Tras varios años de interrupción, las negociaciones se reanudaron en 2016, gracias al empuje de España. En diciembre de 2017, en los márgenes de la Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires, se estuvo a punto de cerrar un acuerdo. Sin embargo, no fue posible debido a la firme resistencia de Francia a aumentar las concesiones en contingentes de vacuno. A partir de ese moment, las negociaciones se ralentizaron.
 
La XXXIV ronda transcurrió entre los días 9 y 17 de julio de 2018 en Bruselas. La Comisión informó que los avances fueron muy limitados. Para intentar desbloquear la situación, la Comisaria Malmström se reunió los días 18 y 19 con los ministros de los países del Mercosur, los cuales estaban en Bruselas participando en la ministerial UE-CELAC.
 
Y, de acuerdo a la propia negociadora jefa de la Comisión, efectivamente se habrían conseguido importantes avances en áreas delicadas para ambas partes, habiéndose confirmado el firme compromiso político de alcanzar un acuerdo, si bien todavía queda trabajo por hacer en los ámbitos más conflictivos: automóviles y sus componentes, indicaciones geográficas, servicios marítimos e industria láctea.  Por su parte, la Comisaria Malmström declaró que se estaba "muy cerca" de llegar a un acuerdo.
 
En la última ronda  celebrada del 10 al 14 de septiembre 2018 en Uruguay no ha habido avances en los temas conflictivos.
 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de Exportaciones de bienes a la Unión Europea

BALANZA COMERCIAL BILATERAL ARGENTINA - UE
(Datos en millones de euros) 2015 2016 2017 2018 (ene-ago)
Importaciones origen UE 9.103 8.504 9.899 6.717
Exportaciones destino UE 8.134 8.222 8.199 5.541
Saldo Comercial con la UE -969 -282 -1.700 -1.176
Tasa de Cobertura 89% 97% 83% 82%
Fuente: Euroestacom
Ultima actualización: octubre, 2018

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con otros organismos y asociaciones regionales

I - MERCOSUR

El Mercado Común del Sur - MERCOSUR - está integrado por los socios fundadores: la República Argentina, la República Federativa de Brasil, la República del Paraguay (suspendida temporalmente y reingresó a partir de las elecciones de 2013) y la República Oriental del Uruguay. En 2006 se adhirió la República Bolivariana de Venezuela - actualmente suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de Estado Parte del MERCOSUR - y en 2015 el Estado Plurinacional de Bolivia, que se encuentra en proceso de adhesión (pendiente de ratificar). Además son Estados Asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam.

Creado en marzo de 1991 a través del Tratado de Asunción, establece como objetivo la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países miembros así como la adopción de una política comercial común. Las principales pautas del Acuerdo son:

1. La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países, a través, entre otros, de la eliminación de los derechos aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de mercaderías y de cualquier otra medida equivalente.

2. El establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados y la coordinación de posiciones en foros económico-comerciales regionales e internacionales.

3. La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados Partes: de comercio exterior, agrícola, industrial, fiscal, monetarias, cambiarias y de capitales, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones y otras que se acuerden, para asegurar condiciones adecuadas de competencia entre los Estados Partes.

4. El compromiso de los Estados Partes de armonizar sus legislaciones en las áreas pertinentes, para lograr el fortalecimiento del proceso de integración.

El Mercosur es actualmente la quinta economía del planeta, con un mercado de 302,5 millones de habitantes, con un Producto Interno Bruto de 3 billones de dólares, con un comercio intrarregional de 60.279 M$ y con recursos energéticos enormes, tanto en energías renovables como convencionales.

Para Argentina, el Mercosur es la plataforma para abrirse al exterior y, en política exterior, Argentina, a nivel regional, busca en primer lugar consolidar al MERCOSUR como espacio estratégico de integración regional.
 

Los motores del MERCOSUR son Argentina junto a Brasil. Si bien, en la etapa anterior hubo algunos problemas, el Presidente Macri apostó por relanzar las relaciones de MERCOSUR en todos los ámbitos.

Durante los últimos años no han existido conflictos comerciales significativos (salvo en el calzado y electrodomésticos) dentro del bloque a pesar del creciente superávit comercial de Brasil con el resto de miembros, posiblemente debido al favorable contexto externo y al buen funcionamiento de las Comisiones de Monitoreo del Comercio Bilateral. Desde 2016 MERCOSUR ha experimentado un retorno a sus objetivos fundacionales revitalizando la agenda interna del proceso de integración.

Respecto a la agenda externa del MERCOSUR, se han producido escasos avances en los últimos años. La incapacidad de definir posturas comunes entre los miembros del bloque dificultan las negociaciones. En la Cumbre de diciembre de 2015 se manifestaron diferentes concepciones, de una parte Venezuela y Bolivia, en medio Uruguay y Brasil y, con las posturas más avanzadas, Argentina y Paraguay. La propuesta de Argentina era abordar otros mercados y avanzar en las negociaciones con la UE. También en esta Cumbre se felicitó a Argentina por la eliminación del cepo cambiario y las DJAI. Por otra parte hubo pocas noticias relevantes desde el punto de vista de las resoluciones económicas.


Bajo la presidencia Argentina del primer semestre 2016, se activaron las negociaciones con la Unión Europea (UE) a fin de concretar el acuerdo comercial con UE y los lazos con Japón, Canadá e India. Se hace constar la necesidad de armar equipos integrados de negociación, para afrontar de manera más coordinada y más consolidada los temas pendientes.

En la Reunión de Jefes de Estado de Mendoza, en julio de 2017, se resaltó por parte del presidente Macri la necesidad de trabajar en pro de la integración, educación y procesos de democratización. Se fijaron las bases para avanzar en el Acuerdo Mercosur- Alianza del Pacífico, de la que Argentina es país observador desde 2016,  y se instó a Venezuela para que inicie el diálogo en su país. En la última reunión de Jefes de Estado en Brasil se vuelve a tomar como punto fundamental las negociaciones para culminar la firma del acuerdo con la UE.

A partir de 2016 Argentina impulsa una activa agenda de negociaciones. A lo largo de 2018 MERCOSUR ha iniciado oficialmente negociaciones para alcanzar acuerdos de libre comercio, con Singapur, con Corea del Sur y con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). Además, tiene abiertos como bloque distintos frentes de diálogo, entre ellos con la ASEAN, China, Japón, Australia-Nueva Zelanda, Turquía y la Unión Económica Euroasiática, Unión Europea, Canadá, entre otros.

Los procesos negociadores MERCOSUR:

I – 1. MERCOSUR-UE:

La UE y MERCOSUR * negocian un amplio Acuerdo de Asociación desde 1999. Tras varios años de negociaciones, cuando todo indicaba que éstas podían concluir en septiembre de 2004, el proceso negociador se estancó y no fue hasta mayo 2010 cuando volvió a retomarse, bajo Presidencia española. Aunque se había avanzado bastante en la parte normativa del Acuerdo, la negociación de su parte comercial se encontraba aún en fase inicial. En la 9ª ronda en Brasilia de octubre 2012 no se produjeron avances significativos.

Meses más tarde (Santiago de Chile, 26.1.2013), la UE y MERCOSUR acordaron intercambiar ofertas de acceso a mercado fijando como límite el último trimestre de 2013[1]. Sin embargo, dicho intercambio no se efectuó.

A raíz de una petición emanada de la cumbre UE-Brasil (24.2.2014), los técnicos de la Unión Europea y de Mercosur se reunieron el 21.3.2014 para hacer un balance de las negociaciones, pero no acordaron la fecha para intercambiar sus primeras ofertas comerciales.

En anteriores negociaciones Brasil, Paraguay y Uruguay ya consiguieron incluir el 87% de los productos en la oferta a la UE, los argentinos se resistían abrir más del 82% de su mercado e insistían en que necesitaban un plazo de siete años para comenzar a reducir los aranceles de cerca de la mitad de los productos, que sólo serían sometidos al libre mercado en 15 años.

Tras una reunión en Bruselas en junio de 2015, ambos bloques regionales reafirmaron "su total compromiso para alcanzar la conclusión de las negociaciones" por un tratado de libre comercio y destacaron que el objetivo era "intercambiar las ofertas durante el último trimestre de 2015".

A finales de 2015, coincidiendo con el cambio de Gobierno en Argentina, el proceso tomó un nuevo impulso y el 11 de mayo de 2016 se produce un intercambio de ofertas comerciales, lo cual reabre formalmente la negociación. El ritmo de negociaciones se incrementa y se celebran nuevas Rondas de negociación en junio y octubre de 2016. Las rondas de negociación en 2017 se realizaron en Buenos Aires Marzo, Mayo-Junio y Diciembre. La primera Ronda centró su objetivo en terminar de despejar los aspectos más avanzados y menos conflictivos del acuerdo, es decir los capítulos político y de cooperación, también se trataron temas más técnicos, el pilar comercial, que incluye los temas más sensibles en acceso a mercados, en particular sobre el agro, compras públicas y propiedad intelectual. En la segunda Ronda se trataron los grupos de comercio de servicios, compras públicas, propiedad intelectual, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, solución de controversias, y comercio y desarrollo sostenible. También se reunió el grupo de asuntos institucionales, para avanzar en la definición de la arquitectura institucional del Acuerdo de Asociación MERCOSUR-UE. Para la ronda de Diciembre 2017, se había fijado el objetivo de firmar el acuerdo, a cambio de no acceder a la cuota de vacuno solicitada por Mercosur y de otorgar mejor trato en la exportación de cítricos de Mercosur, que no se cumplió.


Las negociaciones de las siguientes Rondas en 2018, febrero/marzo, junio, julio y septiembre, no han logrado superar las diferencias, a pesar de que en la primera Ronda en Paraguay se consensuó ampliar la oferta europea de contingentes de vacuno y mejorar el acceso a Mercosur a los lácteos europeos, produciéndose también avances en normas de origen, licitaciones públicas y propiedad intelectual. Entre los objetivos de la Unión Europea está conseguir un acuerdo de libre comercio que incluya reducciones arancelarias, eliminación de barreras al comercio de productos y servicios y reformar las reglas para que las empresas de un bloque puedan participar en concursos públicos del otro. Otro punto prioritario es que se mejoren los procedimientos aduaneros, las barreras técnicas al comercio y que incluya la protección de la propiedad intelectual. Los puntos más conflictivos pendientes de consensuar se centran en automóviles y sus componentes, las indicaciones geográficas, los servicios marítimos y la industria láctea.


Hay que señalar que España es el principal valedor de Mercosur en la UE, así se ha manifestado por la Administración española en los distintos Foros y encuentros. Por otra parte cabe resaltar el empeño del Presidente Macri por concluir a la mayor brevedad del Acuerdo UE Mercosur.

De no firmar el acuerdo antes de fin de 2018, para lo cual las partes trabajan para alcanzar la solución final, es posible que se produzca un retroceso en las negociaciones y acuerdos ya consensuados ya que los cambios políticos en Europa y Brasil, cuyo electo Presidente anunció que Mercosur no está en sus prioridades, pueden modificar el proceso.


I– 2. Otros Acuerdos y Tratados MERCOSUR
:

Argentina mantiene acuerdos y tratados con terceros países suscritos como miembro del bloque Mercosur, o de bloque a bloque:

  • Tratado Mercosur/EE.UU. Acuerdo relativo a un Consejo sobre Comercio e Inversión, firmado en Washington el 19 de Junio de 1991.
  • Acuerdo Mercosur/Unión Aduanera de África Austral (SACU). Acuerdo de comercio preferencial, firmado el 16 de diciembre de 2004 y vuelto a firmar en 2009.
  • Acuerdo MERCOSUR/Consejo de Cooperación del Golfo. Acuerdo de cooperación económica entre los miembros de Mercosur y los Estados del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo, firmado el 10 de mayo de 2005.
  • Acuerdo Israel/Mercosur: Tratado de libre comercio, firmado el 18 de diciembre de 2007.
  • Acuerdo India/Mercosur: Acuerdo de comercio preferencial firmado el 25 de enero de 2004.
  • Acuerdo Mercosur/Chile. Acuerdo de complementación económica cuyos principales objetivos son formar un área de libre comercio entre las Partes Contratantes, mediante la expansión y diversificación del intercambio comercial y la eliminación de las restricciones arancelarias y no arancelarias que afectan el comercio recíproco; promover el desarrollo y la utilización de la infraestructura física, con especial énfasis en el establecimiento de interconexiones bioceánicas. Firmado el 25 de junio de 1996.
  • Acuerdo de Complementación Económica Mercosur/Bolivia. Con el mismo espíritu del Acuerdo con Chile, fue firmado en 1997 en Montevideo.
  • Acuerdo Mercosur/Comunidad Andina. Acuerdo marco para la creación de la Zona de Libre Comercio entre las Partes Contratantes, mediante la expansión y diversificación del intercambio comercial y la eliminación de los gravámenes y las restricciones que afecten el comercio recíproco. Fue suscrito en Buenos Aires el 18 de Abril de 1998.
  • Acuerdo Mercosur/MCCA. Acuerdo marco de Comercio e Inversión entre el Mercosur y el Mercado Común Centroamericano. Tiene por objetivo estrechar las relaciones económicas en los ámbitos de comercio, inversión y transferencia tecnológica. Fue suscrito en Santiago de Chile, el 18 de Abril de 1998.
  • Acuerdo Mercosur / Canadá. Entendimiento de Cooperación en materia de Comercio e Inversiones y Plan de Acción entre las partes. Firmado en Buenos Aires, el 16 de junio de 1998.
  • Tratado de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la República Árabe de Egipto, firmado 02 de agosto de 2010.
  • Acuerdo Marco para el Establecimiento de un Area de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la República de Turquía, firmado el 30 de junio de 2008, en San Miguel de Tucumán.
  • Acuerdo Marco entre el MERCOSUR y el Reino Hachemita de Jordania, firmado el 30 de junio de 2008, en San Miguel de Tucumán.
  • Área de libre comercio entre MERCOSUR y la República Árabe de Siria. firmado el 16 de diciembre de 2010.
  • Tratado de libre comercio entre Mercosur y el Estado de Palestina. firmado el 20 de diciembre de 2011.
  • Acuerdo de Comercio y cooperación económica entre MERCOSUR y la República Tunecina. firmado el 16 de diciembre de 2014.
  • Protocolo de adhesión del Estado Plurinacional de Bolivia. Firmado el 17 de julio de 2015.
  • Acuerdo marco de asociación entre Mercosur y Suriname. Firmado el 21 de diciembre de 2015.
  • Protocolo de Cooperación y Facilitación de Inversiones Intra- Mercosur Multilateral Inversiones. Países: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay MERCOSUR. Firmado el 7 de abril de 2017.

I – 3. BRASIL (SOCIO PRINCIPAL):

En el mes de octubre de 2003 se firmaba el Consenso de Buenos Aires entre los Presidentes argentino y brasileño, un documento de 22 puntos, que plasmaba la intención de reorientar el proceso del MERCOSUR y poner en el centro de la integración regional las necesidades y deseos de los pueblos, dando mayor papel al Estado, ampliando las áreas a integrar e incluyendo la participación de la ciudadanía y la sociedad civil. Los aspectos más sobresalientes desde el punto de vista económico serían: (i) creación de una Comisión Binacional para monitorear el comercio entre ambos países; (ii) firma de un acuerdo de cooperación en defensa de la competencia; (iii) análisis de las posibilidades de proyectos conjuntos en materia de uso pacífico de la energía nuclear, programas espaciales y la fabricación de aviones; (iv) aprobación de los protocolos para facilitar la fiscalización sanitaria en el comercio bilateral de productos agropecuarios; (v) iniciar negociaciones en servicios, compras gubernamentales e inversiones; (vi) voluntad de firma de acuerdos comerciales del Mercosur con la Comunidad Andina, México, India y Sudáfrica en el menor tiempo posible; (vii) impulsar las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea; cierta ambigüedad en lo que respecta al ALCA.

En diciembre de 2016 esa agenda política está agotada, debido al cambio de signo en la orientación de la política regional, que apunta a instalar un frente externo acorde a los gobiernos de restauración conservadora de Macri, Cartes y Temer. Y el nuevo presidente electo de Brasil quiere flexibilizar Mercosur para facilitar las negociaciones comerciales bilaterales, en detrimento del bloque.

En el año 2000, Argentina y Brasil firmaron el Acuerdo sobre la Política Automotriz Común al Mercosur para gestionar el comercio bilateral y evitar distorsiones por subsidios y fomentar las inversiones a esta industria. En 2014 ambos gobiernos consensuaron prorrogar por un año el Pacto Automotor Común (PAC). Aunque estaba previsto un nuevo encuentro en 2015 para trabajar en el nuevo protocolo que regiría entre 2015 y 2020 el PAC, no se produjo pero acercaron las posiciones en torno al flex (cociente entre las importaciones y exportaciones que permite mantener un comercio compensado entre ambos socios). En 2016 el Comité Automotor Argentina-Brasil, tras meses de negociaciones, logró que los Gobiernos de ambos países acordaran una prórroga del PAC hasta el 30 de junio de 2020, manteniendo por un espacio temporal de cuatro años las condiciones en el intercambio de vehículos y piezas: se estableció que la relación entre el valor de las importaciones y exportaciones tenga en cuenta un coeficiente de desvío -flex- de 1,5 en el período 07/01/2015 – 30/06/2020 y, de cumplirse las condiciones para profundizar la integración productiva y el desarrollo equilibrado de las estructuras productivas y el comercio de ambos países, el flex podría aumentar a 1,7 entre el 1/07/2019 y el 30/06/2020.

Brasil y Argentina promovieron en 2016 el lanzamiento de la Comisión de Producción y Comercio, en sustitución de la Comisión Bilateral de Comercio e Inversiones, cuyo último encuentro había ocurrido en 2011. Desde la primera reunión, en abril de 2016, la comisión ha colaborado para profundizar la relación bilateral, el enfrentamiento de dificultades coyunturales, la coordinación de políticas y el tratamiento de pautas de interés para la mejor inserción de los dos países en los mercados internacionales y es un importante canal de comunicación con los sectores privados de ambos países.

Durante la IV y V Reuniones de la Comisión Bilateral de Producción y Comercio, abril y septiembre 2017, Argentina y Brasil dieron un nuevo paso en el fortalecimiento del Mercosur al avanzar en temas clave como son la armonización de normas técnicas y sanitarias para el comercio bilateral y la eliminación de la doble imposición para el intercambio de servicios entre ambas naciones. También se anunció la incorporación del sector privado a la Mesa de Diálogo que volverá a reunirse con empresarios de la Confederación Nacional de Industria (CNI) de Brasil y la Unión Industrial Argentina (UIA). Otros temas de interés que se trataron fueron: firma de un acuerdo de inversiones, digitalización de los certificados comerciales y la creación del Consejo de empresarios de Argentina y Brasil. Otro punto destacado fue la coherencia regulatoria, con el objetivo de compatibilizar las normas técnicas y fitosanitarias entre Argentina y Brasil.

En la reunión mantenida en 2017 entre Macri y Temer surgió el compromiso de firmar una de las declaraciones bilaterales más completas. No sólo estaban presentes los temas comerciales, donde la industria automotriz tiene un rol relevante y en la que todavía queda por resolver el desmontar cierto proteccionismo que se impuso durante el kirchnerismo, sino también los temas de ciencia y tecnología, acuerdos para emprendimientos conjuntos en materia aeronáutica, el tema migratorio. En materia de seguridad, la vigilancia y control de la frontera común es clave, así como el intercambio cultural y educativo. Este relanzamiento de la relación bilateral, implica también el del Mercosur, que viene enfrentando dificultades. Dar mayor dinámica a las negociaciones externas del grupo será otra prioridad, cuando la tasa de crecimiento del comercio exterior global ha caído fuertemente.

En la VI y VII Reuniones realizadas en 2018 destacaron los efectos positivos que está generando la aplicación del Certificado de Origen Digital (COD) y acordaron incentivar la utilización de este certificado dentro de los países del Mercosur.

II - UNASUR

A principios de marzo de 2009 se constituye formalmente la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR). Se trata de un nuevo bloque regional sudamericano, conformado por 12 países: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Entre los Consejos Sectoriales de que dispone se encuentran

- Consejo Energético Sudamericano
- Consejo Sudamericano de Estrategia y Planeamiento
- Consejo Sudamericano de Economía y Finanzas
- Consejo Sudamericano de Ciencia, Tecnología e Innovación

 

* Venezuela se incorporó a Mercosur el 12.8.2012, aprovechando la suspensión temporal de Paraguay de Mercosur, único país que frenaba la entrada de Venezuela prevista en el Protocolo de Adhesión (4.7.2006). Finalmente Paraguay ratificó el ingreso de Venezuela el 18.12.2013. Sin, embargo, las negociaciones son con los 4 miembros Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay.

[1] España, por su parte, transmitió a la Comisión sus intereses sobre acceso a mercados de bienes en noviembre de 2010 y sus intereses sobre acceso a mercado de servicios en enero de 2011.

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Acuerdos económicos bilaterales con terceros países

Las negociaciones con cada país se sustentan fundamentalmente en las Comisiones Intergubernamentales o Comisiones Mixtas. Los Convenios o Acuerdos de Cooperación Económica, que dan origen a las Comisiones Mixtas y/o Mecanismos de Consultas Bilaterales Económicas con los distintos países, pueden ser consultados en la Biblioteca Digital de Tratados del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

(http://tratados.mrecic.gov.ar/)

Argentina, a fecha 1 de febrero de 2018, ha suscrito y están en vigor 75 Acuerdos Bilaterales de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (ABI en sus siglas en Argentina, APPRI en sus siglas en España) con diversos países del mundo, entre ellos España, que otorgan una amplia protección a la inversión y a los inversores extranjeros. El último que ha firmado ha sido con Japón en octubre de 2017.

Además, en la actualidad Argentina ha firmado 20 Convenios para evitar la Doble Imposición con Alemania, Australia, Austria (extinguido), Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, México, Países Bajos, Noruega, Reino Unido, Rusia, Suecia y Suiza y dos Convenios que todavía no están en vigor, con Emiratos Árabes Unidos y Qatar.

Tras haber estado 6 años excluida, en 2017 la Argentina obtuvo el retorno al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para exportaciones a Estados Unidos a partir de este año, lo que permitirá que un número significativo de productos de las economías regionales puedan ingresar al mercado norteamericano con arancel cero.
 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Participación en OOII económicos y comerciales

La ejecución y defensa de la política económica exterior del país corresponde a la Subsecretaría de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La integración con la región constituye una política de Estado estratégica para Argentina, materializada en la activa participación del país en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El país participa activamente en el Grupo de los 20 (G-20), en la Organización Mundial del Comercio (OMC) -incluido el Órgano de Solución de Diferencias (OSD)-, en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), entre otros organismos.

www.mrecic.gov.ar/es/secretaria-de-relaciones-economicas-internacionales

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de organizaciones internacionales económicas y comerciales de la que el país es miembro

 

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES ECONÓMICAS Y COMERCIALES DE LAS QUE EL PAÍS ES MIEMBRO
Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)
Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
Banco Mundial (BM)
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)
Comisión Económica de las UN para América Latina y El Caribe (CEPAL)
Comité Coordinador de los Países de la Cuenca del Plata (CIC)
Conferencia de las UN para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD)
Corporación Andina de Fomento (CAF)
Fondo Financiero Para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA)
Fondo Monetario Internacional (FMI)
G20
Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (FGTLAT)
Mercado Común del Sur (MERCOSUR)
Observatorio América Latina Asia Pacífico
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)*
Organización de los Estados Americanos (OEA)
Organización Internacional del Trabajo (OIT)
Organización Mundial del Comercio (OMC)
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
Sistema Económico Latinoamericano (SELA)
Unión de las Naciones Sudamericanas (UNASUR)

 *Recientemente ha presentado su solicitud de ingreso. Todavía no es miembro de pleno derecho.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex