Relaciones económicas internacionales

Resumen de las relaciones económicas internacionales

Desde su independencia de Portugal el 7 de septiembre de 1822, Brasil ha tomado parte activa en las relaciones internacionales en todos los ámbitos, habiendo suscrito todos los tratados más importantes de la Comunidad Internacional. La Constitución Federal Brasileña de 1988 atribuye al Congreso Nacional la competencia para “resolver definitivamente sobre tratados, acuerdos o actos internacionales que conlleven compromisos onerosos para el patrimonio nacional”.

 

Brasil fue miembro fundador de la Sociedad de Naciones en 1919 y uno de los Estados fundadores de la Organización de las Naciones Unidas en 1948; el representante brasileño fue el primer Presidente de la Asamblea General de la ONU (por tradición, hasta hoy, Brasil es el país que inicia los debates en todas las reuniones ordinarias anuales de la Asamblea).

 

La acción exterior de los últimos gobiernos brasileños ha tenido como objetivo principal convertir al país en un actor global en la escena internacional, con dos ejes básicos de actuación: la integración regional y la presencia soberana en el mundo.


Hasta el nuevo gobierno de Jair Bolsonaro, la estrategia brasileña de sus relaciones regionales se venía estructurando en círculos concéntricos de integración: primero Argentina, después MERCOSUR, América del Sur encarnada en UNASUR y, en un círculo más exterior, América Latina. Con Bolsonaro, la estrategia de integración internacional en círculos concéntricos se ha modificado: Mercosur ha pasado a un segundo plano para potenciar las alianzas principalmente con los Estados unidos de América, Israel y China. Asimismo, Brasil hizo efectiva su salida de UNASUR en abril de 2019 en favor de una nueva asociación, PROSUR (Foro para el Progreso de América del Sur) junto a Argentina, Colombia, Paraguay, Chile y Perú. También se ha revelado como una parte muy activa contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, siendo uno de los miembros activos del Grupo de Lima.

 

En el ámbito internacional, Brasil persigue un mayor protagonismo, respetando el multilateralismo, pero erigiéndose como líder de la región Sur. En el plano político, promueve el fortalecimiento de la ONU, lo que exige un mayor protagonismo de los países emergentes. De esta consideración hace derivar su aspiración de obtener un puesto permanente en un Consejo de Seguridad reformado, como representante de América Latina.

 

En los últimos años, Brasil también ha fortalecido las relaciones con el grupo de países llamados BRICS: Rusia, India, China y Sudáfrica además del propio Brasil. En una reunión mantenida en marzo de 2015 este grupo de países decidió dar un paso más en su colaboración acordando la creación de su propio Banco de Desarrollo, con un capital autorizado inicial de 100.000 millones de dólares y un capital inicial suscrito de 50.000 millones de dólares aportados de forma equitativa por los estados fundadores; además de un fondo de reservas de divisas de contingencia por un valor inicial de 100.000 millones de dólares para otorgar mayor estabilidad financiera a los socios. Actualmente, Brasil ostenta la presidencia del grupo y en 2020 tendrá la del banco. Entre los puntos de la agenda a desarrollar en 2019 se encuentran iniciativas relevantes, como el desarrollo de un sistema de clearing para fomentar los intercambios entre los BRICS.

  

Cabe destacar que a mediados de 2018 Brasil oficializó su solicitud de adhesión a la OCDE, y recibió, en mayo de 2019, el apoyo oficial de Estados unidos de América a cambio de que Brasil renunciara a sus privilegios como país en desarrollo en el marco de la OMC. La administración Bolsonaro ha creó, en julio del mismo año, un organismo interno para acompañar el ingreso del país a la organización.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con IFI (FMI, BM, bancos regionales y otras)

En diciembre de 2005 Brasil anunció el pago de su deuda pendiente con el FMI por un montante de 15.500 millones de dólares, con la consecuente reducción del nivel de deuda externa. Ese era el valor pendiente que quedaba de un crédito por 41.750 millones de dólares que Brasil había solicitado al FMI en 2002. El pago anticipado fue una muestra de la solvencia del sector externo brasileño. La política económica llevada a cabo por Antonio Palocci, a la que Guido Mantega, anterior Ministro de Hacienda, dio continuidad, fue elogiada en repetidas ocasiones por el FMI, que ha puesto a Brasil como un ejemplo de éxito de sus recetas económicas basadas en la disciplina monetaria y el ajuste fiscal.Brasil terminó de pagar en mayo de 2006 toda su deuda externa con el Club de París. La suma pendiente a finales del 2005 era de 2.500 millones de dólares y vencía en enero de 2007. Los recursos no fueron con cargo a reservas como en el anticipo de pago al FMI, sino adquiridos por el Tesoro Nacional en los mercados financieros. En abril de 2006 el Gobierno ya había anticipado el pago de una parte de la deuda con acreedores privados en el marco del Plan Brady por valor de 5.850 millones de dólares, unos títulos fruto de la reestructuración de la deuda de los 90 que vencían en el 2014. En marzo de 2009, Brasil pasó a ser acreedor del FMI, realizando un préstamo al Fondo de 10.000 millones de dólares. Dicho importe está siendo destinado a auxiliar a países con dificultades fruto de la crisis financiera internacional, en un esfuerzo multilateral en el combate a los efectos negativos de la misma.

En noviembre de 2011, el Consejo del Banco Mundial aprobó la nueva "Estrategia de Asociación" con Brasil (CPS en sus siglas en ingles) para el periodo 2012-2015. En dicha estrategia se contempló un programa de préstamos de 11.330 millones de dólares, con especial atención a la región Nordeste.En 2016, el Banco Mundial lanzó el denominado Diagnóstico Sistemático del País (SCD en sus siglas inglesas) a través del cual, se identifican de manera sistemática los principales retos a los que se enfrenta el país para alcanzar un crecimiento sostenible e inclusivo. A raíz de este SCD, se lanzó una nueva estrategia de asociación (Country Partnership Framework, CPF) para 6 años: de 2018 a 2023. El CPF se centra en crear las condiciones para un crecimiento más rápido del empleo, reflejando las prioridades de las autoridades brasileñas y los recursos y la capacidad del Grupo Banco Mundial (GBM) para cumplir con ellas prioridades. El CPF se basa en tres áreas de enfoque: (i) la consolidación fiscal y la efectividad del gobierno; (ii) inversión y productividad del sector privado; y (iii) desarrollo equitativo y sostenible. El CPF continúa centrándose en una mejor prestación de servicios que fue el centro de la estrategia anterior, incluso a través de la implementación de la gran cartera existente, pero con un énfasis creciente en los nuevos modelos de gestión que prometen aumentar la eficiencia y la eficacia del público, además de salvaguardar el acceso de los pobres.


Destacar que España cuenta con el Fondo Español para América Latina y Caribe (SFLAC), establecido por el Ministerio de Economía y Empresa español dentro del Banco Mundial, con el que apoya a países de América Latina y el Caribe, entre ellos Brasil, a construir instituciones del sector público eficientes y responsables, desarrollar infraestructuras, implementar reformas económicas y desarrollar el sector privado. Los fondos están disponibles para los proyectos llevados a cabo por el Banco Mundial y por los países beneficiarios, los recursos proporcionados por este fondo han tenido un gran impacto en el desarrollo de todos los sectores de la región de América Latina y Caribe.
En Brasil, entre otros proyectos, el SFLAC facilitó fondos en 2012 para el “Estudio para el Desarrollo del Sector del Cabotaje en Brasil” y, en 2014, para el desarrollo e implementación de un proyecto de monitorización de la sequía para el Nordeste. Actualmente hay varias operaciones pendientes de desarrollarse.


Por su parte, el BID también ha incrementado en los últimos años la cartera de préstamos aprobados para Brasil, superando en 2010 y 2011 los 2.400 millones de dólares anuales. A la luz de la estrategia del Banco Interamericano para el periodo 2012–2015, puede afirmarse que el volumen de préstamos a este país continuó incrementándose. En 2017, el BID aprobó préstamos para Brasil por valor de 15.494 millones de dólares. En la actualidad, el BID posee un portafolio activo de préstamos a Brasil de 57.379,79 millones de dólares, y 606 proyectos activos. Los sectores que concentran mayor número de proyectos son: modernización y reforma del estado, transporte y saneamiento. La Estrategia del Grupo BID con Brasil 2019-2022 se estructura en cuatro pilares estratégicos:
(i) perfeccionar el clima de negocios y reducir las brechas de infraestructura para mejorar la competitividad;
(ii) impulsar la integración internacional y nacional para incrementar la capacidad productiva;
(iii) construir un sector público más efectivo, que promueva la sostenibilidad fiscal; y
(iv) reducir la desigualdad social y de oportunidades a través del aumento de la eficiencia de las políticas públicas. La estrategia apoyará de modo transversal los desafíos relativos a género y diversidad; sostenibilidad ambiental y cambio climático; e innovación y transformación digital.

En el contexto de la pandemia del covid-19, el BID ha mostrado su compromiso con el país a través de la puesta en marcha de medidas para suavizar el impacto económico de la crisis provocada por el coronavirus. A mediados de agosto de 2020, el banco ha anunciado un préstamo de 1.000 millones de dólares al gobierno federal, destinado a apoyar programas de ayuda para la población más vulnerable y los trabajadores. Unos 600 millones de dólares de estos recursos se emplearán en el programa Bolsa Familia y para el pago de la ayuda emergencial. Este montante beneficiará a 475.000 familias anualmente por medio de Bolsa Familia y a 1 millón de personas por trimestre a través de la ayuda emergencial. Otros 400 millones de dólares se destinarán a programas de mantenimiento de empleos formales.


Brasil, como país accionista del Banco de Desarrollo de América Latina (antigua CAF), también recibe numerosos préstamos de esta entidad que contribuye al desarrollo sostenible y a la integración regional. En los últimos cinco años (2014-2018), CAF aprobó operaciones para Brasil por 7.238 millones de dólares, lo que representa un promedio de 1.448 millones por año, equivalente al 11,8% del total aprobado en dicho período. La cartera de préstamos e inversiones de Brasil se ubica en 1.747 millones de dólares, lo que representa una participación en la cartera de préstamos e inversiones de CAF del 6,8%.
La actual línea estratégica de CAF para Brasil (2015-2019), contempla 3 objetivos de intervención prioritarios:
• Promoción de mejoras en la productividad agregada del país.
• Reducción de la desigualdad territorial y social.
• Facilitar el aprendizaje y capacitación en políticas públicas.
Además, se están llevando a cabo actuaciones en los sectores energético, productivo, y financiero. Asimismo, el directorio del banco aprobó el 4 de diciembre de 2018, tres préstamos en favor de Brasil, que contribuirán a mejorar la movilidad urbana en el Estado de São Paulo; a modernizar las infraestructuras de educación y saneamiento en Fortaleza; y a dinamizar los ecosistemas empresariales en el nordeste del país. El 3 de diciembre de 2019 se aprobaron tres préstamos en favor de entes subnacionales de Brasil que contribuirán a mejorar las infraestructuras, la movilidad y la resiliencia climática en el estado de Alagoas y el municipio de São Bernardo do Campo, y a promover el desarrollo económico y social en la región sur de Brasil. En total, estos préstamos tienen un valor de 286 millones de dólares.
En el contexto de la pandemia del covid-19, a mediados de agosto de 2020, CAF ha aprobado un préstamo por valor de 350 millones de dólares a Brasil para financiar medidas que atenúen la crisis sanitaria e socioeconómica provocada por el coronavirus. Estos recursos serán destinados al pago de la ayuda emergencial para trabajadores informales y ciudadanos de renta baja.

El Banco Europeo de Inversiones financia proyectos de interés común para la UE y los países de América Latina en diversos sectores, si bien no existe una cantidad asignada por país. En 2019, el Banco realizó un préstamo de 150 millones de euros (166 millones de dólares) a Brasil para financiar centrales solares y eólicas, así como otro para la construcción de infraestructura de saneamiento en el estado de Minas Gerais, valorado en 145 millones de euros (161 millones de dólares). Con este último, se conseguirá dotar con agua corriente a 140.000 hogares.

Por último, en 2014 los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) acordaron crear su propio banco de desarrollo, el New Development Bank (NDB). Brasil ocupa este año 2020 la presidencia en el Consejo de Administración y la presidencia del banco. La sede está localizada en Shanghái, y está en estudio la apertura en São Paulo de la oficina regional del NDB en América. Además de la apertura de esta nueva oficina, el NDB también está analizando la posibilidad de utilizar monedas locales para llevar a cabo la financiación de proyectos. Su actual presidente, Kundapur Vaman Kamath, afirmó que existen oportunidades prometedoras en Brasil para llevar a cabo este tipo de financiación y que es vital tener un lugar físico para llevar a cabo los proyectos.
El NDB tiene un capital autorizado de 100.000 millones de dólares para financiar inversiones en los países del bloque. En el año 2016, el banco comenzó a operar con la aprobación de préstamos para 7 proyectos de todos sus miembros por una cantidad total de 1.559 millones de dólares. Entre 2016 y 2017, la Junta Directiva del Banco aprobó préstamos por más de 3.300 millones de dólares para la asistencia financiera en proyectos en las áreas de energía renovable, transporte, saneamiento y riego, entre otras. Vale la pena destacar que en los primeros años del Banco (2015-2016), hubo un ligero desequilibrio en los proyectos, pues eran en su mayoría gubernamentales , y se pretende equilibrar la balanza hacia los proyectos en el sector privado. En 2018, se aprobaron préstamos por valor de 4.700 millones de dólares, el 7% destinados a tres proyectos en Brasil:
• 50 millones de dólares a la construcción de carreteras, drenaje, alcantarillado y telecomunicaciones en pequeñas ciudades y en 29 municipios del estado de Pará
• 71 millones de dólares para la mejora y reconstrucción de 143 km de vías de ferrocarril estatal en Maranhão.
• 200 millones de dólares destinados a la mejora de infraestructura de dos refinerías de Petrobras con el objetivo de reducir emisiones nocivas al medio ambiente y prevenir la contaminación de suelo y agua.
Con motivo de la asunción de la presidencia rotatoria de los BRICS en 2019, Brasil acogerá una cumbre con representantes de los países miembros en noviembre de este año. Para la presidencia rotatoria, el gobierno brasileño anunció como prioridades de su agenda: el impulso a la ciencia, la tecnología, la innovación, o la economía digital.

En el contexto de la pandemia del covid-19, el NBD aprobó a finales de julio de 2020, un préstamo por valor de.1 millón de dólares, destinado al Programa Auxilio Emergencial del gobierno brasileño. Beneficiará a en torno a 5 millones de personas, entre los que se encuentran trabajadores informales, desempleados y ciudadanos de renta baja.
 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con la Organización Mundial de Comercio

Brasil es miembro fundador del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) y juega un papel muy activo en el seno de la OMC desde su fundación en 1995. Brasil no es signatario de ninguno de los acuerdos plurilaterales negociados en la OMC si bien es observador del Acuerdo sobre el Comercio de Aeronaves Civiles de la OMC y pasó a ser observador del Acuerdo sobre Contratación Pública en octubre de 2017. El 23 de enero de 2020, el presidente Jair Bolsonaro anunció la autorización para el inicio del proceso de adhesión de Brasil al Acuerdo.


Tras 10 años de negociaciones, que estuvieron a punto de cerrarse en julio de 2008, los miembros de la OMC decidieron en noviembre de 2010 dar un nuevo impulso a la Ronda de Doha, con vistas a un posible desbloqueo de las negociaciones. En este sentido adquirió un papel importante el ex Director General de la OMC, Roberto Azevêdo, diplomático brasileño que ocupaba el puesto de Embajador de Brasil ante la institución y que pasó a sustituir al francés Pascal Lamy. Tras siete años en la dirección de la entidad, Roberto Azevedo, ha dejado la presidencia a finales de agosto de 2020. Actualmente el Consejo General de la OMC está considerando diversos candidatos.


En diciembre de 2013, en la Conferencia Ministerial de Bali, se firmó el Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC), que simplifica la burocracia y agiliza los procedimientos para el comercio internacional de mercancías. Es el primer acuerdo multilateral de la OMC desde su creación en 1995. El AFC, que entró en vigor en febrero de 2017, fue ratificado por Brasil en marzo de 2016. Según un estudio de la Fundación Getúlio Vargas, la aplicación en Brasil de una sola de las medidas previstas en el acuerdo, el Portal Único de Comercio Exterior, aumentaría 9 mil millones en la balanza comercial anual de Brasil, generando un impacto positivo de más de 2% en el PIB brasileño. Además del Portal Único, el Gobierno brasileño ya ha puesto en marcha medidas tales como el procesamiento electrónico de documentos y la estructura del Comité Nacional de Facilitación del Comercio (CONFAC), en el ámbito de CAMEX, para poner en práctica las disposiciones del Acuerdo. Tras la visita del Presidente Bolsonaro a la Casa Blanca, el 19 de marzo de 2019, el gobierno brasileño anunció su intención de renunciar al estatus especial de país en vías de desarrollo dentro de la OMC. Esta concesión se encuadraría dentro de una estrategia más amplia, por la que, a cambio, los Estados Unidos apoyarían la entrada de Brasil en la OCDE —Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico—, cuya candidatura fue presentada en mayo del año 2017.


En cuanto a las relaciones con esta organización, el gobierno de Brasil ha creado un Comité dentro del Ministerio de Casa Civil para centralizar y coordinar el proceso de adhesión, encargándose entre otros del seguimiento y del cumplimiento de los 250 instrumentos legales que la organización requiere para poder ser miembro de los cuales Brasil ya ha cumplido 84.

Si bien en octubre de 2019, Estados Unidos hizo público su apoyo a las solicitudes de Argentina y Rumanía para su entrada en la OCDE, en enero de 2020 ha hecho público el apoyo a Brasil, en el marco de una estrategia de refuerzo de las relaciones bilaterales EE. UU.- Brasil.
 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Marco institucional de la Política Comercial con la Unión Europea

El marco que sustenta las relaciones entre la UE y Brasil se recoge en el Acuerdo Marco de Cooperación comercial y económica CEE-Brasil de 1995, que otorga a ambas Partes el trato de Nación Más Favorecida (NMF), siendo un Acuerdo no preferencial. La UE concedía a Brasil acceso preferencial al mercado comunitario mediante la aplicación del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG), del que Brasil dejó de beneficiarse en 2014 por ser un país de renta media-alta. Brasil sí se beneficia de la Cuota Hilton —10.000 toneladas anuales en el caso brasileño— (cupo de exportación de carne vacuna de alta calidad y valor que la Unión Europea otorga a Argentina, Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Paraguay, Australia, Nueva Zelanda y Brasil para introducirlos en su mercado).

 Brasil forma parte del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), junto a Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia (en proceso de adhesión desde 2015) y Venezuela. Este último país fue incorporado en agosto de 2012 pero se encuentra en serias dificultades, pues los 4 socios fundadores han suspendido en diciembre de 2016 a Venezuela por no haber cumplido con los acuerdos y tratados de adhesión al bloque. Adicionalmente, el 5 de agosto de 2017 los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay suscribieron en São Paulo, una declaración según la cual en Venezuela se produjo una “ruptura del orden democrático” y que, tras intentar infructuosamente realizar consultas con el gobierno de Nicolás Maduro, se procedió a sancionar al país con la suspensión indefinida “de los derechos y obligaciones” pactados en el Mercosur según lo contemplado en el Protocolo de Ushuaia.

La UE y MERCOSUR comenzaron a negociar un Acuerdo de Asociación en 1999 que incluye diálogo político, cooperación y comercio. Tras varios años estancadas, las negociaciones se reanudaron en 2016. El 28 de junio de 2019, la UE y Mercosur alcanzaron un acuerdo político. Cuando sea ratificado y entre en vigor, el Acuerdo de Libre Comercio (ALC) eliminará el 91% de los aranceles aplicados a las exportaciones europeas. Por su parte, la UE liberalizará el 92% de sus importaciones, de las cuales el 66% ya están liberalizadas. La UE ofrece cuotas para productos sensibles como carne de vacuno, pollo, azúcar, etanol, arroz o miel. La Comisión Europea estima que las exportaciones europeas se beneficiarán de un ahorro arancelario de 4.000 millones de euros al año (ocho veces el ofrecido por CETA).

 

En materia de comercio y desarrollo sostenible, la entrada en vigor del ALC será fundamental, ya que incluye el compromiso de aplicar eficazmente el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, luchar contra la deforestación, así como compromisos en materia de restauración forestal. El ALC también contempla compromisos en materia de derechos laborales. Finalmente, este capítulo tiene su propio mecanismo de solución de diferencias y, además, reconoce el principio de precaución (irrenunciable para la UE), que permite a las partes adoptar de manera provisional medidas en el caso de un riesgo de degradación ambiental grave o riesgo para la salud y seguridad en el trabajo aun en caso de falta de evidencia científica concreta. Se espera que el acuerdo sea aprobado y ratificado lo antes posible. 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de Exportaciones de bienes a la Unión Europea

INTERCAMBIOS COMERCIALES DE BRASIL CON LOS PAÍSES DE LA UE (millones dólares) 

OPERACIÓN 

2013 

2014  

2015 

2016 

2017 

2018 

2019 

2020* 

EXPORTACIONES 

50.749 

42.047 

33.947 

33.357 

31.552 

42.108 

35.896 

18.293 
 
 

IMPORTACIONES 

50.729 

46.710 

36.649 

31.077 

32.76 

34.763 

33.346 

16.668 

SALDO 

-2.963 

-4.670 

-2.709 

2.279 

2.827 

7.345 

2.550 

1.625 
  

TASA DE COBERTURA 

106,2% 

90,0% 

92,6% 

107,4% 

102,6% 

121% 

109,9% 

109,7% 

CORRIENTE DE COMERCIO 

98.495 

88.750 

70.589 

64.433 

66.973 

76.871 

69.242 

34.961 

Fuente: Ministerio de Economía. Última actualización: 04/09/2020. * Datos disponibles hasta julio de 2020

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con otros organismos y asociaciones regionales

Tras su reelección como Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al igual que había hecho su predecesor, confirmó que la máxima prioridad de política exterior para Brasil continuaría siendo América del Sur y especialmente el acuerdo regional MERCOSUR. Este bloque, formado por los miembros fundadores (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil), también prevé la futura incorporación de Bolivia (cuyo protocolo de incorporación fue firmado en 2015, aunque su membresía permanece congelada actualmente) y Venezuela (desde 2012 y en suspensión desde diciembre de 2016 por no cumplir con los acuerdos y tratados de adhesión al bloque), aglutina el 75% del PIB de Sudamérica y constituye un mercado de 250 millones de consumidores. Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam son Estados Asociados al MERCOSUR, con una serie de preferencias arancelarias mutuas.

También hay que reconocer los esfuerzos realizados —principalmente por Brasil— de consolidar la Unión Aduanera y de ir avanzando hacia una integración mayor de sus economías. Un paso significativo en este sentido fue la creación del Fondo de Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM), un fondo estructural de 100 millones de dólares para la realización de obras de infraestructura, principalmente en Paraguay y Uruguay, con el objetivo de eliminar las asimetrías de las economías de los países que integran el bloque. El 70% de este Fondo es aportado por Brasil, y el 27% Argentina, mientras que Uruguay y Paraguay, que aportan el 2% y el 1% respectivamente, recibirán entre los dos el 60% de dicho montante. El acuerdo incluye también la puesta en marcha del proyecto de anillo energético que busca integrar la provisión de gas para las naciones de la región a partir de los yacimientos de Camisea, en Perú. Del proyecto, propuesto en 2005, no ha habido ninguna novedad en los últimos años.

Cabe destacar también el importante intento dado por Argentina, Brasil y Venezuela para la integración energética de América del Sur, con la firma en 2005, de un acuerdo por el que se creó Petrosur, compañía que funcionará como una alianza estratégica entre las petroleras nacionales de Brasil (Petrobras), Venezuela (PDVSA) y Argentina (Enarsa), para la participación conjunta en proyectos de interés para estos países. Efectivamente, este proyecto tenía como objetivo convertirse en un habilitador político y comercial promovido por el gobierno venezolano, con el apoyo de Brasil, Argentina y Uruguay, por el que se establecerían mecanismos de cooperación e integración energética sobre la base de la complementariedad. Sin embargo, la actual situación política venezolana, y la asunción del poder de nuevos actores políticos en Planalto y la Casa Rosada, hacen presagiar un estancamiento sin e die del proyecto.


Además, en diciembre de 2007 Brasil firmó el acta de constitución del Banco del Sur (junto a Argentina, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Bolivia). Esta nueva institución financiera estaba destinada al apoyo de proyectos de inversión, para así disminuir la dependencia del sistema financiero internacional. La iniciativa sigue sin presentar avances en 2019, pudiéndose dar por fallida.

Con el cambio de presidente en Brasil en 2018 y en Argentina en 2019, las relaciones en Mercosur están siendo tensas, por las diferencias ideológicas principalmente. No obstante, el default de Argentina ha acercado posiciones y Brasil se ha ofrecido a asistir a su país vecino frente al FMI. Dicha reconciliación se produjo durante el viaje del Canciller argentino a Brasilia en el mes de febrero de 2020.


En enero de 2019, y a iniciativa de los presidentes Piñera (Chile) y Duque (Colombia), se constituyó PROSUR —Foro para el Progreso de América del Sur—. Este organismo internacional tiene como objetivo fundacional favorecer la integración de los países sudamericanos. La primera cumbre oficial se celebró el 22 de marzo de 2019 en Santiago de Chile, teniendo a Brasil como uno de los ocho países asistentes y signatarios fundadores. Este organismo pretende —entre otros objetivos— convertirse en un mecanismo de coordinación de políticas públicas en la región, favorecer la economía de mercado, o una agenda enfocada en políticas sociales y sostenibles. La creación de este organismo ha sido objeto de polémica, siendo entendido por algunos movimientos y entidades de la región, como una herramienta para sustituir a UNASUR —Unión de Naciones Sudamericanas— por un organismo similar, pero de ideología política conservadora.
 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Acuerdos económicos bilaterales con terceros países

ACUERDOS BILATERALES 

ACUERDO 

TIPO ACUERDO 

ENTRADA EN VIGOR EN BRASIL 

Preferencia regional arancelaria con ALADI 

Concesiones arancelarias parciales 

28/12/1984 

Brasil-Uruguay 

Automóviles, hasta que entre en vigor el sector en MERCOSUR 

20/06/1983 

MERCOSUR 

Acuerdo de Complementación económica 

27/05/1992 

MERCOSUR-Chile 

Acuerdo de Complementación Económica 

19/11/1996 

MERCOSUR-Bolivia 

Preferencias arancelarias parciales. 

28/05/1997 

Brasil-México 

Preferencias arancelarias 800 posiciones 

23/09/2002 

MERCOSUR-México 

Tratado de Libre Comercio 

18/02/2003 

MERCOSUR-México Automóviles 

Acuerdo Complementación Económica. Automóviles. Rectificado en marzo 2015. 

05/11/2002 

MERCOSUR-Perú 

Acuerdo de Complementación Económica 

29/12/2005 

MERCOSUR-Colombia, Venezuela y Ecuador 

Acuerdo de Complementación Económica 

31/01/2005 

Brasil-Guayana-San Cristobal y Nevis 

Acuerdo de Alcance Parcial 

15/08/2003 

Brasil-Surinam 

Cupo arancelario para 10.000Tb de arroz 

24/10/2005 

MERCOSUR-Cuba 

Acuerdo de Complementación Económica 

26/03/2007 

MERCOSUR-India 

Preferencias arancelarias Fijas para posterior TLC 

01/06/2009 

MERCOSUR-Israel 

Tratado de Libre Comercio 

28/04/2010 

Brasil-Venezuela 

Acuerdo de Complementación Económica 

06/10/2014 

MERCOSUR- SACU (Unión aduanera formada por Sudáfrica, Namibia, Botsuana, Lesoto, y Suazilandia). 

Preferencias arancelarias Fijas para posterior TLC 

01/04/2016 

Brasil-Perú 

Acuerdo de Ampliación Económica y Comercial 

Aún sin vigencia 

MERCOSUR-Egipto 

Preferencias arancelarias Fijas para posterior TLC 

01/09/2017 

MERCOSUR-COLOMBIA 

Acuerdo de Complementación Económica 

07/12/2017 

Brasil-Chile 

Tratado de Libre Comercio 

19/10/2018 

MERCOSUR-Palestina 

Preferencias arancelarias Fijas para posterior TLC 

Aún sin vigencia 

MERCOSUR-UE 

Tratado de Libre Comercio 

Firmado pero pendiente de ratificación 

Fuente: Ministerio de Economía. Última actualización: 20/03/2020 

 

Además de los acuerdos vigentes, según el Ministerio de Economía, Brasil mantiene las siguientes negociaciones en curso en la actualidad de cara a la firma de un tratado comercial: 
• MERCOSUR / Asociación Europea de Libre Comercio - (EFTA - European Free Trade Association). 
• MERCOSUR / Canadá. 
• MERCOSUR / Singapur. 
• MERCOSUR / Líbano. 
• MERCOSUR / Túnez. 
• Ampliación del ACP MERCOSUR / India 
• Acuerdos de Promoción y Protección de Inversiones (APPIS). 
• Ampliación del ACE 53 (Brasil/México). 

Además, Brasil es signatario de la Convención de París (para la protección de la propiedad industrial-CUP, revisión de Estocolmo) del Tratado de Cooperación de Patentes (PCT) 
En julio de 2019 año Brasil firmó también el Protocolo de Madrid, que ha entrado en vigor el 2 de octubre de 2019. El Protocolo de Madrid, tratado ratificado por numerosos países, permite a los titulares de marcas la posibilidad de protegerlas en varios países mediante una sola solicitud en su oficia nacional o regional. 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Participación en OOII económicos y comerciales

Una de las noticias más relevantes en este apartado es la solicitud formal por parte de Brasil para ser miembro de pleno derecho de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, presentada  a mediados de 2018 y que ha recibido el apoyo explícito de los Estados Unidos de América en mayo de 2019.

A su vez, Brasil participa en las siguientes agrupaciones/asociaciones de carácter económico:

Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)

La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) es un organismo intergubernamental que promueve la expansión de la integración de la región, a fin de asegurar su desarrollo económico y social, y tiene como objetivo final el establecimiento de un mercado común. Es el mayor grupo latinoamericano de integración y esta compuesto por  13 países: a los 11 países fundadores con el Tratado de Montevideo 1980 (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela) se le han sumado Cuba (el 26 de agosto de 1999) y Panamá (el 10 de mayo de 2012. A su amparo, por expresa atribución concedida a sus Organos, los países miembros pueden –sin necesidad de otro texto legal autorizante interno- aprobar acuerdos de muy diversa naturaleza. La ALADI propicia la creación de un área de preferencias económicas en la región, con el objetivo final de lograr un mercado común latinoamericano.

Comisión Económica para América Latina (CEPAL)

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) fue establecida por la resolución 106 (VI) del Consejo Económico y Social, del 25 de febrero de 1948, y comenzó a funcionar ese mismo año. En su resolución 1984/67, del 27 de julio de 1984, el Consejo decidió que la Comisión pasara a llamarse Comisión Económica para América Latina y el Caribe. La CEPAL es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas y su sede está en Santiago de Chile. Se fundó para contribuir al desarrollo económico de América Latina, coordinar las acciones encaminadas a su promoción y reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo. Posteriormente, su labor se amplió a los países del Caribe y se incorporó el objetivo de promover el desarrollo social. La CEPAL tiene dos sedes subregionales, una para la subregión de América Central, ubicada en México, D.F. y la otra para el Caribe, situada en Puerto España, que se establecieron en junio de 1951 y en diciembre de 1966, respectivamente. Además, tiene oficinas nacionales en Buenos Aires, Brasilia, Montevideo y Bogotá y una oficina de enlace en Washington, D.C.

Banco de Desarrollo de América Latina (anterior Corporación Andina de Fomento, CAF)

El Banco es una institución financiera multilateral cuya misión es apoyar el desarrollo sostenible de sus países accionistas y la integración regional. Atiende a los sectores público y privado, suministrando productos y servicios financieros múltiples a una amplia cartera de clientes, constituida por los gobiernos de los Estados accionistas, instituciones financieras y empresas públicas y privadas. En sus políticas de gestión integra las variables sociales y ambientales e incluye en sus operaciones criterios de eco-eficiencia y sostenibilidad. CAF ha mantenido una presencia permanente en sus países accionistas que le ha permitido consolidar su liderazgo regional en cuanto a la efectiva movilización de recursos. En la actualidad, es la principal fuente de financiamiento multilateral de los países de la Comunidad Andina, aportándoles en la última década más del 40% de los recursos que les fueron otorgados por los organismos multilaterales.  CAF está conformada actualmente por Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Jamaica, Méjico, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Mercado Común del Sur (Mercosur)

Creado por el tratado de Asunción firmado en 1991 por la Argentina, el Brasil, Paraguay y Uruguay. Es un proceso abierto y dinámico cuyo objetivo principal es propiciar un espacio común que genere oportunidades comerciales y de inversiones a través de la integración competitiva de las economías nacionales al mercado internacional. Como resultado ha establecido múltiples acuerdos con países o grupos de países, otorgándoles, en algunos casos, carácter de Estados Asociados –es la situación de los países sudamericanos–. Estos participan en actividades y reuniones del bloque y cuentan con preferencias comerciales con los Estados Partes. El MERCOSUR también ha firmado acuerdos de tipo comercial, político o de cooperación con una diversa cantidad de naciones y organismos en los cinco continentes. Uno de los más recientes e importantes es el alcanzado a finales de junio de 2019 con la Unión Europea.

Organización de las Naciones Unidas (ONU)

El 24 de octubre de 1945, 51 países resueltos a preservar la paz mediante la cooperación internacional y la seguridad colectiva establecieron las Naciones Unidas. Actualmente, casi todas las naciones del mundo pertenecen a ella, con un total de 188 países. Cuando los Estados pasan a ser Miembros de dicha organización, convienen en aceptar las obligaciones de la Carta de las Naciones Unidas, que es un tratado internacional en el que se establecen principios fundamentales en materia de relaciones internacionales. De conformidad con la Carta, tienen cuatro propósitos: mantener la paz y la seguridad internacionales; fomentar entre las naciones relaciones de amistad; realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos; y servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones. Las Naciones Unidas constituyen un centro para dar solución a los problemas a que se enfrenta toda la humanidad. Más de 30 organizaciones afiliadas, que se conocen en su conjunto, como el Sistema de las Naciones Unidas, colaboran en este esfuerzo.

Organización Mundial del Comercio (OMC)

La Organización Mundial del Comercio (OMC) Es una Organización para la apertura del comercio. Es un foro para que los gobiernos negocien acuerdos comerciales. Es la única organización internacional que se ocupa de las normas de alcance mundial que regulan el comercio y su función es velar por que las corrientes comerciales se produzcan con fluidez, previsibilidad y libertad.

Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA)

Es un organismo intergubernamental regional creado el 17 de octubre de 1975 mediante el Convenio  de Panamá, Constitutivo del Sistema Económico Latinoamericano (SELA)*, con sede en Caracas, Venezuela. El SELA está integrado por 26 países de América Latina y el Caribe: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Fundamentalmente, el SELA está dirigido a promover un sistema de consulta y coordinación para concertar posiciones y estrategias comunes de América Latina y el Caribe, en materia económica, ante países, grupos de naciones, foros y organismos internacionales e impulsar la cooperación y la integración entre países de América Latina y el Caribe.

Grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica)

La coordinación entre Brasil, Rusia, India y China (BRIC) se inició de manera informal en 2006, con una reunión de trabajo entre los cancilleres de los cuatro países al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Desde entonces, el acrónimo, creado algunos años antes por el mercado financiero, ya no se limitó a identificar cuatro economías emergentes. El BRIC pasó a constituir un mecanismo de cooperación en áreas que tengan el potencial de generar resultados concretos a los brasileños ya los pueblos de los demás miembros.

Desde 2009, los Jefes de Estado y de Gobierno de la agrupación se encuentran cada año. En 2011, en la Cumbre de Sanya, Sudáfrica pasó a formar parte de la agrupación, añadiendo la "S".

En los últimos 10 años, se han producido 10 reuniones de Cúpula, con la presencia de todos los líderes del mecanismo.

La XI Cumbre se celebrará en Brasília, el 13 y 14 de noviembre, en el Palacio Itamaraty, bajo el lema "BRICS: crecimiento económico para un futuro innovador". Antes del encuentro de líderes, la presidencia brasileña organizará decenas de encuentros que tendrán como prioridades (i) el fortalecimiento de la cooperación en ciencia, tecnología e innovación; (ii) el refuerzo de la cooperación en la economía digital; (iii) el fortalecimiento de la cooperación en la lucha contra los ilícitos transnacionales, en particular la delincuencia organizada, el lavado de dinero y el tráfico de estupefacientes; y (iv) el incentivo a la aproximación entre el Nuevo Banco de Desarrollo y el Consejo Empresarial.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de organizaciones internacionales económicas y comerciales de la que el país es miembro

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES ECONÓMICAS Y COMERCIALES DE LAS QUE EL PAÍS ES MIEMBRO 

ALADI - Asociación Latinoamericana de Integración 

AIIB - Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (Ratificación de adhesión en proceso) 

BID - Banco Interamericano de Desarrollo 

BS – Banco del Sur 

BM - Banco Mundial 

CAF - Banco de Desarrollo de América Latina (antigua "Corporación Andina de Fomento") 

CELAC – Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños 

NBD BRICS - Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS 

CEPAL - Comisión Económica para América Latina y Caribe 

FMI - Fondo Monetario Internacional 

FONPLATA- Fondo Financiero para el Desarrollo de Países de la Cuenca de Plata 

G-20 - Grupo de los 20 

GRUPO DE CAIRNS 

MERCOSUR - Mercado Común del Sur 

OEA - Organización de los Estados Americanos 

OMC - Organización Mundial de Comercio 

OMS - Organización Mundial de la Salud 

PNUD - Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo 

PROSUR - Foro para el Progreso de América del Sur 

SELA - Sistema Económico Latinoamericano 

UNCTACD - Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo 

UNESCO - Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura 

Fuente: Elaboración propia. Última actualización: 20/03/2020 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex