Relaciones económicas internacionales

Resumen de las relaciones económicas internacionales

El Líbano es miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por lo que también es miembro de multitud de organismos internacionales como el Programa las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo Monetario Internacional (FMI), o el Banco Mundial (WB), que acoge a la Corporación Financiera Internacional (IFC), la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que complementan la labor realizada por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del Banco Mundial. También es miembro de la Organización Internacional de Normalización (ISO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y otras instituciones internacionales tales como la Cámara Internacional de Comercio (CCI). En 1999 solicitó su adhesión a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y se le concedió la condición de observador.

A nivel regional, el Líbano forma parte de la Liga Árabe, el Fondo Árabe Monetario (AMF), y el Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social (AFESD), así como de la Gran Zona Árabe de Libre Comercio (GAFTA).

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con IFI (FMI, BM, bancos regionales y otras)

Las principales contribuciones financieras a favor del Líbano provienen del Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como la Unión Europea, especialmente a través del Programa de Vecindad.

En agosto de 2006, tras la guerra entre el Líbano e Israel, se celebró una conferencia de donantes en Estocolmo en la que el Líbano recaudó 901M$. Unos meses después, en enero de 2007, se celebró en París otra conferencia de donantes, conocida como París III, en la que el Líbano obtuvo 7.534M$ en donaciones y préstamos. Los principales donantes de París III fueron el Banco Europeo de Inversiones, Banco Mundial, Banco Islámico de Desarrollo, Fondo Árabe Monetario y Fondo Monetario Internacional.

Uno de los organismos internacionales que más ayuda al Líbano a través de instrumentos de financiación es el IFC (International Finance Corporation). Pertenece al Banco Mundial y su papel primordial en el Líbano se centra en apoyar la recuperación del sector privado a través de inversiones, facilitar el acceso al crédito a las pequeñas empresas y promover el papel de la mujer en la sociedad libanesa. Una de sus iniciativas ha sido proporcionar financiación a bancos comerciales libaneses para que concedan crédito a aquellas empresas o particulares que desarrollen proyectos para la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

El Líbano es uno de los principales beneficiarios de los fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en la zona de Oriente Próximo, recibiendo 2.900M€ desde el inicio de sus actividades en el Líbano en 1978, con especial énfasis en el apoyo al proceso de reconstrucción de la posguerra. Su apoyo al Líbano se ha orientado a proyectos importantes de infraestructura en los sectores de energía, agua y transporte y a la financiación de las PYME a través de bancos locales intermediarios. El BEI también apoya nuevas iniciativas en el sector financiero, como por ejemplo el desarrollo de instituciones de microfinanzas y la creación de fondos de inversión. 

Durante el período 1947-2012 el Líbano también recibió financiación del Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social con proyectos dedicados a la agricultura, la energía, el agua, el transporte y los servicios sociales.

Por su parte, el PNUD gestiona desde el año 2006 un fondo fiduciario que se encarga de financiar proyectos para la reconstrucción del país con la colaboración de otras entidades como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) o la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).  

En marzo de 2014 se celebró la Conferencia de París convocada por Francia para proteger al Líbano de la crisis siria. En la reunión, el Banco Mundial y varios países miembros del Grupo Internacional de Apoyo al Líbano comprometieron aportaciones financieras para estabilizar y relanzar la economía del país. La ayuda solicitada por el Líbano giraba en torno a tres ejes principales: ayuda humanitaria a refugiados sirios (en forma de donaciones), ayuda militar (evaluada en 4.600M$, incluida la donación de 3.000M$ de Arabia Saudí), y ayuda económica (donaciones o fondos reembolsables).

En la V Conferencia de Bruselas, marzo 2020, se comprometieron 5.300M$ para cubrir las necesidades de asistencia y protección de la población en Siria en Turquía, el Líbano, Jordania, Irak y Egipto.

La Conferencia de los Cedros celebrada en París en abril de 2018 desarrolló un programa para modernizar la infraestructura libanesa con un presupuesto total de 16.000M$. Las inversiones estaban condicionadas a las reformas estructurales en el sector público, con miras a reestructurar el organigrama del estado, buena gobernanza y lucha contra la corrupción. Tras la conferencia, la comunidad internacional prometió 11.000M$ al Líbano. No obstante, el Banco Mundial la ausencia de reformas ha impedido que los fondos se desbloqueen.  

Tras las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, el Grupo del Banco Mundial (GBM) junto con Naciones Unidas y la Unión Europea llevaron a cabo una Evaluación Rápida de Daños y Necesidades (RDNA, por sus siglas en inglés), con unos daños estimados en 2.000M$ para reconstrucción y recuperación y en 580M$ las ayudas humanitarias.

La RDNA, discutida en la Segunda Conferencia Internacional de Donantes organizada por Francia y la ONU el 2 de diciembre de 2020, supuso la aprobación del Marco para la Reforma, Recuperación y Reconstrucción del Líbano (Lebanon Reform, Recovery and Reconstruction Framework, 3RF).

El 3RF tiene como objetivo proporcionar un plan de acción común para hacer frente a los principales desafíos a los que se enfrenta el país, tanto a nivel humanitario, con un horizonte más inmediato, como de reforma y reconstrucción con una visión más a medio plazo. Para el diseño e implementación del 3RF se ha creado un Grupo Consultivo en el que estará representado de forma equitativa gobierno, donantes bilaterales y multilaterales y sociedad civil.

Para atender las necesidades humanitarias más urgentes se ha creado un nuevo instrumento financiero, el Servicio de Financiación del Líbano (LFF), con aportaciones tanto de donantes multilaterales (BM, NNUU, UE), como bilaterales. El LFF tendrá una duración prevista de 5 años y una dotación estimada de 100M$ en su primer año. 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con la Organización Mundial de Comercio

El Líbano solicitó su adhesión a la OMC y le fue concedida la condición de observador en abril de 1999. En el 2001, el Gobierno libanés presentó el Memorándum del Régimen de Comercio Exterior y en octubre de 2002 inició las negociaciones para convertirse en miembro de pleno derecho.

En diciembre del 2010, el Ministerio de Economía y Comercio del Líbano y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) firmaron un Memorándum de Entendimiento (MOU) para apoyar el proceso de adhesión del Líbano ante la OMC. El programa, con un presupuesto de 3M$ y una vigencia de 3 años, prestó asistencia técnica para ajustar la normativa libanesa a la legislación de la OMC. De este modo, en octubre de 2011 el Líbano cumplió uno de los requisitos clave para la adhesión a la OMC: la creación de un Centro de Consultas de Obstáculos Técnicos al Comercio, denominado Enquiry Point (EP), que forma parte de la red internacional de información entre los países miembros de la organización.

Hay opiniones divergentes en torno a la conveniencia de que el Líbano deba ser un Estado Miembro de la OMC.  Por un lado, la Asociación de Comerciantes de Beirut (ACB) valora la adhesión a la OMC de forma muy positiva ya que su ambición es que Beirut se convierta en un futuro en el centro de distribución comercial de la región, posición que ahora tiene Dubái.

Por otro lado, La Asociación de la Industria Libanesa, aprecia pocas ventajas en que el país se adhiera a la OMC, ya que supondría la reducción de tarifas arancelarias y la apertura a grandes mercados – sin disponer de las infraestructuras adecuadas – que impedirían la recuperación del sector industrial. De hecho, en más de una ocasión desde el ministerio de Industria se ha declarado que lo que necesita el Líbano es proteger la industria local mediante un incremento de aranceles o restringiendo la importación de ciertos productos, medidas contrarias al proceso de adhesión a la OMC.

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Marco institucional de la Política Comercial con la Unión Europea

Las relaciones entre el Líbano y la Comunidad Europea remontan al Acuerdo Comercial y de Cooperación Técnica de 1965, pero las relaciones actuales están reguladas por el Acuerdo de Asociación, en vigor desde el 1 de abril de 2006, que preparó el terreno para la plena incorporación del país a la Política Europea de Vecindad (PEV). Ésta amplió considerablemente el alcance y la intensidad de las relaciones UE-Líbano.

La mayor parte de la financiación europea, excluida la ayuda humanitaria a los refugiados sirios, proviene de la PEV y hasta el año 2013 se ha canalizado a través del Instrumento Europeo para la Política de Vecindad (ENPI) que pasó a ser el Instrumento Europeo de Vecindad (ENI) a partir de 2014. En el período 2014 -2020 la asistencia bilateral de la UE a Líbano supuso 402M€.

En el período 2021 – 2027 la cooperación bilateral se articulará a través Neighbourhood, Development and International Cooperation Instrument (NDICI) cuya principal novedad es potenciar iniciativas de “blending” en las que se combinen subvenciones de la UE con préstamos bilaterales de países y de bancos de desarrollo.

Líbano cuenta con aproximadamente 202.000 refugiados palestinos, de los que aproximadamente 28.000 provienen de Siria. Líbano se beneficia de contribuciones de la UE en el marco del programa de Naciones Unidas destinado a refugiados palestinos (UNRWA) con un presupuesto de 903M€ en el período 2014 -2020.

En Líbano según datos de UNHCR hay 865.000 refugiados sirios, lo que le convierte en el país con mayor número de refugiados per cápita del mundo. La UE ha canalizado un total de 2.400M€ desde el año 2011 a través de 3 instrumenos: Instrumento Europeo de Vecindad (670Me); el EU Regional Trust Fund in Response to the Syrian Crisis creado en 2015 para apoyar a Líbano como país receptor de refugiados (955M€) y 666M€ en ayuda humanitaria.

Por otro lado, como respuesta a la explosión del puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, la UE proporcionó un paquete de ayuda de emergencia 70M€, así como otros 100M€ suplementarios para hacer frente a los daños en las áreas próximas al puerto. Además, la UE junto con NNUU y el Banco Mundial han lanzado el marco de Reforma, Recuperación y Reconstrucción (3RF) bajo el que se canalizará la ayuda financiera condicionada a la implementación de reformas.
 

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de Exportaciones de bienes a la Unión Europea

INTERCAMBIOS COMERCIALES CON LOS PAISES DE LA U.E.
(Datos en MUSD) 2016 2017 2018 2019 2020
EXPORTACIONES 411 459 568 489 511
IMPORTACIONES 6.950 7.653 8.108 6.487 4.639
Fuente: ICEX-Euroestacom

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Relaciones con otros organismos y asociaciones regionales

El Líbano forma parte de la Gran Zona Árabe de Libre Comercio (GAFTA, en sus siglas en inglés), fundada en 1997 por 14 países árabes con el objetivo reducir paulatinamente los aranceles entre sus miembros. Existe también el proyecto de creación de una zona de libre comercio entre el Líbano, Turquía, Siria y Jordania para el libre tránsito de bienes y personas en el llamado "Nuevo Levante" que incluiría también a Irak. El proyecto está suspendido por el conflicto bélico de Siria.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Acuerdos económicos bilaterales con terceros países

El Líbano ha firmado una cuarentena de acuerdos bilaterales, de los que casi unos treinta son de carácter económico o comercial. Los socios comerciales no pertenecientes a la Unión Europea con los que Líbano ha firmado acuerdos después de la Guerra Civil (1975-1990) son los siguientes: Turquía (2010), Estados Unidos (2006), Irak (2002), Gabón y Pakistán (2001), Emiratos Árabes Unidos (2000), Indonesia (1999), Egipto, Siria, Cuba y Azerbaiyán (1998), Australia (1997), China, Ucrania y Kuwait (1996), Malasia, Armenia y Rusia (1995) y Jordania (1992).

En mayo de 2012 distintas asociaciones empresariales del Líbano y Turquía, en el marco del acuerdo firmado en noviembre de 2010 por los primeros ministros Hariri y Erdogan, negociaron el restablecimiento del enlace marítimo entre los puertos de Beirut y Mersin para impulsar el comercio bilateral turco-libanés.

Por otro lado, el Líbano ha firmado acuerdos de protección y promoción de inversiones con más de 40 países, entre ellos España, y acuerdos para evitar la doble imposición con casi una treintena de países.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Participación en OOII económicos y comerciales

El Líbano, como miembro de la ONU, forma parte de todos los organismos de las Naciones Unidas. Forma también parte de las siguientes organizaciones económicas y comerciales: la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que complementan la labor realizada por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del Banco Mundial. También es miembro del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Internacional de Normalización (ISO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y otras instituciones internacionales tales como la Cámara Internacional de Comercio, la Gran Zona Árabe de Libre Comercio (GAFTA), etc.

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

Cuadro de organizaciones internacionales económicas y comerciales de la que el país es miembro

 

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES ECONÓMICAS Y COMERCIALES DE LAS QUE EL PAIS ES MIEMBRO
Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA)
Asociación Internacional de Fomento (AIF)
Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF)
Cámara Internacional de Comercio
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)
Corporación Financiera Internacional (IFC)
Convenio ATA
Convenio del Sistema Armonizado (HS)
Convenio TIR
Fondo Árabe Monetario (AMF)
Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social (AFESD)
Fondo Monetario Internacional (FMI)
Gran Zona Árabe de Libre Comercio (Greater Arab Free Trade Area, GAFTA)
Organización Internacional de Normalización (ISO)
Organización Internacional del Trabajo (OIT)
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)
Organización Mundial de Aduanas (OMA)
Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)
Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)

 

Volver a índice de Relaciones económicas internacionales

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex