Sector Exterior

Evolución reciente del comercio exterior de bienes y servicios

Las exportaciones de Sudán dieron un salto, tanto cuantitativo como cualitativo, a partir del momento en el que comenzó a comercializar su petróleo. De la misma manera, pero a la inversa, se vieron afectadas por la secesión del sur del país en 2011, ya que esa zona albergaba la mayor parte de las explotaciones. 

Antes de la independencia de Sudan del Sur, las exportaciones de crudo y de derivados del petróleo suponían el 85% de la exportación total del país. En 2010, el país exportó 11.400 millones de USD. El año de la secesión, es decir 2011, las exportaciones sudanesas se redujeron un 15% respecto al año anterior (hasta los 9.700 millones de USD), disminución que, aun siendo importante, amortiguaba los efectos de la separación en la balanza comercial, puesto que reflejaba los datos positivos cosechados en el primer semestre, cuando norte y sur estaban aún unidos. El año 2012 fue el primer año que reflejó plenamente el impacto de la secesión en el comercio exterior sudanés, de modo que el valor de las exportaciones de Sudán se situó en los 3.367 millones de USD, un 65% inferior al año precedente.

En 2018, las estimaciones de Economic Intelligence Unit sitúan las exportaciones en 3.485 millones de USD, lo que supone una caída respecto a 2017 del 15%; y las importaciones en 7.065 millones de USD, lo que también supone una caída respecto a 2017 (14,05%). Por lo tanto, el saldo comercial es notablemente deficitario (-3.580 millones de USD).

Ante la pérdida de peso relativo de las exportaciones de hidrocarburos (12,6% de las exportaciones en 2018), ganan protagonismo las exportaciones de oro (23,9% de las exportaciones en 2018) que, aunque crecientes en valor hasta 2017, no alcanzan a compensar la disminución de los ingresos por crudo. Tras el oro, las exportaciones sudanesas más importantes en 2018 han sido el ganado (22%) y el sésamo (16,5%).

La estructura de las importaciones, también se ha visto sustancialmente alterada en los últimos años. En 2018, las importaciones se encontraron notablemente diversificadas, siendo las más importante los bienes manufacturados (20,1% del total de las importaciones), y maquinaria y equipos (20%). Le siguen en valor productos derivados del petróleo (14%), y el trigo y la harina de trigo (10,2%).

En cuanto al comercio de servicios, ya se ha mencionado anteriormente que Sudán ha sido históricamente un país importador neto de servicios. Sin embargo, desde 2015, la balanza de servicios ha sido ligeramente positiva y superavitaria (estimada en 339 millones de USD en 2018).

Volver a índice de Sector Exterior

Apertura comercial (X+M/PIB; M/PIB)

El grado de apertura al exterior de Sudán (X+M/PIB) ha aumentado en casi un 50% entre 2017 y 2018, llegando a un 27,9%. Sin embargo, esta subida no se debe a un incremento en las importaciones y exportaciones, ya que ambas han descendido; sino a una notable caída en el PIB nominal, según la estimación realizada en mayo de 2019 por Economic Intelligence Unit.

El país todavía no forma parte de la OMC y es muy proteccionista. No obstante, al haberse retomado las negociaciones tras 13 años de inactividad se espera que la Adhesión de Sudán a la OMC se produzca en un futuro no muy lejano. De hecho, los miembros de la OMC han elogiado el impulso positivo que ha dado Sudán en las negociaciones de adhesión a la OMC y han reiterado su disposición a apoyar el proceso en la cuarta reunión del grupo de trabajo sobre la adhesión del país celebrada el 14 de julio de 2017 bajo la presidencia del Sr. Ryosuke Kuwana (Japón). Las negociaciones sobre la adhesión de Sudán a la OMC se reanudaron en enero de 2017 después de 13 años de estancamiento.

Volver a índice de Sector Exterior

Principales socios comerciales (exportación e importación)

Para 2018, las estimaciones de Economic Intelligence Unit sitúan las exportaciones en 3.485 millones de USD, lo que supone una caída respecto a 2017 del 15%; y las importaciones en 7.065 millones de USD, lo que también supone una caída respecto a 2017 (14,05%). Por lo tanto, el saldo comercial es notablemente deficitario (-3.580 millones de USD).

En 2018, los principales destinos de exportación de Sudán son Emiratos Árabes Unidos (que representa un 27,12% del total de las exportaciones realizadas en 2017), China (21,54%), Arabia Saudita (15,76%), Egipto (13,46%), India (4,44%), Etiopía (2,49%) y Francia (1,52%).

En cuanto al origen de las importaciones sudanesas en 2018, los principales países proveedores son China (que representa un 23,47% del total de las importaciones realizadas en 2017), India (11,24%), Emiratos Árabes Unidos (10,56%), Arabia Saudita (9,19%), Egipto (5,92%), Turquía (5,29%) y Alemania (3,3%).

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Exportaciones por países (principales países clientes)

PRINCIPALES PAÍSES CLIENTES
(Datos en millones de USD) 2016 2017 Var. % 2018 Var.%
Emiratos Árabes Unidos 1.120 1.706 40,2% 944,6 -44,6%
China 459 734 17,3% 750,5 2,2%
Arabia Saudita 506 600 14,2% 549,3 -8,5%
Egipto 412 427 3,6% 469,1 9,9%
India - 48 - 154,6 220,1%
Etiopía 94 151 60,6% 86,7 -42,6%
Francia 55 54 -1,8% 52,8 52,8

Fuente: Banco Central de Sudán
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Importaciones por países (principales países proveedores)

PRINCIPALES PAÍSES PROVEEDORES
(Datos en millones de USD) 2016 2017 Var. % 2018 Var. %
China 2.192 2.260 3,1% 1.657,8 -26,6%
India 632 704 -11,4% 794 10%
Emiratos Árabes Unidos 869 1.093 25,8% 746 -31,2%
Arabia Saudita 523 709 35,6% 648,8 -8,5%
Egipto 591 510 -13,7% 417,8 -18%
Turquía 503 378 -24,9% 374,1 -1,1%
Alemania 191 421 120,4% 233,3 4,09%

Fuente: Banco Central de Sudán
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Principales productos exportados e importados

La composición del comercio exterior sudanés se ha visto modificada desde la secesión del Sur. Así, En 2012 Sudán dejó de exportar grandes cantidades de petróleo, que había sido la principal partida, y las exportaciones de oro pasaron a ocupar el primer lugar, seguidas de las exportaciones de animales vivos.

Las principales exportaciones en 2018 de Sudán son oro (representativas de un 23,9% del total de las exportaciones), ganado (22%), sésamo (16,5%), y petróleo y sus derivados (12,6%)

En cuanto a las importaciones, más diversificadas que las exportaciones, en 2018 Sudán ha importado principalmente: bienes manufacturados (representan un 20,1% del total de las importaciones), maquinaria y equipos (20%), productos derivados del petróleo (14%), trigo y harina (10,2%), elementos de transporte (8,8%), azúcar (7,9%), y productos químicos (6,6%) 

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Exportaciones por capítulos arancelarios

PRINCIPALES BIENES EXPORTADOS
(Datos en millones de EUR) 2017 % total 2018 % total  Var. %
Oro 1.515,2 36,9 832,2 23,9 -45
Ganado 833,5 20,3 765,8 22 -8,2
Sésamo 411,8 10 576,2 16,5 39,9
Petróleo y sus derivados 429,5 10,5 440,4 12,6 2,5

Fuente: Banco Central de Sudán y UN Comtrade
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Importaciones por capítulos arancelarios

 

PRINCIPALES BIENES IMPORTADOS
(Datos en millones de EUR) 2017 % total 2018 % total Var. %
Bienes manufacturados 1.924,4 23,4 1.418,8 20,1 -26,3
Maquinaria y equipos 1.714,1 20,8 1.410,1 20 -17,7
Productos derivados del petróleo 905,1 11 991,1 14 9,5
Trigo y harina de trigo 789,3 9,6 721,1 10,2 -8,6
Elementos de transporte 915,2 11,1 621,9 8,8 -32
Azúcar 329,3 4 560,4 7,9 70,2
Productos químicos 489,5 5,9 465,5 6,6 -5,2

Fuente: Banco Central de Sudán y UN Comtrade
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Ferias comerciales en el país

Feria Internacional de Jartum: feria multisectorial, que se celebra en enero de cada año. Cuenta con cinco pabellones de diseño moderno equipados con todo lo necesario. Predomina el público general en el fin de semana y visitantes de perfil profesional los días laborales. La presencia internacional es importante, destacando en particular Egipto, Irán, Jordania y Turquía.

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Calendario de Principales Ferias del País

Fecha FERIA SECTOR
Octubre 9 – Octubre 13 SUDAN BUILD Construcción
Diciembre 10 – Diciembre 13 MEDICS FAIR Equipamiento hospitalario

 

Volver a índice de Sector Exterior

Principales sectores de servicios (exportación e importación)

La balanza de servicios sudanesa ha sido históricamente negativa, aunque desde 2015 presenta un saldo positivo y moderado. En 2018, el saldo de la balanza de servicios fue de 339 millones de USD, según las estimaciones de Economic Intelligence Unit. Las principales exportaciones de servicios por parte de Sudán tienen su origen en viajes (67,8%), principalmente, seguidos por los servicios de transporte que son necesarios contratar para exportar el petróleo. Sudán es también un importante demandante de servicios de ingeniería y consultoría extranjeros.

Volver a índice de Sector Exterior

Turismo

El turismo es un sector de la economía sudanesa que, hoy por hoy, todavía no presenta un potencial de desarrollo claro. A la falta de infraestructuras de transporte, la limitada oferta hotelera en Jartum y la inadecuada infraestructura hotelera en las áreas fuera de la capital hay que añadir la pesada burocracia para la obtención del visado o los permisos para circular por el país.

A todo lo anterior se ha unido recientemente la situación de guerra que vive la frontera sur del país y afecta muy negativamente la imagen del mismo como destino turístico, así como las revueltas sociales que vienen aconteciendo desde finales de 2018, y que se han intensificado tras el derrocamiento de Omar al-Bashir en abril de 2019.

No obstante, no debe dejar de mencionarse de cara al futuro que existe un gran potencial en la costa del Mar Rojo, sobre todo, para la instalación de centros de buceo, si bien es necesario desarrollar las infraestructuras costeras. Además, Sudán cuenta con yacimientos arqueológicos de incalculable valor, que se remontan a época faraónica, además de unos parques naturales prácticamente vírgenes.

Volver a índice de Sector Exterior

Inversión extranjera. Desglose por países y sectores

En cuanto a la inversión extranjera, la cifra en 2018 fue de 927 millones de USD, habiendo descendido desde 2015 en torno a un 50%. China fue en 2015 (último año con datos disponibles desglosados por países) convertido en el país que mayor inversión realiza en Sudán, con un 28,8% del total de la misma. Le seguían Alemania (16,9%), Qatar (10,8%) y Malasia (10,7%).

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Flujo de inversiones extranjeras por países y sectores

INVERSIÓN EXTRANJERA POR PAISES
PAÍS (% TOTAL) 2015
China 28,80
Alemania 16,90
Qatar 10,80
Malasia 10,70
Emiratos Árabes Unidos 7,30
Francia 0,30

Fuente: UNCTAD
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Operaciones importantes de inversión extranjera

La inversión extranjera en Sudán comenzó a registrar cifras significativas desde que comenzó la explotación del petróleo en el país. Las empresas petroleras CNPC (China National Petroleum Corporation), Petronas de Malasia y ONGC de India, todas ellas públicas, junto con empresas de algunos de los países del Golfo, especialmente de Kuwait, son las adjudicatarias de las concesiones de exploración y eventual explotación del crudo.

Petroleras de otros países como Suecia, Sudáfrica o Francia también se encuentran en proceso de exploración de yacimientos petrolíferos.

Las inversiones en el sector petrolero continúan siendo las dominantes tras la separación del sur. En 2012, el Gobierno lanzó una subasta de nuevas licencias de exploración que pretenden aumentar la producción del país de los 105.000 barriles/día hasta 180.000 barriles/día.

No obstante, el sector petrolero no es el único que ha atraído inversiones en los últimos años. Se estima que, en los últimos diez años, Sudán ha recibido IDE en sectores al margen del petróleo unos 10.000 millones de $.

Los sectores financiero, agrícola y el de telecomunicaciones han sido también destinatarios de IDE. En efecto, en el sector financiero operan 12 inversores extranjeros (entre otros, Byblos Bank de El Líbano; Fisal Isalmic de Arabia; Boubyan Bank de Kuwaiti; Sudanese Egyptian Bank, con capital egipcio) y se calcula una tasa de retorno sobre la inversión del 21%. En el sector de transportes hay empresas saudíes kuwaitíes, emiratíes, y sudafricanas. En ingeniería y construcción civil encontramos emiratíes, saudíes, italianos, alemanes, británicos y turcos. En agricultura hay empresas chinas, egipcias, brasileñas, saudíes (Arab Investment Institute, Barakat Group, Citatel Group de Egipto, etc.). En salud y educación hay actualmente 20 hospitales y 30 colegios privados. En el sector eléctrico están la multinacional egipcia Elsewedy y la alemana Man. El sector telecomunicaciones también ha recibido inversores de Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos y otros países del Golfo Pérsico y Sudatel ha repartido unos dividendos del 40%. En el sector de servicios a petroleras encontramos empresas chinas, malayas, canadienses austriacas, indias, británicas, etc. Por último, empresas francesas y sudafricanas están invirtiendo en la extracción de oro.

Volver a índice de Sector Exterior

Fuentes oficiales de información sobre inversiones extranjeras

Es el propio Ministerio para la Inversión sudanés, y sus departamentos, el encargado de la atracción y de la promoción de las inversiones extranjeras. (http://www.sudaninvest.org).

Volver a índice de Sector Exterior

Inversión en el exterior. Desglose por países y sectores

Por su parte, en relación con los países receptores de inversión sudanesa, encontramos a Kenia como principal país receptor de la misma, representando un 80,4% del total invertido en el extranjero. Los otros dos países receptores de la inversión extranjera sudanesa son Indonesia (14,9%) y Sudán del Sur (4,7%).

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Flujo de inversiones en el exterior por países y sectores

INVERSIONES EN EL EXTERIOR POR PAISES
(Datos en MUSD) 2015 % total
Kenia  187,4  80,4%
Indonesia  34,8  14,9%
Sudán del Sur 11 4,7%

Fuente: UNCTAD
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Balanza de pagos. Resumen de las principales cuentas y subbalanzas

La posición exterior de Sudán se vio estructuralmente debilitada por la pérdida de ingresos derivados del petróleo después de la secesión de Sudán del Sur. Así, la balanza comercial sudanesa es deficitaria, al igual que la balanza de rentas, en este último caso como consecuencia, en gran medida, de los pagos de intereses. Por el contrario, la balanza de servicios y de transferencias corrientes vienen mostrando saldo positivo en los últimos años, a causa principalmente de las remesas de inmigrantes y de las donaciones. En conjunto en los últimos años se han registrado elevados déficits por cuenta corriente.  En concreto, según las estimaciones de The Economic Intelligence Unit, el saldo por cuenta corriente en 2018 ha sido de -4.679 millones de USD.

Por su parte, las inversiones extranjeras directas y las inversiones de cartera presentan un saldo positivo y superavitario. Sin embargo, han sufrido una notable caída en los últimos años, de alrededor del 50% entre 2015 y 2018, debido a la creciente incertidumbre política y a la crisis económica.

De conformidad con los últimos datos disponibles del Banco Central Sudanés (BCS), Sudán ha registrado un déficit comercial de 1,325.7 millones de USD en el último cuarto del año 2018. Esto se debe principalmente a la desorbitada factura de los gastos de importación del país como consecuencia de las dos fuertes devaluaciones que sufrió la libra sudanesa durante los meses de enero y febrero de 2018. Sin embargo, la devaluación de la moneda no ha servido para estimular las exportaciones sudanesas, debido sobre todo a las dificultades de aprovisionamiento sufridas a principios de 2018. El constante déficit comercial de Sudán se atribuye a la falta de industria manufacturera y de agricultura comercial que hace que el país dependa de las importaciones de alimentos, productos manufacturados y maquinaria.

Volver a índice de Sector Exterior

Cuadro de Balanza de pagos

BALANZA DE PAGOS
(Datos en millones de USD) 2015  2016  2017  2018
CUENTA CORRIENTE -5.461 -4.213 -4.611 -4.679
Balanza Comercial (saldo) -5.389 -4.386 -4.120 -3.580
-      Exportaciones 3.169 3.094 4.100 3.485
-      Importaciones -8.558 -7.480 -8.220 -7.065
Balanza de Servicios (saldo neto) 139 106 185 339
Balanza de Rentas (saldo neto) -1.163 -867 -1.651 -1.812
Balanza de Transferencias (saldo neto) 953 933 975 376
CUENTA DE CAPITAL Y FINANCIERA 4.507 2.321 1.578 1.339
Cuenta Financiera (saldo neto) 4.256 2.173 1.161 916
Inversión Extranjera Directa e Inversiones de Cartera (saldo neto) 1.870 1.132 742 927
Otros Flujos de Capital (saldo neto) 2.277 1.138 684 251
-      Públicos 1.589 756 400 0
-      Privados 688 382 284 251
Errores y Omisiones 169 834 0 0
CAMBIOS EN LAS RESERVAS INTERNACIONALES NETAS 476 128 -95 140
RESERVAS BRUTAS DE DIVISAS 1.003 875 970 830
En meses con respecto a las importaciones de bienes y servicios del año próximo 1,4 1,4 1,4 1,1

Fuentes: Economic Intelligence Unit y Fondo Monetario Internacional
Última actualización: junio 2019

Volver a índice de Sector Exterior

Reservas internacionales

A partir de 2011 la drástica caída de los ingresos en divisas derivados de las exportaciones de petróleo, redujo aún más las reservas externas, que siguen en niveles muy bajos. En 2015 las ya reducidas reservas internacionales disminuyeron alrededor de 460 millones de dólares, pasando de 1.461 millones de dólares en 2014 a 1.003 millones en 2015, un nivel muy bajo que solo da para cubrir 1,2 meses de importaciones. Con posterioridad, a pesar de que el país ha recibido 2.700 millones de USD de apoyo financiero proveniente principalmente de los países del Golfo, las reservas de divisas siguen en niveles bajos (970 millones de USD en 2017 y una estimación de 830 millones de USD en 2018), lo que equivale al valor de las importaciones por un periodo de 1,1 mes, lejos de la recomendación de cobertura de 3 meses.

Volver a índice de Sector Exterior

Moneda y sistema cambiario. Evolución del TC

En 2006 el Banco Central introdujo una nueva moneda, la libra sudanesa (SDG), que reemplazó al dinar a una ratio de 100 dinares por libra. En 2007, el Central de Sudán implantó un régimen de cambio de flotación fuertemente controlada, con el que convive un mercado negro, cuyas transacciones no han parado de crecer desde que se hizo más patente la escasez de divisas y lo irreal del tipo de cambio oficial.

Tras la secesión en julio de 2011, Sudán del Sur emitió su propia moneda sin contar con el Gobierno de Jartum y se produjo una inundación de moneda del sur en el norte. La población cambiaba libras del sur por libras del norte (en ocasiones compraban recargas de móvil, que se utilizaban como monedas de cambio), provocando la depreciación de la libra sudanesa e inflación. Para evitar esto Sudán cambió de la noche a la mañana su libra por otra nueva moneda, también llamada libra, con la que la de Sudán el Sur no es convertible.

Habitualmente, el Banco Central realiza subastas bisemanales en las que compra y vende divisas, no obstante, la insuficiencia de divisas ha obligado a suspenderlas. Las escasas divisas disponibles se adjudican directamente a importadores que importan bienes que se consideren prioritarios.

Actualmente y desde 2016, el Banco Central de Sudán mantiene un sistema de tipos de cambio múltiples, usados para transacciones oficiales y comerciales. En concreto, existen dos tipos de cambio oficiales: un tipo de cambio “indicativo” y un tipo de cambio “oficial”. El tipo de cambio indicativo (referente para bancos comerciales y agencias de divisas) y el oficial (flotante pero intervenido por el Banco Central de Sudán) difieren entre sí en más del 2%.

Se prevé que los últimos acontecimientos políticos en el país vuelvan a debilitar la moneda, que ya se ha devaluado significativamente en el mercado negro (60 SDG/USD a mediados de mayo de 2019), que acaba guiando la dirección que sigue el tipo de cambio.

Volver a índice de Sector Exterior

Deuda externa (total y servicio de la deuda; principales ratios)

Uno de los problemas más acuciantes de la economía sudanesa es la elevada deuda externa. A finales de 2018 la deuda externa se estimaba en 63,8 millones de dólares y a finales de 2019 se proyecta en 66,9 millones de dólares.

La estructura de la deuda externa no ha cambiado en la última década, estando en mora alrededor del 80% de la misma. El grueso es deuda pública y con garantía pública (50.700 millones de dólares en 2017, de los cuales 85% está en mora). Se trata principalmente de acreedores bilaterales tanto miembros del Club de París y como acreedores no pertenecientes al Club de París, en una proporción similar. Sólo una pequeña parte es deuda con acreedores privados. En 2017, la deuda pública representaba el 99,6% del PIB, y en 2018 se estima en el 102,9% de este.

En 2014 Sudán extendió el plazo el plazo para la "opción cero" hasta octubre de 2016. La llamada "opción cero" es un acuerdo de 2012 entre Sudán y Sudán del Sur, en el que Sudán retiene todos los pasivos externos después de la secesión de Sudán del Sur, siempre y cuando la comunidad internacional firme compromisos de alivio de la deuda en los dos años siguientes. A falta de tal compromiso, la deuda externa de Sudán se repartiría con Sudán del Sur sobre la base de una fórmula que se determinará. Este plazo caducó en septiembre de 2014, pero las partes acordaron extenderlo por dos años para seguir buscando el apoyo de sus acreedores para el alivio de la deuda, y en octubre de 2016 se acordó extender el plazo nuevamente.

A pesar de esta situación, Sudán continúa recibiendo ayuda concesional de diferentes países del Golfo, así como de China y de India, que están muy involucrados en la industria petrolera del país.

Es una queja habitual de las autoridades sudanesas que no se le haya aplicado un tratamiento de alivio de deuda como se ha hecho con otros países, a pesar de llevar años aplicando las recomendaciones del FMI. En este respecto, si las negociaciones con Estados Unidos para salir de la lista de países que financian el terrorismo fructificaran, se facilitará la aplicación de la iniciativa para los países HIPC (Heavily Indebted Poor Countries) en Sudán.

Volver a índice de Sector Exterior

Calificación de riesgo (por OCDE y otras calificadoras)

No existe calificación de riesgo para Sudán por parte de las agencias Moody's, Fitch o Standard & Poor's. La OCDE clasifica a Sudán en 2019 en el grupo de riesgo 7.

CESCE clasifica a Sudán en el grupo 7 tanto como a corto plazo como a medio y largo plazo. Asimismo, CESCE no tiene establecida la política de cobertura con Sudán en operaciones privadas a medio y largo plazo, para operaciones públicas a medio y largo plazo la cobertura está cerrada. En el corto plazo, la cobertura de CESCE está cerrada.

Volver a índice de Sector Exterior

Intercambios comerciales con la Unión Europea

Los intercambios comerciales con la UE, que habían mostrado un comportamiento errático, han consolidado su tendencia creciente en los últimos años, aunque en 2018 se ha producido una caída del 26,6% en el valor de las exportaciones. La Unión Europea (UE) es el segundo socio comercial de Sudán (a una amplia distancia de China). Por su parte, Sudán es el 126º cliente de la UE y su 142º proveedor de la UE. La UE mantiene con Sudán un superávit comercial en comercio de mercancías de 873,5 y 634,5 millones de euros en 2017 y 2018 respectivamente. 

Dentro de la UE, España ocupó en 2018 el séptimo lugar como proveedor (por detrás de Alemania, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Francia y Bélgica) con una cuota de 4,55% de las exportaciones comunitarias. En cuanto a las importaciones de España procedentes de Sudán, estas solo representaron en 2018 el 1,1% de las exportaciones sudanesas a la Unión Europea.

Volver a índice de Sector Exterior