Información práctica

Formalidades de entrada y salida

Los ciudadanos nacionales de la Unión Europea, Suiza, Noruega e Islandia pueden entrar en Serbia para estancias de hasta 90 días de duración en un periodo de 6 meses provistos únicamente de su Documento de Identidad (DNI, en el caso de los españoles). En caso de acceder a Serbia haciendo uso del pasaporte, es importante comprobar que el sello de entrada ha sido estampado en el mismo a fin de evitar posibles problemas a la salida del país. Es recomendable que el documento de identidad o de viaje tenga una vigencia mínima de 3 meses. Para estancias superiores, se recomienda contactar con la Embajada de Serbia en Madrid (www.embajada-serbia.es) para informarse sobre el correspondiente visado. No se requieren vacunas especiales para entrar a Serbia, aunque puede ser recomendable vacunarse contra la hepatitis. Es preferible evitar la entrada a Serbia desde el territorio de Kosovo. Las autoridades serbias no reconocen los sellos de la República de Kosovo;  en ocasiones la policía de fronteras ha denegado la entrada a viajeros con pasaportes sellados por las autoridades kosovares. Es recomendable viajar con pasaporte aunque no se utilice para entrar al país, ya que puede necesitarse para realizar otros trámites. Los extranjeros que entren a Serbia deben comparecer en una comisaría de policía para registrarse dentro de las 24 horas siguientes a su entrada. El incumplimiento de esta obligación conlleva multas de 50 a 250 euros e incluso juicios de faltas. Cada cambio de domicilio conlleva la obligación de realizar un nuevo registro. Este trámite no es necesario para los que se alojen en un hotel, ya que el propio hotel lo lleva a cabo automáticamente.

Volver a índice de Información práctica

Lengua oficial y religión

Serbia se caracteriza por una gran diversidad étnica, lingüística y religiosa, aunque en los últimos años, y por motivos fundamentalmente políticos, la cuestión de la etnicidad se ha convertido en materia de controversia. El principal grupo étnico lo forman los serbios, que componen el 83,3% de la población, si bien existen importantes minorías húngara (3,5%, especialmente relevante en Vojvodina), gitana roma (2,0%), bosniaca (2,0%) y croata (0,8%). El principal grupo religioso son los cristianos ortodoxos (84,6% de la población), seguidos de los cristianos católicos (5,0%) y los musulmanes (3,0%). A riesgo de simplificar, los serbios siguen el rito cristiano ortodoxo, húngaros y croatas siguen el rito cristiano católico y los bosniacos siguen la religión islámica, si bien esta correspondencia dista mucho de ser exacta.

El idioma oficial de la república es el serbio, que es la lengua materna del 88,1% de la población, seguido del húngaro (3,4%), el bosnio (1,9%) y el romaní (1,4%), entre otros muchos idiomas hablados en Serbia. El alfabeto oficial del serbio es el cirílico, aunque en los últimos años su uso ha quedado prácticamente reducido a la Administración y ciertos medios conservadores, debido a la generalización del alfabeto latino en las comunicaciones profesionales y personales.  No obstante lo anterior, desde el punto de vista lingüístico es más apropiado afirmar que el idioma mayoritario de Serbia es el serbocroata, una lengua eslava de transición de la cual el serbio es una mera variante local. Los lingüistas han zanjado este debate hace mucho tiempo, señalando el carácter unitario de este idioma que se hable, con diferencias locales, en Serbia, Montenegro, Croacia y Bosnia-Herzegovina. Los hablantes de estos territorios se comunican entre sí sin ninguna dificultad. El hecho de que la denominación serbocroata haya caído en desuso obedece a motivos políticos, pero no responde a criterios lingüísticos.

Volver a índice de Información práctica

Moneda y tipo de cambio

La moneda local de Serbia es el dinar serbio (RSD), convertible desde el 1 de mayo de 2002. El se situaba el 13 de Diciembre de 2017 a un tipo de cambio comprador de 119,31 RSD:EUR y 101,50 RSD: USD. Existen billetes de 10, 20, 50, 100, 200, 500, 1.000, 2.000 y 5.000 dinares. Puede obtenerse moneda local en los numerosos cajeros automáticos (ATM) y en las casas de cambio (menjacnica). Muchos comercios aceptan tarjetas American Express, Visa, Visa Electron, MasterCard y Maestro, y más raramente también Diners o JCB, además de la tarjeta local DinaCard. Serbia es una economía altamente eurizada, por lo que los pagos de cierto volumen (alquiler de vivienda, adquisición de equipos o vehículos) se negocian y se pagan en euros. El uso del dinar se limita a las pequeñas operaciones corrientes. No existen bancos españoles con presencia comercial u oficina de representación en Serbia. 

Volver a índice de Información práctica

Seguridad

El nivel de seguridad ciudadana en Serbia es, en términos generales, aceptable. La criminalidad es reducida, en especial en lo que respecta a delitos con violencia contra extranjeros. Como en cualquier ciudad europea, se dan casos de hurtos callejeros en lugares concurridos o al descuido y en vehículos o domicilios. Proceden en este sentido precauciones similares a las que se tomarían en España. En todo caso, se  recomienda evitar las manifestaciones políticas o deportivas, tanto autorizadas como no autorizadas, que en ocasiones comportan altercados u otros riesgos para la seguridad pública. Ante este tipo de acciones se recomienda evitar la proximidad a Embajadas o empresas extranjeras, que pueden ser objetivo de radicales. Igualmente, se recomienda evitar cualquier signo de filiación política o deportiva. La homosexualidad no cuenta con aceptación generalizada en la sociedad serbia. Aunque la opinión pública vira gradualmente hacia posiciones más liberales, las manifestaciones públicas sobre este particular pueden suscitar rechazo. En los desplazamientos por carretera se requiere cierta prudencia. La red secundaria no siempre se encuentra en buen estado y suele carecer de balizamiento. Estas carreteras están deficientemente señalizadas, se encuentran parcheadas y no siempre tienen arcén. Es siempre recomendable consultar las recomendaciones de viaje de la Embajada de España en Belgrado (www.exteriores.gob.es)En el territorio de Kosovo existen mayores problemas de seguridad, debido al riesgo de ataques violentos, el crimen organizado y el riesgo que suponen minas y artefactos explosivos sin localizar. No son infrecuentes los ataques contra ciudadanos extranjeros y otros objetivos, en ocasiones relacionados con la situación de inestabilidad política. En caso de desplazarse a este territorio, es preferible consultar las informaciones que ofrecen UNMIK (www.unmikonline.org), KFOR (www.aco.nato.int) y EULEX (www.eulex-kosovo.eu) y ponerlo en conocimiento de la Embajada de España en Skopje (Macedonia). También deben tomarse especiales precauciones en las regiones de Serbia fronterizas con Kosovo, y en especial en el valle de Presevo, cuya población es en su mayor parte de habla albanesa.

Volver a índice de Información práctica

Condiciones sanitarias

El sistema sanitario serbio está en manos del Ministerio de Sanidad y cuenta con tres niveles de asistencia. En primer lugar, los centros de atención primaria (dom zdravlja) se encargan de la medicina de familia; aceptan pacientes sin cita, que luego remiten al hospital correspondiente para el análisis del especialista. También atienden emergencias y ofrecen servicios de laboratorio o radiología, aunque éstos deben abonarse. En segundo lugar, los hospitales (bolnica). El tratamiento hospitalario tiene que abonarse en efectivo, ya que no se aceptan los seguros privados. En los hospitales el tratamiento de emergencias es gratuito. Por último, los centros clínicos de Belgrado, Novi Sad, Nis y Kragujevac, los cuales tienen una mayor oferta de tratamientos. En

En general el sistema de cobertura sanitaria pública de Serbia tiene un funcionamiento bastante irregular. Los extranjeros no tienen el mismo acceso al sistema que los locales y con frecuencia deben abonar el coste completo de los tratamientos. No existe convenio con España en materia de seguridad social que facilite la cobertura sanitaria. Es recomendable contratar un seguro privado que cubra total o parcialmente los posibles gastos sanitarios. También existen numerosas clínicas privadas que ofrecen una alternativa al deficiente sistema sanitario público. Se estima que más del 50% de la población recurre a centros médicos privados, de los cuales hay registrados más de 3.500. Los precios son similares a los de España, por lo que para la población local resultan elevados. Algunos de estos centros son Belmedic (www.belmedic.rs), Euromedik (www.domzdravljaeuromedik.com) o MediGroup (www.bulevar.medigroup.rs).

En Serbia existen farmacias públicas y privadas, aunque sólo las primeras expenden medicamentos que requieren receta. El sistema sanitario público cubre parte del precio de algunos medicamentos, aunque en otros casos debe pagarse el precio completo. El precio de un mismo medicamento puede variar significativamente entre distintas farmacias, por lo que es habitual ver largas colas en algunas de ellas, especialmente si se trata de farmacias que venden medicamentos que requieren receta.

En caso de emergencia sanitaria se recomienda contactar con el servicio de emergencias consulares de la Embajada de España en Belgrado (tel. +381 (0) 63 285 082). 

Volver a índice de Información práctica

Comunicaciones y conexiones con España

En cuanto a las comunicaciones con España, el prefijo telefónico internacional de Serbia es 381. Para llamar desde España hay que marcar 00 381 o +381, seguido del prefijo provincial y del número deseado. Para los clientes de operadoras de telefonía españolas, el coste del roaming en Serbia es muy elevado. Normalmente las operadoras españolas no incluyen a Serbia dentro de sus ofertas para llamar a Europa. El precio de las tarifas básicas de roaming por lo general no baja de 1,8  euros/minuto, aunque varía según la compañía y tipo de contrato. Siempre que sea posible, se recomienda recurrir a tarjetas de prepago o utilizar servicios de telefonía IP, para aprovechar el bajo coste y buena capacidad de las redes locales. Por el contrario, los servicios de las operadoras de telefonía fija y móvil serbias son mucho más económicos. Los principales operadores son Telekom Srbija (MTS); Telenor, que adquirió la compañía Mobi63 en 2006; y Mobilkom  Austria (VIP). Existe un gran número de proveedores de Internet (ISP) que ofrecen conexión por cable. Cada vez está más extendida la presencia de wifi gratuito en hoteles y cafeterías, aunque es menos frecuente fuera de Belgrado.

Por lo que respecta a las conexiones con España, Serbia dispone de un único aeropuerto internacional operativo, el Aeropuerto Nikola Tesla de Belgrado. Este aeropuerto gestiona alrededor de cuatro millones de viajeros por año y viene experimentando un rápido crecimiento en los últimos dos años, con la apertura de un gran número de rutas a capitales de Europa del este. Este aeropuerto es la principal puerta de entrada internacional a Serbia y las autoridades han anunciado planes para ampliar su capacidad, incluida la construcción de una nueva terminal. Serbia dispone de otro aeropuerto con capacidad internacional en Nis (Konstantin Veliki), aunque en la actualidad apenas tiene actividad, además de otro aeropuerto civil de menores dimensiones en Bor y 16 aeropuertos deportivos. En la actualidad cada uno de estos aeropuertos está gestionado por una entidad independiente. El Gobierno está considerando unificar la gestión en una nueva entidad denominada Aeropuertos de Serbia, que se asumiría también los aeropuertos militares de Batajnica, Kraljevo y Uzice. En la actualidad existen vuelos directos entre España y Serbia operados por la compañía compañía Vueling (www.vueling.com) que ofrece conexiones entre Belgrado y Barcelona desde Junio hasta Octubre con una frecuencia de dos vuelos semanales (martes, y sábados). Para 2018, Vueling ha anunciado que ampliará el periodo de vuelos regulares desde Marzo hasta Octubre. Por su parte, Air Europa (www.aireuropa.com) estableció en noviembre de 2015 un acuerdo con Air Serbia para ofrecer vuelos de código compartido, que permiten viajar entre España y Serbia con escalas en Ámsterdam o París. En la actualidad las mejores combinaciones para volar entre España y Serbia, además de la anterior, las facilitan Lufthansa (Fráncfort y Múnich), Swiss (Zúrich), Alitalia (Roma) y Air France (París CDG). El precio medio de un billete en clase turista con una escala oscila entre 300 y 400 euros. Desde Belgrado la compañía local Air Serbia (www.airserbia.com), antigua aerolínea de bandera y actualmente integrada en Etihad, ofrece conexiones a las principales capitales europeas y a muchas ciudades de los Balcanes, incluidas Podgorica, Tivat, Sarajevo, Banja Luka, Zagreb, Split, Dubrovnik, Liubliana, etc.

Volver a índice de Información práctica

Vestido y etiqueta

La cultura de negocios de Serbia bascula entre los usos costumbres mediterráneos y centroeuropeos. En cualquier caso, los empresarios serbios emplean por lo general las normas de vestido y etiqueta comunes en Europa occidental con la misma naturalidad con la que lo hacen los españoles. El código de vestir es occidental, con uso de trajes en los hombres y ropa más variada pero discreta en las mujeres; debido a las altas temperaturas, en verano se considera aceptable prescindir de la corbata y de la chaqueta. El saludo protocolario consiste en un apretón de manos, tanto para hombres como para mujeres, y empezando por saludar a estas últimas. Debemos referirnos a alguien a quien acabamos de conocer o que merece nuestro respeto siempre por el apellido, y reservar el uso del nombre para aquellas personas con las que tengamos especial confianza; si la persona refleja en su tarjeta de visita algún título (doctor, ingeniero, etc.), es una muestra de respeto utilizarlo al dirigirnos a ella.

Las reuniones de trabajo comienzan con un intercambio de tarjetas; es frecuente que solo le entreguen su tarjeta los interlocutores principales de la otra parte, en cuyo caso es conveniente pedir que los otros participantes le anoten sus datos de contacto al final de la reunión. Sigue a continuación una breve presentación de los participantes: los empresarios serbios valoran positivamente dedicar tiempo a construir una relación personal con sus socios comerciales, por lo que es de cortesía iniciar la reunión con una conversación ligera cuya única finalidad es conocer mejor los perfiles e intereses de cada parte. Se considera muy descortés pasar directamente al asunto principal de la agenda. Esta charla introductoria irá acompañada por el preceptivo café (espresso o serbio, que es la versión local del café griego o turco) y del agua (con gas o sin gas), que tampoco deben rechazarse. Las organizaciones serbias son bastante jerárquicas, de modo que normalmente las negociaciones estarán dirigidas por el representan de mayor rango del anfitrión. Los cargos con mayor jerarquía suelen denominarse como Directores Generales, una posición que denota capacidad de decisión. Es importante asegurarse de que quien toma la decisión final (Director General u otro) está involucrado e informado adecuadamente de las negociaciones. Su contraparte serbia asume implícitamente que todo lo acordado es provisional hasta que su superior lo haya ratificado. El estilo de negociación serbio es típicamente oriental: nada está cerrado hasta que todo cerrado y las cuestiones ya discutidas pueden volver a abrirse mientras duren las negociaciones.

En ocasiones el anfitrión serbio invitará a proseguir las negociaciones durante una comida o cena de trabajo. Debe tenerse en cuenta que estas invitaciones, además de ser habituales e indicar una mayor disposición al acuerdo, tienen un componente fundamentalmente social. Su anfitrión puede querer forjar una relación de confianza o investigar si además de su socio comercial puede llegar a ser su amigo. Pero nunca se comerá en la misma oficina donde tienen lugar las negociaciones formales ni se discutirán documentos durante estas comidas. Estas comidas suponen un paréntesis informal en la negociación y se consideraría descortés continuar con las discusiones formales durante las mismas. En cuanto al menú, normalmente se pedirán platos de carne a la brasa o de otro modo, que es la especialidad  local, aunque es posible, que no fácil, comer vegetariano. La comida suele acompañarse de slivovica o rakija, licores locales, brindando con la palabra ziveli (salud). Al cerrar una reunión, una invitación del anfitrión a tomar un café otro día es la puerta a proseguir las negociaciones en un ambiente más distendido y más proclive al acuerdo. Es preferible no desaprovechar estas invitaciones que representan un paso adelante en la relación. La reunión puede concluir con el intercambio de regalos de pequeño valor (vino, chocolates, etc.) como muestra de apreciación. Es conveniente que sean regalos discretos y modestos, ya que existe una sensibilidad social cada vez mayor por la corrupción en el mundo empresarial, en el gobierno y en la administración, por lo que muchas organizaciones restringen este tipo de prácticas.

En lo que respecta al idioma de los negocios, además naturalmente del serbocroata, está muy extendido el uso del inglés y, en menor medida, de otros idiomas comerciales como el italiano o el alemán. No obstante, se recomienda confirmar que la contraparte tiene un nivel elevado de comprensión y expresión en inglés o hacerse acompañar de un traductor. La Oficina Económica y Comercial de Belgrado puede recomendarle varios traductores de confianza.

Es preferible mantener cierta cautela  durante sus conversaciones con sus socios serbios al referirse a la historia reciente o a la situación política de Serbia.  Cuestiones como los conflictos con las repúblicas vecinas, las relaciones con la Unión Europea, el estatuto de Kosovo o la situación de las minorías nacionales pueden suscitar polémica.

Volver a índice de Información práctica

Hora local, vacaciones y días festivos

El horario local en Serbia el GMT+1 al igual que en España peninsular (Madrid, París, Berlín). Las vacaciones anuales mínimas son de 20 días. Los trabajadores tienen derecho a las mismas una vez han trabajado al menos seis meses en la empresa de forma continuada. La Ley del Trabajo establece otros casos y condiciones especiales. Son días festivos en Serbia: 1 y 2 de enero (Año Nuevo); 7 de enero (Navidad Ortodoxa); 15 de febrero (Día de la Constitución); 1 y 2 de mayo (Fiesta del Trabajo); Viernes Santo y los dos primeros días de la Pascua Ortodoxa; y 11 de noviembre (Día del Armisticio). Otras fiestas pueden ser observadas por los ciudadanos según su religión: los ortodoxos celebran su santo familiar (slava); los católicos la Semana Santa y la Navidad (25 de diciembre); los musulmanes el ramadán; y los judíos el Yom Kippur y el Rosh Hashanah. En estos casos pueden disponen de uno o dos días festivos adicionales. 

Volver a índice de Información práctica

Horarios laborales (bancos, comercios, empresas y AA.PP.)

En Serbia los horarios laborales normalmente respetan la jornada continua de ocho horas, con una pausa de 30 minutos para un almuerzo rápido alrededor de las 12:00 o 13:00 horas. Las administraciones públicas normalmente trabajan de 07:30 a 15:00 de lunes a viernes. Los bancos y oficinas suelen estar abiertos de 08:00 a 16:00 horas. Los comercios y casas de cambio suelen abrir de 09:00 a 20:00, aunque algunos pueden cerrar a mediodía y abrir hasta más tarde, ya que existe flexibilidad de horarios. 

Volver a índice de Información práctica

Transporte interior

En los desplazamientos por el interior de Serbia, especialmente si se viaja por motivos profesionales, es absolutamente recomendable contar con vehículo propio. Muchos destinos no están cubiertos por la red pública de transporte o no lo están con la frecuencia, fiabilidad y calidad de servicio suficientes. En los desplazamientos urbanos el uso de taxis puede suplir la carencia de vehículo propio.

La red de carreteras de Serbia cuenta con unos 40.845 kilómetros de longitud, de los cuales 640 km corresponden a autopista y los restantes a vías de inferior categoría. Debido al relieve accidentado de Serbia, pueden encontrarse en estas carreteras un gran número de puentes y túneles. Aunque esta red se ha beneficiado de una importante inversión en los últimos años, todavía presenta importantes deficiencias debido a su diseño con pendientes pronunciadas, falta de balizamiento, elevada degradación del pavimento, etc. Muchas carreteras tienen únicamente dos carriles. La velocidad media de circulación es bastante reducida, lo que limita la capacidad de los corredores logísticos. Es necesario ser muy prudente en los viajes por carretera, ya que muchas las vías secundarias suelen carecer de balizamiento y están, por lo general, muy deficientemente señalizadas y con baches y sin arcén. Las principales ciudades cuentan con estaciones de autobús. Las rutas pueden consultarse en la estación de Belgrado (www.bas.rs) o en la compañía local Lasta (www.lasta.rs). En la actualidad no existen rutas de autobús regulares entre España y Serbia, aunque desde Belgrado salen  una veintena de líneas internacionales.

La red de ferrocarriles de Serbia se extiende por 3.809 kilómetros. Las principales líneas se extienden a lo largo del eje norte-sur, que se corresponde con el Corredor X de la TEN-T. En términos generales, está infraestructura ferroviaria se encuentra obsoleta y es ineficaz, con velocidades medias inferiores a 60 km/h. Las principales ciudades están conectadas con Belgrado, aunque este servicio es poco regular y sufre frecuentes retrasos y averías. Las rutas pueden consultarse en la compañía local de ferrocarriles Zeleznice Srbije (www.zeleznicesrbije.com). Desde Belgrado salen diversas rutas internacionales hacia Montenegro (Podgorica y Bar), Macedonia (Skopje), Rumanía (Timisoara), Hungría (Budapest), Eslovenia (Ljubljiana), Austria (Viena) y Alemania (Múnich). Se ofrecen también los billetes especiales válidos en varios países Balkan Flexipass e Inter Rail.

Serbia dispone de un único aeropuerto internacional operativo, el Aeropuerto Nikola Tesla de Belgrado, por lo que el avión no es un medio de comunicación útil para el transporte interior.

Volver a índice de Información práctica

Vivienda

Las posibilidades de elección de vivienda en Serbia son relativamente amplias, pero debe tenerse en cuenta que con mucha frecuencias las calidades no son equiparables a las de España, ni siquiera en vivienda nueva. En los últimos años Belgrado y las principales ciudades han sufrido una burbuja inmobiliaria, por lo que se ha incrementado la actividad constructora en los distritos de Belgrado del centro (Centar o Stari Grad) y barrios colindantes (Vracar y Zvezdara principalmente). En la actualidad los precios están a la baja y existen numerosas viviendas vacías sin alquilar.

La ubicación óptima depende del presupuesto y del estilo de vida deseado. El distrito centro o Stari Grad ofrece la mejor oferta en términos de ocio, restaurantes y edificios históricos. Como inconveniente, sus inmuebles son más antiguos, pequeños y no siempre están renovados. Las viviendas no suelen tener garaje, el cual debe alquilarse aparte (entre 100 y 200 euros al mes, dependiendo de que el garaje sea al aire libre o cubierto). Por un apartamento de 3 piezas puede esperarse un alquiler de 1.500 a 2.000 euros. En los distritos de Vracar y Zvezdara la oferta recreativa es más limitada. Se trata de zonas que constituían terrenos rurales hace dos décadas y donde conviven casas unifamiliares con edificios más modernos de varias plantas. Los nuevos edificios suelen tener garaje. Por el mismo apartamento se pagarían entre 1.200 y 1.500 euros. El distrito de Novi Beograd es una zona urbanizada en los años sesenta y setenta, con torres y edificios de oficinas. Cuenta con numerosas zonas verdes, pero menos áreas comerciales y exige el uso de coche para cualquier operación. Desplazarse en transporte público al centro de la ciudad puede requerir un tiempo considerable. En vehículo privado, debe tenerse en cuenta que es necesario cruzar el Danubio para llegar al centro de la ciudad, y que los puentes suelen colapsarse a las horas punta. Finalmente, gran parte de la comunidad diplomática y expatriada reside en los distritos de Dedinje y Senjak, donde se concentra la oferta de chalés y casas unifamiliares. En estos distritos se ubican la mayoría de colegios internacionales. Los precios son también mucho más caros que en las otras zonas de Belgrado.

Existen numerosas agencias dedicadas a la venta y alquiler de pisos de particulares. Es frecuente que un mismo piso lo ofrezcan distintas agencias, cada una con un precio, ya que no es habitual la exclusividad. Las agencias pueden y deben negociar el precio final con el propietario, el cual variará en función de la regularidad del pago (mensual, semestral, etc), forma de abono (efectivo, transferencia bancaria, etc), mobiliario incluido y otras condiciones. Normalmente los alquileres se negocian y se abonan directamente en euros. El propietario suele pedir el abono en metálico para evitar el pago de impuestos; en caso de pago por transferencia, el precio del alquiler suele incrementarse un 20%. Lo habitual es pagar un mes por adelantado y otro mes de fianza. La comisión de la agencia puede ser de uno o de medio mes, por lo que es importante comparar estas condiciones. Algunas agencias frecuentemente utilizadas por expatriados son Habitat (http://habitat.rs); está gestionada por un empresario español), Alka (www.alka-nekretnine.rs), Slavija (www.slavijarent.com) y Eurodiplomatic (www.eurodiplomatic.com). 

Volver a índice de Información práctica

Menaje doméstico. Mobiliario y electrodomésticos

En cuanto al suministro de artículos de menaje y mobiliario es preciso señalar que ninguno de los grandes grupos internacionales de distribución (p.ej. Carrefour, Walmart, Tesco, Lidl, Ikea, etc) está presente todavía en Serbia. El mercado está dominado por cadenas de pequeño tamaño para los estándares internacionales, como Agrokor o Delhaize. Ello supone una menor variedad de artículos y mayores precios, especialmente en relación a la calidad. En términos generales, los productos más modernos o de mejor diseño bien no se encuentran fácilmente, bien tienen precios notablemente superiores a los de España. En  electrodomésticos, destaca la empresa Tehnomanija (www.tehnomanija.rs) por sus mejores precios. En mobiliario su equivalente sería Eurosalon (www.eurosalon.rs), que ofrece productos de origen italiano en su mayor parte. Para el resto de menaje es preferible dirigirse a establecimientos mayoristas cash & carry. Belgrado cuenta con varias zonas comerciales, aunque destacan tres centros situados en Novi Beograd:

Volver a índice de Información práctica

Sistema educativo y colegios

El sistema educativo serbio comprende educación pre-escolar, primaria, secundaria y estudios superiores. La enseñanza pre-escolar es obligatoria, de modo que todos los niños entre cinco y medio y seis años y medio deben cursarla. Para ello debe presentarse un certificado de nacimiento del niño y un certificado médico. La enseñanza es gratuita y los padres pueden elegir la guardería que desean. La educación primaria es de ocho años, obligatoria y gratuita. Esta primaria está dividida en dos ciclos de cuatro años. Para ingresar en la misma se exige a los infantes haber completado su educación pre-escolar, un certificado médico y una cartilla de vacunaciones al día. Las clases se imparten en serbio, aunque algunas minorías también reciben clases en sus respectivos idiomas. La educación secundaria es gratuita pero no obligatoria. La duración es de cuatro años, entre los quince y los diecinueve. Los estudios que pueden cursarse son: bachillerato general, formación profesional y formación artística. El sistema de estudios superiores es similar al adoptado en la Unión Europea. Serbia cuenta con numerosas universidades públicas y privadas, aunque la calidad es irregular.

En competencia con los centros públicos existen numerosos centros privados que ofrecen primaria y secundaria, con tarifas que fija cada centro. Las personas con discapacidad tienen derecho a apoyo especial, pero siempre dentro del sistema educativo general. En cuanto a la educación para extranjeros, éstos, en términos generales, tienen acceso a la educación en las mismas condiciones que los serbios. El Estado no ofrece clases especiales para ellos ni tampoco financia centros internacionales, aunque sí los permite. La Agencia de Promoción de Inversiones y Exportaciones de Serbia (SIEPA) dispone de una lista de colegios internacionales acreditados de interés para expatriados y diplomáticos. En Belgrado pueden seguirse al menos los ciclos educativos americano, británico, francés, alemán, italiano, suizo y ruso. No hay colegio español. Algunos de los centros  internacionales más reconocidos son:

  • International Nursery School Belgrade (15 meses – 7 años). www.insb.edu.rs
  • International School of Belgrade (3-18 años). Programa americano: http://www.isb.rs/
  • Anglo American School, Belgrade (7-19 años). Programas americano y británico: http://www.angloamericanschool.net/
  • British International School, Belgrade (4-19 años). Programa británico: http://www.british-int-school.org.uk/
  • Britannica International School (3-18 años). Programa  británico. www.britinterschool.com
  • Chartwell School (3-18 años). Programa británico. www.chartwellinternational.org
  • Prima International School (2-18 años). Programa británico. www.primainterschoolbelgrade.com
  • École Française de Belgrade (3-17 años). Programa francés. http://www.efb.rs/
  • Deutschen Schule Beograd (3-18 años). Programa alemán: http://www.dsbelgrad.com/
  • Crnjanski High School (7-18 años). Programas suizo y serbio. www.crnjanski.edu.rs
  • Scuola Italiana Milena Pavlovic Barilli (3-18 años). Programas italiano y serbio. www.mpbarilli.com
  • Russian School Belgrade (7-17 años). Programa ruso. www.serbschool.ucoz.ru 

Volver a índice de Información práctica

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex