Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Bélgica, como país miembro de la UE, no tiene ninguna restricción al comercio con el resto de los países comunitarios. Frente a terceros países aplica la política comercial común tanto convencional como autónoma.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

La introducción de mercancías originarias de otros países comunitarios o en libre práctica está exenta del pago de aranceles. Los procedentes de terceros países quedan sometidos a los derechos del Arancel Exterior Común y al régimen comercial y aduanero común.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Dentro de la UE, la actual tendencia de armonización técnica y legal marca la pauta en las entradas de productos en Bélgica. Sin embargo, la política de “Línea abierta” puede encontrar ciertos obstáculos en sectores como el automovilístico, en especial en lo que se refiere a la importación de vehículos de segunda mano.

Para más información: http://www.nbn.be/FR/home.html (NBN - Bureau de Normalisation)

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

En principio no existen barreras de entrada entre España y Bélgica. Sin embargo, las empresas españolas que quieran exportar a Bélgica tienen que hacer frente a una serie de problemas como son:

1. Traducción en francés y en neerlandés de toda la documentación necesaria para la actividad de la exportación.

2. Necesidad en general de dos distribuidores belgas, uno para la zona francófona y otro para la flamenca.

3. Alto grado de sofisticación y competencia del mercado belga. Es un "mercado test de productos a nivel internacional".

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Existen algunas dificultades para ingresar al mercado belga tales como:

1. Traducción al francés y el neerlandés del etiquetado y empaquetado.

2. Necesidad en la mayoría de los casos de dos distribuidores belgas, uno para la zona francófona, y otra para la flamenca.

3. En el caso de facturas impagadas como consecuencia de empresas en suspensión de pagos y en quiebras es necesario traducir toda documentación necesaria para comunicarse con la administración en el idioma donde la empresa tenga su sede.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex