Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Toda persona que desea realizar una importación, está en la obligación de registrarse ante la Aduana Nacional, en la Unidad de Servicio a Operadores (USO) como “Importador Habitual” o “No habitual”. La mercancía debe llegar a alguna de las aduanas bolivianas a través de un transportista autorizado y acompañada de un Manifiesto Internacional de Carga. Una vez en la aduana se emitirá un Parte de Recepción, que certifica el arribo de la mercancía, y posteriormente junto con la factura comercial de origen y demás documentación de soporte, se podrá acudir a una Agencia Despachante de Aduanas para que ésta realice los trámites necesarios para la introducción de la mercancía en el país y para que gestione el pago de las tasas arancelarias que dependerán del productos que se desea importar. También se puede realizar el despacho personalmente sin acudir a una Agencia Despachante de Aduanas.

Con respecto a la exportación, es necesario que la empresa exportadora esté previamente registrada ante el SENAVEX (Servicio Nacional de Verificación de Exportaciones) del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural que otorga el RUEX (Registro Único del Exportador) para la realización de cualquier operación de exportación. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Bolivia tenía un arancel sencillo con cuatro tipos; 5%, 10%, 15% y 20%. Sin embargo, en junio de 2009 se implementó una nueva alícuota del 35% en la estructura arancelaria y en julio de 2012 se aprobó una nueva del 40%.

El tratamiento arancelario respecto a las importaciones que se realizan en Bolivia se encuentra incorporado a las normas y reglas principales de la Organización Mundial de Aduanas, a la legislación nacional y a la nomenclatura denominada Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (NANDINA), y comprende las partidas, subpartidas, códigos numéricos correspondientes, Notas de Sección, de Capítulo y de Subpartidas, Notas Complementarias así como las Reglas Generales para su interpretación.

Otros conceptos a tener en cuenta son:

  • Certificados de Inspección que en caso de ser necesarios serán expedidos únicamente por las verificadoras y cuyo coste es del 2% de la mercancía.
  • IVA: el IVA a pagar es de 14,94% y se liquidará sobre la base imponible resultante de la suma de los siguientes conceptos: Valor CIF + Gravamen Arancelario Consolidado + otros recargos aduaneros + otras erogaciones necesarias para efectuar el despacho aduanero.
  • Impuesto a los consumos específicos. Impuestos especiales que gravan artículos como el tabaco o el alcohol.

En Bolivia, existen 5 zonas francas según el Instituto Nacional de Estadística. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

El Estado garantiza la libre exportación de mercancías, sin embargo en el Artículo 85 de la Ley General de Aduanas se establece que “No se permitirá la importación o ingreso a territorio aduanero nacional de mercancías nocivas para el medio ambiente, la salud y vida humanas, animal o contra la preservación vegetal, así como las que atenten contra la seguridad del Estado y el sistema económico financiero de la nación y otras determinadas por Ley expresa”  

En concreto está prohibida la importación de:

  • Productos farmacéuticos, medicamentos de composición y fórmulas no registradas ante el Ministerio de Salud, de acuerdo con la Ley del Medicamento Nº 1737.
  • Productos comestibles y preparaciones alimenticias diversas, bebidas, líquidos alcohólicos en estado de descomposición, adulterados o que contengan sustancias nocivas a la salud.
  • Animales vivos afectados por enfermedades.
  •  Plantas, frutos comestibles, semillas y otros productos vegetales que contengan gérmenes o parásitos perjudiciales o que sean declarados nocivos por las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería.
  • Billetes de lotería extranjera; imitaciones de monedas y material monetario, sellos de correo u otros valores fiscales, excepto los catálogos numismáticos y filatélicos de cualquier naturaleza.
  • Prendería vieja, como ser: ropa íntima, de cama y de tocador; zapatos, trapos, cordeles, cuerdas y cordajes de materias textiles, en desperdicio o desecho.
  • Substancias tóxicas, cáusticas; radioactivas y desechos mineralógicos, y otros residuos o desechos peligrosos que afecten el medio ambiente.
  • Desperdicios y desechos (chatarra) de fundición, hierro o acero; partes y accesorios de vehículos automóviles usados, utilizados para el ensamblaje de vehículos.
  • Vehículos usados de entre 1 y 5 años de antigüedad dependiendo de la partida arancelaria

En el caso de los productos perecederos, tales como el jamón, embutidos y queso, es necesaria la obtención del Permiso Fitosanitario, Zoosanitario y de Inocuidad Alimentaria de Importación. Sin embargo, Bolivia ha hecho uso de su derecho a la reciprocidad en las exigencias de controles fitosanitarios y está exigiendo que técnicos bolivianos de certificación sanitaria viajen a los países de origen para certificar los procesos de fabricación de numerosos productos de alimentación para poder ser exportados a Bolivia, lo que dificulta la introducción de muchos productos agroalimentarios. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Para ampliar esta información remitimos al portal de Barreras al Comercio de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo: http://www.barrerascomerciales.es/Fichas.aspx

• Barreras comerciales administrativas

La administración boliviana presenta problemas derivados de la lentitud, burocracia y falta de toma de decisiones, que afecta a los exportadores, especialmente a los de bienes perecederos. Uno de los problemas más recurrentes de las empresas españolas a esta oficina es la falta de capacidad de acción que tienen a la hora de enfrentarse a un impago.

Otra queja habitual es el cambio permanente de técnicos en la administración central y local, lo que dificulta sobremanera la interlocución con la contraparte.

• Barreras comerciales fitosanitarias

La reglamentación de las importaciones de bovino y porcino por parte de Bolivia afecta al comercio de productos de cerdo ibérico y quesos. En Bolivia las exportaciones españolas de productos derivados del porcino sufren las restricciones relativas a la aplicación de las normas fitosanitarias de la CAN para este sector.

En septiembre del año 2011, se realizó la visita a España de funcionarios de la CAN y del SENASAG como parte del Estudio de Análisis de Riesgo Comunitario para la importación de mercancías de origen porcino por parte del Grupo Técnico de la Comunidad Andina.

En octubre del 2012 la CAN reconoció a España como país libre de peste porcina africana, peste porcina clásica y enfermedad vesicular del cerdo, lo que levantó la prohibición existente para cerdos vivos y productos con hueso.

El 1 de mayo de 2016 Bolivia aprobó dos Decretos Supremos (2752 y 2751) para desincentivar la importación de determinados productos: alimentos (aceite de soja y girasol, azúcar de caña y remolacha, jugos de frutas, agua mineral y gaseada, bebidas energéticas) y textiles (calzados, tejidos de punto, prendas para bebés, artículos para acampar...). La nueva normativa exige autorizaciones previas para poder importar dichos productos.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Para ampliar esta información remitimos al portal de Barreras al Comercio de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía y Competitividad.

http://www.barrerascomerciales.es/Fichas.aspx

La reglamentación de las importaciones de bovino y porcino por parte de Bolivia afecta al comercio de productos de cerdo ibérico y quesos. En Bolivia las exportaciones españolas de productos derivados del porcino sufren las restricciones relativas a la aplicación de las normas fitosanitarias de la CAN para este sector.

Esta Oficina Comercial realizó diversas gestiones ante el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG) para eliminar esta barrera, enviando una petición formal a su Dirección Nacional para que la revisión del producto se realice en Bolivia y se haga valer la certificación española que autoriza el embarque.

En este sentido, en el año 2010 se hizo llegar al Comité Técnico Andino de Sanidad Agropecuaria (COTASA) de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) el “Análisis de Riesgo” sobre Jamón con hueso procedente de España, que estaba pendiente de elaboración por el Ministerio de Agricultura de España desde el año 2006, gracias a la presión realizada por el Consorcio del Jamón Serrano en España, con cuyos representantes contactamos para indicarles los pasos a seguir para la eliminación de esta barrera. En septiembre del año 2011, se realizó la visita a España de  funcionarios de la CAN y del SENASAG como parte del Estudio de Análisis de Riesgo  Comunitario para la importación de mercancías de origen porcino por parte  del Grupo Técnico de la Comunidad Andina. 

En octubre del 2012 la CAN reconoció a España como país libre de peste porcina africana, peste porcina clásica y enfermedad vesicular del cerdo, lo que levantó la prohibición existente para cerdos vivos y productos con hueso.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex