Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

 

Los importadores deben solicitar un permiso de importación y obtener una carta de crédito por al menos el 100% de la operación comercial (frecuentemente el 200%) antes de poder realizar un pedido. Además, las operaciones de importación deberán ser llevadas a cabo por empresas de capital etíope, ya que dichas actividades aparecen recogidas como actividades reservadas a inversores locales.

Etiopía sigue manteniendo un régimen de inspecciones de preembarque (PSI). La empresa suiza SGS (Société Générale de Surveillance) es la que fue asignada por el Gobierno etíope para llevar a cabo esta inspección. Serán susceptibles de inspección todos los envíos cuyo valor FOB sea superior a 2.000 dólares, con excepción de alimentos frescos, fertilizantes, petróleo, metales preciosos, obras de arte y todos los productos que constituyan donaciones de otros países u organizaciones internacionales.

Una serie de productos, tanto fabricados localmente como importados, están sujetos al pago de impuestos especiales. Éstos varían entre el 10 y el 100%.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Etiopía ha introducido un sistema armonizado de clasificación de bienes y la importación de bienes y servicios está generalmente sujeta al pago de aranceles y otras tasas.

Habitualmente, el tráfico comercial discurre a través del puerto de Yibuti vía transporte marítimo con destino final Etiopía. En estos casos, sólo se pagará el arancel correspondiente en Etiopía (como destino final de las mercancías), con independencia de que se tenga que pagar el coste del transitario que preste sus servicios en Yibuti para dar salida a la mercancía.

El cálculo de los impuestos a pagar en aduana se realiza de la siguiente manera:

DPV (Duty Paying Value) = CIF + Flete + otros costes

DPV x Costum Duty rate = A

(DPV+A) x Excise tax = B

(DPV + A + B) x VAT = C

(DPV + A + B + C) x Surtax = D

(DPV x Withdrawal) = E

Total a pagar = A + B + C + D + E

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

La normativa en materia de importaciones, se refiere principalmente a la preceptiva inspección de preembarque exigida para los envíos que cumplan determinadas condiciones.

Los productos farmacéuticos y alimentarios han de ser certificados previamente para ser importados en el caso de otros bienes de consumo la legislación es variable.

No se exige etiquetado en lenguas nacionales para la venta al público.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

La escasez de divisas es la primera barrera para la importación en Etiopía. El régimen de importaciones es bastante estricto: los importadores deben solicitar un permiso de importación que les permitirá adquirir las divisas necesarias, canalizar la operación a través de un importador registrado como importador oficial y obtener una carta de crédito por el 100% de la operación comercial antes de poder realizar un pedido. Las empresas de la UE se quejan de que hace algunos años se podía operar a través de pago contra entrega de documentos, mientras que hoy sólo el 15% de los pagos se realizan de esta manera.

Muchas empresas evitan contratos con las agencias gubernamentales o empresas públicas ya que, en caso de no recibir compensación por variaciones de tipo de cambio o devaluación, la demanda tiene escasa probabilidad de éxito, por la dependencia del sistema judicial del gobierno.

La autoridad etíope de aduanas a menudo identifica supuestos " bajo-costes", debido a que para los productos importados dentro de una misma categoría se considera como precio de referencia el más alto de un período específico. De manera que no tienen en cuenta que el precio varía en relación con la calidad, el mercado de origen y otros factores. La incertidumbre de las operaciones se prolonga porque las autoridades chequean también operaciones de años anteriores. Los tiempos medios de importación y exportación se redujeron en el 2018 , de los 42 días a los 21 actuales, sin embargo desde finales del 2018 se observa una tendencia a incrementar los tiempos siendo más próximos a los 40 días. El Gobierno etíope firmó un acuerdo con South Korea Customs Service para la implantación de un sistema gestión de despacho de aduanas más eficiente, llamado UniPass. Este sistema, cuya implantación está prevista para 2020, permitirá agilizar los procesos de importación y exportación, y de esta manera, eliminar los cuellos de botella que se producen en las aduanas etíopes.

Etiopía sigue manteniendo un régimen de inspecciones de preembarque (PSI). La empresa suiza SGS (Société Générale de Surveillance) es la que fue designada por el Gobierno etíope para llevar a cabo esta inspección. Serán susceptibles de inspección todos los envíos cuyo valor FOB sea superior a 2.000 dólares, con excepción de alimentos frescos, fertilizantes, petróleo, metales preciosos, obras de arte y todos los productos que constituyan donaciones de otros países u organizaciones internacionales.

A los productos importados del Mercado Común para los miembros del África Oriental y Meridional (COMESA) se les otorga una preferencia arancelaria de 0 a 10%, (según el tipo de bienes) en virtud del Tratado de Libre Comercio (TLC). Etiopía planea convertirse en miembro pleno de TLC de COMESA en cinco fases para el año 2021. 

Aquellas personas y entidades sin privilegios a la importación deberán pagar un arancel aduanero que oscila entre el 0% y el 35%, con una tasa media del 17%. En los últimos años, Etiopía ha reducido los aranceles aduaneros en una amplia gama de importaciones, pero los aranceles siguen siendo exorbitantemente elevados en ciertos artículos, como los vehículos. También se pueden imponer otros impuestos a las importaciones. Se trata de impuestos especiales sobre productos seleccionados, como el tabaco, impuestos sobre productos con gran importación en términos de cantidad y el impuesto sobre el valor añadido (15%). Además del arancel, se aplica una tasa del 3% sobre el valor CIF de la mercancía, que se reduce al 2% en el caso de ONG, agencias gubernamentales e instituciones privadas sin ánimo de lucro.

Una serie de productos, tanto fabricados localmente como importados, están sujetos al pago de impuestos especiales que varían entre el 10 y el 100%.

La incertidumbre legal y económica, y el comportamiento arbitrario de las autoridades etíopes hacen difícil identificar los problemas para pedir soluciones concretas.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación