Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Gabón es miembro fundador de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC). Por su pertenencia a la CEMAC cuenta con un Arancel Aduanero Exterior Común para las importaciones procedentes de terceros países.

Las importaciones procedentes de otros países miembros de la Comunidad Económica y Monetaria del África Central (CEMAC) están exentas del pago de aranceles. Es decir que en teoría, las mercancías procedentes de República Centroafricana, Chad, Congo, Camerún, Gabón y Guinea Ecuatorial están libres de derechos. Sin embargo, en la práctica esta unión aduanera está sometida a múltiples excepciones por lo que es más que frecuente incurrir en gastos aduaneros.

Todo importador está obligado a obtener una "ficha de circuito", expedida por el servicio de ventanilla única del Centro de Desarrollo Empresarial (CDE). Además, el CDE se ocupa de los trámites necesarios para la inscripción de las empresas en el registro de comercio, y su matriculación en la Dirección General de Impuestos. Estas exigencias son las mismas para las personas físicas y jurídicas, de nacionalidad gabonesa o extranjera; sin embargo, los gastos de expediente son más bajos para los nacionales -para autónomos 45.000 francos CFA sin son nacionales y 95.000 francos CFA si son extranjeras; para empresas 95.000 francos CFA si son nacionales y 200.000 francos CFA si son extranjeras-. Los comerciantes también deben presentar el recibo del pago de la patente.

Para todas las importaciones se necesita un documento denominado "declaración de importación" (DPI), que expide la Dirección de Comercio Exterior. Asimismo, los pagos correspondientes a importaciones cuyo valor f.o.b. sea igual o superior a 5 millones de francos CFA, deben estar domiciliados en un banco autorizado. Por lo general, los procedimientos aduaneros del Gabón se siguen rigiendo por el Código de Aduanas de la CEMAC. No obstante, el Gabón no aplica el artículo 113 del Código, que permite a los propietarios de los bienes realizar ellos mismos las formalidades aduaneras de importación. Un sistema de despacho de aduana acelerado permite a ciertos operadores beneficiarse de un despacho de aduana rápido. En los criterios de admisión a ese sistema se toma en cuenta, entre otras cosas, la contribución del operador a los ingresos fiscales, el origen y la procedencia de las mercancías. Asimismo, un procedimiento acelerado de despacho de aduana (PAD) permite la obtención de un bono de retirada de las mercancías en el momento del depósito de la declaración simplificada de importación (DSI). El PAD es otorgado por los servicios aduaneros con carácter anual y renovable. La DSI se debe complementar con la declaración definitiva en un plazo de 15 días. Este procedimiento responde a las exigencias de los productos perecederos. El 31 de diciembre de 2012, se habían admitido 38 empresas en el marco del PAD.

Según las autoridades, la duración media del despacho de aduanas es de 24 horas, después del depósito de la declaración de aduana con todos los documentos exigidos. Desde el 2 de junio de 2003, Gabón utiliza el sistema aduanero automatizado (Sidunea++). Excepto una sola oficina de aduanas, todas las demás están informatizadas (más del 99% de las mercancías). No obstante, no existe un sistema de gestión de riesgos. Todos los contenedores importados al Gabón se escanean; los gastos correspondientes corren a cargo del importador, salvo los que están expresamente exentos.

Toda importación debe ser objeto de una "declaración pormenorizada" acompañada de:

- la factura original;

- el conocimiento, que es el contrato entre el expedidor y el transportista;

- una nota de embarque, que contiene la descripción exhaustiva del contenido de los paquetes;  

- el certificado de seguro;  

- la hoja de identificación de la carga emitida por el Consejo Gabonés de Cargadores, cuyos gastos varían según el origen de las importaciones (de 30 euros en el caso de Francia a 120 dólares EE.UU. en el de los Estados Unidos);

- el certificado de origen (Formulario EUR 1 para los productos originarios de la Unión Europea);  

- el certificado de ausencia de toda contaminación radiactiva para los productos agroalimentarios;

- el certificado fitosanitario para los productos de origen vegetal; y el certificado sanitario para los productos de origen animal;

- el certificado de conformidad (CdC).

Los derechos e impuestos son pagaderos mediante crédito de recogida o al contado (en efectivo, o con cheque bancario certificado). Las disposiciones del Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC se han incorporado literalmente en el Código de Aduanas de la CEMAC. No obstante, Gabón tropieza con dificultades para aplicarlo (ausencia de un fichero de valores, utilización de valores de referencia, utilización del valor ARGUS para los vehículos). En materia de litigios aduaneros, Gabón aplica las disposiciones pertinentes del Código de Aduanas de la CEMAC. Cuando la cantidad en cuestión es inferior o igual a 50 millones de francos CFA (76.225 €), el asunto se remite al Director Nacional de Aduanas. Cuando la cantidad supera esa cifra, el Ministro de Hacienda se ocupa íntegramente de resolver el litigio. Si la diferencia no se resuelve, se remite a la Comisión Nacional Paritaria. El recurso judicial es la última instancia de apelación. Si en la diferencia hay implicados dos o varios países de la CEMAC, se somete al arbitraje de la Comisión Paritaria de la CEMAC. En caso de impugnación, el asunto se eleva ante el Consejo de Ministros de la CEMAC. Si estas gestiones no conducen a una solución aceptable para las partes, también es posible recurrir a los organismos judiciales comunitarios.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Desde 2000, los países de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central aplican un Arancel Exterior Común (AEC) a las importaciones procedentes de terceros países. El AEC, actualizado según la versión de 2007 del Sistema Armonizado, comprende 5.493 líneas al nivel de 8 dígitos, todas ellas ad valorem. Incluye cinco bandas definidas como sigue:

- determinados productos culturales y productos relacionados con la aviación (tipo nulo),

- bienes de primera necesidad (5%),

- materias primas y bienes de equipo (10%),

- bienes intermedios y diversos (20%)

- y bienes de consumo corriente (30%).

Casi la mitad (45,8%) de las líneas arancelarias están sujetas a un tipo del 10%. El análisis arancelario revela un nivel de protección relativamente alto para las prendas de vestir (30%) y para determinados productos agropecuarios como el café y el té (28,6%), las bebidas y el tabaco (27%), y las frutas, hortalizas y plantas (26,4%). Por el contrario, el algodón y el petróleo están al otro extremo, con un tipo de protección del 10% para todos los productos. La agricultura sigue siendo el sector más protegido, con un tipo arancelario medio del 23,6%. En efecto, el 67% de las líneas arancelarias relativas a productos agrícolas están sujetas a un tipo del 30%. Por el contrario, el sector de las industrias extractivas es el menos protegido al aplicarse un tipo del 10% al 90,2% de las líneas arancelarias.

Gabón aplica tipos inferiores a los del AEC a 141 líneas arancelarias, la mayoría de las cuales corresponden a productos alimenticios, productos farmacéuticos, e instrumentos y aparatos ópticos. Asimismo, aplica tipos superiores a los del AEC a 22 líneas arancelarias, en particular, productos de la industria textil, metalúrgica y química. Además, se aplican los siguientes derechos e impuestos aduaneros sobre el valor c.i.f. en aduana de las mercancías importadas:

- impuesto comunitario de integración (TCI), percibido por cuenta de la CEMAC a un tipo del 1%, aplicable a las importaciones originarias de países terceros respecto de la CEMAC; 

-la contribución comunitaria de integración (CCI) de la Comunidad Económica de los Estados del África Central (CEEAC), del 0,4%, aplicable a las importaciones originarias de países terceros respecto de la CEEAC;

-la contribución de la remuneración por la utilización del sistema informático de aduanas (RUSID), proporcional al tiempo de utilización efectiva; y del gravamen de la Organización para la Armonización de la Legislación Empresarial en África (OHADA), del 0,05% (informe común, capítulo 3). Asimismo, las autoridades han indicado que la Ley de Finanzas de 2013 ha fijado una remuneración por escaneado (RDS), de 85.000 francos CFA por unidad equivalente a 20 pies (TEU) para los contenedores escaneados.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Gabón es miembro de la Organización Internacional de Normalización (ISO) desde el 1º de enero de 2012. La Carta Comunitaria de Inversiones de la CEMAC prevé la puesta en marcha de un sistema de normalización, metrología y certificación en cada país, así como a nivel comunitario. Ese sistema deberá ajustarse a las normas internacionales, incluidas las disposiciones de la OMC o de la Organización Internacional de Normalización. Sin embargo, las iniciativas emprendidas en este sentido son recientes. En octubre de 2011, los países firmaron un memorándum de entendimiento relativo al establecimiento de la Organización Subregional de Metrología del África Central (CEMACMET). Esta Organización, dependiente de la Comisión de la CEMAC, tiene por objetivo promover la metrología y las actividades conexas con miras a la facilitación del comercio. El memorándum de entendimiento ha dado lugar a la puesta en marcha del proyecto de desarrollo de una infraestructura regional de la CEMAC en materia de calidad (iQ-CEMAC), que cuenta con el apoyo del Instituto Alemán de Metrología. Está previsto que la primera fase, denominada de orientación, concluya en 2013.

Desde el pasado 20 de febrero de 2016, está en marcha el Programa de la Evaluación de la Conformidad (PROGEC), creado por la Agencia Gabonesa de Normalización (AGANOR); durante los siguientes 3 meses a su arranque, se concederá un periodo de adaptación a las empresas. AGANOR ha sustituido a la antigua Agencia de Normalización y Transferencia de Tecnologías (ANTT).

 

AGANOR, equivalente a la AENOR española, o a la AFNOR francesa, busca una serie de objetivos: protección de la sanidad y la seguridad de los consumidores; protección del medio ambiente; y promoción de la conformidad.

 

El marco jurídico que regula el PROGEC, está regulado por la siguiente reglamentación: la ley nº002/PR/2014, relativo al desarrollo sostenible; la ley nº006/PR2014, establece el Sistema Nacional de Normalización; y el decreto nº0341/PR/MIM, establece el Sistema Nacional de Evaluación de la Conformidad de las normas.

 

La lista de productos afectados:

 

·         Máquinas y aparatos, material eléctrico, electrónica y sus accesorios; códigos Taric: 84, 85 y 94.

·         Material de construcción; códigos Taric: 39, 40, 44, 45, 46, 68, 69, 70, 72, 73, 74, 75, 76, 78, 79, 80, 81, 82 y 83.

·         Productos químicos; códigos Taric: 28, 29, 31, 32, 35 y 38.

·         Sanidad, instrumentos y aparatos médico-quirúrgicos; códigos Taric: 90.

·         Higiene corporal y cosmética; códigos Taric: 33 y 34.

·         Juguetes; códigos Taric: 95.

 

Veritas, SGS e Intertek, son las tres empresas encargadas del proceso de obtención del Certificado de Conformidad; tienen presencia mundial, y han firmado un contrato de 3 años con AGANOR, para el control de calidad y la formación de su personal.

 

El procedimiento es el siguiente:

 

·         Etapa 1: Solicitud del certificado de conformidad, la solicitud del exportador debe incluir:

o    La lista y designación de los productos exportados, el nombre y los datos del exportador e importador.

o    Los documentos de conformidad que ya dispongan, de la mercancía a exportar.

o    El certificado ISO 9001 del fabricante u otro sistema de control de calidad como: ISO 22000, ISO/TS16949, ISO13485, etc.

o    Información provisional sobre el lugar y la fecha de la inspección física antes del envío.

 

·         Etapa 2: Vías. Tres caminos distintos están disponibles, para obtener la conformidad de los productos:

 

o    Vía A: Exportación ocasional, sin registro. Todo tipo de mercancías, todo tipo de exportadores. Las evaluaciones e inspecciones son sistemáticas para cada envío. El coste es del 0,53% del valor FOB de la mercancía (mínimo de 300€ y máximo de 7.000€).

o    Vía B: Exportación frecuente, registro del producto. Necesaria una revisión del registro; las evaluaciones e inspecciones son aleatorias. El coste es el 0,45% del valor FOB de la mercancía (mínimo de 300€ y máximo de 7.000€). Registro de los productos, por 1 año: 375€.

o    Vía C: Exportación frecuente y volúmenes elevados, auditoría de la fábrica y licencia del producto/fabricante. Necesaria una revisión de la licencia; las inspecciones son aleatorias. El coste es del 0,27% del valor FOB de la mercancía (mínimo de 220€ y máximo de 7.000€). La auditoría de la fábrica y la licencia, por 1 año: el coste depende del caso.

 

·         Etapa 3: Verificación documentaria.

 

·         Etapa 4: Inspección física, por parte de una de las tres empresas encargadas en origen. Verifican:

 

o    Los productos en relación a las exigencias técnicas.

o    La mercancía sujeta a inspección; que concuerde con la verificación documentaria de la etapa 3 y los documentos de la transacción.

 

·         Etapa 5: Obtención del certificado de conformidad (CdC).

 

Los teléfonos de contacto de los distintos organismos implicados, son los siguientes: Bureau Veritas: +34 912 702 200; Intertek: +34 902 377 388; SGS: +34 913 138 000; y AGANOR: +241 01 45 05 78.

 

En principio, entre otras funciones, AGANOR se ocupa de las actividades de normalización, certificación y acreditación en Gabón. Se encarga, asimismo, de promover la calidad de las actividades productivas y de establecer un marco propicio al desarrollo de la metrología. En la práctica actual, los poderes públicos, las asociaciones de consumidores o los agentes económicos (productores) pueden tomar la iniciativa de efectuar un proceso de normalización. AGANOR coordina todas las actividades relacionadas con la adopción de normas/reglamentos técnicos. Cuando recibe una solicitud de establecimiento de una norma, transmite los expedientes correspondientes al comité técnico competente. En 2012, había tres comités técnicos en las esferas de la agroalimentación, la construcción y la ingeniería civil, así como del turismo y actividades conexas. En los ámbitos que carecen de comités técnicos, AGANOR puede establecer comités técnicos ad hoc para atender a una solicitud de elaboración de normas. Los comités técnicos se encargan de la elaboración de normas, pero, en caso necesario, también se ocupan de su anulación. Los proyectos de normas se someten a encuesta pública para que las partes interesadas indiquen las modificaciones necesarias. En principio, se publican en el sitio Web de AGANOR. Tras esta etapa, los comités técnicos adoptan las normas. Finalmente, el Ministro de Industria publica la norma en el Diario Oficial por medio de una resolución.

 

El 31 de diciembre de 2012, Gabón tenía 11 normas (voluntarias) en los siguientes ámbitos: agroalimentación, construcción e ingeniería civil, así como turismo y actividades conexas. Según las autoridades, esa misma fecha, había 24 normas sometidas a encuesta pública y casi 150 en la etapa final del procedimiento de adopción. Todas las normas se basan en normas internacionales.

Según la Ley de Competencia de 1998, en Gabón, las normas de etiquetado son obligatorias para los productos perecederos, los productos cosméticos o farmacéuticos; no existiendo normas específicas para el resto de productos. Todos estos productos tendrán una etiqueta informativa en francés donde se señale el origen, la fecha límite de consumo así como la calidad de las substancias utilizadas las limitaciones eventuales de la responsabilidad contractual y sobre las condiciones particulares de venta.

Gabón es miembro de la Organización Mundial de la Salud, de la Comisión del Codex Alimentarius de la FAO y la OMS, de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), y de varios otros convenios a escala africana e internacional. El marco jurídico e institucional del control de la seguridad alimentaria se caracteriza por la presencia de numerosos agentes sin una coordinación real, y la existencia de varios instrumentos jurídicos y reglamentarios que se superponen. Debido a esta situación el sistema de control sanitario sigue siendo ineficaz y costoso para los agentes económicos. La creación de la Agencia Gabonesa de Seguridad Alimentaria en 2011 tiene, entre otros, el objetivo de mejorar la coordinación de las actividades de control de los alimentos. En realidad, la Orden Nº 50/78, de 21 de agosto de 1978, es el principal instrumento por el que se rige el control de la calidad de los alimentos. Abarca a todos los agentes económicos que participan en el comercio de productos alimenticios (productores, transportistas, vendedores, importadores y exportadores). En virtud de esta Orden, los controles deben efectuarse sobre la base de las normas nacionales o internacionales adoptadas por Gabón.

La Dirección General de Agricultura y la Dirección General de Ganadería se ocupan del control de los productos alimenticios de origen vegetal y animal. En virtud de la Resolución Nº 00340, de 20 de julio de 1999, se fijan los derechos y las multas relativas al control de la calidad de los productos alimenticios. Para la importación, se percibe un derecho de 2 francos CFA por kg de productos alimenticios no manufacturados, 1 franco CFA por los productos alimenticios manufacturados (conservas, bebidas, artículos de confitería, etc.) y 0,50 francos CFA por kg de productos alimenticios de alto consumo (arroz, harina, etc.). Respecto de la producción y la comercialización locales, se impone un derecho de 10.000 francos CFA por levantamiento de acta en relación con un control. Las multas por las infracciones de las prescripciones sanitarias de los productos alimenticios oscilan entre 100.000 y 500.000 francos CFA. Además, en virtud de la Ley Nº 015/2005, la Dirección General de Pesca y Acuicultura se encarga de controlar la calidad de los productos pesqueros a través de su Servicio de Calidad e Inspección Sanitaria (SQIS).


Con arreglo al Decreto Nº 000665/PR/MEFBP, de 9 de agosto de 2004, la Dirección General de Competencia y Consumo toma muestras de todos los productos alimenticios comercializados para analizarlas en un laboratorio. En virtud de la Orden Nº 1/95, de 14 de enero de 1995, y del Decreto Nº 000820/PR/MSPP, de 19 de julio de 2001, el Instituto de Higiene Pública y Saneamiento controla las condiciones de higiene de los lugares de almacenamiento, producción y venta de productos alimenticios, así como todos los procedimientos que conlleva su producción. A nivel de los ayuntamientos y las colectividades locales, los servicios de inspección general de higiene pública y saneamiento efectúan actividades de control de los productos alimenticios en sus zonas geográficas. En muchos casos, los controles afectan a los productos perecederos (control visual, fecha de caducidad, etc.). Una vez finalizados los controles, se expiden certificados de conformidad. Se aplica una misma reglamentación sanitaria a la producción nacional y a las importaciones y exportaciones de productos alimenticios de todo tipo. Esta reglamentación prohíbe la venta de todo producto alimenticio caducado, falsificado o tóxico, así como de aquellos cuyas características no estén en conformidad con los reglamentos técnicos en vigor (por ejemplo, la venta de sal no yodada). En principio, un producto inspeccionado y certificado en el extranjero sólo se vuelve a inspeccionar en Gabón en caso de sospecha sobre su calidad. El laboratorio de control de la calidad efectúa este tipo de operación para los bienes alimenticios.

Gabón ha establecido asimismo reglamentos técnicos en materia de sanidad animal, una policía sanitaria para hacerlas respetar, y reglamentos técnicos sanitarios relativos a la carne, el sacrificio de animales, y los productos de la pesca. Hay una policía fitosanitaria que actúa en el ámbito de la importación y exportación de vegetales y de los embalajes que se utilizan para su transporte. Los gastos de inspección y control corren a cargo del importador. Los productos alimenticios de origen aviar, porcino y sus derivados son objeto de un procedimiento específico para luchar contra la epizootia de la influenza aviar. Estos productos deben ser objeto de una declaración previa de importación, y se inspeccionan sin gastos en un plazo no superior a las 48 horas posteriores a su llegada al Gabón. Este país suspendió la importación de los productos cárnicos y sus derivados procedentes de países declarados infectados de influenza aviar por la Organización Mundial de Sanidad Animal hasta 2011. La Resolución Nº 129/06/MEFBP/CABME/SG/DGCC, de 22 de febrero de 2006, establece las condiciones para la suspensión de las importaciones de productos y alimentos en caso de declaración de una epizootia o de otras patologías animales o vegetales. En Gabón todos los productos perecederos y los productos cosméticos o farmacéuticos comercializados deben llevar una etiqueta informativa en francés, que indique el origen, la fecha límite de consumo o de utilización y las cualidades de las sustancias utilizadas. El marcado es obligatorio para los huevos.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

En la práctica, en esta parte del mundo las barreras comerciales derivan de la poca transparencia y débil capacidad institucional de los países. De hecho, hay mucha corrupción y es muy difícil de prever la cuantía a pagar por la mercancía en la aduana, porque con frecuencia los agentes de la aduana deciden el valor de la mercancía de forma arbitraria.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

La importación de armas de guerra y sus municiones, así como la de estupefacientes está prohibida. Para importar armas de mano se requiere una autorización del Presidente de la República, y para importar armas y municiones de caza se debe obtener una autorización del Ministerio del Interior.

Por razones de protección sanitaria: 

- la importación de productos de origen animal está sujeta a la obtención de un certificado sanitario; la importación de productos de origen vegetal a la obtención de un certificado fitosanitario; 

- se necesita una declaración previa de importación para la importación de productos alimenticios de origen avícola y porcino, y sus derivados; 

- por último, la importación de harina de trigo está prohibida.

Aplica también el Convenio de Rotterdam sobre la utilización de plaguicidas y productos químicos peligrosos, así como el Convenio sobre la prohibición de las armas químicas. Está en marcha la aplicación del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes. Gabón ratificó el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y su eliminación en 2010. Según las autoridades, también se prohíbe la importación de plástico no reciclable. Pese a haber notificado a la OMC la eliminación de todas las restricciones cuantitativas a la importación, excepto sobre el azúcar, para la que existía una prórroga hasta finales de 2004, la importación de azúcar en Gabón sigue estando prohibida. Además, CIMGABON mantiene un monopolio sobre la importación de cemento.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación