Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

El régimen importador es relativamente liberal, pues los aranceles no son especialmente onerosos. No obstante, suele haber problemas fácticos de muy diverso tipo. Dadas las particularidades de los regímenes y los productos, se recomienda visitar la página de Aduanas (Customs Division), que entre otras cosas proporciona una calculadora de aranceles que puede resultar util y, en su caso, las de otros ministerios, departamentos y agencias (llamados en Ghana MDA).
 

Ciertos productos de los países pertenecientes al ECOWAS tienen acceso preferencial al mercado ghanés bajo el Plan de Liberalización Comercial del ECOWAS (ETLS: Ecowas Trade Liberalization Scheme). Análogamente, el ETLS permite usar Ghana como base para la exportación a otros países miembros. Merece la pena destacar que los productos no se benefician automáticamente del ETLS, sino que han de obtener previamente una autorización administrativa, y que incluso con ésta en la mano, el exportador puede hallar problemas en las fronteras. El ECOWAS dista mucho de ser un área integrada real, incluso tras la reciente adopción de aranceles exteriores homogeneizados, y no está claro que Ghana sea una buena base manufacturera para acceder a otros mercados de la zona como el nigeriano o el marfileño. Para más información, se recomienda consultar el estudio sobre el ETLS publicado por esta Oficina.
 

Las relaciones comerciales entre Ghana y los países de la Unión Europea están reguladas por el acuerdo “Stepping Stone Economic Partnership Agreement” firmado el 29 de julio de 2016 y entrada en vigor en diciembre de 2016, liberaliza un 80% del mercado de mercancías en un plazo de 15 años. No obstante, el acuerdo se considera “interino”  a la espera de que la UE firme el acuerdo definitivo con todos los países de la CEDAU, lo que debido especialmente a la negativa de Nigeria no ha sido posible aún.


Aduanas publica un listado de productos que no se pueden importar a Ghana, donde se incluyen también los productos que requieren autorización o licencia previa para su importación. Pueden ser necesarias autorizaciones especiales. Vienen todos en la guía breve de la agencia tributaria ghanesa. La última oleada de prohibiciones afecta, de nuevo, a productos de segunda mano (pañuelos, ropa interior, sanitarios y colchones).
 

En cuanto a las exportaciones, existen restricciones en relación a los metales. No está permitida en ningún caso la exportación de hierro y acero, aunque se trate de chatarra, mientras que aluminio, cobre, cinc y sus aleaciones pueden ser exportados con un permiso especial que concede el Ministerio de Comercio e Industria si se cumplen determinados requisitos.
 

Tramitación de las importaciones

Según el Doing Business de 2015, para importar en Ghana hay que contar con 7 documentos, pensar que se tardará unos 41 días y añadir unos 1.300 USD de costes administrativos formales.
 

Una de las grandes novedades recientes ha sido la ventanilla única electrónica: Ghana TradeNet. Esta plataforma informática permite presentar por vía electrónica toda la documentación necesaria para la tramitación aduanera de una importación y está vinculada al Ghana Customs Secure Documents Management System (GCSDMS), la herramienta informática de gestión de trámites aduaneros de Aduanas. Estos trámites los realiza habitualmente un agente de aduanas pero el importador puede obtener un permiso para gestionar directamente la tramitación si se registra en Aduanas.
 

Se recomienda consultar el procedimiento de importación en Ghana TradeNet. En términos generales, los documentos necesarios para poder recoger las mercancías de aduanas son los siguientes:
• Formulario de declaración de importación.
• Manifiesto de carga.
• Declaración de importación.
• Certificado de registro en Aduanas.
• Certificado combinado de valor y factura.
• Factura.
• Factura pro forma.
• Certificado de origen.
• Lista de embalaje.
• Conocimiento de embarque.
• Número de identificación fiscal.
 

Entre los agentes de aduanas más reputados del país están Damco G-Hero Transglobal y Bourne Shipping Koro Shipping.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

El siguiente cuadro resume el esquema tributario para las mercancías que no gocen de exención:

Todas mercancías 

Arancel

Otras cargas (IVA, NHIL, GCNet)

Algunas mercancías  

Impuesto ECOWAS

Impuesto EDIF

Otros gravámenes

El arancel (import duty) sigue siendo el principal instrumento de la política comercial ghanesa y una fuente tributaria primordial. Utiliza el sistema armonizado y cuenta con tres columnas de gravámenes: la primera para los aranceles, la segunda para el IVA y la tercera para las accisas o impuestos especiales.
 

El arancel de Ghana consta de cuatro bandas: el 0% para los productos básicos y sociales, el 5% para las materias primas, el 10% para los productos intermedios y el 20% para los productos acabados. No obstante, hay que destacar que esta regla general no es aplicable a todos los productos; por ejemplo, los equipos para irrigación (partida 842481), alguna maquinaria agrícola o de construcción, que son claramente un producto terminado, no pagan arancel y en algunos casos ni el IVA. De hecho, a pesar de la distribución sectorial del comercio con la UE, buena parte de los productos europeos acaban pagando únicamente el 5%. Solo hay 13 líneas de las casi 6.000 del código arancelario ghanés (todas ellas de productos petrolíferos) que, en lugar de pagar aranceles ad valorem pagan aranceles específicos (es decir, una cantidad en lugar de un porcentaje).
 

Los aranceles aplicables a cada partida arancelaria se recogen en el documento ECOWAS Common External Tariff and other Schedules 2015 (aplicable por la Customs (Amendment) Act (Act 905), aprobada a finales de 2015). Es un régimen aduanero que ha entrado en vigor en 2016 para homogeneizar los aranceles del área ECOWAS.
 
Se puede consultar dicho documento en el siguiente enlace:
 

http://www.gra.gov.gh/index.php/category/item/488-ecowas-regional-common-external-tariff-comes-into-effect-on-1st-february-2016

No obstante lo anterior, Ghana ha firmado un EPA con la Unión Europea el 28 de julio de 2016, ratificado por el Parlamento Europeo en noviembre de ese mismo año. Por lo tanto, a las importaciones procedentes de la Unión Europea se le aplicaría el arancel correspondiente a este acuerdo, que dependiendo de la partida arancelaría se le aplica un arancel que irá disminuyendo progresivamente en el plazo de 5-20 años. En el momento de redactar este documento (febrero de 2017), las autoridades aduaneras aún no aplican estos aranceles. Habrá que estar pendiente de su aplicación.

Los aranceles se aplican sobre el valor CIF de la mercancía, y es precisamente en la valoración de la mercancía donde surgen la mayor parte de los problemas; Aduanas sostiene que cerca del 60% de las facturas que se le presentan vienen con precios artificialmente bajos, por lo que suele elevarlos y, en consecuencia, dilatar los procesos y gravar más al importador. Se estima que entre el 75 y el 80% de la documentación aduanera es problemática por una u otra causa. Además del arancel, existen otras cargas:
• Un 15% de IVA sobre el valor CIF de la importación más la carga arancelaria Hay excepciones (algunos productos no pagan IVA, por ejemplo).
• Un 2,5% sobre el valor CIF más la carga arancelaria en concepto de impuesto para financiar el esquema de seguro público de salud (National Health Insurance Levy).
• Un 0,4% del valor FOB para financiar el GCNet.
 

Aparte, algunas mercancías deben abonar un 0,5% del valor CIF como impuesto de ECOWAS y otro 0,5% como impuesto para financiar el desarrollo de las exportaciones y la inversión ghanesas (EDIF). Además, en algunos casos concretos también se deben abonar otros gravámenes adicionales; por ejemplo, en el caso de vehículos usados. De hecho, se espera una modificación o renovación de la Ley de Sanciones Arancelarias por Exceso de Antigüedad, pues la venta sin escrúpulos de bienes de segunda mano está generando importantes problemas medioambientales en el país. Un ejemplo de las medidas adoptadas en este sentido fue la prohibición en octubre de 2013 de importar neveras, congeladores y aparatos de aire acondicionado usados.
 

Y es que, efectivamente, algunas mercancías pueden entrar en Ghana exentas de impuestos. En la Ley de Acompañamiento de los Presupuesto Generales del Estado se incluyen los productos exentos del pago de aranceles, así como las modificaciones arancelarias para el nuevo año. Estas exenciones se unen a otras habitualmente aplicadas como las importaciones de muestras sin valor comercial, las mercancías importadas únicamente para la renovación y la reparación o los productos utilizados para exposición o entretenimiento. Progresivamente, dada la delicada situación fiscal del país, se espera que vayan reduciéndose las exenciones.
En cuanto al resto de regímenes aduaneros económicos, hay un régimen parcial de perfeccionamiento activo (el 100% de los aranceles y otros impuestos puede ser devuelto si se trata de materias primas importadas para la producción de productos finales destinados a la exportación), otro de perfeccionamiento pasivo, hay régimen de tránsito y hay zonas francas.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Todos los productos que acceden al mercado ghanés deben estar registrados en la institución correspondiente. Dependiendo de la naturaleza del producto, las competencias pueden corresponder a la Food and Drugs Authority (FDA, anteriormente llamada Food and Drugs Board) o a la Ghana Standards Authority (GSA, anteriormente llamada Ghana Standards Board).

El organismo responsable del resto de productos y para lo concerniente a normalización, homologación y certificación en Ghana es Ghana Standards Authority. GSA es la institución nacional de normalización por ley y, por tanto, actúa también como organismo regulador asegurándose de que se cumplen todas las especificaciones requeridas para la mayoría de productos, procesos, sistemas, personas o mecanismos. Además, GSA es el responsable del desarrollo y la publicación de “Ghana Standards”, reglas de normalización que normalmente siguen los estándares internacionales para todos los productos y servicios.

Los períodos de validez de las licencias concedidas son de doce meses para los productos en los que existen estándares ghaneses. Por su parte, para productos sobre los que no existe normativa interna sobre los estándares y el internacional no ha sido oficialmente aceptado, las licencias se conceden para espacios de tiempo de seis a doce meses. Esta licencia debe ser renovada tras la expiración y los productos son susceptibles de ser revisados un máximo de dos veces al año. La no conformidad de los estándares implica la inmediata retirada de la licencia de importación.

Algunos grupos de productos requieren la presentación de documentos y la realización de trámites extraordinarios, que podrían ser adicionales al paso por GSA:

  • Animales o productos derivados de animales: la importación de estos productos está sujeta a la autorización previa del Ministerio de Alimentación y Agricultura,  que expide el permiso de importación de animales y el permiso de despacho aduanero de productos cárnicos. Además, los animales vivos y los productos cárnicos deben ir acompañados de un certificado veterinario. Ghana acepta los certificados emitidos por las autoridades competentes de los países de la UE.
  • Plantas y productos derivados de plantas: los importadores deben obtener un permiso fitosanitario del Ministerio de Alimentación y Agricultura. Además, los envíos de estos productos deben ir acompañados de un certificado fitosanitario del país de origen. Actualmente está vigente una restricción cuantitativa que afecta a la importación de concentrados de tomate.
  • Pesticidas y productos peligrosos: los importadores de estos productos deben obtener una licencia de la Ghana Enviromental Protection Agency (EPA) y en cada importación particular deben solicitar un permiso a este organismo y registrar los productos que serán importados.
  • Fertilizantes y abonos, deben acudir a la Plant Protection & Regulatory Services del Ministerio de Alimentación y Agricultura. Allí deberían registrar en primer lugar la empresa y, en segundo lugar, los productos. Para este último proceso se exigen muestras del producto de unos 5 kg de peso o, si son líquidos, 5 litros. Se les sometería a unas pruebas de laboratorio y a unas prubas de campo, por lo que el proceso de registro tendría una duración mínima de tres meses. 

En verano de 2014 la GSA planteó la posibilidad de exigir un nuevo requisito técnico que involucraría especialmente a los exportadores al país a partir del mes de octubre. Se trataba del Certificate of Conformity establecido en el marco del Ghana Conformity Assesment programme, un nuevo proceso de evaluación de los productos importados en Ghana para verificar que cumplen con la normativa establecida por el organismo. Con ello se pretendía prohibir la importación de productos que pudieran resultar dañinos contra la salud de los consumidores, productos que respondieran a prácticas de contrabando o falsificaciones. Para un elevado número de partidas arancelarias sería necesario obtener un certificado de conformidad en origen para poder exportar el producto al país. El exportador debería seguir ciertos pasos antes de realizar el envío de la mercancía. Las agencias BIVAC y Société Générale de Surveillance fueron designadas por el Gobierno ghanés para realizar la inspección en origen y conceder el certificado. Cualquier mercancía que llegara a Ghana sin el citado documento en regla recibirá una penalización del 30% del valor CIF de la misma. 

Este sistema ya se ha implementado en otros países de la región como Nigeria o Costa de Marfil, mas su puesta en práctica en Ghana ha quedado paralizada debido a la polémica suscitada y a las protestas de los principales importadores del país. Muchos de estos agentes consideran que, si no se aplica bien, esta nueva reglamentación puede dar lugar a mayor corrupción en las aduanas. Por otro lado, las constantes duplicidades en los requisitos exigidos por la FDA y la GSA, así como las medidas cada vez más restrictivas puestas en marcha por ambos organismos, están generando un malestar general entre las empresas importadoras quienes ven cada vez más difícil continuar con su operativa comercial. No han faltado, asimismo, voces críticas que consideraban que se trataba de una medida meramente recaudatoria.

Con todo la GSA se ha visto obligada a reconsiderar su posición con respecto a este certificado, retrasando su puesta en marcha por el momento.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Las barreras no arancelarias formales (las normas sobre etiquetado o el registro de productos, por ejemplo) no son especialmente complicadas. Se deben citar las normas sobre etiquetado de los productos (las etiquetas deben estar en inglés e identificar tipo de producto, país de origen, ingredientes o componentes, peso neto, instrucciones de uso y fecha de caducidad) y la necesidad de registrar los productos en la Food and Drugs Authority. La Ghana Standards Authority se encarga de la normalización, homologación y certificación de los productos.

Sin embargo, las barreras arancelarias sí pueden serlo; el tipo arancelario máximo es el 20%.


Desde finales de 2013 se detectó un aumento de la presión fiscal encubierta: no variaron los tipos arancelarios, pero sí las bases imponibles mediante la corrección por parte de la empresa de inspección en destino asignada a España, Webb Fontaine, de los valores declarados de las facturas.


Desde octubre de 2015 las empresas de inspección no desarrollan esta labor, por decisión del Ministerio de Comercio, que habría adjudicado esta labor a una única empresa de capital nigeriano.
Hay una lista con productos prohibidos o restringidos, la cual incluye animales infectados por alguna enfermedad, celulosa inflamable, granos de café naturales, alimentos contaminados, abalorios fabricados con material inflamable, material editorial que pueda ser considerado escandaloso por las Autoridads locales, dinero falso, armas y cualquier otro producto prohibido por las leyes de Ghana.


Se debe mencionar que se están introduciendo restricciones a los bienes de segunda mano, como son la importación de electrodomésticos usados. Además está prohibido exportar determinada chatarra desde Ghana.
La extracción y exportación de oro es un negocio atractivo debido a los altos precios de este mineral. Además, la minería ofrece oportunidades de negocio a empresas que ofrezcan servicios accesorios a las grandes compañías mineras que operan en el país. No obstante, la compra de oro en Ghana no es un negocio especialmente rentable y si no se utiliza el procedimiento legalmente establecido comporta un alto riesgo de fraude. Por ello, se recomienda seguir exactamente el procedimiento explicado en este informe y, en caso de duda, ponerse en contacto con la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Accra.


Ha habido problemas en las certificaciones de pesca, lo cual está afectando a varias empresas en subsectores muy diferentes, desde la propia pesca hasta la exportación de bienes de equipo para la industria auxiliar.
La Ley de Seguros prohíbe tomar seguros con aseguradores extranjeros en varios casos, en particular si se trata de inmuebles localizados en Ghana. También está prohibido si se trata de bienes que se estén importando a Ghana, salvo que lo autorice la Comisión Nacional de Seguros (National Insurance Commission).

Al margen de los impuestos aduaneros (que afectan a casi todos los países por igual), verdaderamente los mayores problemas son los fácticos: la burocracia, la corrupción, las dilaciones y la poca honradez de muchos operadores.

La Ghana Standards Authority (GSA) quiso introducir un nuevo requisito técnico que involucraría especialmente a los exportadores en octubre de 2014. Se trataba del Certificate of Conformity establecido en el marco del Ghana Conformity Assesment programme, un nuevo proceso de evaluación de los productos importados en Ghana para verificar que cumplen con la normativa establecida por el organismo.
Con este certificado se pretende prohibir la importación de productos que puedan resultar dañinos contra la salud de los consumidores, productos que respondan a prácticas de contrabando o falsificaciones. Para un elevado número de partidas arancelarias (se puede consultar el listado en este enlace) será necesario obtener un certificado de conformidad en origen para poder exportar el producto al país. El exportador debe seguir ciertos pasos antes de realizar el envío de la mercancía. Las agencias BIVAC y Société Générale de Surveillance han sido designadas por el Gobierno ghanés para realizar la inspección en origen y conceder el certificado.
Cualquier mercancía que llegue a Ghana sin el citado documento en regla recibirá una penalización del 30% del valor CIF de la misma.

Este sistema ya se ha implementado en otros países de la región como Nigeria o Costa de Marfil, pero su puesta en práctica en Ghana no está exenta de polémica. Muchos de los importadores consideran que, si no se aplica bien, esta nueva reglamentación puede dar lugar a mayor corrupción en las aduanas. Por otro lado, las constantes duplicidades en los requisitos exigidos por la Food and Drugs Authority y la GSA, así como las medidas cada vez más restrictivas puestas en marcha por ambos organismos, están generando un malestar general entre las empresas importadoras quienes ven cada vez más difícil continuar con su operativa comercial. No han faltado, asimismo, voces críticas que consideraban que se trataba de una medida meramente recaudatoria.

Por todo ello, la GSA se ha visto obligada a reconsiderar su posición con respecto a este certificado, retrasando su implementación por el momento.

La puesta en marcha del programa no tendrá lugar hasta que Gobierno y GSA consideren que todos los agentes están debidamente preparados e informados.
Del mismo modo, durante 2015, el Gobierno ghanés consideró la necesidad de imponer un sistema de etiquetado para algunos productos envasados en el extranjero, que certificase el pago de un impuesto, principalmente en bebidas, que exigiría el etiquetado del pago de impuesto en destino. Finalmente la medida no se llevó a cabo, retrasándose hasta nueva orden su puesta en vigor.

En los últimos años se está asistiendo a un incremento de la normativa que exige contenido local. La nueva Ley de Aduanas, que entró en vigor en mayo de 2015 excluye a las empresas extranjeras del despacho de aduanas. Sólo pueden llevarlo a cabo las empresas locales. Esta nueva normativa afecta a unas 8 empresas, la mayoría europeas. Ninguna española. también se discutió durante 2016 en el Parlamento una Ley de Petroleo “downstream” que imponía restricciones a la participación de empresas extranjeras y extranjeros en el sector. La UE durante recapituló las quejas de los socios europeos para trasladar una queja formal al gobierno. Tras la entrada del nuevo Gobierno a principios de 2017 no se ha vuelto a conocer nada al respecto.

El nuevo gobierno salido de las urnas en diciembre de 2016 con el fin de limitar el fraude en las exenciones fiscales aplicadas a la importación, y favorecer la movilización de recursos a la maltrechas arcas del Gobierno, ha impuesto una medida, al parecer temporal, que exige el pago de los aranceles y los impuestos correspondientes a la importación de bienes o servicios con independencia de si éstos están exentos. Esta medida no es discriminatoria, afecta a todas las empresas, organismos públicos, ONGs. etc.

Este nuevo requisito de pagar por adelantado todos los aranceles e impuestos a la importación está afectando a los proyectos de inversión (especialmente los de cooperación), lo que impone restricciones presupuestarias y de caja a la financiación de proyectos.

La situación actual es que la empresa afectada deberá remitir al Ministro de Finanzas una solicitud de exención que será valorada caso por caso.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Las barreras no arancelarias formales (las normas sobre etiquetado o el registro de productos, por ejemplo) no son especialmente complicadas. Sin embargo, las barreras arancelarias sí pueden serlo; el tipo arancelario máximo es el 20% y tal vez suba al 35%. Entre unos gravámenes y otros, si el arancel es del 20% (y ese el tipo para la mayoría de los productos
manufacturados) debe calcularse que los impuestos en aduanas encarecerán la mercancía en más de un 40%. Las accisas no son especialmente gravosas. Hay una lista con productos prohibidos o restringidos. Nada especial. Se debe mencionar que se están introduciendo restricciones a los bienes de segunda mano y que está prohibido exportar determinada chatarra desde Ghana.
La extracción y exportación de oro es un negocio atractivo debido a los altos precios de este mineral. Además, la minería ofrece oportunidades de negocio a empresas que ofrezcan servicios accesorios a las grandes compañías mineras que operan en el país. No obstante, la compra de oro en Ghana no es un negocio especialmente rentable y si no se utiliza el procedimiento legalmente establecido comporta un alto riesgo de fraude. Por ello, se recomienda seguir exactamente el procedimiento explicado en este informe y, en caso de duda, ponerse en contacto con la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Accra.

En los últimos años se está asistiendo a un incrementod de la normativa que exige contenido local. La nueva Ley de Aduanas, que entró en vigor en mayo de 2015, excluye a lasl empresas extranjeras del despacho de aduanas. Sólo pueden llevarlo a cabo las empresas locales. Esta nueva normativa afecta a unas 8 empresas, la mayoría europeas.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex