Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Con carácter general existe un régimen de libertad comercial aunque con elevadas medidas de control e inspección, y restricciones aplicadas en el caso de algunos productos.

Siguiendo la práctica habitual en el comercio internacional, previo al despacho aduanero se debe contar con el manifiesto, declaración de importación, contrato, factura comercial, packing list, certificado de origen y bill of lading, además de otros certificados y licencias específicas para determinados productos. Las autoridades aduaneras dependen de la DG de Aduanas e Impuestos Especiales ("Beacukai"), dentro del Ministerio de Finanzas. Tradicionalmente las autoridades han distinguido entre tres canales: rojo (para mercancías de alto riesgo y control especial, sujetas a examen físico y revisión de documentación), canal verde (cuyo despacho requiere sólo de la revisión de la documentación) y canal prioritario (con un despacho rápido tras remitir información relevante). No obstante, en los últimos años se han endurecido las inspecciones y procesos aduaneros.

Adicionalmente las autoridades pueden requerir documentación adicional si la creen necesaria en relación con los precios de venta, certificación de calidad, y los requisitos pueden estar afectados por las prácticas comerciales existentes.

Por otro lado, numerosos productos están sujetos a la realización de inspecciones pre-embarque (PSI) en el país de origen en casos como productos agroalimentarios, productos cerámicos, equipos electrónicos, material de riesgo, determinados, medicamentos, prendas, metales,…). La inspección suele llevarse a cabo por SGS, por autoridad delegada de Surveyor Indonesia (ente dependiente del Ministerio de Comercio) después de que el importador indonesio solicite la orden de verificación a SGS Indonesia.

Para la importación de mercancías en Indonesia, las empresas indonesias importadoras deben obtener una licencia de importación conocida como Angka Pengenal Importir (API) por diferentes categorías de productos, ya sea como importador/distribuidor o como importador/productor, API-U o API-P). Aquellos importadores que no tengan licencia deberán hacerlo a través de agentes importadores.

En el caso de algunas commodities, las importaciones sólo pueden ser importadas sólo por un importador con un número de identificación especial (NPIK) y pueden ser necesarios requisitos adicionales en algunos casos. Es el caso de algunas materias primas agrícolas, bebidas alcohólicas, lubricantes y explosivos y algunos componentes químicos peligrosos,... para los que el Gobierno realiza un especial control.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

En cuanto al régimen arancelario, Indonesia ha contado tradicionalmente con aranceles relativamente reducidos (de entre el 5% y el 15% en gran parte de productos), si bien el Gobierno realizó una revisión al alza generalizada a mediados de 2015, con el objetivo de proteger el mercado interno y de aumentar de la capacidad recaudatoria.

Los aranceles aduaneros indonesios se basan en la nomenclatura arancelaria armonizada (AHTN) de ASEAN, a 8 dígitos, que se basa a su vez en la nomenclatura internacional del sistema armonizado HS 2017, basado en la Convención HS de la Organización Mundial de Aduanas. Los derechos arancelarios son generalmente ad valorem, sobre el valor CIF (salvo en determinados productos como la cerveza con aranceles específicos).

A estos hay que añadir los impuestos especiales y un impuesto de lujo aplicado a determinados productos (eminentemente importados) que varía entre el 20% y el 75%.

Finalmente existe un impuesto sobre la renta aplicado a las importaciones (“import income tax”). Es un pago a cuenta del impuesto de beneficio, que se liquida posteriormente, pero cuyo pago se realiza en el despacho de importación. Ha sido revisado al alza en dos ocasiones desde 2013 (desde una tasa del 2,5% entonces) con el objetivo declarado de restringir las importaciones (aplicándose actualmente una tasa de entre el 7,5% y el 10% del valor de la importación para un gran número de productos).

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Además de la exigencia de certificados de calidad, certificados sanitarios y fitosanitarios, y certificados de análisis existen nuevas exigencias de certificaciones de calidad.

Desde el año 2012 se exige la obtención de certificaciones de calidad SNI obligatorias (estándar de calidad indonesio) para cada vez más productos industriales y de consumo (acero, cerámica, juguetes, textil, autoparts, café soluble, electrodomésticos…) teniendo un coste elevado. El SNI sólo lo puede conceder un reducido número de entidades indonesias autorizadas, previa visita de sus inspectores al país de origen, requiriéndose análisis de laboratorio en un reducido número de laboratorios autorizados (normalmente indonesios).

El organismo con competencias en tareas de normalización y homologación es el la Agencia Nacional de Normalización (BSN), que cuenta para el desempeño de sus funciones con la asistencia del Comité Nacional de Acreditación (KAN), el cual acredita a los organismos de certificación y laboratorios.

El BSN, es miembro organismos internacionales como ISO (Internacional Organization for Standardization), IEC (International Electronical Commision), la CAC (Codex Alimentarius Commission). ILAC (International Accreditation Cooperation), a través del KAN del IAF (International Accreditation Forum), además de acuerdos regionales, tales como la ACCSQ (ASEAN Consultative Committee for Standards and Quality), APLAC (Asia Pacific Laboratory Accreditation Cooperation), y PAC (Pacific Acceditation Cooperation). No obstante, a pesar de la obligatoriedad de certificación de calidad con el sello SNI, no existe un reconocimiento de exigentes sellos de calidad internacionales de terceros país (aunque sean concedidos por entidades acreditadas por agencias nacionales miembros de IAF e ILAC).

En cuanto al etiquetado, en la actualidad se permite un adhesivo sobre la etiqueta existente, y este debe estar escrito en idioma indonesio con información del nombre del producto, lista de ingredientes, peso neto o volumen, nombre y dirección del importador y fecha de caducidad.

Los productos de consumo deben obtener previamente el registro en la Agencia de Control de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, BPOM (y en el Mº de Agricultura los productos de salud animal). Se trata de un proceso complejo, lento y burocrático. En la práctica el proceso puede superar el año, más en el caso de bebidas alcohólicas y todavía más en el caso de medicamentos. El proceso es costoso y puede ser requerida numerosa documentación. La titularidad del registro recae en la empresa importadora y en caso de falta de acuerdo para continuar la distribución el exportador puede tener problemas para recuperar la titularidad y en el mejor de los casos deberá reiniciar todo el proceso con un nuevo importador.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Las principales barreras vienen motivadas por la existencia de cambios normativos e inseguridad jurídica y el uso de barreras no arancelarias. Por otra parte, la ralentización económica y el déficit corriente de los últimos años han provocado una cierta reacción defensiva o proteccionista. Además, se aplican de forma estricta los estándares nacionales en diversos productos (como el cerámico o la confección infantil) y algún mecanismo defensivo como la inspección previa al embarque y a cargo del importador en productos de hierro y acero, así como otras barreras no arancelarias en electrónica, confección, juguetes, calzado, alimentación y bebidas.

Se pueden mencionar como barreras más importantes las siguientes:

-Exigencia de licencias de importación y de autorización de importación en ciertas partidas de interés y compleja concesión de éstas. Exigencia de informes periódicos de actividad por parte de los importadores para poder mantener las licencias.

-Exigencia de registro en el Ministerio de Comercio indonesio de los acuerdos de nombramiento de los importadores/distribuidores indonesios por parte de los exportadores, tras su legalización en la Embajada de Indonesia en el país de origen, después de su visado por el Ministerio de Asuntos Exteriores (al no ser Indonesia firmante de la Convención de la Apostilla de la Haya para el reconocimiento de documentos legales ante notario).

-Existen frecuentes problemas con las aduanas en relación con la clasificación, valoración, lentitud administrativa, inspecciones, cargas, petición de pagos no oficiales,… que pueden afectar al proceso de despacho aduanero.

-Exigencia de inspecciones pre-embarque en el país de origen aplicada a numerosos productos, que suele llevarse a cabo por SGS, por autoridad delegada del “Surveyor Indonesia” después de que el importador indonesio solicite la orden de verificación a SGS Indonesia.

-Aprobación en los últimos años de la exigencia de certificaciones de calidad SNI (estándar de calidad indonesio) para cada vez más productos industriales y de consumo (acero, cerámica, juguetes, textil, autoparts, electrodomésticos…). La certificación puede suponer un proceso complejo con un coste elevado. No existe un reconocimiento de exigentes sellos de calidad internacionales (aunque sean concedidos por entidades acreditadas por agencias nacionales miembros de IAF e ILAC).

-Dificultad para la importación de muestras comerciales, ya sean de productos de alimentación o de otro tipo, siendo muy frecuentemente retenidas por las autoridades aduaneras y requisadas.

-Complejidad, problemas y lentitud del registro de productos en la Agencia de Control de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (y en el ministerio de Agricultura para productos de salud animal). En la práctica el proceso puede superar el año, más en el caso de bebidas alcohólicas y un periodo mayor en el caso de medicamentos. El proceso es costoso y puede ser requerida numerosa documentación. La titularidad del registro recae en la empresa importadora y en caso de falta de acuerdo para continuar la distribución, el exportador puede tener problemas para recuperar la titularidad y se debe reiniciar todo el proceso con un nuevo importador.

-No autorización de importación de medicamentos genéricos o de los que haya productos similares locales. No se puede exportar a Indonesia medicamentos con marca propia salvo que la empresa disponga de producción en Indonesia.

-Importación de bebida alcohólica muy restringida, por las implicaciones sociales y religiosas, existiendo sólo 14 importadores autorizados y cuota anual limitada. El arancel es del 90% para vino y del 150% para bebidas de alta graduación, además de un 35% de impuesto de lujo e impuestos especiales. La venta minorista está muy restringida y es necesario contar con licencias y registros para la distribución y venta de tiendas especializadas y restaurantes.

-Exigencia de que el 80% de las ventas de los comercios minoristas y franquicias en Indonesia sean de productos locales. Esta medida, imposible de cumplir en el “comercio moderno”, fue revisada posteriormente previendo excepciones que deben ser autorizadas caso por caso por los responsables del Ministerio de Comercio.

-Importantes restricciones a la importación de productos hortofrutícolas. Desde 2012 sólo pueden entrar por 4 puertos (encareciendo los costes) prohibiéndose el uso del Puerto de Yakarta salvo que se firme un CRA. Exigencia de certificados de importación con un doble sistema de autorización de Agricultura y Comercio, aprobándose en función de cuotas no publicadas, debiendo solicitarse previamente para los dos semestres anuales (debiendo informar con antelación de la fecha prevista, cantidad, puerto de entrada y origen y perdido el derecho de importación futuro si no se alcanza el 80% de lo solicitado). Prohibición de importación de productos hortofrutícolas a quienes no hayan firmado un acuerdo de reconocimiento del país de origen desde febrero de 2016 o tengan laboratorios reconocidos, aunque a finales de 2016 se ha aprobado una nueva legislación que ofrece otra alternativa algo más flexible. 

-Exigencia de firmar un acuerdo de reconocimiento del país de origen y establecimientos individuales para poder exportar productos de origen animal (lácteos, semen por tipo de animal, cárnicos por tipo de animal). La negociación es muy lenta (y el marco de esta puede variar) salvo que intervengan empresas locales interesadas.

-La Ley Halal de 2014 prevé en 5 años la obligatoriedad del sello Halal para todos los productos de consumo (incluidos vestimenta, cosméticos, aparatos) y para la cadena de distribución (almacenes, camiones). Decretos de aplicación pendientes y parece que permanecerán congelados mientras dure esta legislatura. Algunos sellos Halal de terceros países para productos de consumo no están reconocidos (sólo para productos intermedios o para aromas). En septiembre de 2017 se ha creado el BPJPH, la nueva Agencia de certificación y control del Halal en Indonesia, que entrará en plena operación a partir de 2018. Obligatoriedad de marcar en la etiqueta el certificado de producto halal. No se requerirá etiqueta “No-halal” pero se deberá señalar los ingredientes no-halal y especial mención si contiene producto porcino.

-Imposición de medidas de salvaguardia definitivas para importación de productos de acero entre 2015 y enero de 2018.

-Desde 2014, prohibición de exportación de minerales en bruto (níquel, bauxita, estaño) y restricción de la exportación de algunos minerales (cobre, zinc, plomo) sujetos a una autorización especial y a una creciente tasa a la exportación (creciendo gradualmente desde el 25% hasta el 60% en 2016). La idea era prohibirlas totalmente en 2017, pero se ha planteado una nueva flexibilización a cambio de que las empresas extractoras lleven a cabo inversiones en capacidad de refino y obtengan una licencia especial. El objetivo de las restricciones/prohibiciones es fomentar el desarrollo de una industria intermedia. España es un importante importador de mineral de cobre de Indonesia. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

A pesar del régimen general de libertad comercial, Indonesia cuenta con un sistema de licencias y autorizaciones previas de importación que afectan a diferentes productos. Entre algunos de los procedimientos que pueden afectar a la importación existen privilegios monopolísticos, procesos de obtención de licencias de importación largos y con poca transparencia, licencias por un periodo de tiempo corto, en algunos casos necesidad de recomendación positiva por parte del ministerio en cuestión (para lo que es necesario aportar una serie de información, certificación y delimitación de la mercancía objetivo), o inconsistencias en la interpretación de la clasificación arancelaria.

Para el caso de productos hortofrutícolas existen importantes restricciones. Desde 2012 sólo pueden entrar por cuatro puertos (encareciendo los costes) prohibiéndose el uso del Puerto de Yakarta salvo que se firme un acuerdo de reconocimiento con el pais de origen (CRA). Exigencia de certificados de importación con un doble sistema de autorización de Agricultura y Comercio, aprobándose en función de cuotas no publicadas, debiendo solicitarse previamente para los dos semestres anuales (debiendo informar con antelación de la fecha prevista, cantidad, puerto de entrada y origen y perdido el derecho de importación futuro si no se alcanza el 80% de lo solicitado). Además, se ha aprobado la prohibición de importación de productos hortofrutícolas a quienes no hayan firmado un acuerdo de reconocimiento del país de origen desde febrero de 2016, aunque se prevén alternativas para permitir las importaciones, pero sin poder usar el puerto de Yakarta mientras no se tenga el CRA.

Para el caso de productos de origen animal existe la exigencia de firmar un acuerdo de reconocimiento del país de origen y establecimientos individuales para poder realizar exportaciones (para lácteos, semen por tipo de animal, cárnicos por tipo de animal). La negociación es muy lenta (salvo que intervengan empresas locales interesadas) pudiendo extenderse durante un número muy elevado de años.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex