Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Irán no es miembro de la Organización Mundial de Comercio (tiene estatus de observador). La inexistencia de compromisos ante la OMC permite a Irán aplicar cambios sustanciales en su política comercial, lo cual le otorga el carácter imprevisible, el cual ha mostrado en los últimos tiempos.

Sí que es miembro, en cambio, de otros tratados y acuerdos como la Convención del Sistema Armonizado (HS Convention), el Carnet A.T.A. para la importación temporal de productos o la Convención TIR para el tránsito aduanero de mercancías.

Tradicionalmente, las restricciones han variado de acuerdo con la disponibilidad de divisas. Pero, por otra parte, el régimen de comercio exterior resulta opaco y casuístico. Más que en la propia regulación comercial, formalmente publicada, los principales problemas se encuentran en la falta de transparencia y la aplicación asistemática y poco homogénea de las normas. Además de estos problemas, el principal obstáculo a la actividad de empresas extranjeras en Irán se encuentra en las normas sobre contratación pública. Éstas otorgan una gran preferencia a la producción local.

En cuanto a las limitaciones generales, está prohibida toda transacción comercial con el Estado de Israel. Y, en cuanto a productos, está prohibida la importación y consumo de productos porcinos y de bebidas alcohólicas por razones religiosas. Los productos alimenticios, como en la mayoría de países, tienen una reglamentación específica.

Todas las importaciones deben ser notificadas ante el Ministerio de Industria, Minas y Comercio (concretamente ITPO- Iran Trade Promotion Org.) con carácter previo a su realización, en principio a efectos de registro puramente estadístico.

NOTA:

El 9 de abril de 2018, como consecuencia de la fuerte caída del Rial en el mercado libre regulado, el gobierno iraní decidió unificar los tipos de cambio oficial y el de mercado libre regulado (a 42.000/$ o 51.709/€). A ello ha venido a sumarse  la decisión de EEUU de reimponer sanciones a Irán, que ha disparado la incertidumbre económica y está afectando muy negativamente, entre otras cosas, a la situación cambiaria del país. El mercado negro llegó a florecer con una pujanza extraordinaria hasta cambiarse el Euro por encima de 200.000 Riales. Actualmente lo han estabilizado en torno a 150.000 Riales.

Como consecuencia de esta situación, y previendo una escasez creciente de las principales divisas, derivada de la reducción de los ingresos de exportación de crudo iraní (debida a la reimposición de las sanciones norteamericanas contra Irán), el Gobierno ha establecido un nuevo régimen de importación y cambiario muy drástico y burocrático.

Desde el gobierno iraní se  decide lo que es esencial y secundario para la economía del país y, en función de ello, ha establecido 4 categorías de productos de importación que van de esenciales a prohibidos. En paralelo, establece un régimen cambiario distinto para cada categoría de producto y controla, además, el flujo de los ingresos de exportación en divisa y  su destino a una y otra categoría de producto:

•             Grupo 1: “Productos esenciales” para el país: La importación de los productos del grupo 1 se realiza con la divisa en posesión del Banco Central de Irán (generada por la venta del crudo) según el tipo de cambio oficial del Banco Central Iraní (1$ / 42.000 Rls).

•             Grupo 2: “Productos intermedios y materias primas”: Desde 2019, los productos de este grupo, según su importancia,  han sido clasificados en 7 subgrupos (de 2-I a 2-VII), y dependiendo de lo que decida el “Comité de la Producción Local” del Ministerio iraní de Industria, Minas y Comercio, pueden recibir un tipo de cambio intermedio, reconocido comúnmente como NIMA Exchange Rate (se trata de la divisa disponible en el “FOREX Secundario” que se cotiza en base a la oferta y demanda de divisa entre los exportadores e importadores iraníes y cuyo tipo de cambio es inferior al del mercado) o simplemente quedan prohibidos de importar.

•             Grupo 3: “Productos de consumo y de menor interés”. De momento no autorizan su importación pero hasta hace poco se podían importar con divisa en posesión del propio importador (con el tipo de cambio de mercado).

•             Grupo 4: “Productos calificados de innecesarios”.  La importación de los productos del grupo 4 queda estrictamente prohibida.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

La Ley Arancelaria de enero 2003 unificó la dispersión de gravámenes aplicados a los productos importados. Cada año se producen algunos cambios en los aranceles aplicables y, coincidiendo con el Año Nuevo persa, es decir el 21 de marzo, se publican los nuevos aranceles. Se conceden frecuentes exenciones arancelarias a los bienes de capital y a las importaciones destinadas a proyectos públicos. La tendencia general en los últimos años ha sido a la baja, si bien algunas modificaciones al alza han respondido a la presión sectorial en busca de una mayor protección o a la aparición de nueva producción local de algunos bienes.

Asimismo, la existencia de muchos productos de consumo objeto de una elevada protección arancelaria explica la utilización de canales no ortodoxos o informales, a menudo originados en Dubai o relacionados con la existencia de zonas y depósitos francos, a través del tráfico de viajeros.
 
Aunque formalmente se han eliminado prácticamente todos los monopolios de importación, en algunos casos las empresas públicas correspondientes todavía juegan un papel preponderante en la importación del producto en cuestión (caso de la maquinaria agrícola o los productos onducéuticos, por ejemplo).
 
Existe además un impuesto o sobretasa, equivalente al 10% del coste del transporte de las mercancías importadas en Irán, cuando el transporte marítimo no se realiza en una línea de bandera iraní, es decir, en buques del grupo Iranian Republic Shipping Line (IRSL). Dado que IRSL está sancionada, esta tasa resulta obligatoria para las mercancías procedentes de la misma. El sujeto pasivo de dicha tasa es el importador iraní, que debe abonarla al Ministerio de Transportes de Irán antes de desaduanar la mercancía. 
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

La regulación aplicada en Irán sobre normalización y homologación es muy compleja.

En principio el Instituto de Estándares e Investigación Industrial de Irán (ISIRI) acepta todos los estándares de países miembros de la Unión Europea, incluidos los de AENOR. En el caso de estándares obligatorios, es decir, de los productos homologados, listados en la página Web de ISIRI (http://www.isiri.gov.ir/), se exige una Verificación de Conformidad (VOC) emitida por una Compañía de Inspección habilitada por ISIRI. Es muy recomendable obtener esa VOC en origen para evitar problemas en el momento de desaduanar la mercancía. La Norma a cumplir por el producto, que lo haga aceptable para ISIRI, puede figurar en la Carta de Crédito que ampara la importación de la mercancía. Irán acepta las VOC expedidos por las principales compañías internacionales del sector.

En cuanto al etiquetado, las normas son claras (aunque están en farsi), y son diferentes según el producto.

Los agentes o representantes locales son obligatorios, además de resultar imprescindibles para moverse en un mercado muy poco transparente regido por un sistema regulatorio complejo y cuya normativa se publica fundamentalmente en farsi.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Irán no es aún miembro de la OMC. La inexistencia de compromisos ante la OMC permite a Irán actuar discrecionalmente.
 
Aranceles: el tipo arancelario medio iraní es alto, en torno al 28%.
 
Registro de ciertos productos: afecta a los productos que puedan incidir en la salud humana (así como los fertilizantes, químicos para la agricultura y productos para consumo animal. Existe la impresión de que las exigencias de registro se utilizan, en parte, para restringir la importación. 
 
Compras Públicas: la Ley de Maximización de las Capacidades Tecnológicas y Productivas de Irán (Ley MAX) persigue la maximización del contenido local de los contratos públicos.
 
Fabricación local: Con la aplicación del principio de “economía de la resistencia” del Líder Supremo iraní se persigue fortalecer la producción local en los sectores no petrolíferos, con objeto de reducir la dependencia de la economía de este país de los ingresos generados por la exportación de petróleo y gas. Ello se traduce en un nivel de exigencia creciente a los inversores extranjeros (moda, automóvil y vehículos, suministros al sector del petróleo y gas, etc.).
 
Restricciones cambiarias: La decisión del Gobierno para unificar los tipos de cambio (oficiales y los del mercado) así como la creciente escasez de las principales divisas, derivada de la reducción de los ingresos de exportación de crudo, llevó a la Administración iraní a establecer en 2018 un nuevo régimen cambiario y de importación, de carácter muy drástico y burocrático. El Gobierno decide lo que es esencial y secundario para la economía del país y, en función de ello, ha establecido 4 categorías de productos de importación que van de esenciales a prohibidos. En paralelo, establece un régimen cambiario distinto para cada categoría de producto y controla, además, el flujo de los ingresos de exportación en divisa y su destino a una y otra categoría de producto:
 
-      Grupo 1: “Productos esenciales” para el país.
 
-      Grupo 2: “Productos intermedios y materias primas”.
 
-      Grupo 3: “Productos de consumo y de menor interés”.
 
-      Grupo 4: “Productos calificados de innecesarios”. La importación de los productos del grupo 4 queda estrictamente prohibida.
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Las barreras no arancelarias son muy numerosas: los productos alimenticios, cosméticos y de higiene, farmacéuticos, y dispositivos médicos necesitan ser registrados y contar con un representante oficial. Asimismo, necesitan ser registrados los abonos y los fertilizantes, además de las homologaciones obligatorias.

Al no pertenecer Irán a la OMC, las autoridades alteran el arancel con frecuencia, e incluso llegan a prohibir la importación de determinadas mercancías con el objetivo de proteger la industria nacional.

No existen contingentes en Irán y la licencia de importación expedida por el Ministerio de Comercio es obligatoria para la entrada de cualquier compra al exterior. El importador debe también contar con una tarjeta comercial (Commercial Card) emitida por la Cámara de Comercio, Industria, Minas y de Agricultura de Irán.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex