Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

La formulación y aplicación de la política comercial incumbe al Ministerio de Comercio, Industria y Energía (MOTIE). La Korean Trade Commisión (KTC), dependiente del MOTIE, asesora en materia comercial e investiga prácticas comerciales desleales haciendo el seguimiento de los compromisos en la OMC.

Los intercambios comerciales con el exterior se encuentran regulados por dos leyes principales:

- La Foreign Trade Act regula la exportación e importación de bienes. La Customs Act regula el despacho aduanero y el cobro de aranceles.

 

- La Trade Remedy Act (llamado oficialmente Act on the Investigation of Unfair International Trade Practices & Remedy against Injury to Industry) y el Trade Remedy Decree regulan la investigación y supervisión de prácticas comerciales desleales. El Enforcement Decree of Foreign Trade Act es un decreto que contiene el desarrollo del Foreign Trade Act.

Corea del Sur inició a partir del año 2000 un proceso de apertura mediante la firma de acuerdos de libre comercio bilaterales y regionales. El ALC con la UE está en vigor desde julio de 2011, siendo el primer acuerdo de este tipo de la UE con un país asiático. El acuerdo se caracteriza por su carácter global y su gran alcance, así como por la rapidez a la que deben suprimirse las barreras comerciales, principalmente las arancelarias, proceso que culmina en 2019, una vez que han finalizado los periodos transitorios.

Está en vigor un acuerdo de cooperación y asistencia administrativa mutua en materia aduanera, firmado a finales de los años noventa para favorecer las relaciones comerciales y facilitar la gestión de los procedimientos administrativos.

Todas las mercancías pueden ser importadas libremente, existiendo el sistema electrónico de intercambio de datos (EDI) presente en todo el país, el cual permite la declaración de importaciones a través de Internet. La excepción más general es la de los productos que puedan entrar en conflicto en materia de seguridad nacional, salud pública (como es el caso de los productos farmacéuticos, cosméticos o el equipamiento médico) y medioambiente (por ejemplo la importación de residuos), que requieren la aprobación del Ministerio de Medioambiente. La concesión de licencias corresponde a la agencia o administración correspondiente según la naturaleza de la mercancía, siendo extremadamente estrictos con la producción animal y vegetal, y la destinada a consumo humano. La Korean Customs Service publica anualmente una Lista Negativa, conocida también como Noticia de Exportación e Importación, donde se enumeran las mercancías sometidas a alguna restricción o prohibición de entrada al país.

La normativa específica en cada sector puede contener requisitos que en algunos casos pueden considerarse obstáculos al comercio, en la medida que imponen dificultades en términos de coste administrativo o de tiempo, o plantean exigencias de cumplimiento de estándares sin reconocimiento mutuo. Con todo, el sector más protegido es el de la agricultura, la ganadería y la producción de agroalimentarios frescos, que o bien están cerrados directamente al comercio, o deben de someterse muchas veces a costosas pruebas e inspecciones previas a la aprobación, incluida la exigencia de certificados sanitarios o fitosanitarios específicos. Son también los sectores en los que en menor medida se logra una liberalización completa en los acuerdos comerciales. Es recomendable visitar la página de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Corea del Sur y la página dedicada a barreras comerciales de la Secretaría de Estado de Comercio www.barrerascomerciales.es, así como la base de datos de acceso al mercado de la DGTRADE de la Comisión de la UE http://madb.europa.eu/madb/, que ofrece información sobre las condiciones de acceso al mercado. 

Es importante tener en cuenta que en el marco del ALC entre la República de Corea y la UE  (http://trade.ec.europa.eu/doclib/docs/2011/october/tradoc_148309.pdf), los exportadores de ambos países deberán de registrarse ante las autoridades aduaneras nacionales. Se debe conocer el procedimiento de certificación de origen de mercancías exportadas a Corea del Sur y obtener el número de registro de exportador para beneficiarse de la exención arancelaria en su caso o trato preferencial negociado en el Acuerdo de Libre Comercio. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

La Customs Act regula el régimen aduanero en Corea del Sur bajo la jurisdicción del Ministerio de Economia & Finanzas y el Servicio Aduanero de Corea (KCS). El país utiliza el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (HS).

Casi todos los aranceles son ad valorem. También existen unas tasas específicas aplicables a algunos productos, mientras que en otros se combina el cálculo ad valorem con tasas específicas. Como se ha mencionado, el importador debe presentar del exportador ante las autoridades aduaneras el número de exportador autorizado obtenido de la Hacienda española para demostrar el origen comunitario de la mercancía, según los estándares fijados en el Acuerdo de Libre Comercio República de Corea-Unión Europea.

El arancel aplicable a cada producto así como los procedimientos documentales, estadísticas sobre intercambios, barreras no arancelarias, normativa de sanidad y seguridad alimentaria, fitosanitaria, acuerdos preferenciales y reglas de origense puede consultar en http://madb.europa.eu/mkaccdb2/indexPubli.htm

El tipo general del Impuesto sobre Valor Añadido (IVA) es del 10 %. Determinados productos de consumo incorporan un gravamen del 5 al 20 % en concepto de impuestos especiales, y otros están exentos, como es el caso de los bienes de primera necesidad.

La declaración de importación se puede realizar de forma previa a la llegada de las mercancías, una vez embarcadas en el país exportador. El despacho de las importaciones, declaración y sistemas de administración de la carga están informatizados, a través del Servicio de Aduanas (KCS).

Los bienes utilizados en la producción de bienes exportados están exentos de tasas e IVA permitiéndose a las empresas el reembolso de los derechos de aduana y otros impuestos, a través del Servicio de Aduanas y sus oficinas regionales. El plazo de validez de las autorizaciones de importación bajo el régimen de perfeccionamiento activo será de seis meses.

Las autoridades aduaneras mantienen un elevado grado de discrecionalidad en sus decisiones, pudiendo reducir o aumentar (hasta en un 40 %), caso por caso, los aranceles aplicados a una operación en función de su valoración de la “oportunidad” de la misma. No siempre aplican la misma regla en función del puerto de entrada. Los aranceles son más elevados para los productos de consumo y los productos agrícolas, especialmente en aquellos de los que existe producción local. Esta medida es revisada anualmente y es el Servicio de Aduanas (KCS) el encargado de editar una lista con los artículos susceptibles de experimentar algún ajuste, estando encaminado a proteger a ciertos sectores industriales de las importaciones.

Los derechos arancelarios se pueden pagar dentro de los 15 días siguientes a la presentación de la declaración de importación. El retraso en los pagos da lugar a un recargo del % de la suma debida durante el primer mes y del 1,2 % durante cada uno de los meses subsiguientes. La declaración fraudulenta del valor imponible o las clasificaciones arancelarias incorrectas se castigan con sanciones penales de hasta tres años o sanción administrativa equivalente al quíntuplo de la cantidad evadida. Si el KCS detecta que se ha pagado una suma inferior a la debida, se aplicará un recargo del 10 %.

Los inversores extranjeros cuentan como mínimo con seis meses para importar todo lo necesario para poner en marcha una fábrica o instalación. Si el producto final tiene como destino la exportación, no se ponen prácticamente límites a las importaciones siempre que éstas contribuyan directamente a las exportaciones.

Se mantienen, por otra parte, numerosas barreras no arancelarias que dificultan la importación: lentitud en los procedimientos de certificación y homologación, barreras fitosanitarias, requisitos injustificadamente estrictos para certificación y homologación, una complicada normativa de origen, elevados gravámenes y, en algunas ocasiones, discriminación impositiva frente a determinados productos extranjeros, falta de transparencia en leyes y regulaciones y arbitrariedad en la aplicación de las mismas. Deben consultarse la existencia de protocolos específicos que pueden posibilitar la exportación de determinados productos agroalimentarios vegetales y animales (productos cárnicos, cítricos, etc). Es recomendable consultar con el Ministerio español de Agricultura y con la Secretaria de Estado de Comercio.  

Regímenes económicos aduaneros especiales

Zonas francas

Existen tres tipos de zonas francas:

  • Zonas francas designadas para inspección aduanera y almacenaje previo, siendo de seis meses el periodo máximo de almacenaje.
  • Zonas francas autorizadas para almacenaje, exhibiciones o ventas libres de impuestos. Así, por ejemplo el centro de exposiciones de Corea, COEX, en Seúl, actúa como una zona franca y los artículos destinados a formar parte de una exposición podrán ser almacenados sin ningún cargo durante el tiempo de duración de dicha exposición. El período de almacenaje máximo es de un año.
  • Zonas francas integradas que están autorizadas a desarrollar todas las funciones del caso anterior en un espacio único integrado. No existe límite temporal de almacenaje.

Zonas de libre comercio

En el año 2004, el gobierno unificó, a través de la Ley sobre Designación de Zonas de Libre Comercio, las leyes que desde el año 2000 existían al respecto, promulgadas por el entonces Ministerio de Estrategia y Finanzas y el Ministerio de Economía y del Conocimiento. Así, el gobierno designó varias zonas de libre comercio para la transformación de bienes intermedios importados a productos elaborados para la exportación. Las zonas de libre comercio se configuran como áreas industriales especialmente concebidas para que las empresas puedan elaborar, ensamblar o procesar bienes para su posterior exportación utilizando materias primas importadas libres de impuestos o bienes semielaborados. Estas zonas ofrecen incentivos fiscales a las empresas de inversión extranjera.

Actualmente, existen ocho complejos industriales configurados como zonas de libre comercio situados respectivamente en Masan, Iksan, Gunsan, Daebul, Donghae, Yulchon, Ulsan y Gimje. Además de seis zonas portuarias, incluyendo el aeropuerto de Incheon, el puerto de Busan, el puerto de Gwangyang, el puerto de Incheon, y el puerto de Gunsan.

Además, existen seis Zonas de Libertad Económica (FEZ), que también pueden tener exención arancelaria durante un periodo determinado para las empresas que se instalan ahí. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Las principales barreras de entrada y aquellas que más afectan a la exportación española, se encuentran en el sector agroalimentario, muy protegido por razones políticas. Toda importación de productos frescos debe estar precedida de un prolijo procedimiento de autorización en 8 pasos cuya negociación con las autoridades coreanas  suele llevar unos 10 años (casos de los protocolos con España de importación de naranjas y carne de cerdo). Estos protocolos deben acordarse no solo para cada producto (por ejemplo naranjas) sino para cada variedad (valencia late).

Existen productos, como la carne de vacuno y la mayoría de frutas y verduras, que están prohibidos en la actualidad para los productos europeos y españoles por la extrema complicación del proceso de aprobación y lentitud en la respuesta de las autoridades coreanas para el estudio de la documentación y la eventual firma de nuevos acuerdos y protocolos.

Incluso una vez en vigor los protocolos bilaterales (que establecen periodos de cuarentena, tratamiento en frio, inspecciones adicionales a la entrada en el país, y que pueden mantener cuotas) pueden aparecer fácilmente impedimentos que dificultan y que conllevan costes para la implementación de los protocolos. Existe la obligación periódica de recibir a inspectores en España, que en el caso de las naranjas, han impedido que las exportaciones tengan un volumen relevante. Por otra parte, las autoridades responsables del seguimiento y puesta en marcha de los protocoles en Corea (Ministerio de Seguridad Alimentaria, MFDS, y la Agencia de Cuarentena Animal y Vegetal, QIA) se muestran muy poco diligentes y agiles para resolver cualquier problema, o situación nueva que pueda surgir (por ejemplo un accidente en un matadero autorizado), creando retrasos, revisando toda la documentación de manera exhaustiva, y paralizando durante un tiempo excesivo las exportaciones. La causa esgrimida es la falta de suficientes recursos humanos en los departamentos responsables, el problema verdadero es el procedimiento en sí, que además se sigue de manera independiente aunque sea el mismo para cada país de la UE, sin aceptar procedimientos comunes

En otros productos los costes de la inspección de muestras son tan elevados que se convierten en una clara barrera. Como ejemplo, productos que pueden tener un elevado valor relativamente a su peso como el azafrán o el jamón ibérico deben someterse a controles que exigen muestras para el análisis que supera el medio kilo de producto.

La UE ha identificad una larga lista de barreras de acceso al mercado que afectan fundamentalmente al sector del automóvil (sobre por falta de armonización de determinados estándares, anchura máxima de determinados vehículos..); sector químico (obligación de recurrir a dobles certificaciones); cosméticos (sistemas de control previo a los importadores, validez de test clínicos hechos en el extranjero); electrónica (sobre certificaciones); pago de royalties; farmacéutico (por ejemplo no se ha reconocido el Directorio CIMA de la AEMPS española que reduciría los costes de registro de nuevos genéricos).

Pueden accederse a las principales barreras a través tanto del portal de barreras de la Secretaría de Estado de Comercio como del portal de barreras de la DGTRADE de la Comisión de la UE:

www.barrerascomerciales.es

madb.europa.eu/madb/barriers_select.htm

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

En cuanto a los productos industriales, tales normas son fijadas por la Agencia Coreana de Tecnología y Estándares (KATS) que, en cooperación con las organizaciones sectoriales industriales, determina las exigencias de certificación y estandarización, más allá de la afectación a las normas y organismos internacionales de los que el país forma parte. KATS es el que asigna la certificación KC para los productos bajo su jurisdicción.

(http://www.kats.go.kr/en/main.do)

En el ámbito de la agricultura, ganadería y pesca, el Ministerio de Seguridad Alimentaria y Farmacéutica se encarga de la normativa y de fijar los requisitos para la evaluación de los productos alimenticios, bebidas, aparatos médicos y farmacéuticos que se van a distribuir y comercializar en el país. 

(http://www.mfds.go.kr/eng/index.do)

La Oficina Coreana de Patentes es la agencia gubernamental con competencias de regulación y seguimiento del cumplimiento de la normativa aplicable con las patentes. 

(http://www.kipo.go.kr)   

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex