Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Los importadores, además de darse de alta en el registro comercial del Ministerio de Justicia como el resto de las empresas que operan en el Líbano, deben inscribirse en el Ministerio de Finanzas (donde se controla el volumen total de comercio), y registrarse en la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura del Líbano. Los fabricantes o productores establecidos en el Líbano deben estar registrados también en el Ministerio de Industria.

El despacho de importación de la mercancía sólo se puede efectuar en los puertos que disponen de autoridades aduaneras. Estos son Beirut, Jounieh, Sidón y Trípoli. Beirut y Trípoli disponen de zonas francas. Las aduanas libanesas siguen las normas internacionales de valoración de las mercancías y han establecido un sistema de despacho automatizado que permite la declaración electrónica.

El procedimiento del despacho de mercancías en las aduanas libanesas se puede consultar en la base de datos de acceso a los mercados, Market Access Database, en cuya sección Exporters guide to import formalities se indican los requisitos generales y específicos para la importación.

Asimismo la Administración de Aduanas libanesas publica la guía Customs Guide Principles and Procedures of Customs Declarations sobre los trámites aduaneros necesarios.

Zonas francas

La Zona Franca del Puerto de Beirut, de una extensión de 4.500 m2, comprende tres edificios con una superficie unitaria de 4.000 m2, repartidos en 194 almacenes, a lo que hay que añadir un espacio de carga y descarga de contenedores. Otro inmueble, utilizado como mercado Duty Free tiene un espacio de 2.800 m2, repartidos en 46 tiendas.

La Zona Franca del Aeropuerto Internacional de Beirut tiene también una extensión de 4.500 m2. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

El sistema arancelario libanés se basa en el Sistema Armonizado (HS). El Líbano ha suscrito una serie de acuerdos comerciales bilaterales y regionales, pero no forma parte de la OMC. Como país árabe, en 1951 el Líbano se adhirió al boicot de la Liga Árabe a Israel, que establece tres niveles de boicot: primario para los productos de origen de Israel, secundario para las empresas que operan en Israel y terciario para las empresas que tienen relaciones comerciales con Israel. Actualmente los miembros de la Liga Árabe han abandonado el boicot terciario, excepto Siria y el Líbano.

Los aranceles aplicables en el Líbano se pueden consultar en la base de datos de acceso a los mercados, Market Access Database.

Aparte de los aranceles, la importación de mercancías en el Líbano está sujeta al impuesto del valor añadido (TVA) y otros pagos en frontera.

Acceso a mercado para operadores de la UE: La situación continúa siendo complicada, dado que no se está respetando el Acuerdo de Asociación con la UE, y que entró plenamente en vigor en el año 2015. 

Podrían destacarse en la actualidad tres problemas:

A) Arancel adicional del 3% sobre la mayoría de productos importados en el Líbano durante 3 años (desde el 1.8.19).
B) Medidas de salvaguardia. Afecta al 2% de las exportaciones de la UE al Líbano.
C) Procedimiento de protección de algunos productos elaborados en Líbano, permitiendo la entrada de mercancías importadas solo si se dispone de un doble certificado: una copia debidamente certificada de la factura presentada en las aduanas del país de origen + certificado por la misión diplomática del Líbano en el país de origen. Este punto origina muchas confusiones y no tiene una lectura clara y transparente, y aún no esta aprobado.

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

LIBNOR es la autoridad del Líbano encargada de la expedición y publicación de las normas libanesas que se preparan mediante comités técnicos especializados, integrados por agentes del sector público y privado. Las normas pueden convertirse en reglamentos técnicos (normas obligatorias) mediante un decreto del Consejo de Ministros, y cubren toda clase de productos y métodos de análisis en los diversos sectores económicos. Cuando no existen normas ni reglamentos técnicos libaneses, se aplican las normas y prescripciones internacionales, como el Codex Alimentarius.

Varios organismos estatales (en particular, el Ministerio de Telecomunicaciones, el Ministerio de Energía y Agua, el Ministerio de Industria, el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio del Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Economía y Comercio, y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes) aprueban reglamentos técnicos relacionados con los productos en forma de decisiones ministeriales y decretos del Consejo de Ministros.

Las normas internacionales y de la Unión Europea son generalmente aceptadas en el Líbano. Algunos bienes de consumo de larga duración deben ajustarse a la normativa libanesa (en este apartado se incluyen electrodomésticos, equipos de audio y vídeo, juguetes, lámparas, baterías y cargadores). El organismo encargado de la supervisión para obtener el certificado de conformidad (necesario para la importación de un número limitado de productos) es el Instituto de Investigación Industrial (IRI por sus siglas en inglés). El IRI ha delegado sus funciones en Bivac International tanto para las inspecciones en destino como para las inspecciones previas a embarque.

Hay normas especiales que se aplican al embalaje y etiquetado de determinados productos: en las conservas de productos perecederos destinados al consumo humano o animal deben figurar las fechas de producción y de caducidad; las plantas destinadas a cultivos están sujetas a requisitos especiales de etiquetado; los equipos radioeléctricos y los terminales de telecomunicación (RTTE por sus siglas en inglés) deben llevar el logotipo de la Autoridad Reguladora de las Telecomunicaciones (TRA por sus siglas en inglés) que certifica la calidad y debe colocarse directamente sobre el embalaje; los materiales de madera utilizados en productos básicos y mercancías en tránsito que superen los 6 milímetros de espesor deben llevar la marca de aprobación de la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias (ISPM por sus siglas en inglés).

La base de datos Market Access de la Unión Europea, en concreto el módulo Exporters guide to import formalities, suministra información actualizada y detallada, por código a cuatro dígitos del sistema armonizado, de los certificados, normas de etiquetado y requisitos técnicos a los que está sujeta la importación de mercancías en el país.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

El Líbano, con poca industria y la vocación de ser un centro de distribución hacia otros países vecinos, mantiene un régimen de importaciones abierto y un nivel de protección arancelaria relativamente bajo (5%), aunque matizado por crestas arancelarias que gravan la importación de algunos productos como los vinos, frutas y vegetales (70% arancel general MFN, reducido a 35% para productos de la UE, en este caso vinos).

El Líbano tiene uno de los niveles de piratería más altos del mundo. La Organización Mundial del Comercio (OMC) le ha dicho reiteradamente al gobierno libanés que una de las condiciones para unirse a la OMC es el cumplimiento de las normas internacionales relativas a la propiedad intelectual.

Debido al Acuerdo Comercial UE-Líbano, desde marzo 2015, la mayor parte de los productos comunitarios pueden entrar en el mercado libanés con arancel cero. El Ministro de Industria ha declarado recientemente que este Acuerdo penaliza a la industria libanesa, siendo claramente favorable para industria de la UE.

Entre las principales barreras que limitan el acceso de los productos españoles al mercado libanés, aparte de la inestabilidad política interna, cabe señalar: 

  • La existencia de un entorno empresarial adverso por la falta de transparencia, la burocracia de la Administración y la corrupción generalizada, factores que obstaculizan la ejecución de proyectos de inversión y dificultan la actividad empresarial.
  • La tramitación aduanera lenta y onerosa que frena la competitividad e impide el desarrollo de la economía libanesa.
  • La vulneración de los derechos de propiedad intelectual (marcas).
  • Las restricciones a la importación de conservas que contengan productos animales si ha transcurrido la mitad de su vida útil, definida ésta como el periodo comprendido entre la fecha de envasado y la fecha de caducidad del producto.
  • La importación de cables está sujeta a permiso de licencia de importación expedido por el Ministerio de Industria.
  • Está prohibida la importación de vehículos que utilicen diésel como combustible, que tengan más de ocho años de antigüedad o que no lleven placa de fabricación.
  • Está prohibida la importación de miel cuyo contenido de hidroximetilfurfural (HMF) sea superior a 20mg/kg, lo que contradice la norma del Código Alimentario CODEX, según la cual el contenido HMF después de su elaboración y/o mezcla no debe ser superior a 40 mg/kg.
  • Se ha prohibido la importación de Metam Sodio (fumigante de suelos) junto a otros 36 productos por considerar que causan cáncer.     

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Las principales barreras no arancelarias que frenan el acceso al mercado libanés, aparte de la inestabilidad política interna, son:

  • La existencia de un entorno empresarial adverso debido a la falta de transparencia, la burocracia de la Administración y la corrupción generalizada, factores que obstaculizan la ejecución de proyectos de inversión y dificultan la actividad empresarial.
  • La vulneración de los derechos de propiedad intelectual (marcas).
  • La tramitación aduanera lenta y onerosa que frena la competitividad e impide el desarrollo de la economía libanesa.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex