Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

En Mauritania, el ejercicio de las actividades comerciales es libre, tanto para locales como extranjeros. Los importadores regulares deben inscribirse en un registro central, aunque no queda especialmente clara la lista de documentos requeridos para obtener la autorización para comerciar.

Los trámites aduaneros se regulan en el Código Aduanero, vigente desde 1966 y modificado en 2002 para incluir ciertas provisiones de la OMC. Desde el 1 de julio de 2010, Mauritania utiliza el sistema automatizado de inspección en aduana “Asycuda-Sydonia”, para simplificar los trámites y mejorar la calidad de las estadísticas. Los trámites son relativamente rápidos, variando entre 2 y 7 días, ya que se han acelerado con el sistema automatizado. Está en curso un proceso que permita que los documentos que acompañan al manifiesto puedan facilitarse también en formato electrónico (según informe WTO).

Los documentos requeridos para la importación de mercancías en Mauritania son los siguientes:

-Factura comercial, 3 ejemplares, preferentemente en francés o, en su defecto, en inglés, detallando el total FOB y el FLETE. La factura comercial debe tener el nombre y dirección del comprador y el vendedor, la fecha y el lugar donde se realizó, el método de transporte, la cantidad, la descripción de los productos y las condiciones de entrega y pago.
-Conocimiento de embarque. Documento de transporte (BL, AWB, CMR).
-Packing list en el mismo idioma que la factura.
-Certificado EUR-1 o certificado de origen.
-Certificado de verificación emitido por la SGS si corresponde.
-Atestación del seguro de transporte y mercancías.

En el caso de que se exporten frutas, legumbres, semillas y otros vegetales, se exige el certificado fitosanitario. Para productos cárnicos, certificado sanitario. Mauritania cumple así con los acuerdos de la OMC sobre OTC y Medidas Sanitaras y Fitosanitarias (MSF). Sin embargo, y según el informe de Secretaría de la OMC de abril de 2018 los equipos de control son modestos y los controles raros, por lo que Mauritania acepta los certificados de conformidad expedidos por organismos extranjeros reconocidos. Normalmente los controles los ejercen los diferentes ministerios de forma poco coordinada. Entre ellos destaca el Ministerio de Salud, Ministerio de Pesca y el Ministerio de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

Una excepción a esto son los productos pesqueros, que están sometidos a controles que se llevan a cabo por el laboratorio de la Oficina Nacional de Inspección de Productos de la Pesca y Acuicultura, acreditado desde marzo de 2013. La inspección veterinaria del ganado debe efectuarse en los puestos fronterizos.

Además, en abril de 2002, Mauritania se adhirió a la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) de la EAO. También es miembro de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y de la Comisión del Codex Alimentarius de la FAO y la OMS.


Con respecto al certificado de seguro, la normativa del país obliga a asegurar en compañías locales el transporte de las mercancías que se importan, si bien en la práctica no se aplica.

El valor de los bienes se basa en el valor de transacción, excepto en los automóviles de segunda mano para los que se sigue utilizando el valor mínimo de importación.

Los envíos con destino a este país deben ser sometidos a una inspección previa al embarque sobre la cantidad, la calidad y el precio de las mercancías. Se aplica a los envíos con valor FOB superior a 5.000 USD. No se aplica la inspección previa a plantas y equipos para trabajos públicos ejecutados por empresas extranjeras, muestras comerciales, petróleo en crudo, productos perecederos para consumo humano, animales vivos, plantas y flores, etc.

La compañía encargada del control es S.G.S. Para la preinspección, el importador debe presentar en la oficina de SGS de Mauritania la factura proforma de la operación con una antelación mínima de 10 días antes del embarque para obtener la declaración previa de importación (DPI). La inspección se realiza en los locales del exportador, en fecha y forma acordada con el personal de SGS España.

La inspección en origen es gratuita para el exportador, dado que el coste corre a cargo del Gobierno de Mauritania. El coste es de un 0,98% del valor FOB, con un mínimo de 200 USD. Sin embargo, en caso de no realizar la inspección en origen, este coste se factura al importador por la realización de la inspección en destino.

La importación de muestras para fines comerciales está exenta de impuestos. Estos bienes deben ingresarse en un carnet ATA que puede obtenerse en el Consejo de la Cámara de Comercio Internacional.

También, en virtud del artículo 123 del nuevo Código de Aduanas, pueden aplicarse procedimientos simplificados de despacho teniendo en cuenta el sector de actividad y conforme condiciones Establecidas por el Ministerio de Finanzas. La Sociedad Nacional Industrial y Minera (SNIM), por ejemplo, se beneficia de estas facilidades.

Según el informe de la OMC, de la secretaría general de abril de 2018, “Todas las importaciones requiere una autorización expedida por el Ministerio de Comercio. Sin embargo, a la práctica, esta autorización no se exige durante el despacho de aduana. Los nuevos importadores a menudo solicitan esa autorización porque sus proveedores se lo exigen o porque no conocen el mercado.

Para facilitar el despacho de aduana, los operadores económicos pueden establecer depósitos, áreas para el despacho de aduana y terminales de contenedores. Estas instalaciones permiten el almacenamiento temporal de las mercancías importadas (que no se declaran inmediatamente de maneta detallada) y de las mercancías que han cumplido los trámites de declaración y a las que se ha asignado un resumen aduanero de exportación o de reexportación”.
 

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Mauritania es miembro de la OMC desde el 31 de mayo de 1995. Otorga el estatuto de Nación Más Favorecida a todos sus socios comerciales. En consecuencia, todos los acuerdos multilaterales de la OMC son, en principio, vinculantes para Mauritania. Mauritania no es signataria de los Acuerdos Plurilaterales. Desde 01-06-02 la valoración en aduana se rige por el valor de transacción. Mauritania nunca ha tomado parte en el mecanismo de solución de diferencias ni ha presentado a la OMC ninguna notificación en materia de normas de origen.

Las negociaciones regionales de EPA (Acuerdos de Partenariado Economico) entre la UE y los países de África del Oeste se iniciaron en febrero de 2014 y finalizaron con la firma del acuerdo por parte de 13 Estados de África del Oeste en diciembre del mismo año. Dicho acuerdo no se firmó por Nigeria, Gambia y Mauritania. Sin embargo, Mauritania ha firmado un acuerdo en 2017 con la CEDEAO que define la participación del país en las políticas comerciales de la CEDEAO, incluyendo la EPA.

Este acuerdo contiene normas de origen preferenciales (estarían exentos de impuestos los productos originarios de países de la CEDEAO). Los certificados de origen de los productos exportados deberán ser validados por la Administración de Aduanas de Mauritania. Se ha creado una comisión para gestionar todos los asuntos relacionados con la aplicación efectiva del AEC y no se concede ninguna preferencia arancelaria a Marruecos, Túnez o Argelia.

El Acuerdo de Asociación con la CEDEAO establece que Mauritania aplicará el arancel exterior común a más tardar el 1 de enero de 2019. Esto supondrá, según el último informe de la OMC, cambios en un 30% de los productos. “En particular un 39% de los productos agrícolas y el 6% de los no agrícolas experimentarían un aumento de los derechos de aduana mientas que el 12% de los agrícolas y el 21% de los no agrícolas registrarán una disminución. El aumento afectaría especialmente a las frutas, las hortalizas, las plantas y los productos químicos. Su disminución afectaría sobre todo a textiles, metales y minerales, pesca y productos de pesca y productos químicos”.

De momento, y hasta que se aplique el arancel común, el tipo medio es del 12%. El tipo medio más elevado se aplica a las bebidas y el tabaco (20%), las prendas de vestir (20%) y la pesca y los productos de pesca (19,8%). Los productos manufacturados siguen siendo los más protegidos (arancel medio del 12,3%), seguidos de la agricultura (10,4%) y las industrias extractivas (4,9%).

El arancel muestra en general una progresividad positiva, desde las materias primas (9,8%), pasando por los productos semiacabados (10,3%) hasta los productos acabados (13,7%).

La tarifa arancelaria, conocida como DFI (Droit Fiscal a l’Importation) se basa en la nomenclatura armonizada HS 2007 e incluye 5.268 partidas de 10 dígitos. Además de los derechos arancelarios, el Gobierno impone una tasa estadística de un 1%, aplicable a más del 90% de los productos importados.

La tarifa aduanera mauritana es totalmente “ad valorem” y tiene 3 tipos impositivos: 0, 5, 13 y 20%. El más aplicado es el tipo del 5%. El 0% sólo se aplica a un 2% de la lista completa de productos.

Al igual que los productos y servicios locales, las importaciones están sujetas al pago del IVA, que se calcula sobre la base del valor CIF, más los aranceles y la tasa estadística del 1% (aplicable a un 90% de las líneas arancelarias). Las exenciones al impuesto están reguladas en el art. 177 del Código General de Impuestos. Por su parte, las exportaciones están sujetas a un “IVA nulo”, lo que quiere decir que es reembolsable respecto de los insumos utilizados en la fabricación de los bienes. Sin embargo, en la práctica no se suele solicitar este reembolso por parte de los exportadores por miedo a las inspecciones fiscales.

“En cuanto a los regímenes de importación, existen varios que eximen a los agentes económicos del régimen fiscal en frontera. El nuevo código de aduanas establece que cabe hacer importaciones con suspensión de derechos e impuestos de aduana. Son: tránsito, almacenamiento en depósitos aduaneros, admisión temporal (perfeccionamiento activo y pasivo), transformación bajo control aduanero, “drawback” (aún no se ha utilizado) y zona franca. Las mercancías bajo control aduanero o sometidas a un régimen de suspensión de derechos, impuestos o prohibiciones deben estar cubiertas por una certificación de depósito de aduanas que comprende, además de la declaración detallada de las mercancías, el compromiso solidario del principal responsable y de su garante de cumplir en los plazos establecidos y con sujeción a las penas a las que haya lugar, las prescripciones de los textos legislativos. Si la mercancía no está prohibida, la fianza puede sustituirse con la consignación de los derechos e impuestos. Los compromisos asumidos se anulan y, en su caso, los importes consignados se reembolsan previa presentación de un certificado de despacho de aduana expedido por los agentes de aduanas que acredite el cumplimiento de las obligaciones contraídas. Sin embargo, el Director General de Aduanas puede, para prevenir el fraude y garantizar la exportación de determinadas mercancías, supeditar el levantamiento del depósito a la presentación de un certificado expedido por las autoridades mauritanas o extranjeras, en el que se acredite que las mercancías en cuestión han salido del territorio aduanero” (OMC, Informe de la secretaría de abril 2018).
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

No existen barreras técnicas al comercio en Mauritania.

Recientemente, el gobierno aprobó la ley nº 2010-003 de 14 de enero de 2010 de promoción de la normativa y la calidad. Según dicha ley, las actividades de normalización y certificación son competencia del Ministerio de Industria. Sin embargo, la ausencia de un decreto de implementación está limitando las acciones en este campo. De acuerdo a dicha normativa, el sistema nacional de normalización y certificación de la calidad descansa en los siguientes pilares:

  • El Consejo Nacional de Normalización y Promoción de la Calidad, responsable de ayudar al Gobierno en la definición de la política nacional y asesorar en cualquier cuestión estratégica.
  • El Comité Mauritano de Acreditación, responsable de asesorar en los procedimientos de normalización y certificación.
  • La Oficina Nacional de Normalización y Metrología.

Sin embargo, en la práctica, dentro del Ministerio de Industria, la Dirección para la Normalización y Promoción de la Calidad continúa gestionando los aspectos relacionados con este campo.

Algunas normas han sido aprobadas para el sector productivo de alimentos, especialmente para aceites comestibles y harina. De todos modos, la carencia absoluta de infraestructuras, como laboratorios y equipamientos de control, deja el control de estos aspectos a la empresa privada SGS. De hecho, las importaciones cuya cifra supere los 5000 dólares quedan también bajo la supervisión de esta sociedad.

La situación con respecto a los controles sanitarios y fitosanitarios se caracteriza por la concurrencia de diferentes organismos o servicios de la administración, sin coordinación entre ellos.

En cuanto a marcado, etiquetado y empaquetado, existen normas específicas obligatorias para productos importados como alimentos, cigarrillos y cerillas, obligando a que dicho marcado esté en francés y/o en árabe. Para los alimentos, la etiqueta debe indicar la naturaleza del producto, los ingredientes y su cantidad, junto al lugar de producción y la fecha de caducidad. Todo lo relativo al etiquetado no se encuentra contemplado en la ley sino en Decretos, como el Décret n° 2009‑102 du 6 avril 2009 sobre el embalaje de medicamentos o alimentos para animales.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Mauritania es miembro fundador de la OMC y de la CEDEAO (retirado en el año 2000). Una de las quejas principales de los inversores y exportadores es el deficiente funcionamiento de aduanas, donde la aplicación del marco regulatorio se caracteriza por la opacidad, injerencia y falta de previsibilidad. Ello evidentemente genera un fortísimo coste como barrera no arancelaria además de una vía abierta para el tráfico ilegal.

Destacar también que en el marco de la construcción y obra pública, la principal queja de las empresas españolas (y europeas en general) viene dada por la hipotética competencia desleal ejercida por China, favorecida por tratarse del primer cliente del país (en torno a un 40% de la demanda) y además poder aportar financiación directa a los proyectos, eludiendo los procesos de licitación o compromisos internacionales a los que si se encuentran vinculados otros donantes.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Por razones de seguridad, salud o moralidad religiosa, está prohibida la importación a Mauritania de los siguientes productos:

  • Alcohol (salvo que está expresamente autorizado por el Gobierno)
  • Armas y municiones.
  • Cerdo

La importación de algunos productos está sujeta a restricciones y se precisa autorización administrativa, como diamantes en bruto, publicaciones y películas obscenas, drogas y explosivos, sacarina y equipamiento militar y de guerra. Del mismo modo, una autorización previa del Ministerio de Economía Marina es necesaria para importar barcos pesqueros.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación