Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Las empresas saudíes y extranjeras, independientemente de que se dediquen al comercio de importación o de exportación, han de solicitar su inscripción en el Registro Comercial que se lleva en el Ministerio de Comercio e Inversiones. Están exentas de inscripción las empresas de capital inferior o igual a 100.000RS (3,75RS=1$USA). Implica cumplimentar un formulario de solicitud, el pago de un derecho de inscripción y la entrega de documentación ante Ministerio de Comercio e Inversiones. 

La intervención de un agente comercial saudí se requiere sólo en los casos de importaciones o exportaciones de maquinaria agrícola.

Todas las importaciones que se realicen en Arabia Saudí, salvo las de bajo valor, (hasta 3.000 riales) y las destinadas a uso personal, han de ir acompañadas, entre otros documentos, por el formulario de declaración de aduanas, la factura comercial, el conocimiento de embarque (conocimiento de embarque aéreo en el caso de la carga aérea y conocimiento de embarque marítimo respecto de la carga marítima) y el certificado de origen.

La base inicial para determinar el valor a efectos de aduana es el valor de transacción, que si no puede determinarse se calcularía aplicando los métodos básicos establecidos en el Acuerdo sobre Valoración en Aduana.

Con el fin de resolver diferencias en materia de valoración en aduana y clasificación aduanera, los operadores pueden apelar, sin incurrir en penalizaciones, al Director de Aduanas o a la Comisión de Resolución de Diferencias en materia de valoración en aduana y a la Junta de Reclamaciones que es el máximo tribunal administrativo del país.

Origen de los productos: los productos se consideran generalmente originarios del país en el que se hayan obtenido totalmente o hayan experimentado una transformación sustancial.  Para despachar las importaciones, el país de origen debe figurar claramente por escrito.

El certificado de origen debe estar emitido por el productor o por el exportador y contener el nombre, nacionalidad y datos de los productores de cada artículo. Los documentos de expedición (factura, packing list y certificado de origen) deben estar sellados en España, antes de la expedición, por la Cámara de Comercio. Las facturas deben contener:obligatoriamente el peso neto de los productos, su composición, la fecha de fabricación, la fecha de caducidad y el lugar de embarque así como el código aduanero, el cual debe figurar en el packing list.

La etiqueta “Made in Spain” debe estar en un lugar visible. Una etiqueta que haga referencia al CEE, espacio económico europeo, no es considerada válida.

Si el producto se vende por lotes, la etiqueta “Made in Spain” debe estar pegada sobre cada artículo – puede ser que exijan que esté incluso en cada unidad de producto - y no solo sobre el embalaje principal.

Las fechas de producción y caducidad deben estar impresas por el fabricante sobre el contenido original y los productos deben llegar al país antes haber alcanzado la mitad de su vida útil aunque éste último punto se va relajando.

No obstante dada la amplia casuística y frecuentes modificaciones normativas, se recomienda se compruebe la normativa exigida tanto con el importador como con alguna empresa certificadora de producto autorizada.  

Prohibiciones de importación  Se mantienen prohibiciones de importación por consideraciones de seguridad nacional y seguridad pública, morales y religiosas, así como para cumplir las obligaciones impuestas por los convenios internacionales y las resoluciones de las Naciones Unidas para la imposición de sanciones.

A nivel de 8 dígitos, hay 92 líneas arancelarias sujetas a una prohibición de importación: los productos abarcados son, entre otros, los estupefacientes, las bebidas alcohólicas, los animales vivos de la especie porcina y sus productos, los artículos de segunda mano y los cigarrillos electrónicos

Las prohibiciones temporales de importación basadas en consideraciones sanitarias y fitosanitarias se notifican a la OMC, según las autoridades.

De conformidad con los convenios de Basilea y Rotterdam y la Convención de Viena, las importaciones de desechos plásticos reciclados están sujetas a restricciones. Las importaciones de sustancias que agotan la capa de ozono también están sujetas a restricciones de acuerdo con el Protocolo de Montreal.

La solicitud debe ir acompañada de un certificado de la CITES expedido por el país de exportación o reexportación.

Como autoridades competentes en la regulación de las importaciones saudíes están la SASO, que fija los estándares de calidad y regula los certificados y procedimientos a la hora de importar la gran mayoría de productos, así como su homóloga del GCC, que es la GSO. La SFDA, responsable de regular la importación de alimentos, cosméticos, medicamentos y material médico. Y la Comisión para la Comunicación y Tecnologías de la Información, responsable de las importaciones de productos y servicios relacionados con las telecomunicaciones e IT.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Aranceles consolidados en la OMC

Con la excepción de los productos prohibidos enumerados en su lista, todas las líneas arancelarias de la Arabia Saudí están consolidadas. El promedio aritmético de los aranceles consolidados es el 11,0%, siendo el promedio aritmético de los aranceles aplicados del 6,3%.

Los tipos consolidados más elevados son los que gravan el tabaco y los productos del tabaco. La diferencia menor se da en los productos de las industrias químicas.

Aranceles NMF “nación más favorecida” aplicados

Arabia Saudí concede como mínimo un trato NMF a todos los países y territorios con los que comercia.

Arabia Saudí aplica el Arancel Externo Común del CCG. En virtud del principio de "puerto de entrada único", los productos importados en la Arabia Saudí (o en cualquier otro Estado del CCG) y destinados a otro mercado del CCG únicamente están sujetos a derechos de aduana en el primer punto de entrada en el CCG.

La nomenclatura arancelaria se basa en el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA) y se establece a nivel de 8 dígitos. La nomenclatura actual refleja la quinta modificación del SA (SA 2012). Cabe consultar la base de datos on line de aranceles.

En los últimos cinco años los aranceles NMF aplicados apenas sufrieron cambios; las modificaciones del Arancel obedecen principalmente a cambios en la nomenclatura o los códigos arancelarios (por ejemplo, la división o la fusión de líneas).

El Arancel de 2015 comprende 7.325 líneas a nivel de 8 dígitos: el 11% de ellas están libres de derechos y el 79,8% están sujetas a un tipo del 5%. No hay líneas arancelarias sujetas a contingentes arancelarios ni a tipos "de puro estorbo".

El promedio aritmético de los tipos arancelarios NMF aplicados fue del 5,2% en 2015, el mismo que en 2011. Sobre la base de la definición de la OMC, el promedio de los tipos aplicados para los productos agropecuarios fue del 5,9% en 2015, frente al 6,1% en 2011; para los productos no agropecuarios, el promedio de los tipos aplicados fue del 5,1%, frente al 5,0% en 2011.

Tipos preferenciales

Otorga aranceles preferenciales a los países con los que ha concluido acuerdos de libre comercio. Con la excepción de las bebidas alcohólicas y la carne de porcino y sus productos, que están prohibidos por motivos religiosos, las importaciones que se ajusten a las normas de origen preferenciales aplicables a los Estados miembros del Consejo de Cooperación del Golfo y la PAFTA están exentas de derechos.

En cuanto a las importaciones procedentes de Singapur, 6.750 líneas están libres de derechos desde el 1º de abril de 2015.

Por lo que se refiere a las importaciones procedentes de los Estados miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio, 6.535 líneas están libres de derechos desde el 1º de julio de 2015.

Arabia Saudí no concede tipos arancelarios preferenciales a las importaciones procedentes de países menos adelantados.

Exenciones arancelarias

En virtud de la Ley de Industria Común del CCG, Arabia Saudí otorga exenciones arancelarias a las importaciones por inversores nacionales y extranjeros de materias primas, maquinaria, equipo y sustancias semielaboradas necesarias para la producción industrial.

También se exime de los derechos de aduana a los inversores en el sector minero, con independencia de su nacionalidad.

Las autoridades indican que en Arabia Saudi no está en vigor ningún sistema de devolución de aranceles.

Otros 

El Consejo de Ministros es la autoridad que fija y puede modificar los aranceles aduaneros.

Arabia Saudí no ha aplicado nunca medidas compensatorias o de salvaguardia. 

Al margen de la Ley de Aduanas Común de los Estados del Consejo de Cooperación del Golfo, Arabia Saudí no dispone de legislación relativa al establecimiento de zonas francas o zonas económicas francas. Instituciones tales como Ciudades Económicas o polígonos industriales son otra cosa. Las autoridades afirman que no se han creado zonas francas en Arabia Saudí.  

En 2017 se han incrementado algunas tasas que tienen que pagar los ciudadanos y algunos aranceles a la importación. Se han reducido algunos subsidios al consumo. El Ministry of Finance (Saudi Customs) informó en enero 2017) que los incrementos de las tarifas aduaneras del 6,5% al 25% (200% para el tabaco) se empezaban a aplicar a más de 500 productos. Desde 22/1//2017 se dispone de una lista (en inglés) de 189 productos (anteriormente exentos o con tarifa reducida) a los que se está aplicando los aumentos.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Normas y prescripciones técnicas. Competen a la Organización de Normalización, Metrología y Calidad de Arabia Saudí, conocida como SASO.

Entre el 2012 y 2015 SASO notificó 640 reglamentos técnicos y procedimientos de evaluación de conformidad a la OMC abarcando productos tales como alimentos y bebidas, productos químicos de consumo, equipo eléctrico, tuberías plásticas y vehículos automóviles. En las notificaciones normalmente se específica un plazo para la formulación de observaciones de, al menos, 60 días y una fecha de adopción propuesta.

Las autoridades también presentaron varias adiciones, en las que se ofrecía más información sobre la adopción, la entrada en vigor, la prórroga del plazo para la formulación de observaciones y el contenido del texto definitivo de medidas OTC notificadas con anterioridad.

Varios países comunitarios y la propia representación de la UE en Riad han expresado su preocupación por los reglamentos técnicos saudíes relativos a revestimientos cerámicos, vehículos automóviles, juguetes y bebidas energéticas.

Cualquier parte interesada puede presentar a la SASO propuestas de normas nacionales. Todas las normas, los reglamentos técnicos y los procedimientos de evaluación de la conformidad en proyecto se ponen a disposición del público en el sitio Web de la SASO durante 60 días como mínimo para que se formulen observaciones al respecto. Cuando la Junta Directiva de la SASO aprueba una norma propuesta, suele transcurrir un período de seis meses entre su publicación definitiva y su entrada en vigor. Los comités técnicos formulan recomendaciones a la Junta Directiva de la SASO sobre el carácter voluntario u obligatorio de las normas. Según las autoridades saudíes, los criterios para la adopción de una norma obligatoria se basan en el cumplimiento de objetivos legítimos como son la protección de la salud, la inocuidad, la seguridad nacional, el derecho islámico y el medio ambiente. A principios del 2016 había 1.820 reglamentos técnicos, de los cuales 516 se adoptaron entre 2012 y 2015. El incremento en el nñ.umero de reglamentos es vertiginoso y su discutible gestión está dañando el flujo de importaciones y el suministro al mercado interior.

En virtud de la Directiva Técnica, SASO debe tomar en consideración las normas internacionales pertinentes como base para la preparación de las normas y los reglamentos técnicos saudíes, a menos que las normas internacionales sean un instrumento ineficaz (por ejemplo, por factores climáticos o geográficos) o inadecuado para lograr los objetivos legítimos deseados (debido a su incompatibilidad con el derecho islámico, por ejemplo). A fines de 2015 había 28.924 normas nacionales en vigor. Según las autoridades, el 90% de las normas saudíes son conformes a las normas internacionales, y un 10% se han elaborado/modificado para adecuarlas a situaciones específicas de Arabia Saudí.

La Organización de Normalización del Golfo (GSO) tiene el mandato de establecer y armonizar las normas y los reglamentos técnicos en los Estados miembros del CCG. Las normas aplicables a todos los países del CCG pueden ser propuestas o iniciadas por una entidad representante de un Estado miembro, y son elaboradas por las comisiones técnicas de la GSO. En líneas generales, las normas de la GSO se basan en normas internacionales. Cuando se aprueba una norma de la GSO, todos los Estados miembros del CCG pueden incorporarla a su norma nacional mediante sus procedimientos jurídicos internos. Según las autoridades, Arabia Saudí solo elabora normas y reglamentos técnicos a escala nacional cuando hay una necesidad apremiante. Al final de 2015, el 55% de las normas sauditas vigentes se habían adoptado a partir de normas del CCG.

En cuanto a los dispositivos médicos/productos sanitarios, se aplica el Reglamento provisional sobre los dispositivos médicos a los fabricantes, los representantes autorizados de fabricantes extranjeros, los importadores y los distribuidores. Dicho Reglamento abarca todos los dispositivos médicos y sus accesorios, las lentes de contacto y el equipo quirúrgico láser para fines cosméticos (no médicos) y sus accesorios. Los distribuidores, importadores y representantes autorizados de dispositivos médicos deben obtener una licencia expedida por la SFDA; y los dispositivos médicos deben contar con una autorización de la SFDA antes de entrar en el mercado de Arabia Saudí.

Los productos sujetos a reglamentos técnicos deben cumplir los reglamentos pertinentes antes de ser comercializados. La SASO puede otorgar un certificado de conformidad o, en el caso de los productos que cumplan las normas y los reglamentos técnicos, una licencia de uso de la marca de calidad. El sistema de marca de calidad es voluntario y se aplica a las mercancías de producción nacional o importadas.

Todos los envíos de bienes de consumo importados deben ir acompañados de un "certificado de conformidad para los productos básicos que se exporten al Reino de Arabia Saudí", o pueden ser objeto de muestreo aleatorio en el puerto de entrada para realizar pruebas de laboratorio a fin de comprobar la conformidad antes de su despacho de aduana. El certificado de conformidad puede ser expedido por un organismo acreditado de certificación o un laboratorio acreditado como tercero. Arabia Saudí reconoce los organismos de certificación acreditados por el organismo de acreditación del país exportador, siempre que el organismo de acreditación sea miembro del Foro Internacional de Acreditación (IAF), y acepta los certificados expedidos por estos organismos.

Los textos de los reglamentos técnicos, normas y procedimientos de evaluación de conformidad ya aprobados por la Junta Directiva de la SASO pueden consultarse en el Centro de Información de dicha organización. Para conocer cuales son las normas técnicas exigidas en Arabia Saudí para un producto concreto habría que consultar la base de datos, en árabe o inglés, de SASO.

http://www.gso.org.sa/standards/public/standardsList.seam

http://www.saso.gov.sa/en/eservices/Pages/standardSearch.aspx

http://wasif.saso.gov.sa/Pages/User/Default.aspx

Indicando, por ejemplo, que lo que se busca “edible oil” o “olive oil” aparecen los archivos con las normas aplicables.

ttp://wasif.saso.gov.sa/Pages/User/SearchResults.aspx?searchkey=edible%20olive%20oil

Una vez identificadas las normas se deben comprar - no las dan de modo gratuito ni siquiera en papel - mediante VISA o Master Card. Podría también comprarlas la Ofecomes Riad con fondos ICEX

Arabia Saudí ha firmado acuerdos de reconocimiento mutuo con Alemania, Argentina, China, Egipto, Filipinas, Indonesia, Jordania, Malasia, Pakistán, Corea del Sur, Singapur, Sudáfrica, Túnez y Turquía.

Las etiquetas deben figurar en árabe además de en cualquier otro idioma, aunque puede autorizarse, en casos concretos y con fines de comercialización de prueba, un número reducido de productos etiquetados en inglés solamente. Al tratarse de un país islámico, Arabia Saudi tiene prescripciones estrictas en materia de marcado y etiquetado para los productos cárnicos y avícolas; por ejemplo, que el animal haya sido sacrificado con arreglo a los procedimientos islámicos ("halal").

Medidas sanitarias y fitosanitarias

El Organismo de Productos Alimenticios y Farmacéuticos de la Arabia Saudita (SFDA) es el organismo nacional encargado de las notificaciones y el servicio nacional de información para las cuestiones sanitarias y fitosanitarias en la OMC. El SFDA es la autoridad competente para los productos alimenticios y los piensos (incluidos los productos de origen animal destinados al consumo humano, por ejemplo la carne de mamífero y la carne de aves de corral), los medicamentos y los dispositivos médicos; el Ministerio de Agricultura es la autoridad competente para los animales vivos, los productos del reino animal, los vegetales y los productos vegetales.

Entre los años 2012 y fines de 2015 Arabia Saudí notificó a la OMC 134 medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) ordinarias y 33 MSF de urgencia. Arabia Saudí consideró que para 55 las medidas notificadas había una norma internacional pertinente, y que dichas medidas estaban de conformidad con la norma correspondiente. Excepto las notificaciones de medidas de urgencia, casi todas las notificaciones establecían un plazo de 60 días para que el público presentara observaciones; para las restantes notificaciones, las autoridades competentes consideraron que no procedía o no era práctico prever un plazo para la presentación de observaciones. Durante el período objeto de examen las autoridades presentaron además varias adiciones que aportaban más información sobre las MSF notificadas previamente. Desde el último examen se han debatido en el Comité MSF preocupaciones relativas a las condiciones para la importación de aves de corral.

En los últimos años Arabia Saudi mantuvo la prohibición de importar carne de bovino, de ovino, de caprino y de aves de corral y sus productos procedentes de varios interlocutores comerciales debido a diversos motivos.

Arabia Saudi es miembro de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y de la Comisión del Codex Alimentarius, y parte contratante de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF). En lo que respecta a los animales y los vegetales y a sus productos, la Ley de Cuarentena Veterinaria y la Ley de Cuarentena Fitosanitaria armonizan las medidas sanitarias y fitosanitarias a nivel del CCG; los reglamentos de aplicación pertinentes especifican los detalles para su aplicación en Arabia Saudi.

Arabia Saudi mantiene acuerdos bilaterales sobre cuestiones sanitarias y fitosanitarias con Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Gibouti, Emiratos Árabes Unidos, los Estados Unidos, Etiopía, Francia, India, Irlanda, Kenia, los Países Bajos, Pakistán, Sudán y Turquía.

Todos los productos alimentarios, incluidos los importados, deben cumplir los requisitos generales establecidos en la Ley de Productos Alimenticios, además de requisitos específicos en función del producto de que se trate.

Los animales vivos y de productos de origen animal, incluidos los productos animales, los despojos, el forraje y las preparaciones biológicas de origen animal, procedentes de cualquier lugar fuera del CCG deben ir acompañadas de permisos de importación del Ministerio de Agricultura.

Todas las importaciones de animales vivos y de productos de origen animal procedentes de Estados no miembros del CCG deben permanecer en cuarentena en el punto de entrada durante un período de 21 a 30 días, dependiendo de las enfermedades y de los países exportadores de que se trate. Los animales importados para sacrificio o para reproducción se pueden transportar al destino final si van acompañados de toda la documentación exigida y no hay sospecha de que tengan una enfermedad epizoótica o contagiosa. La importación de esperma para la inseminación industrial, de fetos y de huevos de gallina para incubación también se autoriza, sujeta a muestreos y pruebas.

Además de obtener un registro comercial, los importadores de productos alimenticios deben inscribirse en el SFDA y especificar los productos que importan. Todas las importaciones de productos alimenticios y animales para consumo humano están sujetas a la obtención de permisos de importación expedidos por el SFDA. Todos los envíos de carne de mamífero y carne de aves de corral importada deben ir acompañados de un certificado halal y de un certificado que especifique que el animal ha sido sacrificado según las normas islámicas, además de la documentación que generalmente se necesita para el despacho aduanero.

Las importaciones de carne de mamífero y carne de aves de corral deben proceder de establecimientos incluidos en la lista que mantiene el SFDA. Esta lista se puede consultar por rama de producción o por país. Los establecimientos que quieran suministrar carne de mamífero y carne de aves de corral a Arabia Saudí deben solicitar la aprobación del SFDA, que lleva a cabo una evaluación que incluye una auditoría in situ. Si el resultado de la evaluación es satisfactorio, el SFDA concede un certificado de aprobación para el establecimiento en cuestión; el certificado de aprobación tiene una validez de cinco años y es renovable. Los derechos de inspección y de aprobación corren a cargo de los distintos establecimientos. Desde el 9 de marzo de 2014, el SFDA delega la aprobación de establecimientos de la lista a la autoridad competente del país exportador, siempre que ésta firme actas bilaterales con el SFDA y garantice el cumplimiento de las normas de la GSO. Las autoridades indicaron que la delegación de esta tarea a la autoridad competente del país exportador es una medida de facilitación del comercio que se ha notificado a la OMC.

En relación con los límites máximos de residuos (LMR) de plaguicidas, Arabia Saudí implementa las normas saudíes y las del CCG. Si estas no establecen un LMR, se debe hacer referencia a la norma del Codex Alimentarius; si ni las normas saudíes, ni las del CCG ni las del Codex indican un LMR, se puede hacer referencia a normas de la UE o de Estados Unidos: la que tenga el límite más bajo.

Todas las importaciones de productos alimenticios están sujetas a inspección en los puestos de inspección fronterizos, donde se realizan controles de la documentación, del tipo de producto y físicos. De ser necesario, los alimentos importados se pueden enviar a un laboratorio autorizado para realizar más ensayos; en estas situaciones, las importaciones se retendrán indefinidamente hasta que se tome la decisión definitiva. Las autoridades informaron de que, en caso de que se cumplan las condiciones, la aduana suele despachar los alimentos importados en un día.

El Sistema de alerta rápida para alimentos del CCG (GRASF) permite a las autoridades encargadas de alimentos y piensos de los países miembros del CCG intercambiar información sobre riesgos directos o indirectos para la salud de los consumidores. Las autoridades consideran que el GRASF funciona de manera similar al Sistema de Alerta Rápida para los Productos Alimenticios y los Alimentos para Animales de la Unión Europea.

En virtud de la Ley de Cuarentena Fitosanitaria del CCG y su Reglamento de aplicación en la Arabia Saudí, las prescripciones fitosanitarias se aplican a los siguientes productos: vegetales, productos vegetales, organismos beneficiosos y artículos reglamentados. Se prohíbe la importación de todos los vegetales y productos vegetales contaminados con plagas que figuren en la "lista refundida aprobada de plagas del CCG". El Ministerio de Agricultura publica la lista en su portal y está facultado para modificarla. Se prohíbe también la importación de todos los tipos de palmas y sus derivados (excepto los dátiles) y de plantas y productos anestésicos o venenosos. Tampoco se pueden importar en Arabia Saudí suelos naturales y abonos naturales orgánicos.

Los importadores de vegetales y productos vegetales tienen que solicitar permisos de importación que expide el Ministerio de Agricultura. Para solicitarlo, los importadores deben presentar un certificado fitosanitario y un certificado de país de origen expedido por el país exportador. Normalmente se tarda tres días en procesar la solicitud y expedir un permiso de importación. Las autoridades informaron de que no se rechazó ninguna solicitud de permiso de importación durante el período de examen.

Todas las importaciones de vegetales y sus productos deben ser inspeccionados en el punto de entrada en Arabia Saudi. No se imponen derechos de inspección u otras cargas de tratamiento a las importaciones de vegetales y productos vegetales, aunque el Reglamento de aplicación de la Ley de Cuarentena del CCG prevé la posibilidad de aplicar dichas cargas. Se pueden tomar muestras de los envíos sospechosos y enviarlas a un laboratorio para realizar más análisis. En la práctica, un análisis de laboratorio tarda de dos a siete días; los costos de estas pruebas corren a cargo de las autoridades o del importador, en función de la especie de vegetal que se importe. Según el resultado de las pruebas, las importaciones serán sometidas a tratamientos de cuarentena, reexportadas o destruidas.

Se acaba de promulgar la Ley de Agricultura Ecológica. El Departamento de Agricultura Ecológica, inscrito en el Ministerio de Agricultura, mantiene y actualiza periódicamente una lista positiva de insumos y sus características (incluidos abonos, acondicionadores de suelos, materiales fitosanitarios, aditivos alimentarios, etc.) que son conformes a la Ley. Los productos agropecuarios (incluidos productos frescos y elaborados y los insumos de producción agrícola para actividades agrícolas ecológicas) que sean conformes a la legislación saudí sobre agricultura ecológica se pueden comercializar como "ecológicos", con el logotipo nacional saudí para productos agrícolas ecológicos o para los insumos de producción ecológica. Los productores de productos ecológicos tienen que someterse al menos una vez al año a controles de cumplimiento realizados por organismos privados designados por el Departamento y pueden ser eliminados de la lista de productores autorizados si durante estos controles se detectan infracciones graves. Según las autoridades, los productos importados también se pueden comercializar como "ecológicos" siempre que cumplan los requisitos establecidos en la ley y sean aprobados por el Departamento.

Las importaciones de alimentos modificados genéticamente deben acompañarse de un certificado emitido por la autoridad competente del país exportador en el que se confirme que el consumo del alimento en cuestión está autorizado en el país de origen. En las etiquetas de los alimentos modificados genéticamente deben indicarse todos los ingredientes (sistema de etiquetado positivo). Arabia Saudí prohíbe la importación de dátiles, semillas, plantones y plantas ornamentales modificadas genéticamente.

Prescripciones en materia de marcado, etiquetado y envasado

La SASO está a cargo de establecer prescripciones en materia de marcado, etiquetado y envasado. 

En junio de 2007, en el CCG, se aprobaron dos nuevas normas sobre etiquetado y plazo de caducidad de los productos alimenticios, que eliminan la antigua obligación de que, al llegar al puerto de entrada del CGG, los productos deben mantener como mínimo la mitad de su tiempo de conservación. 

Además, el tiempo de conservación obligatorio se estipula actualmente sólo para los productos alimenticios perecederos y los alimentos infantiles, mientras que las normas de conservación voluntarias se aplican a los demás productos alimenticios.

Las etiquetas deben figurar en árabe y, además, en cualquier otro idioma, aunque puede autorizarse, en casos concretos y con fines de comercialización de prueba, un número reducido de productos etiquetados solamente en inglés.

En las etiquetas de los productos alimenticios ha de figurar el nombre del producto, las fechas de producción y caducidad, el país de origen, el nombre y dirección del fabricante, el peso neto en unidades del sistema métrico, la lista de ingredientes y aditivos por orden decreciente de importancia, la identificación del lote y las instrucciones de conservación y uso (cuando proceda).

Al tratarse de un país islámico, Arabia Saudí tiene prescripciones estrictas en materia de marcado y etiquetado para la carne y los productos avícolas, por ejemplo, que el animal haya sido sacrificado con arreglo a los procedimientos islámicos ("Halal"), cuando sea necesario.  La carne envasada, fresca y congelada, incluida la de aves de corral, debe llevar etiquetas en las que figure la siguiente información: etiquetado en dos idiomas, uno de los cuales debe ser el árabe, país de origen, fechas de producción (sacrificio o congelación) y de caducidad, incluido el nombre del mes,  tiempo de conservación del producto,  peso neto en unidades métricas  y designación del producto.  En el caso de la carne preparada y envasada, incluida la de aves de corral, deben indicarse las fechas de producción y de caducidad así como el peso neto del producto.

La Saudi Food and Drug Authority (SFDA) es el organismo a cargo de asegurar la seguridad del consumo de medicamentos y productos alimenticios para humanos y animales.

En el caso de maquinaria y vehículos, se requiere un servicio post-venta de reparaciones y suministro de repuestos.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

No se conocen barreras de entrada, de hecho o de derecho, a los servicios españoles, excepto aquellos que puedan contrariar las costumbres y creencias religiosas locales.

Respecto a  las barreras a la entrada de bienes:

+ Desde mediados de 2017 se ha levantado la prohibición sanitaria a importar tanto carne de vacuno, ovino y caprino como sus productos elaborados.  Asimismo, desde finales de enero de 2020 se ha levantado la prohibición de la importación de animales vivos de especies ovina, bovina y caprina.

+ La importación del cerdo y sus derivados está prohibida por motivos antropológicos, religiosos.  

+ Recientemente la SFDA ha establecido un estándar (orientativo por ahora) que exige para un importante número de productos alimenticios, como por ejemplo las aceitunas en conserva o las almendras tostadas y saladas, su transporte en contenedores que aseguren que la temperatura no exceda los 30ºC.

+ La nueva regulación de plásticos de Arabia Saudí obliga al uso de materiales oxobiodegradables (también llamados oxodegradables) y a la obtención de una licencia por parte de la SASO. Esto perjudica las exportaciones europeas, ya que la UE ha prohibido el uso de dichos materiales. De momento, los oxo se encuentran en la primera fase, afectando a cuatro tipo de productos: bolsas de la compra, bolsas de basura, bolsas de alimento de animales y manteles.

+En junio de 2019 se ha puesto en marcha SABER, la nueva plataforma para su programa de certificación SALEEM, que abarca múltiples industrias y sectores. Otros elementos relativos a la regulación técnica introducidos recientemente son el “Quality Mark” (se obtiene por 3 años) y el “Certificate of Conformity” (válido para un año). La UE no lo considera una barrera técnica, al ser erga omnes, pero está creando dificultades enormes en distintos sectores. En el de revestimientos cerámicos ha supuesto la práctica paralización de nuestras exportaciones al mercado saudí.

+ Otras barreras que figuran en el Portal de Barreras atribuidas a Arabia Saudí:
  • Restricciones a la inversión extranjera
  • Retrasos e impagos: afectan a sectores como infraestructuras o educación. Son crecientes y duraderos. La perspectiva es que vaya a peor.
  • Resolución de contenciosos: aunque en los últimos años se han hecho progresos, los litigios todavía consumen una gran cantidad de tiempo. La seguridad jurídica saudí es asimétrica.
  • Documentación requerida para la exportación: certificado original de la Cámara de Comercio, factura original triplicada, etiqueta irremovible que muestre país de origen, documentos que certifiquen cumplir con requerimientos sanitarios, certificados de conformidad...

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex