Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

La mayoría de las mercancías pueden ser importadas libremente, si bien ciertos productos agroalimentarios, farmacéuticos y artículos textiles, así como mármol y granitos acabados requieren la obtención de una licencia expedida por el Ministerio de Comercio tailandés (www.moc.go.th).

Despacho de aduanas

Cuando un embarque llega a Tailandia, los importadores están obligados a presentar una declaración de mercancías y los documentos justificativos de las importaciones a la Oficina de Aduanas en el puerto de entrada. No se considera que los embarques de importación hayan entrado legalmente en Tailandia hasta que el envío haya llegado al puerto de entrada y la entrega de las mercancías haya sido autorizada por la Aduana. Además, los derechos e impuestos aplicables tienen que haber sido pagados. El examen y la liberación de la carga importada es responsabilidad del importador.

Identificación del importador 

Todos los importadores deben registrarse en el sistema de E-customs para poder entrar en el sistema de liberación de importaciones. Hay que registrarse en la Subdivisión de Registro y Privilegios Aduaneros (Registration and Customs Privileges Sub-Division), y en la Oficina de Procesos Aduaneros y Departamento de Valoración Estándar (Customs Procedures and Valuation Standard Bureau) o la División de la Administración General de las Oficinas de Aduanas.

Se puede encontrar más información sobre E-Customs en la página web:

www.customs.go.th/wps/wcm/connect/custen/e-customs/e-customs

Cabe destacar que se otorga trato preferencial a las empresas que posean la tarjeta dorada (gold card). Por ejemplo, en virtud del  sistema, se exime a los titulares de tarjetas doradas de toda inspección de las mercancías, salvo las aleatorias. Para obtener la tarjeta, la empresa debe con un capital registrado superior a 5 millones de bahts, haber estado exportando o importando en los tres últimos años y ser miembro de la Federación Tailandesa de Industrias o la Cámara de Comercio Tailandesa.

Para obtener más información sobre la tarjeta dorada se puede consultar la siguiente página web: http://www.customs.go.th/wps/wcm/connect/custen/traders+and+business/customs+incentive+schemes/gold+card+scheme/gold+card+scheme

 

Documentos

Los documentos mínimos necesarios para la liberación de las importaciones son:

(1) Declaración de Importación (Documentos electrónicos)

(2) Conocimiento de Embarque (B / L) o Guía Aérea

(3) Factura (Documentos electrónicos)

(4) Lista de embalaje

(5) Licencia de importación (si procede)

(6) Certificados de origen (si procede)

(7) Otros documentos pertinentes, tales como catálogos, ingredientes del producto, etc.

Declaración y proceso de liberación

En el marco del sistema e-Import, no se necesita que las partes interesadas presenten documentos en papel. Todos los datos se enviarán por vía electrónica del sistema informático del importador al sistema informático del departamento de aduanas a través de ¨Gateway Provider¨.

En general, la declaración y el proceso de liberación incluye 4 etapas:

1) Transmisión y / o presentación de la declaración: La primera etapa del proceso de liberación de las importaciones consiste en completar una Declaración de Importación y remitirlo a la Aduana. Antes de la llegada del barco o en el momento de la llegada, la empresa /agente de shipping remite un informe de la llegada del buque, y se manifiesta en el sistema informático de la Aduana. Si no hay error, el informe del número de llegada del buque se genera automáticamente en el sistema y el mensaje de respuesta se remite a la empresa o agente de shipping. Cuando el barco llega al puerto o lugar de entrada, el corredor de Aduanas introduce la Declaración de Importación en el sistema informático aduanero.

2) Revisión y Verificación de la Declaración: La segunda etapa es la de verificación y comprobación de la Declaración y toda la documentación presentada por el importador. Una vez más, el sistema informático aduanero valida los datos y emite una Declaración y números de pago en relación con el pago electrónico (e-payment). Además, el sistema de selectividad de perfil valida los datos transmitidos y clasifica la declaración de mercancías en dos categorías: Línea Verde y Línea Roja.

3) Pago de Derechos de Importación e Impuestos: La tercera etapa es el pago de derechos e impuestos y/o garantía. En este momento hay dos opciones para el pago de derechos e impuestos de importación: el pago en el Departamento de Aduanas o el pago a través del sistema de pago electrónico.

4) Inspección y liberación del embarque: La última etapa consiste en inspeccionar y, finalmente, liberar el embarque de la custodia de Aduanas. El importador presenta la Declaración verificada junto con el recibo de pago en los almacenes apropiados para la liberación de mercancías. En esta etapa, los datos del embarque se revisan con los criterios de selectividad predeterminada para indicar si la Declaración está en Línea Roja (requiere comprobación física completa) o Línea Verde (permiso de liberación). El estado del embarque se proporciona tanto a la Autoridad Portuaria como al corredor de Aduanas. En los casos en que los criterios de selectividad predeterminada indican que la carga está en Línea Roja, la Autoridad Portuaria saca el contenedor con las mercancías para la inspección física por la Aduana antes de la liberación del embarque.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

 El arancel tailandés utiliza la nomenclatura del Sistema Armonizado.

La mayoría de los derechos arancelarios son ad valorem, sobre el valor CIF en aduana, aunque en algunos casos sean específicos (calculados por unidad, volumen o peso) y en otros se acumulen derechos ad valorem y específicos. Con el fin de cumplir con los compromisos de la Ronda Uruguay del GATT, el gobierno tailandés introdujo sustanciales rebajas arancelarias a partir del 1 de enero de 1995.

En la actualidad, y con escasas excepciones (sobre todo, algunos productos agrícolas sin procesar), todos los productos están sujetos a unos derechos de entre el 0% y el 30%. Existen, en general, seis categorías:
• 0% para equipos (por ej., médicos) de uso público y fertilizantes.
• 0% - 5% para materias primas sin elaborar y componentes electrónicos.
• 10% para productos intermedios;
• 20% para productos acabados;
• 30% para productos especiales;
• Artículos sujetos a un régimen especial (punto 4.3.1).

Para que se apliquen los aranceles establecidos para países OMC, los productos tienen que presentar un certificado de origen.

A efectos de valoración, se toman en consideración los datos disponibles en facturas y otros documentos conexos (país de origen, cantidad, valor de las mercancías...). Tailandia usa los precios CIF (costo, seguro y flete) de los productos importados como base para la valoración en aduana. Los aranceles son calculados multiplicando el valor CIF de los bienes por su correspondiente tarifa arancelaria. El Departamento de Aduanas acepta el valor declarado que figura en la factura como valor de transacción a menos que tenga motivos para creer que es inapropiado; en este caso, las autoridades aduaneras pueden reevaluar el valor de las mercancías.

Cuando surge una diferencia en relación con el valor de un producto, el importador puede presentar un recurso ante el Departamento de Aduanas en un plazo de 30 días contados desde la recepción de la notificación de la valoración de los funcionarios de aduanas. El Comité de Apelación de las Aduanas se encarga de las decisiones relativas a toda discrepancia sobre valoración entre las Aduanas y el importador. Si la decisión del Comité no es satisfactoria, las partes pueden plantear sus diferencias en el Tribunal Fiscal, donde se inicia un proceso judicial si el Fiscal General considera que existen pruebas suficientes que justifican el examen del caso.

Para información sobre aranceles o estadísticas, se puede consultar la web de la Dirección General de Aduanas: www.customs.go.th.

Para más información sobre los acuerdos comerciales, consultar la página web: www.thaifta.com. 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

En Tailandia, los productos y servicios comercializados deben de cumplir con una serie de requisitos y homologaciones.


1.- Productos industriales:
El Instituto de Estándares Industriales de Tailandia (TISI, Thailand Industrial Standards Institute) es un ente perteneciente del Ministerio de Industria de Tailandia. Su labor es generar normativas referentes a los productos industriales. Asimismo, es responsable de gestionar y controlar las normas técnicas, el programa de certificación nacional tailandés y de autorizar el uso del símbolo de calidad TISI en los productos nacionales.

2.- Productos agroalimentarios, farmacéuticos y cosméticos:
La Administración de Alimentos y Drogas (FDA, Food and Drug Administration), organismo dependiente del Ministerio de Salud Pública, está encargado de la regulación de los alimentos, narcóticos, aparatos y equipos médicos; cosméticos y material peligroso.
Este organismo exige una licencia de importación y certificados sanitarios pertinentes, si procediese, para poder importar las variedades de productos anteriormente citadas. En concreto, la gran mayoría de productos necesitan cumplir con ciertos requisitos previos a la importación (Pre-Marketing control) como la obtención de una licencia de importación, registro de productos, aprobación de etiquetados y publicidad.

3.- Productos alimenticios:
El Departamento de Desarrollo Pecuniario (DLD, Department of Livestock Development), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, es responsable de la seguridad alimentaria.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Desde 1982, Tailandia es parte contratante del GATT, lo que supuso una liberalización en su comercio exterior. Sin embargo, ha impuesto importantes obstáculos para la importación de productos o para la implantación para la prestación de servicios en algunos sectores con intereses europeos y españoles.

En cuanto a las barreras comerciales cabe señalar las crestas arancelarias que afectan a productos agroalimentarios, que están además sujetos a numerosas barreras no arancelarias (licencias, protocolos y otros requisitos). Además algunas prácticas aduaneras irregulares y/o arbitrarias ocasionan incertidumbre, trámites excesivos y costosos y una constante "negociación" y alerta que dificulta la exportación de los productos más sensibles. Los ejemplos más destacados son:

• La legislación de la Food and Drug Administration (FDA) es estricta a la vez que sujeta a modificaciones e interpretaciones por las autoridades aduaneras. Esto supone retrasos y costes de obtención de certificados y registros de cosméticos, productos alimentarios, bebidas, productos farmacéuticos y equipos médicos.

Frutas:  La Plant Quarantine Act prohíbe importar las frutas no específicamente autorizadas. Para cada una los inspectores tailandeses han de evaluar el riesgo de plagas, los sistemas de certificación de exportación, desinfectación postcosecha e inspección preembarque, acordando cada protocolo y certificado. Las frutas españolas "no prohibidas" son uva de mesa, aguacate, pera, cereza y granada.  La única para la que se ha logrado acordar (2019) protocolo es la cereza. Se exige tratamiento de frío en tránsito aunque se espera autorizar a empresas que hagan tratamiento de frío previo facilitando asi los envíos aéreos. Los primeros envíos de 2019 fueron exitosos y la fruta fue bien recibida por el mercado, hay buenas perspectivas para la próxima campaña. Para las demás frutas y alguna más que se podría exportar dada la considerable demanda, las solicitudes de inspección fueron retiradas por el MAPA ante escasa prueba de interés exportador. Se está trabajando en reactivarlas y en solicitar otras para aprovechar un posible cambio en este ámbito que pide la COM como paso previo a la negociación del FTA. Se esperan resultados positivos a medio plazo, quizás empezando por uva de mesa. 

• Productos cárnicos: los requisitos dependen del tipo de carne a importar (carne de vacuno/bovino, de ovino o de porcino) y el estado de ésta (fresca, procesada o curada). Las inspecciones previas a la firma de protocolos se han solicitado desde 2012-3 pero aún no se han producido. La potente industria cárnica local influye para que sus autoridades ralenticen estos procesos mientras facilitan la importación de material genético, despojos y proteinas que utilizan como alimentación animal (este es un importante renglón de nuestra exportación). Para 2020, se anuncia una visita de inspección de carne porcina a España tras la cual se espera abrir el mercado. Mientras, se aceptan envíos de embutidos y de jamón de las numerosas empresas autorizadas.

 Bebidas alcohólicas: sportan barreras no arancelarias y elevados impuestos especiales que discriminan a los productos importados frente a los locales.  Además, los países que han negociado ALCs (Australia, Nueva Zelanda, Chile y casi todos los asiáticos) tienen arancel cero mientras los productos españoles y europeos soportan el 60% quedando así en grave desventaja. 

Otras barreras sistémicas afectan a la contratación pública, la implantación para la prestación de servicios y el escaso respeto de la propiedad intelectual.  

• Contratación pública: la legislación incluye preferencia nacional en forma de ventajas en los precios (3-7%), la obligatoriedad de que una empresa local lídere los contratos de suministros (farmaceúticos), servicios y obras, la necesidad de transporte bajo bandera tailandesa o las exigencias de mayoría de personal local en los contratos públicos.  Todos los contratos en los que pujan empresas locales son ganados por ellas.  De manera que la alternativa es asociarse y pujar con un socio local, opción que en tiene ciertas ventajas como algunos inconvenientes.  

• Propiedad intelectual: la legislación sobre propiedad intelectual ofrece escasa protección y su ejecución es deficiente: los procesos son largos y costosos para obtener patentes, no hay sanciones disuasorias y falta transparencia en Aduanas. 

• Restricciones a la inversión y prestación de la mayoría de los servicios (banca, seguros, transporte, telecomunicaciones, comercio minorista y logística, servicios legales y de ingeniería, etc) así como a la propiedad por extranjeros de suelo. Estas restricciones reservan el lucrativo mercado local a las empresas tailandesas quienes están en posición de fuerza con cualquier socio foráneo.    

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Tal y como se ha comentado en el apartado 3.1 algunos productos necesitan licencias de importación. Estas licencias deberán solicitarse en un periodo de tiempo que puede oscilar entre una semana y un mes antes del embarque de la mercancía (en función del tipo de producto del que se trate) y tienen una validez de un mes, prorrogable dos veces. La relación de bienes sujetos a licencia (List of Goods that must be given permission to import) es revisada periódicamente por el Ministerio de Comercio.
La lista de productos que necesitan licencia de importación cambia a menudo mediante Notificaciones del Ministerio de Comercio, por lo que cualquier importador debe comprobar la última Notificación del Ministerio.
La lista actualizada es la siguiente:
1. Medicinas, sal de productos farmacéuticos, y productos farmacéuticos semielaborados
2. Clenbuterol
3. Albuterol o Salbutamol
4. Partes de ropa no terminadas
5. Piedra y mármol
6. Coches de segunda mano
7. Motocicletas de segunda mano
8. Coches de pasajeros de segunda mano
9. Diesel de segunda mano
10. Oro
11. Monedas metálicas
12. Antigüedades
13. Maquinaria que pueda ser usada para infringir las leyes de copyrights de cintas de vídeo o CD
14. Copiadoras de relieve hundido e inserción de color
15. Fragmentos y materiales no usados del plástico
16. Sierras eléctricas
17. Pez martillo que contenga menos del 60% de proteínas


Entre estos cabe destacar algunos productos por su importancia para España, como la piedra y el mármol. A pesar de lo dicho, la actual situación representa una notable reducción respecto a las 75 categorías sujetas a licencia en 1993.
De acuerdo con lo establecido en la Controlling Importation and Exportation Goods Act de 1979, el Ministerio de Comercio puede imponer controles temporales sobre determinadas importaciones como medida para proteger industrias locales objeto de promoción.
Por otra parte, todos los alimentos, farmacéuticos o cosméticos sujetos a licencia han registrarse ante la Food and Drug Administration (www.fda.moph.go.th). Las gestiones las realiza el importador-distribuidor con la información técnica facilitada por la empresa exportadora, y pueden durar algunos meses.

Otras leyes que imponen controles a la importación son:
• El Mineral Act: prohíbe la importación de óxido de tungsteno y estaño en cantidades superiores a dos kilogramos sin el permiso adecuado.
• El Ancient Monuments, Antiques, Objects of Art Act y el National Museum Act: según estas leyes, las antigüedades y objetos de arte no pueden ser importados sin el permiso del Director General of Fine Arts.
• El Armation, Ammunition, Explosives, Fireworks and Imitation Firearms Act: prohibe la producción, compra e importación de armamento, municiones y objetos explosivos, salvo licencia del Ministerio de Interior.
• El Cosmetics Act: todo importador de cosméticos debe indicar varios datos relativos a su lugar de origen y almacenamiento, categoría y composición.


Entre los productos cuya importación está absolutamente prohibida se encuentran:
• Las máquinas de juego que funcionan con monedas o fichas
• Los motores de motocicletas usados
• Los frigoríficos domésticos que utilizan CFC en el proceso de producción
• Los neumáticos usados
• Los troncos y tecas procesadas procedentes de la frontera de las provincias de Tak y Kanchanaburi 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex