Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Sistema arancelario

Taiwán ha adoptado la Standard Classification of Commodities of the Republic of China (CCC), basado en el Sistema Armonizado Internacional (HS, siglas en inglés), con sutiles diferencias. Los aranceles que aplica Taiwán a cada tipo de mercancía quedan regulados por el Customs Import Tariff Regulations. Taiwán clasifica las mercancías de importación en dos categorías:

Artículos que pueden ser libremente importados: El único requisito para la importación es que toda empresa taiwanesa que lleve a cabo actividades de importación o exportación debe estar registrada en el Bureau of Foreign Trade (BOFT) que depende del Ministerio de Asuntos Económicos.

Artículos controlados por el gobierno: Se trata de artículos que necesitan de requerimientos técnicos o sanitarios específicos. Dentro de este grupo, las autoridades taiwanesas distinguen entre:

  • Commodities Entrusted to Customs for Import Examination: mercancías confiadas a las autoridades aduaneras para el examen de importación.
  • Commodities Subject to Import Restrictions: mercancías sujetas a restricciones de importación, como pueden ser cuotas, permisos o licencias. Se distinguen:
    • Productos prohibidos: En esta categoría se incluye cualquier mercancía que ponga en peligro la defensa nacional, la seguridad del país, o el medio ambiente. Entre ellos se encuentran la carnes de vacuno y de porcino (fresca o refrigerada), y todo sus derivados, según el país de importación. 
    • Productos sujetos a permisos de importación: Estos permisos son emitidos por el BOFT. Se trata de algunos tipos de carne o pescado, ciertos productos agrícolas, o productos explosivos.

El arancel aplicado es diferente para cada país. En general el arancel medio consolidado de Taiwán es muy reducido, en torno a un 6 por ciento, en comparación de otros mercados de la región y el porcentaje de productos que están libres de derechos arancelarios es aproximadamente un tercio del total. Como referencia, estos datos son parecidos a los de la Unión Europea. La Dirección General de Aduanas de Taiwán (Directorate General of Customs) clasifica a los países en tres columnas:

  • La primera columna: países miembros de la OMC o países que cuentan con acuerdos comerciales bilaterales con Taiwán. España está incluida en esta columna.
  • La segunda columna: países subdesarrollados, en vías de desarrollo, o países con acuerdos de libre comercio con Taiwán.
  • La tercera columna: el resto de países.

Tras la firma del ECFA, la situación del comercio bilateral con la RPC, tradicionalmente restringido, ha cambiado notablemente. El acuerdo incluye un listado de productos objeto de tratamiento preferencial como exenciones arancelarias o derechos arancelarios preferenciales denominado Early Harvest list. Los productos incluidos en esta lista gozarán de un tratamiento preferencial como exenciones arancelarias o derechos arancelarios preferenciales. Esta lista está compuesta por 539 productos taiwaneses y 237 procedentes de China continental.

En el siguiente link a la Web de la Dirección General de Aduanas de Taiwán se puede comprobar el arancel aplicado para cada producto por código TARIC:

http://eweb.customs.gov.tw 

Despacho de aduanas

Pese a que desde el ingreso de Taiwán en la OMC se han simplificado los procedimientos y los requerimientos técnicos de importación, el despacho de aduanas en Taiwán no es tan ágil como en otros mercados de la región tales como Singapur, Hong Kong o Corea del Sur. Simplificar los procedimientos administrativos y acelerar los trámites burocráticos ayudaría a Taiwán a convertirse en una importante plataforma logística de la región. La Cámara de Comercio Europea en Taiwán, en sus últimos estudios Euroreview, Position Papers, proporciona algunas aclaraciones a este respecto:

La Dirección General de Aduanas parece entender las necesidades de las empresas incorporando prácticas internacionales, mejorando y simplificando regulaciones, sin embargo, una serie de cuestiones están obstaculizando la competitividad de Taiwan. Actualmente todos los productos exportados desde Taiwán con un valor de más de NT $ 50.000 (alrededor de 1.370€) requieren una aprobación escrita por la aduana de exportación. Las aduanas no disponen de servicio 24 horas o en días festivos. Este hecho, dificulta la importación de productos de modo urgente en aeropuertos y puertos. Los procesos administrativos de control en aduanas pueden tomar largos periodos. El modo en que se interpretan las regulaciones de importaciones no es del todo transparente y consistente. En ocasiones, se producen cálculos incorrectos de las valoraciones CIF, sobre todo, en artículos de lujo. Las autoridades no comunican los cambios en las regulaciones de importación con la suficiente antelación, lo que ocasiona que mercancías que estaban en tránsito no cumplan con la nueva normativa cuando llegan a Taiwán.

A continuación se detalla la documentación obligatoria que el exportador debe proporcionar al comprador taiwanés para poder efectuar el despacho en la aduana de importación:

  • Documento Único Administrativo (DUA)
  • Factura comercial: 3 copias en inglés.
  • Packing List: 3 copias en inglés.
  • Certificado de origen: Formulario oficial de la UE emitido por la Cámara Oficial de Comercio correspondiente.
  • Certificado fitosanitario: Para frutas, legumbres, semillas y otros vegetales. Emitido en el puesto de inspección fronteriza por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.
  • Certificado sanitario: Para productos cárnicos. Emitido por un veterinario oficial dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.
  • Certificado de libre venta: Para productos cosméticos. Emitido por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), y visado posteriormente por la Cámara Oficial de Comercio correspondiente. Ministerio de Asuntos Exteriores de España.
  • Tratamiento de embalaje de madera: Todo embalaje de madera que vaya a entrar en el país debe estar tratado, fumigado y marcado según lo previsto en la Publicación número 15 de las Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias (NIMF)
  • Normas de calidad y etiquetado: Un buen número de productos están sometidos a inspección y certificación específicas, en particular, los productos alimentarios, eléctricos o químicos. Para estos productos se deberá adjuntar el correspondiente certificado técnico o de seguridad.
  • Cuadernos C.P.D: Para la importación temporal de ciertos artículos como los destinados a exposiciones, ferias, congresos, o muestras comerciales, Taiwán no es signatario del convenio A.T.A. que permite la utilización de procedimientos simplificados (Temporary Admission), pero se puede usar el cuaderno C.P.D., que tiene iguales condiciones de emisión y uso. Es muy importante que este cuaderno sea sellado por la aduana de salida de Taiwán, de lo contrario, se puede exigir el cobro de los derechos arancelarios como si la mercancía se hubiese quedado en el país como importación definitiva.

En el siguiente link de la Dirección General de Aduanas de Taiwán aparece toda la normativa y regulación vigente para la importación en Taiwán:

http://www.trade.gov.tw/English/

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Aranceles y otras barreras no arancelarias

Taiwán inició la adaptación de sus aranceles a los exigidos en la OMC varios años antes de hacer efectiva su entrada en la organización en 2002. Después de su ingreso, fijó su objetivo en reducir el arancel a 1.021 productos agrícolas y 3.470 industriales. De este modo, el arancel nominal medio pasó del 8,22 por ciento antes del ingreso en la OMC al 6,4 por ciento en la actualidad. El porcentaje baja hasta el 2 por ciento si se ponderan los aranceles por el nivel de importaciones de cada partida. En total, el porcentaje de comercio liberalizado es del 30,5 por ciento, cifra que está al nivel de la media europea.

La isla también se comprometió a adoptar el programa “0 por 0” de la ronda de Uruguay para la retirada de aranceles en equipamiento médico, licores, productos farmacéuticos, equipamiento agrícola, papel, muebles, juguetes, cerveza, acero y equipos de construcción.

Igualmente, desde 2003 la administración taiwanesa redujo el número de productos que requieren permisos de importación por parte del BOFT a 24, y tan sólo a 63 categorías de productos se les impone algún tipo de restricción a la importación.

Por productos, según los datos más recientes publicados por la OMC, los niveles arancelarios medios de Taiwán son los siguientes:

DERECHOS CONSOLIDADOS FINALES
Producto Arancel promedio (%) Productos exentos (%) Producto Arancel promedio (%) Productos exentos (%)
Productos animales 16,4 2,7 Algodón 0,0 100,0
Productos lácteos 15,2 0,0 Petróleo 5,0 8,3
Bebidas y tabaco 16,2 18,0 Textiles 7,5 3,2
Prendas de vestir 11,7 0,0 Café, té 8,4 41,7
Frutas, legumbres, plantas 19,4 9,4 Productos químicos 2,8 26,0
Cereales y otras preparaciones 27,5 4,9 Madera, papel, etc. 0,4 94,3
Cueros, calzado, etc. 5,6 13,3 Máquinas no eléctricas 3,6 28,1
Metales y minerales 3,0 52,5 Máquinas eléctricas 3,5 36,6
Otros productos agrícolas 3,5 60,8 Material de transporte 7,9 26,5
Pescado y sus productos 18,2 4,8 Manufacturas n.e.p. 3,0 39,0
Semillas oleaginosas, grasas y aceites 15,6 54,5 Azúcares y artículos de confitería 49,5 0,0

 

Fuente: OMC

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

El organismo encargado de la inspección y homologación es el Bureau of Standards Metrology and Inspection (BSMI) que depende del Ministerio de Economía. Taiwán se rige por el sistema Taiwan's Chinese National Standards, basado en el sistema de la Comisión Internacional Electro-técnica (IEC, siglas en inglés). Más del 70 por ciento de los estándares establecidos en Taiwán han sido adaptados a las normas internacionales, y la mayoría de los certificados técnicos se aceptan en ingles. Aunque, el certificado CE es comúnmente aceptado para un gran número de productos de origen europeo, existen diferentes productos industriales con la necesidad de doble certificación por parte de la administración local. La normativa sobre regulación e inspecciones para los distintos productos se puede consultar en el siguiente enlace perteneciente a dicho organismo:

http://www.bsmi.gov.tw/

La importación de determinados artículos está sometida a examen por parte de las autoridades del país y requiere de certificados técnicos específicos. Para el registro de productos, en ocasiones, la administración taiwanesa exige que éste se efectúe a través de un intermediario local. La entrada al mercado a través de un socio local o importador será, en estos casos, la única vía factible. Este tipo de procedimiento es común para la importación de algunos tipos de maquinaria.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

El sector agroalimentario está fuertemente protegido por la presión que ejerce sobre la administración las asociaciones sectoriales locales. La existencia de numerosos organismos con competencia sobre la materia dificulta cualquier proceso. Entre estos se establece una especie de rivalidad regulatoria por parcelas de poder, que resulta en una modificación constante de la regulación. Los principales organismos con competencia regulatoria son los siguientes:

  • La autoridad de inspección y cuarentena de productos de origen animal no procesados es del Bureau of Animal and Plant Health Inspection and Quarantine (BAPHIQ)

  • Las normas sobre aditivos y la inspección de productos alimentarios transformados de origen animal, productos transformados y frescos de origen vegetal y medicamentos son competencia de Taiwan Food and Drug Administration (TFDA) dependiente del Ministerio de Sanidad (Deparment of Health, DoH).

  • La inspección de alcohol y tabaco es competencia del National Treasure Bureau

Los principales problemas identificados en el sector agroalimentario son los siguientes:

  1. Autorización de importación de productos frescos basada en listas positivas y no siempre en criterios científicos internacionalmente reconocidos, con muy lentas negociaciones de los protocolos de importación.
  2. Listas de países afectados por epidemias y plagas: criterios arbitrarios de declaración de plagas y de levantamiento de la prohibición. No hay reconocimiento sistemático de medidas de regionalización. Actualmente BAPHIQ dice estar estudiando el reconocimiento bilateral de regionalización para algunos países.
  3. Estándares diferentes a los internacionalmente aceptados para numerosos productos
  4. Falta de procedimientos de revisión de análisis realizados en los laboratorios del servicio aduanero.

Actualmente, además de algunos protocolos de importancia menor (pollitos de un día, piensos de origen animal...) contamos con un protocolo de exportación de carne de porcino (9 mataderos y 87 salas de despiece aprobados bajo el protocolo), necesario para las exportaciones de nuestra principal partida. Se han solicitado varios protocolos de exportación de frutas, de los que el primero sería el de manzanas. Los demás tienen perspectivas muy lejanas. BAPHIQ (autoridad veterinaria) ha decidido pasar del régimen de inspección previa de cada establecimiento al de aprobación documental.

Además de estos, surgen constantemente problemas con distintos productos, como es el caso de alimentos orgánicos (exigencias de certificación poco realistas, sólo un laboratorio taiwanés capaz de certificar, exigencia de ocultar las marcas de producto orgánico otorgadas por los países de origen cuando no se obtenga la local, etc.) vino de cocina (límite específico de metanol, excesivamente bajo) detecciones de residuos pesticidas disputadas por la empresa exportadora, que no obstante no cuenta con procedimiento de recurso alguno, etc.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

En lo que respecta a otras barreras no arancelarias, hay que destacar que se han sustituido las restricciones a la importación de varias clases de productos por cuotas de importación. En enero de 2003 se presentó un nuevo régimen de importación de arroz, que permitirá un incremento de las importaciones en fases progresivas hasta alcanzar el 8 por ciento del mercado. También se ha eliminado el contenido mínimo de componentes locales de turismos (50%) y motocicletas (90%). Entre las últimas medidas está la eliminación de aranceles a la importación de 125 productos procedentes de los Países Menos Industrializados, sobre todo de productos industriales.

Los acuerdos firmados por Taiwán con la UE en 1998 en las negociaciones previas a su entrada en la OMC incluyen los siguientes compromisos:

Vehículos a motor: Los aranceles se redujeron gradualmente, pasando del 30 al 17,5 por ciento en 2008. Las cuotas que existen para las importaciones de coches procedentes de la UE se situaron en 159.220 unidades desde 2003, incrementándose anualmente un 20 por ciento hasta la plena liberalización. En 2004, acordó levantar la prohibición de importación de coches diésel y motocicletas de cilindrada superior a 150 c.c., eliminar los incentivos fiscales que fomentan el uso de motores y componentes de fabricación nacional, y reducir los aranceles aplicables a camiones y autobuses del 42 al 25 por ciento. Además de impuestos arancelarios, existe un Commodity Tax, aplicado a vehículos a motor (los turismos entre un 25% y un 35% según su cilindrada).

http://law.moj.gov.tw/Eng/LawClass/LawAll.aspx?PCode=G0340076

En junio de 2011 entró en vigor el denominado Luxury Tax, planteado por el Gobierno de Ma Ying Jeou para frenar la especulación inmobiliaria, pero que también afecta directamente a los automóviles de alta gama, yates y aviones privados; en concreto, la venta de aquellos vehículos con valor superior a 3 millones de dólares taiwaneses es gravada con una tarifa del 10 por ciento. Desde el 1 de enero de 2016, este impuesto de lujo dejó de aplicarse a las ventas de propiedades inmobiliarias.

Productos industriales: Taiwán se comprometió a reducir los aranceles de 6.814 productos. Muchos de los recortes comenzaron a producirse una vez que Taiwán adquirió el estatus de miembro de pleno derecho de la OMC. Desde entonces, un gran número de productos han ido reduciendo progresivamente su arancel.

Bienes de consumo: Taiwán ha ido liberalizando gradualmente la fabricación, importación y distribución del tabaco y del vino, actividades anteriormente monopolizadas por el Taiwan Tobacco and Wine Monopoly Bureau (TTWMB). La parte de la empresa dedicada a la producción ha sido privatizada pasando a denominarse Taiwan Tobacco & Liquor Corporation, mientras que la parte reguladora ha sido asumida por la NTA (National Treasury Agency). En la actualidad, el mercado está completamente liberalizado y no existe monopolio.

Servicios: Taiwán se comprometió a liberalizar los servicios financieros y marítimos garantizando un mejor acceso y trato equitativo a los operadores de la UE. En concreto, desde 1999 ha permitido a las compañías navieras extranjeras establecer sus propias sucursales y administrar sus propias terminales de contenedores. También se les ha permitido que suministren servicios de agencia marítima, transitario, estación de contenedores y servicios de depósitos. En el sector bancario, se concede a los bancos extranjeros efectuar préstamos y abrir sucursales.

La UE mantiene una relación muy positiva con Taiwán, y es su primer inversor. Se indican a continuación los principales obstáculos comerciales para las empresas comunitarias, derivados de procedimientos excesivamente burocráticos y de la permanencia de restricciones al comercio en algunos sectores:

Régimen SPS: los exámenes de las solicitudes de exportación de la UE requieren un tiempo excesivo, lo que además las encarece. La legislación ha mejorado pero las empresas comunitarias siguen teniendo problemas con los límites de residuos de pesticidas.

Régimen TBT: sistema de doble test, esquemas de certificación complicados y estándares que no están en línea con los internacionales.

Compras Públicas: a pesar de ser socio del ACP revisado, la cobertura a nivel subcentral es insuficiente al incluir solo algunas municipalidades. Las compañías europeas tienen dificultades para ganar licitaciones, sobre todo en servicios, debido a la rigidez de las normas y la dificultad de entenderlas al no estar traducidas a otros idiomas distintos al chino.

Servicios: las reformas regulatorias en marcha en telecomunicaciones y servicios profesionales facilitarán las inversiones extranjeras. La participación del sector público en la economía es especialmente en este sector, con privatizaciones pendientes debido a la resistencia a llevarlas a cabo.

Notificaciones: buen cumplimiento de sus obligaciones de notificación, mejorable en el área de subsidios, incentivos, medidas de apoyo interno agrícola y en lo relativo a las empresas comerciales del estado, área muy sensible tanto para Taiwán como para China. Han notificado recientemente el instrumento de transparencia en el marco del AFC.

Propiedad Intelectual: ha habido varias enmiendas positivas a la legislación, pero persisten los problemas de implementación de las normas contra la piratería, sobre todo la digital.

Inversiones: en esta área se está modificando la legislación en aspectos muy importantes como el establecimiento de un registro de inversiones ex post, en lugar de ex ante, y la eliminación de algunas de las restricciones incluidas en la lista negativa. Aunque Taiwán ratificó el Acuerdo de Facilitación del Comercio en 2015, los procedimientos aduaneros siguen siendo largos, también en el transporte internacional y local.

Productos de consumo: El proceso de aprobación de medidas sanitarias y fitosanitarias para los productos alimenticios importados de Europa sigue siendo excesivo. Algunos de los actuales requisitos de etiquetado de productos no están claros, son excesivos y poco razonables. La existencia de numerosos organismos con competencia sobre la materia dificulta cualquier proceso. Entre estos se establece una especie de competencia regulatoria por parcelas de poder, que resulta en una modificación constante de la regulación. Los principales organismos con competencia regulatoria son los siguientes:

http://www.baphiq.gov.tw/
http://www.fda.gov.tw/
http://www.afa.gov.tw/

Los principales problemas encontrados en fitosanitarios están relacionados con la apertura de los alimentos frescos, en particular productos hortofrutícolas frescos. En la actualidad, las autoridades sanitarias españolas han solicitado la apertura de diversas frutas frescas (manzana, pera, caqui, ciruela, melocotón y uva) esperando la aprobación de Taiwán. El protocolo de exportación de productos cítricos, se encuentra suspendido al no haberse producido exportaciones en los últimos 5 años.

Taiwán también tiene una serie de requisitos únicos que dificultan la exportación de productos orgánicos. Pese a que Taiwan reconoce la legislación de otros países, las exportaciones de productos orgánicos deben pasar una inspección de las autoridades taiwanesas para decidir si el producto encaja con su legislación y por consiguiente se le puede poner el etiquetado orgánico oficial. Esta duplicidad de procesos supone una barrera importante para los exportadores. Este proceso es tedioso y la tramitación puede durar entre 1 a 5 semanas. Además Taiwán mantiene una política de tolerancia cero con cualquier sustancia prohibida, independientemente de que la cantidad detectada en la composición del producto sea ínfima. En caso de detectar alguna sustancia no aprobada, denegará automáticamente el reconocimiento del producto como orgánico.
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex