Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

La Aduana estadounidense, U.S. Customs and Border Protection, CBP (www.cbp.gov), administra el arancel aduanero de EE.UU. Sus funciones consisten en imponer y recaudar los derechos, impuestos y gravámenes sobre las mercancías importadas, hacer cumplir las normas aduaneras y otras leyes conexas, administrar ciertos tratados y normas referidas a la navegación, así como hacer cumplir algunos de los reglamentos de otros organismos federales.

Importación para consumo en los EE.UU.

El territorio aduanero de los EE.UU. comprende los 50 Estados de la Unión, el Distrito de Columbia y el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, organizándose en siete regiones, cada una de ellas dividida en distritos con sus correspondientes puntos de entrada.

Importar en EE.UU no es una tarea fácil, de ahí la conveniencia de estar bien asesorado al respecto, siendo aconsejable contratar los servicios de un agente de aduanas con licencia para que agilice los trámites del despacho. Se puede obtener una lista de agentes de aduanas con licencia (customs brokers) solicitándola a la oficina de aduanas del puerto de entrada:

https://www.cbp.gov/contact/find-broker-by-port.

Si bien la opción arriba indicada es la más aconsejable, el propietario de la mercancía, el comprador o un empleado suyo autorizado para ese fin pueden llevar a cabo los trámites del despacho.

Existe también una guía en inglés publicada por la propia CBP para dar una mayor información al importador, “Importing into the United States: A Guide for Commercial Importers” (2014), que puede descargarse en el siguiente enlace: https://www.cbp.gov/sites/default/files/documents/Importing%20into%20the%20U.S.pdf

Cuando un cargamento llega a EE.UU. el consignatario debe presentar al director de distrito o de puerto, en el puerto de entrada, los documentos de ingreso de la mercancía para el despacho de aduanas. Actualmente para agilizar el proceso, dichos trámites pueden realizarse electrónicamente a través de un programa llamado Automated Broker Interface, perteneciente al Entorno Comercial Automatizado o ACE (https://www.cbp.gov/trade/automated).

Además del U.S. Customs and Border Protection (CBP), los importadores tendrán que dirigirse a los organismos que sean competentes en función de la mercancía objeto de importación dado que, en algunos casos, los productos pueden requerir para su importación en los EE.UU. de licencias o permisos especiales emitidos por determinadas agencias estatales o bien deben ir acompañados de certificados expedidos por ciertos organismos del país de exportación. En la siguiente web se pueden consultar todos los departamentos de la administración de EEUU y sus agencias: www.gksoft.com/govt/en/us.html 

Por otra parte, es importante señalar que a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 muchas de las agencias estadounidenses están aplicando medidas de prevención del terrorismo que pueden afectar al comercio internacional, tales como el Manifiesto 24 Horas, propuesta por el U.S Customs Service, o la Ley 2002 sobre Bioterrorismo, por la que la FDA (Food and Drug Administration, la Administración de Productos Alimenticios y Farmacéuticos), exige que a partir de diciembre de 2003 las empresas importadoras de todos aquellos productos que se encuentran bajo su ámbito estén registradas ante FDA y hagan una notificación previa de sus envíos con la antelación necesaria. Para más información sobre este registro, se puede visitar la página web en inglés de FDA:

www.fda.gov/Food/GuidanceRegulation/FoodFacilityRegistration/default.htm

En la página web de ICEX España Exportación e Inversiones (www.icex.es) puede consultarse también la nota elaborada por la Oficina Económica y Comercial de España en Washington: Normas de desarrollo de la ley de la salud pública y prevención y respuesta al bioterrorismo 2017, con información más detallada sobre registro, notificación previa y detenciones automáticas de la FDA.

Asimismo, y en el contexto de las medidas antiterroristas son de aplicación la “Container Security Iniciative” (CSI), en la que España participa desde enero de 2003 con el puerto de Algeciras y desde septiembre de 2006 con los puertos de Valencia y Barcelona, como parte de la llamada “Customs-Trade Partnership Against Terrorism” (C-TPAT). Se trata de un acuerdo voluntario entre las Aduanas de Estados Unidos y el importador, por el que el importador se compromete a seguir una serie de recomendaciones y pautas impuestas por el U.S. Customs and Border Protection para mejorar la seguridad en la cadena de la importación de sus contenedores, gracias a lo cual sus mercancías estarán sometidas a menos inspecciones.

DOCUMENTOS ADUANEROS DE ENTRADA

En el plazo de 15 días naturales, contados a partir de la llegada de la mercancía se deben presentar los documentos de entrada, la Declaración de Aduana, en el lugar indicado por el Director de Distrito o de área, a menos que se otorgue una prórroga. Los documentos son:

El Manifiesto de Ingreso de Mercancías (Entry Manifest), formulario aduanero 7533; o la Solicitud y Permiso Especial de Entrega Inmediata (Application and Special permit for Inmediate Delivery), formulario aduanero 3461, u otro formulario para la liberación de las mercancías que exija el Director del distrito. Estos formularios están disponibles en: http://www.cbp.gov/xp/cgov/toolbox/forms/

La prueba de derecho de ingreso de las mercancías. A este efecto se puede presentar el manifiesto de embarque, o en su caso la carta de porte emitida por el transportista. La factura comercial o pro forma, cuando la primera no pueda ser presentada. La “packing list”, si procede. La declaración de despacho de la mercancía tiene que ir acompañada de la prueba de que se ha pagado una fianza para cubrir posibles gravámenes, impuestos y sanciones. Otros documentos necesarios para establecer la admisión de la mercancía.

Si bien no es requerimiento general para todos los productos que se exportan a EE.UU., la presentación de un certificado de origen puede ser necesaria en algunos casos, en particular cuando la mercancía sea originaria de países que gocen de un tratamiento arancelario preferencial, no siendo de momento este el caso para los productos de la UE.

Sin embargo, el país de origen debe ser indicado en todos los productos que se introducen en Estados Unidos. Los artículos deben ir marcados de una manera tan visible, tangible, imborrable y permanente como lo permita la naturaleza del artículo o su envase, con el nombre en inglés del lugar de origen de los mismos ("Made in…", "Product of…" o expresiones similares). Para los productos españoles hay que tener en cuenta que no se acepta el marcado "Made in EC o EU", debiendo figurar siempre la expresión "Made in Spain". Para la determinación del origen a los efectos del marcado de origen, deben cumplirse las reglas de origen no preferenciales. (Para más información sobre esta cuestión se puede consultar la guía “What Every Member of the Trade Community Should Know About US Rules of Origin”, la cual se puede descargar de la la página web de la CBP: https://www.cbp.gov/document/publications/rules-origin).
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

ARANCELES

El Arancel de Aduanas estadounidense está basado en la Nomenclatura Internacional del sistema Armonizado de Designación y Codificación de mercancías (HS), que define los primeros seis dígitos de los códigos de las mercancías. Por tanto, a la hora de establecer la posición arancelaria en la que se incluirá el producto que se pretende exportar a EE.UU. hay que tener en cuenta que los dígitos siete a diez del arancel estadounidense suele diferir del código del arancel de la UE

Para interpretar el arancel estadounidense, que se puede consultar en Internet (http://www.usitc.gov/tata/hts/bychapter/index.htm) hay que tener en cuenta los diferentes derechos (rates of duty) que se aplican, en función del país de origen de la mercancía.

Los aranceles aplicables a los productos de origen español son los que figuran en la columna General. En la columna Special figuran los aranceles -normalmente exentos- aplicables a países que gozan de tratamiento preferencial, como el concedido bajo el SPG a países en desarrollo o los aplicables a países o grupos de países con los que EE.UU. mantiene algún acuerdo comercial con arancel cero o reducido, tales como con Canadá, Méjico, Israel, Grupo Caribe, Australia, etc.

Por otra parte, conviene indicar que vender mercancías en Estados Unidos por debajo del precio al que dichas mercancías u otra sustancialmente igual es vendida en el país de procedencia puede violar las leyes antidumping estadounidenses. En estos casos, se desencadena una investigación y si se determina la existencia de dumping y daño se verán sometidos a derechos arancelarios antidumping. Asimismo, cuando se determina que mercancías de importación se han beneficiado de determinados tipos de subvenciones consideradas ilícitas bajo la normativa de la OMC y estas originan un daño a la industria estadounidense, pueden adoptarse medidas antisubvenicón en forma de aranceles adicionales.

Existen algunos productos españoles, fundamentalmente siderúrgicos y químicos, sometidos a medidas antidumping por la administración de EEUU. Un caso especialmente significativo han sido las medidas antidumping y antisubvención impuestas con carácter definitivo el 1 agosto de 2018 a las aceitunas negras de España.

REGIMEN DE IMPORTACIÓN

Con excepciones relativamente escasas, Estados Unidos tiene un régimen de importación libre. La importación de determinados productos puede estar prohibida o sometida a licencia por razones de protección de la economía o de la seguridad nacional, de los consumidores o de la vida animal o vegetal. Igualmente, existen productos sometidos a contingentes en el marco de los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC). El país de origen debe ser indicado en todos los productos que se introducen en Estados Unidos. Si la mercancía ha sido producida en más de un país, han de cumplirse disposiciones especiales al respecto. Vender mercancía en Estados Unidos por debajo del precio al que dicha mercancía u otra sustancialmente igual es vendida en el país de procedencia puede violar las leyes antidumping estadounidenses. Destacan también determinadas barreras no arancelarias consistentes especialmente en disposiciones fitosanitarias que afectan a las importaciones de frutas y hortalizas.

A este respecto se podrían mencionar las prohibiciones o ciertos requisitos de aprobación a la importación, que por razones de política exterior, aplica EE.UU a productos originarios de algunos países como Cuba, Corea del Norte, Irán, Siria, Venezuela y determinadas zonas de Sudán del Sur. Para mayor información se puede consultar la página sobre sanciones del U.S. Department of the Treasury:

http://www.treasury.gov/resource-center/sanctions/Programs/Pages/Programs.aspx

Por otra parte, en la actualidad, las importaciones de productos básicos de acero están sujetas a licencias automáticas, con independencia de su origen, mediante el Steel Import Monitoring and Analysis System. Según las autoridades estadounidenses, este sistema está concebido con fines exclusivamente estadísticos. Las licencias se expiden sin coste alguno para las personas que previamente se hayan registrado en el Departamento de Comercio.

Desde marzo de 2018, la importación de un gran número de productos de acero y aluminio está sujeta a restricciones en forma de un arancel adicional (del 25% para acero y del 10% para aluminio), por motivos de seguridad nacional en aplicación de la sección 232 de la Trade Expansion Act de 1962. Estas medidas afectan a las importaciones de todos los orígenes, excepto Argentina, Australia, Brasil y Corea del Sur (cuyas importaciones para algunos productos están sujetas a cuotas). En el caso de Canadá, México y la UE, estas medidas se aplican desde el 1 de junio. En la actualidad está en curso y pendiente de la decisión final del Presidente de los EE.UU, un procedimiento similar que podría afectar a los automóviles y sus componentes.

Las restricciones cuantitativas y los controles para salvaguardar la salud de los consumidores, proteger la seguridad pública o el medio ambiente se aplican mediante disposiciones en materia de licencias no automáticas que abarcan productos muy variados (energéticos, material de doble uso, medicamentos, peces y fauna silvestre, productos vegetales, cárnicos, estupefacientes, bebidas alcohólicas, tabaco, armas de fuego, explosivos, e instalaciones nucleares, entre otros productos).

REGÍMENES ADUANEROS ESPECIALES

Al margen del régimen de importación propiamente dicho para consumo en el mercado de EE.UU. comentado en el punto 3.1, existen una serie de regímenes aduaneros económicos especiales para la realización de determinados tipos de operaciones que se encuentran perfectamente delimitados en la normativa aduanera de los EE.UU. y que se describen a continuación:

Draw-back

Con este término se conoce el reembolso total o parcial de los derechos, hasta en un 99%, pagados sobre mercancías importadas que posteriormente serán reexportadas o destruidas. Las cantidades reembolsadas corresponden a los derechos arancelarios, algunos impuestos internos y otras tasas pagados en el momento de la importación. El reembolso se efectuará después de que el bien en cuestión haya sido reexportado o destruido.

Básicamente existen tres modalidades de draw-back: Manufacturing drawback (para la importación de mercancías las cuales serán objeto de procesado en EE.UU y posterior exportación); Unsed-merchandise drawback (mercancias que tras su importación son exportadas sin haber sufrido ninguna alteración en los EE.UU) y Rejected-merchandise drawback (para mercancías que deben ser exportados o destruidas por no cumplir con las especificaciones, haber sido enviadas sin el consentimiento del destinatario o estar defectuosas en el momento de la importación).

Las peticiones para acogerse a este tipo de procedimiento se deben presentar ante las delegaciones de aduanas que tengan oficinas especializadas a tal efecto.
Se puede ampliar información sobre este tema en el documento mencionado anteriormente: “Importing into the United States: A Guide for Commercial Importers”.

Las importaciones temporales

La importación temporal de bienes, que en el futuro van a ser reexportados, libre del pago de derechos se denomina en EE.UU. Temporary Importation Under Bond. Es un procedimiento por el cual, bajo ciertas condiciones y para determinados tipos de bienes, las mercancías pueden entrar, por un limitado periodo de tiempo, en el territorio aduanero de EE.UU. libres del pago de tasas y derechos. Estas mercancías no pueden ser objeto de ninguna trasformación o alteración. El importador deposita una fianza por un importe del doble de lo que habría tenido que pagar en el caso de tratarse de una importación normal. Bajo este procedimiento, el importador se compromete a exportar o destruir la mercancía en un determinado periodo de tiempo o, en caso contrario, pagar los gastos de liquidación.

Cualquier artículo importado bajo las TIB debe ser exportado en el plazo de un año a contar desde la fecha de la importación. La ampliación de este plazo se puede solicitar mediante instancia dirigida al director del puerto de entrada, si bien, salvo excepciones, el tiempo total no puede superar un total de tres años.

Se puede ampliar información sobre este tema en el documento mencionado anteriormente: “Importing into the United States: A Guide for Commercial Importers”.

Los cuadernos ATA

El cuaderno ATA es un documento aduanero global que facilita la importación temporal de bienes en un país sin necesidad de efectuar el pago de derechos arancelarios y otras tasas aplicables y sin necesidad de cumplir con las formalidades aduaneras normalmente requeridas para la importación de bienes.

Este documento puede ser usado siempre que las mercancías a que se refiere dicho carné puedan ser descritas como herramientas de comercio (tools of commerce). Actualmente en EE.UU. se permite el uso de esta figura para la admisión temporal de equipos profesionales, muestras comerciales y material publicitario.

Para la obtención del carné ATA es necesario dirigirse a la Cámara de Comercio de la demarcación de la empresa exportadora.

Las zonas francas

Las zonas francas son áreas controladas que se encuentran legalmente fuera del territorio aduanero de EE.UU. y cuyo fin es atraer el comercio internacional. Aunque en estas zonas no se aplica la normativa estadounidense a efectos de aranceles y requisitos aduaneros, sí se aplican otras leyes federales sobre los productos y establecimientos situados dentro de sus límites. El Foreign Trade Zones Board (FTZ) es el organismo federal responsable de su gestión y de autorizar las operaciones, siempre que no vayan en detrimento del interés público. La información sobre zonas francas y el listado de las mismas en Estados Unidos se puede consultar en la siguiente página: http://enforcement.trade.gov/ftzpage/index.HTML

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

En EE.UU. la normativa de homologación y certificación de productos no se encuentra centralizada sino repartida entre la Administración federal, estatal, local y un gran número de asociaciones del sector privado.

El seguimiento de las leyes y de las regulaciones que las desarrollan se puede consultar respectivamente en los siguientes enlaces electrónicos:
 
a) Leyes Federales (US Code): http://www.law.cornell.edu/soj.html
 
b) Reglamentos Federales (Code of Federal Regulations): http://www.ecfr.gov/cgi-bin/ECFR?page=browse

Las normas federales son de cumplimiento obligatorio en todo el país, mientras que las estatales y locales lo son en cada uno de sus respectivos territorios.

Normalizaciones y homologaciones sectoriales privadas.

En EE.UU. existe un gran número de entidades y asociaciones privadas que desarrollan normas de calidad voluntarias para un determinado sector (industrial standards), independientemente de que ya existan normas en el ámbito federal o estatal. Aunque estas normas son de carácter privado, y en principio voluntarias, en muchos casos acaban siendo de cumplimiento forzoso en la medida en que los diferentes agentes del mercado así lo exijan como requisito previo a su comercialización y como garantía de calidad.

El American National Standards Institute (ANSI) es la institución privada sin ánimo de lucro administradora y coordinadora del sistema voluntario de normalización de EE.UU. En su página web (www.ansi.org ) se puede consultar un catálogo de sus normas, el listado de asociaciones colaboradoras que desarrollan dichas normas, así como normas internacionales.

El organismo federal National Center for Standards and Certification Information (http://ts.nist.gov/Standards/Information/index.cfm ) ofrece la posibilidad de localizar normas, reglamentaciones técnicas y procedimientos de control de calidad para productos no agrícolas. Asimismo, publica una lista de asociaciones privadas de EE.UU. dedicadas a la investigación y desarrollo de normas o pruebas de ensayo para la verificación de parámetros de calidad.

Los organismos competentes federales estatales o locales pueden exigir algunas veces el cumplimiento de normas emitidas y recomendadas por entidades sectoriales.

Entidades de verificación y certificación

Algunas normas federales, estatales o locales, exigen la verificación y certificación apropiada de los productos. En algunos casos el fabricante puede autocertificarse y en otros se exige la certificación de un laboratorio acreditado.

Para algunos productos industriales, la Underwriters Laboratories Inc. (UL) (www.ul.com ) es la entidad de verificación y certificación de calidad y seguridad con mayor reputación en EE.UU. Sin embargo, en los últimos tiempos están surgiendo otros laboratorios independientes, entre los que destaca el grupo de laboratorios privados Intertek Testing Services (ITS) (www.intertek.com ). Algunos de estos laboratorios tienen sucursales en España.

Para productos de consumo (excluidos material eléctrico y de gas) es la Consumer Product Safety Commission (CPSC) quien se encarga de publicar las normas de obligado cumplimiento y de proporcionar información necesaria sobre laboratorios acreditados que pueden verificar y certificar dichos productos. http://www.cpsc.gov/en/Business--Manufacturing/Testing-Certification/

Herramienta de búsqueda de laboratorios: https://www.cpsc.gov/cgi-bin/labsearch/

Los Acuerdos de Reconocimiento Mutuo (ARM)

EE.UU. y la UE tienen suscrito un Acuerdo de Reconocimiento Mutuo por el cual es posible realizar la evaluación de conformidad de determinados productos en origen, con carácter previo a la exportación, siendo reconocida esta evaluación por el país importador. Para mayor información, sectores beneficiados y organismos autorizados para realizar la evaluación (Conformity Assessment Bodies, CBAs), se recomienda a las firmas exportadoras que consulten en el siguiente link de la DG de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la UE, en su apartado de Mutual Recognition Agreement.

https://ec.europa.eu/growth/single-market/goods/international-aspects/mutual-recognition-agreements-en

Dentro de esta web podrán encontrar el listado de organismos de evaluación reconocidos por ambas partes.

Normas de calidad para productos agroalimentarios

Existen numerosas normas y disposiciones de carácter técnico y jurídico para productos agroalimentarios, farmacéuticos y sanitarios.

En la web de ICEX España Exportación e Inversiones www.icex.es se pueden encontrar varias notas informativas sobre los requisitos técnico sanitarios de determinados productos agroalimentarios controlados por  FDA y algunos bajo inspección del Departamento de Agricultura. Igualmente se pueden encontrar normas para la importación de bebidas alcohólicas. También puede contactar con la Oficina Económica y Comercial de España en Washington, DC: washington@comercio.mineco.es

Requisitos sanitarios y fitosanitarios

El establecimiento de medidas sanitarias y fitosanitarias de carácter federal se rigen por la  Ley Federal de Productos Alimenticios, Medicamentos y Cosméticos, la Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria (FSMA) y los reglamentos que la desarrollan, la Ley Federal de Inspección de la Carne, la Ley de Protección Fitosanitaria, la Ley Federal sobre Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas, y Ley de Fiscalización de las Sustancias Tóxicas.  En general, las medidas sanitarias y fitosanitarias están sujetas a los mismos procedimientos administrativos de formulación de normas que los reglamentos técnicos.

Más información sobre los requisitos sanitarios y fitosanitarios de importación a Estados Unidos puede obtenerse en las siguientes páginas webs:

US Department of Agriculture www.usda.gov , www.aphis.usda.gov  y  www.fsis.usda.gov  (sanidad animal y vegetal)

US Food and Drug Administration (FDA). Departamento de Sanidad Humana. www.fda.gov  (sanidad alimentaria)

Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria o FSMA. http://www.fda.gov/Food/GuidanceRegulation/FSMA/

US Environmental Protection Agency (EPA. Protección medioambiental, aprobación de pesticidas, etc.). www.epa.gov
 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Buy America(n). Bajo este término se aglutina un conjunto de disposiciones proteccionistas que quedan recogidas en numerosos textos legales, cuyo objetivo es dar preferencia al producto americano frente al extranjero en las compras públicas. En rigor, hay que distinguir dos normativas, Buy American y Buy America: la primera se aplica a todas las contrataciones públicas de bienes que realicen las agencias federales. La segunda se aplica a las compras  en el área de transporte y que gocen de alguna financiación federal. Esta normativa existe desde hace ya muchos años y se vio reforzada por la Administración Obama, que aumentó los porcentajes de contenido americano exigido y dejó de conceder waivers a su aplicación, que sí se concedían en el pasado. En abril de 2017 Trump firmó una Orden Ejecutiva, bajo el slogan Buy American Hire American, con el objetivo de reforzar aún más estas medidas y garantizar la contratación de mano de obra estadounidense y el uso de bienes Made in America en toda contratación pública. El 31 de enero de 2019 el presidente firmó otra Orden Ejecutiva destinada nuevamente a fortalecer la preferencia por Buy American en los proyectos de infraestructura. Adicionalmente, cabe señalar que a las medidas aplicadas por el Gobierno Federal se unen las de algunos estados, cuyas leyes presupuestarias exigen, de forma análoga, que los productos o materias primas sean Made in USA a la hora de realizar determinadas infraestructuras.

Inspección comercial de aceitunas negras. El Agricultural Marketing Service, AMS, dependiente del USDA, en aplicación de la denominada Marketing Order, inspecciona el 100% de las aceitunas negras importadas en contra de lo recomendado en la normativa internacional y que supone un sobrecoste estimado del 5%. Se ha intentado, sin éxito, reducir el número de inspecciones.

Aceite de oliva. Actualmente no existe una norma que restrinja la comercialización del aceite de oliva. Únicamente hay que destacar que California aplica una norma de calidad de obligado cumplimiento para los aceites producidos en su estado, que de momento no afecta a la distribución ni a la importación. En estos momentos hay en marcha una posible iniciativa, en estado muy incipiente, que se estaría fraguando entre la North American Olive Oil Association y los productores californianos para el establecimiento de una norma de identidad que podría contar con el apoyo de la FDA.

Aumento, desde mayo de 2018, de los controles e inspecciones de las importaciones agrícolas y de otros productos de consumo (Seguridad de las importaciones). La ley Food Safety Modernization Act (FSMA) y sus reglamentos exigen planes de controles preventivos y aumento de inspecciones, certificaciones, registros y un mayor número de requisitos que pueden suponer una barrera importante para las pequeñas empresas.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex