Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

El único requisito para la realización de operaciones de comercio exterior de valor superior a 20.000 ZAR es registrarse en el South Africa Revenue Service, el equivalente sudafricano a la Agencia Tributaria, trámite que puede habitualmente realizarse en un día. En caso de un importador extranjero (persona física o jurídica) será necesario que nombre un “agente registrado” en Sudáfrica. Dicho “agente registrado” deberá asumir la responsabilidad total por los actos en relación con cualquier actividad comercial con la aduana.Tras el registro se asigna a los solicitantes un número, que debe figurar en todas las declaraciones de aduanas. Sin embargo, en caso necesario y con carácter excepcional es posible utilizar un número codificado general expedido por la aduana a fin de iniciar las actividades de importación o exportación inmediatamente.

Como principio general la importación de cualquier producto puede realizarse mediante presentación de la correspondiente declaración aduanera. Sin embargo se mantienen los permisos de importación para la administración de contingentes arancelarios o por motivos de salud, sanitarios, fitosanitarios y ambientales, o en virtud de convenios internacionales de los que Sudáfrica es signataria.

Entre los productos que requieren permiso de importación se encuentran productos alimenticios frescos o congelados, refinados del petróleo y productos químicos, productos farmacéuticos, armas, máquinas de juego y algunos productos de segunda mano. Por otra parte, hay una serie de productos, principalmente los eléctricos, que requieren certificación técnica obligatoria, que va acompañada del correspondiente permiso de importación (ver epígrafe sobre normas y requisitos técnicos). Los productos frescos de origen animal o vegetal sujetos a controles sanitarios o fitosanitarios solo pueden importados de aquellos países con los que se han concluido protocolos bilaterales. Para estos productos el importador debe obtener la licencia de importación con carácter previo a la salida de la mercancía del puerto de origen.

Para poder despachar las mercancías debe presentarse toda la documentación requerida (conocimiento de embarque, factura comercial,…) junto con la declaración de aduana en las oficinas de aduana del puerto de entrada. La presentación puede hacerse por vía electrónica. La factura comercial debe incluir toda la información necesaria para la determinación del valor del artículo importado a efectos del cálculo de derechos. Se requieren un certificado y la declaración de origen si se aplican derechos preferenciales, como es el caso de las mercancías comunitarias, y en el caso de los productos sujetos a derechos antidumping o compensatorios. El despacho suele requerir como máximo 24 horas para los fletes aéreos, y dos o tres días para los fletes marítimos, según el puerto de entrada. El despacho de los envíos a través de la aduana se puede realizar antes de su llegada a un puerto de Sudáfrica (una vez cargados en el buque de transporte).

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Como miembro de la unión aduanera Southern Africa Custom Union, SACU, en la que están integrados además Lesotho, Swazilandia, Botswana y Namibia, Sudáfrica aplica con carácter general el arancel común de esta organización, que sigue la nomenclatura del Sistema Armonizado de Codificación y Designación de Mercancías.

Todas las importaciones están sujetas a los derechos de aduana y a todos los impuestos internos que gravan los productos locales similares, incluidos el IVA y todo tipo de impuestos especiales. El IVA, tipo único del 15%, se aplica sobre el valor en aduana FOB más los derechos de aduana más un 10% sobre el valor resultante.

A las importaciones procedentes de España, como miembro de la UE, se les aplican los aranceles acordados en el acuerdo EPA-SADC, que entró en vigor a finales de 2016. La gran mayoría de productos de origen comunitario gozan de arancel cero, siendo las principales excepciones algunos productos alimenticios, cuero, textil y confección y vehículos de transporte y sus componentes.

Las importaciones procedentes de los otros países miembros de la SACU están libres de aranceles aduaneros e impuestos especiales. También se aplican aranceles preferenciales a las importaciones procedentes de países de la Southern Africa Development Community, SADC, así como en el marco de acuerdos comerciales bilaterales concertados con la AELC, Malawi, Mozambique y Zimbabwe.

Los productos admitidos temporalmente en Sudáfrica para su elaboración, reparación, limpieza y reacondicionamiento, o para la fabricación de productos destinados exclusivamente a la exportación, están exentos de derechos de aduana e impuestos. También están exentos los productos admitidos temporalmente y exportados luego en el mismo estado. El régimen de perfeccionamiento activo  permite la importación libre de derechos de mercancías utilizadas en la fabricación de productos destinados a la exportación. También están exentas de pago de derechos las mercancías que tras su importación permanecen en depósito en almacenes de aduanas hasta su reexportación. Los productos despachados de un almacén de aduanas para el consumo nacional están sujetos al pago de los derechos de importación y otros impuestos. Los productos importados para su elaboración en zonas de desarrollo industrial también están exentos de derechos de aduana e impuestos. Asimismo, pueden admitirse productos importados con derechos reducidos para su utilización en las zonas de control aduanero, que son zonas reservadas de las zonas de desarrollo industrial.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Desde 2008 la agencia pública National Regulator for Compulsory Specifications (NRCS)  es la encargada de la elaboración de la normativa y estándares técnicos y de controlar el cumplimiento de esta normativa, con los objetivos de promover la seguridad pública y la protección del medio ambiente.  El NRCS es la agencia encargada de emitir los certificados técnicos, que van acompañados de los permisos de importación (letter of authority). También suministra informes y expide certificados relacionados con los exámenes, pruebas, análisis, calibraciones y cualquier otro tipo de evaluación. Puede percibir derechos por el establecimiento y publicación de una norma y por los servicios suministrados en relación con la evaluación de la conformidad.

El NRCS aplica los principios fundamentales de igualdad de trato para los productos locales e importados. Sin embargo, en algunos casos el NRCS no reconoce los informes de pruebas de organismos extranjeros.Cabe destacar las dificultades para obtener la certificación de productos eléctricos y electrónicos, producidas por un incumplimiento sistemático por parte de NRCS del plazo teórico de 120 días. El retraso puede alcanzar los 12 meses Se aconseja consultar la página http://www.barrerascomerciales.es para seguir la evolución del problema.

Entre los productos que requieren certificación obligatoria se encuentran los de de la industria de automoción, químicos y de construcción, eléctricos (incluyendo bombillas y electromésticos grandes y pequeños) y alimentarios. La lista completa se puede consultar en la página web del NRCS.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Requisitos de contenido local mínimo en las adquisiciones públicas

Sudáfrica no es signataria del acuerdo OMC sobre compras públicas y cuenta con una normativa de contratación pública que incluye medidas para favorecer la industria local. El Gobierno ha identificado algunos sectores (23) dentro de programas de licitaciones públicas en los que existe una obligación específica de que un porcentaje del valor del contrato sea de contenido local (entre el 30% y el 100%). En ocasiones, es la propia normativa la que especifica qué suministros deben ser comprados localmente.

El REIPPP tiene una normativa independiente para las adquisiciones locales. Las ofertas se puntúan sobre una base de 70/30 según el precio y el desarrollo económico. El umbral mínimo en contenido local en este programa alcanzó el 45% en la cuarta y última ronda lanzada por el Gobierno.

Discriminación racial positiva en las compras públicas

En las licitaciones públicas se exige que la empresa ofertante cumpla con los requisitos de la política de discriminación racial positiva (B-BBEE: Broad Based Black Economic Empowerment). En los años del Apartheid, la comunidad negra fue excluida y el régimen actual pretende compensar a esta parte de la población favoreciendo su incorporación al tejido empresarial. El nivel de cumplimiento de los requisitos del B-BBEE debe estar certificado por una agencia verificadora y se determina a través de cinco variables: cuotas de propiedad, control de gestión, desarrollo de habilidades, desarrollo de la empresa y de los proveedores y desarrollo socioeconómico.

Dificultades en la certificación de productos eléctricos y electrónicos

Algunos productos necesitan permiso de importación y venta (LOAs, Letters of Authority), en aplicación de normativa medioambiental y de salud pública. La agencia estatal NRCS (National Regulator for Compulsory Specifications) es la encargada de emitir estos permisos y viene incumpliendo regularmente el plazo de 120 días a tal efecto, llegando a necesitar 200 días.

Requisitos de etiquetado para vinos y licores

El próximo 22 de diciembre de 2020 entrará en vigor la nueva normativa sobre el etiquetado de vinos y licores que se comercializan en el país. Como consecuencia, las botellas o recipientes deben introducir en las etiquetas obligatoriamente 7 mensajes, con carácter rotativo, advirtiendo sobre los efectos del alcohol en la salud. La UE ya advirtió de la carga y coste extra que esta medida puede suponer para pequeñas y medianas empresas; en concreto, la exigencia de que las advertencias sanitarias tengan que rotar.

Cláusula de salvaguardia para las importaciones de carne aviar de la Unión Europea

En septiembre de 2018 Sudáfrica aprobó las medidas de salvaguardia sobre las importaciones de carne aviar e impuso un derecho arancelario del 35% a estos productos. Los derechos irán disminuyendo paulatinamente durante los próximos cuatro años hasta desaparecer en marzo de 2022. En la actualidad, se aplica un arancel específico del 25%.

Cláusula de salvaguardia para las importaciones de tornillos de hierro o acero

 

El próximo 2 de octubre de 2020 entrará en vigor la nueva medida de salvaguardia impuesta por el gobierno sudafricano a las importaciones de pernos hexagonales de hierro o acero procedentes de determinados países y que afecta a España. Tendrá, en principio, una vigencia de 200 días y se aplicará un arancel ad valorem del 31,8%.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

En general, Sudáfrica no aplica contingentes de importación. Sólo se aplican restricciones cuantitativas a algunos productos usados y a determinados productos agropecuarios, textiles y prendas de vestir. Los contingentes arancelarios aplicados a los productos agropecuarios se administran mediante permisos de importación expedidos por el Departamento de Agricultura con periodicidad trimestral o semestral, y los solicitantes tienen que registrarse en el SARS y en el DTI.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex