Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Con un crecimiento débil entre 2017 y 2019 (1,3% en ambos ejercicios) a inicios del ejercicio 2020 se aceptaba generalizadamente que Brasil habría dejado atrás la crisis económica de 2015-16 y estaba sentando las bases para la recuperación y aceleración del crecimiento tras la aprobación en octubre de 2019 de la reforma de la Seguridad Social y la intención de avanzar en la reforma administrativa y en la tributaria del Ministro de economía, Paulo Guedes.
Sin embargo, el estallido de la crisis asociada a la pandemia del Covid ha puesto freno en estos objetivos y ha creado una situación completamente diferente, con un déficit público esperado a final de año sobre el PIB de más del 10%.
La crisis sanitaria puede ser considerada como una ventana de oportunidad, a añadir a las oportunidades detectadas anteriormente en la denominada Estrategia PASE para Brasil:

• Productos agroalimentarios: Hay demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Hay buenas oportunidades de exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Se exporta poco a poco a Brasil cada vez más productos transformados, como jamón, embutidos y quesos, aunque continúan sujetos a mucha burocracia y barreras no arancelarias.
• Máquinas herramienta y bienes de equipo: los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales. Sin ir más lejos, existen beneficios fiscales para la importación de productos sin producción equivalente nacional.
• Sector de automoción: Brasil se encuentra en los puestos de cabeza mundiales como consumidor y fabricante de automóviles, lo que genera importantes oportunidades. No obstante, las medidas de protección de la industria nacional son considerables. En 2018 se aprobó el Programa Rota 2030 – Movilidad y Logística, que ofrece beneficios fiscales para las empresas del sector de automoción con inversión en I+D como contrapartida.
• Sector agrícola: Hay oportunidades en maquinaria agrícola, sistemas de riego y fertilizantes, siempre que no se encuentren disponibles en Brasil.
• Defensa
Debido a la pandemia del Coronavirus (Covid-19), el Banco Central de Brasil ha ajustado las previsiones de crecimiento a la baja, con una disminución del PIB proyectada de 6,51% (frente a un incremento inicialmente planeado de 2,40%) y con una previsión de inflación también a la baja de 1,67% (previsión inicial en 2019 de 1,51%).
A estos elementos, habría que incluir las potenciales oportunidades derivadas de digitalización en el sector hospitalario así como la adquisición de material sanitario relacionado con la lucha contra el covid. No obstante, hay que señalar que estas nuevas necesidades en Brasil no han implicado una facilitación de la entrada de materiales o facilitación en los procesos de compras desde el exterior.
 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex