Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

 

Con un crecimiento débil en 2017 y 2018 (1,1% en ambos ejercicios), y previsiones de crecimiento para 2019 del 0,9%, se acepta de manera generalizada que Brasil ha dejado atrás una de las peores crisis económicas de su historia económica reciente. No obstante, esta crisis ha dejado importantes secuelas en términos de desequilibrio financiero en los diferentes niveles de administración pública, lo que limita notablemente las oportunidades a corto plazo, con la salvedad de algunos sectores concretos, especialmente los proyectos de inversión en infraestructura y energía, priorizados por el Gobierno federal en el Programa de Parcerias de Investimentos (PPI).
A medio plazo, sin embargo, factores como el potencial de desarrollo de Brasil, las carencias existentes y el afianzamiento previsto de la clase media (clase C) proporcionan un amplio espectro de oportunidades de exportación para las empresas españolas, oportunidades a las que se suma la firma el 28 de junio del acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur. Su entrada en vigor traerá grandes oportunidades para ambos bloques y, en especial, al comercio bilateral, empezando por la eliminación de barreras de entrada al mercado y requisitos de localización brasileños, que hacen que muchas veces sea necesario invertir en Brasil para acceder al mercado.

 

En general, se detectan oportunidades en los siguientes sectores, identificados en la Estrategia PASE para Brasil:
• Productos agroalimentarios: Hay demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Hay buenas oportunidades de exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Se exporta poco a poco a Brasil cada vez más productos transformados, como jamón, embutidos y quesos, aunque continúan sujetos a mucha burocracia y barreras no arancelarias.
• Máquinas herramienta y bienes de equipo: los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales.
• Sector de automoción: Brasil se encuentra en los puestos de cabeza mundiales como consumidor y fabricante de automóviles, lo que genera importantes oportunidades. No obstante, las medidas de protección de la industria nacional son considerables.
• Sector agrícola: Hay oportunidades en maquinaria agrícola, sistemas de riego y fertilizantes, siempre que no se encuentren disponibles en Brasil.
• Defensa

 

 
  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex