Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Tradicionalmente los proyectos de infraestructuras, aparte de haber supuesto importantes oportunidades para las empresas españolas de este sector, generan demanda de maquinaria y materiales de construcción, así como también un importante efecto arrastre para servicios de consultorías e ingeniería. El sector público costarricense ha sido un gran agente comprador de este tipo de servicio, si bien en los últimos años, se ha reducido la cantidad  y tamaño de los proyectos por la situación coyuntural y fiscal del país. 

Costa Rica es un país de ingresos medio-alto con el segundo PIB per cápita de Centroamérica, por lo que existen también oportunidades para los bienes de consumo españoles, no obstante, debe destacarse que la renta disponible es desigual por lo que los productos de calidad rango medio-alto y alto sólo son accesibles para un muy educido número de hogares y que la coyuntura económica actual está también condicionando el ritmo de crecimiento de estos mercados. En el sector del hábitat se abren oportunidades no sólo en el canal retail sino también en el canal contract especialmente en subsector de hospitalidad (hoteles y resorts) debido al creciente desarrollo del sector turístico. Lo mismo ocurre para las empresas de equipamiento para colectividades. Los productos agroalimentarios tienen más restringida la entrada por la competencia de la agroindustria costarricense y los altos aranceles que protegen algunos productos locales, si bien, los productos gourmet pueden seguir beneficiándose del desarrollo del canal HORECA y el pujante sector turístico en Costa Rica.  En el ámbito de bienes industriales, existen oportunidades para los bienes de equipo que puedan ser usados en las industrias orientadas a la exportación: agroindustria, dispositivos quirúrgicos y médicos y productos farmacéuticos.

Debido a la emergencia sanitaria del Covid-19 y el crecimiento del turismo médico hasta antes de la pandemia, se estiman oportunidades para empresas españolas que puedan mejorar la gestión y la calidad de los servicios de hospitales y clínicas privados, tales como aquellas dedicadas a soluciones de telemedicina, digitalización, manejo de datos y gestión hospitalaria.  Además, se observan necesidades para formación de recursos humanos en el ámbito sanitario especialmente en los campos de enfermería, geriatría y médicos de familia.