Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Dentro de los sectores de mayor interés en Cabo Verde, en primer lugar, destaca el turismo, con grandes oportunidades en el turismo tradicional

De acuerdo con el Plano Estratégico de Desenvolvimento Sustentável 2017/2021 (PEDS, Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del país), los objetivos para el sector turístico son ambiciosos. Se trata de aumentar el número de turistas extranjeros a más de 1 millón hasta 2021 (de alrededor de 700,000 en 2017), teniendo la visión de alcanzar lo que se considera la capacidad máxima del país de 3 millones de turistas por año. De este modo se alcanzaría una importancia del turismo en el PIB del país del 32% en 2021. Las oportunidades surgen tanto en el ámbito de turismo tradicional (hoteles, resorts, hostales, pensiones, etc.) como también en otros tipos de turismo como el turismo rural, ecoturismo, turismo de salud y cruceros. Además, todos los servicios relacionados con esta industria, desde las aerolíneas hasta los deportes acuáticos.

La industria del país para el abastecimiento interno está poco desarrollada, por lo que el país es un gran importador en prácticamente todas las áreas. Dentro de estos sectores de importación destaca el agrícola (empresas proveedoras de alimentos, de invernaderos y sistemas de riego y de tecnología para la producción, desarrollo y transformación de alimentos), la industria (en varias ramas como la textil, las confecciones, la producción de embalajes para otras industrias, y la producción de sal. También, el sector servicios (contribuye un 60% al PIB), garantiza oportunidades de negocio en la digitalización de actividades de este sector, como tráfico aéreo, transporte marítimo, y de manutención hotelera.

Los altos costes logísticos entre islas hacen que la industria hotelera importe prácticamente todos sus suministros (alimenticios y otros). Por otra parte, el país es fuertemente importador de bienes de equipo, para la industria transformadora exportadora agroalimentaria, y/o cualquier otro sector de actividad industrial, incluido energía, agua y obra civil.

Pueden aparecer oportunidades de negocio interesantes en el ámbito de la administración electrónica, ya que la excesiva burocracia es uno de los principales lastres del funcionamiento del estado, y pequeñas inversiones pueden generar significativas mejoras, muy especialmente en el marco de un país insular. Otras oportunidades surgen del desarrollo de software, como aplicaciones móviles, desarrollo web, comercio y pagos electrónicos y sistemas de formación online. La instalación de fibra óptica, terrestre y entre islas, y la comunicación satélite son otras de las áreas de interés.

La economía del mar, gracias a la posición estratégica del archipiélago y su extensa zona marítima, ofrece numerosas oportunidades en actividades portuarias y de mantenimiento de buques, trasbordo de contenedores, bunkering y manipulación portuaria. Uno de los objetivos de la estrategia de gobierno es convertir el archipiélago en un Hub logístico reconocido mundialmente. Otro sector prioritario y pujante es la pesca y el procesamiento de los productos pesqueros (actualmente sector principal de exportación) y la creación de un parque científico y tecnológico para el mar y la pesca.

Las energías renovables también forman parte de la estrategia del PEDS “para incrementar la penetración de energías limpias y reducir la dependencia en combustibles fósiles. El archipiélago se beneficia de unas condiciones climatológicas excepcionales para el desarrollo de estructuras de energía eléctrica y solar, por lo que las oportunidades del sector se localizan en la construcción e implementación de parques de energía renovable en prácticamente la totalidad de las islas, y otros tipos como la térmica y la energía a partir de residuos sólidos urbanos.