Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

En general, se observa que la demanda de productos industriales a España está relacionada con la propia exportación alemana de productos acabados. Prolifera la subcontratación industrial; algunos importantes grupos industriales alemanes están buscando suministradores de calidad en países con tradición industrial de la UE como España, que ofrecen precios competitivos y garantías en la calidad y condiciones del suministro, así como ventajas, frente a suministradores de otras áreas geográficas, en términos de cumplimiento de estándares, logística de transporte y de servicio y ausencia de fluctuaciones en el tipo de cambio.  

La industria alemana registra un cuello de botella en determinados ámbitos industriales, especialmente los relacionados con la ingeniería, por la escasez de personal de cualificación alta y media; esto puede suponer un aumento de la colaboración con las empresas españolas de colocación y trabajo temporal a más de oportunidades laborales para jóvenes profesionales de estas áreas, aunque la posesión del idioma alemán es normalmente condición sine qua non

A lo largo de 2020 el Gobierno alemán aprobó diversos paquetes de ayuda para la economía por un importe cercano a 1,7 billones euros. Se trata posiblemente del paquete más importante del mundo en relación al PIB del país y se desarrolla con toda la gama de instrumentos - créditos, subvenciones, avales, capitalización, subsidios, empleo parcial, etc. - en casi todos los ámbitos de la economía  - particulares, empresas, trabajadores, hogares, ayuntamientos, sector turístico, digitalización, energía, medio ambiente, etc.-. Las medidas en general contribuirán a mantener el poder adquisitivo y la demanda interna, lo que en general mejora la posibilidad para las empresas españolas de ampliar sus exportaciones en el país, al menos por comparación con otros mercados. Se pueden derivar asimismo algunas oportunidades directas, como puede ser en la subvención y los créditos al saneamiento energético de edificios, el aumento de inversiones en infraestructura digital y de telecomunicaciones y en transporte ferroviario y el coche eléctrico. Otro aspecto novedoso en la gestión del giro energético es la aparición de una nueva tecnología, como sería la del hidrógeno, que se podría emplear tanto para aplicaciones industriales como para movilidad y que podría contribuir a superar el problema del almacenamiento del exceso de electricidad generado por las energías renovables en los días de mucho sol y viento. A tal efecto el Gobierno ha elaborado una estrategia del hidrógeno que prevé tanto la creación de capacidad de producción, como de importación y transporte. Para fomentar esta nueva energía, la misma quedará probablemente exenta de la cuota de energías renovables.  Otro último aspecto relacionado con la energía y la protección del clima es el fomento del coche eléctrico; a tal efecto se subvencionará también la construcción de estaciones de carga y se prolongarán y ampliarán las ayudas ya existentes a la compra del coche eléctrico.  

Dichas medidas confluyen también con el paquete de medidas de protección climática, aprobado en 2019. Por un lado se promulga una desgravación fiscal para las obras de saneamiento energético de viviendas, lo que reforzará la demanda de esta actividad. La calefacción y el transporte se incluirán en el comercio de derechos de emisión, lo que incentivará los servicios de ahorro y eficiencia energética en estos sectores. En general habrá un aumento de los servicios relacionados con el medioambiente, tales como la reducción de emisiones, la gestión del agua, la de los residuos y el reciclaje.

Con independencia de las medidas adoptadas tras el Corona el giro energético experimentará además en los próximos años un nuevo salto con el plan de descarbonización de la economía alemana, que ya está perfilado. Se ha acordado un calendario de cierre de todas las centrales térmicas y eléctricas basadas en el carbón de aquí hasta 2038. Se han pactado igualmente transferencias a las regiones más afectadas por valor de 40 millardos €, así como indemnizaciones a las empresas propietarias. Todo ésto unido al abandono de la energía nuclear, que tendrá lugar en 2022 y la potenciación de la energía eólica en el Mar del Norte, supondrá un estímulo a todas las inversiones que contribuyan a cubrir el hueco dejado por estas dos fuentes energéticas, facilitar el ahorro energético y asegurar un suministro eléctrico fiable, sostenible y razonablemente barato. Existen numerosas oportunidades de inversión en la energía eólica, especialmente en proyectos off-shore. Las posibilidades pueden afectar a empresas suministradoras de componentes para los parques eólicos, pero también a ingenierías y empresas de consultoría especializadas en este ámbito. La decisión por parte de los partidos de la coalición gubernamental de soterrar gran parte de la red eléctrica de alta tensión, que conectará los campos eólicos con el sur de Alemania, probablemente supondrá una carga de trabajo añadida para empresas de ingeniería y construcción.

La iniciativa de digitalización de la economía, impulsada por el Gobierno federal, supone también un campo potencialmente atractivo para empresas españolas en el campo de las nuevas tecnologías. Este sector presenta por una parte el aspecto propio de las tecnologías de la información y comunicación, en que, al igual que en otras grandes economías de la OCDE,se  presenta el problema de la ciberseguridad y la protección de datos, en los que algunas empresas españolas pueden aportar soluciones; pero también existen oportunidades en desarrollos tecnológicos para la digitalización de procesos industriales.

En la construcción en general, y en la residencial en particular se está produciendo un boom. Las empresas españolas podrían beneficiarse de ello, dado el recurso cada vez más frecuente de las empresas alemanas a la subcontratación. Además, si finalmente se concretan las iniciativas de impulsar las colaboraciones público-privadas ( PPP), podría haber oportunidades para empresas con experiencia en la gestión de infraestructuras públicas. En este sentido la aprobación del Plan Federal de Caminos (Bundesverkehrswegeplan 2030), con inversiones previstas hasta el año 2030 por importe de unos 269 millardos de euros, puede suponer nuevas oportunidades. En el ámbito residencial las medidas previstas de apoyo a la compra de viviendas, como subvenciones y exención del Impuesto de Transmisiones patrimoniales probablemente fortalecerán la tendencia.   

En el ámbito del transporte ferroviario, la principal empresa alemana, Deutsche Bahn, ha señalado su interés en contactar con empresas españolas especializadas en la construcción, la realización de infraestructuras ferroviarias y la señallzación. También en el ámbito ferroviario, pueden existir oportunidades en el mercado alemán derivadas de la liberalización de la prestación de servicios en dicho sector a partir de 2020.Además se reducirá el IVA sobre el transporte ferroviario, al tiempo que aumenta la carga fiscal en el transporte aéreo, lo que podría resultar en una mayor demanda de este transporte por el público, y en consecuencia una mayor demanda de equipos y componentes por las empresas ferroviarias. Además Deutsche Bahn se beneficiará de la decisión del Gobierno de recapitalizar la empresa en un importe de 5 millardos € como parte del paquete contra la crisis del Corona.  

En el mismo orden de cosas la Ciudad-Estado de Berlín ha iniciado el proceso de licitación de la red de metro S-Bahn con el anuncio en el Boletín de las Comunidades Europeas. El volumen financiero del contrato se desconoce aún pero ascenderá sin duda a varios millardos €. La licitación se dividirá en cuatro lotes, cada uno de los cuales a su vez estará dividido en el suministro y mantenimiento de los trenes por una parte y la gestión de la red por la otra. En total se espera adquirir más de 2.000 trenes hasta el año 2028. Todo el proceso de licitación tendrá una duración aproximada de 2 años.

El mayor potencial de crecimiento se encuentra actualmente en el sector servicios, que también presenta buenas oportunidades para las empresas españolas, ya que dada la actual evolución de la pirámide poblacional, se espera un aumento de la demanda de servicios relacionados con la asistencia a la tercera edad.

En el ámbito del comercio minorista tanto el negocio tradicional como las grandes superficies están sufriendo la competencia de los vendedores on line, lo que se está traduciendo en diversas quiebras y reordenación del sector, circunstancia que puede dar oportunidades a nuevos oferentes. Además la proliferación de estos vendedores está aumentando la demanda de almacenes, depósitos y en general servicios de logística. 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex