Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Este país ofrece grandes oportunidades para trabajar con empresas españolas de alta tecnología, sobre todo en diferentes áreas de desarrollo de software, y creemos que se van a fortalecer las relaciones bilaterales en todo lo relacionado con innovación y también con todo lo relacionado con economía circular, como la gestión de residuos, tratamiento de aguas, reciclaje, generación de energía a partir de residuos, etc.

La ciberseguridad es un sector de interés para asociarse con empresas finlandesas. Empresas españolas creadoras de software y aplicaciones específicas quieren establecerse en este mercado y compartir conocimiento o inversión. 

La empresa española puede encontrar también oportunidades en sectores con presencia tradicional como el alimentario o moda y confección, calzado, máquina herramienta o maquinaria para la construcción. En este último caso, la estrategia de penetración es la competitividad en el precio y la fortaleza del servicio post-venta.

En renovables, aunque quieren en el país aumentar la capacidad eólica instalada, que está ahora en 500 MW y desean que llegue en un par de años a 700 MW, puede haber complicaciones, no por falta de voluntad sino porque está aumentando la oposición de los afectados a tener en su entorno parques eólicos. Pero el sector tiene potencial, sobre todo ahora que Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca han reforzado el sistema de interconexión eléctrica, que se conoce como Nordigrid.

En cuanto a nuclear, en estos momentos hay tres proyectos en construcción o aprobados: el llamado Olkilouto III (AREVA); el de Pyhäjok; y el de Kiluoto IV.

Donde no vemos mucho potencial es en solar porque aunque en verano hay largos periodos de insolación, Finlandia se autoabastece al 100% durante el estío de hidráulica, biomasa y eólica.

En cuanto a gas natural licuado, Finlandia depende en gran medida del gas que importa GASUM (empresa pública distribuidora de gas) a través de una red de gasoductos que viene de Rusia. Hay dos factores que van a hacer que cambie esto. En primer lugar, la Directiva de azufres de buques va a obligar a los que navegan por el Mar Báltico a cambiar el fuel por gas y, más concretamente, GNL, que es de más fácil transporte y almacenamiento. Para ello se están desarrollando instalaciones de almacenamiento y regasificación en distintos puertos del país. Ayuda también la decisión de la UE a dotar de un sistema autónomo de gas a Finlandia y a las repúblicas bálticas con abastecimiento de GNL procedente de otros orígenes para evitar dependencia energética de Rusia, dando apoyo comunitario a que se construya un gasoducto báltico.

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex