Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Tecnología

Por el peso del sector tecnológico del país, el Reino Unido es la tercera economía europea en términos de innovación. Reino Unido ofrece un entorno excepcional para las empresas de tecnología de todo el mundo, ya que cuenta con una arraigada tradición en la creación de nuevas empresas, reforzada por los conglomerados de compañías tecnológicas existentes en todo el país. Londres encabeza el ranking de ciudades europeas en número de startups seguida de Berlín, París, Ámsterdam, Barcelona y Madrid. En los últimos 5 años se han creado una media de 7.682 nuevos startups al año, casi cada hora.

Destacan el crecimiento y potencial de los verticales de salud digital, Fintech, tecnología educativa, ciudades inteligentes, tecnologías verdes (Greentech), tecnología para el comercio minorista (Retailtech), tecnología para viajes (traveltech) y por supuesto las tecnologías relacionadas con el comercio electrónico. Todos estos verticales están siendo impulsados por los últimos desarrollos en tratamiento de datos, tecnologías inmersivas e inteligencia artificial, y por una población y unos consumidores con un nivel de digitalización elevado.

Asimismo, la pandemia del covid-19 ha supuesto un cambio en la concepción de la asistencia sanitaria. Reino Unido ha fomentado el empleo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en el sistema sanitario para aliviar la presión hospitalaria sufrida durante la pandemia. Para mejorar el sistema sanitario británico, “National Health System” (NHS) y facilitar su digitalización, el NHS ha recibido la mayor asignación presupuestaria de su historia. Además, el Gobierno espera modernizar el sistema para disponer de más servicios para su población más envejecida. El envejecimiento de la población es un hecho en el Reino Unido: en los últimos 15 años la población mayor de 65 años ha experimentado un incremento del 85 %. Por todo ello, la digitalización del sistema sanitario es un sector de oportunidad desde el punto de vista no sólo comercial, sino también financiero y social.

También se observan oportunidades en los sectores de food-tech y agri-tech, dada la importancia de la industria agroalimentaria para la economía británica, y en otros respaldados por ayudas públicas como la robótica de servicios en el cuidado de mayores.

Por último, el Gobierno ha puesto gran énfasis en la mejora del sistema de movilidad urbana del país, con nuevos planes más eficientes, limpios con el medio ambiente e innovadores mediante el uso de nuevas tecnologías. En este sentido, los vehículos y bicicletas eléctricas y las aplicaciones que faciliten el desplazamiento de los ciudadanos suponen una oportunidad para las empresas españolas.

 Infraestructuras

El sector de las infraestructuras, y específicamente las infraestructuras de transporte y energéticas ofrecen grandes oportunidades para las empresas españolas. El Gobierno anunció inversiones récord en su Spending Review 2020 y en su National Infrastructure Strategy. Posteriormente en septiembre de 2021 en el National Infrastructure and Construction Pipeline 2021 detalló el gasto en proyectos de infraestructuras para los próximos 10 años, que alcanzará un valor de hasta 650.000 millones de libras (más de 760.000 millones de euros). Se incluyeron más de 400 contratos para el ejercicio 2021/22 en el que se adjudicarán contratos con un valor entre 21.000 y 31.000 millones de libras. Más de tres cuartas partes de estos fondos serán para el sector del transporte. Asimismo, para los próximos cinco años, hasta el 2024/2025, el Gobierno tiene la intención de sacar a licitación contratos por un valor de 200.000 millones de libras (234.000 millones de euros). De esa cantidad, el sector del transporte se beneficiará de 70.000 millones de libras mientras que el sector energético se llevará alrededor de 51.300 millones de libras.

 Energías renovables

En lo que a energías renovables se refiere, los subsectores de mayor interés para las empresas españolas son las tecnologías fotovoltaicas y eólicas, sobre todo la eólica marina y más recientemente la energía eólica flotante. El Gobierno ha lanzado varios programas y subastas para apoyar la inversión en estas tecnologías. También, el subsector de la energía nuclear prevé altos niveles de inversión. En 2020, el Gobierno publicó en el “Energy White Paper” su estrategia para conseguir Net Zero en 2050 y su “Plan de 10 puntos para una revolución industrial verde”. El Gobierno se plantea ampliar y construir nuevas plantas de producción energética, poniendo especial énfasis en las energías renovables, el desarrollo de nuevas plantas nucleares y la inversión en hidrógeno verde, captura y almacenamiento de carbono. Recientemente, el Primer ministro anunció distintos planes para la creación de un sistema energético completamente “verde” para 2035, al confirmar su objetivo de eliminar el uso de combustibles fósiles para la generación energética en Reino Unido.

 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex