Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

La gastronomía española está alcanzando una gran popularidad en Hong Kong. En los últimos  años se ha  abierto algún restaurante español de buena calidad que  transmite una imagen más adecuada de la gastronomía española; esto supone una alternativa a la versión tapas-bar más tradicional, en la mayoría de los casos en manos locales, asociada al precio bajo y calidad ajustada. Así pues, los productos agroalimentarios españoles como  cárnicos (en especial cerdo ibérico) y productos gourmet - entre los que destaca el jamón ibérico-, están encontrando oportunidades en el mercado local. Paralelamente, Hong Kong eliminó en 2008 los aranceles al vino, lo que ha aumentado el consumo entre la población local y ha convertido Hong Kong en un hub para la reexportación al resto de Asia; el vino español tiene por tanto oportunidades interesantes que se refuerzan además a través de los restaurantes españoles.

 Hong Kong es un gran centro de compras en la región de Asia, al atraer a un gran número de visitantes de alto poder adquisitivo de Asia-Pacífico, en especial de China. Por otra parte, la renta per cápita de Hong Kong se sitúa en torno a 46.200 USD. Por tanto, el sector de joyería, moda (incluido calzado), belleza (perfumería y cosmética) y complementos, en sentido amplio, y siempre en un segmento de calidad-precio alto, ofrece oportunidades importantes. Estas oportunidades existen también en el sector hábitat (complementos y diseño de muebles e interiorismo). Sin embargo en consumo y a diferencia de lo que ocurre en gastronomía priman las marcas sobre la imagen país.

El sector de infraestructuras podría ofrecer también interesantes oportunidades para las empresas españolas aunque la complejidad de este mercado, unido a la enorme competencia por parte de los ya instalados, el coste de mantener una presencia comercial y lo limitado del mercado, ha ido desincentivando en general a las empresas españolas del sector.

Conviene no olvidar que el mercado de Hong Kong es limitado por definición, las empresas españolas que se dirigen al mismo lo hacen, en general, desde una perspectiva Asia-Pacífico.