Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Los sectores que pueden ofrecer a las empresas españolas más oportunidades comerciales son sobre todo aquellos en los cuales España tradicionalmente tiene presencia en el mercado letón como la alimentación, la moda y confección, el calzado, pavimentos y revestimientos cerámicos, máquinas y aparatos eléctricos y mecánicos.

Respecto al sector de la alimentación, existen buenas posibilidades para las exportaciones de todo tipo de frutas y verduras, aceite de oliva, pescado, productos cárnicos. Los vinos españoles también están muy bien posicionados en el mercado letón (ocupan el tercer puesto detrás de Italia y Francia) por su buena relación de calidad–precio.

También existen oportunidades de exportación de bienes y servicios ligadas a las licitaciones que se van publicando en el marco de los proyectos de infraestructuras que se están desarrollando actualmente o que se desarrollarán en el medio plazo:

 

  • Rail Báltica: Este proyecto es sin duda el mayor de los proyectos de infraestructura en Letonia, que comparte con Lituania y Estonia, (y a otro nivel con Polonia y en un posible futuro, Finlandia). Como se ha comentado en un epígrafe anterior, se trata de la construcción de una línea doble de ferrocarril de ancho europeo, para pasajeros y mercancías, de 870 km de largo (desde Tallin hasta la frontera entre Lituania y Polonia), de velocidad alta (hasta 240 km/h para pasajeros y 120 kms/h para mercancías), que forma parte del Corredor TEN-T Mar del Norte – Báltico. El coste de construcción del tramo báltico es de unos 5.800 millones de euros, de los que 1.900 millones de euros corresponden al tramo de Letonia. Los fondos provienen de la Unión Europea (CEF, hasta un 85%) y de los tres países bálticos. Esta línea está prevista que continúe a través de Polonia para enlazar con las redes ferroviarias europeas. El proyecto avanza con ciertos retrasos, por la complejidad que supone desarrollar un proyecto supranacional con diferentes niveles y órganos de decisión. Aún así se ha completado la mayor parte de la fase de diseño, en la cual, de las 9 licitaciones lanzadas para el diseño de los tramos de la infraestructura, 7 han sido adjudicadas a empresas españolas o consorcios con presencia de empresas españolas. Se prevé que el proyecto finalice en 2026. Letonia juega un papel central en este proyecto ya que los tres países bálticos han formado una empresa mixta, "RB Rail AS", que coordina todo el proyecto y está ubicada en Riga, la capital letona. Las obras de la infraestructura física de Rail Báltica son competencia en cada país de las empresas nacionales de infraestructuras ferroviarias o similares. En Letonia, la empresa encargada, filial del Ministerio de Transporte, es "SIA Eiropas Dzelzela Linijas”, muy cercana a LDz, empresa de ferrocarriles de Letonia. En los dos otros países bálticos este tipo de obras son también competencia de empresas públicas similares, aunque siempre fiscalizadas por "RB Rail AS".
  • Oportunidades ligadas al objetivo de reducción de las emisiones en el sector del transporte incluido en el Plan de Resiliencia y Recuperación. En los próximos años Letonia destinará 295,5 millones de € al proyecto Riga Visión0, proyecto centrado en establecer en Riga (la capital) y su zona de influencia una única red de rutas de transporte público multimodal, con el ferrocarril como eje central, aumentando el número de vehículos de transporte público con cero emisiones (ferrocarril y transporte público urbano) e implementando un adecuado plan de gestión y precios para el público. Este proyecto implica la electrificación de algunos tramos ferroviarios y la compra de locomotoras eléctricas y autobuses cero emisiones.
  • En el sector de la energía eléctrica, el proyecto de sincronización de las redes eléctricas bálticas con las de la Europa continental, ha sido el principal objetivo durante los últimos años. Este proyecto con un valor en torno a los 1.200 millones de € y financiado en un 75% con fondos de la UE, prevé que los tres países bálticos puedan en 2025 desconectarse del actual anillo eléctrico BRELL (Bielorrusia, Rusia, Lituania, letonia y Estonia) y unirse a la red europea. En el caso de Letonia la red ha sido ya prácticamente adaptada a la futura sincronización con Europa continental, quedando por licitar tan solo proyectos de menor cuantía.
  • Dentro del desarrollo de las energías renovables, este país presenta pocas oportunidades ya que su nivel de cumplimiento es superior a la media (por encima del 40% en el mix energético) por el peso de la energía hidroeléctrica y la biomasa. Aun así, existen planes para el desarrollo conjunto entre Letonia y Estonia de un parque eólico off-shore n el báltico, con una capacidad de entre 700-1000MW, que está previsto esté activo a finales de 2030. El 16 de junio se ha lanzado la licitación para el estudio de Impacto ambiental.
  • Finalmente, aunque los principales proyectos de expansión en el aeropuerto internacional de Riga, principal hub aéreo de la región de los bálticos, ya se han desarrollado, existen proyectos ligados a la construcción de una nueva terminal cuya construcción se esperaba para 2020, pero que por los efectos de la pandemia se ha retrasado, y a un parque tecnológico y otro comercial. Así pues, está prevista la construcción de una nueva terminal de pasajeros para 2024-2027, así como la construcción de una nueva conexión mediante ferrocarril; también ampliación del RIX Cargo city, el parque industrial del aeropuerto y la construcción de una nueva torre de control de tráfico aéreo para 2023.