Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Los sectores que pueden ofrecer a las empresas españolas más oportunidades comerciales son sobre todo los campos en los cuales España tradicionalmente tiene presencia en el mercado letón como la alimentación, la moda y confección, el calzado, pavimentos y revestimientos cerámicos, máquinas y aparatos eléctricos y mecánicos. En cuanto al sector de la alimentación, existen buenas posibilidades para las exportaciones de todo tipo de frutas y verduras, aceite de oliva, pescado, productos cárnicos. Los vinos españoles también están muy bien posicionados en el mercado letón (ocupan el tercer puesto detrás de Italia y Francia) por su buena relación de calidad – precio.
 
      A lo anterior hay que añadir, en estos momentos, lo ya mencionado en el punto 3.2.2. relativo al concurso de compra de 32 unidades de material rodante ferroviario (EMUs)
 
En cuanto a las oportunidades de negocio relacionadas con grandes proyectos, cabe mencionar los siguientes:
 
      El mayor de los proyectos de infraestructuras en Letonia, que comparte con Lituania y Estonia, (y a otro nivel con Polonia y en un posible futuro, Finlandia) es el denominado “Rail Baltica”. Se trata de la construcción de una línea doble de ferrocarril de ancho europeo, para pasajeros y mercancías, de 870 kms de largo (desde Tallin hasta la frontera entre Lituania y Polonia), de velocidad alta (hasta 240 kms/h para pasajeros y 120 kms/h para mercancías), que forma parte del Corredor Mar del Norte – Báltico. El coste de construcción del tramo báltico es de unos 5.800 millones de euros, de los que 1.900 millones de euros corresponden al tramo de Letonia. Los fondos provienen de la Unión Europea (CEF, hasta un 85%) y de los tres países bálticos. Esta línea está previsto que continúe a través de Polonia para enlazar con las redes ferroviarias europeas. El proyecto ya está iniciado y avanza a base de la publicación de subsecuentes convocatorias de concursos. Se prevé que se haya terminado en 2026. Letonia juega un papel central en este proyecto ya que los tres países bálticos han formado una empresa mixta, RB Rail AS, que coordina de manera muy estricta todo el proyecto y está ubicada en Riga, la capital letona.
 
      Otros proyectos ferroviarios a tener en cuenta, independientes de “Rail Baltica”, son uno de adquisición de material rodante que ha salido finalmente a concurso a mitad de año 2017, así como otros definidos en la primera mitad de 2017, de electrificación de la línea desde la frontera en el Este hasta Riga (de más de 500 millones de euros) y al menos otros dos de importancia media cerca de Riga y de Daugavpils.
      En el sector de la energía eléctrica, un proyecto en marcha es el de la tercera interconexión entre Letonia y Estonia, una línea de transmisión de 200 kms. Hay también otros proyectos, bien de menor cuantía, como el “Baltic Corridor”, o en un estadio inicial, como el de reemplazar dos líneas de interconexión con Estonia. Otro posible proyecto a seguir es el de la futura sincronización de redes eléctricas bálticas con las de Europa continental, tras la prevista desconexión con la red BREL gestionada desde Moscú. En cuanto a la energía gasística, las interconexiones actuales parece que se consideran suficientes, pero podría haber oportunidades futuras con respecto al almacén subterráneo de Inculkans. En el “mix” energético de Letonia las energías renovables representan alrededor del 40% y hay potencial, particularmente en el sector de la energía eólica, aunque por la interrupción de las ayudas del gobierno hace ya un tiempo, no hay proyectos planteados actualmente.
 
- Finalmente, el Ministerio de Transporte tiene proyectos de carreteras basados en el Programa de Reconstrucción de Carreteras del Estado, que se va adaptando a las necesidades y que se financian con apoyo de fondos CEF.