Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

A pesar de la mala coyuntura de los últimos años, según último informe del FMI de mayo de 2018, la economía está mejorando (3% previsto para 2018), aunque aún cuenta con vulnerabilidades elevadas y con la necesidad de que se lleven a cabo reformas sustanciales para mejorar la estabilidad macroeconómica. Según este informe las políticas que debían implementarse de cara a principios de 2018 se están poniendo en marcha, aunque algunas de ellas con cierto retraso.

Las empresas ya implantadas demandan servicios de consultoría, ingeniería y logística y existen oportunidades en el sector de hidrocarburos. A este respecto, destaca la reserva de gas encontrada, “Grand Torture-Ahmeyim”, cuya explotación podría durar 25 años. Esto puede generar importantes oportunidades de negocio, entre otros, para el Puerto de La Luz de Gran Canaria.

Las perspectivas de que existan importantes reservas de gas en los yacimientos costeros de Banda y Pélican han llevado a varias multinacionales a lanzarse a la prospección. Es de destacar asimismo el proyecto de producción de energía con gas “Banda Gas-to-Power” situado a 70 km de las costas mauritanas con ayuda del Banco Mundial. Este proyecto incluye también la realización de 500 km de red eléctrica de media tensión y 1000 de baja tensión, cuya producción se exportará parcialmente a Senegal y Mali. Se pretende que esto no solo contribuya al déficit de producción para consumo sino también para proyectos mineros.

En cuanto a los hidrocarburos, se anima activamente a los extranjeros a invertir en el marco de contratos de producción con el Estado. Esto es así porque, en su conjunto, el sector ha experimentado una fuerte contracción debido a la caía de precios del petróleo en los últimos años. A finales de 2017, la empresa malaya “Petronas”, que comercializaba todo el petróleo bruto mauritano negoció la finalización de sus operaciones con el Estado, cuya participación era del 12%.

Para alentar las inversiones, ya en 2010 se creaba el Código de Hidrocarburos en Bruto que entre otras cosas introduce en su art. 34 una cláusula de preferencia nacional que favorece la contratación de mauritanos frente a extranjeros. También, la reglamentación en la que figura el contrato tipo de producción compartida se actualizó en 2011, dando más flexibilidad para que se negocien las disposiciones caso por caso.

En 2017 no se desarrollaban en Mauritania actividades de refinado, ya que la única refinería existente lleva sin funcionar desde 2011. El Estado está intentando atraer inversiones para su rehabilitación.
En cuanto a las energías renovables, Mauritania es también un país con potencial. En energía eólica, 7-9 metros por segundo y en energía solar, 3,5-6 m2/d de sol ocho horas al día.

El sector pesquero, uno de los ejes de la economía mauritana (13% de las exportaciones y 8,4% de los ingresos del Estado), demanda equipos y maquinaria para el procesado de pescado aunque todavía no existe una industria de transformación de pescado potente. Pueden existir, no obstante, oportunidades para la renovación de la anticuada flota mauritana, ya sea con barcos nuevos o de ocasión. Por su parte, el sector construcción ha crecido mucho durante los últimos años, pero actualmente también se ha visto ralentizado por la caída de la inversión pública.
Los sectores de mayor actividad, como la pesca, el sector minero o de hidorcarburos, se caracterizan por estar dominados por empresas estatales o grandes grupos familiares que apenas tienen incidencia en los ingresos de las poblaciones vulnerables. En cualquier caso, las empresas mineras han paralizado considerablemente las operaciones de inversión. La SNIM (Sociedad Nacional de Industria y Minas de Mauritania), principal importador de bienes y equipos para la minería, tiene en estos momentos serios problemas de pagos.

El Código de Inversiones 2012 prioriza el sector de las energías renovables y existen varios proyectos en ese sentido tanto en energía fotovoltaica como eólica. En concreto existe un proyecto del estado de llegar a un mix energético de 42% de energías renovables para 2018. El Sector Agrícola también figura entre las prioridades gubernamentales, dado el potencial agrícola desaprovechado del país. En este campo, destacan las necesidades de maquinaria y equipamientos agrícolas, y equipamientos de riego. También prevé el código condiciones ventajosas para la inversión en ganadería y otros productos de origen animal. Desde 2011 ya ha habido asociaciones público-privadas de inversión en este sector y destaca la “Sociedad Mauritana de Productos Lácteos” que inició sus actividades en 2016 y que se une a “Tivilski”, con actividad anterior.

Mauritania sigue importando un 70% de sus necesidades alimentarias, por lo que el sector agroalimentario sigue siendo de interés, en toda su gama de productos (siempre que estén de acuerdo con los principios del Islam). El mercado alimenticio mauritano se caracteriza por la existencia de grupos de interés vinculados a agentes locales importantes, que dominan la distribución al por mayor del arroz y otros alimentos básicos. Esto explica que en 2015 el precio interno del arroz importado fuera el doble del precio mundial y el del trigo un 60% más elevado. Por su parte, las importaciones de leche y pollo se venden a precios fijos subvencionados que establece el Ministerio de Comercio. Hay que destacar también otro producto, el azúcar, pues Mauritania es uno de los mayores consumidores del mundo con 200.000 toneladas al año según el informe de la secretaría de la OMC de 2018.