Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Es difícil señalar, en un mercado tan maduro como éste, cuáles son los sectores en los que sea patente el interés no satisfecho de las empresas locales, que conocen perfectamente España, nuestras ferias y nuestros productos. En todo caso cabe señalar que la mejora de nuestras exportaciones con Noruega debe venir, sin descuidar los productos de consumo en los que España goza de una importante presencia e imagen, de la mano de la exportación de productos con creciente valor añadido. En conjunto, los sectores con mayor proyección a destacar son:

  • Infraestructuras de transporte: El Gobierno y el Parlamento noruego están estudiando la posibilidad de implantar la alta velocidad en Noruega. La red establecería conexión rápida entre la capital y las ciudades más importantes del país como Bergen o Stavanger. Los estudios de viabilidad propusieron 6 líneas: 5 desde Oslo hacia Stavanger, Bergen, Trondheim, Gotemburgo y Estocolmo; y otra que conecte Stavanger y Bergen, con varias alternativas para cada línea. El 25 de enero de 2012, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones determinó que la construcción de las vías era viable y que el servicio comercial será rentable en todas las líneas menos la que unía Bergen y Stavanger. El primer trayecto a construir sería Oslo-Kristiansand-Stavanger por el alto número de potenciales clientes. Solo queda esperar que el Gobierno presente los concursos públicos para la adjudicación de las obras donde podrían participar empresas españolas. En todo caso no se espera que el proyecto sea lanzado a corto plazo.
    En 2013 fue aprobado el nuevo de transportes 2014-2023 que mejorará las infraestructuras del país por carretera, ferrocarril, mar y aire. Este Plan aumenta en un 45% el presupuesto del anterior y se centrará en una mejora sustancial de las carreteras y las líneas férreas de cercanías.
  • Infraestructuras energéticas: A las oportunidades que tradicionalmente ofrece el importante sector offshore noruego, hay que sumar más recientemente los planes de inversión en renovación de la red eléctrica y de actualización de centrales hidroeléctricas que tienen tanto la empresa estatal de distribución como diversas empresas privadas de generación. Resulta especialmente interesante este sector una vez autorizado un proyecto de interconexión Noruega-Reino Unido con un cable submarino operativo desde 2017, que habre una interesante opción de exportación de electricidad en Noruega. Es en este ámbito en el que se enmarcan los desarrollo por Equinor (antigua Statoil) de campos offshore de energía eólica, en los que participan Iberdrola, Vicinay, Navantia, Windar y otras empresas españolas, que se han desarrollado o están en construcción en Dinamarca, Alemania y Escocia.
  • Construcción residencial: Con un crecimiento de la población del 1% en términos anuales, gracias a la política gubernamental de apoyo a la natalidad, el movimiento de los precios de las viviendas se encuentra en clara tendencia alcista dada la escasez actual de viviendas en relación a la demanda real, así como la potencial, por ello es preciso que se produzca un serio esfuerzo de promoción inmobiliaria en algunas zonas del país, en especial Oslo. Este sería un sector de amplio desarrollo para las empresas españolas de la construcción, así como para materiales de construcción: baldosas, azulejos,... 
  • Construcción naval: Independientemente del contrato de Navantia, regularmente se han construido unidades para los numerosos armadores noruegos, tanto mercantes como de pesca. Desde el punto de vista de España, hay que señalar que hasta este año las empresas del sector estaban muy satisfechas con el mercado noruego y el nivel de negocio en el sector. Noruega ha sido en los últimos años el principal destino mundial del sector de construcción naval español.
  • Energías renovables: Noruega está muy interesada en el desarrollo de la energía eólica con aerogeneradores de base marina. Varias empresas españolas ya han firmado acuerdos de cooperación para el desarrollo de este sistema con compañías noruegas y se espera que el proyecto HiPRWind, con el primer aerogenerador en la costa de Bizkaia, sea el campo de pruebas para su futura implantación en Noruega. Alguna asociación de empresas con experiencia en la prestación de servicios en el sector de la extracción de hidrocarburos en alta mar, está muy interesada en sustituir su anterior actividad por otra similar en el sector de energías renovables en alta mar. No obstante, de momento se echa de menos la existencia de planes públicos en este sector, a pesar de que el Ministerio de Petróleo y Energía en el Libro Blanco sobre la energía que publicó en abril de 2016 recalcaba la importancia de la energía eólica. En las ferias ONS de 2016 y 2018 de Stavanger este ha sido el sector estrella.
  • Acuicultura: Esta industria se encuentra muy desarrollada en Noruega. No obstante se enfrente a muchas críticas, así como a un panorama complicado. La acuicultura noruega se centra exclusivamente en el salmón atlántico y se desarrolla en las aguas de los fiordos. Se está produciendo una cierta degradación de los fondos, y, adicionalmente, las aguas ya no están tan limpias por lo que están apareciendo algunas enfermedades. Los industriales noruegos buscan alternativas y en este momento están considerando la acuicultura española por varios motivos: se realiza tierra adentro, se focaliza en varias especies y está dentro del territorio de la UE.
  • Automóviles: Noruega no fabrica ningún automóvil convencional y todas sus necesidades se cubren con la importación. Los automóviles suponen normalmente el 10% del total de las exportaciones bilaterales hispano-noruegas y sitúan a España como uno de los principales socios comerciales en este concepto para Noruega. La venta de nuevos automóviles particulares en Noruega continúa aumentando. No obstante, Noruega ha empezado con la producción de coches eléctricos. En la actualidad, se fabrican 3.600 unidades anuales y se prevé un crecimiento en la producción para el año que puede llegar a alcanzar una cifra anual de 10.000 unidades, impulsada por las fuertes ayudas estatales a la compra y utilización de coches eléctricos. En el mes de abril de 2018, la empresa SEAT ha empezado la venta de sus vehículos en Noruega, tras quince años de ausencia en el país.
  • Vinos: A pesar de tener un monopolio estatal, siempre se detecta interés noruego por los vinos españoles entre los importadores autorizados. Debido a ello se realizan numerosas acciones de promoción en este sector.
  • Frutas y verduras: La cruda climatología noruega obliga a importar estos productos, en los que somos exportadores competitivos. Como consecuencia, España siempre ocupa los primeros puestos como proveedor en el mercado noruego, por lo que sería adecuado empezar a diseñar productos con valor añadido y sin conservantes que aumentaran los ingresos.
  • Productos 'gourmet': Dado el gran conocimiento de la gastronomía española que el turismo está introduciendo entre la población de Noruega, es momento de dar un paso e introducir productos elaborados, con alto valor añadido: aceitunas, frutos secos, embutidos -en este país se produce una especie de salchicha picante con el nombre de 'chorizo'-.
  • Otros productos: Entre otros productos tradicionalmente exportados destacan: textiles, zapatos y accesorios, aceite de oliva, productos químicos y farmacéuticos, cerámica y muebles. Aunque estos dos últimos ligados a la decoración de interiores.
  • Cultura, idioma y libros: Dado el amplio interés que existe por el idioma español en Noruega, el campo de la cultura española podría tener un importante desarrollo en este país. La presencia de un Instituto Cervantes podría ser de gran ayuda para la penetración de la variante comercial de la cultura española, en forma de libros, series televisivas y películas en este país.
  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex