Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

Sectores más interesantes para el comercio

Los sectores de mayor interés para las empresas españolas son vehículos y medios de transporte, productos agroalimentarios  (vino, aceite, zumos, conservas de pescado y cárnicos), bienes de consumo (medicamentos, moda, pavimentos, piedra natural, cosmética, muebles y artículos deportivos), las energías renovables,  proyectos ligados al desarrollo de ciudades inteligentes, los proyectos de infraestructuras e ingeniería civil. En servicios, destaca el creciente interés por el estudio del español y el turismo a España, además de arquitectura, financieros, consultoría e ingeniería.

Agroalimentario: Taiwán es un mercado maduro, altamente competitivo y muy segmentado, donde la introducción de nuevos productos se enfrenta a la competencia de empresas de otros países ya establecidas, como Francia, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda o Chile. Sin embargo, es el sector con el mayor número de transacciones comerciales entre España y Taiwán.

  • Carne de porcino y productos curados este sector ha experimentado un gran crecimiento desde la apertura del mercado del porcino en septiembre de 2014; este hecho ha llevado a España a un escenario favorable, ya que algunos de sus competidores no están autorizados a exportar sus productos a la isla.
  • Aceite de oliva: En los últimos años, el consumo de este producto ha seguido una tendencia constante y positiva. La producción local se centra únicamente en aceite vegetal (soja, cacahuete y sésamo) El principal competidor en este sector es Italia.
  • Orgánicos: el interés por los productos orgánicos, especialmente  de origen extranjero es creciente, entre otras cosas debido a la inseguridad que siente el consumidor de productos agroalimentarios de origen taiwanés debido a las constantes alarmas alimentarias graves creadas por casos de fraude y malas prácticas entre los productores locales. Se trata del segmento de mayor crecimiento potencial del sector, circunstancia que sin duda no es ajena al aumento de las barreras a la importación.

Energías renovables: a pesar de que el agroalimentario sea hoy por hoy el principal sector exportador desde España, otros sectores tienen mayor potencial y deben ser explotados en mayor medida. Entre estos, el más prometedor por la competitividad de nuestra industria y por la demanda esperada en el futuro próximo es el de las energías renovables, derivada de los ambiciosos planes del gobierno para el sector: cierre de las centrales nucleares en 2025, reducción del nivel de emisiones de 2005 en un 20% para 2030 y en un 50% para 2050, instalación de 20GW de capacidad solar y 4GW de eólica, etc. Para impulsar la presencia de nuestras empresas sería aconsejable la conclusión de un acuerdo de cooperación entre una entidad como IDAE y su contraparte taiwanesa.

Bienes industriales: existen oportunidades en maquinaria para obras públicas, componentes de máquina herramienta, componentes de automoción, así como en productos siderúrgicos o en la provisión de componentes electrónicos semiterminados.

Ciudades inteligentes: este sector presenta un gran desarrollo a nivel mundial; en el año 2016 dos ciudades de Taiwán fueron galardonadas con el premio a la mejor ciudad inteligente. Este sector genera oportunidades para las empresas españolas que tengan experiencia en el mismo.

Español como lengua: En los últimos años se ha producido un interés creciente por el estudio de una tercera lengua en Taiwán. Además, del inglés los taiwanesés están interesados en aprender japonés, español, francés y alemán principalmente. En la isla existen cuatro universidades con departamento de español a parte de las academias, colegios y centros de estudios donde se imparte esta lengua.

Este sector tiene un importante efecto sobre otro tipo de bienes y servicios, como turismo cultural, viajes de estudio, libros de estudio del español o de preparación para el DELE.

Compras públicas: la existencia de barreras culturales, la competencia local y el desconocimiento del potencial español nos sitúan en desventaja. A pesar de que un 20% de los contratos son adjudicados a empresas extranjeras, en la actualidad las empresas europeas únicamente se adjudican el 3,6% de ese porcentaje y una escasa penetración en productos de construcción.
Finalmente, se detecta un aumento de empresas extranjeras realizando servicios audiovisuales, editoriales, gestión de proyectos, arquitectura e ingeniería.
 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex