Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

La matriz energética uruguaya ha experimentando en los últimos años el cambio cuantitativo y cualitativo más importante de los tiempos modernos, basado esencialmente en el establecimiento de diversas plantas de energías renovables, y más en particular de energía  eólica, aunque también en la solar fotovoltaica y en la biomasa. Este proceso se había  traducido en una mayor demanda de equipamientos para los diferentes subsectores eléctricos que han aumentado muy sensiblemente las exportaciones españolas en 2015 y 2016. En 2017, sin embargo, el programa de fomento de las Energías renovables, y el proceso de establecimiento de estas plantas se da ya por terminado. Uno de los efectos que se han observado es la caída en partidas tales como los aerogeneradores, que habían pasado a ser la primera partida de exportación española a Uruguay en 2015 y 2016, que ha pasado de 50 millones de US$ en 2016 a prácticamente desaparecer en 2017.Continua habiendo un potencial significativo en plantas más pequeñas para el sector industrial privado, y de algunos componentes de control y distribución eléctrica, sin embargo, pero el gran auge de proyectos de  energías renovables ha sin duda terminado.

La apertura de las inversiones públicas al nuevo esquema de las Participaciones Público Privadas (PPP) para infraestructuras, hacen este sector muy atractivo para las empresas españolas. Mención aparte en este aspecto merece el sector de carreteras, que ha sido designado como la primera prioridad en infraestructuras durante el actual gobierno (2015-2019). También el sector ferroviario puesto que se prevé el relanzamiento del sector, además de la construcción/rehabilitación de una línea férrea de unos 273 kms entre una eventual nueva planta de pasta de celulosa en Ciudad de Paso de los Toros y el puerto de Montevideo, con un coste aproximado de US$ 1.000 millones. Los programas PPP ha de convertirse por fuerza en uno de los principales mecanismos de financiación de la Administración uruguaya, habida cuenta de la necesidad de modernizar y expandir sus infraestructuras, y de las restricciones financieras que impone la necesidad acuciante de reducir el déficit público.

También son importantes las necesidades de equipamiento vinculado a la inversión en saneamiento y en el sector de telecomunicaciones (desde terminales hasta cableado, tecnología de red, etc.). Son, asimismo, sectores de interés, el Software de gestión y los servicios de consultoría vinculados a la reforma institucional de la mayor parte de las instituciones/empresas públicas. No pueden dejar de mencionarse las oportunidades que ya existen en viviendas sociales y en edificación pública (hospitales, escuelas, centros de asistencia...), normalmente en régimen de PPP..

El gobierno, desde la Oficina de Planeamiento y Presupuesto señaló que Uruguay deberá promover el desarrollo de diez complejos productivos estratégicos, en los que lógicamente habrán de darse oportunidades:

  • Bioeconomía (Producción primaria, Salud humana y animal, Producción Manufacturera y Biocombustibles y energía a partir de la biomasa)
  • TIC (Software, Electrónica y Telecomunicaciones)
  • Alimentos
  • Forestal - madera - celulosa
  • Minería y Metalúrgica naval
  • Producción energética no renovable (petróleo y gas)
  • Producción energética renovable (eólica, solar e hidráulica)
  • Industrias creativas
  • Servicios globales de exportación
  • Turismo y Hostelería ( tanto en construcción de hoteles como en gestión hotelera)

 

 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex