Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

Hay una extensa legislación específica sobre las características mercantiles que han de cumplir las empresas en Islandia. En este informe se dan sólo unas líneas generales sobre algunos tipos de sociedades que pueden operar en el país y el marco general de la normativa básica fiscal y laboral.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

La mayoría de los convocatorias de los contratos públicos se publican en islandés en la página del Centro para los negocios estatales (el Ríkiskaup), lo cual, sin lugar a dudas, complica la labor de estar al tanto de las posibles oportunidades de negocio. Sólo los contratos públicos que caen dentro del ámbito de la EEA se publican en inglés.

No obstante lo anterior, el sector público islandés, siguiendo la legislación europea, tiene la obligación de realizar concursos públicos –que deberán ser publicados en el Tenders Electronic Daily y en el Diario Oficial de la Unión Europea- cuando los contratos de suministro o prestación de servicios que superen los 16.750.000 coronas islandesas (100.500 euros), ampliándose esta cifra hasta los 649.230.000 coronas islandesas (3.896.000 euros) cuando se trata de contratos para la realización de obras.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

 El 28 de noviembre de 2008, el Parlamento islandés aprobó una ley por medio de la cual durante dos años se autorizaba al Banco Central a imponer normas que prohibiesen las operaciones de cambio de divisas, con la intención de controlar la volatilidad de la corona islandesa a corto plazo. Aunque esta ley afectaba a todas las transacciones de capital, a las operaciones de importación y exportación de bienes y servicios no se les impuso ninguna restricción. Estas medidas fueron posteriormente prorrogadas, y han dejado de estar vigentes en 2017.

Con marcadas excepciones sectoriales, el país está abierto a la inversión extranjera y todas las entidades pertenecientes al Espacio Económico Europeo pueden invertir en la mayoría de los casos con los mismos derechos que los inversores islandeses.

La restricción más notable se produce en el sector de la pesca, en el cual las empresas islandesas tienen la exclusividad para la realización de actividades pesqueras. Las empresas del sector no pueden tener más de un 25% de participación extranjera (aunque este límite aumenta hasta el 33% en determinados casos). En el sector de la energía, solo se permiten inversiones en energía hidráulica y geotérmica provenientes de países del Espacio Económico Europeo. Por último, también existen restricciones en el sector del transporte, en el que la participación máxima extranjera en las aerolíneas del país se limita al 49% del capital, de manera que siempre existe una mayoría de capital islandés.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

Es posible la compra de inmuebles por parte de extranjeros, salvo restricciones por cuestiones de seguridad. Se recuerda la pertenencia de Islandia al Espacio Económico Extranjero.

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

Islandia no ofrece incentivos a la inversión propiamente dichos. Sin embargo, como país miembro de la EEA, Islandia tiene acceso a los fondos europeos asociados a programas de Investigación y Desarrollo y a las subvenciones establecidas para las joint ventures formadas por al menos una compañía residente en un país miembro de la EEA. También conviene destacar que las empresas pueden beneficiarse de subsidios establecidos para la creación de nuevas compañías (New Business Venture) y de fondo que trata de fomentar el desarrollo científico.

Incentivos Fiscales:

El impuesto de sociedades se sitúa en un 20%, uno de los más favorables de los países OCDE. Hasta 2001 se situaba en el 30%. Con esta medida, el Gobierno islandés ratificaba el interés de Islandia en convertirse en uno de los países con un sistema fiscal más atractivo para el establecimiento empresas. El sistema fiscal islandés, además, ofrece una legislación en la que no está contemplando el pago de ningún tipo de impuesto municipal sobre los beneficios de las sociedades ni reglas sobre la subcapitalización (Thin-Cap). Tampoco se pagan impuestos sobre el patrimonio, se pueden deducir los dividendos corporativos y no se paga el Impuesto mínimo alternativo (el AMT).

Incentivos sectoriales:

La Agencia de Inversiones islandesa gestiona también la agencia Film in Iceland (www.filminiceland.com), una agencia que tiene como misión atraer producciones cinematográficas. El principal incentivo que se ofrece a los productores es el reembolso del 25% de todos los gastos realizados en el país en la producción de materiales cinematográficos y televisivos.

En Mayo de 2007, un grupo de expertos internacionales de la consultora PriceWaterhouseCoopers entregaba un informe a la Agencia Islandesa de Inversiones en la que Islandia obtenía una muy buena posición en una comparativa que estudiaba los mejores países para alojar servidores y centros de datos. Otros países estudiados eran Reino Unido, Estados Unidos e India. Islandia es, en este sector, un país que ofrece unas ventajas en cuanto a precio de la energía necesaria para el mantenimiento de estos servidores. El país cuenta además con uno de los sistemas de telecomunicaciones más avanzados del mundo.

Incentivos regionales y locales:

Algunas autoridades locales pueden ofrecer puntualmente incentivos a la inversión. Se podrá hacer un seguimiento de dichas ofertas en la página web del Instituto regional de desarrollo (www.byggdastofnun.is) o en las páginas web de las diversas agencias que existen en las diferentes regiones islandesas, que ofrecen servicios de consultoría y asistencia a los interesados en invertir en el país.

Aflvaki – Agencia de desarrollo patrocinada por la ciudad de Reikiavik (www.randburg.com/is/aflvaki/)

Atvinnuthrounarfelag Thingeyinga – Agencia que fomenta el desarrollo y la investigación en el noroeste de Islandia.

Atvinnuthrounarfelag Vestfjarda – Agencia para el desarrollo económico de la región de los Fiordos del oeste de

Atvinnuthrounarsjodur Sudurlands – Agencia para el desarrollo del sur de Islandia.

Throunarfelag Vestmannaeyja – agencia para el desarrollo de las islas Westman.

Throunarstofa Austurlands – Centro para el desarrollo del este de Islandia.

En cuanto a otro tipo de incentivos, Islandia destaca por las facilidades que ofrece para la creación de empresas, ya que por lo general basta con un día para completar todos los procedimientos burocráticos necesarios para el establecimiento de una empresa, incluida la obtención de las autorizaciones pertinentes. Además, los costes necesarios para establecer una sociedad limitada son relativamente bajos, tanto los costes de establecimiento como el capital mínimo necesario. La tasa para registrar, por ejemplo, una compañía pública de responsabilidad limitada asciende a 256.000 coronas islandesas, siendo necesario tan sólo una capital mínimo de 4 millones de coronas. La tasa para una compañía privada de responsabilidad limitada es de 130.500 coronas, exigiéndose un capital mínimo de 500.000 coronas. Más información en www.invest.is y en www.rsk.is.

En Islandia los precios energéticos son los más bajos de Europa, 1,5 a 2 céntimos de euro por kW·h. El país cuenta con gran producción de energía hidroeléctrica y geotérmica, lo que implica que no hay que preocuparse por los derechos de emisión de dióxido de carbono al tratarse de energías limpias. Islandia posee muchos recursos sin explotar para la producción de energía hidroeléctrica y geotérmica lo que supone una buena oportunidad de futuro para país. En la actualidad ya se podrían instalar nuevas empresas en su territorio.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

Según la ley islandesa, los socios de una joint venture tendrán plena e ilimitada responsabilidad solidaria, lo que significa que por lo general esta no será una buena opción para el inversor extranjero. Existe la figura de una joint venture de responsabilidad limitada, pero al menos uno de los socios de la misma debe cargar con la responsabilidad ilimitada. Las joint ventures en Islandia están sujetas a unos impuestos del 36% de sus beneficios. La distribución de beneficios después de impuestos, sin embargo, sólo está sujeta a una tasa del 10%.

La inscripción de una joint venture en el Registro costará 89.000 coronas islandesas (537 euros).

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

La forma societaria más común en Islandia es la de responsabilidad limitada. Hay otras estructuras, como comunidades de bienes, sociedades cooperativas, unipersonales, etc. Islandia ha adoptado la directiva EU 2157-2001 sobre sociedades europeas (SE).

Hay dos tipos de sociedades limitadas: públicas y privadas, y se regulan por sendas leyes que son compatibles con las disposiciones del acuerdo del EEA. Los inversores extranjeros elijen mayoritariamente la sociedad limitada o la sucursal de una sociedad extranjera. Por supuesto, también hay una razón fiscal para ello, ya que el impuesto de sociedades limitadas es del 20%, comparado con el 36% para otras formas. Las sociedades se inscriben en el registro mercantil denominado Hlutafélagaskrá, y el trámite suele hacerse en un plazo de un día.

Las compañías públicas de responsabilidad limitada tendrán un mínimo de 2 socios y al menos la mitad de ellos tendrán residencia en Islandia o tener nacionalidad en un país EEA u OCDE. Las privadas pueden tener un único fundador y puede tener residencia islandesa o nacionalidad en la EEA u OCDE.

En cuanto a las sucursales o filiales de empresas extranjeras, se deben inscribir en el mismo registro que las compañías de responsabilidad limitada. El coste de este registro será de 256.000 coronas islandesas y el nombre de la filial deberá incluir el de la matriz.

Constitución de sociedades

Constituir una sociedad en Islandia es bastante simple y por lo general es un proceso que puede completar en un plazo de 1 a 3 días. En la página web de la Agencia de Inversiones islandesa se encuentra una detallada descripción de los procedimientos y las tasas. (www.invest.is). También se puede encontrar información en el Internal Revenue Directorate (www.rsk.is).

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

Islandia cuenta con una Oficina de Patentes (www.els.is) ante la que se deberán presentar las solicitudes para registrar una marca, una patente o un diseño.

El 1 de mayo de 2020 entraron en vigor nuevas tarifas en lo relativo a patentes, marcas comerciales y diseños. Son los primeros cambios que hace la Oficina de Propiedad Intelectual de Islandia (ISIPO) desde los implementados en 2018.

Marcas: tras registrar una marca, la validez de la misma será de 10 años, pudiendo renovar el propietario esta inscripción tantas veces como quiera. El registro le otorga protección sólo en el territorio islandés. El precio del registro de una marca en Islandia ha incrementado en un 3%, siendo actualmente de 33.100 ISK. La tarifa por cada categoría adicional es de 7.100 ISK, un 3,5% más con respecto a la anterior. Una solicitud de oposición o revocación de una marca costará 42.500 ISK.

Patente: Una patente correctamente registrada otorga una protección a lo largo de 20 años, tras lo cual dicha patente podrá ser usada por cualquiera. Todo aquel que quiera solicitar una patente en Islandia y no resida en el país deberá nombrar a un agente cualificado que lo represente ante la Oficina de Patentes. El agente deberá ser ciudadano de un país miembro de la EEA.

La tasa de presentación de una solicitud de patente es ahora de 64.400 ISK, es decir, un 2,6% más con respecto de la anterior. La tasa adicional por cada solicitud de patente superior a 10, supone un coste de 4.300 ISK, un 5% de incremento con respecto al coste anterior. Se cobra también esta misma tarifa de 4.300 ISK por cada reclamo que se haga después de la presentación de la solicitud.

Las tarifas anuales tanto para las patentes como para las solicitudes pendientes han experimentado aumentos constantes a lo largo del período de protección de veinte años, constituyendo aproximadamente un 3% por año. De esta manera, la tasa de mantenimiento durante los tres primeros años se ha incrementado en 300 ISK, mientras que la tarifa para el vigésimo año es de 1600 ISK más.

Diseño: un diseño podrá ser registrado por un período inicial de 5 años. Se podrá renovar por períodos de 5 años hasta un total de 25 años desde la fecha de registro inicial. La tasa a pagar por los 5 primeros años de registro ascenderá a 17.800 coronas islandesas, habiendo aumentado en un 2.8%. Si se quiere hacer un registro múltiple, cada registro después del primero costará 7.700 ISK. La tasa de renovación de un diseño por 5 años más será de 22.500 ISK. En un registro múltiple, cada renovación después del primer diseño, costará también 7.700 ISK.

Licencias: para operar en algunos sectores, por ejemplo en las industrias dedicadas a las manufacturas, se requieren licencias. Las regulaciones varían según los sectores. La Agencia Invest in Iceland (http://www.invest.is) facilita información y provee contactos que ayuden al empresario a conocer las limitaciones y requisitos legales.

Volver a índice de Marco jurídico

Razones y ventajas para la implantación de empresas españolas

Islandia es un país de tamaños muy limitado, y por tanto de interés limitado.

Al margen de exportación puntual en algunos sectores (naval-pequero, bienes de consumo) puede resultar atractiva la inversión ligada al sector pequero-conservero, por los grandes recursos del país. También puede resultar en estos momentos muy atractiva para la inversión española las posibilidades que ofrece el sector turístico, en fuerte expansión.

El mantenimiento del control de capitales a corto y medio plazo, y las malas perpectivas de del proceso de adhesión a la UE, restan aún más atractivo al país desde el punto de vista del inversor. Si bien presiamente gracias a esta situación pueden existir oportunidades no presentadas antes de 2008 y que podrían no ser tan atractivas una vez eliminada el control de capitales y el país haya recuperado parte de la credibilidad perdida.

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

Islandia es miembro del Acuerdo del Espacio Económico Europeo (EEE); por tanto, la inversión para residentes en alguno de los estados firmantes de tal acuerdo es libre, aunque persisten algunas excepciones en sectores específicos considerados de interés nacional. En principio, solo los ciudadanos islandeses o compañías islandesas pueden mantener actividades relacionadas con la pesca o con el procesamiento de pescado. No obstante, se permite la participación extranjera si está limitada al 49%. El enlatado de pescado no se considera procesamiento, y está abierto a la inversión extranjera, por lo que en dicha actividad sí que participan empresas extranjeras. 

El control de capitales establecido en Islandia en 2008, impuesto para evitar la desestabilización de la economía, fue abolido en el mes de marzo de 2017. Esta medida había desincentivado hasta entonces la inversión extranjera.

En 2020 solo subsisten algunas restricciones para los tenedores de coronas islandesas offshore, y se ha eliminado la obligatoriedad de realizar un depósito (Special Reserve Requirement) en divisas convertibles.          

 

Volver a índice de Marco jurídico