Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

El principal rasgo jurídico que marca toda actividad de negocios para personas físicas y jurídicas en Kuwait es la necesidad de contar con un agente o socio local para el desarrollo de cualquier actividad (Art. 24 del Código de Comercio). Así mismo, es imperativo legal contar con un importador registrado como tal para el desarrollo de actividades puramente comerciales (exportación).

En cuanto a la inversiones, las principales barreras que se encuentra el inversor son principalmente legales: en determinados sectores hay restricciones a la inversión extranjera (el sector de los hidrocarburos y explotación de recursos naturales); el socio mayoritario en toda sociedad mixta debe ser kuwatí (mínimo 51% de capital) y, la adquisición de bienes raíces, además de a los kuwaitíes,  está permitida sólo a nacionales de los países miebro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).  

La Ley de Inversiones Extranjeras de 2001 y, sobre todo la Ley 116/2013, sobre Promoción de la Inversión Extranjera, han supuesto un avance significativo al permitir al inversor extranjero el control del 100% de las sociedades que operen en determinados sectores, siempre que se disponga de la aprobación previa del Ministerio de Comercio e Industria, y así como de poder establecerse como sucursal o abrir una oficina de representación autonómamente. 

De hecho, de todas las solicitudes presentadas desde la entrada en vigor de la ley, sólo 14 solicitudes han sido aprobadas, de las cuales más de 2/3 corresponden al establecimiento de sucursales de entidades financieras. 

Otros de los problemas más recurrentes a los que se enfrenta el inversor son: i) procedimientos lentos y engorrosos para solicitar licencias y permisos, ii) solapamientos entre autoridades, iii) falta de transparencia sobre procedimientos y iv) falta de suelo de uso industrial.

La nueva Ley de Promoción de Inversiones Extranjeras en vigor (desdes julio de 2013) prevé ofrecer soluciones a algunos de estos problemas.

Volver a índice de Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

1.1.      Kuwait Foreign Investment Promotion Authority (KDIPA)

La Ley 16/2013 sobre Promoción de Inversión Directa Extranjera en Kuwait, publicada en junio de 2013 y vigente a partir de los seis meses de la publicación, sustituye a la anterior, la Ley 8/2001.

La consecuencia inmediata de la nueva ley es el cese de la  Agencia de Inversión Extranjera en Kuwait -Kuwait Foreign Investment Bureau - (KFIB), y la creación simultánea de un nuevo organismo: Autoridad de Promoción de Inversión Directa de Kuwait -Kuwait Direct Investment Promotion Authority- (KDIPA).

KDIPA es una entidad pública compuesta por un órgano supervisor constituido por una Junta Directiva, presidido por el Ministro de Comercio e Industria y gestionado por un Director General. 

Este organismo pretende servir de instrumento para la mejora del clima de inversión y la competitividad del país, así como contribuir a la consecución de los objetivos económicos y sociales establecidos a nivel nacional.

Las funciones principales de KDIPA son las siguientes:

  • Atraer inversión directa extranjera y local a Kuwait para diversificar la economía del país, crear oportunidades de empleo para la fuerza laboral nacional y utilizar la tecnología más puntera a nivel internacional.
  • Trabajar coordinadamente con las entidades relacionadas y especializadas para desarrollar un buen clima de inversión, a través de la mejora de los incentivos competitivos, el fomento del buen clima empresarial y facilitando el acceso a recursos financieros.
  • Promover las oportunidades de inversión en Kuwait, dirigiendo los esfuerzos en inversores objetivo y en zonas económicas determinadas para  estimular a pequeñas y medianas empresas.
  • Recibir y evaluar las solicitudes de inversores, tomar las acciones necesarias y conceder incentivos, garantías y exenciones de acuerdo con la ley.
  • Participar en eventos internos y externos, organizar eventos y exhibiciones, y publicar asuntos relacionados con la inversión directa.
  • Contestar las consultas y proveer de información y explicaciones sobre asuntos relacionados con las inversiones a clientes.

 

1.2.      Cámara de Comercio de Kuwait

No se trata de un organismo de apoyo a la inversión propiamente dicho, aunque puede prestar ayuda a las empresas extranjeras a establecerse en el país tanto en la búsqueda de socios comerciales como para ejecución de proyectos.

Además de este tipo de apoyo, la Cámara de Comercio proporciona una extensa información sobre el mercado, así como de los trámites administrativos necesarios para establecerse y poder operar en el país.

 

 

 

 

Volver a índice de Marco jurídico

Cuadro de organismos de apoyo a la inversión extranjera

 

   

 

ORGANISMO

DATOS DE CONTACTO

Ministerio de Comercio e Industria

 

Murgab Ministries Complex Block 1, 2

P.O. Box 2944 Safat 13030

Tel.:+965 22480000

Fax:+965 22411089

Web: http://www.moci.gov.kw

 

Kuwait Direct Investment Promotion Authority (KDIPA)

Autoridad de Promoción de Inversión Directa de Kuwait

 

P.O.BOX: 3690 Safat 13037, Kuwait.

Sharq - Khalid bin alwaleed street - City tower, State of Kuwait.

Tel.: +965 2224 0700

Fax: +965 2224 0773

E-mail: info@kfib.com.kw

Web: www.kdipa.gov.kw

* están en un periodo de transición por lo que los datos de contacto pueden no ser definitivos.

Public Authority for Industry

(Autoridad Pública para la Industria)

 

P.O.Box 4690 Safat Code:13047 or 10033; Shuaiba Code :65451. Kuwait

Tel.:+965 25302030

Fax:+965 25302033

Web: https://www.pai.gov.kw

 

Cámara de Comercio e Industria de Kuwait

Kuwait City - Commercial Area 9

Abd El Aziz Alsager Str.

PO Box 775, Safat

Tel: +965 1805584 Ext. 555

Fax: +965 22404110

www.kuwaitchamber.org.kw

 

Volver a índice de Marco jurídico

Detalle del APPRI con España

Desde 2008 está en vigor un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) entre el Reino de España y el Estado de Kuwait  (http://www.boe.es/boe/dias/2008/04/01/pdfs/A18125-18129.pdf), en el que se recogen los siguientes principios: 

  • Trato justo y equitativo y plena protección y seguridad a la inversión.
  • El mismo tratamiento que a las inversiones nacionales (tratamiento nacional).
  • El mismo tratamiento que el dispensado a las inversiones procedentes de un tercer país que gozara de un trato más favorable (cláusula de “nación más favorecida”).
  • Derecho a la libre transferencia de las rentas obtenidas con la inversión.
  • Obligación del pago de indemnización pronta, adecuada y a precio de mercado en caso de medidas expropiatorias, incluidas las medidas de expropiación indirecta.
  • Recurso al arbitraje internacional por parte del inversor para resolver las posibles controversias con el estado huésped de la inversión.
  • Siguiendo la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, se recoge la cláusula de irretroactividad del Acuerdo respecto a la no aplicación del mismo a aquellos conflictos surgidos con anterioridad a su entrada en vigor.

Volver a índice de Marco jurídico

Otros incentivos a la inversión

Gran parte de los beneficios que conceden las autoridades económicas kuwaitíes a los inversores extranjeros se han señalado en apartados anteriores.

En determinados casos, y a través de la Public Authority for Industry se llevan a cabo asignaciones de tierras e inmuebles necesarios para las actividades del inversor, si son de naturaleza industrial. 

La asignación de suelo se hace un régimen de "lease" o arriendo a largo plazo, sin que el inversor extranjero pueda adquirir ni el suelo ni el alzado de un inmueble, excepto el construido por él tras obtener el correspondiente permiso de las autoridades competentes.

Otro beneficio de importancia es conseguir facilidades para la entrada en el país de  mano de obra expatriada, especialmente si se trata de profesionales cualificados, aunque esté tipo de apoyos son discrecionales y en función de la política de inmigración y de empleo del gobierno kuwaití en un momento dado.

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

Existe una zona franca en el puerto de Shuwaikh Kuwait Free Trade Zone (KFTZ). La supervisión de la Zona Franca corresponde al Ministerio de Comercio e Industria, aunque la explotación puede dejarse en manos del sector privado.

El atractivo principal radica en que muchas de las cargas a las que se enfrentan las compañías extranjeras, como el impuesto sobre beneficios de operaciones mercantiles realizadas en Kuwait, no se aplican a las empresas establecidas dentro de la KFTZ. Igualmente cumple con su fin primigenio de "zona franca" al estar fuera del territorio aduanero de Kuwait y no estar sometidos los bienes almacenados en su recinto a ningún tipo de arancel o despacho aduanero.

Su extensión es de 50 kilómetros cuadrados y fue inaugurada en noviembre de 1999. Cerca del 90% del espacio de la KFTZ está ya ocupado, siendo la mayoría de las compañías que operan en la zona franca kuwaitíes.

A diferencia de otras Free Zones (como las existentes en Emiratos Árabes Unidos) la zona franca de Shuwaikh no permite el control por parte de sociedades extranjeras de las sociedades que se establezcan allí,  salvo mediante acuerdo y permiso del Ministerio de Comercio e Industria.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

Las licitaciones públicas se rigen por la Ley nº 37 de 1964. El Comité Central de Licitaciones (Central Tenders Committee, www.ctc.gov.kw), sometido al Consejo de Ministros, es el órgano competente para adjudicar los contratos superiores a 5.000 dinares kuwaitíes. Algunos ministerios, como Defensa e Interior pueden publicar y realizar sus propias licitaciones con independencia del CTC mediante procedimientos negociados, pero para ello necesitan un permiso expreso.

Asimismo, todos los contratos con el Gobierno por un valor superior a 100.000 dinares kuwaitíes (370.370 dólares) se rigen por la Ley nº 25 de 1996 que exige transparencia respecto de todos aquellos pagos que se realicen a los adjudicatarios.

Es importante señalar que si un contrato es adjudicado a una empresa pero esta se niega a firmarlo, el ministerio en cuestión tendrá derecho a ejecutar los avales de oferta, que pueden oscilar entre un 1% y un 5% del valor del contrato (aval emitido por un banco local), y que se incrementan hasta el 10% del valor del contrato, una vez firmado. Además, en los contratos de suministros públicos existe un régimen preferencial para las empresas industriales locales, que en igualdad de condiciones técnicas, serán elegibles aunque tengan un precio superior de hasta el 10% de sus competidores extranjeros.

Por otro lado, las compañías extranjeras (excepto las empresas domiciliadas en los países del Consejo de Cooperación del Golfo) no pueden participar en licitaciones ni firmar contratos con el Gobierno directamente (Art. 5 de la Ley de Licitaciones Públicas) . En ambos casos es necesaria la intermediación de un agente local. Este agente local, persona física o jurídica de nacionalidad kuwaití, debe estar legalmente reconocido y registrado en el CTC dentro de las categorías existentes de contratista y  proveedor. La compañía extranjera y el agente local tienen que haber firmado y registrado en el Ministerio de Comercio e Industria un contrato de agencia que faculte al agente local a obrar en nombre de la empresa extranjera.

Los proyectos se califican como “ejecutables por empresas locales” o que “requieren una experiencia especial de un contratista internacional”. Además, las empresas locales se clasificaban según su experiencia y solvencia por el CTC en 4 categorías, exigiéndose una categoría mínima dependiendo del tamaño y complejidad de cada proyecto.

La figura del agente es necesaria no sólo para la presentación de ofertas y precalificaciones, sino que además, una vez adjudicado el contrato se encargan de cumplimentar todos los procedimientos de pagos, permisos de trabajo, residencia, etc. Una opción alternativa es la de constituir una empresa en Kuwait, que opere como agente de la extranjera.

La mayor peculiaridad del sistema reside en la manera de presentar ofertas a un concurso. Para poder hacerlo, las empresas deben ser invitadas o precalificadas previamente por parte de cada ministerio competente. Así, los ministerios podrán invitar a las empresas que consideren adecuadas para un determinado proyecto o podrán convocar una precalificación para el mismo. Por este motivo, se recomienda la inscripción en la base de datos de empresas que tiene cada ministerio.

Asimismo, existen convocatorias generales de precalificación para determinados tipos de proyectos por un periodo limitado, por ejemplo "precalificación para los proyectos de carreteras de los siguientes 3 años". Si a una empresa no se le  invita a participar en un concurso, existe la posibilidad de presentar una reclamación al CTC para que se reconsidere su invitación.

Una vez la empresa es invitada y presenta una oferta, el sistema de evaluación técnica y económica, que está controlado por el CTC, es bastante estricto; siendo normalmente adjudicataria la empresa que ofrece un menor precio. La propia Ley obliga a ello siempre que la oferta más baja cumpla con los requisitos exigidos en la convocatoria.  Solo se admiten excepciones en caso de ofertas que se consideren “temerarias” (10% inferior al segundo precio, aunque ello no implica la descalificación automática) o en caso de dudas importantes sobre la capacidad de la empresa para ejecutar el proyecto.

Se recomienda, por lo tanto, presentar la documentación requerida (a través del representante local) en todos los ministerios en que se considere que pueda haber proyectos de interés, y tras cumplir este trámite realizar visitas periódicas a este ministerio (o que al menos lo haga el representante local). En otras palabras, es aconsejable ser “conocidos” en esos ministerios y organismos objetivo de cada empresa. Conviene mencionar que la política actual es la de invitar a un mayor número de empresas internacionales, en especial para los proyectos de mayor tamaño y complejidad técnica. No hay tampoco que olvidar que en algunos proyectos se convoca previamente una fase de precalificación.

En el caso de proyectos licitados por sistemas PPP (partenariado público-privado), como concesiones o proyectos BOT (construcción-operación-transferencia), el control del procedimiento lo realiza un organismo distinto al CTC y creado por el Decreto 146 de 2008 para esta función, La Kuwait Authority for Partnership Projects (KAPP (el antiguo el PTB Partnership Technical Bureau, www.ptb.gov.kw). Las leyes 7/2008 y 116/2014 regulan en la actualidad la naturaleza de este tipo de concursos.

Las convocatorias oficiales para concursos y precalificaciones (en caso de convocarse esta fase) se publican en la Gazeta Oficial y normalmente también en las páginas webs del CTC y la KAPP (el PTB).

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

El marco normativo kuwaití relativo a la inversión extranjera engloba tanto el Código de Comercio como la Ley de Promoción de la Inversión Directa en el Estado de Kuwait (Ley 116/2013), que deroga parte de las provisiones contenidas en la Ley 8/2001 de Inversiones Extranjeras.

El principio básico para hacer negocios en Kuwait es el contenido en el artículo 23 del Código de Comercio que señala la obligación para los no kuwaitíes de tener un socio local, que participe al menos en un 51% del capital de la sociedad. Asimismo, el artículo 24 señala que una sociedad extranjera no puede establecer una sucursal o llevar a cabo actividades de negocio si no cuenta con los servicios de un agente local.

Las autoridades kuwaitíes, dentro de sus planes de diversificación económica y de dar un mayor protagonismo a la empresa privada en el crecimiento económico del país, propusieron la aprobación de una nueva Ley de Inversiones Extranjeras, en la que se exime a las empresas de las limitaciones establecidas en el Código de Comercio. De este modo se les permite controlar hasta el 100% del capital, siempre que la sociedad opere en determinados sectores económicos y disponga de la autorización el Ministerio de Comercio e Industria.  

La nueva ley de Promoción de la Inversión Directa Extranjera (Ley 166/2013) da un paso adelante e implica una serie de ventajas claras para el inversor extranjero tanto en términos de seguridad jurídica y garantías como de simplificación de los procedimientos de autorización.
 
Los puntos principales de la nueva ley son:
  • Se crea una nueva entidad encargada del fomento y gestión administrativa de la inversión extranjera directa en el emirato, Kuwait Direct Investment Promotion Authority dependiente del Ministerio de Industria y Comercio.
  • Fijar una "lista negra", es decir, señalar aquellos sectores en los que se mantienen las restricciones a la inversión extranjera directa, como por ejemplo, todos los relacionados con la explotación de subsuelo y el de los hidrocarburos.
  • Se fijan tres tipos de entidades con las que el inversor extranjero pueda operar en Kuwait: a) Sociedad de responsabilidad limitada o anónima creada y establecida en Kuwait (con posibilidad de hasta un 100% de capital en manos del inversor extranjero), b) sucursal autorizada (branch) y, c) una oficina de representación para llevar a cabo actividades de promoción (no se permiten actividades mercantiles propiamente dichas).
  • Se acortan los periodos de obtención de los permisos y autorizaciones (máximo de 30 días desde presentación de toda la documentación en regla).
  • Se crea una "Ventanilla Única" para todos los trámites y gestiones  (Direct Investment Promotion Authority).
  • Se mantienen los incentivos fiscales y de protección a la inversión de los que se beneficiaban los inversores con anterioridad.
  • Se crea un nuevo Registro de Inversiones para dar mayor transparencia y control administrativo de los procesos de inversión.  

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

El Parlamento kuwaití decidió reducir el impuesto de sociedades que grava los beneficios de las empresas extranjeras que realicen negocios en Kuwait (cuya fuente de ingresos se genere en el país, excluyendo exportaciones de bienes y servicos, que se consideran como reventa por parte de empresas locales) a un tipo fijo del 15% a partir del año 2008.  Además, están exentos los primeros 5.250 dinares de beneficio, y el tipo se aplica sobre una base liquidable minorada por gastos imputables a la empresa matriz si se trata de gastos relacionados con operaciones realizadas en Kuwait.

El nuevo tipo de gravamen también será de aplicación a los kuwaitíes que sean agentes y representantes exclusivos de una empresa extranjera, pero no a los agentes que actúen por su cuenta o como traders.

Por su parte, la ley 8/2001 que regula la Inversión Extranjera Directa (IED) en Kuwait recogía una serie de incentivos a la inversión extranjera que se mantienen en la Ley 116/2013:

  • Exenciones fiscales sobre los beneficios de hasta 10 años.
  • Beneficio de los privilegios que otorgan los acuerdos de doble imposición y los de protección recíproca de inversiones.
  • Exenciones parciales o totales de los aranceles aplicables a bienes de equipo y repuestos; materias primas, productos semielaborados, materiales de empaquetado y embalaje, y cuales quiera otros materiales necesarios para la producción.
  • Garantías tradicionales como libertad de repatriación de beneficios y protección jurídica contra cambios en la  legislación.
  • Exención total o parcial de otros tipos de restricciones a la importación y exportación.

La concesión de estos incentivos está condicionada a alcanzar una serie de objetivos como: a) contribuir a la diversificación económica del país, b) generar empleo para los nacionales, c) transferencia de know-how y tecnología, d) mejoras medioambientales, y d) contribuir al desarrollo social del país.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

Según la legislación mercantil kuwaití, cualquier nacional kuwaití o de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) mayor de 21 años puede desarrollar actividades comerciales en territorio nacional.

De acuerdo con el Código de Comercio de Kuwait, una empresa extranjera no puede desarrollar actividades comerciales  si no dispone de agente local, que esté registrado en el Ministerio de Comercio e Industria y en la Cámara de Comercio y disponga de una licencia de importación expedida por el Ministerio de Comercio e Industria, de duración anual y válida para un número ilimitado de operaciones por año.

Los contratos de agencia deben especificar lo siguiente:

  • El territorio geográfico cubierto.
  • La gama completa de productos y servicios representados.
  • El plazo del contrato.
  • Los honorarios del agente.
  • La designación de una corte arbitral competente en caso de disputa, por libre acuerdo entre las partes.
  • Naturaleza del trabajo del agente y responsabilidades de las partes.
  • Cláusula de rescisión del contrato.

Al margen de estos requisitos, no existe un contrato estándar de agencia. Se recomienda contar con asesoramiento legal antes de firmar un contrato de agencia.

De acuerdo con la Ley Mercantil de Kuwait, los agentes comerciales se ocupan de promocionar los productos o servicios de la empresa así como de negociar, concluir y llevar a cabo acuerdos en representación de la empresa. Por su parte, el distribuidor promociona, importa, almacena y distribuye los bienes y productos de la empresa. En lo que respecta a los agentes de servicio (sponsors), actúan también como representantes de las firmas extranjeras cuando se negocian contratos con el Gobierno de Kuwait.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

La constitución de Joint Ventures está regulada en la parte III (artículos del 56 al 62) de la Ley 15/1960 sobre Sociedades Mercantiles. Según el artículo 59 de dicha ley, una joint venture es un tipo de asociación contractual entre al menos dos personas, físicas o jurídicas, sin personalidad jurídica independiente y que no requiere de procedimientos formales de constitución.

En las joint-ventures los socios son responsables ante terceras partes y las partes que las integren tendrán los mismos derechos (reparto de beneficios y activos) y obligaciones (deudas y pérdidas de explotación).

El artículo 61 señala que si ninguno los miembros de la Joint Venture es kuwaití (persona física o jurídica), los miembros extranjeros de la Joint Venture deben contar con un agente local.

Además, de acuerdo con la legislación kuwaití, una Joint Venture al carecer de personalidad jurídica diferenciada de la de sus sociedades matrices, no requiere de inscripción en el registro comercial (Ministerio de Comercio e Industria).

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

Las sociedades mercantiles en Kuwait están reguladas por la Ley de Sociedades 15/1960, posteriormente reformada por la Ley 68/1980. De acuerdo con esta ley, las formas empresariales permitidas son las siguientes:

  • Sociedad de responsabilidad limitada:

Tiene personalidad jurídica, se constituye mediante la entrega de los estatutos en el registro comercial y, por defecto, su duración es de 25 años aunque los socios pueden prorrogar su duración tanto como lo deseen. Está compuesta por un mínimo de dos y un máximo de treinta socios y se permite la figura de otra sociedad de responsabilidad limitada como socio. En el caso de que concurran más de siete accionistas, se debe constituir un consejo de dirección con al menos 3 miembros. Asimismo, es necesario designar a un auditor para que vele por la fiabilidad de las cuentas. Por último, el sector de la banca, así como las actividades financieras y los seguros no pueden regirse por este tipo de sociedades.

  •  Sociedad anónima

Las sociedades anónimas pueden ser tanto privadas como públicas.Los socios cuentan con una participación determinada de la empresa y solo son responsables por el valor nominal de sus acciones. Para su constitución, es necesario disponer de la autorización del Ministerio de Comercio e Industria, así como redactar unos estatutos y un memorando de asociación. 

  • Sociedad limitada

Existen dos tipos de sociedades limitadas: a) sociedad limitada común, formada por un socio responsable de todas las obligaciones y otro cuya responsabilidad está limitada por su inversión en la sociedad y b) sociedad limitada por acciones, igual que la anterior con la salvedad de que el capital se divide en acciones.

Constitución de sociedades

Para poder disponer de un establecimiento comercial permanente en suelo kuwaití, resulta condición necesaria que la empresa extranjera forme una sociedad mixta de capital extranjero y kuwaití o, que concierte una joint venture con una empresa local.

Asimismo, se exige que la empresa kuwaití que opera como socio local esté en posesión de una licencia para desarrollar actividades comerciales. Esta licencia se solicita, en árabe, ante el Ministerio de Comercio e Industria. También se debe considerar la posibilidad que concede la ley desde 2003, de constituir una empresa con capital 100% extranjero, como se ha mencionado en apartados anteriores (aún con ciertas condiciones y necesidad de una autorización específica).

Para determinadas actividades especiales, como las telecomunicaciones, la provisión de servicios sanitarios o el sector farmacéutico, se exigirá además una licencia especial expedida por el Ministerio correspondiente.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de Franquicias

Aunque en el país no haya una normativa específica que regule los contratos de franquicia, se trata de una fórmula comercial y de negocios de gran expansión en el mercado kuwaití, y que utiliza un gran número de empresas de moda, restauración, y servicios en general.

En ausencia de una normativa sobre franquicias, la norma supletoria que se aplica es la del contrato de agencia con distribución exclusiva (artículos del 271 al 286 del Código de Comercio). No obstante lo anterior, los franquiciadores suelen firmar con al empresa franquiciada local un contrato paralelo conforme a la ley del país del franquiciador donde se estipula el uso de la marca y los elementos corporativos de la franquicia.   

Los límites a la inversión extranjera y la obligación de contar con socios locales han favorecido en gran medida esta forma de expansión de mucha firmas internacionales en la zona toda la zona del Golfo.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

La propiedad Industrial en Kuwait, regulada por la Ley 4/1962, fue posteriormente reformada por la Ley 3/2001 con el objetivo de adaptar la normativa vigente para compatibilizarla con las exigencias del Acuerdo TRIPS, firmado en 1994 en el marco de la OMC, y que regula la protección de los derechos intelectuales en el ámbito internacional.

En términos generales, la ley ofrece protección por 20 años y en el caso de los diseños industriales y los circuitos integrados, el periodo de protección varía entre 10 y 15 años.

Las marcas pueden ser registradas por 10 años, con la posibilidad de prorrogarlas indefinidamente por nuevos plazos de 10 años. El registro de la marca reserva a su titular su uso exclusivo, aunque si la marca no se utiliza  durante 5 años cualquier parte interesada puede personarse ante los tribunales para solicitar la revocación del registro. Además, ya que en territorio kuwaití  la marca está ligada a la existencia de un agente local, el titular debe registrarla de nuevo cada vez que cambie de agente o distribuidor en el país.

En el seno del CCG existe una Ley Unificada de Patentes y, en diciembre de 2006 se aprobó una Ley Unificada sobre marcas registradas, que no entrará en vigor hasta que el Comité de Cooperación Comercial del CCG apruebe las normas de desarrollo necesarias para su aplicación. El objetivo consiste en establecer un marco normativo único para el conjunto del CCG que facilite la desaparición de las barreras técnicas al comercio.

La ley unificada de Patentes introduce una solicitud de patentes única para los seis estados miembros. No así la Ley de Marcas Registradas, que no ha armonizado los trámites de registro, de modo que la solicitud deberá presentarse en cada uno de los países del CCG en los que se pretenda registrar la marca.

Los principales rasgos distintivos de la legislación armonizada se recogen a continuación:

  • Ampliación de la definición de marca registrada para permitir proteger sonidos y aromas
  • Reconocimiento de marcas tanto individuales como colectivas
  • Publicación de las solicitudes de registro para permitir la oposición de otros interesados en plazo no superior a 60 días desde la publicación
  • El registro ofrece protección por 10 años prorrogables por plazos idénticos
  • Cancelación, a solicitud de la parte interesada, del registro de aquellas marcas que no sean utilizadas durante un periodo de 5 años consecutivos
  • Protección para aquellas marcas que gocen de reconocido prestigio en los mercados del CCG incluso si no han sido registradas
  • Penas de hasta 5 años de prisión y multas de hasta 270.000 dólares para los infractores.

Volver a índice de Marco jurídico

Razones y ventajas para la implantación de empresas españolas

Dadas las barreras de entrada existentes y la diferencia de trato fiscal respecto a las empresas de capital extranjero son pocas las ventajas de establecerse en el país mediante sucursal o filial.

Las fórmulas más aconsejables para operar en el mercado kuwaití son:

1.- A través de un agente local (contrato de agencia) con el que poder participar en licitaciones y concursos internacionales o, al menos, abiertos a empresas extranjeras. 

2.- A través de un distribuidor exclusivo o un máster franquiciado, que asuma los riesgos comerciales de la venta de un producto o un servicio concreto en el mercado kuwaití.

3.- Celebración de contratos de servicio.

Para cualquier empresa internacional que quiera ser adjudicataria de un proyecto, la constitución previa de una empresa kuwaití no le aporta ninguna ventaja sustancial, ya que las valoraciones de calificación se efectúan teniendo en cuenta la experiencia y capacidad técnica, que casi siempre tiene la matriz.

Por otra parte, el cumplimiento de las obligaciones offset (destinar una parte de la dotación económica de un contrato igual o superior a los 10 millones de KD a un proyecto complementario en un sector considerado prioritario para el país) está fomentando la aparición de alianzas empresariales entre contratistas extranjeros y empresas locales que favorecerán el establecimiento de posibles nuevas sociedades mixtas.   

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

Las principales barreras son las legales: sectores excluidos de la inversión extranjera (el sector de los hidrocarburos), necesidad de contar un socio mayoritario kuwatí, con un mínimo del 51% de la sociedad, restricciones a la adquisición de bienes raíces, sólo permitida a kuwaitíes y otros nacionales del CCG .  

Aunque hay poca inversión española en curso, se deben afrontar los mismos problemas: i) procedimiento lentos para solicitar licencias y permisos, ii) solapamientos entre autoridades,  iii) falta de transparencia y  iv) elevado coste del suelo de uso empresarial, ampliable a los locales comerciales y de oficina.

La fiscalidad es también una desventaja más frente a competidores locales, ya que sólo las empresas extranjeras están sometidas al impuesto sobre beneficios de sociedades (tipo fijo del 15%), aunque se puedan solicitar beneficios y exenciones fiscales, que las autoridades conceden discrecionalmente, excluyendo a contratistas extranjeros del sector público.

La nueva regulación (finales de 2014) sobre filiales, sucursales y oficinas de representación de empresas extranjeras al amparo de la Ley 116/2013 de Promoción de Inversión Directa Extranjera ha facilitado sustancialmente el establecimiento de empresas extranjeras en Kuwait, siendo significativo que ya sean cuatro empresas españolas  (TSK, SACYR, Técnicas Reunidas, INDRA ) las que han conseguido (en están a punto de conseguirlo) establecerse en Kuwait como sucursales.

Volver a índice de Marco jurídico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex