Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

La normativa mercantil de Malasia sigue la tradición inglesa, lo que implica una gran flexibilidad en los arreglos societarios. La legislación básica está contenida en la Companies Act de 1965.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

Hasta 1965, la contratación pública estaba basada en el sistema introducido por la Administración británica. A partir de dicho año, el Gobierno comenzó a gestionar directamente la contratación pública siendo el Ministerio de Finanzas el competente en la supervisión y coordinación de los procedimientos. El Financial Procedure Act 1957 (revisado en 1972) incorpora directivas y circulares del Ministerio de Finanzas. Éste es el responsable central de la contratación pública en Malasia, estableciendo políticas y procedimientos en este campo.

Las regulaciones federales en esta materia se aplican tanto a la Administración Central y sus organismos autónomos como a gobiernos regionales, corporaciones locales y las tres principales empresas públicas no financieras (Petronas, Tenaga Nasional y Telekom Malaysia).  

Categorías de contratación pública

La contratación pública en Malasia está clasificada de la siguiente manera:
 

a) Obras:

En los contratos de obras se incluyen las actividades de construcción y de ingeniería relacionados con infraestructuras y estructuras como edificios, aeropuertos, carreteras / autopistas, presas, drenaje, etc. También se incluyen todos los aspectos mecánicos y eléctricos de las obras.

b) Suministros:

Los suministros incluyen el suministro de materia prima, bienes intermedios o productos acabados. También se incluyen los materiales de construcción, productos alimenticios, uniformes, vehículos, equipos, repuestos, muebles, etc.

c) Servicios:

Los servicios incluyen la participación de mano de obra, conocimientos técnicos y consultoría en las áreas de estudios de viabilidad, de investigación, diseño, topografía, gestión, etc. Otros servicios como reparaciones, mantenimiento y limpieza constituyen un grupo minoritario que se engloba en esta categoría.

En Malasia el procedimiento favorece a las empresas con status "bumiputra" (mayoría malaya en el capital). Además, es diferente en función de que se trate de contratación pública de bienes materiales, de servicios o de obras públicas.

Tipos y modos de contratación:


a) Compra directa:

Este procedimiento permite la adquisición de suministros y servicios hasta un valor de 50,000 ringgits. La compra se realiza de forma directa a través de la emisión de una orden del gobierno hacia proveedores conocidos de bienes o servicios.

La contratación de las obras hasta un valor de 20,000 ringgits se puede hacer de forma directa mediante un contratista que esté registrado en las agencias PKK y CIMB.

b) Oferta:

La adquisición de suministros y servicios por un valor de entre 50,000 y 500,000 ringgits se realiza a través de la petición de ofertas, con un número mínimo a recibir de 5. Todos los proveedores que deseen participar deben ser registrado en el organismo gubernamental correspondiente.

La contratación de obras por valor entre 20,000 y 500,000 ringgits tienen el mismo funcionamiento que el anterior, con un número de ofertas mínimo de 5. Todos los contratistas que deseen participar en las citas deben estar registrados en el PKK y CIDB.

c) Licitaciones:

La Contratación Pública de obras, los suministros y servicios por valor mayor de 500,000 ringgits debe ser hecho a través de procesos de licitación. Todos los contratistas que tengan la intención de participar en las licitaciones locales deben estar registrados con el Gobierno. Se realizará a través de licitaciones internacionales para el suministro y servicios si no existen en el mercado local. Para trabajos específicos, si los contratistas locales no cuentan con la experiencia y capacidad, las ofertas podrán ser convocadas de forma conjunta entre los empresarios nacionales y extranjeros para fomentar la transferencia de tecnología. El mismo caso se da con los contratos de obras.

Malasia no ha suscrito el Acuerdo sobre Compras Publicas en el seno de la OMC. Al margen de los procedimientos descritos en el apartado III.6 y de las características específicas de cada licitación, la política de adjudicación de contratos públicos en Malasia se basa en una serie de criterios generales, destacando los siguientes:

- Normas justas y transparentes de licitación pública.
- Concordancia con los objetivos de la New Development Policy, especialmente el de favorecer una mayor participación de la comunidad Bumiputra en el comercio y la industria.
- Fomento y apoyo de la industria local a través de la transferencia de tecnología y “know-how” extranjeras.
- Acento en la formación técnica al personal local.
- Apoyo al uso de servicios de transporte y seguro locales.
- Equilibro en la adjudicación de contratos públicos.

Entre los principales objetivos que se persiguen con estos criterios cabe citar: buena relación coste/beneficio, garantía de calidad, continuidad y seguridad en los suministros, contribución al logro de objetivos nacionales, desarrollo de la industria local y eficacia en la gestión.

 Acceso a las licitaciones:

Las ofertas se publican al menos en un diario local en lengua malaya. Las licitaciones internacionales deberán ser objeto de publicidad en al menos dos diarios locales, es decir, uno en el idioma malayo y uno en  Inglés.

Se pueden encontrar oportunidades de compras en los sitios web de las agencias contratantes : portal MyPROCUREMENT (http://myprocurement.treasury.gov.my) y portal MyGovernment (www.malaysia.gov.my). Oficialmente, a los licitantes se les da un plazo de presentación de no menos de 21 días para las licitaciones locales y un plazo de presentación no podrá ser inferior a 56 días en licitaciones internacionales.

En la práctica, muchas licitaciones no son anunciadas o cuando se hacen públicas ya es demasiado tarde para ofertar. A menos que la empresa cuente con cierta experiencia y una importante red de contactos en Malasia, contar con un agente comercial que tenga fuentes de información fiables es fundamental.

El procedimiento de invitación restringida a concursar es frecuente cuando son pocos los oferentes. La negociación directa es también posible cuando existe un solo suministrador o la ejecución del proyecto tiene carácter urgente.

Destaca, asimismo, la necesidad de que en todo consorcio o empresa participante en un concurso para suministrar bienes o servicios al sector público exista una participación Bumiputra (presencia de socios locales que ostentan dicha condición) en un porcentaje mínimo del 30%.

Para cualquier empresa que tenga la intención de participar en la contratación de servicios o trabajos del Gobierno, debe ser aprobada y registrada por el Ministerio de Finanzas. En ocasiones, se requiere su registro adicional en otros ministerios o entidades.
 

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

La economía de Malasia ya está relativamente bien internacionalizada y se basa en la diversificación y el crecimiento de las exportaciones. A pesar de la difícil situación en 2020, Malasia sigue siendo un destino de inversión atractivo en medio de las crecientes tensiones comerciales en todo el mundo. El país también ha logrado crear un entorno empresarial saludable, clasificado en la posición 12 entre 190 países en términos de facilidad para hacer negocios (Informe del Banco Mundial Doing Business 2020). Continúa esforzándose por hacer que su economía sea atractiva para la Inversión Extranjera Directa (IED) mediante la implementación de una política de inversión ampliamente liberal y transparente, proponiendo, además:

Alto coste-competitividad.

Incentivos de inversión atractivos

Infraestructura desarrollada

Una posición estratégica vinculada a la proximidad del país a los principales mercados asiáticos.

Importantes recursos naturales.

Fuerte dinamismo del sector servicios.

Alto consumo interno alimentado por un alto ingreso per cápita y un bajo desempleo 

Gracias a todos estos factores, Malasia ha atraído a más de 5.000 inversores extranjeros de más de 40 países para establecer sus operaciones en este país, particularmente en el sector manufacturero. La mayoría de estas empresas han evolucionado y mejorado sus actividades, lo que refleja su confianza en Malasia como un buen país para hacer negocios.

Las principales debilidades de Malasia en términos de IED son: 

Cargas burocráticas y regulatorias.

Pese a contar con mano de obra cualificada en el país, esta es insuficiente en determinados sectores.

Aumento general de los costes laborales, creando un riesgo de erosión de la competitividad de los precios del país.

La economía del país también sigue siendo vulnerable a la desaceleración de la demanda de China, su principal socio comercial y a los precios de los recursos naturales (gas y petróleo).

La cohesión del país es bastante frágil dadas las disparidades regionales, étnicas y religiosas.

En 2020 en Malasia, las entradas netas de IED alcanzaron los 13.900 millones de ringgit; presentando una disminución importante con respecta al año anterior (31.700 millones de ringgit en 2019). Esto no debe tomarse como un signo desfavorable, teniendo en cuenta el panorama de inversión global y la incertidumbre que prevaleció durante todo el año.

En cuanto a 2021, el Ministerio de Comercio Internacional e Industria (MITI) ha identificado 23 proyectos de alto impacto potencialmente capaces de generar inversiones por valor de 75.400 millones de ringgit en el país.

Dentro del plan “Estrategia 6R”, iniciado en 2020, comentado en el apartado 2.4, la cuarta etapa denominada PENJANA cuenta con unas 40 medidas de recuperación económica, muchas de ellas orientadas directamente a la IED o con impacto sobre ella. Entre las medidas destacan:

Estimular la economía: Malasia como un Horizonte Atractivo para los Negocios: Abordar el riesgo de reubicación proporcionando incentivos fiscales. Esta iniciativa dedica 50 millones de ringgit e incluye (entre otras cosas) tasas impositivas y bonificaciones ventajosas, desde julio de 2020 hasta diciembre de 2021. También se ha acelerado el tiempo de procesamiento de las solicitudes de licencias de fabricación para sectores no sensibles.

Propulsar los negocios: Se estableció un fondo de inversión de 1.200 millones de ringgit a partir de julio de 2020 para apoyar la digitalización de las empresas malasias. La mitad del fondo se obtendrá a nivel nacional y la otra de inversores internacionales.

Fortalecer a las personas: Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar el establecimiento de nuevos negocios y transacciones de fusiones y adquisiciones mediante exenciones y devoluciones fiscales para los próximos años.

En el marco de este plan de desarrollo económico, Malasia también ha incluido incentivos fiscales para atraer inversión extranjera en sectores estratégicos de actividad, como el "estado pionero" para los sectores industriales, la agricultura y el turismo, la "etiqueta Bionexus" para el sector de la biotecnología y el "estado de MSC" para empresas en los sectores de las TIC y multimedia.

En 2009 se produjo una ronda de liberalización de la inversión en el sector servicios. Se abrieron a la inversión extranjera entonces una serie de sectores: informática y servicios relacionados, salud y servicios sociales, servicios turísticos, de transporte, servicios deportivos y otros recreacionales, servicios de arrendamientos financieros sin operadores y servicios auxiliares y de apoyo. Sin embargo, el Gobierno restringe la inversión en aquellas ramas de producción que se consideran esenciales para el desarrollo nacional, como la industria del automóvil, las ramas de producción de bajo valor agregado, que requieren mucha mano de obra, así como servicios financieros, servicios profesionales (legales, por ejemplo), contabilidad y arquitectura. En el sector financiero se han producido avances con la entrada de varios bancos, sobre todo islámicos y chinos, que sin embargo no han trastocado el statu quo.

Malasia ha firmado 7 tratados bilaterales de inversión. El objetivo de los acuerdos bilaterales de garantía de inversión es eliminar ciertos riesgos no comerciales, como la nacionalización y expropiación, y autorizar el envío de dinero a los trabajadores y la repatriación del capital. Además, la firma del acuerdo de libre comercio RCEP en 2020 también abrirá más oportunidades para la entrada de IED en el país.

En el caso de haber algún tipo de desacuerdo o controversia, estas son las organizaciones que ofrecen su asistencia:

CIADI , Centro Internacional para la Solución de Controversias de Inversión

AIAC (KLRCA hasta el año 2018), Centro Asiático de Arbitraje Internacional.

FINANCIACIÓN

En el año 2020 con la llegada del COVID-19, el Gobierno tomó una serie de medidas para avivar la economía del país. En lo relativo a la adquisición de propiedades, introdujo varios incentivos bajo el Plan Nacional de Recuperación Económica (PENJANA). Anteriormente, los compradores que deseaban adquirir una tercera propiedad valorada en 600.000 ringgit o más tenían que lidiar con un margen máximo del 70% del límite de financiamiento del préstamo para vivienda. Estas restricciones ahora se han eliminado, sin embargo, los préstamos aún están sujetos a las prácticas internas de gestión de riesgos de las respectivas instituciones financieras.

Por otro lado, el Banco Central de Malasia (Bank Negara) ha reducido la tasa de interés interbancaria hasta el 1,75% (en marzo de 2021), un valor comparable a los del año 2010 y, como resultado, los consumidores pueden esperar obtener préstamos de los bancos a una tasa más baja. Aunque también hay que tener en cuenta que esta tasa es solo orientativa y entran en juego otros factores como puede ser la salud crediticia de un individuo.

DOCUMENTACIÓN Y PROCEDIMIENTOS

 Todas las compras directas a los promotores de viviendas se realizan a través de un procedimiento establecido en que el pago del precio de compra es progresivo y basado en la terminación de los trabajos certificados por los arquitectos, con un tiempo máximo estimado de 4 años. El pago del último 5% del precio de compra se lleva a cabo con la firma de abogados existiendo un período de responsabilidad por defectos de 18 meses desde la entrega.

Para la compra de viviendas ya construidas existe libertad y es práctica habitual que a la firma del contrato de compraventa se pague el 10% del precio de compra y se dé un plazo de tres meses para pagar el montante restante.

En la compraventa de viviendas (SPA) es preceptivo el uso de abogado y el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Además, también es necesario un memorando de transferencia, que permita tener el nombre registrado en un título de propiedad, en determinados casos, de acuerdo al Código Nacional de Tierras de 1965. Éste es un documento que se debe completar para la transferencia del título del vendedor al comprador.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

Todos los ciudadanos de Malasia son libres de comprar viviendas en el país. Ahora bien, existen terrenos reservados para los malayos donde solo ellos pueden adquirir propiedades, los MRL o “Tanah Rezab Melayu” (tierra reservada para malayos), que no pueden si quiera ser transferidos a un no malayo; y los Bumi Lot, que pueden ser vendidos a no malayos. Dentro de este último existen una serie de privilegios para los compradores bumiputra (malayos, sabahanos, sarawakianos, los pueblos indígenas de Malasia, así como musulmanes no malayos).El 30% de cada proyecto de vivienda se reservará para ellos que cuentan además con un descuento en el precio de compra de entre el 7% y el 15%, dependiendo del estado. A todo ello hay que sumarle los incentivos que el Gobierno ha introducido para los ciudadanos malasios durante el año 2020 como son; el restablecimiento de la campaña de adquisición de viviendas (HOC) que incluye reducciones y exenciones en los impuestos sobre actos jurídicos documentados y la exención del límite para la financiación de una tercera propiedad, entre otros.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

En materia de incentivos, la agencia encargada es MIDA, a través de sus programas de atracción de inversiones extranjeras. Además, dentro del gabinete ministerial, existe un comité de "inversiones de gran impacto" que concede "incentivos a medida", para inversiones estratégicas en Malasia.

El marco jurídico y tributario favorece la implantación de empresas foráneas, especialmente las del sector transformación. El sector servicios ha sido históricamente más regulado, aunque se observa una paulatina liberalización.

El MIDA ha desarrollado la página web llamada i-Incentives, un portal que proporciona información sobre los incentivos a la inversión que ofrece el Gobierno Federal de Malasia. La Oficina de Coordinación y Colaboración de Incentivos (ICCO) establecida bajo la Autoridad de Desarrollo de Inversiones de Malasia (MIDA) ha sido asignada como coordinadora central de todos los incentivos de inversión para cumplir con la agenda nacional de inversiones. ICCO será un centro único para asesorar y coordinar negocios en ofertas de incentivos y proporcionar visibilidad entre agencias.

Dentro del paquete de medidas del Gobierno para impulsar la recuperación económica tras la COVID-19 cabe destacar:

La exención del impuesto de sociedades durante 10 a 15 años para la relocalización de instalaciones productivas en Malasia.

La exención de la tasa impositiva durante 10 a 15 años para empresas extranjeras que inviertan un mínimo de 300 millones de ringgit o 500 millones en el sector manufacturero en Malasia.

Una tasa de impuestos del 0% al 10% por un periodo de hasta 10 años para empresas que operan en sectores servicios determinados.

Para gozar de estas reducciones hay que solicitarlas antes del 31 de diciembre de 2022.

Además, MIDA ofrece apoyo adicional:

Pioneer status: Pago de impuestos limitado al 30% de la renta neta durante cinco a diez años, en función de las características de la inversión.

Investment Tax Allowance: Deducción impositiva equivalente al 60% del gasto de capital durante cinco a diez años.

Por su parte, el CDTI, entidad perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación de España, y el Grupo Gubernamental de la Industria de Alta Tecnología de Malasia-MIGHT, han llegado a un acuerdo con el objetivo de publicar la segunda llamada conjunta para la presentación de propuestas de cooperación tecnológica. El plazo de presentación de solicitudes finalizó el 11 de marzo, pero es algo a tener en cuenta para futuras convocatorias.

Para más información visitar: la página del MIDA

Aparte del MIDA, Hay que tener en cuenta a la vez los diferentes corredores que se han creado en Malasia. Estos corredores son zonas que quieren desarrollar determinados sectores (priority sector) y ofrecen incentivos para aquellas empresas que deseen invertir en esos sectores que los corredores consideran prioritarios.

      - Northern Corridor Economic Region (Koridor Utara): comprende parte de los estados de Penang,Perlis,Kedah y Perak. La autoridad a cargo del corredor es la Northern Corridor Implementation Authority, que coordina todo lo relacionado con las inversiones en esta zona. http://www.koridorutara.com.my/

      - East Coast Economic Region: Comprende parte de los estados de Kelantan, Terengganu y Pahang. La autoridad al cargo es el ECER Development Council, que coordina todo lo relacionado con las inversiones en esta zona. http://www.ecerdc.com.my/ecerdc/default.aspx

      - Iskandar Malaysia: Comprende parte del estado de Johor. La autoridad al cargo es la Iskandar Regional Development Authority, que coordina todo lo relacionado con las inversiones en esta zona. http://www.iskandarmalaysia.com.my/

      - Sarawak Corridor of Renewable Energy (Sarawak Score): Comprende parte del estado de Sarawak. La autoridad al cargo es la Regional Corridor Development Authority (RECODA), que coordina todo lo relacionado con las inversiones en esta zona. http://www.recoda.com.my/

      - Sabah Development Corridor: Comprende parte del estado de Sabah. La autoridad al cargo es la Sabah Economic and Investment Development Authority (SEDIA), que coordina todo lo relacionado con las inversiones en esta zona. http://www.sedia.com.my/  

Así mismo, se podría también investigar el tipo de incentivos a la inversión que cada Estado daría al margen tanto del MIDA como de los corredores económicos.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

Un tipo de sociedad interesante para empresas extranjeras son las oficinas de representación o regionales. Son en realidad sucursales de una empresa extranjera que desea realizar actividades de promoción, coordinación de agentes o asistencia postventa en Malasia o en varios países del área. Estas oficinas deben ser totalmente financiadas desde el exterior.

Una Oficina de Representación recoge la información pertinente sobre las oportunidades de inversión y de negocios para desarrollar las relaciones comerciales bilaterales y promover la exportación de bienes y productos de Malasia.

Una Oficina Regional sirve como centro de coordinación de filiales y agentes dentro de la región Asia-Pacífico. Es, además responsable de la realización de actividades designadas dentro de la región en la que opera.

La aprobación para el establecimiento de estas oficinas, ya sean de uno u otro tipo, y el empleo de expatriados es válida por un período mínimo de dos años renovable.
Un representante de alguna de estas oficinas está autorizado a llevar a cabo las siguientes actividades:

Plan o coordinar las actividades de negocios.

Recopilar y analizar información o llevar a cabo estudios de viabilidad de inversión y oportunidades de negocios en Malasia y en la región.

Identificar fuentes de materias primas, componentes y otros productos industriales.

Llevar a cabo investigación y desarrollo de productos.

Actuar como centro de coordinación de las filiales de la empresa y de sus agentes en la región.

Por el contrario un representante autorizado no podrá llevar a cabo las siguientes actividades:

Participar en cualquier negociación (incluida la importación y exportación), de negocios o cualquier tipo de actividad comercial.

Arrendamiento de instalaciones de almacenamiento, cualquier envío / transbordo o almacenamiento de bienes debe llevarse a cabo a través de un agente o distribuidor local.

Firmar contratos de negocios en nombre de la empresa extranjera o prestar servicios por una cuota.

Participar en la gestión diaria de cualquiera de sus filiales o sucursales en Malasia.

Realizar cualquier transacción comercial u obtener ingresos de sus operaciones.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

  La joint venture constituye una puerta al mercado de la mano de un agente local. Es una fórmula utilizada en una etapa consolidada de la colaboración entre la empresa malasia y española.
Existen otras alternativas como son los agentes y los distribuidores. Esta tarea de identificación y materialización de socios es un servicio que la Oficina Comercial viene prestando desde su constitución.

Un empresario extranjero puede acceder al mercado malasio a través de varias opciones. Él o ella puede abrir una empresa en Malasia con 100% de propiedad extranjera. La otra opción sería establecer una empresa conjunta con un socio de Malasia, en cuyo caso la empresa local tendrá al menos el 50% de la propiedad sobre la compañía.

Al registrarse, la empresa debe tener un capital desembolsado de al menos 350.000 RM, mientras que el capital mínimo autorizado debería ser de 500.000 RM. Las empresas conjuntas en Malasia también se pueden establecer como sociedades, con un objetivo comercial común.

 Aspectos importantes a la hora de abrir una empresa conjunta en Malasia.

Los empresarios que desean abrir una empresa en Malasia a través de un “joint-venture” deben saber que, bajo esta estructura de negocios, tendrán derecho a obtener subvenciones del gobierno. Al mismo tiempo, también será necesario nombrar a un director, que debe ser residente en Malasia. Una vez que la empresa esté registrada con las autoridades locales, los inversores podrán realizar lo siguiente:

Firmar acuerdos de venta y contratos comerciales: estos documentos se pueden hacer cumplir en dos semanas desde que se registró la empresa; contratación de empleados - el mismo período de tiempo se aplica en este caso; firma de un contrato de arrendamiento para los locales en los que la empresa realizará sus actividades comerciales (dos semanas); obtención de un número de identificación fiscal - el mismo período es aplicable.

Principales requisitos fiscales y contables para la creación de una Joint Venture en Malasia

Al abrir una empresa conjunta de Malasia, la empresa será responsable de los impuestos, incluido el impuesto a las ganancias corporativas. Este tipo de entidad legal está exenta de pagar el impuesto de retención sobre los pagos dirigidos a accionistas extranjeros y también se beneficia de las disposiciones de los tratados de doble tributación firmados aquí.

En términos de requisitos contables, la empresa conjunta está obligada legalmente a presentar declaraciones de impuestos anuales y estados financieros. También es importante saber que la empresa conjunta ha sido auditada por un auditor acreditado. Los empresarios interesados en recibir más detalles sobre cómo crear una empresa conjunta en Malasia pueden dirigirse a nuestro equipo de consultores de formación de empresas en Malasia. 

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

El tipo de sociedad más común es la “Compañía Limitada por Acciones” (Company Limited by shares), similar a una sociedad anónima. Puede ser “pública” o “privada”, en el sentido que el derecho sajón da a estos términos, dependiendo de la facultad de ofrecer acciones al público. Si la sociedad es privada, existen ciertos límites a la transmisibilidad de las acciones, se restringe el número de socios y, lo más importante, no puede ofrecer acciones a suscripción pública (por lo que una sociedad de este tipo no puede cotizar en Bolsa).

En terminología local, las compañías privadas son "Sendirian Berhad" (Sdn Bhd) y las públicas sólo "Berhad" (Bhd).


Constitución de sociedades

Desde la formulación la New Economic Policy en 1970, sustituida por la New Development Policy en 1990, la legislación mercantil contiene disposiciones muy específicas para promover una mayor participación de la comunidad bumiputra en las actividades económicas. En particular, todas las empresas públicas en el sentido antes mencionado y las privadas con volumen suficiente para requerir una “licencia de fabricación” de acuerdo con la Ley de Coordinación Industrial, deben, salvo ciertas excepciones, tener como mínimo el 30% de su capital en manos de individuos o sociedades bumiputras.

Más allá de esta norma, el trato preferente a esta comunidad se gestiona a través de “directrices” que determinan cuando una empresa adquiere “Status Bumiputra”.
El status bumiputra se consigue cuando el 51% del capital y el 51% de los consejeros, entre ellos el presidente y director ejecutivo (CEO), pertenecen a esta comunidad.
En el caso de las compañías públicas cotizadas en Bolsa, basta con que el 30% del capital esté en poder de bumiputras, siempre que los requisitos sobre la composición del Consejo de Administración se cumplan y que no estén identificados otros paquetes significativos de acciones que concentren capacidad de voto en socios no bumiputras.

Requisitos para constituir una empresa

1. El propietario o los socios deben ser ciudadanos malasios o residentes permanentes en Malasia.

2.El propietario o los socios deben tener 18 años o más.

3. Solo el propietario o los socios pueden enviar una solicitud de registro.


Procedimiento de constitución

Una empresa extranjera puede ejercer su actividad en Malasia mediante:

La incorporación a una empresa local; o

El registro de una sucursal en Malasia

El primer paso para el registro lo constituye la presentación de la solicitud de constitución ante la Comisión de Sociedades de Malasia (SSM), a través del portal MyCoID 2016, para asegurar la disponibilidad del nombre de la empresa propuesto. La búsqueda de nombres se puede realizar en línea y el pago puede hacerse también de forma telemática. Si el nombre elegido está disponible, la solicitud será aprobada. Esta solicitud debe ir acompañada de una tasa de 1.000 ringgit en el caso de una sociedad limitada por acciones; o de 3.000 ringgit si se trata de una compañía limitada por garantía. Posteriormente el administrador de la sociedad debe preparar los documentos de constitución y proporcionar una declaración jurada de cumplimiento con la Ley de Sociedades de 1965.

Concluido el trámite anterior, se deben presentar los documentos necesarios ante la Comisión de Sociedades de Malasia y obtener la constitución de la sociedad, el registro fiscal, así como la inscripción en el Fondo de Previsión de Empleo (FPE) y en la Organización de la Seguridad Social.

Los documentos a presentar ante la Comisión de Sociedades en el plazo de 3 meses desde la reserva de denominación social son:

a) Solicitud de registro de empresa extranjera según la sección 562 (1) CA 2016.

b) Copia certificada del certificado de incorporacion o registro de la empresa extranjera.

c) Copia certificada de los estatutos o memorandos y artículos de la asociación de la empresa extranjera u otro instrumento que defina su constitución.

d) Si los directores residen en Malasia y son miembros de la junta directiva local de la empresa extranjera, se debe presentar un memorando a SSM que indique sus poderes que son ejecutados en nombre de la empresa.

e) Memorando de nombramiento o poder notarial que autorice a la(s) persona(s) (agente) que residen en Malasia a aceptar en nombre de la empresa extranjera, cualquier notificación que deba entregarse a dicha empresa extranjera.

f) Documentos adicionales que consisten en copia de una solicitud de reserva de nombre y copia de correo electrónico de SSM aprobando el nombre de la empresa extranjera.

Tras la presentación de los documentos de constitución, la CCM SSM emitirá el Certificado de Incorporación de la sociedad. Para determinar el monto de las tasas de registro, el capital social de la empresa extranjera debe convertirse primero a ringgit al tipo de cambio vigente, ya que de esta cifra dependerán los gastos de constitución. Estos varían desde 5.000 ringgit en el caso de tener un capital inferior a un millón de ringgit; hasta 70.000 ringgit cuando este es superior a 100 millones. En el caso de que no se prescriba ningún capital, se le cobrará una tasa fija de 70.000 ringgit.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

 El sistema de propiedad intelectual de Malasia está administrado por la Corporación de Propiedad Intelectual de Malasia (MyIPO), una agencia dependiente del Ministerio de Comercio Interior y Asuntos del Consumidor.

La protección de la propiedad intelectual en Malasia comprende patentes, marcas comerciales, diseños industriales, derechos de autor, indicaciones geográficas y diseños de circuitos integrados. Malasia es miembro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y firmante del Convenio de París y del Convenio de Berna que rigen estos derechos de propiedad intelectual.

Además, Malasia también es signataria del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) firmado bajo los auspicios de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Malasia proporciona una protección adecuada a los inversores locales y extranjeros. Las leyes de propiedad intelectual de Malasia están en conformidad con las normas internacionales y han sido revisadas periódicamente por el Consejo de ADPIC.  

Patentes

La Ley de Patentes de 1983 y el Reglamento de Patentes de 1986 rigen la protección de patentes en Malasia. Un solicitante puede presentar una solicitud de patente directamente si es domicilio o residente en Malasia. Una solicitud extranjera solo se puede presentar a través de una agencia registrada de patentes.

Similar a las legislaciones en otros países, una invención es patentable si es nueva, implica un paso inventivo y es industrialmente aplicable. De conformidad con el Acuerdo sobre los ADPIC, la Ley de Patentes estipula un período de protección de veinte años a partir de la fecha de presentación de una solicitud. En virtud de la Ley, el certificado de innovación de servicios públicos ofrece una duración inicial de diez años de protección a partir de la fecha de presentación de la solicitud y se puede renovar por otros dos períodos consecutivos de cinco años cada uno sujeto a uso. El propietario de una patente tiene el derecho de explotar la invención patentada, de asignar o transmitir la patente y de concluir un contrato con licencia.De conformidad con el acuerdo sobre los ADPIC, en virtud del alcance de la licencia obligatoria, la Ley permite la importación de productos patentados que ya se encuentran en el mercado de otros países (importación paralela). El Gobierno puede prohibir la explotación comercial de patentes por razones de orden público o moral. La Ley se modificó para incluir la disposición del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) y permitir la importación en el ámbito de la licencia obligatoria.

Malasia se adhirió al PCT en el año 2006 y, a partir del 16 de agosto de 2006, la Solicitud Internacional del PCT se puede presentar en la MyIPO.

Además, el 27 de septiembre de 2019, Malasia firmó el documento de adhesión al Protocolo de Arreglo de Madrid relativo al registro internacional de marcas, que solo precisa de una única solicitud para proteger la marca en cualquiera de los países firmantes. El Sistema de Madrid entró en vigor en Malasia el 27 de diciembre de 2019. A partir de entonces, los titulares de marcas que deseen protección en Malasia se benefician de un sistema más cómodo y económico.  

Marcas

La protección de marcas está regulada por la Ley de Marcas Comerciales de 1976 y el Reglamento de Marcas Comerciales de 1997.

La ley proporciona protección para marcas registradas y marcas de servicio en Malasia. Una vez registrado, ninguna persona o empresa que no sea su propietario o usuarios autorizados puede usarla. El período de protección es de diez años, renovable por un período de cada diez años a partir de entonces. El propietario de la marca comercial o la marca de servicio tiene el derecho de negociar o asignar, así como de conceder licencias para su uso.

De conformidad con el acuerdo sobre los ADPIC, Malasia prohíbe el registro de marcas notoriamente conocidas por personas no autorizadas y prevé medidas en la frontera para prohibir la importación de marcas falsificadas en Malasia.

Malasia se adhirió a los Acuerdos de Niza y Viena el 28 de junio de 2007, que se aplicó el 28 de septiembre de 2007. El Acuerdo de Niza se refiere a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el registro de marcas, mientras que el Acuerdo de Viena establece una clasificación de marcas. Ambos acuerdos son significativos para facilitar el registro de la marca.

Al igual que con las patentes, mientras que los solicitantes locales pueden presentar solicitudes por su cuenta, los solicitantes extranjeros deberán hacerlo a través de agentes de marcas registradas.  

Diseños industriales

La protección de diseños industriales en Malasia se rige por la Ley de Diseños Industriales de 1996 y el Reglamento de Diseños Industriales de 1999. La Ley establece los derechos de los diseños industriales registrados como propiedad personal capaz de ser asignada y transmitida por ley. Esta Ley ha sido modificada por última vez en 2013, incluyendo novedad mundial, aumento del plazo de protección, introducción del sistema de registros de Propiedad Intelectual y disposiciones sobre monetización y titulización de diseños industriales.

Para ser elegible para el registro, los diseños industriales deben ser nuevos y no incluir un método de construcción o diseño que se dicte únicamente por función. Además, el diseño del artículo no debe depender de la apariencia de otro artículo del cual forme parte integral.

Los solicitantes locales pueden presentar registros individualmente o a través de un agente registrado. Sin embargo, los solicitantes extranjeros deberán solicitar los servicios de un agente de diseños industriales registrado. Los diseños industriales registrados están protegidos por un período inicial de cinco años que puede extenderse por otros cuatro períodos de cinco años, lo que proporciona un período de protección total de veinticinco años.  

Copyright

La Ley de Derechos de Autor de 1987 proporciona una protección integral para obras con derechos de autor. La Ley describe la naturaleza de las obras elegibles para derechos de autor (que incluyen programas informáticos), el alcance de la protección y la forma en que se otorga la protección. No hay registro para obras con copyright.

La protección de los derechos de autor para obras literarias, musicales o artísticas es por la duración de la vida del autor y 50 años después de su muerte. En grabaciones de sonido, emisiones y películas, la protección de los derechos de autor es de 50 años a partir de la primera publicación o realización de las obras.

La Ley también brinda protección a los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes en una presentación en vivo que continuará subsistiendo durante cincuenta años a partir del comienzo del año siguiente al año en que se dio la presentación en vivo.

Una característica única de la ley es la inclusión de disposiciones para su aplicación. La enmienda de la Ley de Derecho de Autor de 1987, que se hizo cumplir el 1 de octubre de 2003, confiere poder de arresto (incluido el arresto sin orden judicial) a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley del Ministerio de Comercio Nacional, Cooperativa y Consumismo (MDTCC), anteriormente conocido como Ministerio de Asuntos de Comercio y Consumo. Este equipo especial de oficiales de la MDTCC está designado para hacer cumplir la ley y está facultado para ingresar a los locales sospechosos de tener copias infractoras y para buscar y confiscar copias y dispositivos.

La última enmienda de la Ley de Derechos de Autor entró en vigor el 1 de marzo de 2012. La Ley fue enmendada para adecuarse al desarrollo tecnológico y adherirse a las convenciones / tratados internacionales de propiedad intelectual relacionados con los derechos de autor y derechos afines. Entre las modificaciones importantes se encuentran la introducción del sistema de notificación voluntaria de derechos de autor, que regula la organización de gestión colectiva (OCM) y la ampliación de la función del Tribunal de Derecho de Autor. A partir del 1 de junio de 2012, el propietario de los derechos de autor puede solicitar una notificación voluntaria en la Corporación de Propiedad Intelectual de Malasia (MyIPO) y CMO puede registrarse en MyIPO. 

Diseño de Circuitos

La Ley de Diseños de Circuitos Integrados del 2000 contempla la protección de diseños de circuitos integrados basados en la originalidad, la invención del creador. No hay registro para el diseño de un circuito integrado.

La duración de la protección es de diez años a partir de la fecha de su explotación comercial o de quince años a partir de la fecha de creación, si no se explota comercialmente. La Ley también permite que el propietario tome medidas si se han infringido los derechos reconocidos en la Ley. El derecho también puede ser transferido ya sea en parte o en su totalidad a través de una cesión, licencia, testamentos u otros medios.

La Ley se aplica conforme al Acuerdo sobre los ADPIC para proporcionar una garantía a los inversores en la industria electrónica de Malasia y para garantizar el crecimiento de la tecnología en el país.  

Indicaciones Geográficas

La Ley de Indicaciones Geográficas del 2000 proporciona protección a las mercancías siguiendo el nombre del lugar donde se producen las mercancías, donde una calidad dada, reputación u otra característica de las mercancías es esencialmente atribuible a su origen geográfico. Esta protección es aplicable a bienes como el vino u otras bebidas alcohólicas, o productos naturales, agrícolas o cualquier producto de artesanía o industria. Las indicaciones geográficas que sean contrarias al orden público o la moralidad no estarán protegidas por la Ley.

A la hora de hacer el registro, la Ley aplica igual que para los diseños industriales. En lo relativo al periodo de protección, este se extiende diez años y renovable por un período de otros diez años a partir de entonces.

Para obtener más información sobre la protección de la propiedad intelectual, visite http://www.myipo.gov.my/en/home/
 

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

En Malasia se busca activamente la atracción de grandes inversiones industriales a través de distintos incentivos. Sin embargo, las pequeñas y medianas inversiones en ocasiones encuentran mayores dificultades.

Además, en Malasia subsisten sectores que están total o parcialmente restringidos y reservados a las empresas locales mediante el requisito de participación del 30% de socios locales (“bumiputras”), si bien existen vías para superar esta traba.

Las limitaciones a la inversión extranjera toman tres formas: obtención de licencias, limitaciones en capital y restricciones en los servicios de distribución.

En 2009 se liberalizó la concesión de licencias de inversión en 27 sectores de servicios, si bien se mantuvieron restricciones en hostelería, comercio mayorista y minorista, restauración, servicios de consultoría jurídica, arquitectos, etc. Una nueva ronda liberalizadora en noviembre de 2014 ha flexibilizado las restricciones aplicables sobre los servicios de ingeniería y arquitectura. El sector de la distribución mantiene diversas limitaciones, y tampoco es posible la propiedad de la tierra para extranjeros.
 

Volver a índice de Marco jurídico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex