Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

 ORGANISMOS DE APOYO A LA INVERSIÓN

"Centro de Promoçao de Investimentos” CPI

 Se trata de un Organismo Gubernamental perteneciente al Ministério da Planificação e Desenvolvimento cuyo objetivo es atraer y retener la inversión nacional y extranjera directa para impulsar el crecimiento económico y la creación de riqueza, incluyendo la promoción de las alianzas público-privadas para el desarrollo económico y de infraestructura con el fin de fomentar el desarrollo social y económico en Mozambique.

El CPI encarga de la promoción, el análisis, el seguimiento y la verificación de las inversiones llevadas a cabo en Mozambique, con la exclusión de los ZEE (Zonas Económicas Especiales) y ZFI (Zonas Francas Industriales). El CPI centraliza la aplicación de los incentivos a la inversión en Mozambique. Actúa de manera bastante centralizada contando con oficinas regionales en cada una de las provincias mozambiqueñas.

ORGANISMO

DATOS DE CONTACTO

Centro de Promoçao de Investimentos

 

Director General – Lourenco Sambo

 

Dirección: Rua da Imprensa, 332 R/C

Caixa Postal 4635, Maputo, Mozambique

Tlf: (+ 258) 21 313310; (+ 258) 21 313375

Fax: (+ 258) 21 313325

E-mail: cpi@cpi.co.mz

Web: http://www.cpi.co.mz

 "Gabinete das Zonas Económicas de Desenvolmiento Acelerado” GAZEDA

Es el organismo del Gobierno de Mozambique que desde Diciembre del 2007 se encarga de promover y coordinar actividades relacionadas con el establecimiento, el desarrollo y la gestión de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) y las Zonas Francas Industriales (ZFI). Sus tareas incluyen:

  • Coordinar y desarrollar actividades para la promoción de las iniciativas de inversión nacionales y extranjeras para las ZEE y las ZFI.
  •  Recibir, comprobar y registrar propuestas de inversión a ser implementadas en las ZEE y ZFI.
  • Aprobar proyectos de inversión.
  • Tramitar certificados/licencias de inversión.

ORGANISMO

DATOS DE CONTACTO

Gabinete das Zonas Económicas de Desenvolmiento Acelerado

Dirección: Av. 24 de Julho, nº 3549, 8º, Maputo – Moçambique

Tlf.: (+258) 21 400635

Fax: (+258) 21 400632

E-mail: gazeda@gazeda.gov.mz

Web: www.gazeda.gov.mz

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

GAZEDAZONAS FRANCAS NDUSTRIALES O ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES.

Desde el Gobierno mozambiqueño se han procurado dos sistemas de organización industrial con ventajas fiscales y no fiscales con el objetivo de incentivar la creación de empleo: Zonas Económicas Especiales y Zonas Francas Industriales.

El organismo estatal que trata de los incentivos a la inversión en estas zonas es el “Gabinete das Zonas Económicas de Desenvolmiento Acelerado”  GAZEDA.

Características de las Zonas Francas Industriales (ZFI)

El Régimen de Zonas Francas Industriales se aplica a dos tipos de explotación de las mismas, a saber:

  • Desarrollo y explotación de las Zonas Francas Industriales: Operador de Zona Franca Industrial

Los operadores de zonas francas industriales están exentos del pago de derechos de aduana para la importación de materiales de construcción, maquinaria, equipamiento, piezas de repuesto y accesorios y otros productos utilizados en la actividad de las Zonas Francas Industriales.

  • Explotación de actividades industriales para la exportación o provisión de servicios en la Zona Franca: Compañía de Zona Franca Industrial

Las compañías de las Zonas Francas Industriales se benefician de una exención de derechos de aduana a la importación de bienes y mercancías que se utilizará en la ejecución de proyectos y la realización de actividades que han sido autorizadas en los términos del Reglamento de Zonas Francas Industriales.

De acuerdo con la legislación vigente, el gobierno autoriza a las Zonas Francas Industriales todas las actividades de carácter industrial, siempre y cuando al menos el 70% de su producción sea para la exportación. Puede comercializar localmente como máximo el 30% de la producción, mediante el pago de los impuestos correspondientes.

 Zona Franca Industrial de Beluluane

Beluluane es una zona franca industrial con una superficie total aproximada de 700hectáreas. El Parque Industrial Beluluane se sitúa a 16km de la ciudad de Maputo y 20km de su puerto. Está situado estratégicamente en la columna vertebral del corredor de Maputo, a sólo 75km de Ressano García, la frontera entre Mozambique y Sudáfrica.

En la actualidad cuenta con 24hectáreas con infraestructura para dar cabida a pequeñas y medianas industrias.

Características de las Zonas Económicas Especiales (ZEE)

Las empresas en las ZEE tienen la posibilidad de comercializar sus productos fuera de sus fronteras e importar productos en el mercado local, tras el pago correspondiente de impuestos. Esto es, pueden realizar una actividad normal, pero con las ventajas que supone estar en una ZEE, siempre que Gazeda les conceda la denominación de empresa en Zona Económica Especial.

Zona Económica Especial de Nacala

Nacala es una Península de Mozambique situada en el Océano Índico a unos 500km al sur de Tanzania. La Zona Económica Especial de Nacala es el final del corredor de transporte formado por la carretera que une la capital provincial (Nampula), así como los países Malawi y Zambia, conocida como el Corredor de Desarrollo de Nacala (CDN), que hace de la zona un potencial polo de desarrollo económico y social.

Su ubicación en la costa de Mozambique, sus condiciones naturales y la existencia de un puerto de aguas profundas determinar la importancia de Nacala, como un centro estratégico para el desarrollo del país y el sur de África. El puerto de Nacala es el tercer mayor puerto de aguas profundas en la costa oriental de África.

 Futura Zona Económica Especial de Manga-Mungassa

Se prevé el desarrollo de una zona económica especial de 217 hectáreas en la ciudad de Beira, a 12km del puerto y 6km del aeropuerto.

Beneficios para las empresas en ZEE y ZFI

Las Zonas Económicas Especiales y las Zonas Francas Industriales se benefician tanto de incentivos fiscales, como no fiscales:

BENEFICIOS NO FISCALES

  • Concesión de Uso de la Tierra y Derecho a Beneficios (DUAT) y la Evaluación del Impacto Ambiental (EIA).
  • Simplificación en los procesos de repatriación de beneficios.
  • Régimen laboral más flexible concretamente en la contratación de mano de obra extranjera y la concesión de licencias.
  • Régimen migratorio especial.
  • Régimen de libre cambio de divisas, que también permite las operaciones   off-shore.
  • Descentralización y aceleración en la evaluación y procesos de autorización de proyectos de inversión.

  BENEFICIOS FISCALES

Incentivos fiscales para Zonas Económicas Especiales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los tres primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el cuarto al décimo año fiscal.
  • Reducción del IRPC en un 25% desde el undécimo hasta el decimoquinto año fiscal.

Incentivos fiscales para compañías y operadores de Zonas Francas Industriales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los 10 primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el undécimo al decimoquinto año fiscal.
  • Reducción del IRPC en un 25% durante el resto del ciclo de vida del proyecto.

Incentivos Fiscales para Compañías Aisladas en Zonas Francas Industriales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los 5 primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el sexto al décimo año fiscal.
  • Reducción del IRPC en un 25% durante el resto del ciclo de vida del proyecto.

 

 

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

La normativa sobre contrataciones públicas está contenida en el Decreto nº 54/05 de Diciembre de 2005. El Decreto establece un "regimen general" de contratación pública pero al mismo tiempo contempla la figura de un "regimen especial", que permitiría la inclusión de clausulas especiales derivadas de la aplicación de tratados o acuerdos internacionales, y aún de un "regimen excepcional", que permite el uso de procedimientos específicos de selección, tales como la precalificación, la participación restringida, el concurso en dos etapas, el concurso por subasta y la adjudicación directa.

Según el Decreto, son elegibles para la participación en concursos de obras públicas y de suministro de bienes y servicios empresas locales y extranjeras con la suficiente capacidad legal, económica, técnica y financiera  y que se encuentren al día en sus obligaciones impositivas en sus respectivos países, debiendo acreditar estos extremos documentalmente.

Las compañías extranjeras deben contar además con un representante legal, residente y domiciliado en Mozambique, que actúe como receptor de notificaciones y responda administrativa y judicialmente por sus actos. Los poderes notariales conferidos a tal representante deben incluirse en la documentación proporcionada para participar en el concurso de que se trate.

El Decreto 54/05 designa a la  Unidad Funcional de Supervisión de Adquisiciones (Unidade Funcional de Supervisão das Aquisições, UFSA) como la agencia encargada de la coordinación y supervisión de todas las actividades relacionadas con la contratación pública.

Las funciones atribuidas a la UFSA son:

  • Tomar las medidas necesarias para garantizar que se cumplan las normas y procedimientos estipulados en los contratos públicos.
  • Coordinar a los ministerios implicados, las administraciones públicas y otras instituciones pertinentes.
  • Elaborar el programa de cualificación que deben seguir las empresas que se presenten al concurso
  • Analizar las propuestas presentadas a concurso y contratar a un equipo de personal cualificado en caso de que fuera necesario.
  • Actualizar y suministrar información de los contratos públicos todavía no adjudicados.

El criterio primario de adjudicación de contratos es el precio; en caso de empate el ganador sé decidirá por sorteo público. Sin embargo en determinadas circunstancias, que deben ser adecuadamente razonadas y justificadas, el criterio de adjudicación podrá también tomar en cuenta los méritos técnicos de cada propuesta; en caso de empate en la valoración global de las ofertas el contrato se adjudicaría a la mejor oferta técnica y, si el empate aún continua se recurriría al sorteo público.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

No existe una regulación específica que afecte a la inversión extranjera, siendo la principal norma que regula las inversiones, tanto locales como extranjeras, la Lei de Investimentos de 1993, profundamente revisada y modificada por el Decreto nº43/2009. Otras leyes importantes referentes a la inversión son el Código de Beneficios Fiscales (Ley 4/2009 del 12 de Enero) y el Decreto sobre Zonas Industriales (nº 12/1993 del 14 de Septiembre). En 2012 entró en vigor la denominada Ley de los Megaproyectos (Ley 15/2011), que regula las asociaciones público-privadas, las concesiones a empresas extranjeras y otros aspectos relacionados. Esta ley introduce el requerimiento de socio local en algunos tipos de proyectos. Sin embargo, hay que señalar que las condiciones de implantación y beneficios de una serie de megaproyectos realizados entre 2001 y 2005, fueron objetos de negociaciones directas entre las firmas extranjeras inversoras y el gobierno, obteniendo unas condiciones extremadamente favorables. 

En general, la ley garantiza un tratamiento no discriminatorio para todas las inversiones, independientemente de la nacionalidad del inversor. La normativa permite que la inversión extranjera directa pueda hacerse de muy variadas formas: efectivo, infraestructuras, equipamiento, cesión de patentes tecnológicas, aportación de materiales y otros bienes. No existen impedimentos a la repatriación de dividendos, una vez cumplidas las correspondientes obligaciones fiscales, así como a la repatriación del capital por cese de la actividad empresarial, aunque en este caso las autoridades pueden solicitar previamente información sobre las causas del cese, debiendo este haberse realizado conforme a lo dispuesto en la normativa mercantil.

Según explica la OMC, para que los inversores extranjeros puedan enviar los beneficios obtenidos al extranjero y reexportar el capital invertido, el importe de la inversión extranjera directa (IED) debe ser como mínimo de 2,5 millones de meticales (unos 30.000 euros). En caso contrario, los inversores extranjeros deben cumplir uno de los tres requisitos siguientes:

a) generar, desde el tercer año de funcionamiento, un volumen anual de ventas no inferior a tres veces el valor de 1,5 millones de meticales (17.500 euros, aproximadamente);

b) registrar unas exportaciones anuales de mercancías y servicios por un valor equivalente a 2,5 millones de meticales;

c) crear y mantener, desde su segundo año de funcionamiento, empleos directos para al menos 25 ciudadanos mozambiqueños registrados en el sistema de seguridad social. El reglamento establece qué procedimiento ha de seguirse para presentar una propuesta de inversión y fija un plazo de siete días para que las autoridades celebren las necesarias consultas interinstitucionales.

Muchos de los megaproyectos de extracción de recursos naturales son considerados como Zonas Francas Industriales (ZFI), que cuentan con generosos incentivos fiscales. En 2007, Mozambique estableció un nuevo tipo de zona, la Zona Económica Especial (ZEE), que son zonas geográficas de actividad económica, más que espacios físicos cerrados, donde todos los tipos de actividad económica pueden acogerse a los beneficios fiscales. Las exenciones fiscales varían en función de los diferentes sectores y también de las zonas geográficas, primándose la implantación en las más atrasadas. Formalmente el Estado es el propietario de gran parte de la tierra, pero el proceso de firma de un acuerdo de alquiler por 50 años —fácilmente renovable por otros 50— no suele ser tedioso.

La Agência para a Promoção de Investimento e Exportações (Apiex) de Mozambique, creada en el año 2016, es el resultado de la fusión de tres instituciones, el Centro de Promoção de Investimentos (CPI), el Gabinete das Zonas Económicas de Desenvolvimento Acelerado (Gazeda) y el Instituto para a Promoção de Exportações (Ipex) y es el centro encargado de la promoción y apoyo al inversor en Mozambique. Se recomienda visitar su sede antes de emprender una inversión en el país para solicitar ayudas, subvenciones, exenciones o licencias.

En cuanto a la legislación referida a la solución de disputas comerciales, Mozambique se adhirió en 1998 a la Convención de Nueva York sobre el Reconocimiento y Aplicación de Laudos Arbitrales Extranjeros. La legislación mozambiqueña incorpora el protocolo de Naciones Unidas sobre legislación de comercio internacional comercial (UNCITRAL). A nivel interno el principal organismo de mediación y resolución de disputas es el Centro para la Arbitrio, Conciliación y Mediación, con sede en Maputo.

Mozambique y España han negociado y acordado un acuerdo bilateral de protección de inversiones. Sin[AARA1]  embargo, a fecha abril de 2021, el acuerdo está pendiente de ratificación en los dos países.

 


 [AARA1]No he podido comprobar si está ratificado o no

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

La constitución mozambiqueña establece que toda la tierra del país es propiedad del Estado y no puede ser vendida, hipotecada o transferida de cualquier otra forma. Los ciudadanos y las empresas, tanto nacionales como extranjeras, acceden al uso de la misma mediante la obtención del correspondiente Derecho de Uso y Aprovechamiento de la Tierra (Direito de Uso e Aproveitamento da Terra, DUAT), otorgado por el Servicio de Registro Geográfico.

Las personas físicas tienen derecho a un DUAT tras haber residido legalemte 5 años en el país. Por lo que respecta a las compañías extranjeras, pueden solicitar un DUAT únicamente si están debidamente registradas en Mozambique y su proyecto de inversión ha sido ya autorizado.

El Servicio de Registro Geográfico emite inicialmente una autorización provisional que, si se cumplen las condiciones establecidas, se convierte en definitiva, con un período de validez, renovable, de 50 años.

Los DUAT pueden ser transferidos, además de por herencia en el caso de personas físicas, mediante la venta de los edificios, infraestructuras o mejoras efectuadas en el terreno objeto del DUAT.

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

En 1984 se creó una agencia nacional para la promoción de las inversiones encargada de aconsejar al Ministro de Planificación y Finanzas.

En 1993 dicha agencia paso a ser el Centro para la Promoción de Inversiones (Centro de Promoção de Investimentos).

 Sus principales funciones son:

  • Facilitar la concesión de incentivos fiscales y aduaneros a inversores extranjeros
  • Identificar socios potenciales para joint-ventures con empresas locales
  • Identificar y publicar oportunidades de inversión
  • Asistir de manera institucional a la implementación de proyectos de inversión

Actualmente, el Gobierno presenta tres diferentes incentivos para la inversión extranjera en función de la naturaleza, ámbito y el valor de la operación en cuestión. En caso de considerarse el proyecto como merecedor de incentivos, la ley recoge la posibilidad de que:

  • Se eximan de cargas aduaneras la importación de los bienes de capital empleados en el proyecto
  • Reducciones impositivas sobre resultados por un periodo no superior a diez años
  • Otras reducciones especiales a determinar para cada caso, en función de la importancia del proyecto para la economía del país.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

Aunque no sea un requisito dentro de la legislación mozambiqueña, se considera que la forma más efectiva de realizar operaciones en el país es con la ayuda de un representante o agente.

Encontrar un buen representante o agente es un proceso complicado y, debido a ciertas prácticas empresariales cuestionables que son habituales en el país (como la evasión de impuestos o el fraude), puede tener resultados no deseables para la empresa.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

Las joint ventures se definen como asociaciones entre dos o más personas jurídicas que comparten recursos y expertice para llevar a cabo un proyecto, teniendo un control, unos intereses y unas responsabilidades conjuntas.

Las formas de joint venture que existen son básicamente dos:

  • Una empresa española y otra mozambiqueña se asocian y crean una tercera en la que participan a través de la compra de acciones. Esta empresa que se crea será la encargada de llevar a cabo el proyecto.
  • Las empresa española y la mozambiqueña firman un contrato en el que cada una de ellas se compromete a aportar una serie de recursos para llevar a cabo el proyecto objeto del contrato. En este caso, la joint venture no tiene personalidad jurídica propia independiente de la de las personas jurídicas que la forman.

La creación de un tipo u otro de joint venture dependerá de las circunstancias específicas de las partes. Lo que es seguro es que si se crea una nueva empresa, ésta deberá registrarse en Mozambique y no habrá restricciones en el porcentaje de participación en la misma por parte de la empresa española.

Con respecto al control de cambios, decir que no existen controles para el capital extranjero así que hay libre repatriación de capital, dividendos y beneficios (ver apartado 5.2).

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

Los tipos de sociedades mercantiles que se pueden constituir se encuentran en el Código Comercial de Mozambique aprobado por el decreto-ley 2/2005 del 27 de diciembre. Los tipos más importantes son: sociedade por quotas o S.Q. (sociedad limitada) y sociedade anónima o S.A. (sociedad anónima). La elección del tipo de sociedad para el inversor extranjero depende de varios factores, incluido el grado de simplicidad de la estructura operativa, el cantidad de capital a invertir y los problemas a la hora de afrontar la confidencialidad de la propiedad del capital social.

Las características principales de las S.A. son:

-         Número de socios: las S.A. tienen que tener como mínimo 3 socios, que pueden ser nacionales o extranjeros, individuos o empresas. Solo las empresas que tengan como socio al estado, sea directamente o mediante una empresa del estado u otra entidad legalmente equivalente, pueden tener un único socio.

-         Capital social: la legislación comercial no establece un mínimo de capital, pero la cantidad tiene que ser acorde a los objetivos de la compañía y siempre se tiene que expresar en la moneda local, los meticales. El capital se divide en participaciones, las cuales pueden ser al portador, nominativas o anotadas. Una S.A. solo puede crearse cuando todo el capital social ha sido dividido entre los socios y al menos 25% ha sido pagado. La ley prohíbe la emisión de participaciones por debajo de su valor nominal y los estatutos deben establecer el número de participaciones en la que el capital se divide. El valor nominal de las participaciones, el cual puede ser pagado en metálico o en especie, debe ser un múltiplo de 50 meticales.

-         Responsabilidad: La responsabilidad de los socios de una S.A. frente a terceros es limitada a la cantidad de sus participaciones.

-         Estructura interna: Un junta general encargada de tomar las decisiones. Una junta de directores encargada de la administración. Y una persona o un grupo con labores de supervisión.

Las S.Q. tienen las siguientes características:

-         Número de miembros: las S.Q. deben tener como mínimo dos miembros y como máximo 30 miembros. Si solo una persona posee el capital registrado, estas empresas se llaman unipessoal (unipersonales) y este término tiene que ser incluido en el nombre de la empresa.

-         Capital registrado: el mínimo de capital registrado son veinte millones de meticales. El capital registrado es la suma del capital nominal de las cuotas. El capital siempre se tiene que expresar en meticales y el valor de cada cuota siempre tiene que ser un múltiplo de 100 meticales y ser mayor o equivalente a 500.000 meticales. Las cuotas siempre son nominativas y por lo tanto los nombres de las personas que las poseen  tiene que estar incluidos en los estatutos de la empresa, en los acuerdos o resoluciones de traspaso o aumento de capital y en el certificado de registro comercial

-         Responsabilidad: los miembros no son responsables frente a los acreedores de la empresa, solo son responsables frente a la compañía. Cada miembro es responsable del pago de sus propias contribuciones.

-         Estructura: solo es obligatorio tener una junta general encargada de tomar las decisiones y una junta de directores encargada de la administración.

 

Crear una S.Q. o una S.A. es un proceso relativamente sencillo y rápido que supone las siguientes formalidades:

- Aprobación del nombre y propósito de la compañía: El nombre de la compañía tiene que ser aprobado por la Conservatória do Registo de Entidades Legais (CREL).

- Depósito del capital social: El capital social tiene que ser depositado en un banco en Mozambique, el cual emitirá una prueba documentada de la realización del depósito.

- Establecimiento de la compañía: Se podrá realizar el establecimiento de la compañía mediante un documento privado firmado por los miembros, las firmas tienen que estar debidamente certificadas por un notario o un abogado. Si hace falta un instrumento más formal, por ejemplo para transferir los activos que los miembros aportan a la compañía, se tendrá que realizar una escritura de constitución de la sociedad. El consejo de la compañía tiene que ser designado y los estatutos establecidos durante el proceso de constitución de la sociedad. Los estatutos de la compañía deben incluir, entre otras cosas, los nombres completos de los miembros fundadores, el propósito de la compañía, el domicilio legal, la cantidad aportada al capital social, las características principales del funcionamiento del consejo, la estructura de la empresa y otros asuntos que los miembros consideren oportunos de incluir.

- Registro y publicación: La compañía tiene que registrarse en el CREL en un plazo máximo de 90 días desde su constitución. Al realizar el registro se recibirá un certificado. Con el registro completo se tiene que solicitar a la Imprensa Nacional la publicación en el boletín oficial del estado (Boletim da República).

- Formalidades posteriores: Se procede al registro para el pago de impuestos, la obtención de la licencia de actividad (comercial/industrial/otra) en el Ministerio de Comercio y a la declaración del inicio de actividades en la oficina de impuestos en el área donde se ha registrado el domicilio de la compañía. La compañía y sus trabajadores también se tienen que registrar en la Direcção Provincial de Trabalho (Dirección de Empleo Provincial) y en el Instituto Nacional de Segurança Social (Instituto Nacional de Seguridad Social).

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

El Código de Propiedad Industrial (CPI) dispone un régimen de protección para los derechos y obligaciones de propiedad industrial. La propiedad industrial cubre actividades comerciales, de servicio e industriales (agricultura y ganadería, pesca, silvicultura, alimentación, construcción y minería, abarcando productos naturales o manufacturados).

Los derechos de propiedad industrial se registran en el Instituto da Propriedade Industrial (IPI). El proceso de registro comienza cuando se ha rellenado el formulario de aplicación y puede seguirle un proceso de consulta (donde los interesados pueden realizar reclamaciones). Posteriormente el registro es concedido o rechazado (parcialmente o en su totalidad). Las decisiones sobre la propiedad industrial pueden apelarse en las cortes administrativas.

La duración de los derechos de propiedad intelectual varían dependiendo del tipo de derecho en cuestión: 20 años para patentes, 15 años para modelos de utilidad, 5 años para diseños industriales (posibilidad de renovación hasta un máximo de 24 años), 10 años para marcas registradas, logotipos, nombres de compañías y símbolos (posibilidad de renovación), y sin limite de años para denominaciones de origen o indicaciones geográficas de origen.

La ley estipula que los derechos surgidos de patentes, modelos de utilidad, marcas registradas, diseños industriales, símbolos de establecimiento de negocio, nombres de empresas, denominaciones de origen, indicaciones geográficas, logotipos y premios pueden ser transferidos parcialmente o en su totalidad por considerarlos valiosos u otra razón, inter vivos o mortis causa. Las transferencias inter vivos tienen que realizarse de manera escrita. Estos derechos pueden también ser cedidos mediante licencia.

El principio de prioridad es particularmente importante ya que el registro es concedido a quien lo haya solicitado primero. Los derechos son creados por el registro, lo que significa que solo por medio del registro a los titulares se les puede otorgar el derecho de uso exclusivo.

Los derechos de propiedad industrial se pueden rescindir o extinguir de cuatro maneras: invalidación, anulación, expiración y  renuncia.

Volver a índice de Marco jurídico

Razones y ventajas para la implantación de empresas españolas

La Ley de Inversiones otorga ciertos beneficios fiscales y aduaneros dependiendo de la cantidad, ubicación y sector de actividad de la inversión. Los planes de incentivos aplicables en Mozambique son los siguientes:

Beneficios fiscales y aduaneros 

Las inversiones realizadas en virtud de la Ley de Inversión están exentas del pago de derechos de aduana y el IVA para bienes clasificados en la Clase K de los aranceles aduaneros, así como piezas complementarias y accesorios.

Deducción por inversiones

Las inversiones realizadas en la ciudad de Maputo, se beneficiarán por un período de cinco años fiscales, de una deducción (que no exceda el impuesto a pagar respecto de la actividad del proyecto de inversión) del Impuesto sobre Sociedades (IRPC) por un valor igual al 5% del total de la inversión realizada.

En el caso de los proyectos de inversión realizados en las demás provincias, el porcentaje, según lo establecido en el párrafo anterior, es del 10%.

Aparte de estos hay otros regímenes específicos para:

  • Agricultura y Pesca
  • Industria y Comercio en Áreas Rurales;
  • Industria de montaje y transformación;
  • Creación de infraestructuras básicas;
  • Zonas Francas Industriales;
  • Turismo y Hoteles;
  • Proyectos de Gran Escala
  • Zonas de rápido desarrollo;
  • Inversiones realizadas bajo la Ley de Minería;
  • Inversiones realizadas bajo la Ley del Petróleo
  • Zonas Económicas Especiales
  • Parques de Ciencia y Tecnología

 ZONAS FRANCAS NDUSTRIALES O ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES

Desde el Gobierno mozambiqueño se han procurado dos sistemas de organización industrial con ventajas fiscales y no fiscales con el objetivo de incentivar la creación de empleo: Zonas Económicas Especiales y Zonas Francas Industriales.

El organismo estatal que trata de los incentivos a la inversión en estas zonas es el “Gabinete das Zonas Económicas de Desenvolmiento Acelerado”  GAZEDA.

Características de las Zonas Francas Industriales (ZFI)

El Régimen de Zonas Francas Industriales se aplica a dos tipos de explotación de las mismas, a saber:

  • Desarrollo y explotación de las Zonas Francas Industriales: Operador de Zona Franca Industrial

Los operadores de zonas francas industriales están exentos del pago de derechos de aduana para la importación de materiales de construcción, maquinaria, equipamiento, piezas de repuesto y accesorios y otros productos utilizados en la actividad de las Zonas Francas Industriales.

  • Explotación de actividades industriales para la exportación o provisión de servicios en la Zona Franca: Compañía de Zona Franca Industrial

Las compañías de las Zonas Francas Industriales se benefician de una exención de derechos de aduana a la importación de bienes y mercancías que se utilizará en la ejecución de proyectos y la realización de actividades que han sido autorizadas en los términos del Reglamento de Zonas Francas Industriales.

De acuerdo con la legislación vigente, el gobierno autoriza a las Zonas Francas Industriales todas las actividades de carácter industrial, siempre y cuando al menos el 70% de su producción sea para la exportación. Puede comercializar localmente como máximo el 30% de la producción, mediante el pago de los impuestos correspondientes.

  Zona Franca Industrial de Beluluane

Beluluane es una zona franca industrial con una superficie total aproximada de 700hectáreas. El Parque Industrial Beluluane se sitúa a 16km de la ciudad de Maputo y 20km de su puerto. Está situado estratégicamente en la columna vertebral del corredor de Maputo, a sólo 75km de Ressano García, la frontera entre Mozambique y Sudáfrica.

En la actualidad cuenta con 24hectáreas con infraestructura para dar cabida a pequeñas y medianas industrias.

 Características de las Zonas Económicas Especiales (ZEE)

Las empresas en las ZEE tienen la posibilidad de comercializar sus productos fuera de sus fronteras e importar productos en el mercado local, tras el pago correspondiente de impuestos. Esto es, pueden realizar una actividad normal, pero con las ventajas que supone estar en una ZEE, siempre que Gazeda les conceda la denominación de empresa en Zona Económica Especial.

 Zona Económica Especial de Nacala

Nacala es una Península de Mozambique situada en el Océano Índico a unos 500km al sur de Tanzania. La Zona Económica Especial de Nacala es el final del corredor de transporte formado por la carretera que une la capital provincial (Nampula), así como los países Malawi y Zambia, conocida como el Corredor de Desarrollo de Nacala (CDN), que hace de la zona un potencial polo de desarrollo económico y social.

Su ubicación en la costa de Mozambique, sus condiciones naturales y la existencia de un puerto de aguas profundas determinar la importancia de Nacala, como un centro estratégico para el desarrollo del país y el sur de África. El puerto de Nacala es el tercer mayor puerto de aguas profundas en la costa oriental de África.

 Futura Zona Económica Especial de Manga-Mungassa

Se prevé el desarrollo de una zona económica especial de 217 hectáreas en la ciudad de Beira, a 12km del puerto y 6km del aeropuerto.

4.3. Beneficios para las empresas en ZEE y ZFI

Las Zonas Económicas Especiales y las Zonas Francas Industriales se benefician tanto de incentivos fiscales, como no fiscales:

 BENEFICIOS NO FISCALES

  • Concesión de Uso de la Tierra y Derecho a Beneficios (DUAT) y la Evaluación del Impacto Ambiental (EIA).
  • Simplificación en los procesos de repatriación de beneficios.
  • Régimen laboral más flexible concretamente en la contratación de mano de obra extranjera y la concesión de licencias.
  • Régimen migratorio especial.
  • Régimen de libre cambio de divisas, que también permite las operaciones   off-shore.
  • Descentralización y aceleración en la evaluación y procesos de autorización de proyectos de inversión. 

BENEFICIOS FISCALES

Incentivos fiscales para Zonas Económicas Especiales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los tres primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el cuarto al décimo año fiscal.
  • Reducción del IRPC en un 25% desde el undécimo hasta el decimoquinto año fiscal.

Incentivos fiscales para compañías y operadores de Zonas Francas Industriales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los 10 primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el undécimo al decimoquinto año fiscal.
  • Reducción del IRPC en un 25% durante el resto del ciclo de vida del proyecto.

 

Incentivos Fiscales para Compañías Aisladas en Zonas Francas Industriales

  • IRPC (Impuesto de Sociedades) exento en los 5 primeros años fiscales.
  • Reducción del IRPC en un 50%, desde el sexto al décimo año fiscal.

Reducción del IRPC en un 25% durante el resto del ciclo de vida del proyecto

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

Pese a los esfuerzos del Gobierno por hacer más atractivo el entorno de inversión, los inversores en Mozambique siguen afrontando diversos impedimentos, como la lentitud y complejidad de los trámites y administrativos. Asimismo, la carencia de mano de obra y técnicos especializados representa un problema, agravado por la política restrictiva de concesión de permisos de trabajo a expatriados.

En principio, no hay limitaciones a la inversión excepto en lo que concierne a la propiedad de la tierra que, fuera de algunas propiedades privadas en el ámbito urbano, pertenece al Estado. Como solución se ha venido desarrollando un régimen de Derechos de Uso y Aprovechamiento de la Tierra, DUAT, concesiones para la ejecución de proyectos de aprovechamiento agrícola, turístico, minero, por el periodo de ejecución de los proyectos y consolidables hasta 50 años). Sin embargo, estos derechos no son exclusivos, es decir, pueden superponerse derechos de explotación turística con otros, por ejemplo, de uso agrícola, con los potenciales conflictos que ello puede generar.

Otra barrera importante, además de la carencia y precariedad de las infraestructuras de todo tipo, la constituye el exhaustivo sistema de licencias y de inspección de las instalaciones.

 

Volver a índice de Marco jurídico