Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

Su sistema jurídico mercantil y comercial, como se verá en los diversos apartados, es muy similar al occidental con peculiaridades propias derivados por ser un país musulmán estricto con sus instituciones tradicionales, rico en recursos.y con un gran afán por controlar la inversión extranjera y a los trabajadores extranjeros. No se puede olvidar la importante mayor protección y ventajas del ciudadano nacional con respecto al extranjero en todos los ámbitos.   

Volver a índice de Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

Los incentivos financieros que ofrece al inversionista extranjero son:

• Los beneficios derivados de la masiva red de Convenios para la Evitación de la Doble Imposición y de inversiones que tiene Arabia Saudí con diferentes países.

• No existen los impuestos sobre la renta de las personas físicas.

• Los impuestos sobre los beneficios de las empresas son del 20% .

• Existe la posibilidad de transferir las pérdidas de un ejercicio a los próximos.

• Los inversores extranjeros y las incubadoras tienen acceso a generosos programas financieros regionales e internacionales:  

  • Saudi Industrial Development Fund.
  • Arab Fund for Economic and Social Development (AFESD): Participa en la financiación de proyectos de desarrollo económico y social en los países árabes.
  • Arab Monetary Fund: Promueve el desarrollo de los mercados financieros árabes y el comercio entre los estados miembros; Asesora a los estados miembros de la inversión de los recursos.
  • Arab Trade Financing Program. Proporciona préstamos a medio y largo plazo a las personas y las organizaciones para el comercio privado y comercial.
  • Inter-Arab Investment Guarantee Corporation. Proporciona cobertura de seguro para las inversiones entre los países árabes y los créditos a la exportación contra riesgos comerciales y no comerciales.
  • Islamic Development Bank. Participa en capital y concede préstamos de capital para proyectos productivos y empresas. Los recursos financieros son compatibles con la ley islámica.

Otros incentivos financieros al fomentar las inversiones son:

  • The Human Resources Development Fund, que apoya actividades relacionadas con la calificación, formación y contratación de mano de obra saudí.
  • Tarifas competitivas de los servicios o industriales para el agua, la energía y la tierra.
  • Grandes dotaciones para investigación y desarrollo en la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST) y el King Abdul Aziz Ciudad de la Ciencia y la Tecnología (KACST).

Además existen incentivos fiscales específicos en lo que se refiere a formación y contratación de mano de obra saudí en algunas regiones, incluyendo Ha'il, Jazan, Najran, Al-Baha, Al-Jouf y la Zona frontenriza del norte.

Los incentivos fiscales incluyen los siguientes:

  • Reducción de impuestos igual al 50% de los gastos anuales para el reclutamiento y la formación de los saudíes;
  • Reducción de impuestos igual al 50% de los salarios anuales a los saudíes
  • Una reducción de impuestos para los proyectos industriales en estas áreas cuando el capital no saudí no supere el 15% del capital.

Volver a índice de Marco jurídico

Cuadro de organismos de apoyo a la inversión extranjera

  1. Los clusters u organismos de promoción industrial. Están situados en el Consejo de Cámaras saudies en Riad. Solo los hay para ciertas industrias como plásticos, automóvil y energías alternativas.
  2. SAGIA como organismo regulador y promotor de inversiones extranjeras. 
  3. Existen importantes oportunidades de financiación para proyectos ofrecidos por el gobierno. Entre otros, se encuentran los que ofrecen:

Volver a índice de Marco jurídico

Otros incentivos a la inversión

Los inversores extranjeros tienen acceso a generosos programas financieros regionales e internacionales, como:

  • Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social (FADES), que participa en la financiación de proyectos de desarrollo económico y social en los países árabes.
  • Fondo Monetario Árabe que promueve el desarrollo de los mercados financieros árabes y el comercio entre los estados miembros.
  • Programa de Financiación del Comercio Árabe: Proporciona préstamos a medio y largo plazo para personas y organizaciones en el sector comercial.
  • Corporación Inter-árabe de Garantía de Inversiones: Proporciona cobertura de seguro para inversiones ínter-árabes y cobertura de riesgos comerciales y no comerciales en créditos a la exportación.
  • Banco Islámico de Desarrollo: Participa en los fondos propios y préstamos no reembolsables para proyectos productivos y empresas.
  • Otros incentivos financieros para aprovechar todo el potencial de sus inversiones en el Reino. Incluyen (aunque no se restringen a sólo éstos): Incluyen: el Fondo de Desarrollo de Recursos Humanos para apoyar las actividades relacionadas con la calificación, formación y contratación de mano de obra saudí, Asignaciones preferenciales de gas natural, Tarifas competitivas en los servicios industriales de agua, energía y tierra y Grandes dotaciones en investigación y desarrollo en la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST) y  en la  King Abdul Aziz Ciudad de la Ciencia y la Tecnología (KACST).

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

En principio no existen en Arabia Saudí zonas francas como tales.

Saudi Industrial Property Authority (Modon) es la entidad gubernamental, propiedad al 100% del estado saudí, que tiene por objeto la supervisión, regulación, desarrollo y gestión de zonas industriales (similares a nuestros polígonos industriales) y de las llamadas zonas tecnológicas. MODON ha establecido 29 ciudades industriales y supervisa la organización de estas ciudades repartidas en varias regiones del Reino en una superficie total de aproximadamente 150 millones de m2 en Riad, Jeddah, Dammam, Makkah, Qassim Al-Ahsa, Medina, Asir, Sakakah, Tabuk, Hail, Najran, Sudair, Shaqraa y Al-Taif.

Arabia Saudita no hace uso de Zonas Francas porque concede exenciones arancelarias sobre las materias primas, la maquinaria y equipo importados para las fábricas locales que reúnan los requisitos establecidos en las leyes sobre industrias locales y del CCG. Además, todas las industrias o empresas pueden acogerse a concesiones arancelarias respecto de las importaciones necesarias para su funcionamiento. También se otorgan concesiones arancelarias a los exportadores

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

En los últimos años, el gasto anual saudí en contratación pública estuvo entre el 128 y el 38% de los PGE.

El Consejo de ministros saudí aprobó una nueva Ley de Licitaciones  y Contratación pública (la nueva GTPL) el 16/7/2019. Entró en vigor el 1 de diciembre de 2019. Reemplaza a la anterior de 2006.. La nueva GTPL cambia el marco decisorio, incluyendo  de una entidad especializada, la creación de un portal, nuevos métodos de contratación y la creación de mecanismos de suspensión y reclamaciones. Los objetivos de la nueva ley pasan por fortalecer la posición del gobierno, así como estimular el crecimiento económico, la competencia y la transparencia. Busca apoyar a las PYMES locales e incrementar el contenido saudí. Las regulaciones de la nueva Ley fueron constituidas por el Ministerio de Finanzas, en cooperación con al nueva Autoridad sobre Contenido Local y contratación por el gobierno, con la Autoridad para PYMES y con la Autoridad del mercado de capitales.

La nueva ley Incluye multas para contratistas que no cumplan con los requerimientos de contenido local. En línea con la Vision 2030, la nueva ley posibilita la saudización de la economía, tanto mediante requerimientos industriales como por transferencia de tecnología, formación y transferencia de habilidades técnicas a los empleados saudíes.

La Ley de Licitación y Contratación Pública es aplicable a todas las autoridades gubernamentales, ministerios, departamentos, instituciones públicas y organismos públicos con personalidad jurídica independiente, salvo las excepciones establecidas en la propia Ley o los casos en que existan disposiciones en materia de contratación en la legislación relativa al organismo.

El Ministerio de Finanzas está creando un nuevo portal unificado llamado ETIMAD https://etimad.sa/LandingPage . En ella se encuentran los procedimientos y los pliegos, salvo cuando no convenga por razones de seguridad nacional. En ETIMAD aparecerán listas de personas bloqueadas o en listas negras. ETIMAD estará conectada con la Autoridad General de Impuestos y Zakat (Ministerio de Hacienda), entre otros organismos.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

El régimen de inversión extranjera se rige principalmente por la Ley de Inversión Extranjera de 2000 y su Reglamento de Ejecución (2002)modificado por la Resolución nº 2/74 de2014, de la Junta de la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudita. También es de aplicación la Ley de Bienes raíces, Propiedad e Inversión por parte de no-sauditas (2000), modificado por el Real Decreto nº M/94.2018.

Bajo la actual Ley de Inversión Extranjera, un inversionista extranjero puede invertir como accionista en una empresa propiedad de un ciudadano saudita o establecer una empresa propiedad 100% extranjera (con ciertas excepciones). En ambos casos, el posible inversor extranjero debe obtener una licencia de inversión del Ministerio de Inversiones.

Según el Reglamento modificado, la forma jurídica de la empresa puede adoptar cualquiera de estas formas:

1) compañía de responsabilidad limitada

2) sociedad unipersonal de responsabilidad limitada

3) sociedad anónima

4) sucursal de una compañía extranjera

 5) cualquier otra forma jurídica permitida por una resolución de la Junta Directiva de SAGIA (The Saudi Arabian General Investment Authority, actualmente Ministerio de Inversiones), a partir de febrero de 2020 del Ministerio de Inversiones.

Los proyectos de inversión extranjera tienen derecho a todos los beneficios, incentivos y garantías ofrecidos a los proyectos nacionales.

Los nacionales de los países del Consejo de Cooperación del Golfo son tratados como nacionales saudíes a los efectos de inversiones. Las empresas o los ciudadanos de esos países pueden poseer tierras y dedicarse a actividades internas de comercio y distribución, con algunas excepciones.

Los extranjeros pueden invertir en la mayoría de los sectores de la economía, salvo en algunas actividades especificadas en una lista publicada y revisada periódicamente por el Consejo de Asuntos Económicos y de Desarrollo. Ahora es posible invertir en intermediación inmobiliaria, impresión y publicación, servicios audiovisuales y de medios, servicios de transporte terrestre, reclutamiento y servicios de empleo, fabricación de ciertos equipos, dispositivos y uniformes militares y fabricación de explosivos civiles.

Lista de actividades económicas en las que se prohíbe la inversión extranjera.

Sector
Industrias manufactureras
*Prospección petrolera, perforaciones petroleras y producción petrolera, con excepción de los servicios relacionados con la minería clasificados en los códigos 5115 y 883 en la Clasificación Industrial Internacional
*Fabricación de equipo, dispositivos y uniformes para uso militar
 

Servicios
*Suministro de alimentos para sectores militares
*Servicios de seguridad y de detectives
*Inversión inmobiliaria en la Meca y Medina
*Servicios de guías turísticos relacionados con la peregrinación religiosa del Hajj y el Umrah
*Servicios de contratación y empleo, incluidas las oficinas locales de contratación
**Servicios audiovisuales y servicios para los medios de información
*Servicios de transporte por vía terrestre, excluido el transporte interurbano de pasajeros por ferrocarril y en autobús en el marco de los sistemas de transporte público para ciudades muy pobladas, que poseen sistemas de transporte público aprobados por el Consejo de Ministros
*Servicios proporcionados por comadronas, enfermeros, fisioterapeutas y personal paramédico clasificados bajo CPC 93191
* Pesca
*Centros de venenos, bancos de sangre y cuarentena

Fuente: Autoridades saudíes. Ministerio de Inversiones.

En la reunión del Consejo de Ministros de Arabia Saudí celebrada el 7/8/2017 se autorizó a las empresas extranjeras del Sector de Ingeniería y servicios de Consultoría a invertir en el Reino de Arabia Saudí (KSA) con el 100% de la propiedad, sin necesidad de un socio local de ingeniería (hasta ahora era obligado al menos un 25% del socio saudí), con 2 condiciones:
1. La Empresa inversora ha debido estar ya establecida en KSA al menos 10 años.
2. La Empresa inversora (incluidas las filiales que operan en el mismo campo) estén presentes en al menos 4 países.
El Ministerio de Comercio e Inversiones puede exonerar de una de las 2 condiciones, tras revisar la capacidad de la empresa inversora y de acuerdo con algunas otras condiciones.

En febrero de 2020 se elevó el rango de la SAGIA a nivel ministerial, creándose el Ministerio de Inversiones (MISA) y separando la rama de comercio al asignársela al Ministerio de Comercio. El MISA se encarga de formular las políticas gubernamentales sobre las actividades de inversión, proponer planes y reglamentos para mejorar el clima de inversión en Arabia Saudí y evaluar y autorizar las propuestas de inversión. Además, dirige un Centro de Servicio al Inversor (ISC) encargado de expedir licencias a empresas extranjeras, prestar servicios a proyectos de inversión, facilitar información detallada sobre el proceso de inversión y coordinarse con ministerios gubernamentales para facilitar los procedimientos de inversión. El ISC debe decidir si concede o deniega una licencia en un plazo de 30 días a contar de la recepción de la correspondiente solicitud y de la documentación justificativa del inversor, pero nunca lo hace.

El MISA se encarga no sólo de formular las políticas pertinentes, sino también de aprobar todas las inversiones extranjeras, salvo en los casos en que dicha facultad recaiga sobre un organismo diferente según el sector, como ocurre con la Autoridad Monetaria Árabe Saudí (SAMA o Banco Central), la Autoridad del Mercado de Capitales (CMA), la Comisión de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CITC) o la Dirección de Meteorología y Medio Ambiente (PME). Los inversores saudíes no necesitan obtener una licencia del MISA para realizar inversiones. Los inversores de otros Estados miembros del CCG tampoco necesitan licencia, siempre que no estén asociados a un inversor extranjero.

Un inversor extranjero puede obtener más de una licencia para realizar la misma actividad u otras actividades diferentes siempre y cuando un departamento competente del MISA emita un informe en el que se indique que no se han cometido infracciones ni se han formulado observaciones a tal efecto en el proyecto existente. Las entidades extranjeras que hayan obtenido una licencia al amparo de la Ley de Inversiones Extranjeras están autorizadas a poseer bienes inmuebles (excepción hecha de las inversiones inmobiliarias en la Meca y Medina) para realizar las actividades a que se refiera la licencia y para alojar a su personal. El Reglamento sobre la posesión de bienes inmuebles y las inversiones inmobiliarias por parte de no saudíes autoriza la inversión extranjera en bienes inmuebles por un valor mínimo de 30M de riales, incluidos los nacionales del CCG.

De acuerdo con el reglamento, se requiere una orden judicial para confiscar las inversiones extranjeras, y estas no pueden ser expropiadas ni total ni parcialmente, salvo por motivos de interés público y a cambio de una compensación equitativa.

Tanto el Gobierno como las sociedades de inversión privadas participan en la promoción de las inversiones. Además del MISA, el Fondo Saudí de Desarrollo Industrial (SIDF), la Autoridad de la Propiedad Industrial de Arabia Saudí (MODON) y otras entidades promueven activamente la inversión en la Arabia Saudí. Entretanto, hay otras entidades como  la Real Comisión para Jubail y Yanbu, la Comisión Real para Al Ula y el Organismo de Desarrollo de Arriyadh, que promueven la inversión en las ciudades industriales y en otras regiones de Arabia Saudí. 

A nivel sectorial, se han aprobado dos leyes. La Ley de Minería, en vigor desde enero de 2021, que busca atraer inversión extranjera en el sector, simplificando el proceso de obtención de licencias y concediendo facilidades financieras. Asimismo, se crea una base de datos geológica y se establece un fondo minero. Y una nueva regulación para fomentar la inversión extranjera en bienes raíces. 

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

Los extranjeros están autorizados a poseer bienes inmobiliarios aunque la inversión debe de ser aprobada por el MISA.

La propiedad de inmuebles por extranjeros está prohibida en las ciudades santas de Meca y Medina salvo que sea por herencia. Los saudíes que no sean musulmanes pueden obtener contratos de arrendamiento de hasta dos años en estas ciudades. Los contratos de arrendamiento son prorrogables por el mismo período.

Los inversores extranjeros también pueden comprar tierras privadas para la construcción e inversión pero se exige la aprobación previa de MISA y los proyectos (edificios) deben costar más de 30MRS (3,75RS=1$USA) incluyendo costos del terreno y la construcción.

El precio se negocia libremente cuando el comprador y el vendedor son privados.  Suelen participar tanto corredores inmobiliarios como abogados.

Una vez que un acuerdo privado de compraventa se ha negociado, el inversor debe acudir al Tribunal Sharia local para asegurar que el terreno en cuestión es realmente propiedad del vendedor y registrar la transferencia del título. El Tribunal sellará el documento de título para indicar la transferencia legal de propiedad.

El proceso de registro de la propiedad en Arabia Saudí tiene cinco procedimientos y tarda alrededor de ocho días para completarse.

No hay impuesto sobre bienes raíces en Arabia Saudí, pero el Zakat podrá exigir el pago en bienes raíces si entiende que se mantiene con fines especulativos. El impuesto sobre la tierra puede gravarse a una tasa del 2,5% sobre la tierra no urbanizada dentro de los límites urbanos.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

Incentivos fiscales

En Arabia Saudí se permite que las empresas transfieran indefinidamente en el tiempo las pérdidas con respecto al impuesto sobre los beneficios.

Se otorgan concesiones fiscales para la ejecución de proyectos destinados a formar y contratar mano de obra local en seis regiones del país. 

Implican desgravaciones del 50% con respecto a los gastos anuales de formación de saudíes y a los sueldos anuales pagados a saudíes, a condición de que el capital de inversión no sea inferior a 1M de riales y de que se contrate por lo menos a cinco saudíes para cubrir puestos técnicos o administrativos con contratos de un año como mínimo.

Además, se concede una bonificación fiscal única por la inversión de capital en proyectos industriales que cumplan determinadas condiciones, entre ellas que la participación de capital extranjero no exceda del 15% del total.

Se establecen incentivos fiscales a la inversión en seis de las regiones menos desarrolladas.

Incentivos no fiscales

Arabia Saudí ha constituido el Fondo Saudita de Desarrollo Industrial (SIDF) para contribuir a diversificar su base industrial. El SIDF concede préstamos a las empresas/sociedades saudíes o extranjeras que reúnen las condiciones necesarias y están inscritas en el Registro Mercantil. Los préstamos del SIDF establecen un plazo máximo de reembolso de 15 años y cubren hasta el 50% de los activos fijos, los gastos de constitución y el capital operativo inicial.

En el caso de proyectos previstos en ciudades remotas o menos desarrolladas, se puede ampliar el plazo hasta un máximo 20 años y el préstamo puede ascender hasta el 75%. Según las autoridades, los cargos pagados al SIDF por los préstamos son similares y en algunos casos, superiores al interés que cobran los bancos comerciales comparables. Además, el SIDF está obligado por ley a recuperar la cuantía del principal y los cargos del préstamo cubren los costes comerciales. El SIDF puede optar por no financiar proyectos de los sectores que considere "comercialmente inviables".

En 2020, el SIDF aprobó préstamos por un total superior a los 4,5 MM$ para 201 empresas en los campos de la industria, la minería, la energía y los servicios logísticos

Las autoridades señalan que se pueden ofrecer otros incentivos a través de programas regionales, como el Fondo Árabe de Desarrollo Económico y Social (FADES), el Fondo Monetario Árabe (FMA) y el Programa Árabe de Financiación Comercial.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

La Regulación de la Agencia Comercial, los Reales Decretos M/11, M32 y la Decisión 1.897 del Ministerio de Comercio, son las normativas vigentes sobre las figuras del distribuidor y el agente.

El agente y el comisionista deben estar siempre registrados ante el Ministerio de Comercio para ejercer la actividad. Si se realiza a través de una sociedad, con o sin participación de capital extranjero, deberá también registrarse previamente.

Las licencias de inversión varían de un sector a otro, teniendo cada uno su propia regulación y condiciones, como los requerimientos mínimos de capital o el porcentaje de participación extranjera. Desde la última revisión se han abierto a ser participadas por extranjeros la distribución comercial y los servicios de ingeniería y consultoría. 

Hay que tener en cuenta que existe una pormenorizada regulación de los contratos de agencia - en realidad no cabe el comisionista por ser una actividad esporádica - en el sector de los productos farmacéuticos y similares. No solo debe presentarse ante la Saudi Food and Drug Administration el contrato de agencia sino que, adicionalmente y de modo previo,  el representante debe estar inscrito y autorizado. Cabe la distinción entre importador y representante. 

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

Aunque desde 2002 se permite que los inversores privados extranjeros sean propietarios del 100% del capital en la mayoría de los sectores económicos, la joint venture sigue siendo la opción más habitual por el conocimiento que aporta el socio local.

La sociedad de responsabilidad limitada (LLC) es la forma más común de constituir joint ventures en Arabia Saudí. Una LLC debe tener entre 2 y 50 accionistas y estar dirigida y representada por uno o más directores. Aunque esta modalidad no exige un Consejo Directivo, los accionistas suelen introducir un órgano de dirección en los estatutos. También ha de contar con un auditor y una Junta de Control (sólo si hay más de 20 socios).  

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

Una empresa extranjera que quiera instalarse en Arabia Saudí tiene varias opciones abiertas aunque dependerá del tipo de negocio y tipo de actividad que quisiera desarrollar en Arabia Saudita.

En todo caso los proyectos de inversión extranjera gozan de todos los incentivos y privilegios ofrecidos a los proyectos nacionales.

Opciones abiertas para establecerse en Arabia Saudí según el tipo de actividad que quiera desarrollar.

Abrir una oficina técnica y/o de servicios. La finalidad de este tipo de oficina es proporcionar un servicio técnico o de asesoramiento al distribuidor local. Es propiedad de la empresa extranjera y permite una mejor gestión de los productos de la empresa mediante estudios de mercado o investigación de producto. No se permite a este tipo de oficina el realizar ventas ni directa ni indirectamente.

La empresa extranjera debe solicitar un permiso para su apertura ante el Ministerio de Inversiones.   

Crear una sucursal en AS de la empresa extranjera.  Sus funciones son administrativas sin que pueda hacer funciones de agente de comercio. El negocio lo realiza la empresa matriz.

Sus requisitos exigen que se legalice ante el Consulado de AS los estatutos de la sociedad matriz así como la decisión del Consejo de Administración de crear la sucursal nombrando un gerente en el país.

Crear una oficina de representación. Esta formula solo se suele conceder a las empresas que tienen múltiples contratos con el Gobierno y se exige una oficina local para supervisar la ejecución del contrato. Las oficinas de representación no pueden realizar actividad comercial directa ni indirecta.

Exige un permiso del Ministerio de Inversiones.

Realización de una inversión extranjera directa, que puede adoptar la forma de empresa propiedad de inversores extranjeros y nacionales (es decir, empresas mixtas, pero sin ningún requisito en cuanto a la participación mínima de los inversores nacionales) o empresa propiedad únicamente de inversores extranjeros (es decir, con un 100% de participación extranjera).

Salvo en algunos puntos como la propiedad de la tierra en las ciudades de Meca y Medina, los nacionales de los países del CCG son tratados como nacionales saudíes a los efectos de las inversiones extranjeras.

Toda inversión extranjera tanto con fines de producción como de carácter comercial, tiene que ser autorizada por el Ministerio de Inversiones, excepto en el caso de las actividades enumeradas en la Lista negativa o en los casos de que la concesión de las licencias  recaiga sobre un organismo distinto como,  por ejemplo, el Banco Central (SAMA), la Autoridad del Mercado de Capitales (CMA), la Comisión de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CITC) o la Dirección de Meteorología y Medio Ambiente (PME).

El MISA tiene establecido un Centro de Servicio al Inversor (ISC) encargado de expedir licencias a empresas extranjeras, prestar servicios de apoyo a proyectos de inversión, facilitar información detallada sobre el proceso de inversión y coordinarse con los ministerios gubernamentales para facilitar los procedimientos de inversión.  El ISC debe decidir si concede o deniega una licencia en un plazo de 30 días a contar de la recepción de la correspondiente solicitud y de la documentación justificativa del inversor. Lo usual es que, por un motivo u otro, el plazo de decisión no sea inferior a un año.

Estructura jurídica.- El MISA busca facilitar la entrada de empresas extranjeras de valor añadido y da la oportunidad de establecerse según cinco posibles formas jurídicas: Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad de Responsabilidad Limitada Unipersonal, Sociedad Anónima, Sucursal, Solidarity professional company.

En la práctica, las empresas extranjeras suelen establecer sociedades de responsabilidad limitada mientras las anónimas son poco utilizadas. Las sociedades de responsabilidad limitada (LLCs)  son fáciles de establecer y administrar y la responsabilidad personal de cada uno de los socios se limita a la aportación de cada socio al capital social de la sociedad. Una LLC debe tener entre 2 y 50 accionistas y estar dirigida y representada por uno o más directores. Aunque esta modalidad no exige un Consejo de Administración, los accionistas suelen introducir un órgano de dirección en los estatutos. También ha de contar con un auditor y una Junta de Control (sólo si hay más de 20 socios).

La ley exige la autorización del Consejo de Ministros, a través de un Real Decreto para la formación de las sociedades anónimas con concesiones que realicen proyectos del sector público, que reciban ayudas estatales o en las que participe el Estado u otras instituciones públicas. También se exige para la constitución de sociedades anónimas que realicen una actividad bancaria.

Según el tipo de actividad se exigen requisitos especificos que el inversionista extranjero debe cumplir.

1.-En el caso de que su proyecto sea desarrollar una actividad industrial. El capital de la empresa no podrá ser inferior a 1MRS. Se debe indicar el calendario de ejecución del proyecto. El inversionista deberá aportar en un año un acuerdo de  compra o alquiler de un terreno industrial donde se realizaría la actividad industrial en el caso de que no obtenga terreno dentro de las ciudades industriales que se están desarrollando en el país. En caso de que el capital sea superior a 5MRS saudíes, el inversionista deberá presentar un certificado bancario que represente el 25% del capital, según la participación de cada socio. En caso de que el capital sea inferior a 5MRS, el inversionista deberá presentar un certificado bancario – legalizado ante la Embajada saudí -  por la totalidad del capital según la participación de cada socio. Antes de obtener licencia de la inversión el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia.

2.-En el caso de que su proyecto sea desarrollar una actividad comercial. Se exige que el 75% de la plantilla sea saudí o asimilada. Debe tener un socio saudí en no menos del 25% del capital. El capital extranjero no será superior al 75%. Debe comprometerse a formar profesionalmente al año al 15% de la plantilla saudí. Debe presentar un certificado bancario legalizado ante la Embajada saudí que asegure una capacidad financiera de hasta 20MRS según su aportación. Debe indicar el calendario de ejecución del proyecto. Antes de obtener licencia de la inversión, el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia.

3- En el caso de que su proyecto sea desarrollar una actividad agrícola. Exige una inversión mínima de 25MRS. Exige autorización del Ministerio de Agricultura. Debe presentar un certificado bancario legalizado ante la Embajada saudí que asegure una capacidad financiera de hasta 25MRS según su aportación. Debe indicar el calendario de ejecución del proyecto. Antes de obtener licencia de la inversión el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia.  

4- En el caso de que su proyecto sea ser contratista. El inversionista presentará los balances de los tres años anteriores – legalizados ante la Embajada de AS - que indique la buena situación financiera de la empresa, preparados por un “approved” de la oficina contable, refrendada por las autoridades fiscales del país de origen de la empresa. Asimismo presentará los trabajos destacados realizados por la empresa en su área de actividad, que será la misma a la que se propone realizar en AS. Debe ser clasificada la actividad de “3rd grade” o equivalente. La estructura jurídica debe ser de responsabilidad limitada.  Debe indicar el calendario de ejecución del proyecto.  Deberá aportar un certificado bancario, legalizado ante la Embajada, que pruebe que cada socio deposita no menos de 0,25MRS. Antes de obtener licencia de inversión, el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia. 

5- En el caso de que su proyecto sea desarrollar una actividad inmobiliaria. El valor inmobiliario no será inferior a 30MRS. El inmueble se liquidará dentro de  los cinco años desde la adquisición. El inmueble estará fuera de las ciudades de Meca y Medina.  Debe presentar un certificado bancario, legalizado ante la Embajada saudí, de la aportación social de cada socio. Deberá indicar el calendario de ejecución del proyecto. Debe aportar la tasación de una ingeniería local sobre el valor del inmueble antes de decidir su adquisición. Antes de obtener licencia de la inversión, el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia.  

6- En el caso de que su proyecto sea prestar servicios especializados. Exige una autorización previa por la autoridad sectorial competente. Deberá indicar el calendario de ejecución del proyecto. Antes de obtener licencia de la inversión el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito del capital a favor de la empresa, emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia siendo suficiente el 25% del capital si excede los 5MRS.

7- En el caso de que su proyecto sea prestar servicios no especializados. Debe asumir el compromiso de contratar al 50% del personal saudí.  Debe indicar el calendario de ejecución del proyecto.  Deberá aportar un certificado bancario, legalizado ante la Embajada, de pruebe que cada socio deposita no menos de 250 mil reales La estructura jurídica deberá ser de responsabilidad limitada. Deberá aportar los balances legalizados por los últimos tres años visados por las autoridades fiscales del país y legalizados por la Embajada saudí. Antes de obtener licencia de la inversión el inversionista deberá depositar y obtener un certificado de depósito a favor de la empresa, emitido por un banco autorizado en el Reino de Arabia.

8- En el caso de que su proyecto sea desarrollar una actividad de consultoría.  El solicitante debe poseer una licencia de su actividad legalizada ante la Embajada. Debe presentar tres recomendaciones de empresas de consultoría legalizadas ante la Embajada saudí. Debe presentar certificados de que ha desarrollado esa misma actividad al menos durante 5 años. Debe asumir el compromiso de contratar un 75% del personal entre saudíes.  

Toda esta documentación se presentará ante el Ministerio de Inversiones solicitando la licencia.

La concesión de la licencia por el Ministerio de Inversiones implica que la sociedad mercantil está constituida, lo que equivale a actuar de Registro Mercantil, por lo que también se le debe aportar la documentación habitual para constituir una sociedad. Cuando el organismo es el Ministerio de Comercio e Industria su permiso también tienen esas mismas funciones.

Toda sociedad deberá inscribirse ante el Ministerio de Comercio y obtener su correspondiente Registro Comercial.  

Un negocio debe siempre  registrarse ante el Departmento del Zakat y de Income Tax (DZIT) para obtener un número de identificación fiscal y pagar los impuestos aplicables así como, si emplea personal,  ante las autoridades del Labour Office y la General Organisation for Social Insurance (GOSI).   

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de Franquicias

En el año 2020 entró en funcionamiento la nueva ley de franquicia, por la cual se dota de un marco regulatorio actualizado a este canal. Al igual que en el caso de distribución, el contrato de franquicia ha de ser registrado con el Ministerio de Comercio local. Los aspectos regulatorios de dicha ley quedan disponibles en la sección “Law & Regulations” de la web del Ministerio de Comercio saudí. Se aconseja asesoramiento profesional en la redacción de las cláusulas del contrato, prestando atención a aspectos como la legislación, tribunales, arbitraje u otras cláusulas de interés (tipo de franquicia, objetivos de venta, región geográfica de influencia, confidencialidad, aspectos de marketing, royalties, formación de empleados, publicidad, etc.)

 

 

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

La protección y aplicación de la propiedad industrial en Arabia Saudita está regulada por: (i) la Ley sobre patentes, esquemas de trazado de circuitos integrados, obtenciones vegetales y dibujos y modelos industriales; (ii) el Reglamento de Ejecución de la Ley de Patentes, Esquemas de Trazado de Circuitos Integrados, Planta Variedades y Diseños Industriales; (iii) Ley de Marcas, Real Decreto N ° M / 21 de fecha 29/05 / 1423H (7 de agosto de 2002); (iv) el Reglamento de Ejecución de la Ley de Marcas, Ministerial Orden No. 1723 de 26/07/1423H (4 de octubre de 2002), modificada por Resolución Ministerial No. 1147H de fecha 30/11/1433H (17 de octubre de 2012); (v) la Ley de Marcas Registradas del CCG, aprobada por Royal Decreto No. 51 de 26/07/1435H (25 de mayo de 2014) 150; y (vi) Implementación de la Ley de Marcas Registradas del CCG Reglamento, emitido por decisión del Comité de Cooperación Comercial del CCG en su reunión No. 51 de fecha 03/08 / 1436H (21 de mayo de 2015).

Acuerdo Económico de 2001 requiere que los miembros del GCC, entre otras cosas, deban desarrollar programas para fomentar la innovación, cooperar en el campo de la propiedad industrial y desarrollar reglamentos y procedimientos para asegurar la protección de los DPI, y coordinar sus políticas con otros países y organizaciones regionales e internacionales.
Derechos de propiedad intelectual
Arabia Saudita es miembro de la OMPI desde 1982. Es parte en la Convención para el Establecimiento de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (1982), del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (2004), del Convenio de París para la Protección de Propiedad Industrial (2004), del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (2013), del Tratado de Derecho (2013), del Tratado VIP de Marrakech (2019), del Acuerdo de Locarno (2020) y el Acuerdo de Viena (2020).
En 2020, Arabia Saudita ocupó el puesto 66 entre los 131 países en el mundo de la propiedad intelectual.
La Autoridad Saudita de Propiedad Intelectual (SAIP) fue establecida bajo Decisión del Consejo de Ministros N ° 410 (2017). Dicha Decisión transfiere deberes y responsabilidades de la Oficina de Patentes de Arabia Saudita (Ciudad Rey Abdulaziz para la Ciencia y la Tecnología), Departamento de Derechos de Autor (dependiente del Ministerio de Cultura y Medios de Comunicación) y el Departamento de Marcas (dependiente del Ministerio de Comercio) y los unifica bajo la SAIP. La Decisión del Consejo de Ministros No. 496 de 11 de junio de 2018 establece las principales funciones y responsabilidades de la SAIP como: (i) preparar la estrategia de propiedad intelectual (PI), seguimiento de la implementación después de su adopción, y desarrollar planes y programas de trabajo en coordinación con las autoridades pertinentes; (ii) proponer leyes y reglamentos relacionados con los derechos de propiedad intelectual (DPI); (iii) gestionar el registro, concesión y observancia de los derechos de propiedad intelectual; (iv) brindar información al público; (v) sensibilización con respecto a la protección de la propiedad intelectual y los derechos de propiedad intelectual; (vi) representar a Arabia Saudita en eventos internacionales y regionales organizaciones y defensa de sus intereses; (vii) emitir opiniones sobre acuerdos internacionales relacionados con los derechos de propiedad intelectual; (viii) dar seguimiento al cumplimiento de las obligaciones derivadas de la adhesión de Arabia Saudita a los convenios internacionales relacionados con la propiedad intelectual; (ix) promover el uso de la propiedad intelectual para construir una economía avanzada basada en el conocimiento; (x) establecimiento de bases de datos relacionadas con el trabajo de la SAIP e intercambiar información con autoridades locales, regionales e internacionales; y (xi) licenciamiento de actividades relacionadas.

La innovación y el desarrollo tecnológico son parte fundamental del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuya aplicación compete a la KACST; a diversas instituciones de ciencia, tecnología e innovación, incluidos los institutos universitarios y gubernamentales; y al sector privado. El Plan proporciona fondos para investigación y desarrollo a través de diversos programas orientados a sectores estratégicos, entre ellos las tecnologías hídricas, la biotecnología, los materiales avanzados, la nanotecnología y el sector del petróleo y el gas. Los programas abarcan una serie de esferas que incluyen la creación de capacidad, la transferencia de tecnología, los recursos humanos y las leyes de propiedad intelectual.

Patentes

En virtud de lo dispuesto en la Ley de Patentes, Esquemas de Trazado de los Circuitos Integrados, Obtenciones Vegetales y Dibujos y Modelos Industriales, las patentes se otorgan por un plazo de 20 años (no renovable) a contar desde la fecha de presentación de la solicitud en la Oficina de Patentes de Arabia Saudí. Se otorgan patentes para las invenciones en todos los campos de la tecnología y las ideas innovadoras que puedan dar lugar a una manufactura y no se opongan a las disposiciones de la Ley Islámica o las normas de conducta. Sin embargo, según el artículo 45 de la Ley, no se consideran invenciones: los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos; los sistemas, normas y métodos para realizar actividades comerciales, ejecutar actos puramente mentales o practicar juegos; las plantas, los animales y los procedimientos -esencialmente biológicos- para la producción de plantas o animales, excepto los microorganismos y los procedimientos no biológicos y microbiológicos; los métodos quirúrgicos o terapéuticos para el tratamiento de personas o animales; ni los métodos de diagnóstico aplicados a las personas o los animales, con excepción de los productos utilizados al aplicar esos métodos.

La Oficina de Patentes de Arabia Saudí puede expedir licencias obligatorias para una invención patentada, pero el solicitante de una licencia obligatoria debe demostrar su capacidad para utilizar la invención industrialmente, y ofrecer una compensación justa al titular de la Patente. La licencia no es exclusiva y se otorga para atender demandas del mercado interno.

Además, la Ley Unificada del CCG sobre Patentes (artículo 19) exige que hayan transcurrido por lo menos tres años desde la concesión de la patente; que el solicitante demuestre haber desplegado esfuerzos para obtener una licencia del titular de la patente; y que se ofrezca una compensación adecuada y justa. Por otra parte, para otorgar una licencia obligatoria es necesario el consenso de los seis países miembros del CCG.

Derecho de autor y derechos conexos

Desde 2003 no ha habido ningún cambio en la legislación en materia de derecho de autor de Arabia Saudí. Conforme a las disposiciones de la Ley de Derecho de Autor, se otorga la protección del derecho de autor durante el período de vida del autor, más un período de 50 años.

La protección abarca las obras de arte expresadas por escrito, oralmente, gráficamente o mediante fotografía o cinematografía y los programas de ordenador, así como las obras intelectuales de todo tipo, ya sean literarias, científicas o artísticas, siempre que esté autorizada su distribución en Arabia Saudí.

La protección se aplica por igual a nacionales y a extranjeros. La protección de los derechos conexos comprende a los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de grabaciones de sonido y los organismos de radiodifusión. Arabia Saudi no tiene procedimientos para el registro del derecho de autor y se ajusta a las disposiciones del Convenio de Berna. Por otra parte, en Arabia Saudí están prohibidas las importaciones paralelas de materiales protegidos por derechos de autor.

Marcas de fábrica o de comercio

La Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio del CCG entró en vigor para Arabia Saudita el 2 de octubre de 2016. Establece disposiciones sobre la registrabilidad, el registro y el cumplimiento de los derechos de marca en los Estados miembros del GCC. Las oficinas de PI de cada Estado miembro del CCG registran marcas a nivel nacional; la Ley de Marcas Registradas del CCG no establece un registro unificado o un mecanismo de ejecución.

 De conformidad con la Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio, se otorga protección por 10 años, y es renovable indefinidamente por períodos de 10 años. Se otorgan derechos exclusivos después del registro. Además, en Arabia Saudí se garantiza la protección de las marcas notoriamente conocidas, aun cuando no estén registradas. En virtud de las disposiciones de la Ley, el registro puede ser rescindido si la marca no se usa durante cinco años consecutivos, a menos que el titular presente una justificación aceptable.

El titular de una marca de fábrica o de comercio registrada disfruta del derecho exclusivo a producir, importar o distribuir mercancías o servicios con esa marca y tiene además derecho a impedir que otra persona pueda utilizarla sin su autorización. Se debe presentar una solicitud distinta con respecto a cada marca de fábrica o de comercio de mercancías o servicios. No se permite la utilización de marcas de fábrica o de comercio en los productos alcohólicos ni los servicios de venta al por menor y al por mayor. La Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio contiene disposiciones sobre la protección de las indicaciones geográficas, sin embargo, los nombres geográficos no pueden registrarse como marcas de fábrica o de comercio si su uso da lugar a confusión en cuanto a la procedencia o el origen de los productos o servicios, por ejemplo, aquellos relacionados con la religión o la soberanía. La Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio establece el derecho de apelación contra las decisiones del Ministerio de Comercio e Industria ante la Junta de Reclamaciones en un plazo máximo de 30 días.

Esquemas de trazado (topografías) de los circuitos integrados, dibujos y modelos industriales y obtenciones vegetales

De conformidad con la Ley, la protección de los circuitos integrados y los dibujos y modelos industriales se otorga por un plazo de 10 años a partir de la fecha de presentación de la solicitud en la Dirección de la Propiedad Industrial. La Ley exige que el dibujo o modelo sea nuevo, tenga características específicas y no sea contrario a la Ley Islámica. La Ley también establece el derecho a otorgar una licencia obligatoria en lo que respecta a los circuitos integrados, los dibujos y modelos industriales y las obtenciones vegetales.

Estas últimas tienen derecho a protección si son nuevas, distintas, homogéneas, estables y están sujetas a denominación. El plazo de protección es de 20 años (25 en el caso de los árboles) a contar de la fecha de presentación de la solicitud en la Oficina de Patentes de la Arabia Saudí.

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

En 2016, Arabia Saudita comenzó a permitir la propiedad extranjera total de las empresas minoristas y mayoristas, eliminando el requisito previo de propiedad local del 25 por ciento. Sin embargo, para los inversores extranjeros interesados se requiere que dicha propiedad cumpla con varias condiciones, incluida la inversión de más de $ 50 millones en el economía saudí durante cinco años y cumpliendo los requisitos de localización específicos del sector.En 2018, Arabia Saudita comenzó a permitir la propiedad extranjera en empresas que prestan servicios relacionados con carreteras, transporte, intermediación inmobiliaria, contratación laboral y exhibición audiovisual. Toda inversión extranjera en Arabia Saudita requiere una licencia del Ministerio de Inversiones (MISA), que debe renovarse periódicamente. Si bien el MISA debe otorgar o rechazar una licencia de inversión dentro de los cinco días posteriores a la recepción de la solicitud completa, los impedimentos burocráticos pueden retrasar el proceso. Adicionalmente, las altas tarifas para algunas licencias de inversión desalientan a las empresas extranjeras, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, a entrar en el mercado saudí. Las empresas también pueden sufrir retrasos burocráticos después de recibir su licencia, como retrasos en la obtención de un registro comercial o en la compra de una propiedad. Solo los "Inversores Extranjeros Cualificados" (QFI) designados por la Autoridad del Mercado de Capitales de Arabia Saudita (CMA) están autorizados a comprar directamente acciones cotizadas en la bolsa de valores local de Tadawul. Para calificar como QFI, la entidad debe estar debidamente autorizada o sujeta a la supervisión de un organismo regulador con estándares equivalentes a los de la CMA, y tener activos bajo administración de al menos $ 500 millones. Los QFI no pueden poseer más del 10 por ciento de cualquier empresa individual, y la propiedad extranjera acumulada no puede exceder el 10 por ciento de la capitalización de mercado total de Tadawul o el 49 por ciento de cualquier empresa individual. Sin embargo, los inversores designados por la CMA como "Inversores Estratégicos Extranjeros" pueden poseer más del 49 por ciento de una cotización empresarial si el inversor acuerda no vender las acciones correspondientes durante al menos dos años.
Existen sectores en los que sí es necesario legalmente tener un socio saudí. Los más relevantes para España son los siguientes:- gestión de proyectos de construcción, ingeniería y contratos EPC; donde se exige un mínimo de participación del socio local del 25%, salvo que la inversión extranjera esté por encima de 30 millones de riales saudíes (7,5 millones €).- otros (servicios financieros, transporte público, seguros, comunicaciones de valor añadido); donde el mínimo está entre el 20% y 40%.Desde finales del 2018, se permite abrir una sociedad comercial (mayorista o minorista) con un 100% de participación extranjera.
La inversión extranjera está actualmente prohibida en diez sectores:- Exploración, extracción y producción de petróleo.- Inversiones inmobiliarias en Meca y Medina- Servicios de catering para el Ejército.- Seguridad y servicios de detectives.- Oficinas de empleo.- Servicios turísticos asociados al Hajj y al Umrah.- Pesquerías (salvo acuicultura).- Bancos de sangre y centros de toxicología.- Algunas actividades de impresión y publicaciones, aunque con numerosas excepciones.- Algunos servicios de matronas, enfermeras, fisioterapeutas y  otros servicios cuasi médicos.

Volver a índice de Marco jurídico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex