Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

La ley colombiana supone que toda vinculación de carácter laboral de una persona natural se realiza a través de un contrato laboral, que está sujeto a derechos y garantías que se analizarán a continuación.

Las modalidades de contrato de trabajo se diferencian según la forma (verbal o escrito) y la duración:

·         El Contrato a Término Indefinido, aplica siempre que las partes no hayan estipulado el contrato a término fijo, cuya duración no esté determinada por la de la obra o la naturaleza de la labor contratada, o no se refiera a un trabajo ocasional o transitorio.

·         El Contrato a Término Fijo, el cual debe constar siempre por escrito y su duración no puede ser superior a tres años, siendo renovable indefinidamente. Para darlo por terminado debe notificarse la decisión en tal sentido con 30 días de antelación a su vencimiento, so pena de que se considere prorrogado por el período inicialmente pactado.

  • El Contrato por Obra o Labor Determinada, para cuyos efectos debe señalarse con claridad, so pena de que se considere como de término indefinido. El contrato se considera extinguido una vez finalice la obra para la cual se celebró.
  • El Contrato de Aprendizaje, por el cual un empleado se obliga a prestar servicio a un empleador, a cambio de que éste le proporcione los medios para adquirir formación profesional, por un tiempo determinado, y le pague el salario convenido. La duración no puede exceder de tres años de enseñanza y trabajo, alternados en períodos sucesivos e iguales.

Toda empresa comercial con más de 5 trabajadores, industrial con más de 10, o agrícola, ganadera o forestal con más de 20, tiene la obligación de adoptar un Reglamento Interno de Trabajo, aprobado por el Ministerio de la Protección Social, dentro del cual se determinan las condiciones de admisión, trabajo accidental o transitorio, horarios, orden jerárquico, régimen de prohibiciones y sanciones, duración de la jornada, horas extras y prestaciones sociales adicionales a las legales. Las estipulaciones del Reglamento se entienden incorporadas automáticamente a todos los contratos de trabajo de la organización.

 

Todo contrato laboral puede someterse a un período de prueba durante el cual cada una de las partes puede darlo por terminado unilateralmente sin previo aviso y sin indemnización. En los contratos no temporales cuya duración sea inferior al año, el período de prueba ha de ser menor a la quinta parte del término pactado, sin que pueda exceder de dos meses.

 

Los mecanismos de terminación del contrato de trabajo son los siguientes:

  • Por vencimiento del plazo pactado o finalización de la obra o labor contratada.
  • Por liquidación o clausura definitiva de la empresa o establecimiento, previa autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
  • Por suspensión de actividades por parte del empleador durante más de 120 días, previa autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
  • Por decisión unilateral en los casos de terminación con y sin justa causa, contemplados en los artículos 7 y 8 del Decreto Ley 2351/65.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Los visados como turista para acceder al país tienen una duración de 90 días prorrogables otros 90. Para poder permanecer más tiempo en el país se debe solicitar una visa tipo “M”. Este visado se otorgará al extranjero que desee ingresar y/o permanecer en el territorio nacional con la intención de establecerse. Existen dos modalidades:

·         M - Socio / Propietario: Podrá aplicar el extranjero socio o propietario de sociedad comercial por un monto no inferior a cien salarios mínimos mensuales legales vigentes. La visa tipo “M” tendrá vigencia de tres años.

·         M – Trabajador: Podrá aplicar el extranjero contratado para ejercer un cargo fijo o de larga duración, pues prevé la vinculación de personal de manera constante. Suele tener vigencia de tres años, aunque puede ser inferior.

 

Existe otra alternativa en caso de que la inversión realizada en Colombia sea superior a los 180.000 USD, en cuyo caso se tendría acceso a la visa de residente inversionista en Colombia. El importe podrá ser utilizado para realizar una inversión directa en una compañía con domicilio en Colombia o la compra de uno o varios inmuebles. El extranjero titular de esta visa quedará autorizado a ejercer cualquier actividad legal en el país, incluidas aquellas que se desarrollen en virtud de una vinculación o contrato laboral. 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

La jornada ordinaria es de 48 horas semanales y es éste el máximo legal posible, por encima del cual, se entiende trabajo suplementario, con recargo salarial del 25% si es diurno. El trabajo ordinario es el que se desarrolla entre las 6:00 a.m. y las 9:00 p.m., horario éste, por fuera del cual, se entiende trabajo nocturno, con recargo salarial del 35%. El trabajo extra nocturno tiene un recargo salarial del 75%.

Escapan a estas limitaciones los trabajadores que desempeñen cargos de dirección, de confianza o de manejo, los que desarrollen actividades discontinuas y el personal de vigilancia.

Es obligatorio el descanso remunerado en días domingos y en los festivos en el año; el trabajo en estos días origina a cargo del empleador, un recargo salarial y el deber de conceder un descanso compensatorio. Todo trabajador tiene derecho a vacaciones anuales remuneradas de quince días hábiles consecutivos.

Toda trabajadora tiene derecho a una licencia remunerada de 18 semanas en la época del parto; el padre tiene derecho, después del nacimiento, hasta 8 días hábiles de licencia de paternidad.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Por regla general, el salario puede pactarse libremente y en la forma en que las partes lo deseen. No obstante, siempre debe respetarse el salario mínimo legal mensual, cuyo valor para el año 2020 es de 828.116 pesos colombianos. En Colombia existen dos modalidades de salario:

·         Salario ordinario que se le debe adicionar, cuando aplique la remuneración extraordinaria, conformada por el valor del trabajo suplementario o de las horas extras; el valor del trabajo en días de descanso obligatorio; los porcentajes sobre ventas y comisiones; las bonificaciones habituales, tales como aquellas determinadas por cumplimiento de metas individuales; los viáticos permanentes destinados a la manutención y alojamiento del empleado y cualquier pago habitual u ocasional reconocido como contraprestación directa del trabajo del empleado.

·         Salario integral, compensación que además de retribuir el trabajo ordinario, incluye valor de las prestaciones; recargos y beneficios laborales; cesantías; primas, entre otras.

 

Así, todo contrato de trabajo entraña la obligación del empleador de pagar las siguientes prestaciones sociales:

  • Auxilio de cesantía: Prestación que se concede para cuándo el trabajador se encuentre sin trabajo. Se deposita en el fondo de cesantías que el trabajador escoge y sobre el valor se van generando interesas. Su cuantía equivale un mes de salario por cada año trabajado o se prorratea si es un tiempo diferente.
  • Intereses a la cesantía: Valor que el empleador paga al trabajador de acuerdo con la cesantía que le corresponde, supone el 1% mensual.
  • Prima de servicios por el equivalente a 15 días de salario en junio y 15 días de salario en diciembre.
  • Auxilio de transporte se paga a quienes devenguen menos de dos salarios mínimos.
  • Pago en especie que el empleador hace al trabajador cada 4 meses y corresponde a calzado y vestido de labor, como en el caso anterior, corresponde a quién devengue menos de dos salarios mínimos.

La jornada ordinaria es de 8 horas diarias y 48 horas semanales y es éste el máximo legal posible, por encima del cual, se entiende trabajo suplementario, con recargo salarial del 25% si es diurno. El trabajo ordinario es el que se desarrolla entre las 6:00 a.m. y las 9:00 p.m., horario éste, por fuera del cual, se entiende trabajo nocturno, con recargo salarial del 35%. El trabajo extra nocturno tiene un recargo salarial del 75%. Escapan a estas limitaciones los trabajadores que desempeñen cargos de dirección, de confianza o de manejo, los que desarrollen actividades discontinuas y el personal de vigilancia.

Es obligatorio el descanso remunerado en domingos y festivos; el trabajo en estos días origina a cargo del empleador, un recargo salarial y el deber de conceder un descanso compensatorio. Todo trabajador tiene derecho a vacaciones anuales remuneradas de quince días hábiles consecutivos.

Toda trabajadora tiene derecho a una licencia remunerada de 18 semanas en la época del parto; el padre tiene derecho, después del nacimiento, hasta 8 días hábiles de licencia de paternidad.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

Vigente desde 1993, El Sistema de Seguridad Social está integrado por:

  1. El Sistema General de Pensiones, a cargo de un Fondo de Pensiones Público o Privado, según la libre elección del trabajador. Obliga al aporte mensual del 16% del salario, siendo un 4% a cargo del trabajador y un 12% a cargo del empleador, y garantiza las siguientes prestaciones económicas:
    • Pensión de vejez.
    • Pensión de invalidez.
    • Pensión de sobrevivientes.
    • Auxilio funerario.
  2. El Sistema General de Salud, a cargo de las Entidades Promotoras de Salud (EPS), según libre elección del trabajador y a través del Plan Obligatorio de Salud (POS). Obliga al aporte mensual de hasta el 12,5% del salario, siendo un 4% a cargo del trabajador y un 8,5% a cargo del empleador, y garantiza las siguientes atenciones:
    • Enfermedad general.
    • Maternidad.
  3. El Sistema General de Riesgos Profesionales, cargo de las Entidades Administradoras del Sistema General de Riesgos Profesionales (ARP), según la libre elección del empleador. Obliga al aporte mensual íntegramente a cargo de éste, de entre el 0,348% y el 8,7% del salario, y garantiza las siguientes atenciones necesarias con ocasión de Enfermedad Profesional y de Accidentes de Trabajo:
    • Atención médico asistencial.
    • Subsidio por incapacidad temporal.
    • Indemnización por incapacidad permanente parcial.
    • Pensión de invalidez.
    • Pensión de sobrevivientes.
    • Auxilio funerario.

Todos los empleadores están en la obligación de afiliar a sus trabajadores al Sistema de Seguridad Social y realizar en su nombre las cotizaciones de manera mensual y oportuna. Los trabajadores extranjeros son afiliados voluntarios al Sistema de Pensiones, de acuerdo con lo dispuesto en el numeral 2. del artículo 15 de la Ley 100 de 1993.

 

 

Por otra parte, los aportes parafiscales son los que algunas empresas deben hacer de forma obligatoria por cada empleado para financiar actividades sociales del Gobierno (4% a la Caja de Compensación o Subsidio Familiar, 3% al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y 2% al Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena)). 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Las relaciones colectivas relativas a las condiciones del trabajo se regulan fundamentalmente a través de los siguientes mecanismos:
  • Convención colectiva de trabajo celebrada entre un sindicato y el empleador.
  • Pacto colectivo de trabajo celebrado entre un grupo de trabajadores no sindicalizados y el empleador.
  • Laudos arbitrales cuando no haya sido posible el arreglo directo.
En todos estos casos se opera el fenómeno de la sustitución patronal, por el cual todos los derechos de los trabajadores quedan incólumes y no se ven afectados ni desmejorados, surgiendo la responsabilidad solidaria para estos efectos, de parte del enajenante y del adquirente, frente a los trabajadores.
 
Los trabajadores tienen derecho a asociarse en sindicatos siempre y cuando se logre un mínimo de 25 afiliados. Los fundadores del sindicato y sus directivos gozan temporalmente, durante el ejercicio de sus cargos sindicales, de la garantía denominada "fuero sindical", consistente en que cualquier decisión de desmejora, traslado o despido, sin causa justa, debe ser previamente calificada por el juez del trabajo.
 
La huelga es la suspensión colectiva, temporal y pacifica del trabajo efectuada por los trabajadores de un establecimiento o empresa. Su ejercicio solo es legitimo y posible dentro del proceso de negociación colectiva como una opción para los trabajadores, siempre y cuando estos sean dependientes de un empleador del sector privado que no ejerza actividades consideradas por la ley como de servicio publico esencial.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex