Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

Los contratos de trabajo son acuerdos privados celebrados entre el empleador y el empleado y no necesitan ser registrados; con la excepción de los trabajadores agrícolas, trabajadores domésticos, trabajadores temporales y trabajadores contratados para una tarea específica, cuyos contratos de trabajo deben ser ejecutados por escrito.

También es conveniente asegurarse de que dichos acuerdos reflejan las condiciones reales y las condiciones de la relación laboral de manera que ninguna de las partes puede probar lo contrario. La Constitución de Costa Rica establece que todos los contratos de trabajo deberán ser escritos en español. Sin embargo, la falta de un contrato escrito no afecta significativamente a ninguna de las partes, ni disminuye los derechos y las obligaciones.

En cada contrato de trabajo o relación por tiempo indefinido, habrá un período de prueba de tres meses. La empresa puede decidir no contratar a la persona durante esos tres meses y no incurrir en ninguna responsabilidad que no sea el pago de vacaciones (un día por mes) y el aguinaldo. Después del período de prueba de tres meses, se supone que la empresa ha contratado a la persona y entran en vigor todas las disposiciones del Código de Trabajo, tanto para la empresa como para el empleado.

Tipos de contratos

a) Contrato individual

En este tipo de contrato, la persona contratada se obliga a brindar a otras sus servicios o a ejecutar una obra por una remuneración convenida con anterioridad entre ambas partes.

El contrato escrito de trabajo debe contener:

a) los nombres y apellidos, nacionalidad, edad, sexo, estado civil y domicilio de los contratantes;

b) el número de sus cédulas de identidad, si estuvieren obligados a portarlas;

c) la designación precisa de la residencia del trabajador cuando se le contratare para prestar sus servicios o ejecutar una obra en lugar distinto al de la que tiene habitualmente;

d) la duración del contrato o la expresión debe ser por tiempo indefinido, para obra determinada o a precio alzado;

e) el tiempo de la jornada de trabajo y las horas en que debe prestarse éste;

f) el sueldo, salario, jornal o participación que habrá de percibir el trabajador; si se debe calcular por unidad de tiempo, por unidad de obra o de alguna otra manera, y la forma, período y lugar del pago. En los contratos en que se estipule que el salario se pagará por unidad de obra, además de especificarse la naturaleza de ésta, se hará constar la cantidad y calidad de material, el estado de la herramienta y útiles que el patrono, en su caso, proporcione para ejecutar la obra, y el tiempo por el que los pondrá a disposición del trabajador, así como la retribución correspondiente, sin que el patrono pueda exigir del mismo cantidad alguna por concepto del desgaste natural que sufra la herramienta, como consecuencia del trabajo;

g) el lugar o lugares donde deberá prestarse el servicio o ejecutarse la obra;

h) las demás estipulaciones en que convengan las partes;

i) el lugar y fecha de la celebración del contrato; y

j) las firmas de los contratantes, en el entendido de que dos testigos podrán sustituir válidamente la de quien no sepa o no pueda hacerlo.

 

b) Contrato colectivo

Es el que se celebra entre uno o varios sindicatos de trabajadores y uno o varios patronos, o uno o varios sindicatos de patronos, y por virtud del cual el sindicato o sindicatos de trabajadores se comprometen a que algunos o todos sus miembros ejecuten labores determinadas, mediante una remuneración que debe ser ajustada individualmente para cada uno de estos y percibida en la misma forma. El contrato colectivo se formalizará siempre por escrito.

c) Contrato de trabajo por obra determinada o a plazo fijo

Son aquellos contratos que comprenden la realización de una obra determinada. Al completarse la obra finaliza el contrato de trabajo sin responsabilidad para ninguna de las partes. En el caso de que sea a plazo determinado, existe una fecha en que necesariamente concluye la relación laboral. Las leyes de Costa Rica contemplan las sanciones correspondientes en el caso de que el patrono abuse de este tipo de contrato, hasta el punto de dar por cesada la relación antes de concluir la obra o de vencerse el plazo.

 

No puede estipularse en el contrato de trabajo un tiempo mayor a un año en perjuicio del trabajador; pero si se trata de servicios que requieren preparación técnica especial, la duración podrá ser, en las mismas condiciones, hasta de cinco años. No obstante, todo contrato por tiempo fijo es susceptible de prórroga, expresa o tácita. Lo será de esta última manera por el hecho de continuar el trabajador prestando sus servicios con conocimiento del patrono

d) Contrato verbal

Se da cuando se refiere a las siguientes actividades:

- Labores propiamente agrícolas o ganaderas. No se incluyen las labores de tipo industrial que se efectúen en el campo.

- Servicios domésticos.

- Trabajos temporales que no excedan de noventa días, no comprendidos en los puntos anteriores. En este tipo de trabajo, el patrono queda obligado a extender cada treinta días, a solicitud del trabajador, una constancia por escrito del número de días trabajados y de la retribución percibida.

 

Terminación de la relación laboral

Si el despido de un empleado se debe a una causa justificada, el empleador sólo será responsable del pago de los salarios, vacaciones proporcionales y el Aguinaldo. El despido debe estar bien justificado en caso de que el empleado presente una queja. Todas las acciones disciplinarias deben tomarse dentro de los 30 días de la acción.

El preaviso: en el contrato por tiempo indefinido, tanto el patrono como el trabajador pueden dar por terminado el contrato sin causa justa, avisando o anticipando de acuerdo con las siguientes reglas:

- Después de un trabajo continuo, no menor de tres meses ni mayor de seis, hay que dar un mínimo de una semana de preaviso.

- Después de un trabajo continuo, mayor de seis meses y menor de un año, hay que dar un preaviso mínimo de quince días.

- Después de un trabajo continuo de un año o más, hay que dar un mes mínimo de preaviso.

El trabajador cuando es despedido o renuncia tiene derecho a un día por semana para buscar trabajo, máximo 4 días durante el mes de preaviso.

- La cesantía: si el contrato de trabajo por tiempo indeterminado concluye por razón de despido injustificado u otra causa ajena a la voluntad del trabajador, el patrono deberá pagarle a éste un “auxilio de cesantía”, de acuerdo con las siguientes reglas:

- Después de un trabajo continuo no menor de tres meses ni mayor de seis, el patrono pagará al trabajador un importe igual a diez días de salario.

- Después de un trabajo continuo mayor de seis meses pero menor de un año, se pagará al trabajador un importe igual a veinte días de salario.

- Después de un trabajo continuo mayor de un año, se pagará al trabajador un importe igual a un mes de salario por cada año de trabajo o fracción no menor a seis meses.

En ningún caso podrá exceder este auxilio del salario de ocho meses. El auxilio de cesantía deberá pagarse aunque el trabajador pase inmediatamente a servir a las órdenes de otro patrono.

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

La Constitución política de Costa Rica establece que los extranjeros tienen los mismos derechos y deberes individuales y sociales que los costarricenses, con las excepciones y limitaciones que la propia Constitución y el resto de las leyes establecen. Los extranjeros podrán solicitar la nacionalidad costarricense cuando lleven cinco años residiendo en el país. Si son españoles bastará con dos años de residencia.

Los extranjeros que deseen trabajar en Costa Rica requieren un permiso de trabajo. Este permiso de trabajo no es fácil de conseguir, siendo los trámites necesarios para ello largos y engorrosos.

De acuerdo al artículo 200 del Código de Trabajo, los trabajadores extranjeros y sus derechohabientes, gozarán de los beneficios que prevé el Código para los nacionales.

El mismo código establece que como mínimo el 95% de los trabajadores tienen que ser de nacionalidad costarricense, lo que deja un máximo de 5% para trabajadores extranjeros, y estos trabajadores costarricenses deben recibir cómo mínimo el 85% del total de salarios que paga la empresa. Para el cómputo de estas cifras, se hará caso omiso de fracciones, y cuando el número total de trabajadores no exceda de cinco, sólo se exigirá la calidad de costarricense a cuatro de ellos. No es aplicable a los gerentes, directores, administradores, superintendentes y jefes generales de las empresas, siempre que su número no exceda de dos en cada una de ellas.

 

 

 

 

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

Jornada de trabajo y vacaciones

El turno de día tiene una duración de 8 horas diarias (ampliable a 10), 48 horas a la semana y puede tener lugar entre las 5:00am y las 7:00pm. Es común encontrar entre este tipo de turnos  los llamados días acumulativos, que se refieren a la posibilidad de una empresa que quiere distribuir las horas de un día de trabajo (generalmente los sábados) entre los otros 5 días hábiles (de lunes a viernes).

Esto es posible siempre y cuando la jornada de trabajo no dure más de 10 horas. En este caso, el contrato de trabajo debe indicar que el sábado es, para todos los efectos legales, una jornada de trabajo, ya que se acumula durante los días de la semana.

El turno mixto tiene lugar durante el turno de día y el turno de noche, pero no puede ser más de 3,5 horas durante el turno de noche, de ser así, se convierte en un turno de noche (de acuerdo con el artículo 138 del Código de Trabajo). Normalmente, dura 7 horas diarias y 42 a la semana, pero puede ampliarse a 8 horas diarias y a 48 a la semana si el trabajo o el lugar de trabajo no es peligroso o insalubre.

El turno de noche dura 6 horas diarias y 36 semanales, y puede tomar lugar entre las 7:00pm y 5:00am. No se puede ampliar y su pago tiene que ser la misma que el turno de día o turno mixto a pesar de que es más corto.

Se considera como tiempo de trabajo efectivo el tiempo en que los empleados  permanecen bajo las órdenes inmediatas o delegadas del empleador. Dos períodos de descanso de 10-15 minutos por día de trabajo son habituales. Si la jornada de trabajo es continua y la hora del almuerzo no excede de 30 minutos, será considerado como parte del período de trabajo y por lo tanto un descanso retribuido.

Los trabajadores administrativos, directores generales, etc. se excluyen de esta limitación de los turnos. Sin embargo, no pueden ser obligados a trabajar más de 12 horas al día.

Los empleados tienen el derecho de disfrutar al menos de un día  fijo de descanso absoluto durante cada semana, o después de seis días de trabajo continuo. Si el empleado tiene que trabajar ese día se paga doble.

La legislación laboral permite trabajar más allá de la jornada laboral legal, siempre que no exceda de doce horas continuas, salvo en circunstancias muy excepcionales. Los salarios extraordinarios son equivalentes a la tasa correspondiente por hora más el 50%. Las horas extraordinarias se utilizan en  circunstancias excepcionales, lo que significa que la jornada de trabajo extraordinario, no se utiliza con el fin de ampliar permanentemente el trabajo del día regular.

Estas normas sólo se aplican a los trabajadores regulares y los empleados administrativos.

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Salarios

Los salarios mínimos se ajustan por el Consejo Nacional de Salarios (compuesto por representantes de la fuerza de trabajo, los empleadores y el gobierno) dos veces al año con base en el índice de inflación. El pago se realiza por período de tiempo o por unidad/trabajo a destajo. La empresa es libre de determinar el método y el calendario de pago. A los obreros se les paga semanalmente o dos veces al mes, a los trabajadores administrativos y directores, y a los nacionales, se les paga mensualmente. En la siguiente página de Internet se publican los salarios mínimos: http://www.ministrabajo.go.cr/

El aguinaldo, también llamado “decimotercer” mes, consiste en una obligación del patrono y un derecho del trabajador, como beneficio económico anual equivalente a un mes de salario, o en su caso en proporción al tiempo trabajado durante el año, que va del 1 de diciembre al 30 de noviembre. Esta paga extraordinaria se hace efectiva durante los primeros veinte días del mes de diciembre.

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

 

La Caja Costarricense de Seguro Social (www.ccss.sa.cr/), es el ente encargado del régimen de seguridad social que es de afiliación obligatoria para todos los empleados y que les cubre los riesgos de enfermedad, maternidad, invalidez, vejez y muerte.

 

Según la Ley costarricense, el patrono debe contribuir al régimen de seguridad social de sus empleados con un porcentaje fijo del sueldo de los empleados. El empleado también debe contribuir con un porcentaje fijo de su salario. En el caso del empleador, las contribuciones ascienden a un 34,5% del salario pagado. Por su parte, el empleado realiza un aporte del 9,7% de su salario. Por lo tanto, la empresa debe ser incorporada como patrono ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), lo que se puede hacer en la oficina central o cualquiera de las oficinas regionales de la Caja. La incorporación de la empresa como empleador y el registro de sus empleados deben hacerse dentro de los primeros ocho días después de contratar a los empleados.

 

La CCSS también recoge otras cotizaciones obligatorias, como se detalla a continuación:

 

Cargas sociales: Contribución mensual del empleador 26,7%, contribución mensual del empleado 9,17%.

 

Reservas Obligatorias: Contribución mensual del empleador 8.33%.

 

De acuerdo con el Código de Trabajo costarricense, el empleador debe contar con un seguro de riesgo ocupacional para sus empleados. Para ello, es necesario contratar una póliza con el Instituto Nacional de Seguros (INS), la cual debe ser suscitada desde el inicio y mantenerse vigente durante toda la operación.

 

 

 

 

 

 

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Los derechos establecidos en la Constitución, el Código del Trabajo y las disposiciones legales y reglametnarioas y otros, tienen objeto garantizar:

  1. La libertad sindical y la protección del derecho de sindicalización.
  2. Derecho a la negociación colectiva.
  3. Derecho de huelga.
  4. Prohibición del trabajo forzoso.
  5. Protección laboral de los jóvenes y niños.
  6. Eliminación de la discriminación.
  7. Igualdad de pago para las mujeres y los hombres.

 

Sindicatos

La legislación laboral costarricense reconocen el derecho de los trabajadores a sindicalizarse. La oficina de Sindicatos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es la encargada de otorgar la personería jurídica y la de regular su funcionamiento.

Para que se considere legalmente constituido un sindicato se debe presentar una solicitud suscrita por su presidente o secretario general ante la Oficina de Sindicatos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, junto con copias auténticas de su acta constitutiva y de sus estatutos. El acta constitutiva forzosamente expresará el número de miembros, la clase de sindicato y los nombres y apellidos de las personas que componen su directiva.

La certificación de reconocimiento de un Sindicato emitido por la Oficina de Sindicatos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social tiene fe pública y los patronos están obligados a reconocer el sindicato para todos los efectos legales. La negativa del empleador a reconocer la personería del sindicato, legalmente acreditada, puede dar lugar, a que los tribunales declaren legal una huelga, si el sindicato así lo solicitara.

En toda empresa en la que exista un sindicato al que estén afiliados, al menos la mitad más uno de sus trabajadores, el empleador no puede realizar una negociación colectiva al margen del sindicato de la empresa. La ley laboral de Costa Rica reconoce el fuero sindical a los dirigentes sindicales.

Huelga

El Código de Trabajo y en la Constitución Política de Costa Rica reconoce el derecho de los patronos al paro y el de los trabajadores a la huelga, salvo en los servicios públicos.

Para declarar huelga legal los trabajadores deben:

a) Ajustarse estrictamente a lo dispuesto por el artículo 364 del Código de trabajo referente a las denuncias que se presenten por escrito sobre la comisión de prácticas laborales desleales.

b) Agotar los procedimientos de conciliación de que habla el Título Sétimo, Capítulo Tercero de este Código; y

c) Constituir por lo menos el sesenta por ciento de las personas que trabajen en la empresa, lugar o negocio de que se trate.

Volver a índice de Mercado de Trabajo