Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

La base legal para las relaciones laborales descansa en la propia Constitución y en la Ley N.16-92 (conocida como Código de Trabajo) y sus enmiendas más el Reglamento 258-93 (http://codigodetrabajo.do/wp-content/uploads/2013/09/Codigo_Trabajo_Republica_Dominicana.pdf).

El Código establece tribunales laborales, mientras que un Fuero Sindical garantiza la defensa de los intereses colectivos y la autonomía sindical para ejercicio de sus funciones.  Estos tribunales tienen escalones de jurisdicción, con Juzgados y Corte de Trabajo.  La segunda funciona como corte de apelación y sus decisiones están sujetas a recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia, siempre que se cumplan los requisitos previstos en el Código.  Al igual que en otros sectores de la Judicatura, los tribunales, sobre todos los de primera instancia, pueden no resultar tan rápidos y predecibles como pudiera desearse.

El Código de Trabajo dominicano define los contratos laborales como acuerdos por los que una persona se compromete, a cambio de una remuneración, a rendir un servicio personal a otra con dependencia o dirección (inmediata o delegada) del segundo. El contrato puede revestir carácter puramente consensual, ya que para establecerlo basta el simple acuerdo de las partes.  Sin embargo es recomendable formalizar las relaciones mediante un contrato de trabajo escrito donde se plasmen las condiciones. La duración puede ser indefinida, temporal, o por obras o servicios desempeñados.  El período de prueba es tres meses.

El despido debe notificarse con una antelación de 28 días en caso de mediar más de un año de antigüedad.  El despido injustificado conlleva una indemnización ("auxilio de cesantía") que depende de la antigüedad del trabajador en la empresa:  entre 1 y 5 años de antigüedad se pagan 21 días de salario ordinario por cada año o fracción; para más de 5 años de antigüedad, 23 días por año o fracción. El empleador puede poner término al contrato de trabajo sin necesidad de preaviso cuando demuestre que el trabajador ha incurrido en falta grave e inexcusable. El despido debe notificarse a las autoridades de trabajo, con indicación de su causa, dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes. De no hacerse, puede estimarse como injustificado.  Curiosamente, la jubilación se equipara en la práctica al desahucio y la práctica es acompañarla de indemnización equivalente a una mensualidad por cada año trabajado, o fracción.

En 2018 las organizaciones patronales vienen presionando con fuerza para que se prepare un nuevo Código de Trabajo, uno de cuyos elementos clave sería la fuerte reducción de las indemnizaciones por despidos y jubilaciones.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Las leyes laborales dominicanas son de carácter territorial.  Cualquier extranjero que trabaje en República Dominicana está sujeto al régimen establecido en el Código de Trabajo (Principio IV del Código de Trabajo).

El artículo 135 del Código de Trabajo establece que deben ser dominicanos al menos el 80% de los trabajadores de una empresa establecida en el territorio.  El artículo 136 dispone que los salarios percibidos por los trabajadores dominicanos deben suponer al menos el 80% del total de la nómina de la empresa. 

La Ley permite excepciones a los referidos porcentajes; en particular para los empleos de carácter técnico o con responsabilidad gerencial.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

La jornada laboral se fija en el Art.147 del Código de Trabajo y no puede exceder 8 horas por día, ni de 44 horas por semana.  Las horas extraordinarias no pueden superar 80 por trimestre (Artículo 155) y deberán ser abonadas ateniéndose al incremento establecido en el artículo 203 del Código de Trabajo.

Los trabajadores tienen derecho a disfrutar de un descanso ininterrumpido de 36 horas por semana que, salvo acuerdo distinto, se iniciará los sábados a medio día. De conformidad con el artículo 165 del Código, los días declarados no laborables o feriados por ley son remunerados, a menos que coincidan con el descanso semanal.  Los empleados tienen derecho a 14 días laborables de vacaciones por año.

El artículo 219 del Código establece una paga extra en Navidad consistente en la duodécima parte del salario ordinario devengado por el trabajador durante un año, y que se abonará a más tardar el 20 de diciembre.  Esta paga navideña no es susceptible de gravamen, embargo, cesión o venta, ni está sujeta al impuesto sobre la renta.  El salario devengado en las vacaciones se paga por adelantado y de acuerdo a la escala contemplada en el artículo 177 del Código de Trabajo.

El artículo 223 obliga también al empleador a otorgar a sus trabajadores una participación equivalente al 10% de las ganancias netas, aunque sin exceder el valor de 60 jornales. Quedan exceptuados de pagar este salario de beneficios las empresas del sector agrícola, minero, industrial y las emplazadas en zonas francas (Art. 226).

Otro coste laboral muy a tener en cuenta es, según queda dicho, la indemnización al trabajador a la expiración del vínculo laboral. Esta es de aplicación no solo a las cesantías decididas por la empresa de manera unilateral, sino también -y por el mismo monto-  a las jubilaciones voluntarias. Su coste es de una mensualidad por año trabajado, otra en concepto de preaviso y la cantidad que proceda por vacaciones pendientes de disfrutar.

Para consultar las resoluciones salariales del país, véanse el portal del Observatorio de Mercado Laboral del Ministerio de Trabajo de R. Dominicana: http://www.omlad.gob.do/ResolucionesSalariales.aspx

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Las remuneraciones son bajas en general, y peculiarmente elevadas en el sector público, sobre todo después del último aumento, anunciado en febrero 2019: el presidente Medina durante su discurso anual de rendición de cuentas anunció que a partir de 1 de abril 2019 el salario mínimo del sector público aumentaría de 5.117 pesos (91 €) a 10.000 pesos (179€). Los salarios de 10.000 a 20.000 pesos (179-357€) recibirán un incremento del 10% y los sueldos desde 20.000 pesos hasta 30.000 pesos (357-535€), un aumento del 5%.

 

Por otro lado el 44% de los asalariados formales del sector privado no llegan a 200 € mensuales y el 71% del total de los salarios queda por debajo de 300 €. Tanto el Gobernador del Banco Central como el Mº de Economía, han venido reiterando la necesidad de subirlos sustancialmente para asegurar la paz social mejorando la distribución de la renta y estimulando de camino la demanda de consumo. 

 

La legislación dominicana establece un salario mínimo cuyo nivel está previsto acordar en el Comité Nacional de Salarios con periodicidad bienal. Los niveles dependen de la clasificación de la empresa y la rama de actividad, o de circunstancias específicas como p. ej. la radicación en Zonas Francas. Este salario no puede ser objeto de deducciones, salvo las expresamente autorizadas en el artículo 201 del Código de Trabajo. En abril 2017, tras fracasar las negociaciones en el seno del Comité, fue promulgado el Decreto 05/17 en virtud del cual estos salarios pasaron a oscilar entre 180 euros mensuales para las pequeñas empresas y 280 € para las firmas industriales y las grandes de servicios. La subida era inferior al 30% solicitado por los representantes laborales, pero la patronal, que ofrecía solo 9,5% además de exigir una reclasificación de las empresas y una fuerte rebaja de la indemnización por despido o jubilaciones (actualmente es de una mensualidad por cada año trabajado en la empresa), recurrió la medida advirtiendo de despidos si no se adopta una reclasificación de las empresas que reduzca el impacto de la subida.

 

 

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

Con la aprobación de la Ley 87-01, modificada luego por la Ley 188-07 y el Decreto No. 234, se fundó el Sistema Dominicano de Seguridad Social. Regula y desarrolla éste los derechos y deberes recíprocos de Estado y ciudadanos en lo concerniente a protección en la vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales. El sistema (SDSS) se rige por el principio de universalidad, bajo el cual teóricamente todo dominicano o residente se encuentra protegido.

Empleador y empleado contribuyen conjuntamente al pago de las cotizaciones conforme a porcentajes establecidos:  tanto para seguro de salud, como para seguro de vejez, discapacidad y sobre vivencia (fondos de pensiones).  Las cotizaciones al seguro de Riesgos Laborales (enfermedades profesionales y accidentes de trabajo) recaen exclusivamente en el empleador.

La Ley establece regímenes distintos según la forma de abono de las contribuciones. Así, hay un régimen Subsidiado en el que el Estado paga por personas desempleadas o discapacitadas, y otro Contributivo .  El régimen contributivo se aplica a las empresas y se co-financia por empleadores y trabajadores así como profesionales independientes.  La cuota tiene tres componentes que se pagan por separado:

La afiliación es obligatoria con carácter universal para los empleados cuya relación de dependencia queda bajo el régimen contributivo. El artículo 4 de la Ley establece la libre elección del afiliado, otorgándole el derecho a seleccionar la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), Administradora de Servicios de Salud (ARS) y/o Prestadora de Servicios de Salud (PSS) que más le convenga.

       Seguro de pensiones.- Con la entrada en vigor de la Ley 188-07 la cotización total bajó a 9,97% del salario, con un límite de 20 salarios mínimos. El empleador paga 7,10%, y el trabajador  2,87%.

       Seguro de Salud.- El artículo 140 de la Ley 188-07 establece una contribución total del 10,13% del salario cotizable, de los que el empleador aporta el 7,09% y el trabajador el 3,04%.

       Seguro de Riesgos Laborales.- Representa el 1,6% del salario cotizable y corre enteramente a cargo del empleador, con dos componentes:

a)  Una cuota básica fija del 1%, que es de aplicación uniforme a todos los empleadores;

b)  Una cuota adicional variable de hasta 0.6%, en función de la rama de actividad y del riesgo de cada empresa.

En ambos casos, el porcentaje se aplicará sobre el monto del salario cotizable (Véanse el Art.199 de la Ley sobre Seguridad Social: http://tss.gov.do/pdf_files/ley.pdf)

El Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) está regulado y supervisado por:

  • El Consejo Nacional de Seguridad Social de República Dominicana (CNSS, http://www.cnss.gob.do/app/do/frontpage.aspx) como órgano rector del Sistema.
  • La Tesorería de la Seguridad Social (www.tss.gov.do) como entidad responsable del recaudo, distribución y pago de los recursos financieros del SDSS y de la administración del Sistema Único de Información.
  • La Superintendencia de Pensiones de la República Dominicana (www.sipen.gov.do) como encargada de la supervisión, control, monitoreo y autorización de las Administradoras de Fondos de Pensiones, y de velar por el cumplimiento de la ley en el área de seguros de vejez, discapacidad y sobrevivencia.
  • La Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales de la República Dominicana (www.sisalril.gov.do) que supervisa los seguros familiares de salud y riesgos laborales, el Seguro Nacional de Salud y las ARS (Administradoras de Riesgos de Salud), y controlar y evaluar su funcionamiento.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Está reconocida la libertad sindical así como el derecho de los sindicatos a organizarse por empresa, por profesión, o por rama de actividad.  Las negociaciones entre uno o varios sindicatos de trabajadores y una empresa o un sindicato de empleadores se recogen en Convenios Colectivos.

 

Los sindicatos se rigen por estatutos internos. Existe un Fuero Sindical como forma especial de protección para determinados miembros de las asociaciones sindicales.

El derecho de huelga viene regulado en el Título II del Código de Trabajo.

 

Las principales organizaciones sindicales y empresariales del país son las siguientes:

 

ASOCIACIONES Y CÁMARAS DOMINICANAS

Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA)

Asociación de Empresas de Inversión Extranjera (ASIEX)

Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD)

Asociación de empresas Industriales de Herrera de Santo Domingo (AEIH)

Asociación de Hoteles y Restaurantes de R. D. (ASONAHORES)

Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO)

Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE)

Confederación Dominicana de PYMES (CODOPYME)

Confederación Patronal de R.D. (COPARDOM)

Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP)

Junta Agroempresarial Dominicana (JAD)

Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo (CCPSD)

Cámara de Comercio y Producción de Santiago

 

ORGANIZACIONES SINDICALES, SOCIALES, LABORALES

Federación Dominicana de Trabajadores de Zonas Francas, Industrias Diversas y de Servicios

Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos

Organización Nacional de Empresas Comerciales

Federación Nacional de Comerciantes Detallistas

Asociación Nacional de Importadores

Confederación de Trabajadores Unitaria

Confederación Autónoma Sindical Clasista

Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS)

Federación Nacional del Transporte Dominicano

Observatorio del Mercado Laboral Dominicano (OMLAD) 

CONSEJO NACIONAL DE SEGURIDAD SOCIAL (CNSS)

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex